Pachuca vs. Rayados
ESPN Digital

La final que arranca esta noche en Pachuca tiene la garantía de dos equipos que por encima del resultado procuran siempre el tratar de jugar bien al futbol. Y hay suficiente talento desparramado sobre la cancha para pensar que Rayados y Tuzos puedan brindarnos una final de grandes jugadas y emociones. Con Monterrey como ligero favorito, comienza la batalla por el campeonato del Clausura 2016 del futbol mexicano...

MONTERREY -- Tenemos la garantía de que sobre la cancha de la final habrá dos equipos que intentan jugar bien al futbol.

Sobran nombres, talento, recursos, imaginación y pasión. El duelo nos invita a soñar con una final espectacular, de ida y vuelta, con el aficionado al filo de la butaca, donde, aquel que tome más riesgos, terminará con la Copa de Campeón.

Monterrey y Pachuca, número 1 y número 2 del torneo regular, están meritoriamente en el derecho de jugar por el título del futbol mexicano. Dos organizaciones que han realizado un trabajo ejemplar. Rayados a través de una cultura empresarial regiomontana que es garantía de éxito. En los últimos años, el equipo ha crecido deportiva y estructuralmente. Los campeonatos de Liga, los días gloriosos de Vucetich y del 'Chupete' Suazo, los títulos de la Concacaf y un nuevo estadio. El Grupo Femsa, José González Ornelas y Luis Miguel Salvador merecen gran parte de ese crédito. Y obvio: Mohamed, su cuerpo técnico y los futbolistas de este gran plantel. La poderosa, fiel e impresionante afición al futbol en Monterrey también merecen una parte de esa gloria.

Lo del Pachuca es una historia de "cenicienta" que jamás caduco a la medianoche. Gran parte de la culpa la tiene un personaje visionario, ganador, obstinado, emprendedor: Jesús Martínez. A su lado, Andrés Fassi. Entre los dos vieron lo que nadie de nosotros veíamos. Un "edén futbolístico", una universidad del futbol, centros médicos avocados al futbol, desarrollos comerciales, un Salón de la Fama, un crecimiento que parecía poco sustentable en una tierra donde había pocas ventajas económicas. Entre Jesús y Fassi le han dado a Pachuca valoración, resultados, certeza. Hoy, es una plaza sólida y ganadora del futbol. Diego Alonso han hecho una gran trabajo y el equipo ha logrado una mezcla maravillosa entre lo que produce en su "propia granja" y lo que compra con inteligencia en "la calle". Pachuca sabe qué quiere y cómo lograrlo. Para mi, la comparación exacta no es "cantera contra billetera". Creo que es "inteligencia contra inteligencia". Rayados y Tuzos han llegado hasta aquí actuando y pensando de manera conveniente. No lloramos por nadie esta semana. Están dos que merecen la gloria del futbol mexicano porque han trabajado, han crecido, han apostado y han creído. Disfrutemos de la final y de los finalistas.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La Copa Libertadores es el mejor "termómetro" para medir la capacidad competitiva del futbol mexicano y de su "famosa" Liga MX. Y los equipos mexicanos siguen lejos de la posibilidad de ganarla. Anoche fue Pumas al que le "tembló" todo cuando tenía un panorama bastante claro para poder vencer al equipo ecuatoriano Independiente del Valle y avanzar a una semifinal ante el Boca Juniors argentino. ¿Qué les falta a los clubes mexicanos? ¿Por qué no pueden ejercer condiciones en Sudamérica? ¿Es un tema de calidad futbolística? ¿Es un asunto mental?

LOS ANGELES, CA. -- Muy emotiva, muy poderosa, cada día más llena de "excelsos" futbolistas extranjeros (léase todo esto con una profunda imaginación, un gran tono sarcástico o en su defecto un par de copas de un buen vino), pero la Liga MX y el futbol mexicano siguen teniendo a la Copa Libertadores como una asignatura pendiente.

Esta vez fue Pumas, contando con un panorama claro que todavía ganó transparencia mientras pasaban los minutos en el Estadio Olímpico Universitario. Pumas había hecho los dos goles que le otorgaban el boleto a las semifinales y la posibilidad de jugar ante el famoso equipo argentino Boca Juniors. Pero, con ventaja en el marcador, con un hombre de más por la expulsión de un futbolista ecuatoriano, termino permitiendo, sobre el final, el gol del empate en el global y luego no pudo sentenciar el pase en la ronda de los penaltis. Otra vez fuera, otra vez a la orilla un equipo mexicano cuando parecía tener más y mejores elementos que un modesto cuadro ecuatoriano como el Independiente del Valle.

Independiente del Valle-Pumas
EFE

Los clubes no saben o no pueden competir y ganar la Copa Libertadores. Empezamos a cansarnos ya de aproximaciones históricas, de vivir de lo que hizo Cruz Azul en los inicios del nuevo siglo, de la "mala fortuna" del América, de la caída de Chivas en la final, del arbitraje ante Santos o de la campaña que hizo aquel Atlas de La Volpe. El futbol mexicano necesita, urgentemente, constatar en las canchas sudamericanas lo que en apariencia dicen sus vendedores, porristas o jilgueros.

Pumas no se clasificó a la liguilla del futbol mexicano, había armado un equipo con algunos nombres interesantes para afrontar la Libertadores. Tras una buena ronda en la fase de grupos, tenia la ventaja de cerrar en casa los juegos de eliminación directa. Tenía, como siempre, la altitud y en este ocaso la polución de la ciudad de México más el largo viaje que deben hacer los sudamericanos para afrontar los partidos. Y nada de eso valió cuando tenía que tomar más riesgos y cuando debía buscar los goles que terminaran por sentenciar el triunfo ante los ecuatorianos.

Nadie dice que Pumas tenía un equipo tan completo y poderoso para ganar la Libertadores. Había un buen trecho todavía que recorrer, pero al menos, debía meterse entre los cuatro mejores, donde ya estaban clubes del calibre del Boca Juniors argentino, el Sao Paulo brasileño y el Atlético Nacional de Medellín de Colombia. ¿Qué le falta a los clubes mexicanos para finalmente trascender y ganar una Libertadores? Siempre he pensando que más allá de una condición de calidad futbolística, que aparentemente la Liga MX tiene, se trata de un asunto de mentalidad, de la forma en que juegas y afrontas el torneo. Pumas fue una muestra de ello el martes por la noche en el campus de la Universidad de México. Cuando necesitó ir y asegurar, pulverizar al rival y amarrar el pase a las semifinales, tuvo un titubeo. Y en esa vacilación apareció la oportunidad de los ecuatorianos que se fueron bailando y gritando del Estadio Olímpico.

Una buena manera de corroborar el nivel del futbol mexicano a nivel domestico, el grado de competitividad de la Liga MX son, justamente, los torneos internacionales. No basta con ganar la Concacaf cada año, colocando, incluso, a los cuatro semifinalistas del evento. La Libertadores es el mejor termómetro que tiene el futbol mexicano y sigue siendo frío, lejano, ausente el peso de los clubes mexicanos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Increíble: De cara a la final del futbol mexicano, un futbolista toma sus cosas y se marcha de la concentración para atender el llamado de su selección. Carlos Sánchez, quizás el mejor jugador del torneo en México, no estará en los partidos finales del Clausura 2016. La Asociación uruguaya acusa a la FMF de no cuidar sus calendarios. El Monterrey guarda una silencio sospechoso y el futbolista emite un boletín, a través del club, donde no dice gran cosa. El tema de Carlos Sánchez pasa a ser "un papelón" del futbol mexicano.

LOS ANGELES, CA -- Espero que Antonio Mohamed haya recuperado "las llaves" de El Barrial porque será difícil que un aficionado del Monterrey recupere la cordura después de enterarse que el mejor futbolista de la temporada se perderá los juegos más importantes de la temporada.

Carlos Sánchez
Imago7

Increíble: un lío administrativo, una confusión, un descuido, una desidia privará a los Rayados del Monterrey de contar con el futbolista uruguayo Carlos Sánchez, quien, intempestivamente, ha viajado hasta el Uruguay para reportar con su selección en camino a la Copa América del Centenario que comienza dentro de un par de semanas más.

La Asociación Uruguaya de Futbol acusa a la FMF y en especifico a la Liga MX de no tener cuidado con sus calendarios. El jugador emitió, a través del club, un comunicado melodramático sobre su posición y el propio club --José González Ornelas, Luis Miguel Salvador y Duilio Davino-- ha guardado un silencio sospechoso. ¿Quién es el verdadero culpable de esto? ¿Por qué el Monterrey o la Liga MX "despojaran" al aficionado de tener un espectáculo redondo en la final? ¿Puede un futbolista, simplemente, tomar su cosas y marcharse?

Sigo pensando que hay algo misterioso en el asunto. La Asociación Uruguaya actúa de manera distinta con el Atlético de Madrid, por ejemplo, que este sábado jugará la final de la Champions con la presencia de futbolistas seleccionados como Giménez y Godín. Para el Atlético sí existe una concesión, para el Monterrey, no. Por una cuestión de geografía, de distancia, Sánchez, jugando la final el domingo por la noche, llegaría a la concentración uruguaya en Estados Unidos a la misma hora que los futbolistas del Atlético de Madrid. Hay algo extraño en el tema, pero mientras lo averiguamos, podríamos empezar a deslindar responsabilidades y culpas.

  1. El primer culpable me parece la Liga MX. La Liga de primer mundo que tanto nos han vendido tendría que haber previsto esta situación. El calendario del futbol mexicano tendría que presentarse "limpio" de cualquier compromiso con las selecciones. El torneo tenía que haber terminado una semana antes.
  2. El Monterrey. ¿No sabían de esta situación? ¿No lo pudieron negociar? ¿Qué hicieron Luis Miguel y Davino? ¿El cuerpo técnico de Mohamed? ¿No hubo dinero para negociar el tema en un club donde lo que sobran son recursos?
  3. La Asociación Uruguaya, que tiene dos caras, doble moral, y que tiene una postura diferente para Europa y otra distinta para el futbol mexicano.
  4. El futbolista. Carlos Sánchez. ¿Dónde esta su vergüenza profesional? ¿Con qué cara vera a sus compañeros en el futuro? Irse después de haber peleando toda la temporada.

Con todo respeto: Sánchez se fue como se van las trabajadoras de la limpieza. Por la puerta de atrás, sin decir adiós, y sin mostrar ni una pizca de personalidad. Yo creo que Rayados tiene que replantearse si Sánchez debe seguir siendo futbolista del equipo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No se trata de "justicia". Se trata de jugar o de intentar jugar bien al futbol. Monterrey y Pachuca están en la final del futbol mexicano porque fueron mejores que los demás. Punto. Ninguna recriminación. Nada que objetar, dudar o desconfiar. No lloramos por nadie esta semana.

LOS ANGELES -- La jornada del sábado en el nuevo Estadio del Monterrey será recordada, seguramente, como una de las más memorables en la historia de las liguillas del futbol mexicano. El partido tuvo de todo: futbol, goles, espíritu, regresos, emociones, drama y al final, un grado de controversia arbitral que ya es parte integral del futbol de nuestros días.

He visto 10, 11, tal vez unas 15 veces la jugada que terminó siendo marcada como penalti en los minutos finales del Monterrey-América. La verdad, sigo sin tener una idea clara de lo que sucedió. Sigo escuchando diversas opiniones encontradas de expertos en temas arbitrales. No hay una definición contundente. El árbitro estaba más cerca que nadie, vio mano y la marcó.

Miguel Samudio
Imago7América no quedó eliminado por la polémica arbitral, Monterrey fue superior.

No estoy acuerdo con la postura que indica que esa fue la decisión determinante para la eliminación del América y el pase de Monterrey a la final. No, a mi entender, el América está de vacaciones porque el Monterrey fue mejor futbolísticamente, en todo el torneo y en los 180 minutos de esta serie de semifinales. Estoy, sin embargo, de acuerdo con Ricardo Peláez con respecto a que si hubiese sido al revés, si el América habría pasado a la final en medio de esta controversia arbitral, hoy, seguiría siendo un escándalo de dimensiones mayúsculas. Pero es el América y el americanista entiende que su vida futbolística siempre será parte del amor y del odio y por ende de la polémica.

Monterrey y Pachuca, número 1 y número 2 del torneo regular, están meritoriamente en el derecho de jugar por el título del futbol mexicano.

Para mí, la comparación exacta no es "cantera contra billetera". Creo que es "inteligencia contra inteligencia". Rayados y Tuzos han llegado hasta aquí actuando y pensando de manera conveniente. No lloramos por nadie esta semana. Están dos que merecen la gloria del futbol mexicano porque han trabajado, han crecido, han apostado y han creído. Disfrutemos de la final y de los finalistas.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Faitelson: Gio y Vela han desperdiciado su carrera
VIDEOS RELACIONADOS video

Con Giovani o sin Giovani, con Vela o sin Vela, las aspiraciones de México prometen ser las mismas en la Copa América del Centenario. El entrenador colombiano de la Selección Mexicana ha conformado un grupo interesante de 23 futbolistas, la mayor parte ellos, inmersos en la alta competencia, en la regularidad y en el éxito de las ligas europeas. Ha llamado a jugadores veteranos, de gran personalidad y los ha combinado con los jóvenes que deben darle la velocidad y los argumentos hacia el futuro. No falta ni sobra nadie. Aquellos que no estuvieron a la hora que tenían que estar en la estación, ha perdido el tren...

LOS ANGELES, CA -- A la mañana siguiente, con Giovani o sin Giovani, con Vela y o sin Vela, las aspiraciones de México no han cambiado en la Copa América del Centenario.

El entrenador colombiano Juan Carlos Osorio ha llamado a un grupo de 23 jugadores donde se combina personalidad, profundidad futbolística, destreza, velocidad, inteligencia, experiencia y juventud. En la época con el mayor número de futbolistas mexicanos en la historia actuando en las competitivas ligas europeas ++y no solo eso, sino que actuando con regularidad y éxito++ Osorio también parece listo para llevar hacia adelante el cambio generacional que tanto anhela el futbol mexicano. Osorio sabe que su futuro en esta selección depende invariablemente de su presente. Cuida con esmero la ocasión de competir y ganar los torneos que vengan por delante, pero está preocupado por el futuro, está pensando ya en una selección que compita en Rusia 2018 y que le signifique el paso que tanto anhelan los aficionados mexicanos al futbol.

Entiendo que ha hecho un razonable esfuerzo por recuperar a Giovanni Dos Santos y a Carlos Vela, dos futbolistas que hace 10, 11 años, pintaban como la cabeza de la generación que le daría el cambio histórico al futbol mexicano. No ha sido así. Gio y Vela se han encargado desperdiciar, poco a poco, el gran talento que la naturaleza les proporciono y que ellos mismos provocaron. Hoy, Vela parece en su faceta de mayor indisciplina y tedio futbolístico y Giovani está ocupado en un tema de “venganza personal” con los dirigentes o el dirigente ++Decio de María++ que lo separo de la selección por indisciplina después del verano del 2015.

Pero con lo que hay y los que sí quieren jugar parece alcanzar: Osorio ha sustituido el talento y el desequilibrio que pueden ofrecer ++si así lo quieren, claro++ Vela y Giovanni con algo de musculo y sobre todo, mucha personalidad y una personalidad ganadora: Layún, Guardado, Moreno, “Chicharito”, Ochoa y el veterano Márquez le otorgan eso y mucho más a la selección mexicana. También, ha procurado el refrescante talento y la velocidad de futbolistas como “Tecatito” Corona, Irving Lozano, Jurguen Damm y Raúl Jiménez. Ha recurrido a la consistencia de Oribe Peralta y de Paul Aguilar y la ha dado una nueva ocasión a Carlos “El Gullit” Peña para que muestra sus grandes condiciones futbolísticas. No falta ni sobra nadie. Y con lo que tiene México alcanza para lo que deba alcanzar: una selección competitiva que pueda acercarse a las instancias finales de la Copa América y que continúe, sin tropiezos, su camino rumbo a Rusia 2018.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Algunos clubes tienen la obligación, en ese orden, de apostar por su futuro. Y Chivas lo ha hecho. Ha asegurado un contrato largo con un hombre que les dio esperanza desde el vestidor, la cancha y el entorno mismo. Chivas esta "cómodo" con Matías Almeyda como quizá el América, su acérrimo rival, no lo está con Ignacio Ambriz. La diferencia es que el América apostó por lo más seguro: ganar campeonatos y después, supongo, que tratará de encontrar el estilo que se apague al historial del club.

LOS ANGELES, CA -- El contrato multianual que Chivas la ha puesto en la mesa a Matías Almeyda es una confirmación de que el club ha encontrado, finalmente, a un entrenador que puede llevarle a cumplir sus más preciados objetivos. En este orden: Estilo y títulos.

"Hemos descubierto al tipo de entrenador que tanto habíamos buscado", dijo esta mañana en el programa "Raza Deportiva" de ESPN el dueño de las Chivas, Jorge Vergara.

Matías Almeyda
Getty Images

Y entendemos muy bien que el Guadalajara sigue de "luna de miel" con Almeyda, pero también entendemos que en poco tiempo, y tras algunas dudas, el club ha encontrado al personaje adecuado: un tipo que supo relacionarse con el vestidor --un vestidor que había abogado por la permanencia del "Chepo" de la Torre-- y que no estaba de acuerdo con la forma, un tanto mentirosa, con la que Almeyda había llegado a la ciudad ("vengo por el fin de semana", dijo mientras recogía cinco maletas en el aeropuerto de Guadalajara). Al final, Almeyda fue convenciendo a todo mundo: a sus futbolistas, a los aficionados y al propietario del equipo. Un entrenador joven, pujante, punzante, atrevido, que puede equivocarse como cualquiera, pero al que no le "tiembla el pulso" al momento de echar al equipo hacia el frente y buscar la portería contraria. Almeyda hizo de las carencias de Chivas una "fuente de esperanza". Le dio forma y tamaño al cuadro. Le dio una garantía de competitividad y un aliciente parta el futuro.

Chivas encontró lo que muchos equipos buscan, entre ellos, su acérrimo rival, el América: un hombre en el cual confiar, creer, un honre que transmita plenamente la filosofía futbolística del club, un tipo que no se conforme, que no esconda al equipo y que tome los riesgos aunque ello signifique perder el rumbo o su propio trabajo. Chivas esta cómodo con Almeyda. El América no ha encontrado esa "comodidad" con Ignacio Ambriz.

Pero en el futbol mexicano y quizá en el futbol del mundo, es más "fácil" lograr un título que respetar un estilo y una filosofía de juego. Si no me cree, pregúntele al América del campeonato de la Concacaf o el mismo América que el domingo elimino a las Chivas de la liguilla.

No es sencillo tomar una decisión como la que Chivas adoptó en su momento con Almeyda. Traer, a media temporada, un entrenador extranjero que no conoce el club, a los jugadores, al aficionado, al periodismo para que saque adelante un equipo que estaba metido en terribles problemas del descenso. Almeyda lo hizo bien, muy bien y no sólo eso, también alimento un sendero de optimismo hacia el futuro que indica que este Chivas puede jugar bien y puede ganar títulos. El Guadalajara no sacrificó una cosa por la otra como lo pudo haber hecho el América. Chivas protegió su filosofía, sus creencias, sus valores, sus condiciones más sagradas. El tiempo tiene que darle la razón.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


+ Chivas debe ir a ganar al Azteca y el América debe suplir a Sambueza. Las dos situaciones, envuelven y significan un riesgo. ¿Quién dará el paso? ¿Cuál de los dos asumirá la responsabilidad y tendrá el valor de hacerlo? En medio de un cero por cero, con poco futbol y profundidad y con más desgaste físico y emocional que espectacularidad, el Clásico se ha convertido otra vez en una promesa de que vendrán más y mejores minutos.

LOS ANGELES, CA -- Queda la sensación de que América y Chivas pudieron haber dado más y de que la precaución ++por no llamarle temor++ por lo que se jugaban terminó frenando su ímpetu y el del partido. Decir que dejaron “todo para la vuelta” es simplemente una esperanza de que habrá algo más, cuando la realidad es que no existe un indicio claro y contundente de que ello pueda ocurrir.

Y los entrenadores no salieron demasiado de su “área técnica”; Ambriz dijo que habían hecho un partido inteligente y Almeyda aclaro que ellos, a diferencia del rival, jamás salen a especular. Nadie gana en los empates a cero, mucho menos en el futbol de nuestros días que parece siempre más apegado a su condición de goles, de ataque, de ritmo, de espectacularidad. Pero trataremos de medir o de recalcular ++como lo hacen, hoy en día, los GPS cuando pierden la ruta++ el América-Chivas. Si no hay un ganador, evaluémoslo desde la perspectiva de quien perdió más en el desgaste de los primeros 90 minutos. Físicamente corrieron lo mismo, emocionalmente, palpitaron de la misma forma y los dos terminaron con 10 hombres en la cancha. He ahí la pregunta: ¿Qué pieza les faltará a cada uno el domingo o quien sufrirá más por esa ausencia en el juego definitivo?

En el rostro de Rubens Sambueza había un enorme pesar mientras atravesaba la cancha del Estadio de las Chivas rumbo a los vestidores. Corría el minuto 60 y el centrocampista argentino-mexicano había sido expulsado por una acumulación de tarjetas amarillas. Chivas no aprovechó esos valiosos minutos donde tenía una ventaja numérica en la cancha y el tema terminó equilibrándose, sobre el final del encuentro, con la expulsión del delantero Angel Zaldívar. Para nadie es demasiado complejo entender que será más fácil suplir a Zaldívar en Chivas que a Sambueza en el América. Las funciones del número “14” nadie las cumple a cabalidad en el América. Puede que tenga otro tipo de condiciones y quizás hasta de mayores repercusiones ofensivos con la inclusión del ecuatoriano Michael Arroyo, pero nunca será lo mismo. Sambueza no sólo venia cumpliendo una labor importante en asuntos de armado de juego, también defendía y recuperaba balones. Arroyo u otro podrían hacer parte del trabajo, pero nunca el trabajo completo que propone Sambueza.

Ambriz tendrá que tomar un riesgo en el tema de Sambueza mientras que Almeyda no tendrá ninguna dudad en suplir al joven Zaldívar por el veterano y legendario goleador Omar Bravo.

La gran pérdida de la noche se llama Sambueza. El propio Ambriz comenzó a disfrazar el problema declarando apenas finalizado el juego que tiene un plantel vasto para suplir a Sambueza, lo cual es verdad, pero una verdad a medias: tiene futbolistas, de grandes condiciones en la mayor paree de las líneas, pero no tiene dos como Sambueza.

¿Riesgos? Chivas tiene que ir a ganar el domingo al Azteca y el América tiene que suplir a Sambueza. Los dos deben asumir compromisos. ¿Quién se atreverá más? He ahí el dilema para buscar a un semifinalista en medio de un Clásico “caliente”...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cruz Azul sigue en la penumbra. De aquel club ganador y glorioso, queda poco, muy poco. Hoy destaca una cuarta ausencia consecutiva en la liguilla y casi 20 años sin un titulo de Liga. En las tribunas hay amargura y en las redes sociales burlas a su condición. Llegó el momento de hacer algo. Y el único que lo puede hacer es el presidente de la institución, el presidente de la Cooperativa, el hombre que aparece al frente de Cruz Azul. Solo Guillermo Álvarez puede propiciar esa transformación que tanto requiere Cruz Azul. ¿Cómo hacerlo? ¿Reestructurando al equipo? ¿Cediendo parte del poder? ¿Tomando otro tipo de decisiones? Veremos si se atreve a hacerlo. Por lo pronto, hay una buena señal: esta consciente de ello.

LOS ANGELES, CA -- En la cancha de Cruz Azul el balón sigue a los pies del mismo protagonista. Y a partir del nuevo y enésimo fracaso, Cruz Azul va a cambiar siempre y cuando Billy Alvarez acepte ese cambio. Hasta donde yo sé, lo está pensando.

En Cruz Azul saben, mejor que nadie, que ha llegado el momento de realizar un examen de consciencia --más que a consciencia-- de lo que ha pasado y hasta de lo que ha dejado de pasar en el club en los últimos años. Billy Álvarez parece dispuesto a colocarse frente al espejo para preguntarse si ha llegado el momento de propiciar una reestructuración futbolística que le conduzca a dar un paso de costado y dejar que otros, allegados a él dentro de la Cooperativa, empiecen a tomar más decisiones en temas futbolísticos.

Cruz Azul ha probado con todo: futbolistas de diferentes estilos, precios, condiciones, edades. Entrenadores de distintas personalidades contrarias y directores deportivos que proceden de filosofías diferentes. Nada, nada ha funcionado, ni siquiera cierto alejamiento del propio Billy para que su hijo, Robín, adquiriera un mayor protagonismo en la toma de las decisiones que competen al futbol.

El escenario del sábado en el Estadio Azul termino siendo patético: un equipo desordenado en la cancha, un entrenador que pareció perder el control sobre el vestidor y como siempre, una afición enfurecida y cansada de la situación. Cruz Azul se ha encargado de hundir generación tras generación en sus penas.

La marca cementera, siempre con una presencia noble y ganadora, se ha confundido con la de un equipo perdedor en el campo de juego. Desde ahí se origina un punto de presión.

Pensar en un reordenamiento de las estructuras futbolísticas no es visto como algo imposible hoy en Cruz Azul. Es el propio Billy el que cree que darle al club un impulso diferente, otro tipo de pensamientos, de voces, de inclinaciones, podrían ayudar, una vez que se ha probado con casi todo y que nada ha funcionado. Que Billy dé un paso al costado dependerá sólo de Billy y en esa inminente reestructuración, Robín, su hijo, adquirirá un mayor peso en la operación futbolística.

El fracaso de Tomás Boy ha sido uno de los más dolorosos de la última época. Hubo un momento en la temporada donde Cruz Azul parecía encaminado hacia niveles protagónicos, donde, por momentos, su futbol alcanzaba para ilusionar y donde el equipo adquiría parte del carácter del entrenador, una de las características --la "sangre caliente", la personalidad-- que tanto pareció faltarle en los tiempos de penurias. Luego, algo se descompuso de pronto, quizá una "fractura en el vestidor" con la polémica que desató el entrenador y el delantero Vicente Matías Vuoso, o tal vez una situación típica en la carrera de Boy, donde sus equipos, después de alcanzar cierto nivel, descienden de forma inexplicable. La realidad es que el club se ha quedado por cuarta ocasión consecutiva alejado de una liguilla.

La continuidad de Boy no está garantizada. Tampoco la de algunos futbolistas veteranos cuyos mejores días en la cancha parecen haber quedado en el pasado. Cruz Azul sabe qué requiere utilizar para renovarse.

Otra campaña de Cruz Azul para el olvido, para el fracaso, donde parece tiempo de una "nueva limpia" generalizada en el plantel y un análisis, a consciencia, de si en realidad el entrenador es el correcto para devolverle a este equipo los niveles que marca su historia. Pero lo más importante sigue siendo Billy y sólo Billy. A partir de que él quiera un cambio, Cruz Azul podría cambiar.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Puede que el América no sea el favorito absoluto o contundente para ganar el Clausura 2016, pero es, nuevamente, en un escenario de liguilla, el rival a vencer. Así lo dictan las estadísticas, los hechos, las historias buenas y malas, su tipo de sangre y convicción en esta zona del campeonato. El América fue hecho para las liguillas y los otros siete contendientes buscan dos cosas en menos de un mes: eliminar al América y levantar el trofeo de campeón.

LOS ANGELES, CA -- Estoy completamente de acuerdo con Darío Benedetto: "El América será el equipo a vencer de esta liguilla...".

Y no se trata de una contradicción a lo que establece la tabla general y el comportamiento de los equipos durante 17 fechas del torneo. Monterrey fue el club con mayores argumentos en la cancha y debe ser el favorito, pero hay una diferencia importante entre "ser favorito" y "ser el equipo a vencer".

El América es un equipo hecho y concebido para la liguilla. Su ADN, su tipo de sangre, la manera en la que late su corazón suele darles más argumentos cuando se trata de una fase de estas características. No lo digo yo, lo dicen los números, los hechos y la historias buenas y malas, los cuentos de arbitrajes, de fantasmas, de poder, y quizá hasta de mafia que han envuelto al futbol mexicano en la liguilla.

Oribe PeraltaImago7

Existe un antiguo pensamiento en el futbol mexicano de que se juegan, de manera hipotética, claro, dos liguillas al mismo tiempo: la liguilla común, donde ocho equipos salen bajo las mismas condiciones a tratar de ganar el campeonato, y otra, donde siete equipos tratan, con desesperación y orgullo, de eliminar al América. El América suele despertar ese tipo interés y de divergencia en su futbol y en su personalidad.

Entiendo y no entiendo la postura de Ricardo Peláez sobre que "Chivas es favorito" en la serie de cuartos de final. Como "equipo grande", el América debe aceptar la presión que significa ser favorito. Podría utilizar la "misma ecuación" con respecto a lo que ocurre, generalmente, en las liguillas del futbol mexicano. Puede que el América nos sea el favorito, pero sí es el rival a vencer, por Chivas y quizá por el resto de los contendientes al titulo del futbol mexicano. El envión anímico que significaría vencer al América en un Clásico en plena liguilla podría significarse en un "pasaporte" directo a la obtención del campeonato. De ese tamaño es el premio del juego y el premio de eliminar al América.

Sigo viendo dos liguillas dentro de una misma competencia. Y Rayados tiene 'la palabra' porque ha jugado mejor que nadie y sus estadísticas le respaldan. Y luego podrán seguir otros como Pachuca y León, pero la realidad es que el América establece los parámetros emocionales de esta competencia. A partir del triunfo o de la derrota del América, hay una liguilla distinta.

El América no es favorito absoluto para levantar el trofeo del Clausura 2016, pero es el rival a vencer. Hay siete equipos persiguiendo las dos 'glorias': el título y echar al América.

@Faitelson_ESPN

Etiquetas:

Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Hemos pasado una y otra vez por la misma noche: la noche de consagración, de convencimiento, de credibilidad, de identidad de Saúl "El Canelo" Álvarez. ¿Pertenece a esa élite del boxeo mexicano? ¿Tiene que sostener sobre sus hombros a la industria boxística? ¿Es tan bueno como lo dice la publicidad? La respuesta es impostergable. La gente se está cansando de las falsas promesas. Veremos si, finalmente, esta es la noche que tanto hemos esperado para salir de la arena gritando a los cuatro vientos que ha comenzado "la era del 'Canelo'".

LAS VEGAS -- Tal parece que ha llegado el momento propicio para que Saúl "El Canelo" Álvarez represente dignamente a la "especie deportiva" a la que, aparentemente, pertenece: la de la clase más alta, privilegiada y refinada del sagrado boxeo mexicano.

Hasta ahora, es innegable que cada vez que suena la campana y que él sale al ring, abre dudas sobre si está más lejos o más cerca de nombres como el de Chávez, el de Oscar de La Hoya, Márquez, Morales, "Mantequilla", Olivares, Barrera, o "Finito" López. Todo sabemos que tiene potencial, que tan sólo tiene 25 años y de que puede mostrar más y mejores condiciones encima del cuadrilátero, pero cuándo y ese cuándo es impostergable y necesario ya, cuando saldremos de la arena gritando a los cuatro vientos que ha comenzado verdaderamente "la era del 'Canelo'". Saúl Álvarez tiene que dar ese paso y separarse de una vez y para siempre de una imagen donde parece más un personaje favorecido por las necesidades y las carencias que tiene la industria boxística de un ídolo que por sus propias características como boxeador.

Saúl
Getty ImagesSaúl "Canelo" Álvarez aún debe dar ese paso que lo coloque en la élite del boxeo mexicano.

"El lunes, le llamo a Gennady Golovkin", prometió el promotor Oscar de la Hoya anoche en el programa "Nación ESPN". "Entiendo la responsabilidad que tenemos los promotores de presentar las mejores peleas posibles".

Pero "Canelo" tiene prohibido concentrarse en una hipotética pelea ante Golovkin sin antes resolver la cita de este sábado ante Amir Khan. Si bien el británico de origen pakistaní no es propiamente un peso mediano o superwélter, sitio en el que se plantea la pelea (155 libras), se trata de un ex medallista olímpico, ex campeón mundial de los superligeros que ha vencido a rivales como Barrera, Maidana, Malignaggi y Judah y que puede complicarle la noche al mexicano. Si Khan sale decidido a aprovechar su menor peso y su mayor velocidad podría plantarle un combate similar al que le dieron Floyd Mayweather (sin ser Mayweather, claro) o el cubano Erislandy Lara, quienes con base a un boxeo elusivo y a moverse por el cuadrilátero durante los 12 rounds, sacaron a relucir las peores características del mexicano.

La nueva y moderna arena del MGM recibe por primera ocasión un combate de boxeo. Sobre la explanada del escenario, entre los hoteles y casinos, se ha colocado un ring y una plataforma para la ceremonia de pesaje. Ante los retiros de Mayweather y de Manny Pacquiao, gran parte de la responsabilidad y de la salud de la industria boxística parece recaer sobre "El Canelo", que sin titubeos, anuncia que "su era" ha comenzado y que está listo para ocupar, en mayo y en septiembre, los espacios que abrieron personajes como Chávez y De la Hoya. La cuestión radica, otra vez, en un tema de calidad, de convencimiento, de credibilidad, en un deporte donde México ha conocido a la clase más refinada que puede existir. ¿Pertenece a ella "El Canelo"? ¿Está al nivel de esas figuras legendarias? ¿Lo estará algún día? La realidad es que hace varias noches que aquí, en medio del desierto, "El Canelo" se pierde en el horizonte y se aleja cada más de la esencia que alguna prometía su carrera. Intentémoslo otra vez: ¡Que comience, pues, "la era del 'Canelo'"!

@Faitelson_ESPN

Etiquetas:

Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Pumas: ¿'Tirar' la Liga el domingo, en CU, ante el América? La FMF ha colaborado con esta encrucijada en la que esta metido el equipo universitario. Al no programar la definición del torneo mexicano de la ultima fecha a la misma hora --el juego ante Tigres y Cruz Azul debería emparejarse-- podría provocar que Pumas especule y juegue con suplentes ante el América. Pero la pregunta es: ¿Puede hacerlo? ¿Debe hacerlo? Es verdad que tiene encima la Copa Libertadores y un posible duelo ante River Plate, pero el América significa un juego de orgullo y de historia para sus aficionados. Guillermo Vázquez podría tener un domingo complicado con la clasificación a la mano o sin ella.

LOS ANGELES, CA -- Pumas esta en una encrucijada: tiene un boleto ganado para los cuartos de final de la Copa Libertadores y un posible duelo ante el campeón continental River Plate, pero tiene antes, un juego de honor e historia ante el América, en última fecha del torneo mexicano, donde, para cuestiones estrictamente deportivas, podría no jugarse nada. ¿Qué hacer? Jugar con titulares sí o sí el domingo en el Olímpico como su pueblo se reclamaría.

Vázquez
MexsportDifícil decisión para Vázquez ante América

Lamentablemente, la Federación Mexicana de Futbol ayuda a "calentar" más el tema. Pumas llegará al juego ante el América conociendo si sigue compitiendo o no por un boleto a la liguilla. Si el partido se programara a la misma hora que el Cruz Azul-Tigres, entonces, los dos juegos estarían vivos y Pumas sí que tendría una decisión mayor e inaplazable: jugar ante el América con el espíritu y la camiseta por delante, además de tratar de encontrarse el boleto a la liguilla que quizá a estas alturas empiece a ser un estorbo para ellos. El asunto está enredado.

Por una parte, es el América, tu acérrimo rival, tu gran enemigo deportivo y debes jugarle siempre con todo. Tus genes te lo exigen, tu tribuna te lo pide, ante el América, ninguna clase de concesión. Por otro lado, si el partido llega "muerto" para efectos de clasificación, el desgaste físico y mental de tus futbolistas titulares sería absurdo. ¿Qué tiene que hacer Pumas?

Habrá un punto de vista sensato que indique hay que hacer un largo viaje a Sudamérica (puede ser River Plate o la distancia puede acortarse si el equipo ecuatoriano Independiente del Valle mantiene el marcador en Buenos Aires esta tarde) y que lo mejor es reservar futbolistas, pero habrá, seguramente, al interior de universidad, un pensamiento distinto que indique que al América hay que jugarle a tope cada vez que esté enfrente y que no importa si hay boleto a la liguilla o no, hay que salir a ganarle con lo mejor que tenga disponible.

Es tiempo de elegir. Y sabemos que el proceso de elegir le cuesta trabajo a los clubes y al futbol mexicano. El domingo podría ser un día difícil para el entrenador de los Pumas Guillermo Vázquez. Podría ser que "tirase" la Liga... ¿ante el América? ¿En domingo en la Ciudad Universitaria? Yo me muero por ver eso...

@Faitelson_ESPN

Etiquetas:

Pumas UNAM, America

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO