MADRID -- El Real Madrid va tomando forma. Conforme pasan los días y se acerca el inicio de Liga --17 de agosto-- los merengues se acercan más a lo que quiere Carlo Ancelotti. Esto es seguir siendo el equipo eléctrico de antes, con el añadido de ser un equipo protagonista y ordenado. Si bien al italiano le gusta vivir del contragolpe su principal arma en el Real no será está. Carlo prometió un fútbol espectacular y es lo que está tratando de implantar. Ser protagonistas es algo innegociable y como premisa está el buen trato a la pelota. El Madrid tiene la misión de dominar al rival por lo que se ha visto hasta ahora. Se acabó eso de darle el balón al contrario esperando su fallo.

Durante la gira americana que ha concluido con la victoria en la final de la International Champions Cup contra el Chelsea por 3-1 se ha visto a un equipo que ha ido de menos a más. Su mejor partido fue precisamente contra el Chelsea de Mourinho. Había muchas ganas de revancha. Aunque los jugadores no lo hicieran público la mayoría quería darle un repaso a Mou. Quitando un par de futbolistas el resto salió muy mal con el DT.

De Mourinho se decía que club al que iba los jugadores quedaban encantados siempre con él, incluidos los que no jugaban. En el Real Madrid no fue así. Ni siquiera con sus compatriotas. Cristiano Ronaldo y Pepe acabaron hartos de él. CR 7 terminó muy decepcionado del ex entrenador. El mismo técnico que había dicho que merecía los Balones de Oros y que era el mejor del mundo, con diferencia, poco después cargó duramente contra él. Eso Cristiano es algo que no le ha perdonado.

Pero, sin duda, quien peor lo pasó el curso anterior fue Iker Casillas. El capitán vivió todo tipo de humillaciones. Siempre calló y no dijo una mala palabra. Ni siquiera ahora que no está Mou ha salido a la palestra aprovechando el momento. Prefiere dejarlo pasar y centrarse en volver a ser el portero que era. Contra el Chelsea recuperó las sensaciones y se le vio disfrutar. No sólo por el juego del equipo, sino porque tuvo varias intervenciones de muchísimo mérito. Es lo que necesitaba para recuperar la confianza y ponérselo difícil a Ancelotti ya que Diego López ha dado muestras más que suficientes de que puede ser el arquero titular del Real Madrid.

Además de la satisfacción por haber ganado a Mourinho de muchos jugadores Marcelo en su gol le dedicó un ¡Toma!- buena parte de la afición madridista también disfrutó con la victoria del Real contra Mourinho. A nivel deportivo no tiene ninguna relevancia porque se trataba de un partido de pretemporada, pero sí por el hecho de haber ganado a un entrenador que hace unos días descalificó al club diciendo que el Real Madrid era más "política que fútbol".

Y a todo esto la telenovela de Gareth Bale no termina. Ya son muchos capítulos y cada día se comenta que el final está más cerca. Los próximos días se presentan decisivos porque comienza el campeonato y Florentino Pérez quiere anunciar antes de que pase eso a su fichaje 'bomba'. El 'bombazo' llegará después con la renovación de Cristiano Ronaldo. Todo está apalabrado para que el portugués amplíe su vinculación con el Real Madrid.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Valencia vs. Sevilla EFESoldado prefiere no hablar de su futuro hasta que las cosas estén más claras

MADRID -- Hace unos cuantos años que la Liga española ha perdido el atractivo. La grave crisis económica que atraviesa el país está pegando muy duro y a excepción de Real Madrid y Barcelona no hay nadie más que pueda retener a sus estrellas. Es imposible. Por eso las diferencias entre los dos grandes con el resto cada vez es más evidente.

Cualquier jugador hace un buen año y vuela a otro país. El destino preferido por todos era Inglaterra, pero la nueva llegada de ricos al fútbol europeo hace que haya otros nuevos equipos muy atractivos a nivel económico donde ir. Uno de ellos el Mónaco. El dueño, Rybololev, si tiene algo es dinero y no le importa gastarse 60 millones de euros en un futbolista como ha hecho con Radamel Falcao. Forbes sitúa a este multimillonario ruso en el puesto 119 de su lista con 9,1 billones de dólares. En 2011 compró este club y desde entonces no ha parado de invertirle millones y millones de euros.

La exportación ha seguido con los principales goleadores de la Liga. Salvo Cristiano y Messi los demás se han ido. La Liga se quedará sin los 130 goles que han marcado entre Falcao, Negredo, Soldado, Higuaín, Iago Aspas y Fernando Llorente. El último en salir va a ser Roberto Soldado.

El goleador español tiene las maletas preparadas con destino al Tottenham. Todo está cerrado por 30 millones de euros a la espera de llegar a un acuerdo con la forma de pago. Ese dinero, sumado a lo que se ha pagado por Negredo (27 millones), Higuaín (40), Iago Aspas (10) más los 60 de Falcao han supuesto 167 millones de euros en traspasos.

El único que ha salido a coste cero es Fernando Llorente que se pasó un año casi sin jugar por la negativa a renovar. De España hubo interés en él pero al no ser de Real Madrid y Barcelona nadie pudo hacer frente al salario que le ha ofrecido la Juventus de Turín.

El único caso diferente ha sido el de Higuaín, que ha sido la segunda venta más cara en la historia del club merengue. El Real Madrid no necesitaba los 40 millones de euros para sobrevivir a diferencia del resto.

Pero sí que estaba obligado a ingresar esa cantidad para acometer el fichaje de Gareth Bale con quien ya tiene todo acordado para que sea nuevo futbolista del Real Madrid. El galés es el deseado por Florentino Pérez. Todos los esfuerzos están destinados en él y con los 60 millones de las ventas (20 más entre Albiol y Callejón) que se ha obtenido se van a destinar a que sean una parte de lo que cuesta el británico.

De momento las posturas entre Real Madrid y Tottenham están alejadas. No hay entendimiento. El Real Madrid está dispuesto a llegar a los 90 millones de euros, quizá algo más, pero nunca a los 145 con los que se ha desmarcado el presidente de los Spurs, Daniel Levy.

La novela apunta a que puede ir para largo. En el Real Madrid suele ocurrir que todos los años ocurra un culebrón así. Florentino Pérez es especialista en este tipo de maniobras y al final casi siempre se ha salido con la suya.

¿Pasará esta vez lo mismo con Gareth Bale?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Comenzó el ciclo de Ancelotti en Real Madrid
VIDEOS RELACIONADOS video

MADRID -- Ya están en marcha los grandes. Barcelona y Real Madrid, campeón y subcampeón, han elegido este lunes para iniciar sus pretemporadas. Los dos han sido los equipos que más han tardado en ponerse en marcha. Aún faltan los internacionales españoles y brasileños que jugaron la Copa Confederaciones para completar las plantillas pero el grosso de los planteles ya han empezado la puesta a punto de cara a la Liga que arranca el 17 de agosto. Durante la mañana ha sido turno de analíticas y reconocimientos médicos. El Barcelona empezará las sesiones de trabajo a partir del martes mientras que el Real no ha esperado y este mismo lunes por la tarde ya se ha puesto manos a la obra. Toca lo que menos gusta a los jugadores: el trabajo físico.

Real Madrid se ha presentado con las caras nuevas de Isco, Illarramendi y Carvajal. Florentino Pérez ha dado una vuelta de tuerca completa a este proyecto que ha sido diseñado por él y Zidane. Anteriormente el presidente merengue tenía predilección por lo de fuera, pero los éxitos del fútbol español le han hecho cambiar de opinión y por eso ha fichado a los mejores talentos españoles del momento. Así Isco llega con la condición de Golden Foot (premio al mejor joven sub21 de Europa) e Illarramendi tiene el aval de ser el mejor mediocentro joven de España. Aunque han costado mucho dinero, sobre todo Illa, la afición ha visto con muy buenos ojos estos fichajes. Lo mismo ocurre con Carvajal. El lateral ha sido recomprado del Bayer Leverkusen tras completar un año sobresaliente en Alemania.

La otra pieza del puzzle y básica para que todo funcione es Carlo Ancelotti. El italiano trae un nuevo método. Las malas formas de Mourinho van a dar paso a los buenos modales de este entrenador. El Real Madrid parece haber escogido el entrenador oportuno para solucionar los momentos convulsos vividos en la etapa anterior.

En Can Barça hay una sensación extraña entre los aficionados por culpa de los últimos acontecimientos. El presidente Rosell genera inquietud. No es una persona que transmita seguridad a sus socios y ahora vive sus horas más bajas de credibilidad. Guardiola lo criticó duramente hace unos días y desde Brasil el vicepresidente del Santos aportó unos documentos por los cuáles el traspaso se hizo en 17 millones (lejos de los 56 que se apuntó por parte del Barça).

Hay otro capítulo que genera intranquilidad. Es el de Tito Vilanova. Sus problemas de salud hicieron que la temporada anterior el equipo tuviese mucha incertidumbre. Sin el patrón los entrenamientos no fueron iguales y en momentos claves se echó en falta la mano del líder del barco.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


David VillaGetty Images

MADRID -- Aún quedan muchos fichajes por hacer hasta el 31 de agosto que cierre el libro de pases, pero ya van tomando forma los equipos. Quitando a Real Madrid y Barcelona que tienen barra libre para firmar lo que quieren el resto se las tienen que ingeniar para poder armar plantillas competitivas. Es cuestión de aprovechar las circunstancias y los momentos.

El Atlético de Madrid es uno de estos casos. Hace muy poco el Barcelona estaba pagando por Villa 40 millones de euros al Valencia y hoy es jugador del Atlético por dos millones más tres en variables. Una ganga.

El Barça es el peor equipo del mundo a la hora de vender. Compra a precio de oro y luego si no funcionan 'regala' los jugadores. Muchos equipos se han aprovechado de que en verano son rebajas en Barcelona. Aquí van algunos ejemplos:

Ibrahimovic costó 75 millones y al año siguiente se fue al Milan por 24.

Por Henry pagaron 27 y el francés se marchó con la carta de libertad sin que el Barça viese un euro por él años después.

Keirrison valió 15 millones y desde el inicio fue dando tumbos de un lado a otro, siempre como cedido (Fiorentina, Benfica, Santos o Cruzeiro).

Con el brasileño Henrique pasó lo mismo. Lo firmó en 10 millones de euros y nunca jugó en el Barça. Fue de cesión en cesión.

El Shaktar traspasó por 25 millones a Chigrinski y al año siguiente lo tuvo de vuelta por 15.

Otros diez millones de pérdida.

Siguiendo con el capítulo de centrales, Guardiola tuvo a Cáceres un año después de que pagasen por él 16,5 millones y al curso siguiente estaba en el Sevilla por sólo tres millones.

Con Hleb se dio un caso similar al de los cedidos Keirrison y Henrique. Tras un año sin convencer pasó de club en club sin pena ni gloria. Y el Barça regalándolo tras haberlo comprado en quince millones.

Y así la lista puede continuar con Gudjohnsen o Milito. En definitiva, el Barça regala los jugadores. 200 millones de euros se han ido a la basura.

Lo contrario le pasa al Real Madrid a la hora de vender. Hay excepciones como con Kakà que jamás recuperará la inversión y tendrá que regalarlo, pero por lo general suele hacer buenas ventas.

Todos los años ingresa un puñado de millones importante. De momento ya ha vendido a un canterano como Callejón por 10 millones al Napolés. A la hora de fichar le ocurre lo que al Barcelona. Sólo por llamar a la puerta de cualquier club y decir que eres el Real te piden tres veces más de lo que cuesta un jugador.

Los pobres no tienen la suerte de los dos grandes. Ellos pueden equivocarse que nunca pasa nada. Siempre quedarán primero o segundo. La diferencia es abismal con los demás. Hay otros que se las tienen que ingeniar con firmar a jugadores que han sido importantes, pero que viene de una mala experiencia en su club anterior y lo que quieren es relanzar sus carreras.

Por estos futbolistas es como con los jóvenes: hay que apostar. Esto lo hace el Rayo Vallecano, por ejemplo. La fórmula que emplearon el año pasado con Chori Domínguez la ha repetido con Nery Castillo. El Rayo hace de trampolín para que den un nuevo impulso a sus carreras. Al Chori le salió perfecto porque firmó un gran contrato en Olympiacos y va a jugar Champions League, y Nery espera lo mismo.

Carlo Ancelotti
Getty ImagesEl italiano llega para cambiar el clima Mourinho

MADRID -- "El objetivo es muy claro: el club más prestigioso del mundo debe ganar jugando espectacular. Vamos a trabajar para dar un fútbol que dé felicidad a los aficionados". Este es el mensaje ilusionante de Carlo Ancelotti (10-6-1959, Reggiolo, Italia) en su presentación como nuevo entrenador del Real Madrid. Después de muchas semanas de espera, y previo pago de unos cuatro millones de euros al PSG, el italiano ha firmado para las próximas tres temporadas como DT madridista. Un acierto a priori.

A Ancelotti se le ha visto muy ilusionado. Sabe que está en un lugar único y que le esperan "retos apasionantes y gigantescos". El presidente Florentino Pérez, también está igual de ilusionado o más que su entrenador. Después de una época llena de tormentas con José Mourinho, ahora ha dado un paso el frente imponiendo su autoridad. Lo primero ha sido escogiendo al entrenador. Florentino no se ha dejado asesorar por nadie como ocurrió con Pellegrini y Mourinho.

El máximo dirigente del Real ha elegido a un técnico que "recuperará los valores del madridismo". Así lo vez Rafa Benítez desde Nápoles. Y es que Ancelotti es una persona tranquila, cercana y sencilla. Nada que ver a lo que había antes en el banquillo. Sin embargo, no quiere decir que no sea un entrenador duro. Si hay algo que Carlo no tolera es la falta de profesionalidad y si el momento lo requiere critica o castiga a sus jugadores cuando no dan lo exigido por él.

La humildad es otra de sus características. El italiano no presume de sus éxitos pese a tener cuatro Champions (dos como jugador y dos como entrenador) y a conseguir tres títulos de Liga en Italia, Inglaterra y Francia. Florentino quería a un ganador y lo tiene. A través de la humildad este entrenador se gana el cariño de los jugadores, que ven en él a una persona carismática.

Futbolistas de carácter muy fuerte han acabado encantados con él. Ibrahimovic lo cuenta así: "He trabajado con grandes entrenadores, pero nunca con uno que haya tenido una relación así con sus jugadores. Es la clave del éxito. Y es elegante, incluso cuando habla. Su método es suave y muy paciente. Hace sentir seguros a los jugadores".

Otra virtud de Ancelotti es la capacidad para adaptarse a trabajar con lo que diga el club. Él propone, pero no decide. La última palabra la tiene quien le paga. Una vez que se toman las decisiones impone un estilo en función a la configuración del equipo. En algunos sitios como la Juventus y Milan usaba el 4-3-1-2 y en cambio en el PSG le gustaba jugar con bandas abiertas y dos delanteros. Veremos cuál es su estilo en el Real Madrid, pero seguro será muy atractivo. O eso al menos ha prometido. Veremos si luego es verdad que ganan jugando de manera espectacular.

MADRID -- España cerró su ciclo de preparación para la Confederaciones con buena nota. 2-0 ganó a Irlanda en el amistoso de Nueva York. A diferencia del juego anterior contra Haití las sensaciones fueron positivas. La campeona del mundo y de Europa recuperó su fútbol asociativo. La primera parte dejó a una España imponente si bien es cierto que el gol sigue faltando. Vicente del Bosque ha reconocido que el problema de la selección está en la delantera. Falta fiabilidad de cara a gol. Así ocurrió en partidos anteriores y aunque contra Irlanda se ganó 2-0 los errores arriba se volvieron a suceder. Mejor fallar ahora, de todos modos.

La otra noticia buena que dejó el partido, además de recuperar ese fútbol alegre y dinámico, estuvo en la portería donde Casillas volvió a sentirse importante con dos paradas de mucho mérito. Al arquero del Real Madrid le van a venir muy bien los minutos que le dio Del Bosque para recuperar la autoestima. Pese a ello, lo normal es que Víctor Valdés sea el portero titular en la Confederaciones, porque se ha ganado el derecho a ello, siendo un pilar fundamental en su club y en la selección con partidos de un enorme nivel como el que hizo en Francia donde permitió a España ganar.

Al margen de la Copa Confederaciones, única que le falta a España, la actualidad del fútbol español pasa por saber quién entrenará al Real Madrid. Florentino Pérez aún no tiene entrenador. Los días pasan y la incertidumbre se apodera de los aficionados. Todos los focos apuntan a Ancelotti, pero lo cierto es que aún no se ha producido su fichaje. Poco o nada ilusiona a la afición merengue el fichaje del italiano. Lo verdaderamente importante son los jugadores que llegarán y sobre eso no hay nada aún excepto que se ha efectuado la opción de compra que había por Casemiro. El mediocentro brasileño no tiene mucho nombre, pero este tipo de jugadores que para la gente son desconocidos suelen funcionarle al Madrid. Por ejemplo Marcelo, que no le conocía casi nadie y luego resultó un éxito.

En el apartado de bajas también habrá varias significativas. En la delantera Higuaín parece claro que va a cambiar de aires como él mismo reconoció. Los sustitutos que suenan no le mejoran, pero el argentino tiene la decisión de irse como anunció. Juventus o Arsenal pueden ser sus destinos. Junto a él hay otra serie de futbolistas que podrían dejar la disciplina madridista. A las ya conocidas de Ricardo Carvalho y Essien pueden sumarse las de Pepé, Albiol, Callejón, Kakà o Di María.

Mientras, en Barcelona, con la felicidad de haber contratado a Neymar falta retocar la defensa. Urge un central de categoría y Rosell no va a escatimar en esfuerzos para firmar a un defensor top. Le hace falta al Barça un futbolista imponente a los culés en la retaguardia.

Del resto de equipos sólo el Atlético de Madrid puede hacer frente a un desembolso importante. Los 45 millones que ha dejado Falcao serán reinvertidos en mejorar la plantilla. El Cholo Simeone necesita un central, mediocentro, mediapunta y delantero. Para el puesto de mediocentro el francés Toulalan está casi hecho, igual que Negredo para la delantera.

Málaga v Atlético MadridEFEIsco prefiere la posibilidad de ser titular en Inglaterra que la de alternar en el Madrid
MADRID -- La Liga española ya no es la que era. Hace una década muchos la conocían como la Liga de las estrellas y ahora es la Liga de los humildes. Eran varios los equipos con estrellas de primera fila. Ya no sucede eso excepto en Real Madrid y Barcelona. Los dos son los únicos que tienen dinero para mantener a futbolistas top. Y cuando hay alguno que se hace estrella fuera de Barça y Madrid salen de inmediato. Es lo que ha pasado con Falcao. El colombiano después de dos años en España ha puesto rumbo a Francia con destino al Mónaco del multimillonario Rybolovlev, que se ha propuesto reventar el mercado.

Cada año se van más futbolistas. Los equipos tienen la imperiosa necesidad de vender para cuadrar los números. Por eso cuando un futbolista hace una buena temporada los clubes cruzan los dedos para que salga un equipo extranjero que pueda comprarlo y sanear las cuentas.

El fútbol inglés es el preferido por los españoles, aunque el mercado alemán empieza a estar de moda y son muchos los que desearían jugar allí también. En la Premier no abunda el talento y de eso hay mucho en España. A los Silva, Mata, Cazorla o Arteta se pueden añadir este año nuevos futbolistas de ese corte talentoso. Isco es quien más opciones tiene. El malagueño, elegido mejor futbolista sub21 del año, tiene un pie y medio en el Manchester City.

El Real Madrid también tiene interés en él, pero su fichaje parece muy complicado porque los merengues tienen futbolistas de ese perfil. Todo dependerá de si hay algunas ventas y de garantizarle a Isco que va a jugar, porque lo que tiene claro el jugador es que no quiere ir al Real para ser mera comparsa. Y más sabiendo que Pellegrini lo quiere para el equipo inglés.

El entrenador chileno hubiese deseado seguir en Málaga, porque quedó encantado de esta ciudad que será su lugar de residencia cuando deje el fútbol como ha reconocido. Pero la mala situación del Málaga le ha obligado a salir.

De talento también va sobrado el Barça. Son muchos jugadores con el mismo perfil y uno de ellos está planeando su salida: Thiago. El hispano-brasileño quiere tener más protagonismo y antes de irse de vacaciones hablará con el club para saber cuáles son sus intenciones. Él lo tiene claro. Quiere sentirse importante y si no es así buscará una salida. En Inglaterra se lo rifan.

Otro crack que hará las maletas es Iago Aspas, que tiene cerrado una acuerdo con el Liverpool. Años atrás Valencia, Sevilla, Betis, Zaragoza o Villarreal (si sube como parece que será) hubiesen pagado los 9 millones que van a pagar los reds por este jugador. El salario del jugador tampoco hubiera sido un impedimento. Sin embargo, nadie que no sea Real Madrid o Barcelona tiene para pagar eso. El Atlético de Madrid también destina dinero a fichajes pero siempre y cuando haga ventas como la de Falcao. De los 45 millones que ha ingresado destinará una partida importante a comprar los futbolistas que le hagan falta.

Está situación tan delicada en los clubes les ha obligado a echar mano de las canteras. Es lo bueno de la crisis. Ahora muchos se tienen que abastecer de los futbolistas que crían. Años atrás hubiese sido impensable ver a tantos canteranos en los planteles. La necesidad se ha convertido en virtud en muchos clubes y por eso las categorías inferiores de la selección española triunfan cada año en los torneos donde juegan.

Atletico Madrid
EFEAtlético ganó su 10ª Copa del Rey
MADRID -- 17 de mayo, estadio Santiago Bernabéu. Ese día y ese lugar era el que tenían todos los rojiblancos señalados para acabar con una racha de 14 años sin ganar al Real Madrid. Muchos niños jamás habían visto vencer a su equipo y muchos jóvenes veinteañeros tampoco recordaban la última vez que el Atleti ganó al Real. Cada vez que llegaban los derbis la historia se repetía año tras año: tocaba perder.

Todos esos sinsabores y decepciones están olvidados con su Décima Copa del Rey. 14 años no son nada cuando se gana un título y en su estadio al Real Madrid. 30.000 seguidores atléticos pudieron vivir ese momento mágico.

La maldición del Pupas que perseguía al Atleti contra el Real desapareció de repente con una victoria épica y le vuelve a poner en la órbita del grande que siempre fue. Diego Costa y Miranda pasaron a la historia del Atleti con sus goles.

Las finales suelen decidirse por pequeños detalles: un error, la estrategia, una decisión arbitral... y el que gana habitualmente debe tener suerte. De esto último tuvo mucho el equipo del Cholo Simeone. Y es que el Real Madrid estrelló tres balones en los palos. No se recuerda a un equipo con tan mala suerte de cara a gol en una final como la que tuvieron los blancos en este partido. Además Courtois tuvo dos paradas antológicas, una de ellas la mejor de su carrera y que será imposible de repetir.

En el otro bando Diego López no fue el salvador de los suyos. No se le puede reprochar nada al arquero gallego. Desde que se hizo con la portería ha cumplido con creces. Ha jugado todo porque a Mourinho le gusta más que Casillas. La ausencia del capitán ha sido un punto de fricción entre Mou y la afición y más después de la final. Dejar en el banquillo a Iker les pareció un sacrilegio porque este arquero está hecho para jugar finales y ganarlas. Tiene un don mágico para ese tipo de partidos. Así se ha visto en la selección española y en el Real Madrid.

Hasta el minuto 90 el Real fue mejor. Después en la prórroga llegaron los problemas. Xabi Alonso, Khedira, Özil o Cristiano Ronaldo estaban fundidos. Los futbolistas vitales del Real han llegado tiesos al final de temporada. El Atlético vio las debilidades de los merengues y pasó por encima del Real con un fútbol mucho más intenso y al que le puso corazón. Se notó la fuerza de Simeone. El Cholo fue el motor del equipo y los 30.000 que estaban en la grada el futbolista número doce.

Las finales y los partidos la ganan los jugadores. De eso no hay duda. Otra cosa es la motivación y la química que tenga un técnico en sus futbolistas. En este sentido el Cholo Simeone impregnó a sus pupilos de una fuerza y fe en la victoria que Mourinho no hizo en los suyos.

La relación Mou-plantel es nula y la última demostración de ello fue que los jugadores no invitaron al cuerpo técnico a una comida que hicieron entre semana. El técnico en la víspera a la final pasó de su equipo y no viajó con ellos en el autocar como corresponde.

Después de caer Mourinho reconoció que la temporada había sido "un fracaso". Lo que no dejó claro aún es si seguirá el próximo año o no. Casi seguro que no. Cuando se vaya no pasará a la historia por títulos: Liga, Copa y Supercopa, un bagaje muy pobre en comparación a otros entrenadores.

Este sábado Madrid se vestirá de rojo y blanco. A las ocho de la tarde está prevista la llegada del Atlético de Madrid a la fuente de Neptuno. Allí le esperarán miles de rojiblancos para celebrar un título merecido.

MADRID -- Si hay un partido especial en España es la final de la Copa del Rey. No hay nada más bonito. Cuando llega este día dos aficiones se vuelcan con sus equipos. Desafortunadamente no va a pasar eso está vez. ¿La culpa? Los precios. Son carísimos. Con seis millones de parados y una situación económica delicadísima, Real Madrid y Atlético han puesto las entradas desde 50 hasta 275 euros. No se ha tenido ninguna sensibilidad hacía la gente que tan mal lo está pasando. El lujo para muchos es llegar a final de mes y no ver un partido de fútbol.

Aquel que quiera ir a la final puede ir al estadio Santiago Bernabéu o el Vicente Calderón. Hay boletos de 190, 220, 245 y 275 euros. Años atrás hubiese sido imposible encontrar una localidad. Claro que los precios eran mucho más razonables. Los boletos volaban y si alguien quería hacerse con una entrada tenía que recurrir a la ilegalidad de la reventa.

A cada equipo le han correspondido 30.000 asientos mientras que la Federación Española se ha quedado con 12.800. En el caso del Real han sido numerosas las devoluciones de entradas de los socios.

La comparativa con el resto de países deja a España en muy mal lugar. Sólo hay que ver como la mayor potencia económica en Europa como es Alemania tiene las entradas entre 35 y 125 euros. En Italia, otro derbi como el Lazio-Roma costará verlo de 30 a 120 euros. Francia es quien más bajo tiene los precios. De 25 a 125 euros. Inglaterra es el otro país más caro de 53 a 136 euros, pero muy lejos de España.

Y mientras llega la final, los jugadores de Real Madrid y Atlético preparan esta cita con mimo. Los madridistas están obligados a ganar. La Copa no serviría para olvidar los fiascos de Liga y Champions, pero al menos no se iría vacío de títulos, algo que a Mourinho no le sucede desde 2003.

Los futbolistas merengues se han conjurado para lograr el título con una comida de equipo. Estuvieron todos excepto el cuerpo técnico. Mourinho y su equipo de trabajo no caen bien y no les invitaron. El primer año de Mou logró vencer al Barça en Mestalla y los futbolistas le mantearon. Si gana al Atlético de Madrid está vez no habrá nada de eso, casi seguro. Casillas, Pepe o Cristiano pasarán de él.

El Atlético, por su parte, se ha ido este miércoles a 80 kilómetros de Madrid para concentrarse en la sierra y aislarse de la ciudad. El viernes por la mañana regresará a la capital. El Cholo Simeone seguro que durante estas últimas horas hará terapia para contarles lo importante que sería para ellos y la afición derrotar al eterno rival y poner fin así a una racha que le tiene desde 1999 sin lograr el derbi.

MADRID --Afortunadamente para los aficionados del Real Madrid la Liga ya va a terminar. Cada día que pasa es uno menos para que Mourinho se vaya y se ponga fin a la fractura que se vive por culpa del técnico. El vestuario, a diferencia de todos los anteriores que estuvo y donde los jugadores hablaban maravillas de él, no le aguanta. La afición empieza también a estar harta de él y así se lo volvió a demostrar antes de empezar el partido contra el Málaga en el que el Real ganó 6-2. Cuando el speaker pronunció el nombre de Jose Mourinho la gente le dedicó una sonora pitada. Ya no le pasan una, excepto los más radicales que siguen defendiéndole.

Todo lo contrario a Mourinho pasa con Cristiano Ronaldo. El jugador portugués es el auténtico Special One. A él también le criticaron en su momento. No por su fútbol y sí por sus comportamientos. Es por esto mismo que le silban a Mourinho y no por haber perdido la Liga o no meterse en la final. La diferencia es que Cristiano ha cambiado completamente su comportamiento. Es otro y además se ha implicado mucho más. Es un líder dentro y fuera del vestuario. Ahora mismo el madridismo lo adora y así se lo hace saber en cada juego. A la gente del Real Madrid lo que verdaderamente le preocupa es que renueven cuanto antes al crack de Madeira. Él sí gana partidos y marca diferencias.

Después de hacerle gol al Málaga, Cristiano lo celebró con mucha energía y según la cadena de televisión Cuatro en unas imágenes que recogen le dijo al banquillo "Fadese" ("Jódete en portugués"). Cristiano no se habla con Mourinho y menos después de que hace unos días el DT culpase del mal inicio de la Liga a la tristeza del '7'. Con tanta tensión el presidente Florentino Pérez, en un mensaje público la pasada semana, hizo un llamamiento a la unidad de la afición. También Sergio Ramos. El segundo capitán ha hablado este jueves durante el Masters de tenis de Madrid. "Es el momento de decir basta de polémicas... del míster, de Iker, de Pepe. Dejarnos de egos y centrarnos en la unión del equipo. Es fundamental para hacer posible la victoria en la Copa".

Para frenar la tensión el club ha decidido que no haya rueda de Prensa en la previa contra el Espanyol este fin de semana. Mejor. La semana que viene se juega la final de la Copa del Rey y lo que menos falta hace es que se avive el fuego. Para esa final Pepe, seguramente, no estará. El central está sentenciado. Igual que Casillas. En el caso del portero Mourinho hablo claro diciendo que Diego López es su preferido y que jugará siempre con él.

MADRID -- España manda en Europa este año, de momento. Barcelona, Real Madrid y Málaga estarán en el sorteo de cuartos de final del próximo viernes. Ningún país ha metido a tantos representantes. El resto de clubes en la siguiente fase son Borussia Dortmund, Bayern de Munich, Juventus, Galatasaray y PSG. Las casas de apuestas ya tienes a sus tres favoritos: Barcelona, Real Madrid y Bayern de Munich parten como principales aspirantes al título. A diferencia de antaño este sorteo no estará dirigido. El formato ha cambiado. Ahora es puro y duro. Así lo explica la UEFA. "Los emparejamientos para los cuartos de final se decidirán en un sorteo abierto en el que no habrá cabezas de serie y en el que no habrá impedimento alguno para que dos equipos de una federación se enfrenten entre sí. El conjunto que sea elegido en primer lugar disputará el partido de ida en casa". La emoción está garantizada.

Después de los partidos de ida de esta ronda de dieciseisavos la cosa pintaba mal. Barcelona y Málaga habían perdido en casa del Milán y el Porto y el Real Madrid tenía que ganar o empatar como mínimo a dos goles para avanzar de fase tras empatar 1-1 contra el Manchester United. Tocaban, por tanto, machadas.

La primera fue la del Real Madrid. Después llegó la del Barça con una noche de ensueño goleando a los rossoneri y los malagueños no quisieron ser menos que los dos grandes. La Rosaleda vivió una noche mágica con su equipo. Antes de empezar la misión era complicada. El 1-0 de Do Dragao era muy peligroso. La clave era no encajar. Un gol en contra significaba, casi seguro, la eliminación. Durante la primera media hora el Porto fue dueño del partido. El miedo se había instalado en las gradas de la cancha malaguista. Sin embargo, el físico le duró a los portugueses 35 minutos.

A partir de ese momento los de Pellegrini tomaron el mando y dos minutos antes del descanso Isco marcó un gol de crack. Nada más salir de vestuarios los portugueses se quedaron con uno menos y el Málaga se lanzó a por el 2-0 que le daba la clasificación. Roque Santacruz fue el autor de ese tanto glorioso. El paraguayo, suplente, marcó nada más salir al campo. La Rosaleda estalló de alegría. De ahí hasta el final los blanquiazules se limitaron a conservar el marcador. El objetivo estaba cumplido. El Málaga compitió con el oficio que se le presuponía al Porto y este pecó de la ingenuidad e inexperiencia que se presumía al Málaga.

Con el pase a cuartos la afición malaguista no le puede pedir más a los suyos. Les toca disfrutar de esta gesta y agradecer a Pellegrini donde les ha llevado. El chileno es el único entrenador de la Champions que ha conseguido llevar a dos equipos debutantes en esta competición hasta los cuartos de final. Primero fue con el Villarreal con el cual duró hasta semifinales y ahora el Málaga. Al final de temporada el Ingeniero tomará otro rumbo. Según cuentan un grande de Italia o Inglaterra le espera.

AL INICIO