Falla no falla

FECHA
19/01
2012
por Luis Alfredo Álvarez

Falla
Getty ImagesFalla dio una gran sorpresa ante Mardy Fish
BRISTOL --Las temperaturas en Australia han sido condescendientes hasta el momento, y pocas han sido las sorpresas dentro de los jugadores preclasificados. Quizás la más grande y la mejor recibida ha sido el triunfo del colombiano Alejandro Falla sobre el estadounidense número 8 de la clasificación, Mardy Fish.

Revisando la ficha personal del caleño con residencia en Bogotá, encontramos a un personaje como cualquiera de nosotros. Fallita es un fan del Atlético Nacional, amante de la salsa y del Grupo Niche, excelente hermano, hijo fantástico y un soñador que tomó su primera raqueta a los seis añitos de edad.

Muchos años han trascurrido desde esa primera experiencia y -en el transitar de su niñez-, se enamoró aún más del tenis siguiendo directamente las carreras de grandes como Boris Becker y Pete Sampras. Me pregunto dada su condición de zurdo, por qué no tiene como modelos a McEnroe o a Connors.

Indistintamente de ese detalle, su admiración por esas leyendas y su propia pasión, lo condujeron a formarse como profesional de este difícil deporte, con la convicción de que algún día le llegaría la hora de ganar un torneo y el sueño de alzar una copa de los cuatro grandes.

Desde el año 2000, Alejandro se ha dedicado a luchar por esa meta, sufriendo los avatares de la derrota y decepciones, en preclasificaciones o directamente en cuadros clasificatorios, ante luminarias del tenis y frente a ilustres desconocidos, contra su físico y contra toda lógica.

Alejo, sigue en esa búsqueda. Y sus ya sueños no son sólo suyos. Su victoria sobre Fish retumbó en su tierra y en todo el continente y eso nos llena de orgullo porque conocemos su sacrifico y su empeño en triunfar. Falla no nos ha fallado y no nos fallará en la adversidad y ante la fortuna. Hoy el colombiano merece nuestro respeto, reconocimiento y mano solidaria para que sus anhelos sigan la ruta del éxito.