La primera reacción de muchos a la firma de Vladimir Guerrero con los Azulejos de Toronto es probablemente ambivalente.

Después de todo, Guerrero es apenas la cáscara del jugador dominante que fue la última vez que jugaba encuentros de local en Canadá (para los Expos de Montreal). Tiene 37 años, toma menos boletos que nunca, no corre bien y no ayuda a la defensiva. El hecho de que los Azulejos le vayan a dar un vistazo con un contrato de ligas menores -- sin garantías de que jugará en Grandes Ligas -- no manda mensajes de alerta a la Liga Americana, ni a la comunidad del béisbol de fantasía.

Vladimir GuerreroHarry How/Getty ImagesVladimir Guerrero ganó el JMV con los Angelinos en el año 2004
Pero recordemos, Guerrero fue un pelotero relevante en 2011, cuando bateó .290 con 13 jonrones y 63 carreras empujadas para los Orioles de Baltimore. Esa temporada no suena como mucho, pero fue suficiente para hacer de Guerrero el 101ro mejor bateador según el ESPN Player Rater: estuvo por encima de Jayson Werth, Alex Rodríguez, Carl Crawford, Kevin Youkilis, Andre Ethier y David Wright, entre muchos otros. El año anterior, Guerrero fue al Juego de Estrellas y recibió consideración para el JMV al batear .300, con 29 jonrones y 115 empujadas. Después de todo, quizás esta no es una firma tan insignificante.

Por ahora, Guerrero irá a entrenamientos primaverales extendidos, pero no creo que necesite mucho tiempo allí. Johnny Damon es una comparación decente. Jugó la temporada pasada (puesto 67 en el Player Rater), no pudo conseguir un trabajo en el invierno, firmó con los Indios de Cleveland el 12 de abril y el 2 de mayo ya era su primer bate. Probablemente, Guerrero necesite algo más de dos semanas antes de aparecer en la alineación de los Azulejos, seguramente como bateador designado. Para los que se están preguntando, Guerrero no jugó ningún juego en los jardines la temporada pasada, así que en las ligas de ESPN sólo puede ser utilizado como designado. Necesitaría 10 juegos en los jardines para ser elegible como patrullero, pero no cuenten con que eso suceda.

Guerrero está con los Azulejos porque el equipo piensa que todavía puede batear lo suficiente como para ser alguien relevante, y el actual primera base del equipo se está convirtiendo rápidamente en alguien que no es. Adam Lind estuvo espectacular en el 2009, pero desde entonces batea .240 con un brutal porcentaje de embasado de .290 y sin el suficiente poder para compensalo. Lind, además, es anémico contra pitchers zurdos. En la actualidad, también es anémico contra los derechos, a quienes les batea .216 en los últimos 74 turnos con dos jonrones. Guerrero, aún en este momento, es una mejora y los Azulejos podrían mover a su actual designado y dueño de un puesto entre los mejores cinco del Player Rater, Edwin Encarnación, hasta la primera base.

Adam LindTom Pennington/Getty ImagesAdam Lind tiene promedio de .190 en la alineación de Toronto
Guerrero le hace swing a todo, pero todavía hace contacto. No se ha ponchado más de 60 veces en una temporada desde 2008. Sus 17 boletos en 145 juegos la pasada temporada fueron la segunda cantidad más baja dentro de los 145 peloteros que calificaron al título de bateo (Yuniesky Betancourt tomó 16), pero Guerrero siempre se las arregla para poner un average decente. Sólo 41 peloteros que calificaron superaron su promedio de .290. Su poder no impresionó y bateó demasiados dobleplays, pero no es uno de esos bateadores derechos dominados con facilidad por los pitchers de su misma mano. La temporada pasada, Guerrero bateó 11 de sus jonrones contra pitchers diestros, a quienes ligó .291 con .743 de OPS. No es algo grandioso, pero es mejor que lo que está haciendo Lind. Guerrero destruyó a los zurdos en el 2010 y está claro que todavía queda algo de ese bate veloz suyo. Mientras algunos especulan que Lind y Guerrero podrían ser alternados, con Encarnación moviéndose entre la inicial y el designado, no se sorprendan si Guerrero juega regularmente como designado ante todo tipo de lanzadores.

¿Cuánto vale entonces Guerrero en una liga standard de 10 ó 12 equipos? No creo que necesariamente los dueños de equipos de béisbol de fantasía tengan que salir a tomarlo ya en waivers, pero el dominicano ha bateado lo suficiente como para darle un vistazo, incluso en ligas cortas, como utility. Recuerden, dos años atrás, aunque ayudado por los amigables jardines del Ballpark de Arlington, tenía 20 jonrones para el Juego de Estrellas. Dudo que veamos algo así, pero es capaz de pegar 12 cuadrangulares y empujar 50 rayitas en un período de cuatro meses, del primero de junio en adelante. En muchos equipos de fantasía en esta época de poca ofensiva, eso es algo importante. Además, si puede batear .290 como la temporada pasada -- nunca ha estado bajo ese número en una temporada completa, y no veo por qué tendría que desplomarse ahora -- su average tiene más impacto para un equipo de fantasía porque toma más turnos, ya que no recibe boletos.

Sumen todo eso y tengo que admitir que es un poco sorpresivo que Guerrero tenga valor hasta este punto. Me sorprendió que estuviese entre los mejores 100 bateadores del 2011. Alguna vez, Guerrero fue uno de los cinco mejores peloteros en el mundo del béisbol de fantasía, alguien a quien era un placer ver batear, correr y tirar. Ya no está en ese mismo nivel, pero aun basándose en su producción modesta de la temporada pasada, este futuro miembro del Salón de la Fama todavía puede ayudar a los Azulejos y a los dueños de equipos de fantasía.