Greivis Vásquez
Getty ImagesMi meta es ser en uno de los mejores bases abridores de la Liga
Un saludo muy grande para todos aquellos aficionados del baloncesto que siguen mis pasos a través de este blog. Es un placer para mí contar con esta vía de comunicación que me permite interactuar con cada uno de ustedes. Quiero hablarles un poco sobre la temporada 2011-2012.

La campaña estuvo llena de cambios y sucesos, y por supuesto yo -al igual que muchos jugadores- formé parte de ellos. Todo comenzó el 24 de diciembre del pasado año cuando recibí una llamada telefónica del gerente de mi equipo anterior, Memphis Grizzlies, quien me informó que yo había sido enviado a los New Orleans Hornets. Tengo que confesar que al principio fue un cambio fuerte ya que llevaba un año formando parte del equipo y me sentía comprometido y acostumbrado a ellos, sin embargo, pensando en el futuro y en la oportunidad que se me presentó, este fue un excelente traspaso ya que pude tener la chance de desarrollarme y mejorar significativamente mis números. Actualmente mi promedio es de 8.9 puntos, 5.4 asistencias y 0.9 robos, en los dos últimos me encuentro por encima del promedio general de la liga.

Además de lo mencionado anteriormente, tuve la suerte de jugar como abridor en 26 partidos. A pesar de que las victorias fueron pocas, las enseñanzas fueron muchas, sobre todo el conocernos como jugadores y el trabajar en equipo. En general, fue una temporada muy interesante, ya que a pesar de que con Memphis tuve la oportunidad de llegar a playoff, con New Orleans tuve minutos significativos de juego que antes no tenía.

Mi tercer año en la NBA viene con muy buenas expectativas ya que pude vivir lo mejor de los dos mundos, en estos momentos me siento contento aunque no satisfecho con mi rendimiento porque siento que puedo dar mucho más y que tengo mucho espacio para mejorar durante este verano, el cual va a ser crucial para la continuación de mi desarrollo como jugador de baloncesto profesional.

Mi equipo nacional juega un papel muy importante en lo que va a ser mi establecimiento en la NBA, en estos momentos me encuentro en New Orleans asistiendo a un minicamp y la semana pasada estuve en Venezuela iniciando las prácticas con la selección nacional. Me presenté desde el primer entrenamiento y voy a regresar a mi país el 27 de mayo para continuar trabajando con la selección. Al mismo tiempo apartaré tres días para realizar unas clínicas de baloncesto con la NBA y la Embajada Americana en Venezuela.

El minicamp será una base importante de entrenamiento, la cual aplicaré con mi selección ya que me llevaré a uno de los asistentes de New Orleans Hornets a Venezuela para que nos ayude con el proceso de preparación, esto se llevará a cabo gracias a la Federación Venezolana de Baloncesto. El compromiso con la selección venezolana es enorme, estoy con ellos en todo sentido y mi meta y la de mis compañeros es llevar a Venezuela a las olimpíadas en Londres además de quedar campeones en el suramericano, sabemos que no es tarea fácil cumplir ambos sueños pero con una buena base de trabajo y disposición podemos darnos un chance. Por último, mi meta a largo plazo es que Greivis Vásquez se convierta en uno de los mejores bases abridores de la NBA y así poder jugar por muchos anos más en la mejor liga del mundo.