Equipo idealESPNdeportes.com

BUENOS AIRES -- Elegir el once ideal de un torneo donde juega España puede ser muy fácil. Uno puede elegir a los titulares de la Roja y nadie se sorprendería. Desde 2008, el Seleccionado español ha hegemonizado el fútbol mundial como pocas veces sucedió en la historia y su liderazgo no resiste discusiones. Esa superioridad no se dio de casualidad, sino gracias a un trabajo y, sobre todo, a una filosofía de juego. España hace del pase, del toque, el único medio hacia la victoria. Y eso es lo más valioso de este reinado.

La Euro tuvo al campeón de siempre, pero también es necesario destacar que varias Selecciones han intentado imitar la forma de juego española, algo que les dio resultado. Alemania dejó atrás a los "Pánzers" y al fútbol directo de otros tiempos para sumar futbolistas de físico diminuto pero talento gigante. Italia, en tanto, olvidó su catenaccio y le dio a Andrea Pirlo el lugar que se merece, el de dueño de cada jugada. Estos dos equipos que cambiaron para parecerse un poco más a la superpoderosa España fueron los otros animadores de una Euro muy entretenida.

En este Blog que sólo mira hacia Brasil 2014 llegó el momento de repasar al equipo ideal de la Euro, siempre con la mente puesta en la próxima Copa del Mundo. Sí, como está el fútbol de hoy parece difícil pensar en un campeón que no vista camiseta roja, pero en este maravilloso juego todo puede suceder. El torneo más importante de Europa dejó varios futbolistas que se ganaron el reconocimiento de todos y la atención en los dos años que nos separan del Mundial.

Iker Casillas. El arquero español es sin dudas el mejor del mundo. Además de ser el líder animíco del equipo, siempre está atento y las pocas veces que debe intervenir lo hace con perfección. En esta Selección que piensa más en atacar que en cualquier otra cosa, el hombre de Real Madrid es muchas veces quien comienza las acciones ofensivas, lo que demuestra su inteligencia. Desde Alemania 2006 que no recibe goles en etapas finales de torneos oficiales y es el futbolista que más partidos internacionales ganó en la historia. Iker ya es sinónimo de seguridad y triunfo.

Joao Pereira. El marcador de punta de Valencia fue un pilar de la defensa portuguesa, una de las dos mejores del campeonato. Se destacó en el aspecto defensivo, pero también demostró sus ya conocidas cualidades para sumarse al ataque en un esquema con dos extremos bien definidos. Su mejor partido fue ante Holanda, en el que superó una y otra vez a Van der Wiel y dio una asistencia de gol.

Pepe. Dejó de ser ese jugador del que muchos se mofan y al que otros le temen para convertirse en el mejor defensor central de la Euro. El futbolista de Real Madrid fue el alma de Portugal y casi siempre cumplió su tarea de anular a los delanteros rivales, incluso ante España. Debió enfrentar a Mario Gómez, Mesut Özil, Robin Van Persie, Vaclav Pilar, Christian Eriksen, Andrés Iniesta y Álvaro Negredo y con ninguno perdió más de lo que ganó. Jugó con limpieza y prestancia en el mejor torneo de su vida.

Sergio Ramos. Algunos incluso llegaron a postularlo para el premio al mejor jugador de la Euro. La presencia de Jordi Alba hizo que debiera pasar a la zaga central y el defensor de Real Madrid cumplió esa tarea a la perfección. Junto a Gerard Piqué formaron una dupla casi imbatible, que sólo recibió un gol en el torneo, frente a Italia en el primer partido. A medida que fueron pasando los encuentros la defensa española se solidificó más y más. Como para cerrar su excelente actuación en la Euro, Ramos pateó un penal "a lo Panenka" en la definición contra Portugal.

Alba y Alonso
EFEJordi Alba y Xabi Alonso brillaron en el campeón

Jordi Alba. En esta Eurocopa se ganó su regreso a Barcelona. Fue, sin dudas, una de las grandes revelaciones del torneo y entró al esquema ofensivo español como si siempre hubiese jugado en la Selección. El ya ex jugador de Valencia fue salida constante por la izquierda y se convirtió en el socio ideal de Andrés Iniesta. En la gran final hasta se dio el lujo de comenzar una jugada en su puesto y terminarla como centrodelantero.

Sami Khedira. Hasta las semifinales, Alemania fue el mejor equipo del certamen, con diferencia. Superó el grupo de la muerte tras ganar los tres encuentros y luego goleó a Grecia. Ese buen rendimiento nació en el gran trabajo del mediocampo y en los pies de Sami Khedira, que junto a Bastian Schweinsteiger forman un tándem que combina intensidad con inteligencia. El mediocampista de Real Madrid fue figura en varios encuentros y ya se ganó su lugar como un indiscutible en una Selección que sigue buscando su primer título.

Xabi Alonso. Su trabajo a veces pasa desapercibido por el lujo que tiene alrededor, pero España no sería la misma sin el jugador de Real Madrid. De los pies de Xabi Alonso nacen todos los avances de la Roja y su inteligencia es uno de los bienes más preciados del conjunto de Vicente Del Bosque. Además, como si su aporte en la marca y la creación de juego fuera poco, marcó los dos goles del triunfo contra Francia en los cuartos de final. Un verdadero "jugador completo".

Andrés Iniesta. El mejor de todos. Jugó como mediocampista por izquierda, pero también como extremo, como enganche y como volante central. Iniesta juega de buen jugador, no importan las posiciones. Entiende el fútbol como nadie y es el cerebro del mejor Seleccionado del planeta. En esta Euro, su figura se hizo aún más importante por dos factores: el bajo nivel de Xavi, cansado tras una temporada muy larga, y el esquema utilizado por Vicente Del Bosque, en el que el centrodelantero es el espacio y no el hombre. Iniesta brilló como nunca y como siempre.

Andrea Pirlo. El dueño de la Selección italiana. Todo pasa por sus pies en la Azzurra, cada salida, cada ataque, cada intento. Sus compañeros lo buscan como a la guía necesaria para comenzar a andar. El mediocampista de Juventus volvió a ser clave, como en la Copa del Mundo 2006, y fue uno de los dos mejores futbolistas del torneo. Pirlo marcó sólo un gol, en el empate frente a Croacia, pero fue el líder en cada uno de los encuentros de Italia. En la final fue muy bien marcado por España y su equipo lo sufrió demasiado.

Cristiano Ronaldo. Tras los dos primeros partidos, todo parecía indicar que CR7 volvería a irse de un torneo de Selecciones entre insultos y dudas. Pero reaccionó cuando Portugal más lo necesitaba y fue la gran figura del equipo frente a Holanda, en el tercer partido de la fase inicial. Luego acentuó su buen momento en los cuartos de final ante República Checa y tuvo una buena tarea contra España. Marcó tres goles y, aunque no se aseguró el Balón de Oro ni mucho menos, nadie podrá decir que fracasó.

Mario Balotelli. Muchos pensarán que esta elección es equivocada, ya que Super Mario no tuvo regularidad. Sin embargo, como este ránking está enfocado al Mundial 2014, la presencia del joven delantero de Manchester City es necesaria. En esta nueva idea de Italia, el juego de un centrodelantero como Balotelli es imprescindible, ya que puede asociarse con los mediocampistas y participar de la creación de juego. Además, el ex Inter marcó dos goles y brilló ante Alemania en la inolvidable semifinal.

Son once futbolistas que por edad y rendimiento pueden llegar al Mundial de Brasil 2014 sin inconvenientes. Sólo se puede dudar de la presencia de Pirlo, pero si mantiene este nivel, con 35 años puede ser el líder futbolístico de esta renovada Italia. El resto, irán en busca de la consagración en la Copa del Mundo. Sí, Iniesta ya la tuvo, pero su ambición y su talento son demasiado grandes y hará todo por repetir la gloria.