Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Luka Modric fue presentado en el Real Madrid

MADRID -- Ya está Luka Modric en Madrid. Por fin se acabó este culebrón de verano y el 'Cruyff de los Balcanes', como le apodan, es desde este lunes nuevo jugador del Real Madrid durante las próximas cinco temporadas. El acuerdo se ha cerrado en torno a los 30 millones de euros. La cantidad se hace excesiva viendo los movimientos que se han dado durante el verano, aunque al final será el tiempo el juez quien determine si la inversión ha sido buena o no.

La llegada de Luka no le hace especial ilusión al madridismo en cuanto al nombre. Desde que Mourinho es manager general sus fichajes apenas son atractivos. Era con Florentino Pérez cuando el aficionado esperaba algún bombazo. Cuando 'el presi' tomaba el mando de los fichajes algún regalo les iba a dar a la gente: Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham, Cristiano Ronaldo, Benzema... Estos sí eran fichajes galácticos y nos lo de ahora de Mourinho: Coentrao, Sahin, Altintop, Carvalho...

La incógnita respecto a Modric es saber en qué posición jugará: si en lugar de Özil o como mediocentro. Su sitio natural es en la mediapunta. Detrás de los delanteros y llegando desde atrás es donde más brilla. Se supone que ha llegado para aparecer por esa zona. La cuestión es que para que juegue ahí hay que quitar a Özil que es más jugador, aunque también es demasiado irregular. La competencia le hará muy bien al alemán. Tampoco sería extraño que aparezca en la medular junto a Khedira y Xabi Alonso. Este planteamiento también relegaría, casi seguro a Özil al banquillo, porque en el esquema habitual del 1-4-3-3 los tres de arriba serían Cristiano Ronaldo, Di María --si está bien físicamente es indiscutible--y el '9' que alternarían Higuaín o Benzema.

Con Modric ya fichado y cuatro días del final del mercado de fichajes aún está por ver si el Real Madrid hará alguna incorporación más. En principio con la llegada de Modric el capítulo de entradas estaba cerrado, pero viendo como se ha desarrollado el inicio de Liga puede que haya alguna sorpresa de última hora. La posición de central y lateral derecho es la que más preocupa a Mourinho. Pepe y Arbeloa son los titulares, pero el DT le ha manifestado al presidente que si surge a última hora alguna oportunidad de mercado sería conveniente apuntalar esas posiciones.

A la vez que el Madrid peina el mercado en la búsqueda de algún central o lateral derecho de plenas garantías otro capítulo que preocupa en la Casa Blanca es el de las salida de Kakà. El brasileño está sentenciado y se le busca una solución. Hasta última hora se negociará su vuelta a Milán. Los rossoneri lo quieren sólo como cedido (pagarían los 10 millones de euros de salario) mientras que el Real Madrid lo quiere traspasar. Ahora mismo están en ese tira y afloja... Hasta el día 31 a las 12 de la noche puede pasar cualquier cosa.