Tannehill-LuckGregory Shamus/Getty ImagesAndrew Luck le ganó la batalla de novatos mariscales a Ryan Tannehill este domingo

MIAMI -- Cuando los Indianapolis Colts decidieron dejar ir a Peyton Manning, yo fui el primero en poner el grito en el cielo.

Después de todo, estaban dejando ir a uno de los mejores mariscales de todos los tiempos, para darle lugar a un novato que todavía no había jugado nigún intento a nivel profesional.

Desde el punto de vista financiero, tenía sentido puesto que nadie quiere pagarle una gran suma de dinero a un chico para ser reserva. En cuanto a la futbolístico se refiere, había muchos interrogantes.

Preguntas que luego de nueve semanas ya se han respondido.

En todo cambio de piezas suele haber un ganador y un perdedor, pero creo que estamos en condiciones de afirmar que tanto los Colts como los Broncos salieron ganando.

Los Broncos cada vez más lucen como un candidato y en control de la AFC Oeste con Peyton Manning detrás de centro, y aunque Denver versión 2011 también clasificó a los playoffs, esta campaña lucen mucho más fuertes al ojo desnudo.

Indianapolis, por su parte, sigue dando vuelta cabezas y si hoy terminase la temporada, estarían en postemporada.

Curiosamente tanto Luck como Manning han lanzado para la misma cantidad de yardas (2404) y sus dos equipos tienen récord de 5-3.

Pero quiero hacer un párrafo aparte para hablar más en detalle de Luck.

Sencillamente luce como un veterano. Pocos se dan cuenta que estamos hablando de un chico que mide lo mismo que Ben Roethlisberger y pesa apenas ocho libras menos que Big Ben.

Luck tiene una movilidad que sorprende para su tamaño, pero más que nada tiene una increíble presencia en el bolsillo de protección.

Un par de pases de ajuste hacia adelante o hacia el costado y se compra segundos valiosos mientras siempre mantiene la vista en sus receptores.

El resultado está a la vista; Luck batió un nuevo récord para novato al lanzar para 433 yardas en la victoria ante los Dolphins.

Miami le cambió los esquemas de cobertura, pero ninguno terminó funcionando y Luck completó 13 de 15 pases para 204 yardas en terceros intentos ante la hasta ese entonces mejor defensiva en ese rubro.

Recuerdo cuando algunos especulaban con que a Luck le faltaba fuerza en su brazo, porque "lo único que hacía era lanzar pases cortos por el centro a sus alas cerradas en Stanford".

A ellos los invito a abrir los ojos, y a mí a retractarme para ahora decir que los Colts tomaron la decisión adecuada.

Luck tiene la posibilidad de convertirse en el primer mariscal novato en la historia en haber sido elegido primero en el draft y terminar con récord ganador en su primera campaña.

Peyton Manning probablemente te dé mejores posibilidades de ganar en los próximos tres años, pero los Colts estaban pensando a 10.

Y quizás hasta estaban pensando en el presente, porque Luck es una E-S-T-R-E-L-L-A con todas las letras.

Los Colts le dieron la vuelta a la esquina antes de lo esperado y la razón de ser tiene nombre y apellido; Andrew Luck

Hay franquicias que pasan años buscando a un mariscal franquicia, pero los Colts pasaron de uno a otro en un abrir y cerrar de ojos.