En un abrir y cerrar de ojos, la temporada de la NBA celebra un mes de cumpleaños. Y aunque para muchos la competencia no inicia en realidad hasta el Día de Navidad, ya podemos abrir un pequeño regalo para todos esos que brillaron desde el primer día de acción.

Compartiendo el espíritu navideño que ya se siente, vamos a destacar los jugadores, coaches y equipos que hicieron de noviembre un mes memorable, tanto en las buenas como en las malas.

Para recapitular, LeBron James y el Heat abrieron como los campeones defensores y amplios favoritos en la Conferencia del Este. En el Oeste, los Lakers y sus 'Fabulosos Cuatro' le robaban las primeras planas al Oklahoma City Thunder, San Antonio Spurs, Memphis Grizzlies, y sus vecinos en Los Angeles, los Clippers.

Veamos como vamos.

LOS MÁS VALIOSOS

Los usuales sospechosos James (25,2 ppj, 8,8 rpj, 6,5 apj), Kevin Durant (25,9 ppj, 9,2 rpj, 4,5 apj), Kobe Bryant (27,7 ppj, 5,3 rpj, 4,9 apj), Chris Paul (16,1 ppj, 9,5 apj, 2,8 prr)- no defraudaron en el primer mes de acción, con el escolta de los Lakers en específico teniendo una de las temporadas más eficientes (.502 FG%, .421 3P%, .871 FT%) de su brillante y larga trayectoria.

Sin embargo, noviembre sería recordado más por la rudeza de Zach Randolph (16,9 ppj, 13,2 rpj), los puntos y la barba de James Harden (25,1 ppj) en rojo, las asistencias de Rajon Rondo (13,7 apj), y el ascenso de Carmelo Anthony (26,3 ppj, 7,1 rpj). Cada uno de ellos dejó su marca en la competencia, y aunque sea por solo un mes, tienen su lugar en la carrerra por el máximo premio individual en la NBA.

A largo plazo, Anthony -quien nunca ha terminado entre los primeros cinco en la votación para el galardón- podría ser el que rete las aspiraciones de su compañero de clase de conseguir un cuarto premio, siempre y cuando los Knicks sigan ganando. El experimento de pasar más tiempo jugando de 'cuatro' rinde frutos en el presente, y le brinda a los Knicks más versatilidad cuando Amar'e Stoudemire regrese&pero esos son otros veinte pesos.

Ganador: James. Anthony es el 'sexy pick' de algunos, y Bryant luce mejor que nunca, pero nadie puede disputar ser el mejor jugador en dos posiciones. LeBron sí.

NOVATOS DE ORO

Anthony Davis y Damian Lillard se perfilaban como los líderes de la clase 2012 desde el silbato inicial, y ambos cumplieron con las expectativas.

A pesar de un tobillo lastimado que lo obligó a perderse los últimos seis juegos de noviembre, Davis (16,0 ppj, 8,3 rpj) demostró en una pequeña muestra tener el juego necesario para servir como pieza angular de los Hornets en ambos lados de la cancha; su juego ofenisvo luce más polido de lo esperado.

Lillard, por su parte, ha tenido éxito al frente del ataque de los Trail Blazers, liderando a todos los novatos en puntos (19,1), asistencias (6,1), robos (1,36) y minutos (36,8), aunque necesita cuidar el balón mejor.

Del resto, destacamos la labor del alero Michael Kidd-Gilchrist (11,4 ppj, 6,6 rpj), el segundo pick del draft detrás de su excompañero en la Universidad de Kentucky. Los Bobcats son una de las grandes sorpresas de la temporada y Kidd-Gilchrist es clave con su juego en transición, defensa de perímetro, instintos debajos de los tableros y actitud ganadora.

Ganador: Lillard. Davis es mejor, pero solo jugó en el 43 por ciento de los primeros 14 juegos de su equipo. Tiene que sudar cancha.

SALIENDO DE LA BANCA

Gran parte del éxito de los Clippers se debe a su profundo grupo de sustitutos, encabezado por la cancha trasera de Eric Bledsoe (10,1 ppj) y Jamal Crawford (18,0 ppj).

El veloz Bledsoe podría ser titular en cualquier otro equipo, acumulando cifras comparables con las de Paul por 36 minutos de acción: Bledsoe, 19,2 ppj, 5,0 apj, 5,3 rpj, 2,6 prr; Paul, 16,7 ppj, 9,9 apj, 3,9 rpj, 2,9 prr. El veterano Crawford juega un paso más lento y más eficiente; todos sus porcentajes de tiros (.463 FG%, .408 3P%, .937 FT%), son de los mejores de su carrera, muy por encima de sus promedios en 13 años en la NBA.

Además del super dúo de Los Angeles, Ray Allen (12,8 ppj, .510 FG%, .529 3G%) y su legendaria puntería escriben un nuevo capítulo de éxitos y tripletas en Miami, mientras que J.R. Smith luce renovado en su primera campaña completa bajo las luces de la 'Gran Manzana'. Kevin Martin no tendrá la barba de Harden, pero el banco de OKC no sufre el cambio punto por punto.

Ganador: Crawford. Su ofensiva fue crucial en el arranque de los Clippers, y es su mejor carta a larga distancia.

REPARTIENDO INSTRUCCIONES

Al igual que James con el MVP, Gregg Popovich podría llevarse el galardón del Dirigente del Año todas las temporadas; simplemente el mejor.

Pero a pesar que los Spurs marchan, como siempre, cerca o en el tope de su conferencial, Popovich sería el primero en admitir que hay otros coaches que mencionar cuando llegamos a la primera valla de la temporada.

En el Oeste, Lionel Hollins tiene un fino balance de ofensiva (99,3 ppj) y defensa (91,8 ppj) con sus Grizzlies; Scott Brooks (OKC) nunca perdió la calma sin Harden; y Kevin McHale sorprende con sus jóvenes Rockets.

A Rick Adelman le dedicamos su propio parrafo, luego de sobrevivir noviembre con un hospital en el banquillo. El veterano técnico de los Timberwolves es de los más menospreciados en la historia, y una vez más realiza una gran labor.

Mientras, en la Conferencia del Este, Doug Collins siempre se siente con los Sixers, y la labor del coach de primer año Mike Dunlap al frente de los Bobcats es ejemplar, igualando en sus primeros 12 juegos el total de victorias de la campaña pasada.

Y no olvidemos a Mike Woodson en Nueva York. Lo que hace un campamento completo.

Ganador: Adelman. Con Kevin Love de vuelta, y Ricky Rubio cada vez más cerca, esperen mucho del talentoso grupo del veterano coach. Si evitan más lesiones, Adelman podría verse recompensado al final con su primer premio del Dirigente del Año.