Shin-Soo ChooPeter G. Aiken/US PresswireChoo es una máquina de embasarse, ya que tiene porcentaje de embase de por vida de .381.
La estrategia de los Indios de Cleveland a principios del invierno de ir detrás de veteranos costosos como Shane Victorino y Kevin Youkilis, tiene poco sentido dado el estado de la alineación, y el equipo tuvo suerte de que ninguna de esas firmas prosperara.

Pero en el acuerdo que involucró a tres equipos y nueve jugadores completado el martes por la noche, los Indios cambian un año de Shin-Soo Choo por seis años de Trevor Bauer y tres años de Drew Stubbs; ellos han realizado la movida que mejor refleja el talento a mano y el futuro inmediato de su franquicia. En el otro extremo del mismo acuerdo, los Rojos de Cincinnatisumaron un bate potencialmente importante pero entregarán parte de esa ventaja en la defensa, mientras que los Diamondbacks de Arizona terminaron con el lado más corto del triángulo al rendir a un potencial abridor número 2 por solamente un campocorto defensivo y un especialista zurdo.

A los Indios les fue bien

El resultado neto de este acuerdo tiene a Cleveland negociando a Choo, un agente libre después del 2013, al relevista zurdo Tony Sipp, y al primera base de las menores Lars Anderson por Bauer, Stubbs, el relevista Bryan Shaw y el relevista Matt Albers. Es un precio bajo a pagar por dos jugadores ventajosos como Bauer y Stubbs.

El debut de Bauer en las Grandes Ligas en el 2012 fue decepcionante, marcada por una lesión en la ingle que sufrió en su primera salida y por su negativa a modificar su plan de lanzamiento, provocando la ira de sus compañeros jugadores y directivos de los D-backs. Pero cuando está sano todavía tiene material para abanicamientos fallidos y la inteligencia para convertir eso en un éxito sobre la lomita. La recta de Bauer fue 92-95 millas por hora y tocó las 97 en la universidad, pero en las mayores este año fue más de 90-91 y tocó las 94 cuando trató de lanzar con la lesión en la ingle y fue ajustado para trabajar cada cinco días.

Tiene dos variedades de curvas que provocaron muchos abanicamientos de los bateadores en la universidad, pero suelen terminar fuera de la zona, así que los bateadores de grandes ligas los dejan pasar. Ese es el principal ajuste que Bauer tendrá que hacer -- confiando en su material en la zona cuando está detrás en el conteo porque los bateadores de Grandes Ligas no persiguen eso a menudo cuando están por delante en el conteo. No es mecánico, es mental, y es algo Bauer tendrá que cambiar para alcanzar su potencial en las mayores. Bauer es un muchacho inteligente, con una enorme hoja de vida de la universidad, y fue lo suficientemente bueno para competir en las mayores en su primer año completo de béisbol profesional. No hay ninguna razón para suponer que nunca lo va a hacer sólo porque no pudo hacerlo en cuatro salidas en Grandes Ligas a los 21 años.

Nunca me gustó el modo de lanzar de Bauer, que parece modelado de forma similar al de Tim Lincecum pero no es tan suelta y Bauer no cae tan bien al frente como lo hace Lincecum. Incluso Lincecum parece haberse gastado después de arribar a sus 1,000 entradas (impresionantes, claro está). Para los Indios, sin embargo, si Bauer debe desaparecer en su quinta o sexta temporada es mucho menos preocupante que el valor que puedan extraerle ahora que es barato y su necesidad de pitcheo abridor es tan aguda.

Stubbs, por su parte, es un jugador por primera vez elegible para arbitraje que viene de su peor año en tres como regular, un año en el que su bate estuvo por debajo del nivel de reemplazo, y su valor se salvó sólo por su defensa extra y su corrido de bases. Stubbs tiene un swing largo y en realidad tiene poder para más de 20 jonrones a los cuales no puede llegar porque hace swing y falla demasiado a menudo sobre lanzamientos en la zona, una combinación de la extensión de su swing y el pobre reconocimiento de los envíos.

Es un excelente defensor en el centro, sin embargo, lo suficientemente bueno para cargar su bate incluso a través de una temporada tan miserable como la que tuvo en el 2012, pero para la oficina de Cleveland es más como una audición de un año para Stubbs antes de que se ponga muy caro en su segundo y tercer año de arbitraje. Si repite en el 2012, sólo pueden no presentarle ofertas después de la temporada, pero si el equipo puede incluso llevarlo a hacer más contacto con la recta hay una cierta ventaja aquí por el poder puro y duro y el guante. Bauer sólo hace que esto sea un buen negocio para Cleveland, pero si Stubbs recupera un poco de su valor ofensivo perdido va a ser una victoria enorme para el equipo.

Rojos cambian defensa por la ofensiva

Los Rojos actualizaron su ofensiva ya que virtualmente no recibieron nada de su jardín central en el 2012, pero se quedaron sin un verdadero guardabosque central en la lista. Entregaron a Stubbs y al prospecto campocorto Didi Gregorius y obtuvieron a Shin-Soo Choo y el utility de cuadro Jason Donald.

Choo tiene apenas 83 entradas jugadas en el jardín central en las mayores, ninguna desde el 2009, y estuvo muy mal en el jardín derecho en el 2012, de acuerdo al UZR y DRS. De hecho, se encuentra entre los peores jardineros derechos en el juego, y pedirle que juegue en el central es delirante. Probablemente les vaya mejor si prueban manejarlo con Jay Bruce, quien no ha jugado en el central desde 2008, aunque no esperaría que fuera siquiera un jugador promedio allá afuera.

El valor de sumar a Choo está en su habilidad para embasarse. Su OBP de .373 en el 2012 fue el peor que ha registrado en las tres temporadas en las que jugó al menos 100 juegos. Tiene un poder promedio que puede ser de mayor valor en Cincinnati, dado su parque amistoso con los bateadores. También es bastante malo contra lanzadores zurdos, lo suficiente para que últimamente fuera buena idea reemplazarlo en los partidos cerrados por un bateador emergente, si no enmarcarlo en un pelotón directamente. Si Choo puede recuperar su forma del 2009-2010, cuando su defensa era normal y mostró más poder y caminó un poco más a menudo, va a ser una gran actualización para los Rojos, pero es más probable que sea digno de 2-3 victorias adicionales a lo sumo, por lo que los Rojos tendrán que rendir defensiva. También reciben a Donald, quien puede ser reservista en las tres posiciones del cuadro que sea invitado a cubrir, pero no tiene el guante para jugar campocorto todos los días o el bate para figurar en segunda o tercera.

Tumbar a Arizona

Los Diamondbacks, por su parte, quedaron la parte inferior de esta pila, al rendir demasiado pronto a un prospecto de pitcheo que llegó a las Grandes Ligas a los 21 años y fue la tercera selección global del sorteo del 2011. No me importa lo que piensen acerca de la personalidad peculiar de Bauer o que límites podría necesitar reparar en la sede del club, la inteligencia no es igual que mal maquillaje, y no debe ser descartado por querer prepararse de una manera determinada.

A cambio de Bauer (mi número 21 de la clasificación de prospectos en camino a la temporada del 2012), Shaw y Albers, los Diamondbacks obtuvieron el prospecto holandés de campocorto con guante extra/no bateo, Gregorius Didi, un especialista zurdo en Tony Sipp, y un prospecto fallido de 25 años de edad, la primera base Lars Anderson. Eso no es en absoluto suficiente a cambio de un prospecto del potencial de Bauer. Kevin Towers discutió abiertamente sus sentimientos de codicia hacia Gregorius durante la última temporada en la Liga Otoñal de Arizona, y si usted simplemente ve a Gregorius jugar defensa, se puede ver por qué, ya que realiza grandes acciones en la posición, tiene manos suaves y mucho brazo, aunque no lo suficiente para acercarse a los alrededores de Andrelton Simmons aunque no muy por detrás tampoco.

Pero Gregorius, de 23 años de edad, no tiene un historial real de desempeño ofensivo, posee una débil capacidad de reconocimiento de lanzamientos y un swing largo para una composición tan ligera, cargando sus manos demasiado profundamente y lanzando el bate a través de la zona.

En un mundo en el cual Brendan Ryan y Brandon Crawford tienen valor basados casi exclusivamente en la defensa, Gregorius debería terminar como un campocorto de 2 de WAR, pero eso es todo. El techo de Bauer es por lo menos el doble de eso. Es un final desencantador y prematuro para el paso de Bauer por Phoenix, y los aficionados de los Diamondbacks tienen que estarse preguntando cómo el equipo terminó con tan poco a cambio de uno de los prospectos más importantes del juego al comenzar la temporada.