Nocioni
Gentileza Baskonia Estamos mejorando como equipo y ganando en confianza
VITORIA -- Luego de algunos malos momentos, ahora estamos disfrutando de uno muy bueno. El triunfo del jueves sobre Olympiacos en el comienzo del Top 16 de la Euroliga es un envión anímico muy grande. Le ganamos a un equipo competitivo y bien armada que seguramente va a estar en los playoffs. Esta fue la décima victoria consecutiva. Dentro de esa racha es la que verdaderamente nos consolida. Sin desmerecer a las nueves anteriores, que fueron contra buenos equipos, esta es la que nos afianza por la calidad del rival.

Vi que eligieron una jugada mía como la mejor de la jornada. Tomé un rebote defensivo faltando 4 segundos para el cierre del período, me lancé para adelante siempre atento al reloj y si bien podría haber tirado un triple me di cuenta que me alcanzaba el tiempo para llegar bien cerca del aro, entonces eso hice y convertí el doble.

Estamos mejorando muchísimo como equipo en todas las facetas del juego. Es increíble la diferencia en el rendimiento de hace un mes y medio con el actual. Si ves un video de un partido de ese momento y lo comparas con el de anteayer es sorprendente.

En la primera fase de la Euroliga teníamos la presión por clasificar. Ahora nos liberamos y podemos llegar a ser la Cenicienta del torneo.

Se está notando la mano del entrenador y ganamos en confianza. Tabak tiene las ideas claras. Si bien no propuso reglas que no conociéramos, planteó un par de cuestiones fundamentales: defender duro y luchar los rebotes en los dos tableros. Es muy importante para él que carguemos al rebote ofensivo con tres jugadores tanto para conseguir segundas oportunidades como para poder cortarle fluidez y contraataques al rival. Hay partidos en que uno puede meterla más o menos pero la defensa y la lucha por los rebotes es algo que uno siempre tiene la oportunidad de controlar. Como equipo nos vino bien el cambio de entrenador aunque lo que debe quedar claro que los que generan o no las modificaciones somos los jugadores.

Si bien todavía falta un tiempo para la Copa del Rey que se disputará acá en Vitoria, ayer fuimos con San Emeterio a un evento en el que se mostraba el trofeo. Como pueden ver en las fotos, ni Fernando ni yo tocamos la copa. No se debe tocar antes de tiempo. No soy supersticioso pero si nadie lo hace yo tampoco lo haré. Las dos veces que gané la Copa del Rey con el Baskonia sí que me di el gusto de tenerla en mis manos. La gente comienza a ilusionarse con este torneo que se jugará en casa, sobre todo porque el nivel del equipo es diferente al de hace dos meses cuando no generábamos confianza en nuestro público.

Nocioni
@BaskoniaPara navidad, hicimos un "amigo invisible" en el plantel
La Navidad que acaba de pasar la compartí en familia. Como el 24 tuvimos el día libre, fui con mi mujer y mis hijos al casco viejo de la ciudad. Vimos al Olentzero, que es el protagonista de Navidad en el País Vasco, relegando a Papá Noel. Después fuimos recorriendo bares para luego cenar en casa con un amigo argentino que es dentista y su familia. Comimos un lechón que había encargado. Para año nuevo cenaremos también con ellos. Cambiará el menú: costillar al asador.

Antes de despedirme les cuento del festejo navideño del equipo. Se organizó un amigo invisible en el que cada uno le hacía un regalo a un compañero. Carlos Cabezas me obsequió una noche en un hotel romántico -por supuesto que para disfrutarla con mi mujer- y una campana para utilizar en esa ocasión que tiene la siguiente inscripción: "ring for sex". Yo le regalé a Brad Oleson un bolso y otro detalle que prefiero no revelar pero que él sabe muy bien por qué lo elegí.

Les mando un abrazo a todos y les deseo un muy buen final de año y un mejor 2013.