Arena Fonte NovaAPEl Arena Fonte Nova estará listo para el mes de febrero y será sede de la Confederaciones

BUENOS AIRES -- São Salvador da Bahia de Todos os Santos fue la primera capital del Brasil colonial y es en la actualidad la tercera ciudad más poblada del país y la metrópoli con el mayor porcentaje de negros localizada fuera de África. Además, será una de las sedes de la Copa del Mundo 2014 y, aunque su transcendencia futbolística quizás se vea opacada por el poderío de Río de Janeiro y Sao Paulo, es uno de los centros de este deporte en el país.

La actual capital del estado de Bahía fue la primera localidad fundada por los colonizadores portugueses, en 1549. Exactamente 350 años más tarde se formó el club pionero en el fútbol de la ciudad: el Esporte Clube Vitoria, que también fue la tercera institución que se dedicó a este juego en la nación y es uno de los pocos clubes brasileños que nacieron en el siglo XIX.

En aquella época, el cricket era el deporte más practicados por los bahianos, pero las agrupaciones inglesas no permitían jugar a los nativos, que se quedaban sin oportunidades. Entonces, los hermanos Artur e Artêmio Valente fundaron el Vitoria, que jugó su primer partido de fútbol en 1901, frente a un conjunto de tripulantes de barcos británicos, cuya denominación era International Sport Club. Sí, el fútbol llegó a Salvador casi al mismo tiempo que a las grandes urbes Río de Janeiro y Sao Paulo.

Bebeto
APBebeto prepara una reforma profunda

Su clásico rival es el Bahía Esporte Clube, fundado el 1 de enero de 1931. En 1930 la Associação Atlética da Bahia y el Clube Bahiano de Tênis decidieron dejar de prácticar fútbol, entonces quienes estaban interesados en este deporte decidieron formar una nueva institución. El gran objetivo era participar del campeonato estadual y tuvieron éxito: no sólo consiguieron jugarlo esa misma temporada, sino que lograron el título.

El Torneo bahiano tuvo su primera edición en 1905, cuando el campeón fue el Internacional de Cricket, que poco tiempo después desaparecería. El Clube de Natação e Regatas São Salvador -hoy sólo se dedica a actividades acuáticas- ganó los siguientes dos trofeos y Vitoria dio su primera vuelta olímpica en 1908.

El gran clásico de la ciudad es el Ba-Vi. Estos dos equipos son los más importantes de Salvador por la cantidad de torcedores y por su éxito tanto en el certamen estadual como en los nacionales. Bahia obtuvo 44 titulos y Vitoria 26, es decir que entre ambos se quedaron con 70 de las 108 estrellas en disputa.

Sin dudas, el Tricolor ha tenido más éxito que el León de la Barra a lo largo de la historia. El Bahía fue el primer club de la ciudad en coronarse campeón de Brasil, cuando en 1959 le ganó la final al Santos de Pelé, ni más ni menos. Gracias a ese resultado, se convirtió en el primer equipo en representar a Brasil en la Copa Libertadores, en la primera edición de 1960. Casi tres décadas más tarde, en 1988. dio su segunda vuelta olímpica. Su clásico adversario, por su parte, sólo cuenta con un subcampeonato.

El Bahía lleva una considerable ventaja en el duelo Ba-Vi, aunque la diferencia en finales estaduales es exigua: 15-12. Este clásico llegó a convocar a más de 100.000 personsNova, lo que demuestra su importancia en el fútbol brasileño todo. Bahía jugó 42 temporadas en la Serie A, mientras Vitoria lo hizo en 34. En 2005 ambos vivieron la ignominia de enfrentarse en la Serie C, pero fue sólo un año, ya que el Tricolor ascendió enseguida. Hoy, la historia es diferente, mientras Bahía está en la elite, Vitoria juega en la B.

Salvador de Bahía es una de las ciudades con las mejores playas de todo Brasil. Itapuan, Pituba, Artistas, y Porto da Barra son las más concurridas y las que reciben a turistas de todo el mundo año tras año. Pero la capital del estado no es sólo arena y mar, sino que también se caracteriza por ser un importante centro industrial, por su puesto exportador y sus varias universidades.

El estadio Fonte Nova es el más grande de Bahía. Fue construído en 1951 con una capacidad de 66.007 espectadores, aunque muchos dicen que llegó a albergar a cien mil almas durante los clásicos Ba-Vi de la década del sesenta. Pertenece al gobierno de la ciudad y será el escenario de los partidos mundialistas que se disputarán en Salvador. Desde 2007 se encuentra cerrado y para la Copa del Mundo será remodelado completamente y podrá recibir a casi cincuenta mil personas.

Bebeto fue una de las grandes figuras de Brasil en el Mundial 94 y es también el gran embajador del fútbol bahiano. El ex delantero nació en Salvador y se formó en el Vitoria, aunque debutó en primera división en Flamengo. Hoy, José Roberto Gama de Oliveira se dedica a la política y forma parte del Comité organizador del Mundial 2014.

Playas, historia y buen fútbol. Salvador de Bahía tiene todo para ser una de las sedes más importantes de la Copa del Mundo. El planeta entero desea que llegue junio de 2014 para disfrutar de una ciudad imperdible que lo será aún más durante el torneo más importante de todos.

Primera entrega: Río de Janeiro.

Segunda entrega: Sao Paulo.

Tercera entrega: Belo Horizonte.

Cuarta entrega: Porto Alegre.

Quinta entrega: Brasilia.

Sexta entrega: Coritiba.

Séptima entrega: Fortaleza.