Asdrúbal Cabrera Venezuela María Isabel BatistaCabrera tiene permiso de parte de los Indios para jugar en Venezuela hasta el 21 de enero.
Asdrúbal Cabrera cayó tendido al suelo este miércoles, luego de pisar la primera base. Más de 20.000 aficionados parecieron contener el aliento en el repleto estadio Universitario, en pleno juego entre los Eternos Rivales de Venezuela, Caracas y Magallanes.

El campocorto de los Indios de Cleveland se tocó el bíceps femoral derecho con un gesto de dolor, cuando el trainer caraquista, Tomás Vera, llegó a su lado. Dos o tres minutos después, se puso en pie y confirmó, con un gesto, que se mantendría en el juego.

El posible reemplazo de Cabrera, en caso de que una lesión le saque de acción a largo plazo, suspiró de alivio en la cueva de los Leones, junto al resto de sus compañeros.

Era Alex González, ligamayorista desde 1998; un torpedero con experiencia en seis equipos arriba, un Juego de Estrellas en las mayores y consuetudinario candidato al Guante de Oro.

González apenas comenzó a entrenarse con el equipo antes del duelo contra los Navegantes, aunque promete estar listo dentro de muy poco.

"He estado practicando por mi cuenta en Miami", aseguró a ESPNdeportes.com. "He estado tomando rodados, poniéndome en forma. Creo que en tres o cuatro días estaré listo. Quizás no ciento por ciento, porque siempre hay un dolor o algo que te lo impide, pero al menos sí listo para empezar jugar".

González, cuyo agente acaba de rechazar una oferta para continuar de los Cerveceros de Milwaukee, tuvo una frase corta para explicar la negativa: "No soy segundo de nadie".

El infielder, nacido en Cagua hace 35 años, no lo dice por soberbia. Valen, para aclararlo, sus siguientes palabras: "Sé que llegará el momento en que tendré que aceptar ser suplente, ser un utility, pero creo que todavía puedo jugar todos los días en el shortstop en las mayores".

OPTIMISTA

La prensa estadounidense ha publicado que los Cardenales de San Luis también se acercaron al representante del aragüeño, aunque sin resultados.

"No ha habido ofertas", aseguró el jugador. "Dos equipos hicieron contacto, pero ofertas, así, concretas, no las ha habido todavía".

No le preocupa, añadió, que a un mes del comienzo del spring training se mantenga como agente libre.

"Todavía es temprano", explicó. "Esta semana o la próxima debe anunciarse con qué equipo voy a firmar".

González es el campocorto venezolano con más jonrones en las grandes ligas, con 156. Tiene dos temporadas de 23 cuadrangulares y sacudió 15 en 2011, con los Bravos de Atlanta , pero en 2012 únicamente vio acción en 24 juegos, debido a una lesión que le envió al quirófano.

"Fue una lesión fuerte", recordó sobre el desgarre de ligamentos en la rodilla, que interrumpió su campaña con los lupulosos. "Afortunadamente, no fue tan fuerte como la primera vez que me operaron allí. Hasta se dijo que iba a jugar en la parte final (del pasado campeonato, con Milwaukee). Ya estoy completamente sano".

Aquella primera cirugía le costó perder una zafra completa, la de 2008. En esta ocasión, confía en que saltará al diamante apenas ocho meses después de someterse al bisturí.

González tomó roletazos en las paradas cortas del Universitario, junto a Cabrera y Hernán Pérez, otro bigleaguer de los melenudos.

También estuvo el veterano Gregorio Petit, antiguo dueño de la posición. Hasta hace pocos días también andaba por allí el lastimado Marwin González, que salió hacia Houston, para hacerse chequear los tobillos.

Cabrera tiene permiso de la tribu para jugar al menos hasta el 21 de enero. Su recién llegado colega espera entrar este lunes al roster semanal. ¿Cómo resolver la situación, quién va a defender el short?

González no mordió el señuelo de los periodistas.

"Vamos a tener que jugar como 10", rió González.

Ya verá qué hace el manager Frank Kremblas.