Ed ReedAPEd Reed tuvo palabras fuertes en medio de la controversia creada por Obama y el caso de Seau.

NEW ORLEANS -- "Junior [Seau] lo dio todo al fútbol americano. Estoy seguro de que mira desde arriba sin remordimientos''.

Duras palabras pronunció Ed Reed, profundo de los Baltimore Ravens, en el Día de Medios previo al Super Bowl XLVII.

Sin lugar a dudas, la declaración de Reed creará controversia sobre un tema delicado que ha recibido bastante atención en las horas recientes. Apenas hace dos días, el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, dijo que si tuviera un hijo, pensaría mucho antes de permitirle jugar al fútbol americano.

Reed fue uno de los pocos jugadores que abiertamente respaldaron la postura de Obama, declarando ayer, "yo juego para que mi hijo no tenga que jugar".

Ahora, frente al mayor aglutinamiento de prensa previo a disputarse el Trofeo Lombardi, Reed siguió elaborando sobre el tema.

"Algunas veces, despierto y me pregunto, '¿Dónde quedó mi memoria?' Pero yo me apunté para esto", expresó Reed, siguiendo con "Sí, él, [Seau] se apuntó para esto", refiriéndose al ex apoyador de los San Diego Chargers, quien recientemente se quitara la vida.

De acuerdo a una investigación médica reciente, Seau sufría de daño cerebral, lo que pudo haberlo orillado al suicidio. La familia de Seau demandó a la NFL por homicido culposo respecto al padecimiento cerebral que sufría el apoyador.

Reed, quien en las últimas campañas había estado coqueteando con el retiro, también declaró que no diría adiós a la NFL después del Super Bowl, aunque no es seguro que en el futuro, el próximo agente libre siga defendiendo los colores de los Ravens.