Manny Tejada RDVíctor PérezManny, Tejada y las Aguilas encabezaron el ranking invernal a pesar de ser barridos en RD.
HERMOSILLO -- El índice PRBI ubica a los 30 equipos del circuito invernal por orden de su actuación general de la temporada regular, la postemporada y su dominio colectivo. Las diferencias de calendarios, números de equipos y niveles de dificultad de cada liga juegan el papel nivelador al final de la temporada. El PRBI es la única herramienta que nos permite evaluar objetivamente la temporada global de cada club y compararla con sus similares.

El ránking nos da una idea de cómo llegan a Hermosillo 2013, sin embargo sabemos como en la actualidad existe la tendencia de transformar a los equipos campeones a través de los refuerzos, una condición que ayuda de alguna forma a aumentar el nivel del torneo, pero que desvirtúa el concepto del mismo.

A continuación les presento el Power Ránking del Béisbol Invernal (PRBI) como previo a la Serie del Caribe 2013 tras conocer los cuatro campeones de las ligas adscritas a la Confederación del Caribe:

Glosario: PO (Producción Ofensiva  Rankeo local en carreras producidas)
CP (Carreras permitidas  Rankeo local en carreras permitidas)
Pitcheo (Rankeo local de efectividad colectiva)
Bateo (Rankeo local de promedio colectivo)
PVRR (Puntos por victorias en Round Robin  Un punto por triunfo)
PVF (Puntos por victorias en las Finales  Dos puntos por triunfo)
%Vict. (Porcentaje de victorias de la Temporada Regular)
Índice PRBI (Sumatoria total)

Análisis

Puerto Rico:
La temporada de los Criollos de Caguas fue de ensueño, pues no sólo lograron ganarle la "revancha" a los Indios de Mayagüez en la final sino que se ubicaron como segundos en el ránking de la temporada. Desde el inicio de la temporada regular la superioridad de la "Yegüita" se impuso, e incluso figuró entre los primeros del PRBI de diciembre apenas en el arranque.

Todo un debut de lujo para Alex Cora como Gerente General y su mánager Pedro López.

Caguas fue el equipo de mayor producción ofensiva y con el mejor pitcheo de la temporada regular, lo cual cuadró perfectamente para conseguir un porcentaje de victorias de .600. Su dominio en la eliminatoria, sumado a sus victorias en semifinal y su título, colocan a los Criollos como el equipo número uno en el ránking de cara a la Serie del Caribe. El pitcheo fue clave para su éxito con Fernando Hernández, Kelvin Villa y el prospecto de los Mets, Mark Cohoon, quienes se engranaron con los conocidos bates de Rey Navarro, Jorge Padilla, Carlos Rivera, Johnny Monell y Andy González, quien resultó el más valioso de la temporada.

Caguas y Mayagüez terminaron en un nivel más alto en el PRBI esta temporada por la incorporación de Santurce y Manatí, que llevaron nuevamente a la Liga (ahora Roberto Clemente) a seis equipos, factor que aumenta la competitividad. La sorpresa del año fue la actuación de los Cangrejeros, que lograron la clasificación y además fueron el segundo en carreras permitidas gracias a un sólido relevo que encabezó el veterano cerrador dominicano Ricardo Gómez, quien se alzó con el premio al "Lanzador del Año. De la misma forma su dirigente, el debutante Carlos Baerga, quien también fungió como Gerente General, se llevó los honores como mánager del año.

Dominicana:
El único error que cometieron las Águilas Cibaeñas esta temporada fue perder la final con una dolorosa barrida que opacó un magnífico trabajo. Los dirigidos por Félix Fermín fueron el equipo con el mayor dominio de todo el circuito invernal encabezando todas las categorías colectivas que se consideran para el PRBI, además tuvieron el mayor porcentaje de victorias de la liga con .640; es decir, sólo perdieron 18 juegos del calendario, y luego en postemporada cayeron en apenas 6 de 17 choques.

Encabezados por "El pelotero de la Patria" Miguel Tejada y el regreso de Manny Ramírez, que terminó el Round Robin con 10 remolcadas y 4 jonrones en 17 juegos, los mameyes lucían infalibles de cara a la final, pero los Leones del Escogido que enfrentaron muchos problemas ofensivos en la ronda elmininatoria y apenas lograron la clasificación, armaron un equipo de ensueño para la Serie Final que le cortó el vuelo a sus rivales.

La actuación de ambos fue inversamente proporcional. Sin embargo, el PRBI reconoce la actuación global de la temporada y a pesar de no haber ganado el título, la campaña de los caballeros de Santiago fue de antología y por eso se ubican en el lugar de honor.

Escogido armó un equipazo para la final, que no es el mismo que va a la serie del Caribe. Aunque llenos de talento de liga mayor, la duda es si habrá chispa y química en la tropa de Moisés Alou para repetir el cetro caribeño. Esta será una prueba de fuego para su joven mánager Audo Vicente.

México Todo indicaba que este era un año guinda tras dejar entre las dos vueltas un porcentaje de victorias de .652 estableciendo récord de ganados para la franquicia en una temporada. La descollante actuación de los norteamericanos Marlon Byrd y Cory Aldridge fue suficiente para el flujo de carreras necesarias.

Pero la clave fue el pitcheo con Amaury Sanit quien lideró la liga con 8 ganados, junto Alejandro Armenta y un renovado Francisco Campos, con seis lauros cada uno, lograron la mitad de las victorias del club en la temporada regular y colocaron a los Tomateros como los grandes favoritos. Se crecieron al barrer a los Naranjeros en la primera serie de playoff, pero tras un prolongado descanso se consiguieron con los Yaquis de Obregón, un equipo que aunque tuvo altibajos en la ronda eliminatoria cambiando tres veces de dirigente, recibieron a su papá Eddy Díaz, que llegó a poner orden en un club bastante balanceado.

Díaz guió a su tribu hacia los playoffs y aunque perdió la serie de repesca ante Guasave, logró el pase a la final a cuestas de Culiacán. En la Serie Final consiguieron ante Mexicali lo que ningún otro equipo en la historia de la Mex-Pac había alcanzado: tres títulos consecutivos.

Los Yaquis lucen muy sólidos para llevarse la Serie del Caribe. En el papel son los favoritos por su condición de local, la experiencia de Díaz y sus jugadores que ya se coronaron en Mayagüez 2011. La alineación mantiene sus piezas importantes como Alfredo Amezaga, líder de bateo, y el peligroso Bárbaro Cañizares.

Obregón no es un equipo que juega espectacular, pero juega para ganar, y ese factor será de mucho peso en el torneo de campeones que se avecina donde además jugarán de local.

Venezuela: La temporada regular venezolana fue histórica para las Águilas del Zulia, no sólo por su efectiva producción de carreras y gran pitcheo que resultó en premios individuales para Ernesto Mejía como Más Valioso y Productor del Año, y Dwyane Pollock como lanzador del año. Pero en la postemporada las bajas de algunas de sus piezas fueron letales para sus aspiraciones, lo que fue aprovechado por el club más subestimado del año: Cardenales de Lara.

Sin mucho ruido los pájaros rojos lideraron la temporada en pitcheo y empataron con Zulia en bateo colectivo. Cargados por su núcleo de caballos, Luis Jiménez, Hernán Iribarren, Luis Valbuena, César Iztúris, el eterno Róbert Pérez y el brasileño Paulo Orlando, los dirigidos por el cubano Pedro Grifol, hundieron el favoritismo de los Leones del Caracas y se midieron a Magallanes en la final, y por el solo hecho de llegar hasta el decisivo juego siete sumaron puntos suficientes para empatar en la primera posición del ránking, lo que demuestra que fue el equipo mas constante y balanceado de la temporada invernal venezolana.

La clave de Lara: El relevo. Mientras todos los equipos de liga invernal tuvieron problemas después de la quinta entrada, Lara ha pudo sobrevivir a las credenciales ofensivas de sus rivales. En la recta final de la temporada destacó el lanzador derecho Johnny Montoya, un venezolano que jugó en categorías universitarias en Estados Unidos y pelota independiente tras no haber conseguido contrato con organizaciones de liga mayor. Montoya ganó seis partidos en calidad de relevo, cinco de ellos en diciembre y dejó PCL de 2.78 en 32 entradas.

Por otro lado Magallanes llegó a una final que lució pareja, pese a que contaban con un desfile de figuras como Pablo Sandoval, Elvis Andrus, Eliezer Alfonzo, Endy Chávez, Juan Rivera y Carlos Zambrano, entre otros. Los dirigidos por Luis Sojo tuvieron que botar sangre, sudor y lágrimas para hacerse del título, incluyendo hacer maravillas administrativas para mantener a su mayor figura, el "Kung-Fu Panda", quien se robó el show al terminar Más Valioso de la Serie Final con el título de Magallanes en el juego definitivo tras venir de ser el Más Valioso en la Serie Mundial, hecho inédito para un pelotero latinoamericano.

Pero Magallanes llega a la Serie del Caribe con un equipo al cual le faltan piezas. Al igual que los Leones del Escogido dependen del momento que puedan construir en pocos días. En su caso, el factor cansancio puede jugar en contra de ellos, pero esa energía que traen de clasificar al torneo de campeones con el último boleto puede ser un factor de motivación. El buen engrane de este club llegó en diciembre y continuó en la postemporada, el momento cuando Sojo tomó las riendas del equipo, una victoria que lo reivindica como dirigente ante sus detractores.