Roma

FECHA
21/02
2013
por Mariano Hamilton
Fotobaires.comRoma fue figura de Boca en la década del 60

BUENOS AIRES -- Allá por finales de la década del 60, y sin ser simpatizante de Boca, tuve la chance de ver a Antonio Roma, al primer arquero que me impresionó por su porte físico, por su estado atlético y por su plasticidad.

Amadeo Carrizo estaba en el final de su carrera, Hugo Gatti recién hacía sus primeras armas, Carlos Buticce volaba de palo a palo pero no era tan imponente y así podría seguir, de memoria, nombrando a aquellos arqueros que comenzaron a iluminar mis ojos cuando era apenas un niño.

El Tano fue un arquero bisagra entre los antiguos (aquellos que embolsaban la pelota) y los modernos, que se animaban a revolcarse y que hasta cometían la osadía de despegarse de la línea de gol para ir a cortar un centro.

Era veloz de piernas y sacaba con un gancho característico hacia ambas bandas, buscando que Boca consiguiera armar réplicas desde su propio arco.

El penal que le detuvo a Delem en el 62 lo vi años después en uno que otro video, ya que cuando ocurrió apenas tenía un año de vida. Otra novedad para la época: adelantarse -en este caso groseramente- en un penal para achicar el ángulo de disparo. Porque convengamos que Roma ya manejaba aquel concepto inaugurado por Amadeo Carrizo: el de la bisectriz del arco, es decir salir de los tres palos, acercarse al delantero y de esa manera reducir los espacios para la definición.

Antonio Roma murió a los 80 años, el 20 de febrero de 2013, por una infección intrahospitalaria. Se fue un tipo que, que más allá de haberle pedido el rastro en 1972, cuando se retiró ya con 39 años, siempre habitó en las tertulias futboleras.

Con Roma se fue una parte de la infancia.