GUADALAJARA -- Ok, pregunta molesta.

-Si te digo "7 horas", ¿qué es lo primero en lo que piensas?
-Si dijeras 8 horas, sería la diferencia horaria entre Europa y aquí. Siete horas... mmmm... (piensa). Debes referirte al match de Copa Davis que jugamos en febrero. Un partido loco, que lamentablemente perdimos.

Dice Marco Chiudinelli, y por adentro se lamenta de que una vez más le estén recordando el maldito partido de dobles que él su compatriota Stanislas Wawrinka perdieron en febrero pasado ante los checos Tomas Berdych y Lucas Rosol por 6-4, 5-7, 6-4, 6-7 y 22-24. Sí, el doble de las 7 horas y un minuto, que terminó volcando aquella serie de 1ra ronda de la Copa Davis 2013 a favor de República Checa, en Ginebra, frente a Suiza.

Dos meses después, Chiudinelli (143 del ATP Tour) está en México, disputando el Jalisco Open, un Challenger de 100 mil dólares que se juega en Guadalajara. Este martes ganó en su debut ante el local Miguel Gallardo, por 6-3 y 7-5. Sin embargo, por más que sume victorias, Marco no puede librarse del recuerdo de aquel partido. Y de esa serie perdida. Que quizás con la presencia de su gran amigo y contemporáneo Roger Federer, habría tenido un desenlace diferente.

A sus 31 años, Chiudinelli es honesto y claro para hablar. Aunque desnude el dolor que esa derrota le ha causado. O aunque tenga que criticar a alguien muy cercano, el tenista al que muchos consideran como el mejor de todos los tiempos.

-¿Qué recuerdo tienes de aquel doble histórico?
-Obviamente fue un gran partido. Pero especialmente estos días me duele recordarlo. Estuvimos pensando por semanas sobre lo que ocurrió, porque era una gran oportunidad de victoria para nosotros. Llegar a los cuartos de final habría sido un gran logro sin Federer en el equipo. Fue un gran dolor perder ese match. Un dolor que me ha perseguido por algunas semanas. Hablé muchas veces con Stan Wawrinka al respecto. Cuesta sobreponerse. Y ahora ha regresado a mi mente porque fue semana de Copa Davis. Jugó la República Checa. Podríamos haber sido nosotros.

-¿Cuán importante es la Copa Davis en Suiza?
-Es algo muy importante para los aficionados. Tenemos un grupo de verdaderos fanáticos, que viajan y nos siguen a cualquier lado donde juguemos. Hace un par de años en Kazajistan, tuvieron que hacer un largo viaje para llegar a Astana. Los conozco, nos reunimos con ellos. Y también nos sentimos mal por ellos, porque no les podemos dar más éxitos. Sería algo enorme en Suiza si pudiéramos avanzar un poco más en la Davis, por ejemplo hasta semifinales. Recuerdo cuando era niño, a principios de los '90, y Suiza llegó a la final (perdió 3-1 con Estados Unidos, en 1992). Fue algo importantísimo. Pero en los últimos ocho años hemos perdido casi siempre en primera ronda, y eso impide que la pasión pueda crecer. Quizás el próximo año. Ahora tenemos que mantener la categoría en septiembre.

-¿Estás de acuerdo con la decisión de Federer de no jugar en 1ra ronda?
-Siempre hemos dicho que es una decisión de él. Obviamente todos en el equipo, incluyéndome a mí, estamos decepcionados de que él no nos ayude más seguido en estas primeras rondas. Él jugó el año pasado. Y no significa que si juega, vamos a ganar siempre. Perdimos series con él en el equipo. Perdimos la categoría contra República Checa en 2007, con Roger (Federer ganó sus dos puntos de single, pero perdió el doble). Perdimos el año pasado contra Estados Unidos, en casa, con Roger. No es una garantía de triunfo que él esté. Pero obviamente tenemos más chances si está con nosotros. Siempre lamento que él no esté más seguido. Y todos en el equipo lo lamentan. Pero no hay nada que podamos hacer.

-¿Tienen la chance de hablar con Roger sobre el tema?
-Somos amigos muy cercanos fuera de los courts. Hablamos al respecto algunas veces. Pero tratamos de no hablar de tenis todo el tiempo cuando estamos juntos. Él toma sus decisiones (de jugar o no la Copa Davis) con mucha anticipación, entonces nunca ha habido discusiones antes de alguna serie. "Hey, ven por favor, ayúdanos...". Siempre fue honesto sobre sus decisiones. Nos lo hace saber con algunos meses de anticipación. Y nosotros sabemos si jugaremos con o sin él. Nunca ha habido mucho espacio para discutirlo.

-¿Dirías que para Federer no es importante ganar la Copa Davis?
-No lo sé. Es algo que tienes que preguntarle a él. No tengo idea. Lo que sí puedo decir es que cada vez que él estuvo con nosotros, fueron siempre grandes semanas y él estuvo comprometido al 100%. A él le gusta en general competir, pero al final él es la única persona que puede responderte a la pregunta de por qué no ha jugado más seguido (la Copa Davis) en los últimos años.