Mark Teixeira le dijo al dueño de los Medias Rojas John Henry el otro día que tenía ofertas más altas que la de los Medias Rojas, pero sin duda, como va el mercado y lo que Boston ha visto, los ejecutivos del equipo tienen serias dudas de que eso sea así.

Teixeira va a terminar con un gran contrato, un acuerdo que podría encargarse de su familia por varias generaciones, un acuerdo que se ha ganado a través de su diligente preparación y sus grandes actuaciones en su carrera. Pero claramente, está siendo acorralado -- y las circunstancias harán que probablemente tenga que tomar una decisión muy pronto, porque su bagaje lo ha llevado tan lejos como podía llegar, y ahora se corre el riesgo de comenzar a ser devaluado.

Buster Olney en ESPN.com
Lee el blog de Buster Olney en inglés en ESPN.com
Los Angelinos se salieron de la batalla, según escribe Mike DiGiovanna, y aparentan ser serios acerca de seguir hacia adelante. Gente dentro de la organización sospechan que la preferencia de Teixeira, al final, será jugar para un equipo de la Costa Este, por lo cual ellos hablaron internamente, hace unas semanas atrás, de ponerle una fecha límite a su oferta a Teixeira. Ellos querían hacerle una oferta justa y que recibieran una respuesta a tiempo, así ellos podrían comenzar con sus gestiones para reestructurar su equipo para el 2009.

Ellos están viendo el hecho de que no han recibido una respuesta a su oferta como una respuesta, y a menos que Teixeira los llame y les ruegue que le den el contrato que le ofrecieron, él seguirá hacia adelante, hacia uno de los otros equipos interesados.

Así que veamos lo que Teixeira tiene en sus manos, de acuerdo con las fuentes:

Los Yankees le hicieron una oferta inicial que se creía que era marcadamente menor a lo que los otros equipos han ofrecido, y desde ese entonces, ellos retiraron dicha oferta. Ellos quieren recortar su nómina para el 2009, y ellos no podrían firmar a Teixeira y cumplir con esa meta a menos que salgan del contrato de Hideki Matsui y otros, en un mercado repleto de jardineros de esquina. Su enfoque sigue siendo el pitcheo abridor, y en algún punto, ellos podrían firmar un agente libre que no cueste mucho.

Los Orioles hicieron una oferta de siete años y $140 millones -- no $150 millones, como se reportó, pero $140 millones -- y no han mejorado dicha oferta. A menos que Teixeira se ponga a si mismo en bandeja de plata para los Orioles y les de un gran descuento en sus pretensiones, es poco probable que firme con ellos.

Alegadamente los Nacionales le hicieron una oferta de ocho años y $160 millones, y no está claro si han mejorado dicha oferta durante el proceso, y tampoco está claro si Teixeira está absolutamente abierto a la idea de jugar para un equipo que se espera que siga teniendo problemas al menos por un par de temporadas más. En privado, varias personas dentro de la organización le han dicho a otros que se encuentran bastante pesimistas sobre sus oportunidades, y un alto ejecutivo ha indicado a personas de confianza que la oferta inicial no se ha modificado.

¿Cortina de humo? Ya veremos.

Y eso nos lleva de vuelta a los Medias Rojas, quienes fuentes indican que estaban preparados para pagarle a Teixeira entre $170-$175 millones, y que ahora podrían llegar hasta los $180 millones. Pero parecen haber descartado la idea de darle $200 millones al primera base.

He aquí un número que deben tener presente: $189 millones. Ese es el valor del contrato firmado por Derek Jeter luego de la temporada 2000. Scott Boras, el agente de Teixeira, está muy consciente de las marcas, y un contrato de $190 millones sobrepasaría el valor total del contrato de Jeter.

¿Realmente Teixeira tiene muchas más ofertas aparte de la de los Medias Rojas? Claramente, Boston piensa que no. Pero sólo Boras sabe la respuesta de seguro.

Parece ser que el juego se está acabando, las últimas cartas han sido entregadas, y ahora Teixeira está en posición de tomar su decisión.

Lo que se lee en la mesa es que él firmará con los Medias Rojas.

Mark Whicker se pregunta cuantos fanáticos de los Angelinos están contentos ahora con el cambio de Teixeira, cuando es aparente que no va a firmar de vuelta con el equipo.

Los Medias Rojas están callados sobre su situación, escribe Adam Kilgore.