Derek Jeter and David Ortiz
Getty ImagesLa leyenda de los Yankees Derek Jeter tuvo problemas en su temporada final, y los Medias Rojas deben prepararse en caso de que le ocurra lo mismo a David Ortiz.
David Ortiz ocupará gran parte del escenario central en Boston este año, con ovaciones de pie para él comenzando desde el Día Inaugural de los Medias Rojas en el Fenway Park el 11 de abril, y continuando hasta su turno final al bate en el viejo estadio, sea cuando sea. Veremos regalos, palabras y memorias, nuevas y viejas.

En el camino, probablemente Ortiz sobrepase a Eddie Murray en la lista de jonroneros de todos los tiempos, y Gary Sheffield, y Mel Ott, Eddie Matthews y Ernie Banks, y quizás otros. Hay un escalón en esa escalera al que hay que prestarle particular atención: Ortiz tiene en la actualidad 503 jonrones, y Ted Williams tiene 521.

Ortiz terminó con fuerza el año pasado, conectando 24 jonrones entre sus 49 extrabases conseguidos en los últimos 74 partidos de la temporada regular; en los juegos desde el 2 de julio hasta el final de la temporada, él bateó .318, con un porcentaje de embasamiento de .406 y slugging de .690 - una de las mejores mitades de temporada de su carrera.

Si Ortiz sigue con ese impulso en el 2016 y continúa con ese nivel de producción, no solo tendría oportunidad de competir por el JMV de la LA, sino que habrán comentarios y discusiones sobre si debería continuar por una temporada más. Pero los Medias Rojas no pueden perder de perspectiva el hecho de que en los primeros tres meses de la temporada pasada. Ortiz tuvo problemas. En la mañana del 2 de julio, tenía promedio de .228, con porcentaje de embasamiento de .313 y apenas 13 jonrones. En otras palabras, parecía como un jugador viejo en declive.

Mientras los Medias Rojas esperan y anticipan una gran temporada de parte de Ortiz, ellos deben tratar de evitar los errores que cometieron los Yankees con Derek Jeter antes y durante la temporada final de Jeter en el 2014. Los Medias Rojas deben prepararse por lo menos para la posibilidad de que una gran estrella tenga problemas mientras se prepara para el adiós final de su carrera.

La última semana de la carrera de Jeter se llevó a cabo como si fuese diseñada por los dioses del béisbol: Conectó un hit para dejar tendido al rival en su último turno en el Yankee Stadium, y su hit 3,465 en su última aparición en el plato, coincidentemente en el Fenway Park, antes de salir de juego ante una larga y merecida ovación. Su última ovación de pie no pudo ser mejor, en esa última semana, y de aquí a 50 años, eso es lo que siempre será recordado. Jeter tuvo un mejor final que el que tuvo Willie Mays en la Serie Mundial de 1973, cuando, luego de una emocionante primera presentación, el que muchos consideran el mejor jugador de la historia tuvo problemas para mantenerse sobre sus pies mientras corría las bases y perseguía elevados. (En el Juego 2, Mays entró como corredor emergente en la novena entrada, como se puede ver en este video del juego, comenzando a los 1:59:30, y lo que le sigue es simplemente triste.)

Pero dentro del contexto de los esfuerzos de los Yankees para llegar a los playoffs, la actuación de Jeter en su última temporada fue un problema; fue algo negativo. Bajo cualquier medida analítica, él fue uno de los peores jugadores en la liga, tanto en ofensiva como defensiva, y Jeter y los Yankees nunca se ajustaron a esta realidad en su camino a ser eliminados de los playoffs en los días finales de la temporada. Se mantuvo fijo en la alineación, en el puesto No. 2, algo que su actuación no ameritaba, y jugó muchos más partidos que los que debió jugar, en una temporada en la que cumplió 40 años. Día tras día, los Yankees tuvieron mejores torpederos en otras partes de su roster, en algunas ocasiones jugando en otras posiciones.

Jeter será correctamente recordado como un jugador que ganó más que cualquier otro en su carrera, pero no hay manera de esconder el hecho de que jugó un gran rol en el fracaso de los Yankees en su última temporada, como lo dijeron otros y hasta yo mismo varias veces. De los 146 jugadores que calificaron para el cetro de bateo, él se ubicó en el puesto 137 en WAR, justo en medio de jugadores como Dayán Viciedo.

Si los Yankees hubiesen puesto la mesa para esta posibilidad en el inicio de los entrenamientos primaverales, ellos habrían estado en una mejor posición para hacer ajustes, porque ellos se habrían arriesgado a verse por todas las partes - incluyendo a Jeter - como reactivos.

Jeter venía de una temporada 2013 en la que una devastadora fractura en el tobillo le había limitado a apenas 73 apariciones en el plato, y los Yankees no tenían idea de cómo podría lucir en el 2014. Habría sido completamente razonable de su parte el acercarse a él en la temporada baja y reiterarle que si lucía de forma efectiva, él seguiría siendo el torpedero regular y que seguiría bateando en la parte superior de la alineación - pero que si no lo hacía, lo descansarían más, o dejarían que Jacoby Ellsbury y Brett Gardner batearan en el tope de la alineación. Los Yankees pudieron haberle sugerido a Jeter que en esa última temporada, al igual que ocurrió con Hank Aaron, Mays, Ernie Banks, Babe Ruth, Honus Wagner, Cal Ripken y practicamente cada gran jugador que se retiró antes de él, habrían concesiones en posiciones en la alineación y en tiempo de juego que habría que tomar que cuenta.

Pero los Yankees no lo hicieron, y eso se convirtió en un problema. Los Medias Rojas no deben cometer el mismo error con Ortiz, especialmente luego de la remodelación de la organización, que data desde la contratación de Dave Dombrowski como presidente de operaciones deportivas.

Luego de su segunda temporada consecutiva en el sótano de su división, ellos gastaron una suma record para firmar a David Price y cambiaron prospectos valiosos para adquirir a Craig Kimbrel y Carson Smith, y arreglar el bullpen. Boston está en un modo de ganar ahora, con mucho en riesgo para la franquicia, y es posible que Ortiz siga presente en el medio de su alineación, como lo estuvo en la segunda mitad de la pasada temporada.

Sin embargo, los Medias Rojas no deben asumir eso desde ahora. Ellos deberían, por lo menos, comenzar a hablar y establecer algunas reglas del juego con Ortiz, quien ya ha hecho su propia concesión a la edad al decidir retirarse. El dueño John Henry, el manager John Farrell y Dombrowski podrían llevarlo a cenar y presentarle un mensaje como este:

Mira Papi, tú ya tienes en tus manos un gran pedazo de la historia de Boston, y siempre serás recordado como uno de los más grandes de todos los tiempos en esta franquicia. No podemos esperar para rendirte homenaje, y algún día tu número será retirado y habrá una estatua tuya. Queremos que termines tu increíble carrera de forma fuerte. Vamos a ver cómo nos va, pero si hay días en los que sea mejor para ti el tener un día extra de descanso, lo vamos a aprovechar. Si hay días en los que sea mejor para tí sentarte ante un zurdo - un Chris Sale, o un Dallas Keuchel, un Carlos Rodón -- hagámoslo. Hanley Ramírez puede ser el designado, y moveremos a algunos chicos en algunas posiciones. Queremos el mejor final posible para tí.

Si la actuación de Ortiz en el 2016 tiene un marcado declive - mantiendo la tendencia histórica de prácticamente todos los jugadores de 40 años, desde Honus Wagner a Jeter - entonces la reunión hecha en la temporada baja pondrá al personal en una mejor posición para hacer frente a los ajustes necesarios durante la temporada.

Lo que los Medias Rojas no quieren - lo que realmente no pueden dejar que pase - es una situación parecida a la que le ocurrió a los Yankees y Jeter, en la que Ortiz tenga problemas al bate en agosto y septiembre y el equipo siga utilizándolo como un jugador de alto nivel, ante la preocupación de no avergonzarlo.

Ortiz se merece más que eso. Xander Bogaerts, Mookie Betts y Dustin Pedroia se merecen más que eso. Farrell se merece más que eso. Todo el mundo que trabaja en la organización se merece más que eso.

Ortiz siempre va a ser un ícono de Boston, y con el fin de que él y Boston terminen de la manera que todos quieren, ellos tienen que darse a si mismos la oportunidad de ganar tantos partidos como sea posible, hasta octubre.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marlon Byrd, Jeff Francoeur
AP Photo, Getty ImagesLos veteranos Marlon Byrd y Jeff Francoeur siguen siendo opciones viables para un equipo de Grandes Ligas que busque competir, pero ambos siguen desempleados.
Los detalles finales del acuerdo de Howie Kendrick con los Dodgers de Los Angeles enviaron olas de preocupación a las mentes de los agentes libres veteranos que todavía no han firmado, al igual que a sus agentes.

Kendrick ha estado entre las fuentes más confiables de producción durante su carrera, su promedio de bateo nunca se ha salido del rango entre .279 y .322 en cualquiera de las 10 temporadas que ha participado, y consistentemente ha estado entre los .285 y los .297 en las pasadas cinco campañas. Defensivamente, siempre ha sido un intermedista decente, pero no espectacular; cuando los Dodgers lo añadieron a él por encima de Dee Gordon antes de la temporada 2015, parte de su pensamiento en ese momento era que él mejoraría la defensiva, por lo menos ligeramente.

Y aun así el nuevo contrato de Kendrick le da menos dinero en el 2016 que a Chase Utley, quien viene de un año en el que bateó .212 en 107 juegos pero firmó más temprano en la temporada baja. Kendrick se ganará $5 millones en el 2016, $5 millones en el 2017, con otros $10 millones diferidos sin intereses.

Dentro de un contexto social más amplio, por supuesto que es mucho dinero, y con la ventaja de la retrospective 20-20, se puede decir de manera inequívoca que la decisión de Kendrick de rechazar la oferta calificada de $15.8 millones en noviembre pasado fue un error.

Pero la estrategia de negociación de Kendrick con los Dodgers fue una jugada desesperada para conseguir empleo, en un momento en el que todavía hay docenas de agentes libres sin firmar. "Y no solo jugadores fronterizos", dijo un ejecutivo el otro día. "Jugadores del medio, buenos jugadores con experiencia".

Qué tal Jeff Francoeur, quien jugó un rol positivo para los Filis la pasada temporada; bateó .258 con 13 jonrones, y para todos los efectos, fue un compañero importante en un equipo que tuvo que pasar un cambio de manager en camino a terminar con el peor record en las mayores. Francoeur todavía no tiene empleo.

O Shane Victorino, quien jugó un rol importante en el equipo campeón de Boston en el 2013 y que bateó .325 ante los zurdos en el 2014. Victorino ha estado entrenando en Las Vegas, trabajando de nuevo con su bateo ambidiestro, y le ha dicho a su agente John Boggs que nunca ha estado en mejor condición física - algo que cualquier equipo con un escucha disponible (el cual todos los equipos lo tienen) pueden verificar por si mismos. Victorino sigue desempleado.

Al igual que Marlon Byrd, quien conectó 23 jonrones la pasada temporada. Pedro Álvarez, quien lideró la Liga Nacional en jonrones en el 2013 y conectó 27 la pasada campaños, no tiene trabajo. Al igual que Ian Desmond, el jardineroDexter Fowler y el lanzador Yovani Gallardo, quienes recibieron y rechazaron ofertas calificadas en el otoño pasado.

También están sin firmar: Will Venable, Austin Jackson, Drew Stubbs y otros jardineros. David Freese, Justin Morneau, Ryan Raburn y Casey McGehee, al igual que otros jugadores con mucho tiempo en el cuadro interior. Los lanzadores Alfredo Simón, Mat Latos, Tommy Hunter, Tyler Clippard, Jeremy Guthrie, Randy Choate, Burke Badenhop, Matt Belisle y otros nombres notables.

"Hay tantos chicos", dijo el ejecutivo.

Uno de los agentes que ha estado intentando generar algo de interés por uno de sus clientes, dijo: "Nunca he visto algo como esto".

Para algunos jugadores, la falta de ofertas aceptables podría reducirse a las expectativas salariales para el jugador; en este momento, Desmond, Fowler y Gallardo probablemente se ajusten a esta categoría. No han participado en un solo partido desde que recibieron las ofertas calificadas de $15.8 millones hace algunos meses, y aparentemente no están generando algún tipo de interés cercano a ese tipo de dinero ahora mismo.

Pero algunos agentes dicen que para otros jugadores, sorpresivamente hay poco o ningún interés - ni siquiera por acuerdos de poco dinero para liga menor con invitaciones a los entrenamientos primaverales. "Yo entiendo que mi jugador ya no es lo que alguna vez fue", dijo un agente. "Pero, ¿nada? ¿Ni siquiera una oportunidad de ir e impresionar y vencer a otros jugadores por un puesto en los entrenamientos. Simplemente no lo entiendo".

La falta de actividad ha generado algunas teorías sobre por qué el mercado se ha secado sorpresivamente para muchos jugadores, incluso para alguien tan laureado como Kendrick, quien fue empujado a los brazos de los Dodgers con un acuerdo amigable para el equipo.

1. Algunos equipos no valoran la experiencia de juego de la forma en que alguna vez lo hicieron. "Eso probablemente no sea sorpresivo, porque todo está movido por los números en estos días y la experiencia es algo difícil de cuantificar", dijo otro agente.

Un agente veterano dijo: "La experiencia ya no se valora de la misma forma en que solía valorarse".

2. A los equipos les gustan los jugadores jóvenes. "Pienso que algunos equipos prefieren usar de todos modos sus jugadores jóvenes, para aprender algo sobre ellos", dijo un evaluador. Y, como afirman algunos agentes, los jugadores jóvenes típicamente son más baratos.

3. Existe una preferencia creciente para mejorar a través de cambios en vez de gastar en agentes libres, según creen algunos agentes, "para obtener jugadores jóvenes y baratos", dijo un agente. "Los cambios son todo en estos días".

4. Los equipos que quizás estén perdiendo a propósito están teniendo un efecto directo en el mercado, porque ellos ni siquiera están interesados en mejoras marginales. En cambio, muchos ejecutivos rivales y agentes creen que los equipos están descartando la idea de firmar veteranos porque ellos quizás podrían hacer que el equipo sea un poco mejor en un año en el que el plan de esa organización es ser malo.

Un jugador experimentado que pueda añadir una o dos victorias realmente no encaja en un equipo que ha sido diseñado para fracasar, y en honor a la verdad, esas organizaciones prefieren ganar 65 partidos en vez de 68 debido a la forma en que está diseñado el sistema de puestos en el sorteo.

"Estoy escuchando mucho de, 'Estamos bien con lo que tenemos'", dijo un agente. "¿Qué significa eso? ¿Ni siquiera quieres traer a un tipo a tu entrenamiento que te puede sorprender y hacerte un poco mejor? Si no tienes obligación de pagarle a este jugador gran cantidad de dinero, y él no tiene asegurado tiempo de juego, ¿en qué te afecta echarle una mirada? Esa es la parte que hace que me pregunte cuántos de estos equipos tienen real interés en ser más competitivos. Es algo terrible".

Un agente libre que sí tiene algunas opciones es el antesalista dominicano Juan Uribe. Los Indios quieren firmarlo para que sea su antesalista regular, pero en este punto, Uribe no está satisfecho con la oferta de Cleveland de cerca de $3 millones. Uribe quiere más dinero si va a ser regular, o aceptaría menos dinero por un rol a tiempo parcial. Los Gigantes han explorado la posibilidad de firmar a Uribe como utility, pero dicen que el precio que él pide es más de lo que están dispuestos a pagar.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Defensiva de Pedro Álvarez aún le tiene sin empleo
Si los Piratas hubieran conservado a Pedro Álvarez, Pittsburgh habría tenido que pagarle algo en el rango de los $ 8.1 millones en 2016, según las proyecciones de arbitraje del pasado otoño.

El hecho de que un equipo de mercado pequeño como los Piratas decidió no retener a un bateador con 111 jonrones en las últimas cuatro temporadas por ese salario, o no encontró el trato adecuado antes de decidir no licitarle un contrato habla del nivel de preocupación por la defensa de Álvarez. En su primera temporada completa en la primera base (2015), tuvo el mayor número de errores de la MLB en esa posición y fue penúltimo en carreras defensivas salvadas en su posición, detrás de Ryan Howard. Pero el agente de Álvarez, Scott Boras, no está concediendo un futuro para su cliente como bateador designado a tiempo completo. Más bien, en sus recientes conversaciones con algunos de los equipos interesados, él ha hecho un caso del agresivo posicionamiento de Pittsburgh contra Álvarez, que cumplirá 29 años el próximo sábado. Desde la perspectiva de Boras, Álvarez habría estado más cómodo si hubiera jugado un par de pasos más cerca del cojín de primera base, y se observa que antes de la temporada 2015, los errores de Álvarez normalmente venían con lanzamientos, y no en la captura de roletazos o tiros. El año pasado, una gran cantidad de errores de Álvarez llegó mientras recibía la pelota, incluyendo un puñado de intentos de captura cuando el lanzador Gerrit Cole rompió su guante.

Pedro Alvarez
Joe Robbins/Getty Images
Entonces Boras ha estado insistiendo en que existen razones para esperar una mejoría defensiva de Álvarez, y si eso ocurre, él podría llegar a representar un bajo riesgo para una inversión de alto techo de algún equipo. Boras ha estado en conversación con más de media docena de equipos, pero aquí hay cinco clubes que para mí tienen razones para dar una mirada seria a Álvarez:

1. Los Astros. Jon Singleton está agendado como su primera base y le dieron un contrato a largo plazo; él está bajo contrato al menos tres temporadas más por un total de $ 6.5 millones, con una serie de opciones amistosas de clubes en 2019 y más allá. Houston tiene razón para tratar de hacer este trabajo. Pero Singleton solo ha bateado.171 en 114 juegos en las Grandes Ligas y si los Astros tienen serias dudas sobre si lo hará mejor, Álvarez podría ser una alternativa atractiva que, como un bateador zurdo, podría ayudar a equilibrar una alineación de Houston que es sobre todo de la mano derecha. Álvarez daría a los Astros otro bateador con alta tasa de ponches, junto con George Springer y Colby Rasmus, pero a la vez también podría impulsar un montón de carreras bateando detrás de José Altuve, Springer y Carlos Correa.

Y podría ser que Álvarez, al igual que otros jugadores, se beneficiase de un cambio de escenario. Los Astros también podrían utilizarlo como bateador designado en algunos juegos, tal vez cuando Houston acumule zurdos contra un lanzador derecho, aunque Evan Gattis fue en realidad más eficaz contra lanzadores derechos que los zurdos el año pasado.

2. Los Rockies. Ellos no retuvieron a Justin Morneau y en la página web del equipo, el jugador de 28 años de edad, Ben Paulsen, aparece como primera base del club. Para los Rockies, Álvarez podría ser una buena compra en la forma en que los lanzadores de Scott Feldman y Jason Hammel lo fueron para los Cachorros en los últimos años: Colorado podría firmar a Álvarez y si se recupera y mejora defensivamente, los Rockies podría negociarlo antes de la fecha límite de cambios como hicieron los Cachorros con Feldman y Hammel y puede ser que consigan algo bueno a cambio, porque no hay muchos bateadores disponibles en julio con capacidad de 30 jonrones.

3. Los Filis. Sí, tienen a Ryan Howard en su plantel, entrando en el último año de su contrato de $ 125 millones, pero Howard tiene 36 años y ya el manager Pete Mackanin ha indicado que Howard irá al banco si no produce (viene de una temporada de 2015 en la que bateó para .229, con un porcentaje de .277 de embase). En lugar de cortésmente esperar un cambio de tendencia, que los Filis probablemente no creen que vaya a ocurrir, podría tener más sentido para la organización que utilice su primera base al bate para apostar a Álvarez como un activo para un corto plazo. Al igual que con los Rockies, si los Filis firman a Álvarez para jugar en su acogedor estadio y batea bien en los primeros tres meses, lo podrían intercambiar por otro prospecto para añadir a su creciente pila de jóvenes talentos. Los Filis no firmarían a Álvarez por sí mismos, sino para aprovechar su valor comercial potencial.

4. Los Orioles. Por ahora esto está, probablemente, lejos de ser un ajuste perfecto, debido a que Baltimore volvió a firmar a Chris Davis para jugar la primera base y negoció a Mark Trumbo, y desea utilizar a Matt Wieters como designado en algunos de los días en que no está en la receptoría.

5. Los Padres. Por ahora, San Diego está planeando usar a Wil Myers y Brett Wallace en primera, pero si quieren más poder zurdo, Álvarez podría ser una opción --de nuevo, con el objetivo de restablecer su valor en el mercado y luego intercambiarlo por jóvenes talentos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yasiel Puig
AP Photo/Danny MoloshokLos Dodgers esperan que Yasiel Puig tenga una temporada saludable y productiva, contrario a la del 2015, donde se perdió 83 juegos.
Realmente no existe un debate sobre esto: Desde el mejor jugador en el roster de los Dodgers de Los Angeles, Clayton Kershaw, a los chicos en el final del roster, L.A. tiene más profundidad - en teoría - que cualquier otro equipo. Esto ya era cierto antes de que añadieran otra capa más cuando llegaron a un acuerdo el viernes con el intermedista Howie Kendrick en lo que parece ser un acuerdo muy favorable de dos temporadas y $20 millones.

Si un lanzador abridor se lastima, o incluso dos, los Dodgers tienen una gran cantidad de reservas en espera, desde Alex Wood, que puede salir del bullpen de L.A., o los prospectos Julio Urias y Jose DeLeón. Más tarde en la temporada, Brandon McCarthy podría volver, y Brandon Beachy está en el roster de Triple A de los Dodgers. Así que ahora tienen más redes de seguridad que lo que tenían hace un año.

Detrás del comité de receptores compuesto por Yasmani Grandal y A.J. Ellis, los Dodgers tienen a Austin Barnes, quien tiene porcentaje de embasamiento de .390 en cinco temporadas en las menores. En la segunda base, el nuevo manager Dave Roberts podría escoger diariamente entre Kendrick y Chase Utley, o, si se necesita, a Kike Hernández, o quizás Micah Johnson, quien llegó de los Medias Blancas en el triple cambio que involucró a Todd Frazier. Justin Turner está pautado para ser el regular en la tercera base, con Hernández y quizás Utley como posibles alternativas. Los Dodgers todavía tienen que decidir qué hacer con Alex Guerrero, quien puede batear pero está catalogado como un pobre fildeador.

Los jardines están repletos de opciones: Yasiel Puig, Joc Pederson y Andre Ethier podrían ser los tres abridores, o quizás Carl Crawford en el izquierdo. ¿Quieren un bateador derecho con experiencia de Grandes Ligas? Scott Van Slyke. ¿Quieren defensa? Trayce Thompson. Y Hernández puede llenar el hueco en prácticamente cualquier posición, incluyendo el campocorto, donde podría ser el sustituto del torpedero regular Corey Seager. Los Dodgers también tienen muchas opciones en el bullpen, incluyendo a Joe Blanton, quien reconstruyó su carrera con los Reales y los Piratas y firmó por apenas $4 millones.

En teoría toda esta profundidad será la mayor arma de los Dodgers mientras intentan capturar su cuarta corona consecutiva en el Oeste de la Nacional. Pero al mismo tiempo, existen varias preguntas sin contestar, algunas de ellas creadas por el alto volumen de jugadores de grandes ligas ya establecidos que tienen los Dodgers.

1. Como manager de primer año en los Dodgers, ¿cómo va a poder manejar Roberts todas las relaciones humanas atadas a las selecciones que tiene que hacer? Inevitablemente tendrá que explicarle a los veteranos acostumbrados a jugar por qué ellos no están en la alineación, o en la rotación. ¿Cómo va a lidiar con esto? ¿Cómo se va a adaptar a responder preguntas de los reporteros sobre sus decisiones, o volverá a utilizar el argumento que usó Don Mattingly incansablemente en sus últimos días como manager de los Dodgers: Esta es la mejor alineación de los Dodgers que siento que me da la mejor oportunidad de ganar hoy?

Los jugadores de los Dodgers desarrollaron un punto de vista cínico sobre las selecciones en la alineación la pasada temporada, creyendo que Mattingly tomaba sus decisiones siguiendo un libreto establecido por la oficina central. Las gráficas de color que estaban desplegadas en las paredes del dugout se convirtieron en un punto de contención para ellos, debido a la forma en que estaban definidas las debilidades estadísticas de los jugadores de los Dodgers.

Al tener tan poco historial compartido con el actual grupo de jugadores de los Dodgers, Roberts tendrá que navegar a través de eso.

2. ¿Podrá Puig producir? Existe una impaciencia creciente en torno al jardinero cubano dentro de la organización, ya que sus números han declinado. A Los Dodgers les encantaría que Puig resurja, y que vuelva a ser el jugador que hacía la diferencia que fue en el 2013, cuando tuvo un OPS de .925.

Pero el promedio de Puig bajó a .255 la pasada temporada, su slugging descendió a .422, y se perdió casi la mitad de los jugadores del equipo. Si tiene problemas al inicio de la temporada, y Roberts comienza a usar a otros en su lugar, ¿cómo va a poder manejar eso Puig? ¿Le ayudará eso a hacer los ajustes que quieren los Dodgers que él haga, o ayudará eso a profundizar las diferencias entre él y el equipo?

3. ¿Cómo lucirá el repertorio de Kenta Maeda en el béisbol de Grandes Ligas? El derecho acordó un contrato de ocho años con incentivos que le garantiza apenas $25 millones, y aunque los evaluadores rivales adoran ese tipo de estructura de contrato porque mitiga el riesgo, algunos no creen que él pueda ser efectivo, especialmente dadas las diferencias en el tamaño de la pelota entre Grandes Ligas y la liga profesional japonesa. Ya veremos.

4. ¿Cuál será la naturaleza de los dolores de crecimiento de Seager? Por supuesto, el torpedero novato tendrá que hacer ajustes, y es ampliamente catalogado como una futura estrella. Pero los Dodgers cuentan con él para muchas cosas - él y Adrián González podrían generar la mayor cantidad de turnos al bate de cualquiera de los jugadores de posición - y la rapidez con que pueda asimilar esos ajustes será importante.

5. Dada la gran masa de opciones en el bullpen, ¿qué tipo de estructura podrá desarrollar al frente de Kenley Jansen?

Los zurdos: J.P. Howell, Luis Avilán, Alex Wood (quizás), Ian Thomas, Adam Liberatore.

Los derechos: Pedro Báez, Blanton, Carlos Frías, Chris Hatcher, Frankie Montas, Yimi García, Yaisel Sierra.

Parece posible que a través de la supervivencia del más apto, algo realmente bueno podría surgir.

6. ¿Se recuperará Grandal de su cirugía de hombro? En la primera mitad de la temporada 2015, Grandal lució como un Todos Estrellas. En la segunda mitad, un debilitado Grandal tuvo el OPS más bajo de cualquier jugador con por lo menos 140 apariciones en el plato.

7. ¿Podrá González, de 33 años, seguir siendo un jugador de alto nivel? Él fue el ancla en la alineación de los Ddogers. Él y Pederson cargaron el equipo al inicio de la pasada temporada, y González tuvo un OPS de 1.021 en julio. Pero su OPS bajó a .680 en agosto y .694 en septiembre. Teniendo en cuenta las lesiones y los problemas de rendimiento en otros lugares, los Dodgers necesitan que él sea un motor que impulse esa alineación.

8. ¿Podrá Pederson hacer los ajustes que necesita en su swing? Su ofensiva fue desapareciendo gradualmente la pasada temporada, cuando bateó .178 en la segunda mitad, con 34 boletos, 32 hits y seis jonrones. Pederson hizo ajustes anteriormente, en liga menor, y comenzó a trabajar en varios cambios en las últimas semanas de la pasada temporada - pero dado el hecho de la profundidad de los Dodgers en los jardines, probablemente necesite mostrar mejoría desde los entrenamientos primaverales.

9. ¿Cómo se ajustarán los jugadores de los Dodgers a su estatus de juego a tiempo parcial? Porque algunos no se van a acostumbrar a menos tiempo de juego. Cuando ha estado saludable, Utley ha sido regular en toda su carrera - pero ahora que firmaron a Kendrick, ¿se verá reducido Utley a ser un bateador emergente de $7 millones y regular una vez por semana? Si Utley juega ante los lanzadores derechos, ¿cómo podrá Kendrick lidiar con los dias libres adicionales? ¿Le afectará eso en el plato?

Si Crawford juega mucho menos, o Ethier, ¿cómo van a poder lidiar ellos con eso? ¿Le afectarán la falta de oportunidades a Hernández, o Thompson, o Micah Johnson? ¿Qué pasará con Guerrero?

Los Dodgers van a ser el experimento más interesante en el béisbol en el 2016, debido a las expectativas alrededor del equipo, porque sabremos con el tiempo si la amplitud de opciones disponibles son siempre una Fortaleza, o si las mismas se convierten en un problema para Roberts, entre un grupo de profesionales altamente competitivos.

Los Dodgers no quisieron darle a Zack Greinke un sexto año en su oferta y en cambio eligieron gastar ese dinero en la parte trasera de su roster. Ellos declinaron pagar grandes cantidades de dinero para retener al jugador que podía ser su primero o segundo mejor jugador (dependiendo de cómo evalúen a Greinke o Kershaw), y en cambio rellenarse con jugadores que podrían ser catalogados como los No. 22, 23, 24 y 25 del roster.

Kershaw ve la profundidad en la rotación de los Dodgers. De la historia de Doug Padilla:

¿El vacío creado por la salida de Greinke? Kershaw dice que es "grande".

"No se puede negar", dijo Kershaw. "Obviamente Zack es un lanzador muy, muy bueno. En mi opinión, el año pasado, y sin ofensa ninguna a Jake [Arrieta, quien ganó el Cy Young], pero él fue el mejor lanzador en el juego. Eso va a ser difícil de reemplazar, pero tenemos chicos con experiencia".

Seguir con su dominio anual es de gran importancia para Kershaw. El zurdo dijo que su brazo se siente bien y que ya ha hecho una sesión de bullpen, aunque admitió que ha alterado un poco su rutina de entrenamiento en la temporada baja.

Trabajando con el lanzador Brandon McCarthy, quien se recupera de una cirugía Tommy John, Kershaw dijo que el dúo se ha enfocado más en ejercicios cardiovasculares mientras que han limitado en algo el levantamiento de pesas. Es difícil argumentar contra la necesidad de estámina, especialmente cuando se habla de un equipo que tiene esperanzas de llegar lejos en octubre.

Kershaw sigue siendo el líder incuestionable del cuerpo de lanzadores, al igual que uno de los principales líderes de todo el equipo. Y como sabe todo buen líder, es una corona que no te puedes poner tú mismo en la cabeza, sino que es un rol que te llega de forma natural.

"Realmente eso no cambia nada para mí, más allá de extrañar el ver a Greinke lanzar cada cinco días", dijo Kershaw. "Realmente no me afecta mucho en cuanto a mi repertorio individual o pitcheos o comoquiera que lo quieras llamar.

"Tenemos muchos chicos en nuestro grupo que han estado en los alrededores, trajeron a Kazmir, chicos que han estado en este negocio por mucho tiempo que no necesitan liderato o algo parecido. Tenemos muchos zurdos, así que tienes muchas personas con las cuales hablar si necesitas consejos, así que pienso que vamos a estar bien".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Carlos Correa and Roberto Clemente
Getty Images
Carlos Correa recibió el premio de Novato del Año en la Liga Americana el sábado y el nativo de Puerto Rico aprovechó la ocasión para explicar su deseo de algún día utilizar el Nº 21 en honor al exjugador de los Piratas de Pittsburgh y miembro del Salón de la Fama Roberto Clemente.

De la pieza de Chad Thornburg:

Cuando llegó el momento de aceptar su premio, el jugador de 21 años de edad, aprovechó la oportunidad para rendir homenaje a otro gran jugador de grandes ligas de Puerto Rico, el miembro del Salón de la Fama Roberto Clemente.

"Sólo leer sobre él y escuchar las historias de diferentes personas, él es mi ídolo de por vida", dijo Correa. "Miro hacia él mucho, trato de jugar duro como lo hizo, respetar el juego. Pero para mí, lo más importante que hizo fue crear un impacto, un impacto positivo en la comunidad y la sociedad.

"... Nada me haría más orgulloso que eventualmente utilizar el Nº 21 el Día de Roberto Clemente mi uniforme de los Astros. Para mí, eso será algo muy especial".

Como está escrito aquí el otro día, permitiendo a Correa honrar a Clemente de tal manera es lo correcto para hacer por el comisionado Rob Manfred. Clemente es digno de ese tipo de honor y sería significativo para un enorme número de personas que han jugado el juego en el pasado y que jugarán el juego en el futuro. Además, Correa es el jugador correcto para dar voz a esta sugerencia como alguien que va a ser una estrella en el juego en los años venideros.

Más de la ceremonia de premios

Antes del evento, Correa disfrutó jugar en la nieve.
El ganador del premio al Jugador Más Valioso en la Liga Nacional, Bryce Harper, dio un discurso sincero.
El gerente general de los Mets, Sandy Alderson, realizó algunas bromas sobre el lanzador Matt Harvey y el agente Scott Boras.
Tim Hudson, Barry Zito y Mark Mulder desafiaron la tormenta para conseguir su premio.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Roberto Clemente
Morris Berman/MLB Photos/Getty ImagesRoberto Clemente saluda a la multitud luego de conectar su hit 3,000 el 30 de septiembre de 1972.
SAN JUAN, Puerto Rico - Las filas de plantaciones se mueven al ritmo del viento aquí, en un lugar no muy lejano de donde nació y se crió Roberto Clemente junto a sus padres, y donde ayudó a su padre a trabajar en los sembradíos.

El espíritu de Clemente siempre está presente en la isla, y en Pittsburgh y en otros lugares distantes, donde su nombre aparece en parques y escuelas. La isla de Puerto Rico ha producido otros jugadores que están en el Salón de la Fama, como Orlando Cepeda y Roberto Alomar, y muchos otros jugadores distinguidos, incluyendo a Carlos Beltrán, Benito Santiago, Bernie Williams, Carlos Delgado, Joey Cora y Alex Cora. Pero Clemente siempre será catalogado la referencia de los jugadores de su era y en toda Latinoamérica, debido a lo bien que jugó, a que logró 3,000 hits en su carrera, pero además por su nivel de valentía y la gracia con que vivió.

Clemente falleció el 31 de diciembre de 1972, cuando el avión en el que viajaba - con un cargamento de ayuda para las víctimas del terremoto que había azotado a Nicaragua - cayó a las aguas del Océano Atlántico justo al norte de la costa de San Juan poco después de despegar.

"Para mí, lo que él hizo fuera del terreno representa más que sus logros en el terreno", dijo Alex Cora. "La palabra que me viene a la mente cuando escucho su nombre es valiente".

Por eso es que considero que ha llegado el momento para que las Grandes Ligas honren a Clemente de la misma forma que lo hicieron con Jackie Robinson, y que retiren el No. 21 de Clemente de todos los equipos del béisbol y para siempre.

De acuerdo con el precedente establecido con Robinson, un día apropiado para eso podría ocurrir en el 2017, dos días después del 20º aniversario de cuando se retiró el número de Jackie Robinson.

Letrero camerino Roberto Clemente PNC Park
Justin Berl/Icon SportswireEl jardinero derecho de los Piratas Grégory Polanco toca un letrero con una cita de Clemente en camino hacia el dugout antes de un partido en el PNC Park de Pittsburgh.
Ahora que el Día de Jackie Robinson ha quedado entronizado en la mentalidad de los fanáticos de las Grandes Ligas tanto como el Día Inaugural, o el Juego de Estrellas, es fácil olvidar que la respuesta de los jugadores dentro del deporte fue algo tentativa en el año que se retiró el No. 42, en el 1997. Los jugadores tenían la opción de utilizar el No. 42 en ese día, y algunos lo hicieron, y otros no.

Pero en el Shea Stadium, donde los Mets fueron anfitriones de los Dodgers, el espíritu del gesto del béisbol resonó de inmediato, y de forma profunda. En una ceremonia en medio del partido, el presidente Bill Clinton habló, según escribió Claire Smith en el diario New York Times. De su nota:

El Sr. Clinton, utilizando un bastón para caminar debido a una lesión en la rodilla, dijo: "Es difícil creer que hace 50 años un novato de 28 años cambió la cara del béisbol y la cara de Estados Unidos para siempre. Jackie Robinson anotó la carrera de la ventaja ese día; desde ese entonces todos hemos estado tratando de ponernos al día".

El presidente pidió además mayor progreso hacia la igualdad racial, y le pidio a los encargados del béisbol y de todo el pais a que se adhieran a los ideales de igualdad establecidos por Robinson. "Si Jackie Robinson estuviese con nosotros hoy", dijo el Sr. Clinton, "diría que hemos hecho mucho bien y muchas cosas buenas en los últimos 50 años, pero todavía se puede hacer mucho más".

Con el beneficio del tiempo y una mayor perspectiva, se puede decir que la decisión del comisionado Bud Selig de retirar el No. 42 en honor a Robinson pudo haber sido la mejor decisión que tomó durante su tiempo en dicha oficina. Selig hizo lo correcto, con efecto duradero, y ahora su sucesor, Rob Manfred, tiene una oportunidad similar con Clemente, en lo que podría ser un gesto importante para todo el deporte, debido a la enorme cantidad de jugadores hispanos en el béisbol profesional.

Incluso antes de la muerte de Clemente, fue reconocido por su servicio a los demás, y en el 1973, el entonces llamado Premio del Comisionado, con el que se honraba el trabajo caritativo y de comunidad de los jugadores, recibió el nombre de Clemente; el Premio Roberto Clemente se entrega anualmente. En el 2003, el presidente George W. Bush le otorgó de forma póstuma la Medalla de la Libertad a Clemente.

Para todos los jugadores, y en particular para los jugadores de Latinoamérica, Clemente siempre será una figura transformadora. Él ganó un premio JMV, estableció un record al conectar de hit en los 14 juegos que participó en Series Mundiales, y en la cara del prejuicio, se comportó con dignidad, y su carácter decidido alimentó esa gracia por la que siempre será recordado. Al igual que muchos otros, Cora recordó el momento en el que Clemente habló en español en medio de una entrevista justo después de la victoria de los Piratas en la Serie Mundial de 1971. "En el día más grande de mi vida, para los nenes la bendición mía y que mis padres me echen la bendición". (Pueden ver dicha entrevista aquí, con Bob Prince, comenzando en el minuto 1:55.)

"Él no tuvo miedo de hablar en español en televisión nacional luego de ganar la Serie Mundial", dijo Cora. "Eso me demostró que tenía mucha confianza y que estaba orgulloso de sus raíces".

El 15 de abril de 2017 será el 70º aniversario del debut de Robinson, y el 20º aniversario del primer Día de Jackie Robinson.

Dos días después será el aniversario del primer juego de Clemente en las Grandes Ligas. El 17 de abril de 1955, él abrió en el jardín derecho para los Piratas de Pittsburgh y bateó tercero en la alineación. Clemente conectó sencillo en su primer turno, y cuando Frank Thomas le siguió con un triple, Clemente anotó, corriendo alrededor del antesalista de Brooklyn ese día -- Jackie Robinson.

Tener un día para honrar a Clemente dos días después del Día de Jackie Robinson sería lo correcto, en el inicio de cada temporada, como un recordatorio anual de estos dos grandes hombres, de dónde hemos estado y cómo podríamos hacer las cosas mucho mejor.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Joe Maddon, Ned Yost
Getty ImagesJoe Maddon de los Cachorros y Ned Yost de los Reales, tendrán a su cargo los dos mesjores equipos en todo el béisbol, según evaluadores de MLB.
La temporada de los Cachorros de Chicago en el 2015 terminó con una humillante barrida a manos de los Mets de Nueva York, pero al escuchar a los jugadores de Chicago y a su manager Joe Maddon justo después de la derrota, no sonaban como que habían perdido. En cambio, ellos lo vieron como una especie de comienzo, en la forma en que lo enmarcaron emocionalmente, sabiendo lo jóvenes que son, sabiendo que existe espacio para el crecimiento para este grupo de jugadores.

"Para mí personalmente, caminé por la puerta sin conocer a nadie en Arizona, prácticamente a nadie cuando llegamos en febrero, y como construimos las relaciones y creamos una cultura en el espacio de un año es bastante espectacular dentro del camerino", dijo Maddon, detallando lo que le dijo a los jugadores justo después de la eliminación.

"Les mencioné cuán importante era que siguiéramos adelante y que cuando volviéramos a los entrenamientos primaverales el año que viene, supiéramos exactamente lo que queríamos hacer y como lo que queríamos hacer. Y encima de eso, nuestros jugadores jóvenes han aprendido a cómo ganar a nivel de Grandes Ligas, algo que importa mucho. Y habernos quedado a cuatro juegos de la Serie Mundial en su año de novatos no es algo malo".

Palabras que vale la pena mencionar para este, el capítulo final de nuestros rankings de invierno, basado en la información de los evaluadores: los 10 mejores equipos en el 2016.

1. Cachorros de Chicago

La adición de Jason Heyward y Ben Zobrist convierte a los Cachorros en mejor equipo y más profundo, tanto en el plato como en el terreno, y además añadieron a un confiable caballo de trabajo en la rotación en John Lackey. Su reto más grande podría ser el hacer todo lo que puedan para ganar la División Central de la Liga Nacional en el transcurso de la larga temporada, porque ellos pudieron observar de primera mano como un gran equipo como los Piratas de Pittsburgh puede ser reducido a un juego de muerte súbita entre comodines y quedar eliminado.

Los Cachorros son la elección temprana para dar otro paso adicional este año y hacer algo que no han podido lograr desde 1908: ganar la Serie Mundial. Y ellos vencerán a los...

2. Reales de Kansas City

Si han estado prestando atención a las proyecciones estadísticas en este invierno, entonces sabrán que una vez más, algunas proyecciones sugieren que los Reales van a ser un equipo que juegue por debajo de los .500. Yo no soy lo suficientemente inteligente como para entender como este modelo de Kansas City no se traduce bien en estas métricas. Quizás las mismas no toman en cuenta el verdadero impacto de un estadio local que protege y cultiva a los lanzadores, o quizás las mismas no miden la cultura de lealtad que se ha desarrollado dentro de la organización.

Lo que sea.

Los Reales son un excelente equipo fortalecido por su experiencia en postemporada, justo en el medio de su ventana de oportunidad. No será fácil para otro equipo de la Central de la LA desbancar un equipo que comete pocos errores a la defensive, y que tiene el que es para muchos el mejor cerrador del béisbol en Wade Davis. Además la rotación de los Reales tiene oportunidad, según parece, de ser la mejor y más profundad de K.C. en temporadas recientes.

3. Medias Rojas de Boston

El progreso de Boston quedó demostrado en los meses finales de la temporada 2015, y en esta temporada baja el equipo añadió tres lanzadores de alto impacto en David Price, Craig Kimbrel y Carson Smith. Boston además deberá tener una alineación buena y profunda, aunque ellos tendrán que sortear varias preguntas que necesitan ser contestadas, particularmente alrededor de jugadores que en teoría deberían estar en el medio de su alineación. ¿Podrá Hanley Ramírez ser un primera base? ¿Podrá producir Pablo Sandoval? ¿Cuánta producción puede esperar el equipo de sus estrellas envejecientes tales como David Ortiz?

Luego de temporadas consecutivas en el sótano, hay una presión continua sobre los Medias Rojas para ganar la división luego de algunas de sus grandes movidas en la temporada baja, y David Dombrowski, el presidente de operaciones del equipo, tiene historial de hacer grandes movidas. Así que este será un equipo a observar al acercarnos a la fecha límite de cambios directos el 31 de julio, a medida que los Medias Rojas definen sus necesidades.

4. Gigantes de San Francisco

Los Gigantes han apostado $220 milliones que los problemas del 2015 sufridos por Johnny Cueto y Jeff Samardzija fueron aberracines en vez de una predicción del futuro, y si tienen razón, los Gigantes van a ser una seria amenaza para volver a la cima del Oeste LN, dada la mejoría en profundidad de su rotación y la fortaleza general de su alineación diaria. San Francisco tiene más pitcheo que lo que ha tenido en tiempos recientes. Ellos solo tienen que cruzar sus dedos para que Buster Posey, quien cumplirá 29 en marzo, se mantenga saludable, algo que es un riesgo inherente cuando un receptor es la pieza central de tu alineación.

Además, como puede indicar cualquier fanático de los Gigantes, el 2016 es un año par, y eso le ha resultado bien a San Francisco ultimamente. (Es broma...)

5. Vigilantes de Texas

Los Vigilantes jugaron para 80-58 luego del 3 de mayo la pasada temporada, superando un lento inicio para alcanzar la postemporada, y si pueden evitar algunas de las devastadoras lesiones que les aquejaron en la primavera pasada - en particular a Yu Darvish -- ellos deberían ser mejores desde el inicio hasta el final. Cole Hamels lidera su rotación, se espera que Darvish vuelva en algún punto de la temporada, y Rougned Odor y Delino DeShields ahora están establecidos en la segunda base y el jardín central, respectivamente. Pero más importante aún, el bullpen que impulsó su virazón a mediados de la temporada será mucho mejor desde el inicio del 2016 que lo que fue en el 2015, con Sam Dyson, Jake Diekman y Keone Kela a bordo desde el inicio.

6. Astros de Houston

A menos que los Astros añadan otro abridor antes del Día Inaugural, Houston entrará a esta temporada con algunas interrogantes sobre la profundidad de su rotación detrás de Dallas Keuchel, Collin McHugh, Mike Fiers y Lance McCullers. Pero probablemente los Astros tendrán la flexibilidad para arreglar y llenar huecos según se necesite, y la adición de Ken Giles fortalece su bullpen. Mientras tanto, el torpedero Carlos Correa apenas comienza su viaje para convertirse en uno de los mejores jugadores en el béisbol.

7. Cardenales de San Luis

Ellos han dominado la División Central LN por más de una década, llegando a la postemporada en 12 ocasiones en las últimas 16 campañas - incluyendo los pasados cinco años - y ganando la Serie Mundial en 2006 y 2011. Pero perdieron ante los Cachorros en la puja por Jason Heyward y vieron como uno de sus abridores más confiables, John Lackey, se movió también a Chicago, y no están seguros de cuantos partidos podrá jugar Yadier Molina luego de varias cirugías en el pulgar. De forma inocente Heyward alimentó la percepción de que los Cardenales son un equipo envejeciente - sin malicia o mala intención de su parte - con las palabras que eligió utilizar en su conferencia de prensa de bienvenida.

"Para mí, me conquistó la actitud ganadora y la cultura de los Cachorros, y el hecho de que este es un grupo muy joven con el que puedo crecer actuando como alguien de 26 años", dijo Heyward. "Prefieron crecer con un grupo de chicos y convertirlos en mi familia".

Para los Cardenales, estas fueron palabras que vale la pena destacar. "No creo que eso vaya a caer muy bien dentro de nuestro equipo", dijo el manager de San Luis Mike Matheny al diario St. Louis Post-Dispatch.

St. Louis tiene una tonelada de talento y una cultura de éxito, y los partidos entre Cardenales y Cachorros en el 2016 van a ser un evento obligatorio.

8. Mets de Nueva York

La base de fanáticos del equipo está algo inquieta en este invierno porque los Mets no han gastado casi nada de dinero, eligiendo irse detrás de objetivos más prácticos y modestos tales como Neil Walker y Asdrúbal Cabrera en vez de invertir gran cantidad de dinero en jugadores como Yoenis Céspedes. Enfrentemoslo, esto es como comprar un Toyota cuando te sentirías mejor gastando en un Lamborghini. Pero si alejarse ahora de peloteros caros como Céspedes significa tener más flexilidad para conseguir un arreglo a mediados de la temporada, esa quizás sea el camino que deban tomar los Mets, porque en julio, ellos van a tener una mejor idea de cuánto David Wright puede contribuir, y si Juan Lagares va a mejorar.

Ese es un lujo que se pueden dar los Mets gracias a la excelencia de su rotación, la que se encuentra en el tope de una Liga Nacional que se asemeja al aspecto de cuento Jekyll-y-Hyde. Matt Harvey, Jacob deGrom, Noah Syndergaard, Steven Matz, Bartolo Colón y eventualmente Zack Wheeler le darán a los Mets tiempo para entender exactamente lo que necesitan.

9. Piratas de Pittsburgh

Este no ha sido un invierno fácil para los Piratas, luego de una segunda derrota seguida en el juego de vida o muerte entre comodines. Pedro ÁAlvarez fue sacado, A.J. Burnett se retiró, y como siempre, Pittsburgh se ha mantenido contando bien su dinero e intentando encontrar maneras para mantenerse viviendo en un distrito con alta renta, y en el que el costo de vida está establecido por los Cachorros y los Cardenales. San Luis y Chicago batallaron por Heyward, los Cardenales se gastaron $80 millones en Mike Leake, los Cachorros gastaron gran cantidad de dinero por Lackey ... y los Piratas consiguieron a Jon Niese en un acuerdo barato e hicieron una apuesta de que John Jaso puede jugar en la primera base.

Los Piratas van a ser bastante buenos nuevamente, y han demostrado la habilidad de encontrar y desarrollar lanzadores. Pero el gran reto va a ser superar a los Cardenales y Cachorros y evitar el juego entre comodines.

10. Azulejos de Toronto

Ellos lideraron las mayores en carreras anotadas la pasada temporada y su alineación se mantendrá intacta, y aunque no pudieron retener a David Price, ellos se las arreglaron para mejorar la profundidad de su cuerpo de lanzadores al quedarse con Marco Estrada, firmar a J.A. Happ y conseguir en cambio a Drew Storen, sin mencionar que ellos esperan tener a Marcus Stroman toda la temporada. Un posible escollo: Si los Azulejos necesitan ayuda durante la temporada, es casi seguro que ellos no hagan nada cercano al tipo de cambios que hicieron el año pasado para buscar una segunda corrida al hilo a la postempoada.

Lo mejor del resto

Dodgers de Los Angeles: Las proyecciones iniciales de FanGraphs los tienen ganando la mayor cantidad de partidos en la Liga Nacional. El equipo tiene una tonelada de profundidad en su roster, al igual que dudas sobre cómo se va a repartir la carga de trajado en el transcurso de la temporada. Si Scott Kazmir, Brett Anderson, Kenta Maeda y otros pueden lanzar tanto - y tan bien - como esperan los Dodgers, entonces L.A. podría ganar el Oeste LN por cuarta temporada al hilo.

Y finalmente, tenemos: los Diamondbacks de Arizona , grandemente mejorado pero en medio de una situación bien competitiva; los Yankees de Nueva York, quienes esperan que su pitcheo abridor y sus otros jugadores viejos resistan; los Indios de Cleveland, un equipo con fuerte pitcheo pero poco margen de error; y los Nacionales de Washington, quienes necesitan años grandes de Anthony Rendon y Stephen Strasburg.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Kansas City Royals
Peter G. Aiken/USA TODAY Sports

Esta es la sexta parte de nuestra serie de clasificación de los mejores equipos por departamentos. Hoy nos centramos en las mejores defensas, de acuerdo con los evaluadores de equipos, y de todos los diversas departamentos que hemos clasificado seleccionar el mejor equipo a la defensa resultó el más difícil.

Los Reales de Kansas City han jugado en la Serie Mundial en los últimos dos años en gran parte debido a la forma excepcional que juegan a la defensa, y son un ejemplo de la tendencia que toma el deporte. Este invierno, los equipos están gastando más en defensa (hola, Jason Heyward) y evitando a los toleteros con defensiva dudosa (como Chris Carter y Pedro Álvarez), y los Reales son el mejor ejemplo actual de la idea de que el éxito puede venir a través del fildeo de un grupo de chicos que hacen jugadas a la defensa.

Por otro lado, las métricas defensivas sugieren que en 2015, los Diamondbacks de Arizona eran los mejores defensores de MLB - y de acuerdo a las carreras defensivas salvadas (DRS), nadie siquiera estaba cerca.

Equipos líderes en carreras defensivas salvadas (DRS, por sus siglas en inglés) 2015

1. Arizona Diamondbacks 71 DRS
2. Kansas City Royals 56
3. Marlins de Miami 37
4. Astros de Houston 30
5. Gigantes de San Francisco 28

¿Cuál grupo debe ser el Nº1? Presento el Top 10 defensivos en MLB?:

1. Reales de Kansas City Mira, Arizona y Kansas City están en un meritorio puesto número 1 y tienen argumentos que pueden utilizar para los dos. Sin embargo, un par de acontecimientos impulsan a los Reales al primer lugar de los Reales. En primer lugar, Kansas City fue capaz de retener al cuatro veces ganador del Guante de Oro el jardinero izquierdo Alex Gordon con un contrato de cuatro años. Gordon no es tan dominante a la defensiva como lo fue hace unos años, cuando era un jardinero de esquina del modo en que lo es ahora Heyward, pero sigue siendo muy bueno, todavía hace jugadas y trabaja sin descanso. También parece que el veloz Jarrod Dyson está a punto de conseguir más tiempo de juego en los jardines de lo que tuvo en las últimas temporadas, y desde que él estará junto a Gordon y Lorenzo Caín, un montón de pelotas a los huecos contra KC serán capturadas. Es un buen momento para ser un lanzador de Kansas City.

Además, los Diamondbacks cambiaron al versátil Ender Inciarte, un fuerte defensor que fue cuarto en DRS entre los jardineros izquierdos con más de 300 entradas allí en 2015 y segundo (detrás de Heyward) entre los jardineros derechos, como parte del acuerdo de Shelby Miller, y ahora Yasmany Tomas puede obtener la mayor parte del tiempo de juego en el jardín derecho, con David Peralta en el izquierdo.

Los Diamondbacks creen que la defensa de Tomás es mejor de lo que generalmente se cree y mejorará a medida que se vuelve más experiencia, pero él registró -8 DRS en cerca de 500 entradas de tiempo en el campo la temporada pasada.

La defensa del cuadro de los Reales es excelente también, con el tres veces ganador del Guante de Oro Eric Hosmer en la primera base, el Guante de Oro Alcides Escobar sostiene el campo corto y el candidato a Guante de Oro Mike Moustakas en tercera. Omar Infante y Christian Colón podría dividir el tiempo en la segunda base.

El catcher Salvador Pérez también ha ganado tres Guantes de Oro y mientras evaluadores rivales ven pequeñas cosas en su juego defensivo que les encantaría que corrigiera, él es altamente respetado en gran medida por su presencia en el terreno y la forma en que trabaja con los lanzadores.

2. Diamondbacks de Arizona El jardinero central A.J. Pollock lideró jardineros centrales de la Liga Nacional en DRS en 2015 y el primera base Paul Goldschmidt ganó su segundo Guante de Oro por su juego defensivo. El campocorto Nick Ahmed es como el Kevin Kiermaier de jugadores de cuadro - fanáticos casuales no están necesariamente familiarizados con él, pero los cazatalentos si lo están, y lo han visto hacer muchas jugadas atléticas como aquel.

La clasificación general en la defensa de los Diamondbacks podría oscilar en la elección que haga el equipo en la segunda base. Chris Owings podría ser la segunda base, dando a los Diamondbacks un cuadro defensivo dominante o Arizona podría buscar una mayor producción de ejecución desde el punto y optar por el poder de Aaron Hill. El catcher Welington Castillo se unió a los Diamondbacks en junio pasado y a Arizona realmente le gusta su trabajo con el cuerpo de lanzadores.

3. Marlins de Miami El torpedero Adeiny Hechavarría es como un jugador de fútbol en términos de capacidad atlética, físicamente en la invención en la forma en que hace jugadas. El segunda base Dee Gordon sorprendió a mucha gente -incluyendo a los Dodgers, probablemente - con su mejora, y fue recompensado con un Guante de Oro. Martín Prado clasificado entre los mejores tercera base en la pasada temporada DRS, publicar un +9.

El arma secreta en esta defensa podría ser Giancarlo Stanton, quien es uno de los más grandes jugadores de béisbol, pero es mucho mejor defensivamente de lo que una gran cantidad de aficionados notan, en la forma en que se mueve y lo tira.

4. Piratas de Pittsburgh El jardín de los Piratas es excelente, con Starling Marte, Andrew McCutchen y Gregorio Polanco como su trío de partida y debido a la forma en como ellos pichean adentro y la posición efectiva de sus jugadores de cuadro, los problemas de rango en segunda, campocorto y tercera tienden a ser mitigados. Si hubiera una métrica para la defensa del equipo, para el posicionamiento, los Piratas serían líderes de las Grandes Ligas en los últimos cinco años.

Los catchers Francisco Cervelli y Chris Stewart son un excelente tándem, con Stewart acreditado por conseguir una gran cantidad de strikes bajos y Cervelli ubicándose como el mascoteador Nº 1 de MLB la temporada pasada.

5. San Francisco Giants El cuadro interior de los Gigantes es tan bueno en general como cualquiera en el béisbol, con el Guante de Oro Brandon Crawford en el campo corto, el subestimado Matt Duffy en la tercera base, el All-Star Joe Panik en la segunda base y Brandon Belt en la primera base. La percepción entre muchos de los evaluadores es que Buster Posey detrás del plato sigue cada vez mejor y esto se refleja en su alta posición en el ranking de "mascoteo" de Statcorner.com.

La decisión de los Gigantes de gastar $ 31 millones en Denard Span para ser su jardinero central sorprendió a algunos ejecutivos rivales, ya que lo ven como un jugador con lesiones y regresión defensiva. Las preguntas acerca de él son: ¿es su regresión simplemente debido a una lesión? Y si ahora está sano, cuán bueno será?

Se espera que Ángel Pagán se mueva hacia el jardín izquierdo, con Hunter Pence en el jardín derecho.

6. Azulejos de Toronto No está claro cuando Devon Travis (cirugía del hombro) estará de regreso en la segunda base de los Azulejos; hasta entonces, Ryan Goins, un buen defensor, puede obtener la mayor parte del tiempo de juego. Kevin Pilar, el Spiderman del béisbol, estará en el jardín central y el campo corto Troy Tulowitzki y tercera base Josh Donaldson tendrán la oportunidad de jugar una temporada completa juntos en el lado izquierdo del cuadro de Toronto. Russell Martin es uno de los mejores receptores defensivos del béisbol.

7. Rays de Tampa Bay Mira, teniendo a Kevin Kiermaier como el ancla de la defensa del equipo es un poco como tener Mike Trout o Bryce Harper como su bateador No. 3: el hombre es un monstruo con el guante. El año pasado, Kiermaier noqueó a Andrelton Simmons y a Jason Heyward en la parte superior en el ranking de carreras defensivas salvadas, aplastando el campo - y si usted cree en la certeza de este número o no, el hecho de que él anotó altamente en una métrica que muchos evaluadores citan estos días dice mucho de su juego.

Líderes in DRS, 2015 Kevin Kiermaier: 42 DRS
Ender Inciarte: 29
Andrelton Simmons: 25
Starling Marte: 24
Jason Heyward: 22

El segunda base Logan Forsythe viene de una excelente temporada para los Rays. El torpedero Brad Miller, adquirido de los Marineros justo después de la temporada de 2015, debería representar una mejora defensiva sobre Asdrúbal Cabrera, y los Rays tienen un buen receptor de René Rivera y Curt Casali.

8. Indios de Cleveland Hace dos años, los Indios eran posiblemente el peor equipo defensivo de las Grandes Ligas, pero su universo se ve muy diferente ahora que Francisco Lindor es su campo corto y el segunda base Jason Kipnis está saludable. Los receptores Yan Gomes y Roberto Pérez son buenos defensores y el nuevo primera base Mike Napoli deben representar una tremenda mejora sobre Carlos Santana. Michael Brantley es un factor X que viene de una cirugía de hombro; los Indios son cautelosamente optimistas de que estará de regreso en algún momento en los primeros dos meses de la temporada. Cuando está sano, ha sido sólido defensivamente, pero sin él, Cleveland tendrá que improvisar. Lonnie Chisenhall, programado para ser jardinero derecho del equipo, publicó un top 5-DRS en el jardín derecho en 2015 a pesar de jugar allí sólo 354 y un tercio de entradas.

9. Bravos de Atlanta Los Bravos se enfocaron en el receptor Tyler Flowers en parte debido a lo bueno que es mascoteando fue segundo en las mayores en esta métrica (detrás de Cervelli) la temporada pasada. También agregaron al mencionado Inciarte como jardinero, después de su tremenda temporada defensiva. Freddie Freeman es capaz en primera, el jardinero derecho Nick Markakis tiene ahora 32, pero ha ganado dos Guantes de Oro y mientras Erick Aybar no es tan bueno como Andrelton Simmons -nadie lo es- él sigue siendo sólido.

10. Orioles de Baltimore

Los Orioles tienen el potencial de ser más alto en esta lista, dependiendo de la salud relativa de J.J. Hardy, el jardinero central Adam Jones y el receptor Matt Wieters, así como la composición de sus espacios en las esquinas de los jardines. Mientras tanto, el antesalista Manny Machado es uno de los mejores defensores del juego.

Mejor del resto: Angelinos de Los Ángeles tienen a Simmons en el campo corto y Trout en el jardín central y al cuerpo técnico le ha gustado lo que han visto en el joven receptor Carlos Pérez. Eso es una gran columna vertebral de la defensa. ... Los Medias Rojas de Boston pueden ser fuertes en los jardines y el cuadro interior, pero tienen enormes preguntas en primera y tercera base, con Hanley Ramírez y Pablo Sandoval, respectivamente, en esos puntos.

Los Houston Astros podrían utilizar una temporada completa de George Springer y Carlos Gomez capturando batazos en sus jardines. ... Los Oakland Athletics presumiblemente conseguirán un juego más consistente en su cuadro interior esta temporada. ... Y, por último, los Colorado Rockies tiene un Guante de Oro en la tercera base (Nolan Arenado) y un ex ganador del Guante de Oro en la segunda base (DJ LeMahieu) pero tienen preguntas en el campo corto y la primera base.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Adam Wainwright
Mike McGinnis/Getty Images
El gerente general de los Cardenales de San Luis, John Mozeliak, dice que hay más impulso para el uso del designado en la Liga Nacional. A partir de la historia de Derrick Goold:

Una pregunta anual que el gerente general de los Cardenales, John Mozeliak, enfrenta de los aficionados en los calentamientos de invierno es si el bateador designado está a punto de introducirse en la Liga Nacional. Por lo general rechaza la noción de "no arranque", y su respuesta no había cambiado en sus nueve anteriores reuniones de calentamientos invernales como gerente general.

Lo hizo el sábado.

Él dijo que hay "más impulso" para el designado en la Liga Nacional.

"Yo siento que hubo momentos en que yo pude ver a todos en la cara y decir que no es importante, no está siendo discutido a nivel de propietario o GM", dijo Mozeliak sábado durante un debate amplio con los medios de comunicación durante el vigésimo fansfest anual del equipo. "Pero en el último año lo ha hecho. No estoy sugiriendo que usted va a ver un cambio pero definitivamente creo que el impulso (ha cambiado)".

Los comentarios de Mozeliak se hacen eco de otros similares realizados la pasada primavera por Tony Clark, jefe de la Asociación de jugadores de la Major League, quien dijo que ha oído más discusión sobre el que se extienda el designado a la Liga Nacional que en años anteriores. La charla llega en un momento oportuno para que los defensores del designado pues el béisbol entra en el último año de su contrato colectivo de trabajo vigente entre propietarios y jugadores. Las negociaciones sobre un nuevo acuerdo serán el hilo a través de esta temporada ya que el actual CBA se vence en diciembre.

He escuchado palabras similares de otros ejecutivos, y tenga en cuenta que Mozeliak ha estado en el juego mucho tiempo y ha asistido a muchas reuniones de sus compañeros, y que su jefe, Bill DeWitt Jr., está considerado como una de las figuras más poderosas de Grandes Ligas.

Tal vez el designado es inevitable, en un momento cuando hay mucho esfuerzo para maximizar el valor, y para proteger el valor. Esta es la razón por equipos rotundamente apoyaron el cambio de reglas en las colisiones en el plato y por qué la MLB está trabajando para que el deslizamiento en segunda base menos peligroso para los jugadores del cuadro. Los equipos están gastando más dinero que nunca en los jugadores y quieren mantenerlos en el campo y para los equipos de la Liga Nacional, el bateador designado sería una manera de hacer mejor frente a lesiones persistentes, así como evitar el puñado de veces en que cada temporada un lanzador se lastima mientras toma un turno al bate o corre las bases como cuando Adam Wainwright se dañó el tendón de Aquiles en la primavera pasada.

Añadiendo un bateador designado facilitaría mejor la tendencia hacia más y más uso de lanzadores de relevo para los equipos de la Liga Nacional, y hacer que sea más fácil de llevar un brazo extra al bullpen. Sin el designado los clubes de la Liga Nacional deben dar cuenta de dos o tres situaciones posibles en cada juego en el que podrían necesitar un bateador emergente.

Pero si la Liga Nacional añade una posición de bateador designado, que podían obtener más fácilmente con 12 jugadores de posición en un día determinado: ocho jugadores de posición, el designado, un receptor de reserva, un jugador de cuadro extra y un jardinero extra. Grandes Ligas pudieran preferir hacer esto en lugar de considerar la ruta de añadir uno o dos lugares a los 25 hombres del roster actual.

Sean cuales sean las razones, odio la idea de una Liga Nacional con el bateador designado.

Me encantan las capas añadidas de estrategia en los juegos de la Liga Nacional, con los responsables obligados a anticipar con habilidad cuando van a necesitar un relevista o evaluar cuándo usar su mejor bateador emergente. Me encanta cómo las alineaciones de la Liga Nacional, con el turno del lanzador que se avecina, crea más oportunidades para el pensamiento de los directivos, lanzadores y receptores para tratar de encontrar una manera de superar una crisis. Es divertido ver al bate a Jake Arrieta y Madison Bumgarner, incluso a Bartolo Colón.

Yo entiendo por qué el designado en la Liga Nacional es probablemente inevitable en este punto, y cómo podía significar más turnos al bate para los gustos de Buster Posey o Adrián González al final de sus carreras. Entiendo como un medio día libre como designado para alguien como David Wright podría ser beneficioso para el deporte y para él.

Pero no puedo soportar la idea de sacrificar algo de la partida de ajedrez que se puede encontrar en todos los partidos de Liga Nacional.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Pittsburgh Pirates
Charles LeClaire/USA TODAY SportsStarling Marte, Andrew McCutchen y Grégory Polanco conforman el mejor trío de jardineros en todo el béisbol.
En la Parte 4 de nuestros rankings por posiciones, hoy tenemos las 10 mejores combinaciones en los jardines en Grandes Ligas, basados en la información de los evaluadores. Vamos rápidamente a los rankings:

1.Piratas de Pittsburgh

El jardinero central Andrew McCutchen ha creado una buena base para su future candidature al Salón de la Fama, al terminar entre los primeros cinco en las votaciones para el JMV de la Liga Nacional en cada una de las pasadas cuatro temporadas, incluyendo el haberlo ganado en el 2013. Él es uno de los mejores jugadores en el deporte ahora mismo y está en la mejor parte de su carrera. El jardinero Grégory Polanco, de 24 años, dio un gran paso al frente en su desarrollo la temporada pasada, al pelear contra una mala racha a mediados de la campaña para lograr OPS de .787 en julio y de .880 en agosto.

Pero el contínuo desarrollo de Starling Marte hasta convertirse en un jugador estelar es una de las grandes razones por las que el trío de jardineros de los Piratas aparece en el No. 1 en esta lista. Marte batalló con las lesiones para jugar en 153 partidos la pasada temporada y tuvo un WAR de 5.3, y además ganó el Guante de Oro por su labor defensiva en el jardín izquierdo. Marte "dio un paso al frente al aplicar de forma consistente sus herramientas tanto ofensiva como defensivamente", dijo el gerente de los Piratas Neal Huntington en un correo electrónico. "Lo que es interesante es pensar lo que podemos hacer para ayudarlo a ser mejor". A medida que los Piratas intentan llegar a la postemporada por cuarta campaña al hilo en el 2016, los jardineros serán la columna vertebral del equipo.

2. Cachorros de Chicago

Los Cachorros se sintieron lo suficientemente seguros sobre Jason Heyward -- en particular sobre su defensa - para acordar pagarle $184 millones para firmarlo, y ellos tienen confianza de que el jardinero izquierdo Kyle Schwarber siga siendo un bateador de alto impacto, con su swing corto, su poder y su forma intensa de trabajar en el plato.

Ellos no están seguros de qué pensar sobre Jorge Soler, razón por la cual han estado renuentes a moverlo hasta ahora por menos de lo que podría llegar a ser un valor parecido. Luego de jugar bien en una pequeña muestra en el 2015, Soler tuvo problemas en el 2015, especialmente en clima frío y a la defensiva. Chris Coghlan les da profundidad en los jardines, y el intermedista regular Ben Zobrist siempre podría moverse allí.

A pesar de lo bien que luce este grupo, los Cachorros todavía tienen espacio para un jardinero central, y siempre podrían mover a Heyward de vuelta al jardín derecho. Dexter Fowler tuvo una buena temporada para los Cachorros el año pasado, llegando a base en 238 ocasiones y anotando 102 carreras, pero aparentemente no ha podido encontrar tracción en el mercado de agentes libres. Cuando comenzó la temporada baja, parecía que no había oportunidad de que los Cachorros firmaran de vuelta a Fowler. Pero será interesante ver si existe el espacio para lograr un acuerdo con un contrato a corto plazo.

Mientras tanto, Schwarber dice que él se quedaría con la pelota del cuadrangular que le pegó al pizarrón - el que conectó en el decisivo Juego 4 de la Serie Divisional de la Liga Nacional (SDLN) - si los Cachorros no la quieren.

3. Marlins de Miami

En apenas 74 juegos la temporada pasada, Giancarlo Stanton conectó 27 jonrones y remolcó 67 carreras, lo que disipó algunas preocupaciones de que el pelotazo que sufrió en el 2014 le había afectado. El jardinero izquierdo Christian Yelich fue uno de los mejores bateadores de la liga luego de recuperarse de un lento inicio; bateó .342 en la segunda mitad, la quinta mejor marca en las mayores. La frustración con el jardinero central Marcell Ozuna creció tanto el año pasado que fue enviado a las menores, y los Marlins hablaron de la posibilidad de cambiarlo en el invierno. Si es cambiado, probablemente Yelich sería cambiado al jardín central, y el bateador zurdo Derek Dietrich obtendría muchos turnos y Ichiro Suzuki, quien está a 65 hits de los 3,000 en su carrera en MLB, fungiría como el cuarto jardinero.

4. Medias Rojas de Boston

Ningún equipo tiene más profundidad en los jardines que los Medias Rojas, quienes añadieron a Chris Young a un cuerpo de jardineros compuesto por la estrella en ascenso Mookie Betts, Jackie Bradley Jr. y Rusney Castillo. Betts aparenta estar completamente establecido; bateó .328 luego del 10 de junio, con 50 extrabases y slugging de .552, y podría ser un candidato escondido al JMV detrás de Mike Trout. Pero existen dudas sobre si la explosión ofensiva de Bradley Jr. en la parte final de la temporada fue una casualidad, y sobre cuán bueno es Castillo. Sin embargo, colectivamente, la defensiva en sus jardines debe ser grandiosa, y el manager John Farrell parece tener suficientes opciones para protegerlos a ellos - y a los Medias Rojas - de malas rachas prolongadas y malos confrontamientos.

Boston no está posicionado para aprovecharse del mercado de cambios de jardineros de esquina, según escribe Brian MacPherson.

5. Yankees de Nueva York

Un historial significa algo, razón por la cual los Yankees aparecen tan altos en esta lista, pero para los jardineros regulares del equipo, el 2015 fue un año bien extraño. El jardinero derecho Carlos Beltrán estuvo enfermo en los entrenamientos primaverales y tuvo tan mal inicio de temporada que rapidamente comenzaron los cuestionamientos sobre si ya estaba acabado como jugador de MLB a los 38 años. Pero del 1 de mayo hasta el final de la temporada, bateó .295 con 19 jonrones y OPS de .862. Brett Gardner y Jacoby Ellsbury esencialmente cargaron la ofensiva en la primera parte de la temporada, pero en la segunda mitad, ellos estuvieron entre los peores productores de carreras en MLB. De los 256 jugadores con por lo menos 150 apariciones en el plato luego del receso del Juego de Estrellas, Gardner y Ellsbury tuvieron el 12º y 13º peor OPS, respectivamente.

Para ayudar a cubrir parte de la incertidumbre por el envejecimiento de los jardineros del equipo - y en parte para rejuvenecer ese grupo - los Yankees añadieron a Aaron Hicks, un talentoso jugador que algunas veces frustró a los Mellizos con lo que ellos sintieron que fue un modo de jugar inconsistente. Los Yankees además utilizarán a Dustin Ackley en su mezcla para los jardines; demostró buena velocidad en su bate al final de la pasada temporada.

6. Diamondbacks de Arizona

El jardinero izquierdo David Peralta llegó a la alineación de los Diamondbacks la pasada temporada e hizo mucho daño, incluyendo 26 dobles, 10 triples y 17 jonrones en 517 apariciones en el plato, la mayoría de ellos ante lanzadores derechos. Los Diamondbacks descartaron peticiones de cambio por el jardinero central A.J. Pollock, quien llegó octavo entre todos los jugadores en el WAR de FanGraphs la pasada temporada. El otro puesto en los jardines de Arizona será ocupado por Yasmany Tomás, quien aparentemente fue sacado de una vez y por todas del cuadro interior y que tendrá la oportunidad de establecerse en los jardines de Arizona. En 118 juegos el año pasado, el novato cubano bateó .273 con nueve jonrones, demostrando mucha agresividad en el plato; tuvo 17 boletos y 110 ponches.

Una gran preocupación sobre este grupo: Los Diamondbacks necesitan identificar otro jardinero para reemplazar algunos de los turnos dejados por Ender Inciarte, quien fue cambiado por Atlanta.

7. Cardenales de San Luis

Parece posible que los Cardenales añadirán otro bateador antes de los entrenamientos primaverales, y se reporta que han sostenido conversaciones con los Rockies sobre uno de sus jardineros excedentes. Incluso si San Luis se queda con el grupo que tiene, debe ser uno sólido, con Randal Grichuk teniendo la oportunidad de jugar cada día en el jardín central, Stephen Piscotty en el derecho y Matt Holliday en el izquierdo. Brandon Moss y Tommy Pham podría estar también en la mezcla por los jardines.

8. Reales de Kansas City

Con el regreso de Alex Gordon, los Reales han logrado juntar nuevamente su banda por un verano más, y quizás por dos más. Gordon está en el izquierdo, donde su defensiva ha retrocedido en algo, de acuerdo a las métricas, pero sigue siendo un muy buen defensor. Lorenzo Cain está en el jardín central, y aparentemente está creciendo como jugador luego de un comienzo tardío en su carrera en el béisbol. El OPS de Cain de .838 la pasada temporada fue el mejor de su carrera, al igual que sus 58 extrabases y 37 boletos. Jarrod Dyson podría recibir mucho tiempo en el jardín derecho, junto con Paulo Orlando.

9. Bravos de Atlanta

El antes mencionado Inciarte, de 25 años, tuvo una muy buena temporada el año pasado, al batear .303 en 132 juegos para los Diamondbacks, razón por la cual los Bravos lo quisieron como parte del cambio en diciembre por Shelby Miller. Se reportó que Inciarte atrajo interés de otros equipos - los Astros lo discutieron, reportó Jerry Crasnick - y en teoría podría ser cambiado de nuevo mientras Atlanta sigue su proceso de reconstrucción. El jardinero derecho Nick Markakis ya no batea con poder, pero aun así tuvo un buen primer año en Atlanta, jugando en 156 juegos y generó un porcentaje de embasamiento de .370. El factor X en este grupo es Héctor Olivera, que recibirá una oportunidad de jugar en el jardín izquierdo para los Bravos luego de ser cambiado desde la tercera base.

10. Gigantes de San Francisco

La firma de los Gigantes por $31 millones de Denard Span fue criticada ampliamente dentro del béisbol debido a las preocupaciones por el historial de lesiones del jugador de 32 años y sus expedientes médicos, al igual que las dudas por su capacidad de que siga siendo un jardinero central efectivo. Pero cuando Span juega, logra embasarse de forma consistente, y los veteranos suelen responder bien cuando se rodean de los grandes profesionales que tienen los Gigantes en su camerino. Mientras tanto, Hunter Pence debería poder jugar más que los 52 encuentros que participó el año pasado, y Ángel Pagán entra al año final del contrato de cuatro temporadas que firmó luego de la temporada 2012.

Difíciles de colocar: Rockies de Colorado

Los Rockies tienen una buena variedad de jardineros - el recientemente adquirido Gerardo Parra se une a Charlie Blackmon, Corey Dickerson y Carlos González -- pero existen comentarios dentro de la industria de que ellos van a cambiar a por lo menos uno de esos jugadores.

El gerente Jeff Bridich le dijo a González que ignorara los rumores de cambios, según escribe Patrick Saunders, lo que no es lo mismo que decir directamente que no va a ser cambiado. Probablemente CarGo recuerda lo sorprendido que quedó Troy Tulowitzki cuando el torpedero fue cambiado a Toronto el verano pasado.

Lo mejor del resto: Los Nacionales y los Angelinos de Los Angeles... por la misma razón: Ambos equipos tienen uno de los dos mejores jugadores en el mundo. Bryce Harper viene de una de las mejores temporadas en la historia reciente, y las primeras cuatro temporadas de Mike Trout en las Grandes Ligas no tienen precedente. Dicho esto, existen varias dudas sobre ambos equipos. ¿Quién va a jugar en el izquierdo por los Angelinos, y cuánto podrá contribuir Jayson Werth a los Nacionales?

Los Astros también pertenecen a este grupo, con George Springer, Colby Rasmus y Carlos Góomez patrullando sus jardines. ... Al igual que los Azulejos, con José Bautista, la maravilla defensiva Kevin Pillar y un comité en el jardín izquierdo... Y finalmente, los Vigilantes podrían tener un buen grupo si Delino DeShields sigue progresando.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO