Julio Urias
Christian Petersen/Getty ImagesJulio Urías hará su debut en Grandes Ligas este viernes ante los Mets en Nueva York.
Curtis Granderson podría ser el primer bateador que Julio Urías enfrente en las Grandes Ligas el viernes por la noche, y en algún punto antes de ese momento, probablemente Granderson le eche una mirada a un reporte de escuchas que detalle todo lo que es bueno sobre el cotizado zurdo mexicano - un slider vicioso.

Urias ha sido catalogado por mucho tiempo como un gran prospecto, un gran lanzador joven con un gran brazo. Pero a medida que comenzaban los entrenamientos primaverales, los Dodgers sintieron que el principal lanzamiento quebrado de Urías era bueno pero con espacio para mejorar; se parecía demasiado a un slurve, según creían los encargados del desarrollo de jugadores, por lo que Urías comenzó a trabajar con un agarre diferente, más como un verdadero slider.

Clayton Kershaw tuvo que hacer un ajuste similar en los inicios de su carrera, haciendo ajustes a su slider, para poder mejorar la potencia de su recta y su curva. En una sesión de bullpen en Wrigley Field, intentó el slider por primera vez, y como recordó luego el receptor A.J. Ellis, todo sobre ese primer lanzamiento fue perfecto, desde el giro hasta la colocación.

Cómo pudo suceder eso, preguntó Kershaw. Solo sigue haciendo eso, le dijeron, y ahora el slider es un arma crucial en el repertorio de Kershaw, un lanzamiento quebrado de alta velocidad que los bateadores no logran descifrar ya que anticipan una recta.

Eso es lo que ha pasado con Urías: De inmediato, comenzó a mejorar su slider, y este comenzó a trabajarle bien, un complemento perfecto para su recta, y quizás esta noche, lo lance ante el zurdo Granderson, en medio de toda la esperanza que carga consigo.

Pero esa esperanza debe ser moderada, porque el impacto de Urías para los Dodgers no puede ser cercano al que tuvo la "Fernandomanía" de 1981. En la temporada de novato de Fernando Valenzuela de 1981, él lideró la liga en entradas lanzadas en una temporada acortada por la huelga, completando 11 de sus 25 aperturas. Al año siguiente, lanzó 285 entradas. Los lanzadores de ese tiempo eran caballos de trabajo que seguían hasta que no pudieran más.

El grupo de cerebros al mando de los Dodgers en 2016 no va a permitir nada cercano a eso, en una era en la que la cantidad de pitcheos y de entradas de los prospectos son estrictamente vigiladas. Como escribe Dylan Hernández aquí, Urías lanzó 80 1/3 entradas la pasada temporada y probablemente los Dodgers no permitan que pase de las 115 más o menos en este año. Él ya ha lanzado más de un tercio de ese total en Triple-A, donde logró efectividad de 1.10 en 41 entradas.

Una expectativa realista para Urías es que sea una inyección de éxito limitada y temporera, mientras los Dodgers intenten sobrevivir a la hemorragia de lesiones de su cuerpo de abridores. Él podría ser una curita para la rotación por poco tiempo, probablemente no más de 10 aperturas de cinco entradas, y entonces es posible que pueda ser movido a un rol muy controlado del bullpen al final del año.

Pero mientras más lance ahora, menos probable es que sea utilizado al final de la temporada.

Esta noche, su recta podría pasar zumbando a los bateadores rivales, y su slider podría engañar a los rivales. Pero nada de eso alterará la realidad de que su tiempo en las Grandes Ligas será apenas una probadita.

Esto podría ser el inicio de algo grande para Urías.

De parte de Paul Hembekides de ESPN Datos: Urías es el mejor lanzador zurdo prospecto en el béisbol, de acuerdo con Keith Law, y se convertirá en el jugador más joven en MLB. Es descrito por Law como un lanzador con "potencial para encabezar una rotación".

A los 19 años y 289 días, Urías se convertirá en el lanzador zurdo de los Dodgers más joven en debutar en MLB desde Sandy Koufax en 1955 (19 años y 176 días). Los otros tres zurdos en esta lista se han combinado para lograr 7 premios Cy Young:

Frecuentemente Urías recibe comparaciones con Fernando Valenzuela, quien en la actualidad es el comentarista en la transmisión en español del equipo, y cuya llegada al equipo en 1981 provocó el nacimiento de la "Fernandomania."

- Ambos son de la parte norte de México

- Ambos son lanzadores zurdos

- Ambos tienen un físico considerado por debajo de la media para un lanzador (Valenzuela mide 5 pies 11 pulgadas, Urías mide 6 pies)

- Ambos firmaron su primer contrato profesional siendo adolescentes

- Ambos fueron descubiertos por el escucha de los Dodgers Mike Brito

- Ambos harán su debut a los 19 años

En una muestra muy parecida de entradas, Urías tuvo un mejor WHIP y mejor tasa de ponches a boletos en liga menor que Kershaw antes de su debut en MLB:

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Bryce Harper observó a Matt Harvey ser objeto de múltiples abucheos mientras el lanzador regresaba al dugout el jueves en la noche y se sintió movido a decir luego que se sintió mal por él.

Entre los sentimientos que Harvey genera en los bateadores - ira, frustración, desesperación - la compasión no es algo que él quiera. Pero ahí está, luego que Harvey fallara en pasar de la tercera entrada, y hoy Harvey comienza la búsqueda de soluciones.

Hay una razón por la que la mayoría de los entrenadores esperan hasta el día después de una salida para tener una conversación con un lanzador que está teniendo problemas, para esperar a que bajen las emociones que provoca una salida terrible. Cuando el coach de bateo de los Mets Dan Warthen y el manager Terry Collins se sienten hoy con Harvey, lo que probablemente discutan es que él tiene muchas armas.

AP Photo/Frank Franklin IIMatt Harvey es sacado del juego del jueves por el manager Terry Collins tras apenas 2 2/3 entradas.
De seguro, la velocidad de la recta de Harvey ha bajado en más de una milla por hora. Pero su recta fue medida hasta las 96 mph temprano en su salida ante los Nacionales, y su velocidad promedio de 94 mph en esta temporada se encuentra entre las 13 mejores en las mayores. Su velocidad promedio es mejor que la de Jake Arrieta o Clayton Kershaw. Así que no es como que él esté desarmado.

La ejecución de sus lanzamientos secundarios podría ser la raíz del problema, como le ocurrió en la primera entrada, cuando Harvey intentó engañar con un lanzamiento quebrado a Daniel Murphy en conteo de 0-2 y en cambio le dejó una curva por todo el medio. Roger Clemens solía catalogar ese lanzamiento como un mezclador de cemento. Y Murphy lo descifró y conectó cuadrangular de dos carreras.

Algunas de las selecciones de lanzamientos fueron extrañas, como cuando llegó a conteo de 3-2 ante el segundo bateador que enfrentó, Jayson Werth, y lanzó un slider en vez de retar a Werth con una recta en la esquina de afuera. Le dio boleto a Werth, el primer dominó que cayó en el juego.

Y quizás Warthen y Collins pueden darle algo de seguridad a Harvey con esto: La defensiva de los Mets, que ha lucido mal en esta temporada, desmoralizó por completo al derecho en este juego. Asdrúbal Cabrera tuvo la oportunidad de hacer una doble matanza en la horrible tercera entrada y falló la pelota. Yoenis Céspedes no pudo llegarle a un elevado que la mayoría de los jardineros centrales hubiese atrapado. El jardinero izquierdo Michael Conforto tuvo la oportunidad de hacer una jugada con un alto grado de dificultad, cuando Anthony Rendon conectó un misil al izquierdo, y este no midió a tiempo su salto. Luego que Harvey saliera de juego, el antesalista David Wright dejó pasar oportunidades de hacer tiros agresivos y que marcaran la diferencia en las bases, optando en cambio por hacer tiros fáciles. Si Harvey sufre de crisis de confianza por este equipo, probablemente no esté solo en ese aspecto.

Los Mets se ubican en el puesto 26 en todo el béisbol en Carreras Salvadas por la Defensiva en esta temporada.

Una de las preguntas que Harvey y los Mets deben responder en este periodo de auto examen: ¿Acaso Harvey está haciendo todo lo que pueda para prepararse físicamente entre salidas?

Si estás alrededor de los Dodgers en un día que Kershaw no le toque lanzar, lo puedes ver constantemente en su rutina de pesas y carreras; él es una bestia. Lo mismo aplica con Arrieta de los Cachorros, con Max Scherzer de los Nacionales, y con Madison Bumgarner de los Gigantes. Todos son bloques de músculo, y parece que todos se dan a si mismos todas las oportunidades físicas que tengan de lanzar bien. Kershaw suele hablar sobre esto, sobre llenar todos los blancos en su preparación entre aperturas, para que cuando llegue ese momento de treparse en el montículo sea una culminación de un proceso de cinco días.

Así era como lucía Harvey hace cuatro años, en el día de su debut en Grandes Ligas. Y así es como lució en la tercera entrada anoche. Harvey está en buena forma física, pero luce como que las libras que ha añadido a su cuerpo no le están ayudando. Para algunos lanzadores, el peso adicional no parece importar, como CC Sabathia, o el mismo compañero de Harvey Bartolo Colón. pero quizás a Harvey le convenga más entrar en el mismo tipo de preparación que utilizan Kershaw, Arrieta y Scherzer - un lugar del que probablemente no esté tan lejos, a pesar que anoche se vio lo contrario cuando salió abucheado del montículo.

  • Harvey provocó cuatro ponches con 27 swings (14.8 por ciento) el jueves, su menor porcentaje en una apertura desde 2013 y el 3º menor de su carrera. Harvey permitió nueve carreras, la cifra máxima en su carrera, en apenas 2 2/3 entradas, la primera vez en su carrera que no termina la cuarta entrada en una apertura.
  • Luego de permitir seis carreras limpias el jueves, la efectividad de Harvey anda ahora por 5.77 en esta temporada. Su aumento de 3.06 carreras en su efectividad en comparación con el año pasado es el 4º mayor aumento en las mayores: Mayores aumentos en efectividad en comparación con el año pasado: Zack Greinke (3.42); Sonny Gray (3.11); David Price (3.08); Matt Harvey (3.06)
  • Los Nacionales han ganado cada una de las últimas 13 aperturas de Stephen Strasburg, la mayor racha de ese tipo en la historia de la franquicia: Strasburg mejoró su marca a 7-0 esta temporada, el cuarto abridor en la historia de la franquicia en comenzar una campaña con 7-0 (y el primero desde Pedro Martínez en 1997).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ryan Braun
Dylan Buell/Getty ImagesEl gran arranque de temporada de Ryan Braun en el 2016 podría hacer que los Cerveceros lo usen como carnada de cambio antes de la fecha límite el 1 de agosto.
La mayor parte de la carrera de Ryan Braun probablemente ya haya quedado atrás, a los 32 años, con un pasado que no puede cambiar. Pero cada día, el coach de bateo de los Cerveceros Darnell Coles lo observa prepararse para lo que le espera en el futuro. Los siguientes turnos, ante el siguiente lanzador, y contrario a temporadas recientes, Braun está lo suficientemente saludable para prepararse de la manera que mejor pueda.

"Su trabajo temprano y su rutina son fenomenales", dijo Coles hace poco. "No se aleja de eso".

Problemas en el pulgar y la espalda le aquejaron en las pasadas dos temporadas, y en el 2014, el porcentaje de slugging de Braun descendió hasta .453, el más bajo de su carrera, y algunos escuchas rivales vieron un cambio en la forma en que él atacaba los lanzamientos. Pero Braun ha sido uno de los mejores bateadores de la Liga Nacional este año, al batear .376, y ha recuperado su poder, con slugging de .600 - siete dobles y siete jonrones. De seguir su ritmo actual, Braun tiene oportunidad de llegar a embasarse en 300 ocasiones esta temporada, y ha estado arrinconando a los lanzadores contrarios cuando batea con corredores en posición de anotar, al promediar .444. Cuando recibe lanzamientos para batear, dijo Coles, "no los está fallando".

Han habido diferencias tangibles en las métricas avanzadas, quizás reflejando el hecho de que Brayn ha podido prepararse para cada juego en la forma en que Coles lo describe: el trabajo de bateo, los ejercicios de tiros directos, algo de trabajo con sus ojos para reconocimiento de pitcheo, prácticas regulares de bateo, todo el ejercicio físico que usa para complementar su preparación con video.

Su tasa de swings fallados es de 8 por ciento, su más bajo desde el 2011, el año en el que ganó el premio de JMV de la LN. Su tasa de swings a pitcheos fuera de la zona está en 29.7 por ciento, el más bajo de su carrera; un evaluador veterano de la LN dijo que Braun ha estado dejando pasar las rectas altas, un pitcheo que en el pasado buscaba ya que los lanzadores lo solían utilizar cuando lo tenían en dos strikes. Su promedio de bateo en pelotas en juego -- .404 - sugiere que él está bateando con algo de buena suerte, pero su tasa de ponches es la más baja de su carrera.

La recuperación de Braun en esta temporada ha alterado la percepción de él como un jugador que uno no consideraría debido a su edad y su historial con esteroides, dicen evaluadores rivales. "A medida que se acerca al final de su contrato, se vuelve más atractivo", dijo un ejecutivo, "y probablemente es mejor corredor y defensor que lo que la gente piensa". (Braun se encuentra entre los 20 mejores jardineros en Carreras Salvadas por la Defensiva esta temporada, y tiene 167 robos de base en su carrera). Braun se está ganando $20 millones esta temporada, y en cada una de las siguientes dos campañas, pero su salario comenzará a declinar a $19 millones en 2020 y $17 millones en 2021; tiene una cláusula de salida de $4 millones como opción para el 2022. Así que se le deben cerca de $95 millones en su actual contrato, y algunos ejecutivos con otros equipos creen que debido a su recuperación en su carrera, su forma física y su edad - es mayor, pero no es viejo - es posible que los Cerveceros que andan en reconstrucción, cuadren un acuerdo para moverlo.

"Ellos tendrían que quedarse con gran parte de ese salario", dijo un ejecutivo, "y él controlará el proceso porque tiene una cláusula de no cambio".

Braun, producto de la Universidad de Miami, puede ser cambiado a seis equipos sin su permiso: Arizona, los Dodgers, los Angelinos, Miami, San Diego y San Francisco. Pero Braun terminará esta temporada con nueve años y 126 días de tiempo de servicio, y temprano en la temporada 2017, cualificará para sus derechos 10-5 - 10 años en Grandes Ligas, cinco con el mismo equipo - por lo que podría vetar cualquier cambio. Si los Cerveceros quieren cambiarlo, en este verano tendrán la mejor oportunidad de hacerlo.

Los derechos de no cambio, el dinero que se le debe, y la pasada suspensión de Braun, todo eso podría complicar los esfuerzos de Milwaukee por cambiarlo, si los Cerveceros quieren buscar un acuerdo. Pero para un equipo que crea en su habilidad de batear y mantenerse saludable, Braun podría ser el mejor bateador disponible antes de la fecha límite de traspasos directos del 1 de agosto, y podría representar un riesgo valioso, especialmente para un equipo de mercado grande.

Inevitablemente los Gigantes necesitarán otro jardinero, con Ángel Pagán siendo elegible para la agencia libre luego de esta temporada. En teoría, Braun podría ser una adición perfecta para los Cachorros, quienes tienen necesidad de un jardinero con la ausencia de Kyle Schwarber y con la posibilidad de que Dexter Fowler se encamine a la agencia libre en el otoño - aunque es difícil imaginarse a los Cerveceros haciendo un acuerdo con su principal rival mientras le pagan su salario. Los Angelinos tienen gran necesidad de otro bate para el medio de su alineación para complementar a Mike Trout y Albert Pujols en futuras temporadas, pero no tienen muchos prospectos para ofrecer. El gerente de los Cerveceros David Stearns conoce bien el sistema de fincas de los Astros desde sus días con dicha organización, y Braun podría ser el tipo de jugador productor de carreras que Houston necesita detrás de sus primeros tres en la alineación. Los Medias Rojas no tienen un jardinero izquierdo fijo y ellos tienen dinero y la profundidad en cuanto a prospectos para hacer un acuerdo, con el retiro de David Ortiz al final de la temporada.

A medida que Milwaukee sigue preparandose para un nuevo futuro, Braun sigue haciendo su parte.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En el invierno pasado, los Cachorros de Chicago tuvieron la oportunidad de firmar a uno de los mejores lanzadores en el mercado en David Price, un zurdo de 30 años que ha ganado el Cy Young y que tiene una reputación intachable de ser un buen compañero y un trabajador incansable.

Pero la lectura del mercado que dio la oficina central de los Cachorros en el arranque de la temporada baja fue que los Medias Rojas de Boston estaban desesperados por conseguir a Price, impulsados por haber terminado en el sótano de la división en dos temporadas seguidas y su necesidad de conseguir un lanzador que sirviera de ancla para su rotación. Los Cachorros estaban en la puja por Price, pero en realidad, no estaban cerca de conseguir un lanzador que ansiaban; los Medias Rojas aplastaron a la competencia con una oferta de $217 millones. Sí, los Cachorros tienen mucho dinero para gastar, pero un régimen encabezado por el veterano de mil batallas Theo Epstein y Jed Hoyer probablemente no va a llegar al punto donde pueda cuestionarse la sanidad mental por un salario - especialmente por un lanzador viejo.

Eso significa que si y cuándo Jake Arrieta se convierta en agente libre luego de la temporada 2017, en otro mercado increíblemente débil de lanzadores abridores, probablemente los Cachorros no se vayan detrás de él con un cheque en blanco. Probablemente Arrieta reciba ofertas más altas de otros equipos, y a menos que Arrieta deje a un lado sus pretensiones de no darle a los Cachorros un descuento de la casa, con toda probabilidad esté lanzando en otro uniforme para el 2018 - a lo cual tiene perfecto derecho.

Los Cachorros pusieron sobre la mesa la oferta más alta al zurdo Jon Lester en el invierno 2014-2015, pero el acuerdo de $155 millones no estableció records, estableciendo un ejemplo que vale la pena recordar. Quizás la situación más aleccionadora que se pueda aplicar a las negociaciones con Arrieta sea el interés que tenían los Cachorros en el receptor Russell Martin.

Los Cachorros amaban a Martin, quien venía de un tremendo año con los Piratas y quien hizo todas las cosas pequeñas pero importantes que la oficina central de Chicago apreciaba: el enmarcado de lanzamientos, el involucramiento emocional con los lanzadores, el liderato. Los Cachorros le hicieron a Martin una oferta importante.

Pero había otro equipo que estaba más desesperado. Los Azulejos de Toronto querían a Martin, nativo de Canadá, y le añadieron un quinto año a su oferta al receptor, que tenía 32 años en ese momento. La oferta de Toronto se elevó hasta los $83 millones y los Cachorros se retiraron, no porque no valoraran al jugador, sino porque no estaban dispuestos a destinar tanto dinero a un receptor con una gran cantidad de entradasa y mucho millaje.

Lo mismo podría ocurrir con Arrieta. Básicamente los Filis de Filadelfia no tienen obligaciones en nómina luego de esta temporada, y podrían estar buscando un as para liderar su rotación. Los Bravos tienen el potencial de estar en dicha puja, como parte de sus esfuerzos de reconstrucción. Para ese entonces, los Yankees habrán recortado gran parte de su nómina y podrían andar en búsqueda de Arrieta, sabiendo que su repertorio podría funcionar bien en cualquier división, incluyendo el Este de la Liga Americana. El dueño de los Medias Rojas John Henry le dijo a Price en el invierno pasado que Boston tiene el mollero financiero para conseguir otro lanzador de $200 millones. El mercado está hambriento de lanzadores abridores talentosos, y ahora mismo Arrieta está compitiendo con Clayton Kershaw por el título de mejor lanzador del planeta.

Pero en el otoño de 2017, él tendrá 31 años, y los Cachorros podrían evaluarlo de la misma forma que lo hicieron los Dodgers con Zack Greinke en el otoño pasado: Incluso con un lanzador históricamente grandioso, no hace mucho sentido el dedicar una cantidad record de dinero para la parte final de una carrera, porque inevitablemente estarás pagando por un retroceso. Por ejemplo, los Yankees obtuvieron lo que querían de CC Sabathia en sus primeros años con el equipo, pero sus últimas temporadas han sido bien feas.

Tengan en mente donde los Cachorros estarán en el invierno 2017-2018: Ellos llegaron a la postemporada el año pasado, y se espera que lleguen sin problemas en esta temporada y la que viene, dada su profundidad y la calidad de su alineación diaria. Con toda probabilidad, ellos no estarán actuando guiados por la desesperación - y ciertamente ese no sería el caso si llegasen a ganar la Serie Mundial.

Para el invierno 2017-2018, sus jugadores jóvenes ya no van a ser tan jóvenes, o baratos. Kris Bryant estará en sus años de arbitraje, al igual que Addison Russell. Anthony Rizzo entrará en los años finales de su acuerdo. Los Cachorros tendrán otras preocupaciones que atender.

Así que, en ese contexto, ¿cómo se sentirán los Cachorros acerca de comprometer más de $220 millones en un lanzador de 31 años?

La apuesta aquí es que a menos que Arrieta parpadee y esté dispuesto a aceptar algo parecido a lo que recibió Stephen Strasburg con los Nacionales, los Cachorros van a darle a Arrieta las más encarecidas gracias por sus servicios y una oferta en firme para que vuelva a la organización en cualquier momento luego de su retiro, y dejar que siga su camino.

Arrieta dice que los Cachorros no van a recibir un descuento y que él no está preocupado por su agencia libre. Él no debe darles a los Cachorros un descuento, según escribe Rick Morrissey.

Esta será una firma difícil para los Cachorros, según escribe David Haugh.

Mientras tanto, los Cachorros fueron barridos en un doble juego por los Padres el miércoles.

El abridor de los Cachorros John Lackey no vio con buenos ojos el trote de cuadrangular que hizo un jugador joven de San Diego. He aquí el cuadrangular, y el trote que hizo en las bases.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Strasburg
Brad Mills-USA TODAY SportsStrasburg cuadró una extensión de contrato de 7 años y $175 millones con los Nacionales de Washington.
Tony Gwynn se inscribió en la Universidad de San Diego State en el otoño de 1977 y realmente nunca se fue de allí. Fue seleccionado en el sorteo por los Padres, y Gwynn eligió jugar toda su carrera en San Diego, firmando en ocasiones extensiones de contrato por menos dinero que lo que habría conseguido en otro equipo, una elección que dijo que le causó problemas con líderes de la unión que hubiesen preferido que se fuese al mercado.

Pero Gwynn valoraba la felicidad que sentía al vivir en San Diego y criar a sus hijos allí. Tuvo el mismo casillero en la misma esquina del camerino, conversó con el mismo guardia de seguridad en la puerta del Jack Murphy Stadium y conocía a todos los empleados del terreno por su nombre. Luego de retirarse de las Grandes Ligas, volvió a San Diego State para ser entrenador, y su mejor en su tiempo allí fue un lanzador derecho llamado Stephen Strasburg, con el que habló con respeto y afecto. Él respetaba los esfuerzos de Strasburg por mejorar, y pensaba que Strasburg era un chico maduro, que no estaba realmente interesado en buscar la fama.

Así que si Gwynn hubiese estado vivo en su cumpleaños el lunes, probablemente habría asentido con convicción y en señal de aprobación al conocer que Strasburg había dejado pasar la oportunidad de hacer más dinero como agente libre y en cambio se quedaba en un lugar que conoce y en el que se siente cómodo. A unos meses de tener la oportunidad de llegar a la agencia libre y convertirse en el mejor lanzador disponble en el mercado, Strasburg acordó una extensión de contrato por siete temporadas y $175 millones con los Nacionales.

Los amigos de Strasburg hablan de cómo a él le encanta la estabilidad, y cuando se anuncie oficialmente el acuerdo este martes, él explicará exactamente por qué aceptó la oferta de los Nacionales en vez de esperar para conseguir más dinero. Si Strasburg hubiese jugado de esa forma, guiado por su agente Scott Boras, es posible que hubiese conseguido ofertas de más de $200 millones, a pesar de haber sido sometido a una cirugía Tommy John. Para cualquier equipo de mercado grande que buscara mejorar su rotación en el invierno próximo, Strasburg habría sido la única opción importante.

Pero Strasburg optó por tomar el acuerdo con mucho dinero ahora, en vez de esperar por más dinero. "Es difícil rechazar una oferta como esa en mayo", dijo un evaluador rival.

La eliminación de Strasburg significará que el mejor abridor en el mercado de agentes libres podría ser R.A. Dickey, o quizás Bartolo Colón. Significa que cualquier equipo que quiera mejorar su rotación de forma significativa debe tomar la ruta de la vieja escuela y comenzar a mirar el mercado de cambios.

Y significa que cualquier equipo que tenga en su rotación a un lanzador joven con valor debe por lo menos sopesar la posibilidad de aprovechar las condiciones del mercado y las ofertas en el terreno. Como se menciónó en este mismo espacio hace unas semanas, el resto del mundo del béisbol se pregunta cómo y cuándo Oakland hará disponible en el mercado a Sonny Gray (quien ha tenido un pésimo arranque de temporada, con efectividad de 6.00 luego de ser apaleado por Boston el lunes, como escribe Susan Slusser).

La hambruna por abridores en el mercado podría provocar que los Mets, que están repletos de pitcheo, ponderen la posibilidad de hacer disponible en el mercado Matt Harvey, quien será elegible para la agencia libre luego de la temporada 2018, a ver que consiguen por él a cambio. Parece poco probable que los Marlins se queden con José Fernández más allá del 2018, cuando se puede convertir en agente libre; podría ser inteligente para ellos colocarlo en el mercado en este verano. Los Indios discutieron la posibilidad de intercambiar uno de sus abridores en el pasado invierno, pero no se sintieron motivados por las ofertas recibidas; escuchar ofertas por Danny Salazar podría hacer el mayor de los sentidos en el invierno que viene, porque contrario a Corey Kluber o Carlos Carrasco, él no tiene un contrato a largo plazo y no va a ser elegible para arbitraje hasta la próxima temporada baja. Muchas cosas le han salido mal a los Bravos en el arranque de esta temporada, pero las fuerzas del mercado probablemente hayan fortalecido sus probabilidades de conseguir algo bueno en un cambio por Julio Teherán, quien está amarrado a un contrato que estará vigente hasta el 2019, con una opción de $12 millones para 2020.

En teoría, los Rays tienen un superavit de abridores, especialmente Blake Snell esperando en las menores porque se abra un puesto en la rotación y Alex Cobb trabajando en su regreso de la cirugía Tommy John. (Los problemas del zurdo Matt Moore podrían alterar los planes del equipo).

AP Photo/Carlos OsorioEl abridor zurdo Rich Hill tiene efectividad de 2.39 y WHIP de 1.17 para los Atléticos, con 46 ponches en 37.2 entradas.
Rich Hill, que está lanzando bien de nuevo, podría convertirse en una opción interesante para cambios a mediados de la temporada para algún equipo. Juan Nicasio tiene contrato de una temporada con los Piratas, y a medida que Pittsburgh siga integrando algunos de sus mejores lanzadores prospectos en las mayores en las semanas venideras, podrían explorar el valor de Nicasio como ficha de cambio. Los Filis tienen a Jeremy Hellickson. Los Padres están mercadeando a Andrew Cashner, dicen evaluadores rivales.

El nuevo contrato de Strasburg es un recordatorio de cuánto se valora el pitcheo abridor en el béisbol - y lo escaso de dicho material a principios del 2016.

La extensión de Strasburg es asombrosa, pero hace sentido, según escribe Barry Svrluga.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Chicago Cubs and 1998 New York Yankees
Getty Images, AP PhotoLos Cachorros de 2016, al igual que los Yankees de 1998, están sacándole partido a cada turno y haciendo fiesta con los rivales débiles, y es posible que no estén a su máxima capacidad todavía.
La oficina central de los Cachorros de Chicago sigue intentando mejorar al equipo, según escribe Gordon Wittenmyer.

El equipo, como un todo, ha tenido uno de los mejores inicios de temporada en la historia de Grandes Ligas, con marca de 20-6 y un diferencial de carreras de más-93.

Ellos están haciendo lo mismo que hicieron los Yankees de 1998: Generando consistentemente turnos competitivos y sólidos en el plato en cada partido, y destruyendo sistemáticamente una liga que casualmente está saturada de equipos no competitivos. En 1998, la Liga Americana añadió a los Devil Rays de Tampa Bay, un equipo de expansión que tuvo marca de 1-11 ante los Yankees, y Kansas City se fue sin victorias en 10 juegos ante Nueva York, permitiendo 78 carreras en 89 entradas. De igual forma, los Cachorros destruyeron a los Rojos, superándolos en anotaciones hasta ahora 60-20.

Pero los Cachorros también completaron la barrida sobre los Piratas, abrumándolos en los tres partidos. Hubo momentos en los que un turno al bate o una jugada pudieron llevar el partido por otro camino, y el miércoles, un momento como ese ocurrió cuando Andrew McCutchen dejó caer un batazo de línea, extendiendo el ramillete de los Cachorros - he aquí la jugada - y entonces Ben Zobrist destrozó el siguiente lanzamiento de parte de Juan Nicasio para un cuadrangular de tres carreras.

Sin embargo, en general la serie no fue competitiva: Los Cachorros dominaron a los Piratas en los tres días, superando en anotaciones a Pittsburgh 20-5, los superaron en hits 34-21, y lograron casi el doble de boletos, 15 to 8. En esta temporada, los Cachorros han recibido 139 boletos y han otorgado apenas 66, un conjunto de números que están en el corazón de su éxito.

Pero he aquí lo que da un poco de temor al resto de los equipos de la Liga Nacional, incluyendo a los Piratas y los Cardenales, quienes tienen la tarea de intentar darle alcance a Chicago en el resto de la temporada: Individualmente, la mayor parte de estos Cachorros de 2016 - al igual que los Yankees de 1998 - no están necesariamente jugando a su mejor nivel.

Oh, seguro, Dexter Fowler ya es uno de los primeros candidatos al JMV, con promedio de .348, OPS de 1.057, y Kris Bryant está bateando .303. Pero Anthony Rizzo batea .260 hasta el jueves en la mañana, con mucho poder, y Zobrist promedia .250, y Jason Heyward realmente ha tenido problemas en el plato, con promedio de .211. A los Cachorros le quedan solo dos receptores: Miguel Montero está en la lista de lesionados, y por supuesto, Kyle Schwarber está fuera por el resto de la temporada. Jorge Soler ha fallado en asegurarse el puesto de jardinero izquierdo luego de la lesión de Schwarber, lo que ha dado como resultado más turnos al bate para Javier Báez, y este ha demostrado día a día lo dinámico que puede ser como jugador.

Jake Arrieta ha sido históricamente grandioso, sí, pero John Lackey ha sido un poco inconsistente. Trevor Cahill, que se esperaba que fuese parte importante del bullpen, ha tenido problemas con su comando.

Ellos tienen muchos jugadores realmente buenos que están teniendo temporadas realmente buenas, aplastando a equipos malos e incluso a algunos equipos buenos, pero es posible que la Liga Nacional no haya visto su mejor forma todavía. Y eso es de temer.
Etiquetas:

MLB, Beisbol, Chicago Cubs

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mi primera conversación con Dee Gordon, hace algunos años, fue sobre su pelea perpetua de mantener su peso y fuerza durante el maratón que es la temporada de béisbol. En casi todos los entrenamientos primaverales que le siguieron, yo le pedía una actualización de ese esfuerzo, para ver cómo había progresado. Era como monitorear el crecimiento del hijo de un amigo a través de sus tarjetas anuales de Navidad.

Como siempre, Gordon respondía de forma alegre, puntualizando de forma habitual sus frases con un "señor", a modo de respeto. Ningún jugador en el béisbol es más sociable que Dee Gordon. Ningún jugador es más educado. Sus padres le enseñaron bien.

La suspensión de Gordon por 80 juegos por dar positivo a testosterona y clostebol, anunciada en la madrugada del viernes luego de haber ayudado a los Marlins a barrer a los Dodgers, debería (pero probablemente no va a ser así) a disipar un par de estereotipos sobre el uso de drogas para mejorar el rendimiento. Ahora ya deberíamos saber que los usuarios de sustancias vienen en todas formas y tamaños, desde los que tienen montañas de músculos como Jose Canseco hasta jugadores esbeltos que tienen problemas hasta para entallar su uniforme, como Gordon. Y los usuarios de PED no son todos aquellos que se esconden en las esquinas de los camerinos: Si yo hiciera un ranking de jugadores por simpatía, Gordon estaría entre mis 10 mejores de todos los tiempos.

Pero ser un modelo de comportamiento no exime a Gordon de ser ambicioso, o codicioso. Hasta que Gordon no dé una explicación completa de cuándo, cómo y por qué hizo trampa, nunca sabremos todos los detalles de su uso (e incluso si ofreciera una descripción, milígramo por milígramo o aguja por aguja, nunca sabríamos de seguro si nos está diciendo la verdad). Gordon publicó unas declaraciones escritas el viernes en las que indica que no sabe cómo llegaron esas sustancias a su organismo, pero que no piensa apelar la suspensión.

Gary A. Vasquez/USA TODAY SportsPoco después de que Dee Gordon conectara sencillo para empatar el juego entre Marlins y Dodgers, se anunció su suspensión de 80 juegos por dopaje.
Es posible que las haya estado utilizando durante toda su carrera profesional, y que haya aprendido a manejar su uso para no ser detectado en las pruebas. O quizás solo las utilizó en esta primavera.

Quizás Gordon cruzó la línea como respuesta al problema de mantener su peso y fuerza. Cuando Gordon estaba a punto de llegar a Grandes Ligas, luego de la temporada 2010, él explicó como se había disciplinado a sí mismo para comer más y más, pero que había sido bendecido (o maldecido, dependiendo de la perspectiva) con un metabolismo que parecía tragarse cualquier cantidad de calorías ingeridas.

Gordon tuvo su primera oportunidad de ser torpedero de los Dodgers en el 2011, pero fue tan errático, tanto en su defensiva como en su ofensiva, que luego de un par de años había sido relegado a ser jugador a tiempo parcial. Los Dodgers decidieron utilizar su increíble velocidad saliendo de la banca.

Hace un par de primaveras, Gordon explicó que había decidido que su método favorito de entrenamiento en la temporada baja - horas y horas de jugar al baloncesto - era tan contraproducente que iba a recortar su tiempo de juego. Al entrar a la temporada 2014, él recibió la oportunidad de ser el intermedista titular de los Dodgers, y aunque la transición en la defensa fue difícil para él, inicialmente Gordon tuvo éxito, al lograr porcentaje de embasamiento de .344 en la primera mitad.

Sin embargo, en la segunda mitad se desvaneció, y esa es la razón por la que los Dodgers no titubearon en cambiarlo a Miami - vendiendo rápidamente un activo emergente.

En la primavera del 2015, Gordon habló felizmente sobre su llegada a los Marlins, sobre su nueva oportunidad. Lucía más viejo. Lucía más fuerte. Dijo que había alterado su dieta para incluir pollo y arroz. Grandes cantidades de pollo y arroz. Y Gordon tuvo el mejor año de su carrera, con promedio de .333, lo suficientemente bueno como para ganar el cetro de bateo de la Liga Nacional. Los Dodgers fueron criticados durante todo el verano por haber cambiado a Gordon a Miami, por no darle valor a lo que él pudo haber sido para ellos como jugador.

Cuando yo vi por primera vez a Gordon en los entrenamientos primaverales de este año, a finales de febrero, no le mencioné su pelea por las libras. Él estaba jugando cartas con un compañero en una tabla en el medio del camerino de los Marlins, lanzando con fuerza cada mano que no era de su agrado. Nunca pude entender el juego que estaba jugando, y no quise interrumpirlo, mientras esperaba por una oportunidad de hablarle de su nuevo contrato.

Cincuenta millones de dólares por cinco años, un acuerdo que le cambió la vida a alguien que parecía a punto de perder su oportunidad de llegar a Grandes Ligas hace algunos años. Se había esforzado por encontrar su lugar en las mayores, al desarrollar la fuerza para hace swing, para batear, para quedarse.

Gordon no estará con los Marlins por los próximos tres meses, mientras cumple su suspensión, sin paga. Pero cuando Gordon vuelva, su nuevo contrato seguirá en pie. Se va a perder cerca de la mitad de su salario para esta temporada, o cerca de $1.65 millones, y entonces los Marlins le pagarán $7.8 millones en el 2017, $10.8 millones en el 2018, $13.3 millones en el 2019, $13.8 millones en el 2020. Además de una cláusula de salida para el 2021 por $1 millón. Todo garantizado.

Los Marlins no tienen idea de si el uso de sustancias por parte de Gordon le ayudó a su éxito en el 2014, antes de que ellos cambiaran a su mejor lanzador prospecto, Andrew Heaney, para conseguirlo. Ellos no tienen idea si las sustancias fueron la piedra angular de su cetro de bateo el año pasado. Ellos no tienen idea del tipo de jugador que él va a ser en el resto de su contrato.

Ello solo saben que ellos tienen que seguirle pagando, bajo los términos del convenio laboral y el Acuerdo Conjunto Antidopaje entre las Grandes Ligas y la Asociación de Jugadores.

La unión acogió las pruebas de drogas y las ha llevado más lejos que en cualquier otra liga profesional. Pero por razones filosóficas, todavía no han considerado seriamente la idea - hasta ahora - de permitir que se puedan cancelar contratos multianuales, como el de Gordon, luego de un positivo por dopaje.

La realidad práctica es que hasta que la asociación de jugadores permita esto, el incentivo por hacer trampas va a seguir siendo superior a los riesgos que involucra el ser atrapado en la trampa. Sea cual sea la intención, sea cual sea la justificación, el crimen por uso de sustancias en el béisbol paga bien.

Para Manny Ramírez. Para Ryan Braun. Para Melky Cabrera. Para Dee Gordon.

Finalmente, en el medio del juego de cartas de Gordon en el entrenamiento de los Marlins, hubo una pausa natural, y yo lo felicité por su contrato.

"Gracias, señor", dijo alegremente, recogiendo sus cartas.

  • Gordon logró un gran hit el jueves, mientras los Marlins completaban la barrida de los Dodgers. Los Marlins reaccionaron a la noticia de la suspensión.
  • Los Marlins aman y apoyan a Gordon, dijo David Samson.
  • Gordon bateaba .266 luego de aparentemente dar positivo en semanas recientes.
  • Yo escribí aquí el otro día, luego de la suspensión de Chris Colabello, que la unión ha retenido el uso de dos armas poderosas en su lucha contra los esteroides:
1. Darle a los equipos la opción de cancelar contratos multianuales luego de que un jugador de positive a esteroides.

2. Presión de sus pares. Hay algo increíble y contrario a la intuición sobre como los usuarios de sustancias traicionan a sus hermanos de juego en las Grandes Ligas por dinero y luego son tratados a gusto en los camerinos. Miren, la bóveda de dinero disponible a los jugadores está definida, y cuando los jugadores toman la decisión de utilizar sustancias para ganar ventaja competitiva sobre otros jugadores - hacer trampa en un sistema preparado por la unión - el impacto práctico es el mismo que si ellos fuesen a los casilleros de sus compañeros a robarles dinero.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Maeda
APEn las primeras dos aperturas de Maeda en la temporada regular, lanzó 12 entradas sin recibir carrera, en las que dio un pasaporte y ponchó a ocho

LOS ÁNGELES - Yasmani Grandal metió la mano a su casillero y sacó la tarde del sábado un cartel de cartón que mide aproximadamente 11 por 15 pulgadas. En el lado izquierdo, había una lista de palabras individuales en japonés, en el derecho, no aparecía ninguna frase.

El cátcher de los Dodgers de Los Ángeles trabajará por primera vez en la temporada con el lanzador Kenta Maeda hoy por la noche contra los Gigantes de San Francisco y Jeff Samardzija. Grandal leía las palabras en japonés del lado izquierdo para bola rápida, cambio, slider y curva. Grandal ha trabajado para memorizar todo en caso de necesitar ir al montículo en el juego y ofrecer alguna sugerencia, sin el apoyo de un traductor.

Grandal fue propuesto para recibir los lanzamientos de Maeda en los entrenamientos de primavera pero no pudo porque se lesionó su antebrazo izquierdo. Pero Grandal recibió los lanzamientos de Maeda en el bullpen, e incluso en aquellas sesiones cortas, obtuvo una idea de la personalidad de Maeda y de su precisión. Los primeros 20 lanzamientos, Grandal recordó que estuvieron "afuera", con un Maeda perdiendo la localización, lo que provocó que Grandal comenzara a preguntarse qué estaba pasando. "'Es como, ¿quién es ese tipo'", dijo Grandal.

Entonces, de repente, Maeda comenzó a dar en el blanco a la perfección, recordó Grandal, en las esquinas, en cada lanzamiento tirado a propósito. Grandal cree que Maeda usó esos primeros 20 lanzamientos para soltarse, para sentir béisbol ese día, antes de cambiar. "Él puede fácilmente poner el interruptor en encendido", dijo Grandal.

Yasmani Grandal
APEl cátcher de los Dodgers trabajará por primera vez en la temporada con el lanzador Kenta Maeda hoy por la noche contra los Gigantes

A.J. Ellis le recibió lanzamientos a Maeda muchas veces en los entrenamientos de primavera y sus primeras dos aperturas en la temporada regular, en las que el pitcher de 28 años, lanzó 12 entradas sin recibir carrera, en las que dio un pasaporte y ponchó a ocho. Maeda no habla mucho inglés, pero la devoción de Grandal por aprender el japonés podría no ser necesaria porque Ellis dice que Maeda sabe pronunciar en inglés cada uno de sus lanzamientos. Y Maeda tiene una buena sensación para lanzar que al final, él probablemente va a manejar el trabajo mental y Grandal lo ordenará con las decisiones.

Ellis dice que en muchos aspectos, Maeda lanza y se prepara como el ex lanzador de los Dodgers, Hiroki Kyroda, quien fue compañero de Maeda con los Hiroshima Carp en la Japan Central League. "Hasta en las formas que dibuja en su informe de preparación", dijo Ellis. "Con las figuras de palo dibujadas por ellos".

Maeda ha transmitido rápidamente con los Dodgers su sentido del humor -que tal vez se refleja en esa frase escrita en el cartel de Grandal- y ha desarrollado rápidamente una relación con el abridor Scott Kazmir y otros de sus compañeros, también ha impresionado con su preparación. Los otros en el vestidor lo ven constantemente moverse antes de una salida -al igual que Kuroda, Clayton Kershaw-. Grandal añadió: "Nunca lo ves en su casillero".

A la mitad de la semana pasada, Grandal revisó un video de otras lanzadores derechos que enfrentaron a los Gigantes temprano en la temporada, buscando las cosas que habían trabajado contra San Francisco para encontrar pistas. Pero Grandal sabe que en las circunstancias que Maeda tendrá esta noche, ese tipo de información no será tan crucial como lo es para otros lanzadores en otros días. "Con un tipo como él", dijo Grandal, "tú realmente trabajas con sus fortalezas. Es un tipo que no se ha visto antes".

La excelencia de Maeda se ha debido en cómo evitar errores en el medio de la zona de strike.

Si es necesario, Grandal utilizará el japonés que ha memorizado. Sin embargo, el éxito o fracaso de Maeda se deberá más a si los Gigantes pueden traducir en la ofensiva el poco conocimiento que tienen del diestro.

Según Elias Sports Bureau, Maeda busca convertirse en el primer lanzador de la era moderna (desde 1900) en iniciar su carrera en las Major League Baseball con tres aperturas sin recibir anotación en al menos seis entradas.

El sábado, el lanzador de los Gigantes, Johnny Cueto venció a los Dodgers de nuevo. El abridor de Los Ángeles, Scott Kazmir, tuvo problemas.

Los Dodgers tienen la esperanza de conseguir mejores resultados de un bullen sin cambios, escribe Bill Shaikin.

Hyun-Jin Ryu, fuera indefinidamente por un problema en el hombro, ahora tiene una lesión en la ingle, escribe Bill Plunkett.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Kyle Schwarber
AP Photo/Ross D. FranklinSchwarber se perderá el resto de la temporada 2016 al sufrir el desgarro de los ligamentos de la rodilla izquierda.
Cada lesión importante provoca la caída de una serie de fichas de dominó que caen en diferentes direcciones, y ahora con la salida de Kyle Schwarber por el resto del año, las carreras de otros jugadores de béisbol serán alteradas.

He aquí los jugadores más afectados directamente por la terrible lesión de rodilla de Schwarber, quien terminó 10º entre todos los jugadores de Grandes Ligas la temporada pasada en OPS ante lanzadores derechos (.953):

1. Jorge Soler

Debido a sus problemas en el 2015, cuando bateó .262 con 121 ponches en 404 apariciones en el plato con defensiva por debajo del promedio en los jardines, su valor percibido en el mercado de cambios se desplomó ante los ojos de algunos evaluadores rivales. Si los Cachorros lo hubiesen cambiado en la temporada baja, probablemente lo habrían tenido que hacer por menos del valor percibido para él en sus libros. Pero eso significó además que al entrar a los entrenamientos primaverales, se quedara estancado en un lugar raro en su carrera; Soler, de 24 años, ya no tenía nada que probar en Triple-A, la que dominó a su antojo, y al mismo tiempo no tenía un rol titular en el equipo grande de los Cachorros.

Sin embargo, con la salida de Schwarber, Soler tiene de nuevo la oportunidad de convertirse en regular, y mientras mejor juegue, más tiempo de juego tendrá. Por supuesto, los Cachorros quisieran que él aprovechara al máximo esta oportunidad, a la vez que ayude al equipo de Grandes Ligas y restaure su valor de cambio, en caso de que el equipo tenga que tomar algunas decisiones en el futuro.

Los Cachorros tienen varias alternativas, desde Javier Báez a Matt Szczur a Tommy La Stella a una buena cepa de jardineros en liga menor, como Albert Almora. Soler tendrá la primera oportunidad real de quedarse con el puesto, pero el reloj ya está corriendo en su contra.

2. Wilson Contreras

Los Cachorros tenían la firme intención de utilizar a Schwarber como receptor en esta temporada, junto con Miguel Montero y David Ross, pero ahora ya no tienen esa capa de profundidad, y Contreras, el mejor receptor prospecto de los Cachorros, da un paso más cerca de las Grandes Ligas. El bateador derecho abre la temporada con el Triple-A Iowa luego de batear .333 con porcentaje de embasamiento de .413 en Doble-A el año pasado, y luego tener buenos números en la Liga de Otoño de Arizona.

3. Javier Báez

Báez está trabajando en su recuperación de una lastimadura en el pulgar, sufrida el 20 de marzo, y el otro día fue golpeado por un lanzamiento. Sea cuando sea que regrese, Báez estará entre las opciones de juego debido a su habilidad de jugar varias posiciones, pero probablemente se unirá nuevamente al equipo grande bajo las mismas condiciones que Soler: Mientras más Báez batee y muestre progreso en el plato, más probable que reciba los turnos de bateo que dejó Schwarber. Báez tiene mucha velocidad en su bate, poder y velocidad de piernas, pero también falla muchos swings. En los primeros 80 partidos de su carrera, Báez tuvo 309 apariciones en el plato, 12 dobles y 10 jonrones - y 119 ponches.

4, 5, 6 y 7. Adam Wainwright, Michael Wacha, Mike Leake y Carlos Martínez

Estos cuatro abridores derechos de los Cardenales de San Luis ya no tendrán que medirse a Schwarber en un total de 50 o 60 apariciones en el plato esta temporada.

8. Gerrit Cole

El as de los Piratas tampoco tendrá que lidiar con Schwarber mientras intenta navegar a través de la ridículamente difícil y profunda alineación de Chicago.

9. Miguel Montero

Montero, de 32 años, es el receptor titular de los Cachorros, pero ahora con la salida de Schwarber por el resto del año, es posible que reciba más turnos al bate, luego de participar en 113 juegos la temporada pasada.

Y mirando al futuro, con el avance de Contreras subiendo en el sistema de fincas de los Cachorros, Schwarber continuando su desarrollo como receptor, y Ross pautado para retirarse al final de la temporada, la organización estaría posicionada para salir de Montero si así lo quisieran. Ahora que el futuro de Schwarber como receptor es incierto, los Cachorros podrían tener más razones para quedarse con Montero para la temporada 2017, el último año de su actual contrato, por $14 millones.

10. Kris Bryant

A medida que el manager de los Cachorros Joe Maddon considera su alineación diaria, una de las opciones que va a tener es colocar a Bryant en el jardín izquierdo, con Tommy La Stella en la antesala o quizás más tarde en la temporada sea Jeimer Candelario, quien tuvo una tremenda demostración en los entrenamientos primaverales con los Cachorros. Candelario, de 22 años y bateador ambidiestro, comenzó la temporada en Doble A, donde terminó la pasada temporada antes de tener OPS de .981 en la Liga de Otoño de Arizona.

11. Dexter Fowler

Cuando los Cachorros firmaron de vuelta a Fowler en los entrenamientos primaverales, parte de su pensamiento era que podrían recuperar algo de buen valor si le extendían una oferta calificada en el siguiente otoño y se colocaban en posición de recibir un turno de compensación en el sorteo (de nuevo).

Pero ahora, con el regreso de Schwarber de una lesión seria y con la incertidumbre normal de un proceso de rehabilitación, los Cachorros podrían tener más razones para considerar quedarse con Fowler por la temporada 2017, dependiendo del tipo de temporada que tenga con ellos.

12. Kyle Schwarber como receptor

Mientras pasa por su rehabilitación, la pregunta que estará en la mente de todos es si el futuro de Schwarber como receptor quedará afectado por esta lesión. Su valor principal para los Cachorros es su poderoso swing, pero Schwarber había trabajado mucho en sus habilidades como receptor, para darle por lo menos una segunda o tercera opción detrás del plato a Maddon en algún momento.

En el pasado, una lesión como esta habría acabado la posibilidad de que Schwarber fungiera como receptor, pero con los avances de la medicina moderna, ese ya no es el caso. Con toda probabilidad los Cachorros estarán al tanto de su rehabilitación a lo largo de este año antes de decidir cuál debe ser la posición en la que Schwarber se deba enfocar más.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En medio de un partido de exhibición en Arizona, los Vigilantes de Texas intentaron una jugada para sorprender a Yasiel Puig en la segunda base, con éxito. Puig trotó de vuelta al dugout, cabizbajo, y no se fue hasta el final de la banca para arrinconarse emocionalmente y alejarse de sus compañeros de equipo.

Lo que Puig sí hizo fue ir directamente hacia Dave Roberts, puso su mano en el hombro del nuevo manager de los Dodgers de Los Angeles y le dijo, en pocas palabras: Esto fue culpa mía, y no volverá a ocurrir.

Yaisel Puig
Jim McIsaac/Getty ImagesYasiel Puig tuvo problemas en sus primeras temporadas con algunos de los fundamentos del béisbol.
Dado todo lo que ha ocurrido en la carrera de Puig, con sus errores en el corrido de bases y en el fildeo y en el camerino, mezclados con su poder y su velocidad, nadie va a medir a Puig con un estándar imposible como el que él mismo se impuso en ese momento con Roberts. Pero esto fue una señal para aquellos alrededor suyo, entre otros, que Puig está claramente intentando evolucionar como jugador y como compañero. Ya ha establecido que quiere cambiar, y el tiempo dirá si todo esto es temporero y Puig va a volver a hacer las mismas cosas que molestaron a otros en el camerino, incluyendo a su ex manager Don Mattingly.

Puig lo está intentando, hablando con otros jugadores a su alrededor y pidiéndoles consejos para hacer mejor las cosas. Le tocó el corazón su primera reunión con Roberts, quien inicialmente le dijo esto: "Háblame de tu familia".

El segundo tema que Roberts trajo a la mesa con él, luego de la familia, fue el de la rendición de cuentas, y Roberts habló sobre como el manager tenía que rendirle cuentas a sus jugadores, y cómo los jugadores tenían que rendirle cuentas a sus compañeros. No pasó mucho tiempo después cuando un tiro pasó de la primera base en un partido de exhibición y Roberts vio a Puig fajándose para estar donde se supone que estuviese, fungiendo de respaldo en la jugada, interceptando al corredor para evitar que corriera más lejos en las bases.

Sus compañeros le han visto sumergirse en su preparación con el nuevo coach de bateo Turner Ward y enfocarse en sus turnos al bate temprano en la temporada en una forma que no se vio en el 2014 o 2015. Los lanzadores contrarios se aprovecharon de Puig en las pasadas dos temporadas al repetir el mismo patrón: Irse al frente en el conteo, y entonces hacer que buscara los lanzamientos fuera de la zona, lo que solía hacer una y otra vez. Para sus compañeros, era como ver a un hermano ignorando sus tareas de sacar la basura todos los días. Puig tuvo 94 apariciones en el plato en el 2015 en las que cayó en conteo de 1-2 (una bola, dos strikes), y posteriormente bateó .187 con tres boletos y tres extrabases, ponchandose en casi el 40 por ciento de sus turnos.

En el partido de apertura del lunes, Puig cayó en conteo de 1-2 en dos apariciones en el plato - y logró una base por bolas y atizó un triple. El martes, ocurrió lo mismo: un boleto y un triple luego de caer en conteo de 1-2. En los primeros dos juegos de la temporada 2016, Puig casi ha igualado su producción completa de boletos y extrabases en ese conteo en la totalidad de la temporada pasada.

Sus compañeros lo ven trabajando duro; ellos ven el esfuerzo; ellos ven el cambio. Habrá más pruebas en el futuro, para él y para ellos. Él tiene que asimilar el éxito inicial. Él tiene que saber manejar el fracaso. Él tiene que seguir llegando a tiempo al estadio, y seguir trabajando duro.

Pero es un comienzo, un buen comienzo. Yasiel Puig tuvo una gran primavera, según dijo su manager.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO