Ruben Amaro Jr. and A.J. Preller USA TODAY Sports
Los equipos más fuertes en la Liga Americana se han fortalecido en los días recientes. Los Reales añadieron dos jugadores Todos Estrellas en tres días en Johnny Cueto y Ben Zobrist; La oficina central de Kansas City respalda a los jugadores, según escribe Sam Mellinger, y los Reales ganaron de nuevo el martes para mejorar su record a 61-38.

Mientras tanto, los Angelinos de Los Angeles consiguieron a tres jardineros en 24 horas, al hacer acuerdos por Shane Victorino, David Murphy -- quien recibió la noticia del acuerdo mientras los Indios se preparaban para jugar el partido del martes -- y David DeJesús (quien comentó sobre el cambio aquí).

Los Astros consiguieron a uno de los mejores lanzadores disponibles, Scott Kazmir. Los Yankees están en movimiento y se preparan para hacer una movida, quizás por uno de los mejores relevistas que están disponibles en el mercado, Aroldis Chapman o Craig Kimbrel.

Quizás esa sea la razón por la que los equipos tienen diferentes puntos de vista sobre la esperanza que se supone que provea el segundo espacio de comodín. Sí, es cierto que los Vigilantes de Texas están a cinco juegos de un puesto de playoffs al llegar a los partidos del miércoles, pero la fría realidad es que ellos son uno de siete equipos que luchan por ese puesto, porque los Reales, Yankees, Angelinos y Astros se han separado del resto del paquete, tanto en la tabla de posiciones como en la forma de hacer acuerdos. La esperanza para los Vigilantes significa vencer a otros seis equipos para tener la oportunidad de ser el equipo visitante en un juego de vida o muerte ante los Angelinos o los Astros.

Con el cambio de Murphy, los Indios levantaron su bandera blanca, y los Medias Blancas deben tomar una decisión parecida con su lanzador Jeff Samardzija en las horas que quedan hasta la fecha límite de cambios. La hora ha llegado para que los gerentes declaren sus verdaderas intenciones.

He aquí los equipos con más presión para hacer un acuerdo, restando poco más de 48 horas para llegar a la fecha límite de cambios:

1. Tigres de Detroit: Están a 4 1/2 juegos detrás de los Mellizos de Minnesota en la contienda por ese segundo puesto de comodín, y luego de la derrota del martes ante los Rays, están a cuatro juegos por debajo de los .500 y tienen ocho derrotas en sus últimos 11 juegos. Ellos necesitan vigorósamente tomar uno de dos caminos: cambiar a David Price y Yoenis Céspedes, o añadir un lanzador abridor.

Los Tigres tienen el ojo echado en Mike Leake si decidieran añadir personal, según escribe Bob Nightengale. Leake domino de nuevo el martes en lo que casi seguramente fue su última salida con los Rojos.

Tengan en mente que el gerente de los Tigres David Dombrowski tiene un largo historial de discusiones de cambios con el gerente de los Rojos Walt Jocketty, y ambos cuadraron un cambio por Alfredo Simón en el invierno. En esta época del año, ese tipo de relación de trabajo puede significar cuaqluier cosa, especialmente cuando los principales están contra el reloj.

Con su más reciente derrota, la elección de los Tigres parece clara, según opina Anthony Fenech. Detroit debe encargarse del futuro, según escribe Lynn Henning.

2. Filis de Filadelfia (con Cole Hamels): Como escribió Jayson Stark el pasado lunes, efectivamente los Filis han pedido a los equipos que hagan sus ofertas finales por el zurdo, y es difícil imaginar que tengan más probabilidades de cambiarlo en el futuro que ahora. Hamels viene de lanzar un partido sin hits, es el único lanzador importante que tiene contrato más allá de este año, y los contendientes interesados saben su historial en postemporada.

Cualquier cosa que los Filis tengan en la mesa de parte de los Vigilantes, Dodgers u otros equipos serán probablemente las mejores ofertas que vayan a recibir; ahora es el momento para que tomen su decisión.

Los escuchas de los Filis estaban presentes echándole un ojo a los Vigilantes el martes, según escribe Gerry Fraley.

3. Dodgers de Los Angeles: Ellos necesitan malamente pitcheo abridor, y hace sentido que puedan conseguir al menos un abridor antes de la fecha límite del viernes. Es posible para ellos conseguir ayuda en agosto, porque los lanzadores como James Shields podrían pasar por el sistema de waivers o los Dodgers podrían reclamar lanzadores más caros. Pero los Dodgers están bien conscientes de la realidad que una vez comience el periodo de cambios mediante waivers, otros equipos al frente de ellos en dicho proceso - los Gigantes, Cachorros, Mets, Nacionales - tendrán control de a quienes tengan acceso en posibles acuerdos.

4. Padres de San Diego: El gerente A.J. Preller ha demostrado la habilidad de trabajar bastante rápido, y que tiene mucho en su plato mientras mercadea a su cerrador (Kimbrel), Shields y otros en un esfuerzo por reconfigurar su roster y su nómina para el 2016. Vale la pena notas que mientras Justin Upton siempre ha parecido la elección más obvia para ser cambiado ya que será agente libre luego de esta temporada, aunque no parece que haya muchos equipos interesados en un jardinero de esquina, y algunos evaluadores están conscientes de la actuación de Upton en los pasados meses.

Los Orioles quieren a Upton, pero no está claro lo que tengan para ofrecer, y en teoría los Cachorros tienen un puesto disponible en los jardines. Pero los Angelinos ya hicieron sus movidas por jardineros, los Yankees y los Reales no tienen necesidad, y los Dodgers están saturados de jardineros. Preller podría tener un gran reto al intentar encontrar los acuerdos correctos para sus chicos.

En el interín, Upton está ignorando los rumores.

5. Azulejos de Toronto: Es obvia su necesidad de mejorar su rotación, y hasta el martes en la mañana, los Azulejos no tenían una idea de a dónde acudir para buscar ayuda, en un mercado que no tiene muchos lanzadores abridores. Su preferencia es por Samardzija, claramente, y dada su actitud en el cambio por Tulowitzki, quizás se sientan impulsados a dar un paso adicional y entregar un prospecto cotizado para adquirir al derecho de los Medias Blancas.

Los Azulejos necesitan ayuda en su pitcheo, según escribe Richard Griffin. Los Azulejos perdieron a su intermedista Devon Travis al lesionarse nuevamente el martes.

6. Cachorros de Chicago: Probablemente añadan un lanzador abridor antes de la fecha límite, y han tenido conversaciones con los Padres (Tyson Ross es el chico que realmente quieren).

Hay algunas movidas pendientes para los Cachorros, según escribe Gordon Wittenmyer.

7. Rojos de Cincinnati:
Al igual que Preller, el gerente de los Rojos Walt Jocketty tiene mucho en su plato, con Leake sobre la mesa, al igual que Chapman. No hay un fuerte sentimiento en el mercado de que Cincinnati esté completamente decicido a cambiar a Chapman antes de la fecha límite, o que estén en modo de escuchar y dispuestos a quedarse con él hasta el inviernor.

Los Diamondbacks están interesados en Chapman.

8. Medias Blancas de Chicago: Realmente no hay otra manera de ponerlo: Es el momento de conseguir la mejor pesca por Samardzija.

9.Marlins de Miami: Con Zobrist fuera del mercado de cambios, los Marlins tienen una de las piezas del cuadro interior más codiciadas en Martín Prado. Por varias semanas, la posición de los Marlins fue que no moverían al veterano jugador, pero probablemente valdría la pena dedicarle algo de tiempo y energía a considerar un acuerdo. Prado cumplirá 32 años en octubre, y no está teniendo una buena temporada (OBP de .321, OPS de .696, cuatro jonrones). Quizás sea tiempo para intentar cambiarlo ahora, quizás a los Piratas, Yankees o algún otro equipo que necesite ayuda en el cuadro interior.

10. Bravos de Atlanta: Ellos están listos y dispuestos a discutir posibles cambios por sus veteranos, desde el relevista Jim Johnson al receptor A.J. Pierzynski, los jardineros Cameron Maybin y Jonny Gomes y el antesalista Chris Johnson.

Nota interesante: Los Gigantes han estado involucrados en varias discusiones por algunos de sus mejores jugadores. Pero no hay nada de presión en San Francisco, quien está jugando bien, de nuevo, tras haber ganado tres Series Mundiales en las últimas cinco temporadas.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


David Price and Yoenis Cespedes Getty Images
A menos que haya un veto de parte del dueño Mike Ilitch, los Tigres tienen planes de colocar a David Price y Yoenis Céspedes en el mercado de cambios, según escribe Bob Nightengale.

A los equipos se les está diciendo que los Tigres no han decidido lo que van a hacer en los próximos 10 días, dada la filosofía de ganar ahora de Ilitch, así que realmente, la posición de los Tigres con Price es la misma que tuvieron los Rays en este punto hace un año: prepararse para una posible movida, pero no están completamente seguros de lo que van a hacer.

Pero la posible inyección de Price y Céspedes en el mercado de cambios podría cambiar el panorama de los jugadores de posición y lanzadores más cotizados, y aumentar la probabilidad de que algunos equipos no reciban tanto en un cambio como habrían recibido hace seis semanas. Podría ser que para cuando lleguemos al 1 de septiembre, cuando venza el periodo de cambios mediante waivers, que miremos hacia atrás y digamos: Los Rojos esperaron demasiado para mover a Johnny Cueto, y los Filis esperaron demasiado para cambiar a Cole Hamels, de nuevo.

Price sustituiría inmediatamente a Cueto como el lanzador abridor No.1 en el mercado; ambos serán agentes libres al final de la temporada, pero existen dudas sobre el codo y el control de Cueto -- Hal McCoy las detalló aquí luego de la pobre salida de Cueto el pasado domingo - mientras no existen tales dudas sobre Price.

El zurdo de los Tigres ha lucido bien cada vez que ha tomado la pelota, y ha sido dominante, con efectividad de 2.32 y 26 boletos en 132 entradas. Esa es la razón por la que los Rojos no debieron haber permitido que el haber sido anfitriones del Juego de Estrellas complicara su mercadeo de Cueto a otros equipos, porque en realidad, ¿habría cambiado en algo si Cueto hubiese lanzado en el Juego de Estrellas en uniforme de otro equipo? Ha quedado claro por varios meses que los Rojos no iban a firmar a Cueto más allá del 2015, y ha quedado claro por semanas que los Rojos no son lo suficientemente buenos como para llegar a los playoffs. Ellos debieron haberlo cambiado hace semanas, antes que el mercado se llenara de otras opciones de lanzadores abridores. Y hoy en día, Price es sin duda una mejor opción que Cueto.

El lugar de Price en el mercado además podría afectar los esfuerzos de los Filis por mover a Hamels, algo que ha ocurrido por los últimos dos años y contando. Los Filis fallaron en cambiar a Hamels en el verano pasado, un periodo que fue percibido por varios gerentes rivales como la ventana óptima para cambiar al zurdo, porque Hamels estaba brillando en el montículo, y porque era una buena alternativa para el caro mercado de agentes libres que vendría en la temporada baja, un mercado que eventualmente le dio $210 millones aMax Scherzer y $155 millones a Jon Lester. Los Filis tuvieron el invierno para hacerlo, y de nuevo fallaron en encontrar un destino viable, y decidieron esperar hasta el verano.

Ahora Hamels no está lanzando tan bien, y aunque él y los Filis siguen diciendo que él está saludable, algunos evaluadores rivales se preguntan si está experimentando los mismos problemas que tuvo en la primavera de 2014. Para record, su velocidad promedio en la recta bajó el domingo, lo que podría ser un caso de un lanzador trabajando de forma plana, y un lanzador con problemas en un día brutalmente caluroso, o quizás simplemente estaba aburrido en esos días.

Pero ahora Price se ha convertido en una alternativa interesante, ya que es un zurdo que ha generado muchos mejores resultados, y porque no tiene contrato más allá de esta temporada, así que se presume que costará menos en términos de prospectos. Para los Dodgers y otros equipos, Hamels podría ser una mejor opción porque tiene contrato port res años más, y en teoría, Hamels podría darle a los Dodgers otro lanzador élite en la temporada 2016, sin importar si Zack Greinke decida salirse o no de su contrato en este otoño.

Pero tengan en mente que el ejecutivo de los Dodgers Andrew Friedman seleccionó a Price en el sorteo para los Rays, y él lo conoce tan bien o mejor que cualquiera de sus pares. Tengan en mente que Friedman y el gerente de los Tigres David Dombrowski acordaron un cambio por Price en el verano pasado, y pueden añadirle capítulos a esa historia haciendo un acuerdo. Friedman necesita un lanzador abridor, y probablemente no se va a sentar a esperar por los Filis - con su reciente historial de intransigencia - para tratar de cuadrar algo.

Al igual que Price, Céspedes está teniendo una buena temporada, con promedio de .289, 13 jonrones y OPS de .796, y él podría ser el toletero más atractivo disponible, en lugar de Justin Upton, quien ha tenido problemas en los últimos meses y ahora tiene una lesión en el oblícuo. Céspedes podría encajar bien en los Reales y los Angelinos.

A medida que Dombrowski hable con los equipos sobre Price y Céspedes, podría valer la pena el mirar lo que ellos podrían ofrecer por Ian Kinsler, quien tiene 33 años y tiene $30 millones garantizados por las siguientes dos temporadas, con una opción para el 2018. Kinsler batea .272 con porcentaje de embasamiento de .338 y se encuentra entre los mejores bateadores de su posición, y dada la escasez de jugadores del medio del cuadro en el mercado actual, Detroit podría conseguir algo más que valga la pena. (Hola, Mets).
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Clint Hurdle and Joe Girardi Getty Images
El exceso de equipos con opciones de llegar a la postemporada como comodines ha creado un estancamiento en el mercado de cambios, pero dados los retos en el calendario que enfrentan algunos equipos justo después del Juego de Estrellas, la lista de vendedores podría crecer rápidamente.

Al hacer el ranking de los calendarios de la segunda mitad para los 24 mejores equipos en MLB - utilizando las tablas de posiciones al momento del receso del Juego de Estrellas, excluí a los equipos que comenzaron la segunda mitad con 10 juegos por debajo de los .500 o peor, además de los Rojos y los Padres, quienes se espera que sean vendedores - desde el más duro hasta el más fácil, y aparenta ser que los Yankees y los Reales podrían tener una buena segunda mitad y los Piratas podrían verserlas algo difícil.

1. Medias Blancas de Chicago
Juegos restantes en casa: 41 de sus últimos 76 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 41

Peculiaridades: Parece que los dioses del béisbol se han ensañado un poco contra los Medias Blancas en la segunda mitad, dados los retos que tienen ante ellos. Justo luego del receso, los Medias Blancas se medirán a (en orden): Kansas City y San Luis en casa, Cleveland y Boston en la carretera, los Yankees y los Rays en casa, los Reales en la carretera, y luego 10 juegos ante los Angelinos (7) y los Cachorros (3).

Buena suerte con eso.

Gran final: Si los Medias Blancas siguen de alguna manera en la contienda por los playoffs en la recta final, sus juegos finales podrían importar; ellos van a jugar seis partidos en casa ante sus rivales divisionales Detroit y Kansas City en la semana final.


2. Piratas de Pittsburgh
Juegos restantes en casa: 33 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 40

Peculiaridades: Los Piratas tienen un periodo difícil en agosto, al medirse a los Cachorros, Dodgers, Cardenales y Mets en 12 partidos consecutivos del 3 al 16 de agosto. Pero la parte más difícil para los Piratas podría ser su gira de 10 juegos como visitantes en el Dodger Stadium, el Coors Field y el Wrigley Field que comienza el 18 de septiembre.

Gran final: Los seis juegos finales para Pittsburgh serán en casa (versus San Luis y Cincinnati).


3. Orioles de Baltimore
Juegos restantes en casa: 36 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 38

Peculiaridades: Los Orioles no jugaron bien en la parte final de la primera mitad, y tendrán que vivir en la carretera para comenzar la segunda mitad; ellos tendrán nueve juegos lejos del Camden Yards ante los Tigres, Yankees y Rays. Para ese entonces, el gerente de los Orioles Dan Duquette podría tener una buena idea de si va a comprar o a vender al acercarse a la fecha límite.


4. Vigilantes de Texas
Juegos restantes en casa: 39 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 39

Peculiaridades: Los Vigilantes están a punto de tomar la decisión de si van a comprar o a vender, y posiblemente sean empujados a una u otra opción rápidamente, dada la dificultad de su calendario: 16 de sus primeros 19 juegos luego del receso del Juego de Estrellas serán ante los Astros, Angelinos, Yankees y Gigantes.

Gran final: Los siete juegos finales de los Vigilantes serán en casa, cuatro ante los Tigres y tres ante los Angelinos.


5. Dodgers de Los Angeles
Juegos restantes en casa: 32 de sus últimos 72 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 35

Peculiaridades: Los Dodgers abren la segunda mitad de la temporada con una gira visitante muy larga en Washington, Atlanta y Nueva York.

Gran final: En la semana final, los Dodgers jugarán cuatro juegos en San Francisco y tres en casa ante San Diego.


6. Diamondbacks de Arizona Juegos restantes en casa: 38 de sus últimos 75 juegos Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 36

Peculiaridades: Más del 20 por ciento del calendario restante de Arizona será ante los Gigantes (nueve partidos) o los Dodgers (siete).

Gran final: Los Diamondbacks recibirán a los Rockies y Astros para seis juegos en la semana final.


7. Indios de Cleveland
Juegos restantes en casa: 36 de sus últimos 78 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 34

Peculiaridades: Los Indios tendrán muchos partidos ante los Mellizos de Minnesota y los Reales - de hecho, 23 de sus últimos 69 juegos.

Gran final: Si los Indios terminan cerca de los Mellizos y los Reales en la recta final: Cleveland jugará 14 de 17 juegos ante esos dos equipos del 14 de septiembre al 1 de octubre, y luego recibirán a los Medias Rojas para tres juegos para cerrar la temporada.


8. Bravos de Atlanta
Juegos restantes en casa: 41 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 35

Peculiaridades: Los Bravos terminaron la primera mitad de forma terrible, y podrían estar finalizados justo al comienzo de la segunda mitad; ellos jugarán ante los Cachorros, Dodgers, Cardenales para nueve juegos más.

Gran final: Sus últimos seis partidos de la temporada será en casa, ante Washington y San Luis.


9. Azulejos de Toronto
Juegos restantes en casa: 37 de sus últimos 71 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 33

Peculiaridades: Los Azulejos tienen muchos juegos restantes (22, o casi un tercio de su calendario restante) ante los Rays de Tampa Bay y los Yankees, los dos equipos que abrieron la segunda mitad por encima de ellos en el Este de la Americana.

Gran final: Los siete juegos finales de Toronto serán como visitantes, cuatro en Baltimore y los últimos tres en Tampa Bay.


10. Tigres de Detroit
Juegos restantes en casa: 36 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 31

Peculiaridades: A medida que los Tigres intentan recuperarse de su mala racha, ellos serán puestos a prueba por los equipos del Este de la LA desde el inicio: 13 de sus primeros 17 juegos serán ante los Orioles, Medias Rojas y Rays. El gerente David Dombrowski deberá tener para el 29 de julio una buena idea de si su equipo tendrá oportunidad en la segunda mitad.

Gran final: Los Tigres terminarán la temporada con seis juegos como visitantes, tres en Texas y tres en El Cell en Chicago.


11. Medias Rojas de Boston
Juegos restantes en casa: 36 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 33

Peculiaridades: Boston todavía tiene muchos partidos pendientes ante los mejores equipos en el Este de la LA, Yankees y Rays; jugarán 19 partidos de forma combinada ante ellos, lo que representa más de un cuarto del calendario restante.

Gran final: Los últimos siete juegos de Boston serán en la carretera, ante los Yankees (4) y los Indios (3).


12. Mellizos de Minnesota
Juegos restantes en casa: 34 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 30

Peculiaridades: Luego que Minnesota juegue seis partidos ante los Atléticos y los Angelinos para abrir la segunda mitad, cada partido que tendrán los Mellizos será en la zona horaria del Este o Central. Luego del 6 de agosto, los Mellizos jugarán contra los Indios 12 veces.

Gran final: Los tres juegos finales de los Mellizos serán en casa ante los Reales.


13. Gigantes de San Francisco
Juegos restantes en casa: 34 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 30

Peculiaridades: Justo luego del receso del Juego de Estrellas y en las semanas finales de la temporada, el calendario de los Gigantes estará lleno de partidos ante los peores equipos de la Liga Nacional. Del 6 de agosto al 2 de septiembre, los Gigantes tendrán varios competidores formidables, entre ellos los Cachorros, Nacionales, Cardenales, Piratas y Dodgers.

Gran final: Los siete juegos finales de los Gigantes serán en casa, ante los Dodgers y los Rockies.


14. Astros de Houston
Juegos restantes en casa: 37 de sus últimos 71 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 30

Peculiaridades: Houston tiene un periodo difícil comenzando el 16 de agosto, con series consecutivas ante los Rays, Dodgers, Yankees y Mellizos, incluyendo tres juegos en Yankee Stadium y tres juegos en n Minnesota. Además los Astros tendrán nueve juegos ante sus rivales divisionales Angelinos.

Gran final: Los Astros cerrarán su temporada con seis juegos en la carretera, tres en Seattle y tres en Arizona.


15. Cardenales de San Luis
Juegos restantes en casa: 39 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 28

Peculiaridades: Los Cardenales terminaron la primera mitad de la temporada ante el fuerte cuerpo de lanzadores de los Piratas, y comenzarán la segunda mitad ante los Mets y los Medias Blancas, equipos que tienen buenos abridores. Por otro lado, los Cardenales solo tendrán una serie en casa ante los Cachorros y la mayoría de su calendario en la segunda mitad será ante los peores equipos en la Liga Nacional. En cuanto a una posible preocupación delos Cardenales, mientras más rápido los Rojos ejecuten su venta a quemarropa, mejor para ellos, porque les quedan 13 partidos en calendario ante Cincinnati.

Gran final: Los últimos partidos de la temporada para los Cardenales serán ante los Piratas en Pittsburgh; ellos jugarán ante ellos en la semana final de la campaña para luego cerrar con tres juegos en Atlanta.


16. Mets de Nueva York
Juegos restantes en casa: 35 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 28

Peculiaridades: Los Mets jugarán 10 partidos ante los Filis luego del 23 de agosto, y si los Bravos terminan siendo vendedores y cojean al final, eso podría beneficiar a los Mets, quienes jugarán ante Atlanta siete veces. Así que 17 de los últimos 39 juegos finales de los Mets serán ante los Filis o los Bravos.

Gran final: Los Mets recibirán a los Nacionales en los tres juegos finales de la temporada regular.


17. Atléticos de Oakland
Juegos restantes en casa: 37 de sus últimos 71 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 29

Peculiaridades: Extrañamente, los Atléticos todavía tienen muchos juegos pendientes ante los mejores equipos del Oeste de la LN, incluyendo cuatro ante los Dodgers y cinco ante los Gigantes.

Gran final: Oakland Cierra con seis juegos en la carretera (en Anaheim y Seattle).


18. Rays de Tampa Bay
Juegos restantes en casa: Solo 30 de sus últimos 71 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 19

Peculiaridades: Ellos tendrán la menor cantidad de juegos locales de cualquier equipo en la segunda mitad, así que estarán bastante tiempo en la carretera en las semanas venideras. Sin embargo...

Gran final: ... los Rays sí jugarán sus últimos seis partidos en casa, tres ante los Marlins y tres ante los Azulejos.


19. Nacionales de Washington
Juegos restantes en casa: 41 de sus últimos 75 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 29

Peculiaridades: Los Nacionales estarán siendo retados desde el inicio de la segunda mitad, con 10 juegos ante los Dodgers, Mets y Piratas.

Gran final: Los seis juegos finales de Washington en la temporada serán como visitantes, tres en Atlanta y tres en Citi Field.


20. Cachorros de Chicago
Juegos restantes en casa: 36 de sus últimos 75 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 26

Peculiaridades: Los Cachorros aparentan tener una tremenda oportunidad de adelantar sus posibilidades de llegar a la postemporada al comenzar la segunda mitad. Ellos jugarán muchos partidos ante algunos de los equipos más débiles en la LN, tres en Atlanta, luego cuatro en Cincinnati, seis en casa ante los Filis y Rockies y cuatro juegos en Milwaukee. Dicho esto, ellos abren la segunda mitad con 17 partidos consecutivos ante equipos que ya podrían ser calificados como vendedores.

Una parte no tan buena del calendario de la segunda mitad de los Cachorros: partidos de reposición ante Cleveland (24 de agosto) y Kansas City (28 de septiembre) fueron colocados en el itinerario.

Gran final: Si los Cachorros necesitan un pequeño empuje al final para llegar a la postemporada, qué tal sus últimos seis juegos: tres en Cincinnati y tres en Milwaukee.


21. Marineros de Seattle
Juegos restantes en casa: 34 de sus últimos 73 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 22

Peculiaridades: Quizás exista una oportunidad para los Marineros de ascender en la contienda; gran parte de sus juegos restantes serán ante los Vigilantes (13) y los Atléticos (9), con algunos juegos ante los Rockies (6) y los Medias Blancas (7) entre medio.

Quizás logren aprovecharse de ello. O quizás no.

Gran final: Los seis juegos finales de los Marineros serán en casa (versus Houston y Oakland).


22. Angelinos de Los Angeles
Juegos restantes en casa: 38 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 26

Peculiaridades: A los Angelinos todavía tienen seis juegos en su calendario ante los Dodgers, y siete ante los Mellizos.

Gran final: Luego del 23 de agosto, los Angelinos tienen tres viajes por separado a la zona horaria Central, incluyendo juegos en Detroit, Cleveland, Houston, Texas y Minnesota.


23. Reales de Kansas City
Juegos restantes en casa: 35 de sus últimos 76 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 18

Peculiaridades: Los Reales tienen muchos juegos pendientes de reposición, el primero de los cuales se jugó ayer en una doble jornada ante los Medias Blancas. En medio de una estancia en casa a finales de este mes, ellos tendrán que ir a San Luis para un juego ante los Cardenales, y el 28 de septiembre, un lunes, tendrán un juego de reposición ante los Cachorros en Chicago antes de cruzar la ciudad para comenzar una serie de tres juegos ante los Medias Blancas.

Gran final: Los siete juegos finales de Kansas City serán en la carretera, incluyendo los cuatro juegos que ya mencionamos arriba (one versus los Cachorros y tres ante los Medias Blancas) y tres en Minnesota.


24. Yankees de Nueva York
Juegos restantes en casa: 41 de sus últimos 74 juegos
Juegos restantes contra equipos por encima de los .500: 18

Peculiaridades: Parece que ser que la peor parte del calendario de los Yankees ya ha concluído; ya no les restan partidos ante los Reales y los Angelinos, y la única gran serie interligas que les resta es una serie de tres juegos ante los Mets a mediados de septiembre.

Gran final: Luego de una estancia de ocho juegos ante los Medias Blancas y los Medias Rojas, los Yankees cierran la temporada regular con tres juegos en Baltimore.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yasiel PuigMark J. Rebilas/USA TODAY Sports
El director de los Dodgers de Los Angeles Mark Walter apoya a Yasiel Puig.

Esto es más importante en relación a su futuro con los Dodgers, porque en última instancia, si Walters y el presidente del equipo Stan Kasten quieren a Puig en el equipo, él se va a quedar con el equipo. Ellos tienen poder de veto como jefes del encargado de operaciones deportivas del equipo Andrew Friedman.

Puig es un jugador muy mercadeable, un jugador dinámico cuando está luciendo bien, y mientras existan esperanzas en Walter y Kasten de que él algún día pueda ser más consistente en sus turnos y en situaciones de juego lo suficiente como para ser efectivo (o por lo menos mejor), entonces el jardinero derecho estará indemnizado.

Aparentemente, ahí es donde está parado ahora. De la historia de Dylan Hernandez:

Aunque las dudas van en aumento dentro de la organización en cuanto a la posibilidad de que algún día la producción de Puig va a la par con su talento, el director de los Dodgers Mark Walter se mantiene optimista.

"Yo no me rendiría con él ahora mismo", dijo Walter, el dueño que tiene la parte que controla el equipo.

Walter dijo que su respaldo a Puig no está basado en el potencial de mercadeo que tiene el jugador, sino en lo que él piensa que Puig puede hacer como jugador.

"Yo pienso que él va a ser un gran jugador", dijo Walter.

Walter apuntó a un rodado que Puig conectó la semana pasada en un juego en casa ante los Filis de Filadelfia.

"Sí lo observan, él juega duro", dijo Walter. "¿Vieron ese batazo débil? Corrió como demente. Y por poco logra el hit".

Walter prosiguió, "Claramente, claramente Puig tiene un potencial y un talento increíbles. Y pienso que tiene un gran corazón y siempre quiere jugar duro. Así que pienso que eso va a quedar demostrado".

Sin embargo, Walter dijo que si la oficina central decide cambiar a Puig, él no va a impedir que se lleve a cabo.

"Sería tonto de mi parte el contratarlos y luego decirles lo que tienen que hacer", dijo Walter.

Hasta la semana pasada, Walter no tenía conocimiento de que hubiese conversaciones de esa naturaleza. "Pero, para ser justos, yo no estoy en ese cuarto todo el tiempo", añadió.

Será interesante ver como evoluciona el pensamiento de los Dodgers sobre Puig, de 24 años, porque no está claro que él encaje en su modo de pensar, en el que el éxito no se mide por meramente llegar a la postemporada, sino en ganar la postemporada y traer a casa el primer campeonato desde 1988. Casi todos los equipos se enfocan en llegar a los playoffs y no consideran el éxito en la postemporada o en la Serie Mundial dentro de la ecuación, pero para los Dodgers, el llegar a octubre para luego perder es considerado como un fracaso.

No es suficiente el meramente jugar en octubre; los Dodgers necesitan jugar bien en octubre, y un bateador de swing libre como Puig, que ha tenido problemas para hacer ajustes de turno a turno, podría no encajar bien en ese modo de pensar.

Puig tuvo una excelente Serie Divisional de la LN ante los Bravos en el 2013, yéndose de 17-8, pero en sus siguientes dos series en octubre - la Serie de Campeonato de la LN en 2013 y la Serie Divisional de la LN en 2014, ambas ante los Cardenales - fue anulado por completo, ponchándose en 18 de 36 turnos y promediando .222. Se ponchó ocho veces en 12 turnos ante San Luis en la serie divisional del año pasado, y los lanzadores de los Cardenales ejecutaron con éxito su plan de ataque ante él, trabajando una especie de reporte de escuchas bien definido que es común en una serie postemporada.

Si la oficina central de los Dodgers llega en algún momento a la conclusión de que él estilo de Puig está destinado a ser anulado en futuras series postemporada, eso debería ser un factor en su decisión de quedarse con él o no, por las mismas razones que los equipos con aspiraciones campeoniles suelen inclinarse más hacia los lanzadores con el tipo de repertorio de poder que suele caer bien en octubre. Parte de la frustración de los compañeros de Puig es que él tiende a hacer los mismos errores una y otra vez con sus decisiones en el terreno y en sus turnos al bate, lo que los enloquece.

Sería interesante sentarse en una reunión con el manager de los Dodgers Don Mattingly, el coach de bateo Mark McGwire y Friedman y escuchar el tipo de futuro ellos prevén para Puig.

Estas son algunas muestras pequeñas, pero pero son ejemplos de los números de Puig en temporada regular ante lanzadore que podría enfrentar en octubre, y en general, ha lucido bien:

• Jordan Zimmermann: 1-en-3, un ponche

• Stephen Strasburg: 1-en-5, un ponche

• Max Scherzer: 2-en-3

• Gio Gonzalez: 0-en-5, dos ponches

• Jake Arrieta: 2-en-3

• Jason Hammel: 1-en-3, un ponche

• Jon Lester: 1-en-2

• A.J. Burnett: 3-en-7

• Gerrit Cole: 5-en-6

• Francisco Liriano: 1-en-3, un ponche

• Mark Melancon 0-en-5, 2 ponches

• Lance Lynn: 4-en-6

• Carlos Martínez: 3-en-5

• John Lackey 0-en-3, un ponche

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Carlos Martinez and Clayton KershawUSA TODAY Sports
He aquí la definición del diccionario Merriam-Webster dictionary de la palabra desaire: "ignorar (a alguien) en forma deliberada e insultante".

El manager de los Gigantes Bruce Bochy pasó mucho tiempo en la oficina del manager visitante en Washington el fin de semana pasado analizando sus posibles selecciones para el Juego de Estrellas, pensando en varias combinaciones. Él está bien consciente del gran trabajo de Carlos Martínez y Jeurys Familia y otros, y Bochy habló sobre cómo le gustaría poder seleccionar a todo el que esté teniendo una gran temporada.

Pero los managers de los equipos de Estrellas están completamente encajados en las reglas que tiene el partido - reglas que son necesarias, porque no se puede seleccionar a todo el mundo - y ellos tienen que hacer selecciones imposibles, así que el "desaire" realmente no aplica aquí. Necesitamos una palabra nueva.

¿Qué tal "omisión"?

Del diccionario Merriam-Webster, la definición de omisión: "algo que no ha sido incluido o hecho;algo que ha sido omitido".

Algo. O en este caso, alguien.

Muchas de las selecciones hechas por Bochy y el manager de los Reales Ned Yost fueron dictadas por dominos que iban cayendo, particularmente los jugadores que solo fueron añadidos por la regla que establece que cada equipo debe estar representado con por lo menos un jugador. Martínez está teniendo una mejor temporada que Jonathan Papelbon, y Familia debería ser seleccionado por encima de Francisco Rodriguez de los Cerveceros, pero de una forma u otra, alguien que lo amerite se va a quedar fuera.

He aquí los jugadores que yo desearia que no fuesen omitidos:

1. Clayton Kershaw, SP, Dodgers de Los Angeles: El zurdo de los Dodgers no está teniendo una temporada tan dominante como la del 2014, pero no es que esté teniendo una mala temporada; está empatado en el liderato en MLB en ponches y tiene efectividad de 3.08. Él pertenece a la realeza del béisbol y debería estar en el Juego de Estrellas.

Kershaw dijo que no tenía expectativas de nada.


2. Carlos Martínez, SP, Cardenales de San Luis: Ha dado un gran paso al frente este año, desarrollando su cambio como uno de los mejores del béisbol y está aprendiendo a controlar sus emociones. Me gustaría que se recompensara por ello.


3. A.J. Ramos, RP, Marlins de Miami: El cerrador de los Marlins ha permitido 18 hits y apenas un cuadrangular en 37 2/3 entradas, con 46 ponches. Tiene WHIP de 0.74.


4. Kevin Kiermaier, OF, Rays de Tampa Bay: El jardinero central de los Rays es el Babe Ruth de las métricas defensivas esta temporada, con una gran delantera en varias categorías. Como explicó una vez el gerente de Oakland Billy Beane, significa lo mismo el evitar una carrera que anotarla, y nadie ha sido mejor en esa parte del juego que Kiermaier en esta temporada.


5. Brian Dozier, 2B, Mellizos de Minnesota: Dozier comenzó su campaña para ser el ganador del "Voto Final" con un cuadrangular para dejar tendido al rival el lunes en la noche. Los Mellizos han sido una de las sorpresas más grandes en esta temporada, y Dozier se ubica entre los 20 mejores bateadores en MLB en WAR (de acuerdo con Fangraphs). Él es el jugador con mejor ranking en esta categoría que no es un Todos Estrellas.

Es demasiado malo que no sea parte del equipo de la Liga Americana... todavía.

Alex Rodriguez fue ignorado para el Juego de Estrellas, según escribe John Harper. Sería mejor para Rodríguez ser un Todos Estrellas en octubre que en julio, según escribe Ian O'Connor.

El Juego de Estrellas es el mayor perdedor por el desaire a A-Rod, según escribe Ken Davidoff. A-Rod está tomando la actitud correcta, según escribe Bob Klapisch.

Yo no creo que haya sido un desaire el no incluir a Rodríguez; Nelson Cruz se ganó el puesto de abridor (como designado) mediante el voto de los fanáticos, una selección perfectamente razonable, y Prince Fielder, quien está teniendo una tremenda temporada y se ubica sexto entre todos los jugadores en OPS, fue seleccionado por encima de él.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Zack Greinke llevó a 27 y dos tercios su racha de entradas sin permitir carreras después de su dominante actuación la víspera contra los Mets de Nueva York, y su promedio de efectividad para la temporada está en 1.48. Según escribió Anthony Witrado, Greinke no piensa en su racha de innings, pero sospecho que está siendo modesto, y probablemente piensa en sus resultados más que la mayoría de los lanzadores en esta temporada, teniendo en cuenta lo mucho que podría significar en este año.

Greinke firmó un contrato de seis años y $ 147 millones con los Dodgers de Los Ángeles antes de la temporada 2013, pero contiene una cláusula de salida que puede ejercer este otoño y Greinke está lanzando tan bien y es un lanzador tan inusual que parece una conclusión inevitable que él va a probar el mercado de nuevo.

Greinke cumple 32 años en octubre y en algún momento después de la pausa por el Juego de Estrellas, se registrará la entrada número dos mil de su carrera, el tipo de acumulación que reflexivamente algunos gerentes generales huyen por estos días. Si Andrew Friedman, que supervisa las operaciones de béisbol de los Dodgers, sigue siendo tan disciplinado como ha sido a lo largo de su carrera, y se centra en la regresión natural de los lanzadores que van envejeciendo, puede muy bien dejar pasar la oportunidad de dar a Greinke otro contrato a largo plazo.

Pero Greinke es inusual en muchos sentidos, otra es su tendencia a ser terriblemente honesto. (El receptor de los Dodgers A.J. Ellis, una vez bromeó que cuando la mayoría de sus compañeros de equipo dicen alguna broma o algo incómodo puedes reírte de ello, pero cuando Greinke dice algo sobre uno, tienes que mirarte en el espejo durante horas y reconsiderar tu humanidad).

Greinke es un atleta excepcional, un extorpedero con un casi perfecto y natural modo de soltar la bola, lo que debería mejorar sus posibilidades de preservar su efectividad a medida que envejece. Allard Baird, exgerente general de los Reales de Kansas City, ha contado que observó a Greinke lanzar en su primera sesión de bullpen después de que se había alejado del juego por un tiempo al principio de su carrera, y de inmediato, Greinke fue capaz de morder las esquinas de la zona de strike, su comando era casi perfecto.

Greinke también tiene una gran variedad de lanzamientos; a medida que envejece naturalmente pierde velocidad en su recta, pero tendrá otras maneras de poner out a los bateadores, con su cambio de velocidad, el uso de lanzamientos rompientes y el movimiento de su bola rápida. Algunos evaluadores rivales comparan a Greinke con Greg Maddux, quien tuvo efectividad de 2.22 en el año en que cumplió 32 años, y llegó a lanzar otra década y completar 5008 entradas en su carrera.

Pero todo dependerá de lo que Greinke quiera hacer, dónde podría querer lanzar, y lo que va a valorar más. Siempre podía optar por trabajar para quedarse con los Dodgers, donde ha estado cómodo, haciéndoles encontrar una extensión justa y amigable para ambas partes. Podría volver a la apertura del mercado y esperar alguna inversión fuerte de un club - tal vez los Gigantes, que tendrán dinero disponible cuando se termine la temporada y necesitarán ayuda en la rotación.

Su valor crece por su actuación. Piense en esto: Greinke ha tenido 17 aperturas, y ha permitido una o ninguna carrera en 13 de ellas.

Greinke es incluso mejor de lo que era en 2009, de acuerdo a ESPN Stats & Information. Desde Elias Sports Bureau: Greinke es el cuarto lanzador de los Dodgers en la era moderna (desde 1900) con al menos cuatro aperturas sin carreras consecutivas en una sola temporada. Los otros son Orel Hershiser (seis en 1988), Don Drysdale (seis en 1968) y Clayton Kershaw (cuatro en 2014).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Si fueramos a hacer una lista de los 10 peores cambios en la historia reciente, los hechos por los Mets el 30 de julio de 2004, probablemente merecerían ser incluidos en alguna parte. Ese fue el día en el que el equipo cambió a un zurdo lanzallamas llamado Scott Kazmir por Víctor Zambrano y además salieron de un paquete de jugadores - incluyendo un jugador del cuadro poco reconocido llamado José Bautista, que se tomaría mucho más tiempo en florecer -- por Kris Benson.

Esos cambios resultaron bien malos para los Mets, y el momento en que los hicieron fue especialmente extraño, porque en el momento de consumarlos, los Mets estaban a seis juegos del primer lugar en el Este de la Liga Nacional, y para el momento en el que Zambrano y Benson se pusieron el uniforme de los Mets, ya estaban a nueve juegos del primer lugar. El record final de los Mets, 71-91, sirve de testigo a lo fatídico de esas decisiones.

Sandy Alderson
Alex Trautwig/Getty ImagesSandy Alderson busca terminar la racha de los Mets de no llegar a la postemporada.
Los Mets se encuentran en un lugar mucho mejor ahora en la tabla de posiciones, a 3 juegos y medio del primer lugar en el Este de la Nacional y a 4½ juegos de uno de los comodines, restando 89 partidos en el calendario, y el liderato del equipo necesita hacer algo para reforzar una ofensiva que se ha transformado desde que su funcionalidad en abril a los fallos repetidos en mayo y junio. Los Mets tuvieron una reunión de equipo el miércoles - algo diferente, según escribe Tim Rohan - y entonces tuvieron el mismo resultado, perdiendo su séptimo partido al hilo.

Incluso los fanáticos más irracionales de los Mets no pueden esperar que la oficina central consiga una superestrella ahora mismo, en lo que es la porción de vendedores del mercado de cambios. Nadie está sugiriendo que ellos vayan a ofrecer a Jacob deGrom por una mejora en la alineación. Nadie está sugiriendo que vaya a ocurrir algo parecido a lo que pasó con Víctor Zambrano y Kris Benson, y si el gerente Sandy Alderson es la fuerza motora detrás de las decisiones en los próximos 36 días, él no es el tipo de persona que suele ser intimidado por la expectativa de los fanáticos para tomar una decisión apresurada y hacer un movimiento sin pensarlo demasiado.

Pero lo que los Mets no deberían hacer - lo que no pueden hacer - es seguir con la misma alineación debilitada día tras día sin tener alguna ayuda externa y esperar que poder decir razonablemente al final de la temporada, "bueno, nosotros no éramos lo suficientemente buenos".

El liderato de los Mets necesita hacer un mejor esfuerzo que eso.

El manager de los Mets Terry Collins no le va a echar la culpa a la oficina central de los Mets por su inacción, según escribe Adam Rubin. Wilmer Flores podría ser movido a la segunda base.

La presión sigue aumentando sobre Alderson para hacer un cambio, según escribe John Harper.
Etiquetas:

MLB, Beisbol, Ortiz, David

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Repeticiones en videoAP Photo/Carlos Osorio
El manager de los Angelinos de Los Angeles Mike Scioscia habló el pasado lunes sobre sus preocupaciones con la dirección de la repetición en video este año. Y entonces el martes en la noche, el manager de los Tigres de Detroit Brad Ausmus, de manera forzada, secundó dicha moción tras la decisión que sirvió de parte aguas en el partido de Detroit ante los Rojos.

De la historia de Anthony Fenech, aquí les presentamos parte de lo que dijo Ausmus:

"Uno tiene que escoger una cosa o la otra, y nosotros elegimos retar la decisión en el plato [y no si el receptor estaba bloqueando el plato], y de nuevo, en mi mente, la repetición en video ha sufrido un retroceso este año. Ha ido hacia atrás. Y yo sé que yo no soy el único en el béisbol que se siente de esa forma. Muy rápidamente en el 2014, uno tenía algo de entendimiento de donde estaba esa línea entre lo que era o no evidencia suficiente. Pero esa línea está difusa ahora. Han ocurrido una serie de decisiones este año que el año pasado habrían sido revocadas. No estoy seguro que pueda dar una solución a esto, pero creo que estamos yendo hacia atrás".

En su mayoría los managers de Grandes Ligas se han reservado sus sentimientos hacia la repetición instantánea, apegándose a los requerimientos de MLB de ser solidarios con lo que es en general una nueva aventura. Pero la frustración va en ascenso, y lo que estamos viendo ahora es que los manager están ignorando la posibilidad de una multa - la casi seguridad de que se les impondrá una multa - para levantar conciencia de lo que ellos ven como un problema.

He aquí el contexto detrás de los comentarios de Ausmus: En la parte baja de la quinta entrada del partido entre Rojos y Tigres, Anthony Gose fue declarado out en una jugada en el plato para ser el out final de la entrada. Ausmus pidió que se revisara la decisión - pueden ver la jugada aquí, particularmente en el minuto 4:00 - y luego que los árbitros la revisaran, él perdió el reto. Yo no creo que fue tan clara como la situación del lunes en el juego del lunes de los Padres, donde se decidió, increíblemente, que un lanzamiento no golpeó a Will Venable, o tan obvio como cuando Albert Pujols fue declarado out cuando la repetición parecía mostrar claramente que había llegado quieto. (Aquí está esa jugada. Presten atención al minuto 2:09.)

Cuando oficiales de los equipos empujaron la conversación para tener más repeticiones en video hace algunos años, el motivo era simple: Tener la mayor cantidad de decisiones correctas posibles. Pero pareciera que el viaje en esa dirección se ha salido de ruta, y nadie está seguro de las razones o como sucedió.

Los comentarios de Ausmus son eco de lo que se dice en muchos camerinos, y mientras más rápido las Grandes Ligas reconozcan los errores y definan una respuesta para ellos, mejor.

Si no hay respuesta, más managers y jugadores seguirán juntándose en un coro de quejas y minando la confianza del público en el sistema de repeticiones del béisbol.

Ausmus tiene razón en retar el sistema de repeticiones, según escribe Drew Sharp.

Hubo otra decisión en el juego entre Rojos y Tigres, un intento de atrapar fuera de base a un jugador en la novena entrada, que fue retado, y la decisión original se sostuvo. (El punto de vista más claro está en el minuto 1:56.)
Etiquetas:

MLB, Beisbol, Ortiz, David

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


John FarrellAP Photo/Ted S. Warren
Cada vez que parece que los Medias Rojas de Boston han finalmente tocado fondo, encuentran nuevas formas de caer más bajo, en una oscuridad sin precedents. Ellos estaban jugando terrible, y entonces Wade Miley el jueves se tiró una rabieta en el dugout de Boston luego que el manager John Farrell tuvo la valentía de quitarle la pelota en respuesta a su actuación, en la que permitió nueve hits y cinco carreras en cuatro entradas.

Entonces el viernes, luego que Farrell de forma políticamente correcta y amable lidiara con el incidente de Miley al decir que lo que hizo el zurdo fue inaceptable, los Medias Rojas desperdiciaron una ventaja de siete carreras ante los Azulejos de Toronto -- y en el Fenway Park, donde los fanáticos expresaron su sentimiento ruidosamente por el colapso. En la séptima entrada del viernes, según escribe Tim Britton, murió la temporada de Boston.

Yo no estoy de acuerdo con ese diagnóstico. Los frágiles Yankees fueron apaleados en Baltimore esa misma noche, así que el déficit de Boston en la débil División Este de la Liga Americana se mantiene en siete juegos. Una buena semana de béisbol podría poner en pie nuevamente a los Medias Rojas.

Pero hemos visto pocas señales de que estos Medias Rojas, tal y como están construídos en la actuales, sean capaces de tener una buena corrida de juego fuerte, y el incidente de Miley sugiere que existen malas vibras internas. ¿Cómo un jugador se va a sentir cómodo al demostrar ese tipo de comportamiento frente a sus compañeros? ¿Acaso otros compañeros dieron un paso al frente y le dijeron a Miley que estuvo mal lo que hizo? Porque como diría cualquier manager, un mensaje de un compañero puede ser más efectivo que de parte de un manager o un coach.

Los Medias Rojas necesitan hacer cambios tan pronto como sea posible para comenzar a ganar partidos de béisbol, un concepto tan simple que muchas veces pasa por alto.

El otro día en el camerino de los Gigantes, a Matt Duffy se le preguntó por su promoción a ser el antesalista regular del equipo, y él explicó que se había enterado del descenso del anterior abridor Casey McGehee del propio McGehee. El veterano llevó a Duffy a un costado del camerino y le dijo que lo estaban sacando del roster, y McGehee le explicó que él había tenido una experiencia similar temprano en su carrera en Milwaukee, donde él reemplazó a Bill Hall. Por demasiado tiempo, dijo McGehee, él se sintió mal por haber reemplazado a Hall, y McGehee quería asegurarse de que a Duffy no le pasara lo mismo.

McGehee está de vuelta en Grandes Ligas con los Gigantes, pero Duffy sigue siendo el antesalista regular, y recibiendo consejos en su labor por parte de McGehee, al mantenerse apegado a la devoción tradicional del equipo de ganar partidos. Barry Zito, el jugador mejor pagado del equipo en el 2010, fue sacado del roster y no se quejó; en cambio, apoyó a sus compañeros. El año pasado, Sergio Romo fue sacado del rol de cerrador y lo manejó con gracia antes de firmar de vuelta con los Gigantes en la temporada baja como agente libre. En el otoño pasado, Tim Lincecum, un dos veces ganador del Cy Young, fue movido al bullpen de San Francisco y no mostró ni un ápice de descontento porque él entendió que la decisión estaba basada en su rendimiento y en lo que le daba la mejor oportunidad de ganar a los Gigantes.

Los Medias Rojas deben tratar de ponerse en este lugar, nuevamente, tal y como les pasó en el 2013. Y hay algunos pasos necesarios que deben tomar:

1. El dueño John Henry necesita sentarse con David Ortiz para discutir su rol.

David Ortiz
Jim Rogash/Getty ImagesDavid Ortiz tiene en la actualidad un WAR de -0.2 en el 2015
Ortiz es una figura histórica en los Medias Rojas cuyo legado comenzó a tomar forma muchísimo antes de que Ben Cherington fuese el gerente y John Farrell el manager. Es por esta razón que Henry y el presidente del equipo Larry Lucchino deberían pautar una cena con Ortiz y asegurarle: "David, tu eres una parte importante del pasado del equipo y una parte importante del futuro del equipo, alguien que va a ser recordado aquí por muchísimo tiempo luego de que finalice tu carrera, y tenemos que hablar sobre tu lugar en este equipo en el 2015..."

El rendimiento de Ortiz ante los lanzadores zurdos se ha convertido en un gran problema. Su porcentaje de embasamiento es de .123 ante ellos, el peor de cualquier bateador en las mayores con por lo menos 50 apariciones ante los zurdos en esta temporada. Esta situación ha sido una granada emocional para Farrell debido al orgullo y la estatura que tiene Ortiz, y por todo lo antes mencionado, sería mejor para Henry el manejar esto de Ortiz de forma directa, con todo el peso del respeto de la organización hacia él. Henry, Ortiz, Cherington y Farrell pueden concretar un plan, y las posibilidades de Ortiz dentro del equipo podrían ser mejores si es parte del proceso.

La temporada pasada, los Yankees pretendieron todo el año que Derek Jeter era lo suficientemente bueno para batear en la parte superior de su alineación y que fuera su torpedero regular, siendo uno de los peores a la defensiva en las mayores, estadísticamente hablando. Nunca sabremos si esto pudo haber hecho la diferencia para que los Yankees llegaran a la postemporada, pero no les ayudó el hecho de que siguieran pretendiendo que Jeter era una especie de Mago de Oz en vez de un mero mortal detrás de un cortina de problemas. Los Medias Rojas no deben cometer ese mismo error.

2. Los Medias Rojas necesitan decidir por cuanto tiempo van a esperar para que Mike Napoli comience a batear.

Napoli está bateando .200, con un OPS por debajo de los .700 mientras maneja una posición importante a la ofensiva (primera base). Boston se ubica en el puesto 29 en producción de OPS desde el puesto de primera base y está en el puesto 26 en remolcadas. Los Medias Rojas tienen que mejorar aquí. Napoli está en el último año de su acuerdo de dos temporadas, y los Medias Rojas tienen la flexibilidad de moverse, e identificar un reemplazo, ya sea interno o de afuera de la organización.

3. Los Medias Rojas deben flexionar su profundidad.

Si llegan a unas decisiones sobre Ortiz y Napoli, entonces la oficina central y Farrell estarán en posición de simplemente seleccionar los mejores pareos para un día en particular. Quizás eso incluya el ascenso de Jackie Bradley Jr., quien, junto con Mookie Betts y Rusney Castillo, podrían darle a Boston unos excelentes jardineros a la defensiva. Quizás eso signifique mover a bateadores diferentes a lugares poco conocidos en la alineación.

4. Se debe aplicar el estándar más básico para la toma de decisiones.

Cuando los equipos suben a jugadores de liga menor, con frecuencia los managers recitan una versión de esta oración: Este es el chico que el cuerpo de entrenadores de liga menor piensa que nos puede dar la mayor oportunidad de ganar.

Los Medias Rojas necesitan adherirse a este mantra con su cuerpo de lanzadores. ¿Acaso es Miley - y su efectividad de 5.07 - en realidad uno de los cinco mejores abridores de la organización? ¿Hay alguien más en las menores que lo pueda hacer mejor?

Boston tenía un plan de pitcheo concreto al entrar a la temporada, y ese plan no ha funcionado. Ahora se tienen que hacer todos los ajustes necesarios - y tan pronto como sea posible. La temporada de los Medias Rojas no ha muerto; todavía les queda algo de pulso restándoles exactamente 100 partidos en el calendario. Pero a menos que Boston juegue mejor, se corren el riesgo de convertirse pronto en irrelevantes en la contienda por los playoffs en el Este de la LA.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Bryce HarperPatrick Smith/Getty Images
Los fanáticos de los Yankees están listos para que comience su era de Bryce Harper, según escribe Scott Allen.

Cada vez que hay una estrella joven con otro equipo, los Yankees de Nueva York comienzan a ser vinculados a ese jugador por el historial de la franquicia de gastar mucho dinero en muchas grandes estrellas. Ellos consiguieron a Reggie Jackson, y Dave Winfield, y Rickey Henderson. Ellos apostaron en grande por conseguir a Greg Maddux, quizás ofreciéndole más dinero antes de que firmara con Atlanta. Ellos consiguieron en cambio a Alex Rodríguez, luego que los Vigilantes se dieran cuenta que no podían costear el megacontrato que acababan de firmar con él, y luego firmaron a CC Sabathia por $161 millones, aplastando al resto de los pretendientes del zurdo.

En muchos casos, la especulación que vincula a los Yankees con alguien como Joe Mauer o Ryan Howard o Albert Pujols ha resultado ser ridícula, especialmente con jugadores tan jóvenes y tan lejos de llegar a la agencia libre.

Pero el comentario de Harper hacia los Yankees es como la versión de béisbol del comentarios de Bush o Clinton como candidatos a la presidencia de EEUU: La posibilidad parece inevitable, dadas las circunstancias.

Para el final de esta temporada, Harper ya tendrá tres años y 159 días de servicio en las mayores, lo que significa que será elegible para la agencia libre luego de la temporada 2018, cuando será un hombre viejo de... 26 años.

Entre ahora y ese entonces, los Yankees verán algúnos dólares saliendo de su nómina.

El contrato de Alex Rodríguez por 10 años y $275 millones expirará luego de la temporada 2017.

El acuerdo de Mark Teixeira por ocho años y $180 millones expirará luego de la temporada 2016.

El contrato de CC Sabathia - que incluye la extensión acordada luego de la temporada 2011 - se completará, de una forma u otra, para el final de la temporada 2017. (Tiene una complicada cláusula de opción condicionada para el 2017).

En adición: El contrato de Carlos Beltrán de tres años y $45 millones acabará luego de la temporada 2016. El de Brian McCann por cinco años y $85 millones acabará luego de la temporada 2018, a menos que los Yankees ejerzan la opción para el 2019. El acuerdo de cuatro años y $52 millones de Chase Headley acabará luego del 2018. El de Brett Gardner por cuatro años y $52 millones acabará en el 2018, a menos que el equipo ejerza la opción para el 2019. El contrato de Andrew Miller de cuatro años y $36 millones se acabará en el 2018.

Asumiendo que el dueño Hal Steinbrenner no me sumerja en el mercado para traer a tres o cuatro topos a los que les dé un contrato similar al de A-Rod entre ahora y el 2018, finalmente los Yankees podrán tener control de su deuda de tarjeta de crédito para el momento en que Harper llegue al mercado. Para ese entonces, el precio de Harper podría estar por encima de los $40 millones anuales, esto sujeto a que se mantenga saludable, y es posible que no exista otro jugador desde Jackson que encaje mejor en el Yankee Stadium - un toletero zurdo que podría reescribir los libros de historia con sus batazos hacia el jardín derecho.

Al igual que Jackson, Harper es increíblemente mercadeable, porque ya sea que les guste su arrogancia o no, é les un jugador que no se puede dejar de ver, algo que los Yankees necesitan en su era post Derek Jeter.

¿Harper a los Yankees? ¿Es eso posible?

Pongámoslo de esta manera: Los Nacionales de Washington, quienes posíblemente tienen al dueño más rico de todo el béisbol, hará lo que tenga que hacer para retener a Harper. Otros equipos estarán interesados en hablar con Harper siempre y cuando llegue a la agencia libre (y casi todos los clientes de Scott Boras prueban el mercado).

Pero cualquier pronosticador a largo plazo que tenga algún sentido del jugador y la franquicia les diría esto: Sería sorprendente si no vemos a Harper usando el uniforme de los Yankees en el Día Inaugural de la temporada 2019.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO