Bryce Harper, Mike Trout, Nelson CruzGetty ImagesHarper, Trout y Cruz han sido parte de los mejores bateadores en lo que va de temporada.
BRISTOL -- Con la entrada de junio se cumple el primer tercio de la serie regular de Grandes Ligas, se aceleran los boletines de votos para el Juego de Estrellas y nos acercamos más al popular clásico que divide en dos mitades la temporada.

El abrumador dominio de los jugadores de Kansas City y la ausencia de algunos de los jugadores más destacados de los primeros dos meses de acción en los resultados iniciales anunciados por la oficina del comisionado vuelven a abrir el debate acerca del sistema de elegir los abridores del partido de estelares.

Desde su creación en 1933, el sistema para escoger a los jugadores ha cambiado varias veces: Hasta 1946, los managers de cada equipo eran los únicos responsables de armar sus rosters; entre 1947 y 1958 los aficionados recibieron la encomienda de votar por los titulares, pero entonces perdieron el honor de 1959 a 1970 (cuando los managers, coaches y jugadores seleccionaron a los participantes). El actual sistema de escogencia, salvo pequeñas modficaciones, tiene alrededor de 45 años de existencia.

Lo primero es recordar que estamos hablando de un encuentro de exhibición para divertir a los fanáticos y sería injusto negar a los aficionados la oportunidad de participar en el proceso de ensamblar los equipos participantes.

Pero también hablamos de un juego que decide donde comienza la Serie Mundial, donde se corona el campeón de una larga y agotadora temporada, que incluyendo entrenamientos y playoffs, dura nueve meses.

Que los aficionados elijan a los abridores, incluso si se trata de peloteros lesionados que no han participado en un encuentro en todo el año, no tiene nada de malo. Lo criticable es que un juego de exhibición sin importancia determine donde comienza, y posiblemente donde termina, la Serie Mundial.

La primera vez que los fanáticos perdieron el honor de votar por los jugadores abridores del Juego de Estrellas fue después que en 1957, como resultado de un truco armado por un periódico local, en Cincinnati reventaron las urnas y nombraron siete miembros de los Rojos entre los ocho titulares de la Liga Nacional.

Pasaron 12 ediciones del clásico para que fueran reinstaladas las boletas en los parques (desde este año solamente se vota por internet) y aunque en ocasiones los aficionados nos ha dejado con la boca abierta con algunas selecciones, me encuentro entre los que apoya que sigan votando. En realidad mi problema es con la decisión del 2002 del comisionado Bud Selig de que la ventaja de la casa para la Serie Mundial se dispute en un partido sin importancia de mitad de temporada.

Mientras los seguidores de los Reales siguen metiendo millones de votos por sus jugadores -- no se sorprendan si George Brett queda como el tercera base abridor de la Liga Americana -- les dejo aquí con mi equipo Todos Estrellas de Grandes Ligas en los primeros dos meses de la temporada del 2015.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Yankees retiran el número de Bernie Williams
VIDEOS RELACIONADOS video
ORLANDO -- El retiro del número de un jugador es uno de los honores más grandes que se otorgan en los deportes profesionales y aunque la percepción general es que el tributo se ha ha hecho más común, la realidad es que al menos en las Grandes Ligas, sigue siendo extremadamente difícil que un pelotero tenga su camiseta fuera de circulación en una organización.

El domingo pasado los Yankees de Nueva York retiraron el #51 del gran jardinero puertorriqueños Bernie Williams y el próximo 20 de agosto harán lo mismo con su compatriota, el receptor Jorge Posada. Junto al lanzador panameño Mariano Rivera, Williams y Posada, formarán una destacada comunidad latinoamericana en el Parque de los Monumentos de Yankee Stadium.

Cuando el intermedista dominicano Robinson Canó dejó a los Yankees y aceptó un contrato de $240 millones de dólares con los Marineros de Seattle, un ejecutivo de la franquicia de Nueva York dijo que Canó había cambiado por dinero una futura placa en el Parque de los Monumentos. Para el 3B y bateador designado dominicano Alex Rodríguez los grandes números que está poniendo en el terreno probablemente no le garantizarán una ceremonia de número retirado en el Bronx.

Pese a que tres de los nuestros se encuentran entre los 20 hombres que han sido reconocidos por los Yankees, la franquicia más ganadora y legendaria del deporte estadounidense, el número general de latinoamericanos con números retirados en el béisbol es relativamente bajo.

Con todo y la gran contribución del pelotero latino en las últimas seis décadas, apenas 13 tienen sus números fuera de circulación en los clubes que más incidieron. La lista incluye a los siete que tienen placas en el Salón de la Fama de Cooperstown por su desempeño en los terrenos de Grandes Ligas y a cinco puertorriqueños.

El lanzador dominicano Pedro Martínez, quien entrará formalmente a Cooperstown en julio próximo, podría tener su #45 retirado por los Medias Rojas de Boston en cualquier momento, pero aunque usted no lo crea, hasta el año pasado, "Pedro El Grande" no era elegible para recibir ese honor en Beantown.

Los Medias Rojas de Boston tienen como regla que solamente retiran las camisetas de los jugadores que han pasado al menos 10 años con la organización (Martínez lanzó por 7 años y tiene otros tres como asesor de la directiva) y han sido electos al Salón de la Fama. Esos parámetros han limitado a siete los jugadores de Boston que tienen sus números retirados.

Cincinnati, Medias Blancas de Chicago, San Francisco y Yankees han retirado dos números de jugadores latinos. Además de los cinco puertorriqueños, el club de honor lo integran tres cubanos, dos panameños, dos venezolanos y un dominicano.

El #34 que vistió el lanzador mexicano Fernando Valenzuela con los Dodgers de Los Ángeles no está disponible desde la partida del zurdo en 1991, pero hasta hoy el club no ha decidido retirarlo oficialmente.

Los Angeles sorprendió a muchos el año pasado, cuando entregó al cubano Erisbel Arruebarrena el #11 del coach dominicano Manny Mota, quien tiene 46 años consecutivos en la organización. La idea fue mala originalmente y peor cuando los Dodgers suspendieron al jugador hace una semana, supuestamente por repetidas violaciones de contrato. Una disculpa a Mota no estaría mal.

El jardinero dominicano Sammy Sosa bateó 545 de sus 609 cuadrangulares con la camiseta #21 de los Cachorros de Chicago, pero el conjunto ha mostrado tan poco respeto por el jugador que ese número nunca ha sido sacado de circulación y actualmente lo usa el jardinero Junior Lake, un nativo de San Pedro de Macorís, el mismo lugar de origen de Sosa en República Dominicana.

En total, a lo largo de la historia, casi 200 personajes han tenido camisetas retiradas por los clubes, eso incluye 19 de la era en que no se usaban números en la espalda de los peloteros y algunas a nombre de dueños de equipos y narradores. Los Gigantes (Nueva York y San Francisco) tienen cuatro de esos.

Los números en la espalda de los uniformes comenzaron a usarse de forma rutinaria en Grandes Ligas a partir de 1929 y originalmente se asignaban a los jugadores por el orden que ocupaban en la alineación. Esa es la razón por la que los mejores jugadores de un conjunto tenían los números del 1 al 9.

El #42 fue retirado por orden de las ligas mayores de todos los equipos en honor a Jackie Robinson, quien quebró la barrera racial con los Dodgers de Brooklyn en 1947. San Luis (Bruce Sutter) y Yankees (Mariano Rivera) tienen el #42 retirado dos veces, mientras que Miami y Seattle tiene la camiseta de Robinson como sus únicas retiradas.

Incluyendo la camiseta de Robinson, los Yankees lideran la tabla de números retirados con 20. Le siguen San Luis (15), Gigantes (14), Cincinnati (14), Atlanta (11) y Medias Blancas de Chicago (11).

Cada año, el 15 de abril es el "Día de Jackie Robinson" en Grandes Ligas y todos los peloteros usan el #42.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- Ser manager de los Marlins de Miami se ha convertido en uno de los cargos más volátiles de los deportes profesionales de Estados Unidos, mayormente desde que Jeffrey Loria adquirió el conjunto en el 2002.

De Rene Lachemann en 1993 a Dan Jennings desde el lunes, Miami ha realizado 14 movimientos de entrenadores en un tramo de 23 años, un capataz cada año y medio. Loria ha nombrado a 10 de esos dirigentes, incluyendo siete desde el 2010, en sus 14 años como la voz más alta del conjunto de la Ciudad del Sol.

Para que tengan una mejor idea sobre la frecuencia de los Marlins, los Dodgers (de Brooklyn y Los Angeles) han tenido 31 managers en 132 años de existencia (un dirigente cada 4.25 años) y los Gigantes (de Nueva York y San Francisco) 36 en 133 años (uno cada 3.7 años). Los Cardenales de San Luis (63) y los Cachorros de Chicago (60), dos franquicias fundadoras de la Liga Nacional (1876) son las que más dirigentes han tenido a lo largo de la historia del béisbol.

Desde que Loria llegó a Miami, procedente de Montreal, los Angelinos de Los Angeles han tenido a Mike Scioscia como su único capataz, mientras que San Luis, Minnesota y San Diego han contado con dos dirigentes cada uno.

Florida/Miami ha tenido dos managers que solamente participaron en un partido (Cookie Rojas en 1996 y Brandon Hyde en 2011), dos que han repetido (John Boles 1996 y 1999-2001 y Jack McKeon 2003-05 y 2011) y dos temporadas de tres managers (Lachemann, Rojas y Boles en 1996; Edwin Rodríguez, Hyde y McKeon en 2011).

Cuando McKeon regresó a dirigir en 2011 tenía 80 años, apenas el segundo más viejo de la historia, solamente detrás del legendario Connie Mack, quien comandó a los Atléticos de Filadelfia en las primeras 50 temporadas de la franquicia (1901-50) hasta retirarse a los 87 años de edad.

Sin embargo, es el último nombramiento de los Marlins, del gerente general Dan Jennings -- quien nunca había jugado, entrenado o dirigido en un partido de béisbol profesional hasta el lunes contra los Diamondbacks de Arizona -- el que más ha sorprendido a muchos y, casi seguro, molestado a otros.

En cierta forma, con el movimiento, los Marlins han llevado a otro nivel el asunto de contratar personal sin experiencia en la materia, y Loria básicamente le ha dejado saber a todos esos hombres que tienen decenas de años preparándose en las ligas menores y el béisbol del Caribe que cualquiera puede ser manager de Grandes Ligas. Basta con que el dueño del equipo lo decida, hasta el encargado de la taquilla puede ser promovido a jefe de terreno.

Por otro lado, Miami, que ha tenido un gran historial abriendo oportunidades a dirigentes latinos (los cubanos Rojas, Tany Pérez, Fredi González; el puertorriqueño Edwin Rodríguez y el venezolano Ozzie Guillén ostentaron el cargo en algún momento) decidieron ignorar la disposición de la oficina del comisionado acerca de considerar miembros de las minorías para cargos ejecutivos cuando despidieron a Mike Redmond.

Loria dijo al colega Jon Morosi de FoxSports.com que le informó al comisionado Rob Manfred que debido a la premura con que se hizo el cambio de dirigente, no tuvo tiempo de un proceso normal para convocar diferentes candidatos. Loria también recordó que ha tenido managers de las minorías, algo que es cierto, y que su actual presidente de operaciones de béisbol, Michael Hill, es afroamericano, lo que también es cierto.

Pero también es verdad que el comisionado Manfred debería convertir en mandato lo que hasta ahora es una recomendación sobre que los clubes consideren a miembros de las minorías cuando queden vacantes altos puestos dirigenciales. Los Cachorros lo violaron descaradamente cuando despidieron al mexicano Rick Rentería y contrataron a Joe Maddon y de alguna manera u otra, también Miami y otros conjuntos de Grandes Ligas se han burlado alegremente de la disposición.

Pero volviendo al tema principal, ser manager de los Marlins es una de las posiciones menos seguras del inseguro mundo de la dirigencia en los deportes profesionales. Mientras McKeon es el líder de juegos dirigidos en los Marlins (633 en dos gestiones), Fredi González (555) es el de más encuentros consecutivos, una marca que Jennings casi seguro no quebrará porque Loria ya anunció que al final de la temporada, buscará un nuevo dirigente.
Etiquetas:

Beisbol, MLB, Miami Marlins

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- Miguel Cabrera, el mejor bateador del sistema solar en el tiempo presente, está pasando por un extraño caso de doble personalidad muy parecido al que describió el escritor escocés Robert Louis Stevenson en su histórica novela "El Extraño Caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde", de 1886.

En los primeros dos meses de la temporada del 2015, el gran inicialista venezolano de los Tigres de Detroit ha lucido como el futuro miembro del Salón de la Fama que conocemos cuando ha jugado de día, pero como un siniestro personaje desconocido cuando cae la noche en el estadio.

Más o menos lo que ocurría al personaje de Stevenson, que sufría de doble personalidad y era simultáneamente el afable doctor Henry Jekyll y el malvado Edward Hyde.

El jueves en la tarde, Cabrera bateó de 5-3 con dos jonrones y cinco carreras impulsadas en la paliza 13-1 de Detroit sobre Minnesota. En 18 partidos vespertinos, Miguel Jekyll batea .471 (68-32) con ocho jonrones y 25 carreras impulsadas, pero de noche, cuando Cabrera deja a Hyde tomar control de la situación, lo hace para .158 (57-9) sin extrabases y una carrera impulsada.

Cabrera, un ganador de dos premios de Jugador Más Valioso de la Liga Americana y el único bateador con una Triple Corona en casi medio medio siglo, ha sido consistente en todos los escenarios a lo largo de su carrera de 13 años en Grandes Ligas. El maracayero batea .320 de por vida, .326 en casa, .315 como visitante, .328 de noche, .304 de día, .324 jugando en 1B, .332 en 3B, .364 como emergente, .331 como cuarto bate, .321 bateando de octavo, .328 en abril y .329 en julio.

Un verdadero modelo de consistencia que bateó jonrón ganador en extrainnings en su primer partido de Grandes Ligas a los 20 años de edad y que a los 32 está a dos vuelacercas de ser el primer venezolano de la historia con 400 bambinazos.

Esta temporada más que nunca la frase "Como va Cabrera, va Detroit" ha sido una contundente realidad. Los Tigres, que entran al fin de semana escoltando a Kansas City por un juego en la División Central de la Liga Americana, tienen récord de 14-4 de día y 7-10 de noche, 11-8 en casa y 10-6 en la ruta.

Cabrera batea .400 (60-24) con cinco jonrones y 15 remolques como visitante, pero .262 (65-17) con tres cuadrangulares y 11 empujadas en Comerica Park.

Contrario a la novela de Stevenson -- donde el lado malvado termina dominando al bueno -- Detroit espera que Cabrera sea más Jekyll y menos Hyde en las próximas dos semanas.

Los Tigres jugarán de noche en dos de sus tres partidos interligas del fin de semana contra los poderosos Cardenales de San Luis y en 12 de sus últimos 17 choques del mes de mayo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- La maratónica temporada de Grandes Ligas, de seis meses y 2,430 partidos, está lejos de alcanzar un punto para considerar tendencias definitivas en el comportamientos de jugadores y equipos, pero seis semanas de acción representan una muestra más que adecuada para alegrar o preocupar a fanáticos y analistas por el buen o mal rendimiento de algunas estrellas y conjuntos.

Por ejemplo, Milwaukee solamente necesitó 25 partidos-- menos de una sexta parte de su temporada-- para decidir cambiar de manager. Miami esperó menos tiempo para presionar al dirigente Mike Redmond y los Azulejos de Toronto para abandonar su plan "El futuro es de los jóvenes".

Faltando una semana para que entremos a junio, el desempeño de muchos jugadores estelares ha estado por debajo de las expectativas, incluyendo a ganadores de algunos de los premios más importantes la temporada pasada. El estelar zurdo Clayton Kershaw, el Cy Young y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional; el derecho Corey Kluber y el inicialista José Abreu, Cy Young y Novato del Año de la Liga Americana, no han tenido actuaciones parecidas a las del 2014.

Sin embargo, Kershaw (1-2, 4.26) es segundo en ponches (56) y solamente ha otorgado 11 boletos en 44.1 entradas, mientras que Kluber (1-5, 4.27) viene de ponchar 18 y permitir apenas un hit en ocho entradas contra San Luis, el mejor equipo del béisbol este año. Esa actuación de Kluber recibió una puntuación de 98 de "Game Score", la más alta en ocho entradas en los últimos 100 años.

También son estrellas con pobres arranques los dominicanos Robinson Canó, Albert Pujols y David Ortiz; los venezolanos Asdrúbal Cabrera y Omar Infante; los norteamericanos Andrew McCutchen y Jason Heyward y el puertorriqueño Carlos Beltrán.

Sin embargo, se sorprenderían de saber que esos jugadores están lejos de ser las grandes decepciones de la temporada en sus respectivas posiciones. El "Todos Estrellados" del 2015, compuesto por jugadores que han asistido al Juego de Estrellas al menos una vez en sus carreras y que no han encontrado la forma de prender los motores cuando nos acercamos a cumplir el primer cuarto de la temporada, incluye a dos antiguos ganadores del Jugador Más Valioso (Chase Utley y Jimmy Rollins) y al segundo lugar de esa distinción en el joven circuito el año anterior (Victor Martinez).

CRUZ LLEVA EL PODER A SEATTLE

El jardinero dominicano Nelson Cruz coquetea con la triple corona de bateo de la Liga Americana en sus primeros dos meses con los Marineros de Seattle. Cruz es líder de bateo (.349) y jonrones (15) y segundo en carreras impulsadas (29), una menos que el líder, Stephen Vogt.

Desde que los Marineros se mudaron del Kingdome (un estadio favorable a la ofensiva) al Safeco Field (parque de pitcheo) en julio de 1999, solamente seis veces alguno de sus bateadores han podido superar los 30 jonrones en una temporada y apenas en una ocasión alguno bateó sobre los 40.

Es verdad que Cruz ha pegado 11 de sus 15 jonrones en la carretera, pero de todos modos eso no cambia el hecho de que ahora mismo está en ruta a igualar lo que hizo su compatriota Alex Rodríguez, quien bateó 41 cuadrangulares en el 2000.

DODGERS LIDERA ASISTENCIA

Los Dodgers de Los Angeles encabezan el béisbol en fanáticos llevados al parque, algo que hicieron en las dos temporadas anteriores y en 25 ocasiones desde que se mudaron de Nueva York a California en 1958. Pero la distancia entre el mejor y el peor en asistencia este año, Dodgers y Cleveland, es algo que ronda en lo ridículo.

Mientras los Dodgers han metido 847,162 en 18 juegos (47,064 por día) a Dodger Stadium, los Indios solamente han tenido 263,859 en sus primeros 16 encuentros (15,521 de promedio).

Para que tengan una idea. En una estadía de seis juegos en casa del lunes 27 de abril al domingo 3 de mayo, contra San Francisco y Arizona, los Dodgers recibieron en su casa a 292,067 (48,677 por encuentro). En esa semana, los Angeles tuvo más aficionados que lo que ha tenido Cleveland en lo que va de año.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En el día del cumpleaños 84 de Willie Mays, el antesalista dominicano Alex Rodríguez tendrá la oportunidad de superar en jonrones al legendario miembro del Salón de la Fama de Cooperstown y héroe de su padre.

Rodríguez y los Yankees de Nueva York visitan a los Azulejos de Toronto para el último y decisivo partido de una serie de tres choques en el Rogers Centre. Los zurdos CC Sabathia y Mark Buehrle serán los lanzadores abridores.

Rodríguez, quien se perdió toda la temporada pasada cumpliendo una sanción por violar el programa antidopaje de Grandes Ligas, bateó su cuadrangular 660 para empatar con Mays en el cuarto puesto de la lista de todos los tiempos el pasado viernes en Boston. Mays, quien jugó en Nueva York con Gigantes y Mets, felicitó a Rodríguez por igualarlo en cuadrangulares.

"Felicidades a Alex Rodríguez por su jonrón 660. En béisbol, las marcas se hicieron para romperse y le deseo que siga teniendo éxito a través de su carrera", dijo Mays en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

"Como siempre he dicho, Mays y Mickey Mantle fueron los peloteros favoritos de mi papá y siempre escuché historias lindas de Mays y lo que representó en el tiempo en que jugó", dijo Rodríguez a ESPNdeportes.com.

Rodríguez, un triple Jugador Más Valioso (MVP) con 14 asistencias al Juego de Estrellas se encuentra a 41 hits de los 3,000 y a 15 impulsadas y 66 anotadas de alcanzar las dos mil, aunque lamentablemente su legado fue manchado por una admisión de uso de sustancias en el 2009 y una posterior sanción por el escándalo Biogénesis.

Mays, quien asistió a 24 Juegos de Estrellas, ganó 12 Guantes de Oro y acumuló más de tres mil hits es reconocido ampliamente como el jugador más completo de la historia del béisbol. Fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown en 1979, en su primer año de elegibilidad.

"Willie Mays fue más que un pelotero cuando jugó", dijo Rodríguez. "Estuvo en 24 Juegos de Estrellas, se ganó 12 Guantes de oro y yo no he jugado ni 21 temporadas. No hay comparación en ningún momento", agregó.

"Muchos dicen, incluyendo mi papá, que Mays es el mejor pelotero de la historia en el béisbol. Yo soy un fanático de Mays", dijo Rodríguez.

"A-Rod", quien impulsó dos carreras en el triunfo de los Yankees 6-3 el martes, batea .278 con 57 jonrones y 175 carreras impulsadas en 225 choques contra los Azulejos en su carrera, incluyendo 36 jonrones y 99 remolques en 111 partidos en el Rogers Centre. Sin embargo, no la tendrá muy fácil el miércoles.

El bateador designado de Nueva York no ha podido sacar la pelota del parque en 41 apariciones contra el zurdo Buehrle. Solamente el retirado puertorriqueño Joel Piñeiro enfrentó más veces a Rodríguez (42) sin permitirle cuadrangulares.

Desde su último jonrón, el primero de su carrera como bateador emergente, Rodríguez tiene de 18-3 con dos impulsadas y tiene de 36-6 en los últimos 10 días para bajar su promedio de bateo a .227.

"Fue un momento muy especial, en un juego importante contra los Medias Rojas y era una victoria que necesitábamos", dijo Rodríguez.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los Astros de Houston no solamente están registrando el mejor arranque en la historia de la franquicia, que nació producto de la primera gran expansión de Grandes Ligas hace 54 años, sino que al mismo tiempo están desafiando la lógica elemental de uno de los deportes más ilógicos.

Con una nómina salarial de $70,6 millones de dólares -- la penúltima del béisbol, solamente detrás de los $69,0 millones que paga Miami a sus jugadores -- los Astros ostentan la mejor marca de la Liga Americana, y la segunda mejor de las ligas mayores, luego de cuatro semanas completas de acción en la temporada del 2015.

Su récord de 18-8 (.692) es el mejor en la historia de la franquicia para los primeros 26 encuentros de una campaña y la racha de 10 victorias que terminó el lunes es la segunda más larga, detrás de las 12 que consiguió entre el 27 de agosto y el 8 de septiembre del 2004. El mejor porcentaje de ganados y perdidos que ha tenido Houston a lo largo de una temporada completa es de .630 (102-60) en 1998.

Los Astros tienen una ventaja de siete juegos sobre Anaheim y Seattle en la División Oeste del joven circuito. La única vez que terminaron un año con una mejor ventaja fue en 1998, el año en que tuvieron su única temporada de 100 triunfos, cuando ganaron la División Central de la Liga Nacional por 12.5 juegos sobre los Cachorros de Chicago.

Con una sola estrella visible en su roster, el intermedista venezolano José Altuve, Houston lidera MLB con 40 jonrones y 33 robos y es cuarto en promedio de efectividad (3.08) y quinto en carreras anotadas (126). No es sorpresa que Houston tenga muchos vuelacercas y estafas -- el año pasado terminó cuarto en tetrabatazos y tercero en robos -- ni que Altuve esté brillando. Las sorpresas que han permitido este maravilloso arranque de los Astros vienen de otro lado.

Altuve, quien batea .360 con ocho dobles, 10 robos y 19 carreras impulsadas, ha sido prácticamente duplicado por el jardinero Jake Marisnik, quien batea .366 con nueve extrabases, nueve robos y 12 impulsadas. El jardinero descendiente de puertorriqueños George Springer solamente batea .198, pero tiene cuatro jonrones, 12 impulsadas y 10 robos. Altuve, Springer y Marisnik son 1,2 y 3 en robos de su liga.

Igualmente, el jardinero Evan Gattis también batea un anémico .198, pero con 17 carreras impulsadas se encuentra entre los líderes de la temporada.

El veterano torpedero Jed Lowrie, un bateador de .262 en su carrera, bateó .300 con cuatro jonrones y 10 remolques antes de quebrarse el pulgar derecho la semana pasada en San Diego. Lowrie fue operado y no regresará hasta después del Juego de Estrellas, dejando al dominicano Jonathan Villar y al venezolano Marwin González con la posición seis por los próximos dos meses.

Pero donde ha estado la real fortaleza detrás del éxito de los Astros es en el pitcheo, especialmente de sus principales dos abridores y todo el cuerpo de relevo. Mientras la rotación abridora posee foja de 10-6, 3.52, el bullpen ha sido mucho mejor con 8-2, 2.21 y 88 ponches en 81.1 entradas.

El zurdo Dallas Keuchel está invicto con 3-0 y su efectividad de 0.80 (4 CL en 45 IL) es la más baja de un abridor del club en sus primeras seis aperturas, superando el 0.85 (4 CL en 42.1 IL) que puso el zurdo Bob Knepper en 1988.

Keuchel, quien lanzó ocho entradas de una carrera y se fue sin decisión contra Texas el lunes, tiene 13 salidas de calidad (6+ IL de 3- carreras) desde el 15 de agosto del año pasado. El derecho Collin McHugh tiene 4-0, dando a los Astros una pareja con 7-0 en sus primeras 11 aperturas de la temporada.

Houston, que tiene nueve apariciones de postemporada, no alcanza los playoffs desde el 2005, cuando jugó en su única Serie Mundial, perdiendo por barrida ante los Medias Blancas de Chicago. El equipo que dirige AJ Hinch es apenas el séptimo que gana 18 de sus primeros 25 choques una temporada después de perder al menos 90 encuentros.

Es poco probable que Houston pueda mantener un ritmo de jugar cerca de .700 a lo largo de una temporada completa y aún está por verse como se comportarán sus inexperimentados miembros, incluyendo el dirigente novato, cuando comience la presión real, pero lo que no se puede negar es que hasta ahora ha sido el mejor conjunto de la Liga Americana.
Etiquetas:

Beisbol, MLB, Houston Astros

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


NUEVA YORK -- La segunda peor salida en la joven carrera de Jacob deGrom terminó con la mejor racha en la historiade los Mets de Nueva York.

El Novato del Año de la Liga Nacional la temporada pasada permitió ocho hits y seis carreras limpias en cinco entradas en el triunfo de los Yankees de Nueva York 6-1 sobre los Mets, el viernes, en el inicio de la Serie del Subterraneo en el Bronx.

Los Yankees ganaron por séptima vez en sus últimos ocho juegos y cortaron dos rachas positivas a los Mets: Una de 11 victorias en la temporada y otra de cuatro triunfos en Yankee Stadium, ambas marcas para la franquicia de Queens.

El derecho deGrom, quien llegó al partido con una racha de 18.1 entradas sin permitir carreras y efectividad de 0.93 (2 CL en 19.1 IL) fue sacudido por dos cuadrangulares --de dos carreras cada uno--, del inicialista Mark Teixeira y otro solitario del jardinero Jacoby Ellsbury. Para la tercera entrada ya perdía 6-0.

Con su segunda apertura de seis carreras en Grandes Ligas (aceptó 12 hits y 6 CL en 4.1 IL ante Cardenales de San Luis el 16 de junio del 2014), la efectividad de deGrom se elevó a 2.96. Permitió cinco jonrones en sus primeras 23 salidas con los Mets, pero tres en las primeras tres entradas del viernes.

"Me pasé diciendo lo mismo por 11 días. Ganamos todos esos juegos porque ejecutamos y no permitimos que nos alejaran en el marcador. Esta noche no pudimos hacer eso y su lanzador no nos permitió muchas oportunidades", dijo Terry Collins, el manager de los Mets.

Mientras deGrom tuvo una de las peores noches de su carrera, el dominicano Michael Pineda consiguió su mejor desempeño de la temporada y su salida más larga desde que llegó a los Yankees, laborando 7.2 entrada de una carrera, siete ponches y ningún boleto. El derecho lanzó 78 de sus 100 lanzamientos en la zona de strike.

"Una máquina de tirar strikes. Fue asombroso lo que hizo esta noche", dijo Collins sobre Pineda, quien tiene 27 ponches y dos boletos en 25.2 entradas en el 2015.

El round número dos será el sábado, cuando Matt Harvey (3-0, 3.50) y CC Sabathia (0-3, 4.35) subirán al montículo. A pesar de la baja temperatura y que los Rangers del hockey sobre hielo jugaban un partido de playoff en el Madison Square Garden, 45,310 reventaron el Yankee Stadium para ver jugar a Mets contra Yankees.

Por primera vez en la historia de la "Serie del Subterraneo", que nació en 1997, los dos equipos de Nueva York juegan una serie liderando sus respectivas divisiones. Los Mets (13-4) tienen ventaja de 4.5 juegos sobre Bravos de Atlanta en el Este de la Liga Nacional, mientras que los Yankees (10-7) están empatados con Medias Rojas de Boston en el mismo sector de la Liga Americana.

"Hoy solamente jugamos un partido. Tenemos un partido que jugar mañana", dijo Collins.

DEBUT DE ROBLES

En la séptima entrada, los Mets mandaron al montículo al derecho Hansel Robles con dos corredores en circulación y ningún out. Robles, de 24 años y nativo de Bonao, en el centro de República Dominicana, permitió hit dentro del cuadro al primer bateador, su compatriota Alex Rodríguez, pero se repuso retirando a Teixeira con elevado de foul a 3B y luego ponchando a Brian McCann y Carlos Beltrán.

Robles dijo que no sintió nervios extras por debutar contra Rodríguez, el quinto mayor jonronero se la historia, y en el legendario Yankee Stadium.

"Me sentí un poco nervioso con el primer pitcheo, pero en lo adelante ya todo fue normal", dijo Robles, quien no había permitido carreras en cinco apariciones (7.2 entradas) en triple A antes de ser subido el jueves.

Robles es el dominicano #638 que juega en las ligas mayores desde que Osvaldo Virgil debutó con los Gigantes de Nueva York el 23 de septiembre de 1956 en Polo Grounds de Manhattan, contra los Filis de Filadelfia.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


NUEVA YORK -- Solamente en una ocasión anterior los Mets y los Yankees llegaron a una confrontación oficial como equipos de primer lugar y eso ocurrió en la Serie Mundial del 2000, la única de la historia entre los dos actuales representantes de Nueva York en el béisbol de Grandes Ligas.

La primera porción de los seis choques del año entre Mets y Yankees se juega este fin de semana en el Yankee Stadium del Bronx. Los Mets recibirán a sus vecinos del 18 al 20 de septiembre en el Citi Field. Por primera vez desde el nacimiento de los juegos interligas de temporada regular, en 1997, Mets y Yankees llegan a una "Serie del Subterraneo" trepados en el techo de sus respectivas divisiones.

Los Mets, que han ganando 11 partidos consecutivos por quinta vez en su historia, lideran la División Este de la Liga Nacional, y todo el béisbol, con récord de 13-3. Los Yankees, ganadores de tres encuentros seguidos y seis de los últimos siete, comparten la punta de la División Este de la Liga Americana con los Medias Rojas de Boston y los Azulejos de Toronto, con marca de 9-7.

Jacob deGrom, el Novato del Año de la Liga Nacional la temporada pasada, enfrentará al dominicano Michael Pineda en el juego 1, los estelares Matt Harvey y CC Sabathia chocarán el sábado, mientras que Jonathon Niese y Nathan Eovaldi abrirán en el partido nocturno de los domingos de ESPN.

La serie del fin de semana luce ser la más cerrada entre los dos rivales locales, desde la Serie Mundial de hace 15 años, que ganaron los Yankees en cinco juegos para poner su marca en 11-3 en 14 clásicos de otoño entre equipos de Nueva York (6-1 Vs. Brooklyn, 4-2 Vs. Gigantes y 1-0 Vs. Mets).

"Me siento muy contento de tener la oportunidad de abrir el primer juego", dijo Pineda, quien estará haciendo su debut contra los Mets. "Sé que será una serie interesante e intensa, donde los dos jugaremos fuertes. Es una tradición que cuando se enfrentan estos dos equipos, los juegos se disfrutan mucho", agregó Pineda.

El jovencito deGrom hizo su debut en Grandes Ligas contra los Yankees, en Citi Field, lanzando siete entradas de una carrera y cargando con una inmerecida derrota, el 15 de mayo del 2014.

"Yo sé que hay gente que ama a los Mets y odia a los Yankees, y viceversa", dijo Terry Collins, el manager de los Mets. "Este deberá ser un gran fin de semana para nosotros", agregó.

"Los Yankees están jugando bien. Nosotros estamos jugando bien. Eso será muy divertido", dijo Collins.

Los Yankees, que celebraron y ganaron la mayoría de sus grandes batallas con Dodgers de Brooklyn y Gigantes de Nueva York antes que ambos clubes dejaran "Ciudad Gótica" para buscar mejores horizontes en California, son los reyes de la capital del mundo. Los Mulos, que juegan su temporada 113, han conquistado 27 títulos de la Serie Mundial en 51 apariciones en la postemporada.

Los Mets, un producto de la expansión de 1962, solamente han avanzado siete veces a los playoffs -- ninguna desde el 2006 -- y cuentan con dos campeonatos (1969 y 1986). En 19 años de historia de los juegos interligas, Yankees dominan 54-40 a los Mets en la "Serie del Subterraneo".

Sin embargo, en este momento y este lugar, nadie está más caliente que los Mets en el mundo del béisbol. Los Mets han ganado sus primeros 10 juegos del año en Nueva York y 12 consecutivos desde la temporada pasada. También han ganado cuatro partidos seguidos en Yankee Stadium y seis de ocho contra sus vecinos.

La ofensiva de los Yankees, que ha producido la segunda mayor cantidad de carreras este año (85) enfrentará al staff de lanzadores con el segundo mejor promedio de efectividad (2.81) de ambas ligas.

La rivalidad tiene protagonistas que han defendido ambos bandos. Mientras el lanzador Bartolo Colón y el jardinero Curtis Granderson pasaron de Yankees a Mets, el jardinero Carlos Beltrán hizo la ruta al revés.

"Honestamente es una rivalidad entre los fanáticos. Nos concentramos más en el juego y el desempeño, pero no nos enfocamos tanto en la rivalidad", dijo Beltrán.

"Entiendo que es bueno para los fanáticos de ambos equipos. La atmósfera será diferente, pero seremos locales y nos concentraremos en ganar la serie que es lo más importante", apuntó.

"Es pelota y se juega igual, pero está claro que se siente algo diferente, son dos equipos de la misma ciudad" dijo Colón, quien logró su cuarta victoria consecutiva comenzando la temporada, el jueves, y no lanzará en Yankee Stadium.

"Reconozco que ellos están en un buen momento, pero igual nosotros. Me preparo para salir y hacer pitcheos de calidad, como en los otros juegos" dijo Pineda.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ColonBrad Penner/USA TODAY SportsBartolo Colon ha sido clave en el gran arranque de los Mets en el 2015.
NUEVA YORK -- Algunos lanzadores, como el buen vino y las almas, mejoran con el tiempo. El mejor ejemplo actual de eso es el derecho dominicano Bartolo Colón, de los Mets de Nueva York.

El jueves, Colón (4-0, 2.77) trabajó seis entradas de siete hits y tres carreras para mantener su extraordinario inicio de temporada y extender a 11 triunfos la racha de los Mets, que derrotaron 6-3 a los Bravos de Atlanta en el Citi Field de Queens.

Colón, quien cumplirá 42 años el 24 de mayo, ha ganado sus primeras cuatro aperturas de una temporada por primera vez en su carrera de 18 años y tiene 5-0 desde la temporada anterior. En dos ocasiones ha ganado seis decisiones seguidas, incluyendo entre el 17 de mayo y el 24 de junio del 2014.

Colón, un ganador de 208 juegos y el Cy Young de la Liga Americana en el 2005, tiene foja de 36-19 desde el 2013, cuando cumplió 40 años.

"Yo mismo estoy sorprendido de lo que estoy haciendo, no del control, sino de las cuatro victorias", dijo Colón a ESPNdeportes.com. "Trabajé fuerte en la temporada muerta para llegar aquí en mis mejores condiciones físicas", agregó.

El derecho se convirtió en el cuarto lanzador de 40 o más años en las últimas ocho décadas que comienza una temporada con triunfos en sus primeras cuatro decisiones. Los otros son Phil Niekro (a los 45 años en 1984), Nolan Ryan (a los 43 en 1990) y Roger Clemens (ganó sus primeras siete aperturas a los 41 años en el 2004).

Mientras ganar un juego de béisbol en ocasiones puede ser algo circunstancial, en el caso de Colón ha sido producto de un excelente desempeño monticular. El quisqueyano abanicó a cinco bateadores y no regaló bases por bolas el jueves y ahora tiene 23 ponches y una base por bolas en 26.0 entradas y la oposición le batea .222.

"Los lanzadores jóvenes pueden aprender mucho solamente mirando lanzar a Colón. Colocando sus pitcheos, tirando pocas bolas, ejecutando casi perfectamente", dijo Terry Collins, el manager de los Mets.

Esta misma semana, el estelar derecho de los Mets, Matt Harvey, escribió un artículo en "Players Tribune", el portal de Derek Jeter, donde resaltó el gran control de Colón y concluyó en que el veterano dominicano es uno de los mejores lanzadores de Grandes Ligas en la actualidad.

"Bartolo es un ejemplo para todos nosotros. No solamente es su ética de trabajo, sino su control y frialdad en el montículo", dijo el cerrador dominicano Jeurys Familia, quien lidera las Grandes Ligas con ocho salvamentos, todos en los últimos 11 juegos de los Mets.

Lo más sorprendente es que Colón, quien realizó 91 pitcheos (59 strikes), lanzó con una ampolla en su mano derecha por segunda salida consecutiva.

Tradicionalmente un pitcher de rectas, el veterano estuvo limitado el jueves para usar su recortado repertorio de pitcheos rompientes, no solamente por la ampolla, sino también por la baja temperatura con que se jugó el encuentro del jueves.

"Cuando comienzo a calentar es que más me molesta, pero una vez estoy caliente, ya no me molestaba. Tengo varios días con un ampolla molestándome para lanzar y hacer mi rutina en el bullpen", dijo Colón. "Hoy vine con mi mente positiva y me olvidé del dedo", apuntó.

"Cuando trataba de lanzar el cambio me molestaba el dedo. Pero siempre he sido un pitcher de rectas, mis lanzamientos rompientes no son buenos, por lo tanto no me afecta", dijo. "Cuando hace frío lanzo rectas. Mis pitcheos rompientes, que no son buenos, son menos buenos cuando está frío", agregó.

Con todo y eso, los Bravos tuvieron pocas oportunidades contra Colón. En la segunda entrada anotaron una carrera cuando el árbitro principal Jordan Baker castigó al receptor Anthony Recker con un bloqueo ilegal y agregaron dos en la cuarta cuando el intermedista Daniel Murphy falló en atrapar un corredor fuera de las bases.

En la sexta entrada, el corredor A.J. Pierzynski fue atrapado por Colón fuera de la primera base con dos outs con el curazoleño Andrelton Simmons en el plato. El torpedero de los Bravos tenía de 2-2 con dos impulsadas en el juego y de 15-8 de por vida contra Colón.

"Debo darle las gracias a AJ por haberme facilitado la vida. El hombre que estaba en el plato solamente necesita el jonrón para batearme para el ciclo este año", dijo Colón. "Fue un alivio", dijo.

Los Mets quebraron un empate 3-3 en el quinto acto por un boleto con bases llenas del derecho colombiano Sugar Ray Marimón a Eric Campbell y agregaron dos más en el séptimo cuando Murphy remolcó su cuarta vuelta del juego. El colombiano Julio Teherán (1-2) y cuatro relevistas de los Bravos otorgaron ocho bases por bolas.

Los Mets empataron la marca de la franquicia con 11 victorias consecutivas, algo que han conseguido cinco veces, la última vez del 17 al 29 de junio de 1990. También lo hicieron en 1986, 1972 y 1969.

Nueva York, que con 13-3 empató el mejor arranque del conjunto en los primeros 16 compromisos (también en 1986), ha ganado sus primeros 10 juegos del año en casa y 12 consecutivos desde la temporada pasada. El equipo de Collins batea .272 y ha sobreanotado 53-28 a sus oponentes en el Citi Field en el 2015.

"Esta racha nos tiene sorprendidos a todos. Lo más importante es que estamos jugando en conjunto", dijo Colón. "Pienso que la parte más sorprendente de esta racha es la capacidad que hemos mostrado para regresar en el marcador", dijo Collins.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO