Estadio nuevo RaysAP Photo/Ben MargotModelo del propuesto estadio de los Rays, el cual parece estar más lejos que nunca de concretarse.
TAMPA, Florida -- Los Rays de Tampa Bay quieren quedarse en el área de la bahía de Tampa. El alcalde de St. Petersburg quiere dar al equipo una genuina oportunidad de buscar el sitio más adecuado para permanecer en el vecindario. Que los Rays tengan un nuevo parque encabeza la lista de prioridades del nuevo comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred.

¿Cómo es posible que con tanta gente de acuerdo, el futuro de los Rays en la ciudad soleada luzca más oscuro que el invierno de Alaska? El asunto es más complicado de lo que parece, pero haremos el intento de aclararlo un poco en el siguiente careo de preguntas y respuestas.

Pregunta: ¿Ha sido exitosa la franquicia de los Rays?
Respuesta: Desde el punto de vista deportivo, Tampa Bay ha sido una franquicia muy exitosa, especialmente en los últimos siete años, durante los que ha conseguido cuatro apariciones en playoffs, dos títulos divisionales y una asistencia a la Serie Mundial. El conjunto promedia exactamente 90 triunfos desde el 2008.

Para un equipo nuevo y de mercado pequeño que fue ubicado en la misma división que comparten Yankees de Nueva York y Medias Rojas de Boston, los dos clubes más ricos de la Liga Americana, los logros de los últimos años son sencillamente extraordinarios.

"Tienes que concluir que el asunto del estadio es el asunto clave porque los Rays han puesto un gran producto en el campo de forma consistentente por un largo período de tiempo. No es una situación en la que puedas culpar porque no tienes un buen producto", dijo Manfred el jueves durante una visita al campamento de los Rays como parte de su tour por los entrenamientos de Grandes Ligas.

P: ¿Ha sido rentable la franquicia de Tampa Bay?
R: El éxito deportivo no se ha traducido en rentabilidad para los Rays. En el reporte anual de la revista Forbes de negocios, dado a conocer esta semana, Tampa Bay tiene un valor estimado de $625 millones de dólares, el más bajo entre los 30 clubes de Grandes Ligas y apenas la mitad del valor promedio de todos los equipos, que es de $1,200 millones.

El equipo generó apenas $188 millones en el 2014, incluyendo dinero de la televisión y el plan de subsidio de la oficina del comisionado para los conjuntos de baja rentabilidad, y sus ganancias giraron alrededor de $8 millones de dólares.

Para tener una idea de la enorme disparidad entre los Rays y sus rivales divisionales, revisemos esos mismos números en Boston y Nueva York. Los Yankees tienen un valor estimado de $3,200 millones de dólares y generaron más de $500 millones el año pasado, mientras que los Medias Rojas valen $2,100 millones y movieron $370 millones.

P: ¿Es St. Petersburg una ciudad de Grandes Ligas?
R: Sí y no. St. Pete, de 250 mil habitantes, es la cuarta ciudad más habitada del estado de Florida, pero su población es vieja y su dinero no camina al ritmo que requieren los tiempos que vivimos. El hecho de estar separada de Tampa -- y básicamente de la mayor parte del territorio de Florida -- por la bahía, dificulta que pueda aprovechar la enorme población de casi tres millones de habitantes del área metropolitana de Tampa Bay.

Los Rays promediaron 17 mil fanáticos en el 2014, la peor asistencia de Grandes Ligas por tercer año consecutivo, y solamente en 1998, su temporada de debut, superaron los dos millones de parroquianos llevados al Trop Field.

Es poco probable que los Rays se puedan mantener en el área de la bahía de Tampa si no cruzan los puentes para ir a los fanáticos en lugar de seguir esperándolos en St. Pete.

P: ¿Por qué es necesario un nuevo estadio?
R: Desde su debut en Grandes Ligas, los Rays juegan en el Tropicana Field, un estadio de 25 años que fue concebido para albergar partidos de fútbol americano y no exactamente de béisbol. El parque tiene muchos asientos con la vista bloqueada hacia el diamante de pelota y es el único parque cubierto de Grandes Ligas con un techo fijo, pero peor aún, está ubicado en la que hasta hace poco era una de las peores zonas de la ciudad.

Aunque el área alrededor del Trop Field ha mejorado sustancialmente en los últimos años, los Rays necesitan un estadio moderno con las amenidades que podrían atraer a nuevos aficionados y ponerse a tono con lo que está ocurriendo con el resto de Grandes Ligas. Los lugares del estadio, el dinero para construirlo y los nuevos aficionados están del otro lado del puente, en Tampa.

P: ¿Por qué los Rays no están explorando nuevos lugares para un estadio en Tampa?
R: Rick Kriseman, alcalde de St. Pete, y Stuart Sternberg, propietario de los Rays, están de acuerdo en que el club debe explorar opciones para construir un parque moderno en Tampa para garantizar su permanencia a largo plazo en el área.

Pero hay un tranque. Resulta que los Rays tienen un contrato de alquiler con Tropicana Field hasta el 2027 y todos los intentos de recibir permiso para explorar la terminación del acuerdo antes de esa fecha han sido rechazados por los comisionados del concejo municipal. El primer intento fracasó en diciembre porque los concejales no recibieron con buenos ojos los intentos de los Rays de recibir dinero de la venta de la tierra donde está el Tropicana Field. El lugar sería usado para expandir el centro de la ciudad hasta esos contornos.

El próximo 2 de abril la comisión tendrá lo que podría ser la última oportunidad antes del inicio de la temporada de las ligas mayores para votar un plan renovado del alcalde. La nueva propuesta pemitiría a los Rays buscar lugares alternos para un nuevo estadio y que esté listo lo más pronto posible, sin afectar las finanzas futuras de la ciudad.

Sternberg ha dicho que con o sin la aprobación del concejo de la ciudad, los Rays estarán obligados a buscar un lugar para un estadio a más tardar en el 2022 debido al tiempo de construcción que se tomaría levantar un nuevo edificio que esté listo para cuando se termine el alquiler de Tropicana Field.

"Desde nuestra perspectiva, será muy difícil tener un nuevo estadio sin la cooperación, ayuda y asistencia del gobierno local", agregó el comisionado, de acuerdo al periódico Tampa Bay Times.

P: ¿Si no consiguen estadio en Tampa, a dónde se mudarían los Rays?
R: Permanecer en el área es la prioridad de todas las partes, pero mudarse podría convertirse en una opción obligatoria. El asunto es que los Rays tienen un contrato con el Tropicana Field por 12 temporadas más y siendo justos y sinceros ¿para qué contemplar una mudanza a lugares como Montreal o Portland antes de probar con un estadio nuevo en Tampa o incluso en la cercana Orlando?

P: En resumen ¿Cuál es el futuro más probable de los Rays?
R: Los Rays seguirán jugando en el área de Tampa Bay en un nuevo estadio. Lo que no sabemos es si los miembros del concejo municipal de St. Pete entenderán tan rápido como el resto de los involucrados lo importante que es para una comunidad ser la sede de una franquicia de Grandes Ligas.

De hecho, la alcaldía tiene pendiente la realización de un estudio que medirá exactamente el impacto económico que tienen los Rays en el área metropolitana de Tampa Bay.
Etiquetas:

Beisbol, MLB, Tampa Bay Rays

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
El jardinero Pirela en ambulancia al hospital
VIDEOS RELACIONADOS video
TAMPA, Florida -- Sir Didi Gregorius se ha adaptado más rápido de lo esperado al difícil rol de sustituir a Derek Jeter, Alex Rodríguez es el tipo más amable y sonriente en el campamento de entrenamientos desde que Babe Ruth -- de acuerdo a la leyenda urbana -- se paseaba con un bate en la mano derecha y una botella de whiskey en la izquierda y, salvo una mala pisada de Chris Capuano, ningún lanzador ha sufrido una lesión seria en más de un mes de trabajo.

Estos son los 'nuevos viejos' Yankees de Nueva York, un equipo con serias dudas sobre la salud a largo plazo de algunas piezas importantes, pero en mejor posición para competir en la próxima temporada de lo que muchos piensan.

Por primera vez en años, Nueva York no arrancará con la etiqueta de competidor por un puesto a la postemporada. Orioles de Baltimore, el campeón del sector el año pasado, y Medias Rojas de Boston y Azulejos de Toronto, que realizaron importantes movimientos en la temporada baja, están recibiendo más créditos de los analistas.

Nosotros pensamos en nosotros. No en lo que dicen los otros. Sabemos lo que tenemos en manos, un grupo de veteranos que sabe lo que tiene que hacer.

-- Tony Peña, coach de los Yankees
Solamente los Rays de Tampa Bay, que perdió de todo un poco, desde el gerente general Andrew Friedman y el manager Joe Maddon a los valiosos jugadores Wil Myers y Ben Zobrist, está peor ubicado que los Yankees en los pronósticos de pretemporada dentro de la División Este de la Liga Americana.

Nueva York, que busca regresar a los playoffs, después de estar ausente en las dos temporadas anteriores -- la peor racha de la franquicia desde la sequía de 13 años entre 1982 y 1994 -- ha tenido una relativamente pacífica pretemporada en la que ha debido contestar más interrogantes sobre la partida de Jeter y el regreso de Rodríguez que de su preparación para la guerra que se avecina.

Sin embargo, incluso con el circo inicial, para el dirigente Joe Girardi el proceso de entrenar a su equipo ha sido casi perfecto.

"No creo que la gente comprende cómo es Alex dentro del camerino y con los jugadores que están cerca de él. Nunca pensé que iba a ser una distracción en el camerino. Lo que dije fue que, sí, podríamos tener que responder a algunas preguntas sobre él los primeros días, pero que eso iba a desaparecer", dijo Girardi.

"Sólo se convierte en una historia si no es productivo. Él ha hecho buenos swings con el bate. Creo que muchos pensaron que habría 50 camiones de televisión todos los días y esa no es la forma en la que funciona nuestro mundo, cuando sucede otra cosa, las cámaras se van a otro lugar", agregó el capataz.

Lejos de estar preocupado por la posible distracción que causaría Rodríguez, quien regresa de una suspensión por dopaje, Girardi ha pasado la primavera tratando de determinar quien entre Stephen Drew, José Pirela y Rob Refsnyder acompañará a Gregorius en el combo de doblematanzas; como ubicar a Dellin Betances y Andrew Miller en las últimas dos entradas de los partidos; si A-Rod aún merece un puesto fijo en la alineación abridora y conseguir química entre las nuevas y viejas piezas de un equipo que sufrió mucho el año pasado debido a las lesiones.

Hasta ahora, Nueva York ha lucido más atlético, saludable y profundo que en mucho tiempo. Hasta la jornada del martes, los Yankees disputaban el primer lugar de la Liga de la Toronja y su pitcheo era el segundo mejor de todo el béisbol, con efectividad de 3.11, en la pelota de primavera.

"A-Rod", quien además de haber estado suspendido todo el año pasado, tiene dos operaciones de cadera y casi 40 años de edad; el inicialista Mark Teixeira, limitado a 138 partidos en dos años por una serie de molestias; y el jardinero derecho Carlos Beltran, abatido por una lesión de codo que requirió cirugía en la temporada muerta, han lucido en muy buena forma física durante la mayor parte del proceso.

El antesalista Chase Headley batea .313 con cuatro extrabases y Pirela (.370) y Refsnyder (.346) han montado una verdadera batalla por la intermedia. El receptor Brian McCann lidera el conjunto con seis carreras impulsadas. Los jardineros Jacoby Ellsbury y Brett Gardner están listos para liderar la alineación.

"Me gusta lo que he visto. Creo que nuestros chicos han jugado bien, creo que han engranado bien unos con los otros", dijo Girardi.

"Cuando pienso en el cuadro interior, Chase jugó dos meses el año pasado pero Tex no estuvo aquí todo el tiempo. Drew estuvo aquí dos meses, pero Tex no estuvo a su lado todo el tiempo por estar lesionado", dijo Girardi. "Tenemos un nuevo campocorto, así que creo que dentro del cuadro han engranado muy bien juntos. Han hecho un buen trabajo", agregó.

Pirela, quien se golpeó la cabeza contra la verja del jardín central el domingo, no sufrió daños y podría regresar a juego antes de que el equipo levante el campamento en Tampa para defender el puesto que se ha ganado a batazos limpios durante los entrenamientos.

Si hay algo que puede poner a soñar a los aficionados de los Yankees son las alentadoras noticias que han salido desde Tampa sobre la salud de los miembros de la la rotación de pitchers abridores. Mientras el dominicano Michael Pineda, el japonés Masahiro Tanaka y el recién llegado Nathan Eovaldi se han combinado para permitir tres carreras en 23.1 entradas, el veterano zurdo CC Sabathia ha lanzado dos veces sin molestias en su rodilla derecha operada.

El norteamericano Adam Warren (4 CL en 13 IL) y el dominicano Esmil Rogers (3CL en 9.1 IL) han lucido espléndidos en busca del puesto que dejó vacante Capuano, quien se perderá un mes de acción con un tirón en el cuádriceps derecho.

"Me siento muy feliz por como ha ocurrido todo en los entrenamientos, pero no me preocupa abrir el primero o el quinto juego", dijo Pineda, quien tiene 12 ponches y ha permitido dos carreras en 8.2 innings durante la primavera.

"Creo que hemos lanzado bien, hemos hecho buenos swings, hemos corrido las bases tan bien como en cualquier momento desde que llegué aquí", dijo Girardi. "Los jóvenes que hemos traído han jugado de una forma excepcional. Son maduros, tienen gran determinación, quieren ganarse el puesto en el campo, y eso es algo bueno. Ha sido un gran campamento", agregó.

Por supuesto, el centro de atención del universo Yankees es el retorno de Rodríguez a la alineación y la adaptación de Gregorius al puesto que defendió "El Capitán" por 20 años.

"Ahora mismo lo que tengo en la menta es prepararme física y mentalmente para un año fuerte, un año en que mi equipo va a necesitar en que contribuya y que meta muchos palos", dijo Rodríguez, un triple Jugador Más Valioso con más de 650 jonrones que está cerca de los tres mil hits y las dos mil carreras impulsadas.

"Gracias a Dios me siento muy bien, saludable, fuerte, con mucho ánimo y energía para jugar pelota, el juego que yo adoro", agregó A-Rod, quien está programado para ser el bateador designado de Nueva York la mayor parte del tiempo.

"No soy Jeter y eso creo que todo el mundo lo sabe. Daré mi mayor esfuerzo, pero Jeter es único e insustituible", dijo Gregorius, quien fue adquirido desde Arizona en diciembre.

La realidad es que con Gregorius en el campocorto, Headley en la esquina caliente, Teixeira en primera base y Pirela, Drew o Refsnyder en segunda, los Yankees tendrán su mejor infielder defensivo en años, lo que ya es ganancia para sus lanzadores. La eficiencia defensiva de Nueva York el año pasado (.687) fue la número 19 de ambas ligas mayores, empatado con Boston, el sotanero de la División Este. La ofensiva fue #20 en carreras, por debajo de la de Boston (634) y solamente un poco superior a la de Houston (629).

Pese a la evidente incapacidad defensiva de su cuadro interior, la ausencia de A-Rod y las lesiones de Sabathia, Pineda, Tanaka, Beltrán y en menor grado de Teixeira, Nueva York ganó 84 partidos y entró a la última semana de la temporada peleando el segundo Wild Card de la Liga Americana.

Las mejorías de Boston, Toronto y los propios Yankees, probablemente se reflejará en una lucha más cerrada por el primer lugar que trata de retener Baltimore.

"Nosotros pensamos en nosotros. No en lo que dicen los otros. Sabemos lo que tenemos en manos, un grupo de veteranos que sabe lo que tiene que hacer", dijo el coach dominicano Tony Peña, quien se movió de asistir a Girardi en la banca para dirigir el tránsito en la primera base.

"Si nos mantenemos saludables, estaremos bien. Todos arrancamos con posibilidades, pero mantenerse saludable en la temporada es la clave", agregó Peña.

Después de todo, los Yankees están mejor de lo que muchos piensan para la temporada del 2015.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Gonzales Wandy Rogers lanzadoresAP PhotosGonzales, Rodríguez y Rogers andan en búsqueda de puestos en la rotación de sus equipos.
LAKE BUENA VISTA, Florida -- Si la postemporada es el escenario perfecto para que jugadores regulares se conviertan en leyendas, la pretemporada es la parte del año en la que novatos sin nombres y veteranos en declive tienen la oportunidad de forzar a los equipos a considerarlos parte de sus nóminas de jugadores regulares.

Dejar abierto el quinto turno de la rotación de lanzadores abridores para decidir el ganador por el desempeño durante la primavera se ha convertido en una especie de ritual para la mayoría de los equipos de las ligas mayores. Pocos clubes abren sus campamentos de preparación con todos sus abridores decididos y a veces la pelea es por dos y hasta tres posiciones de la rotación.

Gonzales
Gonzales
Garcia
García
Martínez
Martínez
Varios pitchers latinoamericanos, viejos y jóvenes, se han colocado esta primavera en posiciones privilegiadas para reclamar ese último turno en el cuerpo de abridores de sus clubes. Entre todos, nadie ha sido más dominante que el zurdo mexicano-estadounidense Marco Gonzales, de los Cardenales de San Luis.

Gonzales, quien hace dos años jugaba con Gonzaga en la pelota universitaria, ha sido la gran revelación de los Cardenales. El chico de 23 años tiene marca de 3-0 y efectividad de 0.84 (una carrera en 10.2 entadas) para sacar una buena ventaja a su compatriota Jaime García (1-0, 3.38) y al dominicano Carlos Martínez (1-0, 6.75) en la batalla por un puesto en la rotación.

González, quien debutó en Grandes Ligas la temporada pasada, un año después de ser reclutado en el sorteo universitario, ha lanzado al menos cuatro entradas en sus últimas dos apariciones, el único pitcher de San Luis que ha pasado de tres innings esta primavera.

"Honestamente, no estoy poniendo atención a ninguna batalla, sino en hacer outs y ayudar al equipo a ganar partidos", dijo González, quien solamente trabajó 34 entradas en su debut en las ligas mayores y por lo seguirá siendo elegible para el premio Novato del Año en el 2015.

En un mundo ideal, los primeros cuatro abridores de los Cardenales serían el estelar Adam Wainwright, Michael Wacha, Lance Lynn, John Lackey y uno entre Gonzales, García o Martínez. Pero Wainwright, quien tuvo una limpieza en el codo en el invierno y molestias abdominales en los entrenamientos, apenas debutará el sábado y Wacha viene de tener problemas el año pasado. Una rotación de seis pitchers no sería una opción descabellada para un equipo que busca reducir riesgos de lesiones.

Rodriguez
Rodríguez
Otro que está cerca de ser declarado el quinto abridor de su equipo es el veterano zurdo dominicano Wandy Rodríguez, de los Bravos de Atlanta. Rodríguez, quien firmó un contrato de ligas menores con los Bravos tras no pasar la prueba física de un contrato de Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia, tiene foja de 2-0 y efectividad de 1.13 en ocho entradas en la primavera.

Rodríguez posee foja de 91-94 y efectividad de 4.06 en 10 temporadas en Grandes Ligas, pero fue liberado por Pittsburgh en mayo, después que tuvo efectividad de 6.75 en sus primeros seis partidos el año pasado. Una lesión crónica de rodilla y otra molestia en el antebrazo izquierdo limitaron al zurdo a 89 episodios en las últimas dos temporadas.

"Siempre he sido un lanzador abridor y creo que es bastante conocido lo que puedo hacer cuando estoy lanzando sin molestias", dijo Rodríguez en el campo de los Bravos. "No quiero pensar en otro rol que no sea el de abridor, pero si ir al bullpen fuera la única forma de garantizar un puesto en el roster entonces relevaría", agregó.

Hernandez
Hernández
Su compatriota Roberto Hernández también está cerca de quedarse con un cargo en el staff de los Astros de Houston. El derecho tiene 2-0 y ha laborado ocho entradas, pese a que se reportó tarde a los entrenamientos por inconvenientes con su visa de trabajo.

"Para mí es una experiencia completamente nueva. Nunca había llegado a los entrenamientos primaverales obligado a ganarme un puesto para estar en el roster de la temporada", dijo Hernández, quien realizó 206 aperturas con Cleveland, Tampa Bay, Filadelfia y Dodgers de Los Angeles entre el 2006 y el 2014.

Deduno
Deduno
Otro dominicano, el derecho Samuel Deduno, ha tenido un desempeño brillante para los Astros, saliendo exclusivamente desde el bullpen. Deduno, quien inició 42 juegos en cinco años en las ligas mayores, tiene 1-0, 1.13 en ocho episodios en tres apariciones. El manager AJ Hinch planea usarlo como abridor el resto del camino y no descarta que comience la temporada en la rotación regular.

"Sammy nos da una gran profundidad por su capacidad de abrir o relevar. Podría ser relevo largo y abridor ocasional. Veremos como marchan las cosas", dijo Hinch.

Otro dominicano, el derecho Esmil Rogers, no ha permitido carreras en seis episodios y es uno de los candidatos del manager Joe Girardi, de los Yankees de Nueva York, para quedarse con el puesto que estaba señalado para el zurdo Chris Capuano, quien se perderá un mes de acción con un tirón en el cuádriceps derecho.

Rogers
Rogers
"No solamente estoy pensando en una pelea por estar en la rotación, sino en quedarme aquí. Mi meta es ser parte de los Yankees y ayudarlos a ganar", dijo Rogers.

Dos derechos cubanos que entrenan en el complejo de Peoria en Arizona han tenidos resultados diferentes. Mientras Odrisamer Despaigne (0-2, 2.08 en 8.2 IL) está forzando a los Padres de San Diego a dejarlo en la rotación, Roenis Elías (0-1, 4.70 en 7.2 IL) va perdiendo su batalla contra el sensacional novato Taijuan Walker (1-0, 0.00, 8K, 8IL) en los Marineros de Seattle.

Ramirez
Ramírez
Elías
Elías
Si Walker, de 22 años, es la elección del dirigente Lloyd McLendon, entonces Elías y el nicaraguense Erasmo Ramírez (0-0, 3.60 en dos salidas) se encontrarán disputando la última plaza de trabajo en el bullpen.

Y en los Vigilantes de Texas, la plaga de lesiones de los últimos dos años, incluyendo la operación "Tommy John" al astro japonés Yu Darvish el martes, catapultó al veterano mexicano Yovani Gallardo a la punta de la rotación y abrió las probabilidades de que el cubanoamericano Alex González o el dominicano Lisalverto Bonilla estén en el equipo cuando terminen los entrenamientos primaverales.

Gallardo
Gallardo
Gallardo (0-0, 7.94) fue un desastre en sus primeras dos presentaciones, pero estamos hablando de un lanzador establecido con foja de 89-64 y efectividad de 3.69 en 211 aperturas en las ligas mayores. González (1-0, 4.15 y 9K en 8.2 IL) tiene 23 años de edad y no ha lanzado más allá de AA, pero su presencia en el montículo ha sido alabada, mientras que Bonilla, de 24 años, lanzó muy bien en su primera presentación, pero ha permitido siete carreras en siete entradas en sus últimas dos y tiene efectividad de 7.00 en nueve episodios.

Pero en realidad, el manager Jeff Banister no tiene muchas opciones para ponerse creativo.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- Los Dodgers de Los Ángeles, que tienen un jugador veterano sembrado en cada posición del cuadro interior para el 2015, están en la carrera por firmar, por más de $70 millones de dólares --según un reporte de prensa-- un intermedista cubano de casi 30 años que nunca ha jugado en el profesionalismo y no enfrenta competencia desde hace tres años.

Hector Olivera
SuministradaHéctor Olivera está en la mira de varios equipos de MLB
Obviando la trombosis que lo hizo perder la temporada cubana 2012-13 y los recientes reportes de posibles daños en el codo derecho --algo que fue negado por los agentes del pelotero--, Héctor Olivera debería estar listo para ayudar inmediatamente al equipo que lo firme, no solamente por el gran talento que posee y el gran dinero que recibirá, sino además porque su edad lo elimina como proyecto para un futuro a largo plazo.

Clark Spencer, del Miami Herald, reportó el miércoles que los Marlins de Miami ofrecieron $53 millones a Olivera, pero recularon después de enterarse que los Dodgers habían ofrecido $77 millones. La fuente de Spencer le dijo que Padres de San Diego ofreció $52 millones y Bravos de Atlanta $44. Es difícil creer que los Dodgers sobrepagarían al resto de los postores por entre $25 millones y $30 millones, pero a estas alturas, todo es posible con Los Ángeles.

Los Angeles, que tendrá a varios de sus jugadores del cuadro en la agencia libre luego de la temporada, comenzarán el 2015 con el probado Howie Kendrick en la segunda base, que es la posición original de Olivera. Kendrick es un bateador de .292 en nueve temporadas en Grandes Ligas que es solamente un año mayor que el cubano.

El antesalista dominicano Juan Uribe y el torpedero Jimmy Rollins, cuyos contratos también expirarán al final de la temporada, y el inicialista mexicano Adrián González, completan el cuadro regular de los Esquivadores. El principal utility es Justin Turner, posiblemente el mejor infielder sin un puesto fijo en las ligas mayores, quien bateó .340 con 43 impulsadas en 288 turnos, repartidos entre las cuatro posiciones del cuadro interno.

Lidiar con sobrepoblación es algo rutinario en los últimos años para los Dodgers, que se vieron obligados a cambiar al antiguo Todos Estrellas, Matt Kemp, a San Diego en el invierno para aligerar un poco el gran embotellamiento que tienen en los jardines, que, entre otros, aún cuenta con Carl Crawford, Andre Ethier, Scott Van Slyke, el cubano Yasiel Puig y el novato Joc Pederson.

Malas firmas y contrataciones descabelladas también se han convertido en algo usual en las oficinas centrales de Chavez Ravine. Ned Colletti, el anterior gerente general y actual asesor de la directiva, firmó a los cubanos Alexander Guerrero ($28 millones/4 años) y Erisbel Arruebarruena ($25 millones/5 años) por $53 millones para después enterarse que Guerrero no tiene posición defensiva y que Arruebarruena no batea.

El mismo Colletti otorgó un contrato de un año con una opción al lanzador relevista Brian Wilson que se convirtió en un pacto por dos años y $19,5 millones para un hombre que lanzaría exclusivamente entre las entradas seis y ocho.

El nuevo clan de genios que lidera Andrew Friedman en la oficina de operaciones de béisbol, dentro del plan de enmendar los disparates anteriores, despidió a Wilson pagando su salario de $9,5 millones de este año. El club también está pagando el sueldo completo de $10 millones del lanzador abridor Dan Haren para jugar en Miami y $18 millones a Kemp para jugar en San Diego, para un total de casi $40 millones, solamente en el 2015, en jugadores que no estarán vestidos de azul.

Y para empeorar el panorama, tenemos el caso de Guerrero, una de esas situaciones que son raras para el resto del universo del béisbol, pero normal en el planeta azul. El contrato del cubano obliga a los Dodgers a mantenerlo en el roster de Grandes Ligas en lo adelante o tendrían que pagarle el resto de su salario ($21 millones hasta 2017) y dejarlo libre.

Guerrero, quien bateó .333 con 17 jonrones en ligas menores en el 2014 y batea .500 (12-16) con un jonrón y cuatro impulsadas en la actual temporada de exhibición, donde ha jugado en el infield y el jardín izquierdo, ha probado que puede batear, pero aparentemente no es garantía defensiva en ninguna posición.

Una potencial firma de Olivera podría resolver algunos problemas del futuro cercano, pero en lo inmediato, enredaría aún más la embrollada madeja que tienen los Dodgers en su nómina de jugadores.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mike Matheny Cardenales AP PhotosMatheny busca llegar a su cuarta postemporada consecutiva al inicio de su carrera como manager.
JUPITER, Florida -- En una era de paridad competitiva y grandes transformaciones en las ligas mayores del béisbol de Estados Unidos, algo se ha mantenido inalterable por años: los Cardenales de San Luis son favoritos para alcanzar los playoffs de la Liga Nacional, ya sea ganando su división o atrapando un puesto Wild Card.

En los últimos 15 años, nueve equipos ganaron títulos de la Serie Mundial -- incluyendo el primero para Anaheim, los tres primeros de los Gigantes en San Francisco y los tres primeros de Boston desde 1918 -- pero el equipo más consistente en ese período ha sido el de los Cardenales.

San Luis, que ganó el campeonato de su división en las dos temporadas anteriores, luce en una magnífica posición para avanzar a la postemporada por quinta campaña seguida, algo que la franquicia no ha logrado en sus 133 años de historia. Los Cardenales estuvieron en playoffs en 11 de últimos 15 años, cuando agregaron a su colección de trofeos dos títulos de la Serie Mundial (2006 y 2011) y cuatro cetros del viejo circuito (2004, 2006, 2011 y 2013).

Wainwright
Wainwright
Para la temporada que comenzarán contra los Cachorros de Chicago el domingo 5 de abril (ESPN, 8 pm ET), posiblemente con Adam Wainwright enfrentando a Jon Lester, las cosas no pintan muy diferentes para los Cardenales. La fórmula es conocida: Profundidad en el pitcheo, bateo oportuno y Yadier Molina detrás del plato.

Wainwright, quien tuvo una operación de limpieza del codo en octubre pasado y ha sido limitado en los entrenamientos por una lesión abdominal, sigue trabajando para abrir el partido inaugural de su equipo por tercer año consecutivo.

"Los entrenamientos son para prepararse para la temporada y estar disponible para cuando llegue la parte importante. No creo mucho en gastar balas sin necesidad en el bullpen", dijo Wainwright, quien ha peleado el Cy Young de la Liga Nacional en cuatro de las últimas cinco temporadas y ha participado en 21 encuentros de postemporada en nueve años de carrera.

Wacha
Wacha
Lynn
Lynn
Martínez
Martínez
Wainwright será acompañado en la rotación abridora por Michael Wacha, Lance Lynn, John Lackey y/o Carlos Martínez y Marco González. El zurdo mexicano Jaime García, quien fue limitado a 99 innings en dos años y ha tenido cirugías del codo (2008), el hombro (2013) y la región torácica (2014), es una opción para abrir o relevar, mientras que el derecho Trevor Rosenthal es el cerrador del conjunto.

"Tenemos un gran equipo, con muchas opciones en el cuerpo monticular. Poder ser parte de la rotación abridora sería grandioso", dijo Martínez, quien tiene efectividad de 1.93 en dos salidas durante la primavera.

Heyward
Heyward
Holliday
Holliday
La ofensiva, que terminó en el noveno lugar en anotadas (619) y en último en jonrones (105) de su liga el año pasado, recibió la inyección del jardinero Jason Heyward, quien llegó desde Atlanta para ocupar el jardín derecho que dejó vacante el fallecido Oscar Taveras. Para muchos, en un turno adecuado en la alineación, Heyward, quien tiene el talento para lograr un 30-30 (jonrones y robos), podría pelea el premio Jugador Más Valioso.

Con Heyward, el jardinero izquierdo Matt Holliday, el torpedero Jhonny Peralta y el antesalista Matt Adams en medio del lineup, San Luis casi seguro anotará más carreras que el año pasado, especialmente si pueden recuperar su antigua capacidad de robar bases (de 91 en 2012, cayó a 47 en 2013 y tuvo 54 en 2014).

Para el manager Mike Matheny, quien tratará de llegar a playoffs por cuarto año seguido comenzando su carrera, manejar inteligentemente el tiempo de juego de Wainwright y Molina para reducir las probabilidades de lesiones graves, será tan importante como cualquier otros aspectos.

Molina
Molina
Molina, quien fue limitado a 404 apariciones en el plato por una lesión en el pulgar derecho, sigue siendo el premier de los receptores a los 32 años de edad.

El puertorriqueño, que retiró el 47.7% de corredores que intentaron robarle en el 2014, cuando ganó su séptimo Guante de Oro consecutivo, llegó a los entrenamientos con 20 libras menos para quitar presión a sus rodillas y tratar de engañar el reloj, que parece correr más rápido para los receptores que para el resto de los jugadores.

"Es algo que tendremos en cuenta", dijo Matheny sobre tratar de mantener fresco a Molina. "Yadier adora estar en el campo todos los días y trabajó duro en el invierno para ser el líder de juegos recibidos en la temporada. Es algo que tendremos que manejar dependiendo de los acontecimientos", agregó el capataz.

"Me siento en forma como para recibir cada partido del calendario. La lesión del año pasado fue un accidente y no tuvo nada que ver con falta de condiciones para jugar", dijo Molina, quien había recibido al menos 131 juegos cada año desde el 2009 hasta la temporada pasada.

Además de factores de salud, San Luis tendrá que lidiar con la mayor competencia de los últimos tiempos en la División Central, donde Pittsburgh avanzó a los playoffs en las dos temporadas anteriores; Cincinnati y Milwaukee mantuvieron rosters competitivos y los Cachorros hicieron un gran ruido durante la temporada muerta con las adquisiciones de los lanzadores Lester, Jason Hammel y el ex Cardenal Jason Motte, el receptor venezolano Miguel Montero y el intermedista Tommy La Stella, entre otros, y el desarrollo de algunos de los mejores peloteros jóvenes del juego.

"Todo el mundo ha mejorado en la división y lo único que podemos hacer es enfocarnos en las cosas que nosotros podemos controlar", dijo Matheny.

"Nadie puede controlar las lesiones, pero sí el jugar el juego como se debe jugar", dijo Molina.

Jugar bien a la pelota es una de las grandes virtudes de San Luis, que tiene 74 temporadas ganadoras en 123 años -- siete consecutivas y 14 en 15 años -- 25 primeros lugares y 11 coronas de la Serie Mundial, el récord entre los clubes de la Liga Nacional.

Para los Pájaros Rojos, estar entre los favoritos es una de esas cosas que no cambian en Grandes Ligas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- Si el título de "Capitán" de los Yankees de Nueva York pudo sobrevivir los retiros de Babe Ruth y Lou Gehrig y la trágica muerte de Thurman Munson, entonces perfectamente podrá superar la partida de Derek Jeter.

Derek Jeter, Brian Cashman
Linda Cataffo/NY Daily News Archive via Getty ImagesBrian Cashman dice que Derek Jeter debe ser el último capitán Yankee en la historia
Lo siento mister Brian Cashman, pero ni el béisbol, ni los Yankees ni la capitanía de los rayados nacieron con Jeter. Tampoco morirán con el retiro de uno de los jugadores más importantes que ha tenido el juego en los últimos tiempos.

Hablando con ESPN New York 89.7 FM, el gerente general de los Yankees dijo el jueves que no veía un candidato viable en el camerino del equipo para sustituir a Jeter como el 16to. "Capitán" en la historia de la franquicia, que no hay prisa en nombrar uno y que si fuera por él, el cargo debería ser retirado para siempre. ¡Gulp!

Todos estarán de acuerdo con Cashman en el hecho de que no hay prisa para nombrar al próximo "Capitán" de los Yankees. Después de todo ¿cuáles de los miembros actuales del equipo poseen el liderazgo, historial y peso en la franquicia para semejante honor? ¿Alex Rodríguez? ¿Mark Teixeira? ¿Sir Didi Gregorius?

Cuando el fenecido George Steinbrenner decidió poner la "C" a Jeter en su uniforme, habían pasado siete años desde el retiro del inicialista Don Mattingly. Gehrig fue nombrado, en 1935, una década después de la partida de Everett Scott y Munson 34 años después de la muerte de Gehrig.

En lo que pocos estarán sintonizados con Cashman es sobre retirar el título honorífico de "Capitán" junto con Jeter, quien pasó 11 años --entre 2003 y 2014--, el mayor tramo en la historia del conjunto. ¡No, no y no!

¿Se imaginan que los Yankees hubieran decidido eliminar el cargo de "Capitán" cuando lo dejó de usar Ruth, quien desempeñó el rol solamente por 1922, apenas en su tercera temporada desde que fue adquirido de los Medias Rojas de Boston? Ni Gehrig, Munson, Craig Nettles, Willie Randolph, Ron Guidry, Mattingly ni Jeter habrían llegado a usar la "C".

Jugadores extraordinarios para la franquicia como Billy Martin, Bill Dickey, Yogi Berra, Joe DiMaggio, Mickey Mantle, Mariano Rivera, Bernie Williams y Jorge Posada, entre muchos otros, no tuvieron la oportunidad de ser capitanes de los Yankees, mientras que Nettles, quien solamente jugó la mitad de sus 22 años en Grandes Ligas con los Yankees, recibió el encargo entre 1982 y 1984.

El título de "Capitán" es una aspiración que debería permanecer en el horizonte hasta que aparezca alguien de la estirpe de Jeter y los otros 14 que lo ostentaron anteriormente. Es ley de vida: Unos van primero, otros van después. Jeter fue grande, pero no fue el Alfa y Omega ni de los Yankees ni del béisbol.

Lo siento Mister Cashman.

Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- Los dominicanos Alex Rodríguez, Albert Pujols, David Ortiz y Adrián Beltré; el venezolano Miguel Cabrera, el puertorriqueño Carlos Beltrán y el mexicano Adrián González tendrán la oportunidad de alcanzar cifras redondas de cuadrangulares, en el liderato de Grandes Ligaas o entre sus compatriotas, en la temporada que arranca en abril próximo.

Rodríguez, quien busca regresar a la alineación regular de los Yankees de Nueva York, tras perderse la temporada completa del año pasado por una suspensión, es el quinto mayor jonronero de la historia con 654. Con seis vuelacercas empatará a Willie Mays en el cuarto puesto y podrá reclamar un bono de $6 millones de dólares.

"A-Rod", además, necesita 61 hits para los tres mil, 31 impulsadas para dos mil y 81 anotadas para dos mil. Hank Aaron (3,771 hits, 755 jonrones, 2,297 impulsadas y 2,174 anotadas) es el único bateador de la historia con al menos tres mil imparables, 650 jonrones, dos mil impulsadas y dos mil anotadas.

Pujols, de los Angelinos de Los Ángeles, alcanzó la marca de 500 el año pasado. En la cuarta temporada de un contrato de 10 años con Anaheim, Pujols (520), buscará seguir escalando en el liderato y empatar o superar a Ted Williams, Willie McCovey, Frank Thomas (521), Jimmy Foxx (534), Mickey Mantle (536), Mike Schmidt (548) y Manny Ramírez (555). Ramírez es 14to. en el liderato de por vida.

Ortiz, el bateador designado de los Medias Rojas de Boston, arrancará la temporada con 466 jonrones y 1,533 carreras impulsadas. Si se acerca a su producción del 2014 (35 y 104), el popular "Big Papi" será el 27mo. pelotero de 500 jonrones en la historia de Grandes Ligas. La lista incluye cinco latinoamericanos (el cubano Rafael Palmeiro y los dominicanos A-Rod, Sammy Sosa, Ramírez y Pujols).

Beltré, quien acaba de asegurar que estará con los Vigilantes de Texas al menos por los próximos dos años, solamente necesita cinco cuadrangulares para convertirse en el pelotero #52 de 400 en la historia de Grandes Ligas. Una docena de latinoamericanos y siete dominicanos (A-Rod, Sosa, Ramírez, Pujols, Ortiz, Vladimir Guerrero y Alfonso Soriano) forman parte del "Club 400", que también tratarán de integrar Cabrera y Beltrán.

Cabrera, el mejor bateador del béisbol en estos momentos, desplazará al gran Andrés Galarraga (399) del liderato entre los venezolanos cuando pegue los primeros 10 del 2015. El inicialista de los Tigres de Detroit promedia 35 vuelacercas por cada 162 partidos durante su carrera de 12 años. Está firmado hasta el 2023.

Beltrán solamente bateó 15 jonrones el año pasado, en su primera temporada con los Yankees, debido a una lesión del codo derecho que lo limitó a 109 juegos, antes de mandarlo a la mesa de operaciones en septiembre.

Libre de molestias, Beltrán, de 37 años, podría aprovechar el corto jardín derecho del Yankee Stadium para conectar los 27 cuadrangulares que le separan de los 400, una cifra que solamente han logrado otros dos puertorriqueños: Carlos Delgado (473) y Juan 'Igor' Gonzalez (434).

En el caso de "El Titán" González, su meta es un poco más modesta, pero no menos importante. Con 38 vuelacercas sería el segundo mexicano de 300 en Grandes Ligas. El antesalista Vinny Castilla (320) se retiró como el líder de todos los tiempos entre los mexicanos que han accionado en el Circo Grande.

González, de los Dodgers de Los Angeles, sacó 27 pelotas del parque en el 2014, promedia 28 por cada 162 juegos durante su carrera y solamente ha superado los 35 en dos ocasiones (36 en 2008 y 40 en 2009).

Los dominicanos Nelson Cruz (197), Hanley Ramírez (191), Juan Uribe (178) y Jhonny Peralta (177) y el venezolano Víctor Martínez (189) estarán en muy buena posición de llegar a los 200 jonrones, algo que han hecho 315 bateadores.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- Se abren formalmente las puertas de los entrenamientos primaverales de Grandes Ligas, un rito anual que por cerca de 125 años ha marcado el inicio de la temporada de béisbol en Estados Unidos.

Entre ahora y el domingo 5 de abril, cuando está programado el primer "¡playball!" oficial del año (Cardenales de San Luis vs. Cachorros de Chicago por ESPN a las 8 pm ET), se reforzarán algunas vibraciones positivas, se evaporarán varios sueños y, con un poco de suerte, se abrirán puertas a futuras leyendas.

Pero antes de que todos los jugadores comiencen a quemar la grasa acumulada en el invierno bajo el sol de Arizona y Florida, revisemos las que para nosotros serán las historias más importantes por las próximas seis semanas.

El regreso de A-Rod

Rodriguez
Rodríguez
Sin importar las implicaciones deportivas, el regreso del antesalista dominicano Alex Rodríguez a los Yankees de Nueva York será la nota más intrigante de la primavera.

Rodríguez, el quinto mayor jonronero de la historia del juego, vuelve de una suspensión de 162 juegos por violar la política antidopaje de las ligas mayores con interrogantes alrededor de su edad (cumplirá 40 años en julio), condiciones físicas (tiene dos operaciones de cadera y solamente ha jugado 265 juegos en cuatro años) y su capacidad para hacer mejor a los Yankees.

Mientras el pelotero tratará de mostrar que puede jugar diariamente en el campo, el equipo estaría feliz si al menos se comporta como un bateador designado adecuado. Pero incluso sin hacerlo muy bien, A-Rod debería llegar a 3 mil hits (necesita 61), 660 jonrones (a 6) y 2,000 carreras impulsadas (a 41), algo que solamente ha logrado Hank Aaron.

Si no fuera porque aún deben pagarle $61 millones por los próximos tres años, esta novela seguramente no existiría. Lo bueno es que existe y que seguramente seguiremos cada uno de sus capítulos. ¡Vivan los contratos garantizados!

El sustituto de Derek Jeter

Gregorius
Gregorius
Jeter
Jeter
Incluso para el mejor torpedero de la actualidad (escoja uno entre Troy Tulowitzki, Andrelton Simmons, Jhonny Peralta, J.J. Hardy, José Reyes, Alcides Escobar, Jimmy Rollins u otro) llenar el hueco dejado vacante por Derek Jeter sería una responsabilidad monumental.

¿Qué tal dejar ese encargo a un chico holandés-curazoleño de 24 años que batea .243 en 191 juegos y nunca ha jugado una temporada completa en Grandes Ligas?

La presión de sustituir a Jeter, una de las caras más visibles de los deportes profesionales por las últimas dos décadas, es solamente parte de la misión que enfrenta "Sir" Didi Gregorius en su primera primavera como el torpedero regular de los Yankees.

Esperar que Gregorius produzca a los niveles de Jeter está fuera de toda consideración, pero las comparaciones serán inevitables para el chico, especialmente en esos días difíciles cuando las cosas no salgan bien. Para Gregorius, los entrenamientos primaverales, más que una etapa de preparación física, será un laboratorio de ejercitar su capacidad mental para aguantar la presión de ser el sustituto de un seguro miembro de Cooperstown.

Unos Tigres lastimados

Los Tigres de Detroit arrancan su preparación primaveral con una comprensible incertidumbre alrededor de la combinación venezolana de Miguel Cabrera y Víctor Martínez, una pareja del medio del lineup que promedió .323, con 29 jonrones y 106 carreras impulsadas en el 2014, pero que se recupera de operaciones importantes.

Martínez, el segundo en la carrera por el Jugador Más Valioso el año pasado, fue operado de la rodilla izquierda y se perderá la primera parte de los entrenamientos, mientras que Cabrera, quien fue operado del tobillo derecho, tendrá limitadas actividades de béisbol en los primeros días de trabajos en Lakeland, Florida.

Ambos jugadores están proyectados para integrar la alineación abridora de Detroit en el partido inaugural, pero eso estará sujeto a la evolución de sus partes operadas en el día a día de los entrenamientos.

Hanley y Sandoval

Sandoval
Sandoval
Ramirez
Ramírez
Una gran parte de la esperanza de recuperarse de un mal año que tienen los Medias Rojas de Boston está basada en la capacidad del dominicano Hanley Ramírez de adaptarse al jardín izquierdo y del venezolano Pablo Sandoval de lucir mucho como el Sandoval de octubre y menos como el Sandoval de mayo.

Ramírez aceptó un contrato por cuatro años y $88 millones de dólares para mudarse del campocorto al jardín izquierdo, un movimiento relativamente cómodo, excepto en Fenway Park, donde tienen un muro conocido como el "Monstruo Verde". Con eso en mente, Ramírez comenzó a trabajar en Fort Myers, Florida, mucho antes que los lanzadores y receptores de los Medias Rojas.

Sandoval, un bateador de .344 en 39 juegos de playoffs con San Francisco, batea .288 con un OPS de .797 en la primera mitad del año, contra .301 y .825 en la segunda parte, en su carrera de siete temporadas. Posiblemente Sandoval necesita que la temperatura suba para rendir a todo vapor, posiblemente su cuerpo necesita más trabajo del normal para recuperarse del largo y tranquilo invierno. Posiblemente ya sea tiempo de que la gente deje preocuparse de su abultado abdomen.

Después de todo, Boston firmó a Sandoval por $100 millones y cinco años para que sea un tercera base Todos Estrellas y para que ayude a ganar campeonatos, como hizo en San Francisco, no para modelar en alguna tienda de Victoria´s Secret.

Los nuevos Marineros

Los viejos Marineros de Seattle tuvieron cuatro temporadas consecutivas (y 5 de 6) con marcas negativas. Los nuevos Marineros vienen de ganar 87 juegos por primera vez desde 2007 y de pelear un puesto a los playoffs hasta los últimos días de la temporada.

A una alineación que ya tenía a Robinson Canó, Kyle Seager y Mike Zunino, Seattle agregó al jardinero dominicano Nelson Cruz, el líder de jonrones de Grandes Ligas el año pasado, y un par de piezas alternativas como Seth Smith y Justin Ruggiano. La rotación abridora que encabezan los estelares Félix Hernández e Hisashi Iwakuma, los talentosos James Paxton y Taijuan Walker y los adecuados J.A. Happ, Roenis Elias y Erasmo Ramirez, es fácilmente la más profunda de la Liga Americana. El exceso de abridores mejora un bullpen que lidera Fernando Rodney.

Seattle llega a los entrenamientos primaverales con sus mayores expectativas desde la llegada de Ichiro Suzuki hace 15 años.

Harvey al rescate

Harvey
Harvey
Basta con ver caminar sin molestias por el campo en Port St. Lucie, Florida, a Matt Harvey, Jacob deGrom, Zack Wheeler, Jonathon Niese, Bartolo Colón, Dillon Gee y Rafael Montero para comprender porque los aficionados de los Mets de Nueva York están tan ansiosos por el inicio de la temporada.

Harvey, quien peleó el Cy Young en el 2013, su primera temporada completa, antes de ser sometido a la operación Tommy John, está listo para reclamar el puesto de "As" de la rotación abridora, mientras que deGrom viene de ganar el Novato del Año de la Liga Nacional y Wheeler fue uno de los lanzadores más consistentes de la última parte de la temporada pasada.

Sin embargo, la pieza más importante del dominó es el desempeño de Harvey cuando comience a enfrentar competencia real por primera vez en 15 meses. Las estadísticas indican que la mayoría de lanzadores operados del codo, suelen mostrar declives en sus estadísticas en el primer año de regreso al box, antes de poner todo en orden.

La capacidad de Harvey para controlar el nivel de descenso antes de recuperar su forma de Todos Estrellas del 2013, podría ser la diferencia entre una temporada ganadora y una perdedora para los Mets.

El plan San Diego

Los Padres de San Diego cambiaron radicalmente su equipo, tanto que de los jugadores que integraron la alineación abridora del 2014, solamente el 1B Yonder Alonso y el 2B Jedd Gyorko están programados para estar en el lineup del próximo 6 de abril contra los Dodgers en Los Angeles. Y eso no está escrito en piedra.

El estelar abridor James Shields, el receptor Derek Norris, el antesalista Will Middlebrooks y los jardineros Matt Kemp, Wil Myers y Justin Upton son las integraciones más notables de un equipo que tendrá una muy buena rotación abridora y una mejor ofensiva, pero varias dudas, incluyendo quién entre Kemp, Upton y Myers jugará en el jardín central y quién entre Alexi Amarista y Clint Barmes será el torpedero.

Los Padres tendrán una nómina de casi $100 millones de dólares por primera vez en su historia y aunque el equipo ha mejorado notablemente, está por verse en las próximas seis semanas si son lo suficientemente buenos como para desafiar a San Francisco y Los Angeles en el oeste de la Liga Nacional.

Los versátiles Dodgers

La nueva oficina de operaciones de béisbol, que dirige Andrew Friedman, hizo algunos movimientos que básicamente sacaron algunos nombres grandes y convirtieron a los Dodgers en un poco más "versátiles".

Ciertamente, el poder de Ramirez y Kemp y la velocidad de Dee Gordon serán extrañados, pero la combinación del SS Jimmy Rollins, el 2B Howie Kendrick, el CF Joc Pederson y el receptor Yasmani Grandal muy probablemente aportará un valor superior total en ambos lados del terreno.

El jardinero Yasiel Puig y el inicialista Adrian Gonzalez seguirán cargando con el mayor peso en el medio del lineup, mientras que la rotación abridora, que encabezan el zurdo Clayton Kershaw y el derecho Zack Greinke, es lo que convierte al club en el favorito de su división.

Llenar la vacante del lesionado cerrador Kenley Jansen, establecer el rol de Pederson y poner a funcionar el nuevo combo de doblematanzas de Rollins y Kendrick son los puntos más importantes en la agenda primaveral de la extensa oficina de operaciones de béisbol y del manager Don Mattingly.

El futuro de Cueto y Price

Price
Price
Cueto
Cueto
Entre los lanzadores abridores que entrarán a su año final de contrato se encuentran el zurdo norteamericano David Price, de Detroit, y el derecho dominicano Johnny Cueto, de Cincinnati. Greinke posee una cláusula que le da la opción de salirse de su acuerdo con Los Angeles, pero esa es harina de otro costal.

Mientras Cincinnati ha expresado públicamente su interés de firmar a Cueto antes que concluya la temporada, el dinero que tienen comprometido ($82 millones en 2016, $66,5 en 2017, $64,3 en 2018 y $53,7 en 2019) complican un poco la ecuación para amarrar un pitcher que muy probablemente estará buscando alrededor de $25 millones anuales y entre cinco y siete años garantizados.

Price está en la misma situación, pero con la diferencia de que Detroit ha mostrado recientemente no tener miedo a invertir en grande y además tiene en fondo los $144 millones que rechazó Max Scherzer la primavera pasada. De todos modos, lo más normal es que ambos pitchers de 29 años prefieran probar la agencia libre, como hicieron Scherzer, Jon Lester, Shields y otros, recientemente.

El reloj para pitchers

En uno de sus últimos anuncios como comisionado de Grandes Ligas, Bud Selig informó que este verano entrará en vigencia el uso de un reloj para pitchers en ligas menores (Doble A y Triple A), luego de haber sido usado de forma experimental en la liga otoñal de Arizona.

Básicamente, los lanzadores tendrían un límite de 12 segundos para hacer el siguiente lanzamiento cuando las bases estén limpias y 20 segundos cuando las bases estén ocupadas. Recuerden, esto no ha llegado a las ligas mayores, al menos por ahora.

¿Pero si es inminente la llegada de un reloj, no deberían comenzar a prepararse los pitchers de Grandes Ligas desde ahora? Pueden apostar que aunque no lo anuncien, la mayoría de equipos estarán tratando de ajustar el "timing" de sus lanzadores a las reglas que se avecinan.

En el béisbol, uno de los pocos deportes importantes cuyo ritmo no es controlado por un reloj, el "tempo" es vital, especialmente para los lanzadores. Para tiradores como Price (un pitcheo cada 26.6 segundos), Greinke (24.8), Corey Kluber (24.4), Adam Wainwright (23.2) y Kershaw (23.0), entre muchos otros, veinte segundos no es tiempo suficiente para hacer sus lanzamientos.

Si tendrán que hacer ajustes, entonces lo más lógico es que comiencen a trabajar en ese asunto desde esta primavera.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- De todas las opciones que tenía entre manos para tratar de aligerar el impacto mediático que recibirán sus compañeros por su regreso a los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez escogió exactamente la menos adecuada.

Bienvenidos al maravilloso y enrededado mundo, medio ficticio, medio real, de "A-Rod being A-Rod".

"A-Rod", quien deberá reportarse a los entrenamientos primaverales de los Yankees en algunos días, luego de perderse la temporada del 2014 cumpliendo la mayor sanción de la historia para un jugador activo, envió el martes a los medios una carta de cuatro párrafos escrita a manos, donde pide disculpas a Grandes Ligas, los Yankees, la familia Steinbrenner, la Asociación de Peloteros y los aficionados.

"Asumo la responsabilidad completa por mis errores que llevaron a mi suspensión durante la temporada 2014", dijo Rodríguez en el comunicado. "Acepto el hecho de que muchos de ustedes no van a creer mis disculpas o cualquier cosa que yo diga en este punto. Entiendo las razones y eso es culpa mia", agregó en otro párrafo.

La carta de A-Rod fue enviada a los medios un par de horas después de que un juez federal de Miami condenara a Anthony Bosch, quien se declaró culpable de conspirar para distribuir sustancias prohibidas a atletas, incluyendo Rodríguez, por intermedio de la cerrada clínica Biogénesis de Miami.

El juez Darrin Gayles sentenció a Bosch a cuatro años en una cárcel federal y a tres años de libertad supervisada, pese a que colaboró con Grandes Ligas y las autoridades del sur de la Florida.

La oficina del comisionado de Grandes Ligas suspendió a 13 jugadores, incluyendo Rodríguez, como resultado del testimonio de Bosch en la investigación del escándalo Biogénesis. Un 14º pelotero, Ryan Braun, negoció una suspensión por 65 juegos antes que concluyeran las averiguaciones.

Todos los sancionados aceptaron sus condenas, excepto A-Rod, quien procedió a demandar a Grandes Ligas, al comisionado Bud Selig, a los Yankees, al doctor del equipo, a un hospital de Manhattan y al sindicato de jugadores. Un nuevo récord deportivo en materia legal.

Pero posteriormente el antesalista dominicano confesó a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) que usó drogas comprada a Bosch, retiró todas sus demandas y se sentó a conversar con los Yankees sobre la necesidad de pedir disculpas públicas antes del inicio de los entrenamientos primaverales de este año.

Recuerden que aunque quisieran terminar sus relaciones con Rodríguez, quien cumplirá 40 años en julio y solamente ha jugado 166 partidos desde el 2012, los Yankees están amarrados al pelotero por tres años más y tendrán que pagarle $61 millones de dólares hasta el 30 de septiembre del 2017, sin contar con otros posibles cheques gordos por jonrones históricos.

Los Yankees, incluso, ofrecieron a Rodríguez usar el Yankee Stadium para realizar una conferencia de prensa antes de que se reportara al campamento de prácticas en Tampa, Florida. El pelotero también contempló la idea de hacer una rueda de prensa en algún lugar de Tampa alejado de la casa de entrenamientos, organizar una conferencia telefónica y hasta usar el portal "Tribuna de Jugadores" del retirado Derek Jeter para pedir disculpas y enfrentar a los medios.

Al final, Rodríguez se decidió por enviar un comunicado a los medios de comunicación, lo que evidentemente, lejos de calmar a la prensa y el público, aumentará el grado de atención que recibirá cuando se reporte al campamento de entrenamientos el próximo fin de semana.

No están claras las razones que tuvo Rodríguez para dilatar su enfrentamiento con las cámaras (recordemos que aun podría ser testigo en el caso de su primo Yuri Sucart, quien tiene un juicio pendiente por cargos parecidos a los de Bosch), pero sabiendo como son las cosas en esta era de las comunicaciones, el encuentro deberá ocurrir, tarde o temprano, irremediablemente.

Mientras el momento llega, Rodríguez será el centro de atención del universo Yankee, exactamente lo que buscaba evitar el club. Otro episodio de la tragicomedia "A-Rod being A-Rod".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- En su rica y legendaria historia de 113 años, los Yankees de Nueva York han conquistado 27 títulos de la Serie Mundial y 40 campeonatos de la Liga Americana y han jugado en 51 postemporadas. Casi 60 hombres que trabajaron para los Yankees alcanzaron el Salón de la Fama, pero solamente 20-- incluyendo 10 que no están en Cooperstown-- recibieron el honor de tener sus números retirados y una placa en el Parque de los Monumentos en Yankee Stadium.

Entre las dos decenas de privilegiados en el altar mayor de la catedral del béisbol, tres latinoamericanos, lo que representa un 15% del total. El porcentaje es espectacular si se toma en cuenta que se trata de la franquicia más popular y exitosa de los deportes profesionales de Estados Unidos.

Los Yankees anunciaron el lunes que planean retirar a lo largo de la temporada del 2015 los números que usaron los puertorriqueños Bernie Williams (#51) y Jorge Posada (#20) y el norteamericano Andy Pettitte (#46). Los tres, más el intermedista Willie Randolph, tendrán placas en el Parque de los Monumentos en ceremonias que serán realizadas en el Stadium del Bronx el 24 de mayo y 22 y 23 de agosto.

Williams y Posada se unen el lanzador panameño Mariano Rivera (#42) como los latinos del grupo con números retirados en la franquicia de Nueva York. Ese trío fue parte de la base local que ayudó a los Yankees a ganar cinco títulos de la Serie Mundial y a jugar en 17 de 18 postemporadas, entre 1995 y 2012.

Los otros jugadores con sus números retirados en Yankee Stadium son Billy Martin (#1), Babe Ruth (#3), Lou Gehrig (#4), Joe DiMaggio (#5), Joe Torre (#6), Mickey Mantle (#7), Yogi Berra y Bill Dickey (#8), Roger Maris (#9), Phil Rizzuto (#10), Thurman Munson (#15), Whitey Ford (#16), Don Mattingly (#23), Elston Howard (#32), Casey Stengel (#37), Reggie Jackson (#44) y Ron Guidry (#49).

Rivera, quien dejó el béisbol después de la temporada del 2013, fue el último jugador que vistió el #42, retirado por Grandes Ligas en honor a Jackie Robinson. De los 20 Yankees que tienen sus números retirados, la mitad no pertenece a Cooperstown, incluyendo a Rivera, quien será una línea para ser electo en su primer año de elegibilidad en 2019.

Pettitte, un confeso usuario de sustancias para mejorar el rendimiento; Williams y Posada se unirán a Martin, Maris, Munson, Mattingly, Howard y Ron Guidry entre los que tienen sus números retirados en Nueva York, pero no tienen placas en en el nicho de los inmortales de Cooperstown.

Rivera es considerado a unanimidad como el mejor relevista cerrador de la historia de Grandes Ligas. El derecho panameño se marchó con el récord de salvamentos (652) y un promedio de efectividad de 2.21 en 1,115 apariciones. Tuvo 8-1, 0.77 y 42 salvamentos en playoffs, donde ayudó a los Yankees a conseguir cinco anillos de campeones.

Williams, quien se retiró en el 2006, fue un extraordinario jardinero central, que al igual que Rivera y Posada, jugó toda su carrera de 16 años en Nueva York. Bateó .297 con 287 jonrones, cuatro Guantes de Oro, cinco convocatorias al Juego de Estrellas y cuatro anillos de campeón. En playoffs consiguió 22 jonrones y 80 carreras impulsadas en 121 encuentros.

Posada fue un receptor cinco veces Todos Estrellas y Bates de Plata que bateó .273 con 1,065 impulsadas en 17 temporadas, durante las cuales Nueva York atrapó cinco campeonatos.

Con el retiro de los números de Rivera, Williams y Posada, los Yankees están reconociendo, no solamente a los tres jugadores, sino a toda la comunidad latinoamericana que ha contribuido a forjar parte de su legendaria historia deportiva.
Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO