NUEVA YORK -- La segunda peor salida en la joven carrera de Jacob deGrom terminó con la mejor racha en la historiade los Mets de Nueva York.

El Novato del Año de la Liga Nacional la temporada pasada permitió ocho hits y seis carreras limpias en cinco entradas en el triunfo de los Yankees de Nueva York 6-1 sobre los Mets, el viernes, en el inicio de la Serie del Subterraneo en el Bronx.

Los Yankees ganaron por séptima vez en sus últimos ocho juegos y cortaron dos rachas positivas a los Mets: Una de 11 victorias en la temporada y otra de cuatro triunfos en Yankee Stadium, ambas marcas para la franquicia de Queens.

El derecho deGrom, quien llegó al partido con una racha de 18.1 entradas sin permitir carreras y efectividad de 0.93 (2 CL en 19.1 IL) fue sacudido por dos cuadrangulares --de dos carreras cada uno--, del inicialista Mark Teixeira y otro solitario del jardinero Jacoby Ellsbury. Para la tercera entrada ya perdía 6-0.

Con su segunda apertura de seis carreras en Grandes Ligas (aceptó 12 hits y 6 CL en 4.1 IL ante Cardenales de San Luis el 16 de junio del 2014), la efectividad de deGrom se elevó a 2.96. Permitió cinco jonrones en sus primeras 23 salidas con los Mets, pero tres en las primeras tres entradas del viernes.

"Me pasé diciendo lo mismo por 11 días. Ganamos todos esos juegos porque ejecutamos y no permitimos que nos alejaran en el marcador. Esta noche no pudimos hacer eso y su lanzador no nos permitió muchas oportunidades", dijo Terry Collins, el manager de los Mets.

Mientras deGrom tuvo una de las peores noches de su carrera, el dominicano Michael Pineda consiguió su mejor desempeño de la temporada y su salida más larga desde que llegó a los Yankees, laborando 7.2 entrada de una carrera, siete ponches y ningún boleto. El derecho lanzó 78 de sus 100 lanzamientos en la zona de strike.

"Una máquina de tirar strikes. Fue asombroso lo que hizo esta noche", dijo Collins sobre Pineda, quien tiene 27 ponches y dos boletos en 25.2 entradas en el 2015.

El round número dos será el sábado, cuando Matt Harvey (3-0, 3.50) y CC Sabathia (0-3, 4.35) subirán al montículo. A pesar de la baja temperatura y que los Rangers del hockey sobre hielo jugaban un partido de playoff en el Madison Square Garden, 45,310 reventaron el Yankee Stadium para ver jugar a Mets contra Yankees.

Por primera vez en la historia de la "Serie del Subterraneo", que nació en 1997, los dos equipos de Nueva York juegan una serie liderando sus respectivas divisiones. Los Mets (13-4) tienen ventaja de 4.5 juegos sobre Bravos de Atlanta en el Este de la Liga Nacional, mientras que los Yankees (10-7) están empatados con Medias Rojas de Boston en el mismo sector de la Liga Americana.

"Hoy solamente jugamos un partido. Tenemos un partido que jugar mañana", dijo Collins.

DEBUT DE ROBLES

En la séptima entrada, los Mets mandaron al montículo al derecho Hansel Robles con dos corredores en circulación y ningún out. Robles, de 24 años y nativo de Bonao, en el centro de República Dominicana, permitió hit dentro del cuadro al primer bateador, su compatriota Alex Rodríguez, pero se repuso retirando a Teixeira con elevado de foul a 3B y luego ponchando a Brian McCann y Carlos Beltrán.

Robles dijo que no sintió nervios extras por debutar contra Rodríguez, el quinto mayor jonronero se la historia, y en el legendario Yankee Stadium.

"Me sentí un poco nervioso con el primer pitcheo, pero en lo adelante ya todo fue normal", dijo Robles, quien no había permitido carreras en cinco apariciones (7.2 entradas) en triple A antes de ser subido el jueves.

Robles es el dominicano #638 que juega en las ligas mayores desde que Osvaldo Virgil debutó con los Gigantes de Nueva York el 23 de septiembre de 1956 en Polo Grounds de Manhattan, contra los Filis de Filadelfia.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


NUEVA YORK -- Solamente en una ocasión anterior los Mets y los Yankees llegaron a una confrontación oficial como equipos de primer lugar y eso ocurrió en la Serie Mundial del 2000, la única de la historia entre los dos actuales representantes de Nueva York en el béisbol de Grandes Ligas.

La primera porción de los seis choques del año entre Mets y Yankees se juega este fin de semana en el Yankee Stadium del Bronx. Los Mets recibirán a sus vecinos del 18 al 20 de septiembre en el Citi Field. Por primera vez desde el nacimiento de los juegos interligas de temporada regular, en 1997, Mets y Yankees llegan a una "Serie del Subterraneo" trepados en el techo de sus respectivas divisiones.

Los Mets, que han ganando 11 partidos consecutivos por quinta vez en su historia, lideran la División Este de la Liga Nacional, y todo el béisbol, con récord de 13-3. Los Yankees, ganadores de tres encuentros seguidos y seis de los últimos siete, comparten la punta de la División Este de la Liga Americana con los Medias Rojas de Boston y los Azulejos de Toronto, con marca de 9-7.

Jacob deGrom, el Novato del Año de la Liga Nacional la temporada pasada, enfrentará al dominicano Michael Pineda en el juego 1, los estelares Matt Harvey y CC Sabathia chocarán el sábado, mientras que Jonathon Niese y Nathan Eovaldi abrirán en el partido nocturno de los domingos de ESPN.

La serie del fin de semana luce ser la más cerrada entre los dos rivales locales, desde la Serie Mundial de hace 15 años, que ganaron los Yankees en cinco juegos para poner su marca en 11-3 en 14 clásicos de otoño entre equipos de Nueva York (6-1 Vs. Brooklyn, 4-2 Vs. Gigantes y 1-0 Vs. Mets).

"Me siento muy contento de tener la oportunidad de abrir el primer juego", dijo Pineda, quien estará haciendo su debut contra los Mets. "Sé que será una serie interesante e intensa, donde los dos jugaremos fuertes. Es una tradición que cuando se enfrentan estos dos equipos, los juegos se disfrutan mucho", agregó Pineda.

El jovencito deGrom hizo su debut en Grandes Ligas contra los Yankees, en Citi Field, lanzando siete entradas de una carrera y cargando con una inmerecida derrota, el 15 de mayo del 2014.

"Yo sé que hay gente que ama a los Mets y odia a los Yankees, y viceversa", dijo Terry Collins, el manager de los Mets. "Este deberá ser un gran fin de semana para nosotros", agregó.

"Los Yankees están jugando bien. Nosotros estamos jugando bien. Eso será muy divertido", dijo Collins.

Los Yankees, que celebraron y ganaron la mayoría de sus grandes batallas con Dodgers de Brooklyn y Gigantes de Nueva York antes que ambos clubes dejaran "Ciudad Gótica" para buscar mejores horizontes en California, son los reyes de la capital del mundo. Los Mulos, que juegan su temporada 113, han conquistado 27 títulos de la Serie Mundial en 51 apariciones en la postemporada.

Los Mets, un producto de la expansión de 1962, solamente han avanzado siete veces a los playoffs -- ninguna desde el 2006 -- y cuentan con dos campeonatos (1969 y 1986). En 19 años de historia de los juegos interligas, Yankees dominan 54-40 a los Mets en la "Serie del Subterraneo".

Sin embargo, en este momento y este lugar, nadie está más caliente que los Mets en el mundo del béisbol. Los Mets han ganado sus primeros 10 juegos del año en Nueva York y 12 consecutivos desde la temporada pasada. También han ganado cuatro partidos seguidos en Yankee Stadium y seis de ocho contra sus vecinos.

La ofensiva de los Yankees, que ha producido la segunda mayor cantidad de carreras este año (85) enfrentará al staff de lanzadores con el segundo mejor promedio de efectividad (2.81) de ambas ligas.

La rivalidad tiene protagonistas que han defendido ambos bandos. Mientras el lanzador Bartolo Colón y el jardinero Curtis Granderson pasaron de Yankees a Mets, el jardinero Carlos Beltrán hizo la ruta al revés.

"Honestamente es una rivalidad entre los fanáticos. Nos concentramos más en el juego y el desempeño, pero no nos enfocamos tanto en la rivalidad", dijo Beltrán.

"Entiendo que es bueno para los fanáticos de ambos equipos. La atmósfera será diferente, pero seremos locales y nos concentraremos en ganar la serie que es lo más importante", apuntó.

"Es pelota y se juega igual, pero está claro que se siente algo diferente, son dos equipos de la misma ciudad" dijo Colón, quien logró su cuarta victoria consecutiva comenzando la temporada, el jueves, y no lanzará en Yankee Stadium.

"Reconozco que ellos están en un buen momento, pero igual nosotros. Me preparo para salir y hacer pitcheos de calidad, como en los otros juegos" dijo Pineda.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ColonBrad Penner/USA TODAY SportsBartolo Colon ha sido clave en el gran arranque de los Mets en el 2015.
NUEVA YORK -- Algunos lanzadores, como el buen vino y las almas, mejoran con el tiempo. El mejor ejemplo actual de eso es el derecho dominicano Bartolo Colón, de los Mets de Nueva York.

El jueves, Colón (4-0, 2.77) trabajó seis entradas de siete hits y tres carreras para mantener su extraordinario inicio de temporada y extender a 11 triunfos la racha de los Mets, que derrotaron 6-3 a los Bravos de Atlanta en el Citi Field de Queens.

Colón, quien cumplirá 42 años el 24 de mayo, ha ganado sus primeras cuatro aperturas de una temporada por primera vez en su carrera de 18 años y tiene 5-0 desde la temporada anterior. En dos ocasiones ha ganado seis decisiones seguidas, incluyendo entre el 17 de mayo y el 24 de junio del 2014.

Colón, un ganador de 208 juegos y el Cy Young de la Liga Americana en el 2005, tiene foja de 36-19 desde el 2013, cuando cumplió 40 años.

"Yo mismo estoy sorprendido de lo que estoy haciendo, no del control, sino de las cuatro victorias", dijo Colón a ESPNdeportes.com. "Trabajé fuerte en la temporada muerta para llegar aquí en mis mejores condiciones físicas", agregó.

El derecho se convirtió en el cuarto lanzador de 40 o más años en las últimas ocho décadas que comienza una temporada con triunfos en sus primeras cuatro decisiones. Los otros son Phil Niekro (a los 45 años en 1984), Nolan Ryan (a los 43 en 1990) y Roger Clemens (ganó sus primeras siete aperturas a los 41 años en el 2004).

Mientras ganar un juego de béisbol en ocasiones puede ser algo circunstancial, en el caso de Colón ha sido producto de un excelente desempeño monticular. El quisqueyano abanicó a cinco bateadores y no regaló bases por bolas el jueves y ahora tiene 23 ponches y una base por bolas en 26.0 entradas y la oposición le batea .222.

"Los lanzadores jóvenes pueden aprender mucho solamente mirando lanzar a Colón. Colocando sus pitcheos, tirando pocas bolas, ejecutando casi perfectamente", dijo Terry Collins, el manager de los Mets.

Esta misma semana, el estelar derecho de los Mets, Matt Harvey, escribió un artículo en "Players Tribune", el portal de Derek Jeter, donde resaltó el gran control de Colón y concluyó en que el veterano dominicano es uno de los mejores lanzadores de Grandes Ligas en la actualidad.

"Bartolo es un ejemplo para todos nosotros. No solamente es su ética de trabajo, sino su control y frialdad en el montículo", dijo el cerrador dominicano Jeurys Familia, quien lidera las Grandes Ligas con ocho salvamentos, todos en los últimos 11 juegos de los Mets.

Lo más sorprendente es que Colón, quien realizó 91 pitcheos (59 strikes), lanzó con una ampolla en su mano derecha por segunda salida consecutiva.

Tradicionalmente un pitcher de rectas, el veterano estuvo limitado el jueves para usar su recortado repertorio de pitcheos rompientes, no solamente por la ampolla, sino también por la baja temperatura con que se jugó el encuentro del jueves.

"Cuando comienzo a calentar es que más me molesta, pero una vez estoy caliente, ya no me molestaba. Tengo varios días con un ampolla molestándome para lanzar y hacer mi rutina en el bullpen", dijo Colón. "Hoy vine con mi mente positiva y me olvidé del dedo", apuntó.

"Cuando trataba de lanzar el cambio me molestaba el dedo. Pero siempre he sido un pitcher de rectas, mis lanzamientos rompientes no son buenos, por lo tanto no me afecta", dijo. "Cuando hace frío lanzo rectas. Mis pitcheos rompientes, que no son buenos, son menos buenos cuando está frío", agregó.

Con todo y eso, los Bravos tuvieron pocas oportunidades contra Colón. En la segunda entrada anotaron una carrera cuando el árbitro principal Jordan Baker castigó al receptor Anthony Recker con un bloqueo ilegal y agregaron dos en la cuarta cuando el intermedista Daniel Murphy falló en atrapar un corredor fuera de las bases.

En la sexta entrada, el corredor A.J. Pierzynski fue atrapado por Colón fuera de la primera base con dos outs con el curazoleño Andrelton Simmons en el plato. El torpedero de los Bravos tenía de 2-2 con dos impulsadas en el juego y de 15-8 de por vida contra Colón.

"Debo darle las gracias a AJ por haberme facilitado la vida. El hombre que estaba en el plato solamente necesita el jonrón para batearme para el ciclo este año", dijo Colón. "Fue un alivio", dijo.

Los Mets quebraron un empate 3-3 en el quinto acto por un boleto con bases llenas del derecho colombiano Sugar Ray Marimón a Eric Campbell y agregaron dos más en el séptimo cuando Murphy remolcó su cuarta vuelta del juego. El colombiano Julio Teherán (1-2) y cuatro relevistas de los Bravos otorgaron ocho bases por bolas.

Los Mets empataron la marca de la franquicia con 11 victorias consecutivas, algo que han conseguido cinco veces, la última vez del 17 al 29 de junio de 1990. También lo hicieron en 1986, 1972 y 1969.

Nueva York, que con 13-3 empató el mejor arranque del conjunto en los primeros 16 compromisos (también en 1986), ha ganado sus primeros 10 juegos del año en casa y 12 consecutivos desde la temporada pasada. El equipo de Collins batea .272 y ha sobreanotado 53-28 a sus oponentes en el Citi Field en el 2015.

"Esta racha nos tiene sorprendidos a todos. Lo más importante es que estamos jugando en conjunto", dijo Colón. "Pienso que la parte más sorprendente de esta racha es la capacidad que hemos mostrado para regresar en el marcador", dijo Collins.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


VIERA, Florida -- En la moderada lista de los favoritos a ganar la Serie Mundial de la próxima temporada de Grandes Ligas se encuentran los Nacionales de Washington y los Marineros de Seattle, los únicos dos clubes que nunca han llegado a la gran final de octubre del béisbol norteamericano.

Los Padres de San Diego, uno de los ocho equipos que aún buscan su primer campeonato -- lista que además de Washington y Seattle también integran Colorado, Houston, Milwaukee, Tampa Bay y Texas -- mejoraron tanto durante el invierno que no sería una gran sorpresa si logran avanzar a la postemporada y una vez allí, cualquier cosa puede pasar.

Los analistas deportivos y las casas de apuestas de Las Vegas dan entre pocas y ningunas oportunidades de alcanzar la final a Rockies, Astros, Cerveceros, Rays y Rangers, lo que reduce notablemente las opciones de tener un campeón primerizo en la campaña que arranca el domingo en Chicago (Cardenales de San Luis vs. Cachorros de Chicago, ESPN 8 pm ET).

Washington posee una rotación de lujo con la integración del derecho Max Scherzer, quien firmó un contrato de siete años y $210 millones de dólares como agente libre en enero. Scherzer, quien ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2013 y tiene dos temporadas consecutivas de más de 15 victorias, menos de cinco derrotas y más de 200 ponches, se une a un staff que el año anterior lideró todo el béisbol con efectividad de 3.03.

Jordan Zimmermann (14-5, 2.66 en 2014), Stephen Strasburg (14-11, 3.14), Gio González (10-10, 3.57) y Doug Fister (16-6, 2.41) completan la rotación abridora, lo que manda a Tanner Roark al bullpen. Roark, quien tuvo 15-10, efectividad de 2.85 y 198.2 entradas en 31 salidas la temporada pasada, perfectamente podría ser el abridor del primer día de muchos clubes del Big Show.

Seattle, que encabezó la Liga Americana en efectividad con promedio de 3.17, también posee un brillante staff, que lidera el astro venezolano Félix Hernández (15-6, 2.14, 248 K en 236 IL en el 2014). El japonés Hisashi Iwakuma (15-9, 3.54) y los norteamericanos James Paxton (6-4, 3.04 en 13 salidas), J.A. Happ (11-11, 4.22 en Toronto) y Taijuan Walker (2.61 en 8 juegos) completan el quinteto.

Tanto Washington como Seattle tienen estrellas en sus alineaciones abridoras. Los Nacionales poseen uno de los dúos más jóvenes y talentosos del juego, el 3B Anthony Rendón y el OF Bryce Harper, mientras que los Marineros tienen un trío de terror en los dominicanos Robinson Canó (2B) y Nelson Cruz (OF) y el antesalista norteamericano Kyle Seager.

"Tenemos un gran grupo de jugadores, lo que explica las altas expectativas, pero aún debemos salir al terreno y ejecutar", dijo Matt Williams, el Manager del Año de la Liga Nacional la temporada pasada en su debut como dirigente. "Todo se trata de ejecutar en el terreno, hacer las cosas que estamos supuestos a realizar", agregó.

Otro punto será mantenerse saludables. Rendón, quien viene de pelear el Jugador Más Valioso en su segunda temporada en las ligas mayores, no estará en roster para el día inaugural con una lesión en la rodilla izquierda. El cubano Yunel Escobar jugará en la esquina caliente, mientras se determina la severidad de la lesión de Rendón.

Los Nacionales ganaron la División Este en dos de los tres años anteriores, solo para ser eliminados en las Series Divisionales en 2012 y 2014. La otra ocasión en que la franquicia llegó a playoffs fue en 1981, cuando se llamaba Expos y jugaba en Montreal, Canadá.

Una huelga de peloteros obligó a dividir la temporada en dos partes y los Expos ganaron la segunda mitad para obtener el derecho de disputar el banderín del este en un playoff divisional 3-2 ante Filadelfia. Montreal terminó venciendo a los Filis, pero posteriormente fue eliminado por los Dodgers de Los Angeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Lo que facilitó a Montreal/Washington su primera asistencia a los playoffs, 13 años después le quitó la oportunidad de intentar avanzar hasta su primer clásico de otoño. Los Expos dominaban las ligas mayores con marca de 74-40 (.649) el 12 de agosto de 1994, cuando arrancó una huelga de jugadores que canceló el final de la temporada y la postemporada, incluyendo la Serie Mundial, un evento que se había celebrado sin interrupción desde 1905.

Seattle arranca la temporada con la misión de quebrar una racha de 13 años sin acudir a la postemporada. La última vez que superaron la serie regular, los Marineros establecieron el récord de victorias en una temporada con 116, coronando el mejor momento en la historia de la franquicia, que logró sus únicas cuatro apariciones en playoffs en un tramo de siete años (1995-2001).

Los Marineros del 2015 tienen el mejor lanzador derecho (Hernández) y el mejor intermedista (Canó) del béisbol, uno de los cerradores más efectivos de Grandes Ligas (Fernando Rodney), el líder jonronero del 2014 (Cruz) y algunos de los mejores jugadores jóvenes del planeta (Seager, Paxton, Walker, etc).

"Tenemos un equipo que puede competir con cualquier otro", dijo Canó, quien bateó .314 con 37 dobles, 14 jonrones, 82 impulsadas, 77 anotadas y 10 bases robadas la temporada pasada, en el inicio de su contrato por 10 años y $240 millones de dólares.

"El año pasado dimos la pelea con muchos jugadores inexpertos. Ahora tenemos más experiencia y profundidad con la llegada de Cruz, Justin Ruggiano y Rickie Weeks", agregó Canó, quien fue campeón con los New York Yankees de Nueva York en el 2009.

"Siento que este podría ser el año de llegar a la postemporada", dijo Hernández, quien será el abridor del partido inaugural de los Marineros por octava temporada consecutiva. "Me falta la corona, pero primero hay que entrar a los playoffs y luego de eso ir serie por serie. Anhelo bastante llegar a los playoffs, es algo que he soñado cada año desde que llegué a los Marineros", agregó Hernández, quien para muchos es el mejor lanzador derecho de Grandes Ligas.

Después de cuatro temporadas consecutivas con récord negativo y ocho años sin alcanzar la postemporada, los Padres tuvieron uno de los inviernos más ocupados de su historia al punto de colocarse en una posición de aspirar a regresar a la postemporada por primera vez desde el 2006.

Además de firmar al lanzador agente libre James Shields; para juntarlo con Andrew Cashner, Ian Kennedy, Tyson Ross y uno entre Brandon Morrow y Odrisamer Despaigne en una muy buena rotación abridora, los Padres adquirieron por intercambios a los jardineros Matt Kemp, Justin Upton y Wil Myers y al receptor Derek Norris.

Está claro que los movimientos hechos por San Diego no son suficientes para pretender superar, en la percepción pública, al gran favorito, Dodgers, y al vigente monarca de las ligas mayores, Gigantes de San Francisco, en su propia división. Pero con dos puestos comodines disponibles en cada liga, los Padres tienen derecho a soñar.

De los equipos que no han ganado títulos y que lucen en buena posición para competir en el 2015, San Diego ha sido el más exitoso, con cinco apariciones en postemporada y dos visitas a la Serie Mundial (1984 y 1998), sin embargo, la realidad es que Washington y Seattle son los que mayores probabilidades probabilidades tienen de darnos un campeón primerizo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Washington NationalsThearon W. Henderson/Getty ImagesLos Nacionales arrancan la temporada como candidatos más sólidos para ganar la Serie Mundial.
KISSIMMEE, Florida -- Los Nacionales de Washington son los grandes favoritos para quedarse con todo en Grandes Ligas en el 2015, lo que no debería preocupar a los otros 29 clubes, tomando en cuenta lo que ha sucedido con los pronósticos de pretemporada en los últimos años.

Intentar predecir quién ganará en béisbol siempre ha sido una tarea difícil, pero en las ligas mayores se ha convertido casi en un imposible con el gran balance competitivo que ha logrado la industria en los últimos tres lustros y la expansión de los playoffs, además de la epidemia de lesiones (saludos especiales a la "Tommy John" del codo), entre otros intangibles.

En las pasadas 14 temporadas, ocho conjuntos --incluyendo dos que lo consiguieron por primera vez-- ganaron la Serie Mundial. En ese período, Medias Rojas de Boston y Gigantes de San Francisco atraparon tres títulos y Cardenales de San Luis obtuvo dos, pero Diamondbacks de Arizona y Angelinos de Los Ángeles ganaron sus únicas coronas.

Al mismo tiempo, Boston quebró una racha de 86 años sin ganar, los Medias Blancas de Chicago otra de 88 años y los Gigantes celebraron por primera vez como residentes de San Francisco.

Washington, que agregó a su muy buena rotación --y gran conjunto en sentido general-- al lanzador Max Scherzer, el mejor agente libre que había disponible, no solo está proyectado para ganar la División Este de la Liga Nacional, sino que además encabeza los pronósticos de las principales casas de apuestas de Las Vegas para quedarse con la Serie Mundial.

Dodgers, Angelinos, Cardenales, Medias Rojas y Marineros de Seattle escoltan al conjunto de la capital en la lista de los clubes con mayores probabilidades de bañarse de champagne a finales de octubre. Washington y Seattle son los únicos equipos de las ligas mayores que nunca han jugado en el clásico de otoño. Colorado, Houston, Milwaukee, San Diego, Tampa Bay y Texas son los otros que aún buscan su primer título.

Desde que los Yankees de Nueva York gastaron $426 millones de dólares en tres jugadores (el 1B Mark Teixeira y los pitchers CC Sabathia y A.J. Burnett) y pagaron una nómina total de $220 millones para ganar la Serie Mundial en el nuevo Yankee Stadium en 2009, ningún súper favorito ha levantado el trofeo.

Desde entonces, San Francisco ganó tres veces (2010, 2012 y 2014), pero, curiosamente, falló en las únicas dos ocasiones que fue incluido entre los reales aspirantes (2011 y 2013) en los últimos cinco años. San Luis y Boston ganaron en los otros dos años, cuando tampoco eran favoritos.

La temporada pasada, los Dodgers y los Tigres de Detroit sacaron las mejores notas iniciales de las casas de Las Vegas para alcanzar la Serie Mundial. Ambos conjuntos tenían prácticamente una estrella por posición --y hasta dos en algunos casos-- y algunos de los mejores pitchers de todo el negocio, incluyendo Clayton Kershaw, Zack Greinke, Justin Verlander y Scherzer.

A.J. Ellis
Hunter Martin/Getty ImagesLos Dodgers vuelven a presentar una nómina capaz de ganar la Serie Mundial.
Irónicamente, dos comodines que salieron de sus propias divisiones, San Francisco y Kansas City, disputaron el Trofeo del Comisionado. Los Dodgers fueron eliminados por segundo año consecutivo por San Luis en los playoffs de la Liga Nacional y Detroit por los Orioles de Baltimore en la contienda de la Liga Americana, ambos en primera ronda.

En el 2013, los Azulejos de Toronto agregaron a su roster a los dominicanos José Reyes y Melky Cabrera y los lanzadores R.A. Dickey y Mark Buehrle para colocarse en la cima de las pizarras de Las Vegas entre los mejores contendores a ganar todo en Grandes Ligas. Angelinos, Dodgers, Washington, Detroit, Cincinnati y Texas también figuraron en la lista.

Al final de la jornada, los Medias Rojas, que venían de quedar en último lugar el año anterior, vencieron a los Cardenales en la Serie Mundial con un David Ortiz que bateó .688 (16-11) con dos jonrones y seis impulsadas para ser nombrado el Jugador Más Valioso del clásico.

En el 2012, los Marlins de Miami estrenaron su nuevo estadio en La Pequeña Habana con un roster súper reforzado y un nuevo manager, el venezolano Ozzie Guillén, quien había ganado con los Medias Blancas en 2005, y los Angelinos invirtieron $331 millones en Albert Pujols ($254) y C.J. Wilson ($77,5) para forzar su entrada en el listado de favoritos, que incluyó a Boston, Yankees, Filadelfia, Detroit y Texas.

La historia corta es que para la segunda semana de abril, los Marlins estaban en todos los noticiarios del país, pero no por su juego, sino por la famosa cita "Yo amo a Fidel Castro" de Guillén a la revista Time que provocó la ira de la gran población cubanoamericana de Miami, mientras Pujols bateaba por debajo de .200 sin jonrones en Orange County.

Para mayo, los Marlins ya estaban fuera de competencia y en modo "venta al vapor" de algunas de sus estrellas y aunque Pujols encendió los motores y Mike Trout llegó al rescate desde las ligas menores, los Angelinos nunca alcanzaron a Oakland en el oeste de la Liga Americana.

El venezolano Pablo Sandoval bateó tres jonrones en el primer juego y terminó siendo el Jugador Más Valioso para que San Francisco lograra una barrida 4-0 contra el Detroit de Miguel Cabrera y Verlander en la Serie Mundial.

En el 2011, Filadelfia, que tenía una rotación de pitchers abridores encabezada por los derechos Roy Halladay y Roy Oswalt y los zurdos Cliff Lee y Cole Hamels, y Boston, que agregó al jardinero Carl Crawford y al inicialista Adrián González, entre otras figuras, fueron los sospechosos principales para cargar con la corona.

Filadelfia ganó 102 partidos en la serie regular, pero fue eliminado por San Luis en la primera ronda de los playoffs, mientras que Boston ni alcanzó la postemporada. Texas estuvo a un strike de conseguir su primera corona, pero no pudo completar el trabajo y los Cardenales ganaron la Serie Mundial en siete encuentros. Pujols bateó de 6-5 con tres jonrones, seis impulsadas y cuatro anotadas en el tercer juego, pero el Jugador Más Valioso de la serie fue el antesalista David Freese.

Los Yankees y Filadelfia, que chocaron en la final del 2009, aparecieron en la lista de favoritos para el 2010. Atlanta, Boston, Colorado, San Luis y Tampa Bay también recibieron altas calificaciones de los analistas y las casas de apuestas.

Los Gigantes, que estaban programados para batallar el oeste del viejo circuito con sus enemigos Dodgers, ganaron apretadamente el banderín a San Diego y luego pasaron por encima de Atlanta, Filadelfia y Texas para coronarse campeones por primera vez desde 1954, cuando aún estaban en Nueva York.

En resumen, más que nunca, el acertar el ganador de la Serie Mundial desde antes de que arranque la temporada de Grandes Ligas se ha convertido en una hazaña casi imposible. Además de las lesiones y cambios importantes en medio de la temporada, otro factor que ha aumentado el grado de dificultad de pronosticar es la ampliación de los playoffs con la creación de dos puestos comodines.

Washington, que tiene una rotación de ensueño y un buen pelotero en casi todas las posiciones del campo, es el gran favorito de América para conquistar el campeonato del 2015, pero la historia reciente nos indica que en realidad cualquiera podría ganar.

Bueno, en realidad cualquiera que no se llame Filadelfia, que de acuerdo a la casa de apuestas Bovada tiene las menores probabilidades (275-1) de levantar el trofeo cuando se haga el último out de la temporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- Alex Rodríguez no debería tener grandes inconvenientes para jugar ocasionalmente en la primera base la próxima temporada. Al menos esa es la impresión que dejó el mediático peloteros de los Yankees de Nueva York en la primera aparición de su vida en la posición #3 en un partido real.

Alex Rodriguez
AP Photo/Carlos OsorioAlex Rodríguez debutó en la primera base con los Yankees en partido ante los Astros
Rodríguez jugó limpiamente a la defensa y bateó de 1-1 con boleto y carrera anotada en su debut en primera base, el domingo, durante el partido de exhibición que Nueva York ganó 7-0 a los Astros de Houston en el estadio Osceola County de Kissimmee.

"Me sentí muy bien, fue un gran día a la defensa y la ofensiva", dijo Rodríguez a ESPNdeportes.com.

El quisqueyano recibió dos disparos y fildeó un rodado durante tres entradas de labor defensiva. Lució un poco confundido con un rodado de Evan Gattis hacia su mano derecha en el segundo episodio, antes de reponerse y retirar al corredor con un tiro suave al lanzador Nathan Eovaldi, quien entró a cubrir la inicial.

Cuando salió el batazo, muy cargado a la segunda base, A-Rod lució indeciso y cuando lo atrapó batalló un poco antes de sacar la pelota para tirar. Hasta hace un par de semanas, el jugador de 39 años nunca había usado un mascotín de primera base.

"Fue una jugada buena, interesante, pero pude atraparla y se la pasé al pitcher, que hizo una buena jugada", dijo.

"Es un ajuste. Tengo más de 20 años en Grandes Ligas y más de 35 años jugando pelota y es la primera vez que uso un guante diferente", dijo Rodríguez. "Va a tomar un poco de tiempo, no solamente para ponerme cómodo con el mascotín, pero también para que cuando tome la bola y tenga que tirar a segunda o tercera, no la bote porque no puedo encontrarla en una mascota más grande", agregó.

Al bate, Rodríguez, quien se prepara para regresar con los Yankees después de perderse la temporada pasada cumpliendo una sanción por violar el programa antidopaje de las ligas mayores, ha mostrado que podría ser de gran ayuda. El tres veces Jugador Más Valioso batea .324 (27-12) con tres jonrones y cuatro carreras impulsadas en 16 juegos de exhibición.

"Lo más importante [para Alex] son los turnos al bate y ha hecho un trabajo adecuado esta primavera para ponerlo a jugar tercera. Usarlo en varias posiciones sería un extra", dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi.

Desde su debut en el béisbol profesional hace 21 años, A-Rod ha jugado 2,568 partidos en Grandes Ligas y 178 en ligas menores, ninguno en una posición defensiva diferente al campocorto o la tercera base. En el 2015, los Yankees planean usarlo mayormente como bateador designado, pero Girardi quiere que esté preparado para jugar ocasionalmente en tercera y primera base, cuando necesite dar un descanso a Chase Headley o Mark Teixeira.

"Si sucede una lesión o pasa algo, es bueno tenerlo. Nosotros no le estamos pidiendo que salga todos los días [a jugar primera] pero sólo que tenga un poco de comprensión de la posición, por si tengo que colocarlo allí", dijo Girardi.

Para un jugador que fue ganador del Guante de Oro en el campocorto, moverse a primera base no debería significar un mayor obstáculo, sin embargo, algunos se mostraron escépticos de que Rodríguez, quien ha tenido dos operaciones de cadera y solamente ha jugado 44 partidos en más de dos años, estaría preparado para intentar aprender una nueva posición cerca de su cumpleaños 40.

"Absolutamente creo que puede hacer un buen trabajo. Su curva de aprendizaje será más corta que la mayoría de los demás jugadores y él es un gran atleta con algunas de las mejores manos que hay en el béisbol", dijo el sábado Teixeira, un primera base con cinco Guantes de Oro. "Creo que le irá bien", agregó.

"Lo más importante es su posición en el terreno, donde le juega a bateadores derechos y a bateadores zurdos. Como responde a las formaciones defensivas y a situaciones del juego", dijo Joe Espada, el nuevo coach de tercera base y coordinador defensivo de infielders de los Yankees.

"En cuanto a lo físico, no hay nada de que preocuparse, sus manos siempre han sido buenas, sus acciones y sus reacciones siempre ha sido buenas. Es cuestión de ayudarle con la posición para que esté bien ubicado para los batazos", agregó Espada.

El domingo, Rodríguez entró a la zona con grama cuando José Altuve fue al bate en la primera entrada, retrocedió luego que Eovaldi lanzara el primer strike y corrió a la almohadilla de primera base para esperar el disparo de Headley cuando Altuve bateó rodado al antesalista. Ese es el tipo de movimientos de Rodríguez que da tranquilidad a Espada sobre la marcha del proceso.

"Mucha gente cree que es algo fácil, pero no lo es", dijo Espada acerca de la técnica de pisar la almohadilla en movimiento que deben hacer los inicialistas. "La almohadilla ha estado ahí por más de 100 años, pero eso no significa que sea fácil encontrarla", dijo el coach.

Rodríguez sabe que no todos los días serán tan fácil como el domingo. "Creo que lo más difícil van a ser los toques y los tiros de primera a segunda. Si tengo que tirar a través del diamante a tercera base eso es lo único a lo que estoy acostumbrado", dijo Rodríguez. "Si me hubieran puesto a prueba [fildeando un toque] probablemente les hubiera ido muy bien hoy", agregó.

Sobre el acostumbrarse al mascotín, Rodríguez dijo que algo que le tomará tiempo.

"El problema no es si el guante es nuevo o viejo, sino que el mascotín de primera es más grande y hay que hacer el ajuste en buscar la pelota. Pero con algunas repeticiones eso estará controlado", dijo.

Eovaldi, quien llegó a los Yankees desde los Marlins de Miami durante la temporada muerta, piensa que Rodríguez lució muy bien en primera y que mostró mucho alcance en el rodado de Gattis en la segunda entrada.

"Eso fue un reto. Nathan hizo una buena jugada llegando a primera. Más que yo, fue él que hizo una buena jugada", dijo Rodríguez. "Pienso que su piropo vino porque se va en mi carro de regreso a Tampa", agregó.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Estadio nuevo RaysAP Photo/Ben MargotModelo del propuesto estadio de los Rays, el cual parece estar más lejos que nunca de concretarse.
TAMPA, Florida -- Los Rays de Tampa Bay quieren quedarse en el área de la bahía de Tampa. El alcalde de St. Petersburg quiere dar al equipo una genuina oportunidad de buscar el sitio más adecuado para permanecer en el vecindario. Que los Rays tengan un nuevo parque encabeza la lista de prioridades del nuevo comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred.

¿Cómo es posible que con tanta gente de acuerdo, el futuro de los Rays en la ciudad soleada luzca más oscuro que el invierno de Alaska? El asunto es más complicado de lo que parece, pero haremos el intento de aclararlo un poco en el siguiente careo de preguntas y respuestas.

Pregunta: ¿Ha sido exitosa la franquicia de los Rays?
Respuesta: Desde el punto de vista deportivo, Tampa Bay ha sido una franquicia muy exitosa, especialmente en los últimos siete años, durante los que ha conseguido cuatro apariciones en playoffs, dos títulos divisionales y una asistencia a la Serie Mundial. El conjunto promedia exactamente 90 triunfos desde el 2008.

Para un equipo nuevo y de mercado pequeño que fue ubicado en la misma división que comparten Yankees de Nueva York y Medias Rojas de Boston, los dos clubes más ricos de la Liga Americana, los logros de los últimos años son sencillamente extraordinarios.

"Tienes que concluir que el asunto del estadio es el asunto clave porque los Rays han puesto un gran producto en el campo de forma consistentente por un largo período de tiempo. No es una situación en la que puedas culpar porque no tienes un buen producto", dijo Manfred el jueves durante una visita al campamento de los Rays como parte de su tour por los entrenamientos de Grandes Ligas.

P: ¿Ha sido rentable la franquicia de Tampa Bay?
R: El éxito deportivo no se ha traducido en rentabilidad para los Rays. En el reporte anual de la revista Forbes de negocios, dado a conocer esta semana, Tampa Bay tiene un valor estimado de $625 millones de dólares, el más bajo entre los 30 clubes de Grandes Ligas y apenas la mitad del valor promedio de todos los equipos, que es de $1,200 millones.

El equipo generó apenas $188 millones en el 2014, incluyendo dinero de la televisión y el plan de subsidio de la oficina del comisionado para los conjuntos de baja rentabilidad, y sus ganancias giraron alrededor de $8 millones de dólares.

Para tener una idea de la enorme disparidad entre los Rays y sus rivales divisionales, revisemos esos mismos números en Boston y Nueva York. Los Yankees tienen un valor estimado de $3,200 millones de dólares y generaron más de $500 millones el año pasado, mientras que los Medias Rojas valen $2,100 millones y movieron $370 millones.

P: ¿Es St. Petersburg una ciudad de Grandes Ligas?
R: Sí y no. St. Pete, de 250 mil habitantes, es la cuarta ciudad más habitada del estado de Florida, pero su población es vieja y su dinero no camina al ritmo que requieren los tiempos que vivimos. El hecho de estar separada de Tampa -- y básicamente de la mayor parte del territorio de Florida -- por la bahía, dificulta que pueda aprovechar la enorme población de casi tres millones de habitantes del área metropolitana de Tampa Bay.

Los Rays promediaron 17 mil fanáticos en el 2014, la peor asistencia de Grandes Ligas por tercer año consecutivo, y solamente en 1998, su temporada de debut, superaron los dos millones de parroquianos llevados al Trop Field.

Es poco probable que los Rays se puedan mantener en el área de la bahía de Tampa si no cruzan los puentes para ir a los fanáticos en lugar de seguir esperándolos en St. Pete.

P: ¿Por qué es necesario un nuevo estadio?
R: Desde su debut en Grandes Ligas, los Rays juegan en el Tropicana Field, un estadio de 25 años que fue concebido para albergar partidos de fútbol americano y no exactamente de béisbol. El parque tiene muchos asientos con la vista bloqueada hacia el diamante de pelota y es el único parque cubierto de Grandes Ligas con un techo fijo, pero peor aún, está ubicado en la que hasta hace poco era una de las peores zonas de la ciudad.

Aunque el área alrededor del Trop Field ha mejorado sustancialmente en los últimos años, los Rays necesitan un estadio moderno con las amenidades que podrían atraer a nuevos aficionados y ponerse a tono con lo que está ocurriendo con el resto de Grandes Ligas. Los lugares del estadio, el dinero para construirlo y los nuevos aficionados están del otro lado del puente, en Tampa.

P: ¿Por qué los Rays no están explorando nuevos lugares para un estadio en Tampa?
R: Rick Kriseman, alcalde de St. Pete, y Stuart Sternberg, propietario de los Rays, están de acuerdo en que el club debe explorar opciones para construir un parque moderno en Tampa para garantizar su permanencia a largo plazo en el área.

Pero hay un tranque. Resulta que los Rays tienen un contrato de alquiler con Tropicana Field hasta el 2027 y todos los intentos de recibir permiso para explorar la terminación del acuerdo antes de esa fecha han sido rechazados por los comisionados del concejo municipal. El primer intento fracasó en diciembre porque los concejales no recibieron con buenos ojos los intentos de los Rays de recibir dinero de la venta de la tierra donde está el Tropicana Field. El lugar sería usado para expandir el centro de la ciudad hasta esos contornos.

El próximo 2 de abril la comisión tendrá lo que podría ser la última oportunidad antes del inicio de la temporada de las ligas mayores para votar un plan renovado del alcalde. La nueva propuesta pemitiría a los Rays buscar lugares alternos para un nuevo estadio y que esté listo lo más pronto posible, sin afectar las finanzas futuras de la ciudad.

Sternberg ha dicho que con o sin la aprobación del concejo de la ciudad, los Rays estarán obligados a buscar un lugar para un estadio a más tardar en el 2022 debido al tiempo de construcción que se tomaría levantar un nuevo edificio que esté listo para cuando se termine el alquiler de Tropicana Field.

"Desde nuestra perspectiva, será muy difícil tener un nuevo estadio sin la cooperación, ayuda y asistencia del gobierno local", agregó el comisionado, de acuerdo al periódico Tampa Bay Times.

P: ¿Si no consiguen estadio en Tampa, a dónde se mudarían los Rays?
R: Permanecer en el área es la prioridad de todas las partes, pero mudarse podría convertirse en una opción obligatoria. El asunto es que los Rays tienen un contrato con el Tropicana Field por 12 temporadas más y siendo justos y sinceros ¿para qué contemplar una mudanza a lugares como Montreal o Portland antes de probar con un estadio nuevo en Tampa o incluso en la cercana Orlando?

P: En resumen ¿Cuál es el futuro más probable de los Rays?
R: Los Rays seguirán jugando en el área de Tampa Bay en un nuevo estadio. Lo que no sabemos es si los miembros del concejo municipal de St. Pete entenderán tan rápido como el resto de los involucrados lo importante que es para una comunidad ser la sede de una franquicia de Grandes Ligas.

De hecho, la alcaldía tiene pendiente la realización de un estudio que medirá exactamente el impacto económico que tienen los Rays en el área metropolitana de Tampa Bay.
Etiquetas:

Beisbol, MLB, Tampa Bay Rays

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


TAMPA, Florida -- Sir Didi Gregorius se ha adaptado más rápido de lo esperado al difícil rol de sustituir a Derek Jeter, Alex Rodríguez es el tipo más amable y sonriente en el campamento de entrenamientos desde que Babe Ruth -- de acuerdo a la leyenda urbana -- se paseaba con un bate en la mano derecha y una botella de whiskey en la izquierda y, salvo una mala pisada de Chris Capuano, ningún lanzador ha sufrido una lesión seria en más de un mes de trabajo.

Estos son los 'nuevos viejos' Yankees de Nueva York, un equipo con serias dudas sobre la salud a largo plazo de algunas piezas importantes, pero en mejor posición para competir en la próxima temporada de lo que muchos piensan.

Por primera vez en años, Nueva York no arrancará con la etiqueta de competidor por un puesto a la postemporada. Orioles de Baltimore, el campeón del sector el año pasado, y Medias Rojas de Boston y Azulejos de Toronto, que realizaron importantes movimientos en la temporada baja, están recibiendo más créditos de los analistas.

Nosotros pensamos en nosotros. No en lo que dicen los otros. Sabemos lo que tenemos en manos, un grupo de veteranos que sabe lo que tiene que hacer.

-- Tony Peña, coach de los Yankees
Solamente los Rays de Tampa Bay, que perdió de todo un poco, desde el gerente general Andrew Friedman y el manager Joe Maddon a los valiosos jugadores Wil Myers y Ben Zobrist, está peor ubicado que los Yankees en los pronósticos de pretemporada dentro de la División Este de la Liga Americana.

Nueva York, que busca regresar a los playoffs, después de estar ausente en las dos temporadas anteriores -- la peor racha de la franquicia desde la sequía de 13 años entre 1982 y 1994 -- ha tenido una relativamente pacífica pretemporada en la que ha debido contestar más interrogantes sobre la partida de Jeter y el regreso de Rodríguez que de su preparación para la guerra que se avecina.

Sin embargo, incluso con el circo inicial, para el dirigente Joe Girardi el proceso de entrenar a su equipo ha sido casi perfecto.

"No creo que la gente comprende cómo es Alex dentro del camerino y con los jugadores que están cerca de él. Nunca pensé que iba a ser una distracción en el camerino. Lo que dije fue que, sí, podríamos tener que responder a algunas preguntas sobre él los primeros días, pero que eso iba a desaparecer", dijo Girardi.

"Sólo se convierte en una historia si no es productivo. Él ha hecho buenos swings con el bate. Creo que muchos pensaron que habría 50 camiones de televisión todos los días y esa no es la forma en la que funciona nuestro mundo, cuando sucede otra cosa, las cámaras se van a otro lugar", agregó el capataz.

Lejos de estar preocupado por la posible distracción que causaría Rodríguez, quien regresa de una suspensión por dopaje, Girardi ha pasado la primavera tratando de determinar quien entre Stephen Drew, José Pirela y Rob Refsnyder acompañará a Gregorius en el combo de doblematanzas; como ubicar a Dellin Betances y Andrew Miller en las últimas dos entradas de los partidos; si A-Rod aún merece un puesto fijo en la alineación abridora y conseguir química entre las nuevas y viejas piezas de un equipo que sufrió mucho el año pasado debido a las lesiones.

Hasta ahora, Nueva York ha lucido más atlético, saludable y profundo que en mucho tiempo. Hasta la jornada del martes, los Yankees disputaban el primer lugar de la Liga de la Toronja y su pitcheo era el segundo mejor de todo el béisbol, con efectividad de 3.11, en la pelota de primavera.

"A-Rod", quien además de haber estado suspendido todo el año pasado, tiene dos operaciones de cadera y casi 40 años de edad; el inicialista Mark Teixeira, limitado a 138 partidos en dos años por una serie de molestias; y el jardinero derecho Carlos Beltran, abatido por una lesión de codo que requirió cirugía en la temporada muerta, han lucido en muy buena forma física durante la mayor parte del proceso.

El antesalista Chase Headley batea .313 con cuatro extrabases y Pirela (.370) y Refsnyder (.346) han montado una verdadera batalla por la intermedia. El receptor Brian McCann lidera el conjunto con seis carreras impulsadas. Los jardineros Jacoby Ellsbury y Brett Gardner están listos para liderar la alineación.

"Me gusta lo que he visto. Creo que nuestros chicos han jugado bien, creo que han engranado bien unos con los otros", dijo Girardi.

"Cuando pienso en el cuadro interior, Chase jugó dos meses el año pasado pero Tex no estuvo aquí todo el tiempo. Drew estuvo aquí dos meses, pero Tex no estuvo a su lado todo el tiempo por estar lesionado", dijo Girardi. "Tenemos un nuevo campocorto, así que creo que dentro del cuadro han engranado muy bien juntos. Han hecho un buen trabajo", agregó.

Pirela, quien se golpeó la cabeza contra la verja del jardín central el domingo, no sufrió daños y podría regresar a juego antes de que el equipo levante el campamento en Tampa para defender el puesto que se ha ganado a batazos limpios durante los entrenamientos.

Si hay algo que puede poner a soñar a los aficionados de los Yankees son las alentadoras noticias que han salido desde Tampa sobre la salud de los miembros de la la rotación de pitchers abridores. Mientras el dominicano Michael Pineda, el japonés Masahiro Tanaka y el recién llegado Nathan Eovaldi se han combinado para permitir tres carreras en 23.1 entradas, el veterano zurdo CC Sabathia ha lanzado dos veces sin molestias en su rodilla derecha operada.

El norteamericano Adam Warren (4 CL en 13 IL) y el dominicano Esmil Rogers (3CL en 9.1 IL) han lucido espléndidos en busca del puesto que dejó vacante Capuano, quien se perderá un mes de acción con un tirón en el cuádriceps derecho.

"Me siento muy feliz por como ha ocurrido todo en los entrenamientos, pero no me preocupa abrir el primero o el quinto juego", dijo Pineda, quien tiene 12 ponches y ha permitido dos carreras en 8.2 innings durante la primavera.

"Creo que hemos lanzado bien, hemos hecho buenos swings, hemos corrido las bases tan bien como en cualquier momento desde que llegué aquí", dijo Girardi. "Los jóvenes que hemos traído han jugado de una forma excepcional. Son maduros, tienen gran determinación, quieren ganarse el puesto en el campo, y eso es algo bueno. Ha sido un gran campamento", agregó.

Por supuesto, el centro de atención del universo Yankees es el retorno de Rodríguez a la alineación y la adaptación de Gregorius al puesto que defendió "El Capitán" por 20 años.

"Ahora mismo lo que tengo en la menta es prepararme física y mentalmente para un año fuerte, un año en que mi equipo va a necesitar en que contribuya y que meta muchos palos", dijo Rodríguez, un triple Jugador Más Valioso con más de 650 jonrones que está cerca de los tres mil hits y las dos mil carreras impulsadas.

"Gracias a Dios me siento muy bien, saludable, fuerte, con mucho ánimo y energía para jugar pelota, el juego que yo adoro", agregó A-Rod, quien está programado para ser el bateador designado de Nueva York la mayor parte del tiempo.

"No soy Jeter y eso creo que todo el mundo lo sabe. Daré mi mayor esfuerzo, pero Jeter es único e insustituible", dijo Gregorius, quien fue adquirido desde Arizona en diciembre.

La realidad es que con Gregorius en el campocorto, Headley en la esquina caliente, Teixeira en primera base y Pirela, Drew o Refsnyder en segunda, los Yankees tendrán su mejor infielder defensivo en años, lo que ya es ganancia para sus lanzadores. La eficiencia defensiva de Nueva York el año pasado (.687) fue la número 19 de ambas ligas mayores, empatado con Boston, el sotanero de la División Este. La ofensiva fue #20 en carreras, por debajo de la de Boston (634) y solamente un poco superior a la de Houston (629).

Pese a la evidente incapacidad defensiva de su cuadro interior, la ausencia de A-Rod y las lesiones de Sabathia, Pineda, Tanaka, Beltrán y en menor grado de Teixeira, Nueva York ganó 84 partidos y entró a la última semana de la temporada peleando el segundo Wild Card de la Liga Americana.

Las mejorías de Boston, Toronto y los propios Yankees, probablemente se reflejará en una lucha más cerrada por el primer lugar que trata de retener Baltimore.

"Nosotros pensamos en nosotros. No en lo que dicen los otros. Sabemos lo que tenemos en manos, un grupo de veteranos que sabe lo que tiene que hacer", dijo el coach dominicano Tony Peña, quien se movió de asistir a Girardi en la banca para dirigir el tránsito en la primera base.

"Si nos mantenemos saludables, estaremos bien. Todos arrancamos con posibilidades, pero mantenerse saludable en la temporada es la clave", agregó Peña.

Después de todo, los Yankees están mejor de lo que muchos piensan para la temporada del 2015.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Gonzales Wandy Rogers lanzadoresAP PhotosGonzales, Rodríguez y Rogers andan en búsqueda de puestos en la rotación de sus equipos.
LAKE BUENA VISTA, Florida -- Si la postemporada es el escenario perfecto para que jugadores regulares se conviertan en leyendas, la pretemporada es la parte del año en la que novatos sin nombres y veteranos en declive tienen la oportunidad de forzar a los equipos a considerarlos parte de sus nóminas de jugadores regulares.

Dejar abierto el quinto turno de la rotación de lanzadores abridores para decidir el ganador por el desempeño durante la primavera se ha convertido en una especie de ritual para la mayoría de los equipos de las ligas mayores. Pocos clubes abren sus campamentos de preparación con todos sus abridores decididos y a veces la pelea es por dos y hasta tres posiciones de la rotación.

Gonzales
Gonzales
Garcia
García
Martínez
Martínez
Varios pitchers latinoamericanos, viejos y jóvenes, se han colocado esta primavera en posiciones privilegiadas para reclamar ese último turno en el cuerpo de abridores de sus clubes. Entre todos, nadie ha sido más dominante que el zurdo mexicano-estadounidense Marco Gonzales, de los Cardenales de San Luis.

Gonzales, quien hace dos años jugaba con Gonzaga en la pelota universitaria, ha sido la gran revelación de los Cardenales. El chico de 23 años tiene marca de 3-0 y efectividad de 0.84 (una carrera en 10.2 entadas) para sacar una buena ventaja a su compatriota Jaime García (1-0, 3.38) y al dominicano Carlos Martínez (1-0, 6.75) en la batalla por un puesto en la rotación.

González, quien debutó en Grandes Ligas la temporada pasada, un año después de ser reclutado en el sorteo universitario, ha lanzado al menos cuatro entradas en sus últimas dos apariciones, el único pitcher de San Luis que ha pasado de tres innings esta primavera.

"Honestamente, no estoy poniendo atención a ninguna batalla, sino en hacer outs y ayudar al equipo a ganar partidos", dijo González, quien solamente trabajó 34 entradas en su debut en las ligas mayores y por lo seguirá siendo elegible para el premio Novato del Año en el 2015.

En un mundo ideal, los primeros cuatro abridores de los Cardenales serían el estelar Adam Wainwright, Michael Wacha, Lance Lynn, John Lackey y uno entre Gonzales, García o Martínez. Pero Wainwright, quien tuvo una limpieza en el codo en el invierno y molestias abdominales en los entrenamientos, apenas debutará el sábado y Wacha viene de tener problemas el año pasado. Una rotación de seis pitchers no sería una opción descabellada para un equipo que busca reducir riesgos de lesiones.

Rodriguez
Rodríguez
Otro que está cerca de ser declarado el quinto abridor de su equipo es el veterano zurdo dominicano Wandy Rodríguez, de los Bravos de Atlanta. Rodríguez, quien firmó un contrato de ligas menores con los Bravos tras no pasar la prueba física de un contrato de Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia, tiene foja de 2-0 y efectividad de 1.13 en ocho entradas en la primavera.

Rodríguez posee foja de 91-94 y efectividad de 4.06 en 10 temporadas en Grandes Ligas, pero fue liberado por Pittsburgh en mayo, después que tuvo efectividad de 6.75 en sus primeros seis partidos el año pasado. Una lesión crónica de rodilla y otra molestia en el antebrazo izquierdo limitaron al zurdo a 89 episodios en las últimas dos temporadas.

"Siempre he sido un lanzador abridor y creo que es bastante conocido lo que puedo hacer cuando estoy lanzando sin molestias", dijo Rodríguez en el campo de los Bravos. "No quiero pensar en otro rol que no sea el de abridor, pero si ir al bullpen fuera la única forma de garantizar un puesto en el roster entonces relevaría", agregó.

Hernandez
Hernández
Su compatriota Roberto Hernández también está cerca de quedarse con un cargo en el staff de los Astros de Houston. El derecho tiene 2-0 y ha laborado ocho entradas, pese a que se reportó tarde a los entrenamientos por inconvenientes con su visa de trabajo.

"Para mí es una experiencia completamente nueva. Nunca había llegado a los entrenamientos primaverales obligado a ganarme un puesto para estar en el roster de la temporada", dijo Hernández, quien realizó 206 aperturas con Cleveland, Tampa Bay, Filadelfia y Dodgers de Los Angeles entre el 2006 y el 2014.

Deduno
Deduno
Otro dominicano, el derecho Samuel Deduno, ha tenido un desempeño brillante para los Astros, saliendo exclusivamente desde el bullpen. Deduno, quien inició 42 juegos en cinco años en las ligas mayores, tiene 1-0, 1.13 en ocho episodios en tres apariciones. El manager AJ Hinch planea usarlo como abridor el resto del camino y no descarta que comience la temporada en la rotación regular.

"Sammy nos da una gran profundidad por su capacidad de abrir o relevar. Podría ser relevo largo y abridor ocasional. Veremos como marchan las cosas", dijo Hinch.

Otro dominicano, el derecho Esmil Rogers, no ha permitido carreras en seis episodios y es uno de los candidatos del manager Joe Girardi, de los Yankees de Nueva York, para quedarse con el puesto que estaba señalado para el zurdo Chris Capuano, quien se perderá un mes de acción con un tirón en el cuádriceps derecho.

Rogers
Rogers
"No solamente estoy pensando en una pelea por estar en la rotación, sino en quedarme aquí. Mi meta es ser parte de los Yankees y ayudarlos a ganar", dijo Rogers.

Dos derechos cubanos que entrenan en el complejo de Peoria en Arizona han tenidos resultados diferentes. Mientras Odrisamer Despaigne (0-2, 2.08 en 8.2 IL) está forzando a los Padres de San Diego a dejarlo en la rotación, Roenis Elías (0-1, 4.70 en 7.2 IL) va perdiendo su batalla contra el sensacional novato Taijuan Walker (1-0, 0.00, 8K, 8IL) en los Marineros de Seattle.

Ramirez
Ramírez
Elías
Elías
Si Walker, de 22 años, es la elección del dirigente Lloyd McLendon, entonces Elías y el nicaraguense Erasmo Ramírez (0-0, 3.60 en dos salidas) se encontrarán disputando la última plaza de trabajo en el bullpen.

Y en los Vigilantes de Texas, la plaga de lesiones de los últimos dos años, incluyendo la operación "Tommy John" al astro japonés Yu Darvish el martes, catapultó al veterano mexicano Yovani Gallardo a la punta de la rotación y abrió las probabilidades de que el cubanoamericano Alex González o el dominicano Lisalverto Bonilla estén en el equipo cuando terminen los entrenamientos primaverales.

Gallardo
Gallardo
Gallardo (0-0, 7.94) fue un desastre en sus primeras dos presentaciones, pero estamos hablando de un lanzador establecido con foja de 89-64 y efectividad de 3.69 en 211 aperturas en las ligas mayores. González (1-0, 4.15 y 9K en 8.2 IL) tiene 23 años de edad y no ha lanzado más allá de AA, pero su presencia en el montículo ha sido alabada, mientras que Bonilla, de 24 años, lanzó muy bien en su primera presentación, pero ha permitido siete carreras en siete entradas en sus últimas dos y tiene efectividad de 7.00 en nueve episodios.

Pero en realidad, el manager Jeff Banister no tiene muchas opciones para ponerse creativo.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- Los Dodgers de Los Ángeles, que tienen un jugador veterano sembrado en cada posición del cuadro interior para el 2015, están en la carrera por firmar, por más de $70 millones de dólares --según un reporte de prensa-- un intermedista cubano de casi 30 años que nunca ha jugado en el profesionalismo y no enfrenta competencia desde hace tres años.

Hector Olivera
SuministradaHéctor Olivera está en la mira de varios equipos de MLB
Obviando la trombosis que lo hizo perder la temporada cubana 2012-13 y los recientes reportes de posibles daños en el codo derecho --algo que fue negado por los agentes del pelotero--, Héctor Olivera debería estar listo para ayudar inmediatamente al equipo que lo firme, no solamente por el gran talento que posee y el gran dinero que recibirá, sino además porque su edad lo elimina como proyecto para un futuro a largo plazo.

Clark Spencer, del Miami Herald, reportó el miércoles que los Marlins de Miami ofrecieron $53 millones a Olivera, pero recularon después de enterarse que los Dodgers habían ofrecido $77 millones. La fuente de Spencer le dijo que Padres de San Diego ofreció $52 millones y Bravos de Atlanta $44. Es difícil creer que los Dodgers sobrepagarían al resto de los postores por entre $25 millones y $30 millones, pero a estas alturas, todo es posible con Los Ángeles.

Los Angeles, que tendrá a varios de sus jugadores del cuadro en la agencia libre luego de la temporada, comenzarán el 2015 con el probado Howie Kendrick en la segunda base, que es la posición original de Olivera. Kendrick es un bateador de .292 en nueve temporadas en Grandes Ligas que es solamente un año mayor que el cubano.

El antesalista dominicano Juan Uribe y el torpedero Jimmy Rollins, cuyos contratos también expirarán al final de la temporada, y el inicialista mexicano Adrián González, completan el cuadro regular de los Esquivadores. El principal utility es Justin Turner, posiblemente el mejor infielder sin un puesto fijo en las ligas mayores, quien bateó .340 con 43 impulsadas en 288 turnos, repartidos entre las cuatro posiciones del cuadro interno.

Lidiar con sobrepoblación es algo rutinario en los últimos años para los Dodgers, que se vieron obligados a cambiar al antiguo Todos Estrellas, Matt Kemp, a San Diego en el invierno para aligerar un poco el gran embotellamiento que tienen en los jardines, que, entre otros, aún cuenta con Carl Crawford, Andre Ethier, Scott Van Slyke, el cubano Yasiel Puig y el novato Joc Pederson.

Malas firmas y contrataciones descabelladas también se han convertido en algo usual en las oficinas centrales de Chavez Ravine. Ned Colletti, el anterior gerente general y actual asesor de la directiva, firmó a los cubanos Alexander Guerrero ($28 millones/4 años) y Erisbel Arruebarruena ($25 millones/5 años) por $53 millones para después enterarse que Guerrero no tiene posición defensiva y que Arruebarruena no batea.

El mismo Colletti otorgó un contrato de un año con una opción al lanzador relevista Brian Wilson que se convirtió en un pacto por dos años y $19,5 millones para un hombre que lanzaría exclusivamente entre las entradas seis y ocho.

El nuevo clan de genios que lidera Andrew Friedman en la oficina de operaciones de béisbol, dentro del plan de enmendar los disparates anteriores, despidió a Wilson pagando su salario de $9,5 millones de este año. El club también está pagando el sueldo completo de $10 millones del lanzador abridor Dan Haren para jugar en Miami y $18 millones a Kemp para jugar en San Diego, para un total de casi $40 millones, solamente en el 2015, en jugadores que no estarán vestidos de azul.

Y para empeorar el panorama, tenemos el caso de Guerrero, una de esas situaciones que son raras para el resto del universo del béisbol, pero normal en el planeta azul. El contrato del cubano obliga a los Dodgers a mantenerlo en el roster de Grandes Ligas en lo adelante o tendrían que pagarle el resto de su salario ($21 millones hasta 2017) y dejarlo libre.

Guerrero, quien bateó .333 con 17 jonrones en ligas menores en el 2014 y batea .500 (12-16) con un jonrón y cuatro impulsadas en la actual temporada de exhibición, donde ha jugado en el infield y el jardín izquierdo, ha probado que puede batear, pero aparentemente no es garantía defensiva en ninguna posición.

Una potencial firma de Olivera podría resolver algunos problemas del futuro cercano, pero en lo inmediato, enredaría aún más la embrollada madeja que tienen los Dodgers en su nómina de jugadores.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO