MÉXICO -- La derrota de Argentina ante Italia en Copa Davis volvió a encender un tema polémico: el regreso o no de Juan Martín Del Potro al equipo albiceleste. El número 4 del mundo no forma parte del conjunto desde septiembre de 2012. Y en noviembre pasado hizo públicas sus notorias diferencias con la dirigencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) y con el capitán Martín Jaite. A través de una carta, el campeón del US Open 2009 los responsabilizó por alentar un "un doble discurso hipócrita".

¿Cuál es la situación actual en la (no) relación entre Del Potro y dirigencia-capitán? Arturo Grimaldi, presidente de la AAT, ofrece su visión. La institución que él encabeza está abierta al diálogo, dice. Pero no generará el acercamiento. No llamará al jugador. No aclarará frente a frente las acusaciones. Y en cambio esperará la comunicación del tenista, para no "estar jorobándolo".

Juan Martín del Potro
EFELos dirigentes de la AAT esperan que Del Potro vuelva a jugar rápido la Copa Davis

Ésta es la entrevista textual:

--¿Cuál es el plan de diálogo que tienen con Del Potro? ¿Van a tratar de hablar esta semana, o en abril?

--Nosotros ya hemos hablado con Juan Martín y con gente de su entorno y ya hemos dicho todo y hemos hablado de todo. Juan Martín ha tomado una decisión y yo estoy convencido de que no hay que presionarlo, no hay que molestarlo, no hay que estar sobre él. Él tiene que ver la posibilidad de adecuar su objetivo más importante que es conseguir estar entre los 3 del mundo, que es un objetivo muy difícil, a los días de Copa Davis. Nosotros esperamos y estamos abiertos al diálogo, pero no tenemos que hacer más nada. Simplemente estar abiertos a poder conversar con él, cuando él lo considere conveniente, y cuando él haya analizado la posibilidad de jugar. Hay que esperar y ver que él tome la decisión que considere más conveniente. La Asociación va a respetar esa decisión y a apoyarlo en todo lo que él desee, o pida, o solicite a la Asociación.

--Pero después de que Del Potro hizo pública su carta, ¿ustedes tuvieron la chance de hablar con él?

--No. Después de esa carta pública nosotros le contestamos , hicimos la autocrítica correspondiente, y vuelvo a decirte lo que pusimos en el comunicado: nos ponemos a disposición para conversar, analizar y tratar de ver cómo es factible que él pueda contemporizar su objetivo con la Copa Davis. Si esto fuera posible, y él considera que no es un obstáculo para que él consiga su objetivo primordial, nosotros vamos a estar abiertos a dialogar y ver la forma que él pueda sentirse lo más cómodo posible. Esa es la idea de la asociación. Más que eso nosotros no podemos hacer. Y no debemos hacer, porque creo que esto de conversar públicamente sobre Juan Martín y la Copa Davis no le hace bien a Juan Martín y no le hace bien a la AAT.

--Pero en la situación actual, ¿ustedes esperan que Del Potro tome la iniciativa para decir "estoy disponible"? ¿O debería venir de parte de la AAT volver a consultarlo?

--Públicamente lo digo como presidente de la AAT y como amante del tenis: no hay nada que me resultaría más satisfactorio que el hecho de que Juan Martín se ponga el equipo al hombro y sea miembro del equipo de Copa Davis. Pero tendría que volver a repetirte lo que te he dicho...

--No, yo entendí lo que usted me dijo.

--Tenemos que respetar la decisión de él. Estamos a disposición de él. Cuando él considere que ha llegado el momento, estamos abiertos a sentarnos, conversar y ver la mejor fórmula para que esto sea posible. Pero nosotros no podemos estar molestando, hablando, y estando encima de él como si fuéramos... Creo que no es conveniente, no es bueno. No podemos estar jorobándolo todo el tiempo.

--Entiendo lo que explica, ¿pero no cree que después de la carta de Del Potro, el problema no pasa tanto por Juan Martín privilegiando su carrera en el circuito, y pasa más por una cuestión de relación del jugador con la AAT y el capitán?

--Yo no lo creo. Realmente, con sinceridad, no lo creo. No tengo nada más que un buen concepto de Juan Martín. No creo que haya razón para que Juan Martín esté disgustado con la AAT, más allá de las observaciones que hizo. Y se las contestamos diciendo que estamos dispuestos a hacer las autocríticas. Más que eso no se le puede pedir a la Asociación. Y si nos equivocamos, estamos dispuestos a rectificar. No vamos a volver a presionar ni a estar sobre Juan Martín, porque creemos que lo molestamos y no es positivo. Esa es la posición de la Asociación.

--Usted dijo que "se va a modificar lo que haya que modificar", pero el concepto es un poco amplio. ¿Eso incluye pasos al costado?

--Esa es la idea, que sea amplio. Estamos dispuestos a hacer las modificaciones que tengamos que hacer. Sentarnos con Juan Martín, y ver qué es lo que tenemos que hacer. La AAT sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Tenemos que tener la certeza de que Juan Martín quiera o pueda contemporizar su calendario con la Davis. Una vez que sepamos eso, veremos qué hacemos y cómo lo hacemos.

--Pero cómo van a saber si...

--Lo que también tiene que quedar claro es que nosotros estamos muy contentos con la tarea realizada por Martín Jaite y Mariano Zabaleta. Ser capitán de Copa Davis hoy, es mucho más que sentarse en una silla de capitán. Martín nos acompaña en todos los Futures, que son veinte en el año. Nos acompaña en los Challengers, en los Masters de Menores, en los G1. Tiene un programa de la AAT con Mariano Zabaleta. Hay un trabajo mucho más allá de ser capitán, y este va a ser el objetivo con el próximo capitán inclusive.

--Pero justo este capitán tiene problemas con el mejor jugador también.

--¿Pero vos lo que querés que te diga yo es que el capitán va a dar un paso al costado?

--No.

--Esa es una pregunta que tenés que hacérsela al capitán. No entiendo lo que me estás preguntando.

--Lo que yo le pregunté es si dentro del "modificar lo que haya que modificar" se incluye pasos al costado. Y no dije Jaite. Pero le pregunto: ¿lo han considerado o no?

--Significa todo lo que puede significar. Hacer modificaciones.

--Correcto. Entonces, si se van a sentar con Juan Martín pero nadie toma la iniciativa para sentarse, ¿cómo van a hacer para sentarse?

--...Cuando él decida que puede contemporizar su carrera con la Copa Davis. Nosotros estamos muy seguido con Juan Martín. Entrena en el mismo club que yo. Simplemente paso y hablo con él, y conversamos. Paso y hablo con Franco (Davín, coach de Del Potro). Y tenemos muy buena relación. El día que consideren que ha llegado el momento, nos harán saber. Simplemente con levantar la mano. Y nos tomamos un café. No podemos seguir molestándolo. Estamos molestándolo. Los medios lo molestan, nosotros lo molestamos. Creo que no es bueno para Juan Martín. Creo que es una presión innecesaria. Esa es mi posición personal. Hay que respetarlo, y esto no es respetarlo. Estar atrás todo el tiempo no es respetarlo. Él tiene que tomar su decisión y hacernos saber que está dispuesto a jugar la Copa Davis. Punto. Nada más. Con eso es suficiente. Por supuesto que va a ser citado en cada Copa Davis que venga. Por supuesto que si tengo un diálogo& lo que más quisiera en mi vida es que juegue la Copa Davis. Pero esto tiene que ser privado, sin que se haga público. Nada. Como dije cuando escuché los silbidos: es una falta de respeto a todos los argentinos. Una persona que nos representa todas las semanas en el mundo como lo hace Juan Martín, no sé qué significa eso. Los argentinos tenemos unas actitudes muy raras.

--Ahora, convengamos que hubo cantitos también el año pasado. Y no de los hinchas, sino también de los jugadores.

--No. Los jugadores nunca tuvieron cantitos contra Juan Martín. Jamás.

--¿No cantaron en el vestuario? (post triunfo ante Alemania, en 2013)

--No. No. No. No fue así. Lo desmiento terminantemente. De los jugadores nunca salió ningún cantito. De ninguna manera.

--Me quedo con su palabra.

--Todos los jugadores lo que más desean es que Juan Martín sea parte del equipo.

--¿Y cuando usted dice que hicieron un análisis de situación tras la carta de Del Potro, qué conclusiones sacaron? ¿Qué podrían haber hecho mejor para no llegar a esa situación?

--Lo que vengo pensando hace mucho tiempo es que evidentemente hay una falta de relación con los jugadores profesionales. Entre dirigencia y jugadores profesionales siempre hay un cortocircuito que yo creo que hay que trabajarlo. Y hemos pensado con nuestro Director Ejecutivo que hay que empezar a trabajarlo desde que son menores. Acompañarlos más. Estar con ellos. Participar de los viajes de menores, inclusive. En la Copa Davis lo viviste con este chico que tuvo un problema importante con un robo, y que tuvo una herida de bala. (Héctor) Romani fue hasta el sanatorio, en Venado Tuerto. Y después lo invitamos a la Copa Davis. Estamos haciendo el programa de 18-22 años y almorzamos con los chicos. Que ellos visualicen que la AAT está con ellos y no contra ellos. Y que cuando hay diferencias económicas hay que conversarlas abiertamente. Poner las cartas sobre la mesa y tratar de ser lo más transparentes posible. Que ellos se sientan seguros de lo que hacemos, de lo que ofrecemos y de lo que participamos con ellos. Ese es el cambio que tiene que tomar la dirigencia, y me incluyo como presidente, para que ellos se sientan mejor con los dirigentes.

--¿Se arrepiente de algo en todo el manejo de este tema que ha llevado a que Argentina no cuente con Del Potro en el equipo? ¿Algo que le hubiese gustado hacer diferente?

--Me hubiera gustado tener una relación más cercana con Juan Martín. Sí, sin ninguna duda. Y en eso el mayor responsable soy yo, porque además yo tengo una personalidad siempre de conciliación y de diálogo. Y verme en una situación donde haya dudas sobre el diálogo, o haya duda sobre ese acercamiento, a mí me molesta mucho. Me molesta a mí mismo, porque esa es mi responsabilidad y yo creo que mi mayor virtud. Saber acercarme a la gente, saber estar, saber comprender, saber dialogar, saber ceder. Pero bueno, en este caso no tuve la habilidad para hacerlo, y esa es una autocrítica que me hago personalmente.

--¿Cree que podría haber habido una mejor comunicación entre capitán y jugador?

--Eso no lo puedo contestar. La verdad que no puedo ni quiero. Esa es una pregunta que hay que hacérsela a Martín (Jaite).

--Bueno, pero usted como presidente puede evaluar también el trabajo del capitán en ese sentido.

--No. No públicamente. De ninguna manera.

--¿Pero en privado lo evalúa? Porque lo que deriva de la carta de Del Potro es un choque entre el jugador, dirigencia y el capitán.

--Bueno, pero él mismo (Del Potro) ha dicho que ha hecho una autocrítica con respecto a su comunicación, ¿no? Así que no tratemos también de sopapearnos tanto como si fuéramos responsables en un cien por cien. Yo creo que en toda esta problemática siempre hay un porcentaje de responsabilidad de cada uno. Yo he asumido la que me corresponde, y acabo de hacerlo sin ningún problema. No es tan fácil. Esto más o menos es lo que habla uno con su hijo. Es muy difícil hacerse responsable cien por cien de la problemática. No creo que sea justo. Y en el caso de Martín, debe ser lo mismo. No creo que sea justo echarle el cien por cien de la responsabilidad a Martín. De ninguna manera. Esto tendrá que evaluarlo cada uno y tratar de mejorar cada uno, en lo posible. Tanto Martín como Juan Martín como los dirigentes.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- Apenas 25 minutos demoraron en cambiarle el color, del tono oscuro del asfalto a un azul intenso. Entonces, cerca de las 5 y media de la tarde, el court número 3 del Abierto Mexicano de Tenis se convirtió en el primero en quedar casi listo para la competencia. Y marcó así el inicio de una nueva era para el torneo de tenis más importante de la región.

ADIÓS A LA ARCILLA. BIENVENIDO EL HARD
Luego de anunciar el cambio de superficie, de concretar la llegada de Andy Murray, y de confirmar que una finalista de Australia (Dominka Cibulkova) estará presente en febrero próximo, los organizadores del torneo de Acapulco se enfocan ahora en lograr que su nuevo escenario esté listo. Según afirman, se han invertido unos 350 mil dólares en la reconstrucción de los 6 courts que estarán disponibles para la competencia. Las obras se ejecutan simultáneamente en los seis escenarios. Y ya se vislumbra cómo será la cara del Abierto.

TenisESPN.comLos organizadores del torneo de Acapulco se enfocan en lograr que su nuevo escenario esté listo.

TODA AZUL
Las nuevas canchas tendrán dos tonalidades, de nombres particulares. El color que lucirá la parte exterior de los courts será el Australian True Blue, el mismo que decora los escenarios del primer Grand Slam del año. Pero la parte de adentro de los courts, donde la pelota debe picar, será de color Mexican Open Blue. "Es el mismo tono que identifica al principal auspiciante del torneo, que es Telcel", explica Mauricio Hess, dueño de la empresa Nova Grass, responsable de la construcción de las canchas.

Unas 30 personas están trabajando contrarreloj para terminar a tiempo los 5 courts que quedan, incluyendo el del Estadio Mextenis. "Las canchas serán entregadas el 31 de enero, y se probarán por primera vez el 3 de febrero", explica Raúl Zurutuza, director del Abierto. La cancha central, que mantendrá su capacidad para 7500 espectadores, ya tiene lista la base de asfalto. "Es la que mejor está, en ese sentido", dice Hess. El plan es que este fin de semana comiencen con los trabajos finales, y que acaben el próximo miércoles.

Nova Grass está asociada con la firma estadounidense Plexypave, la más famosa en el desarrollo de superficies duras para canchas de tenis. "El acabado de nuestras canchas será el mismo que el que tienen el US Open y el Abierto de Australia, pero la diferencia estará en la rugosidad", señala Hess. Los courts de Acapulco serán más rugosos que los de los torneos de Grand Slam. Por lo tanto, serán más lentos. "Nuestra idea es que la velocidad de las canchas sea lo más similar posible a Indian Wells", aclara Zurutuza.

El proceso de preparación para todos los courts es el mismo. Luego de construir una base de asfalto compacto, y tras dejar reposar ese material entre 10 y 18 días, se coloca una primera capa de material acrílico. Y sobre este "manto", vienen dos capas acrílicas más, lo que se identifica habitualmente como la pintura.

Las tareas de reconstrucción de los courts comenzaron hace seis semanas. La cancha 3 es la más avanzada, junto con el court central. La cancha 5, que para esta edición tendrá tribunas para 1200 espectadores, está en proceso de nivelación de la superficie. Y la que más retraso muestra es la 2, donde recién están colocando el asfalto. ¿Llegarán a tiempo para el 31 de enero?

Este viernes 24 comenzará la cuenta regresiva de un mes hasta el inicio del Abierto 2013. Una de las canchas ya está lista. Este court, el 3, es casi un símbolo: la era del hard ha llegado. Y la arcilla es puro recuerdo. "Pasamos 20 años jugando sobre clay", dice Zurutuza. "Ahora vamos por viente más sobre cemento".

Entonces, esto recién comienza.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
La mejor lista del Abierto Mexicano de Tenis
Tags: tenis

MÉXICO -- La canadiense Eugenie Bouchard, semifinalista del presente Abierto de Australia, será la figura estelar del certamen femenino del Abierto Mexicano de Tenis 2014, que se disputará del 24 de febrero al 1 de marzo en Acapulco.

La presencia de Bouchard fue confirmada vía la página oficial de Facebook del evento.

Bouchard, de 19 años y 31 del ranking mundial, accedió en la mañana del martes en Melbourne a las semis del primer Grand Slam de la temporada, tras derrotar a la serbia Ana Ivanovic por 5-7, 7-5 y 6-2. La canadiense enfrentará el jueves a la china Li Na, 4ta favorita, por un lugar en la final.

Bouchard es tercera en la lista de jugadoras anotadas para el Abierto 2014, detrás de la estonia Kaia Kanepi (23ª del ranking WTA) y de la eslovaca Dominika Cibulkova (24ª), quien en la noche del martes derrotó a la rumana Simona Halep 6-3 y 6-0 por otra plaza en semifinales. El WTA de Acapulco, entonces, contará entre sus participantes con una segunda semifinalista de Grand Slam, hecho inédito en la historia del certamen femenino.

Del lado masculino, los organizadores anunciaron a fines de año pasado la presencia del español David Ferrer, 3 del mundo; del escocés Andy Murray, 4to del ranking; y del estadounidense John Isner, 13º. A ellos se les sumará el búlgaro Grigor Dimitrov, ya ubicado en los 4tos de final del Australian Open, instancia en la que enfrentará a Rafael Nadal esta noche.

Además de Dimitrov, el listado del cuadro masculino incluye al italiano Fabio Fognini (16º), al japonés Kei Nishikori (17º), y al francés Gilles Simon (19º). Seis top-20 y 13 top-30 figuran en la lista de inscriptos, que se cierra con el ucranio Alexandr Dolgopolov, 56 de ATP. Nunca en su historia el ATP 500 de Acapulco tuvo un cierre de main draw tan alto como en esta edición.

Este año el Abierto Mexicano se jugará sobre canchas duras, convirtiéndose en la antesala de los Masters 1000 de Indian Wells y Key Biscayne. Los listados de inscriptos podrán sufrir modificaciones, por retiros de jugadores o inclusiones a último momento a través de invitaciones especiales.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yen-Hsun Lu
GettyLu jugó en Auckland su primera final a nivel ATP

AUCKLAND -- En sus 13 años como tenista profesional, Yen-Hsun Lu ha ganado 20 títulos Challenger, los torneos de segundo nivel del circuito masculino. Ningún jugador en actividad ha triunfado en más certámenes de este nivel. Desde 2004, el taiwanés tiene al menos una conquista por temporada en eventos Challenger. Y sus éxitos en esa "Primera B" del tenis le han permitido mantenerse de manera casi ininterrumpida en el top-100 desde 2008 hasta ahora.

Pero él desconoce sus propios pergaminos.

-Llevas 10 años seguidos ganando Challengers.
-¿Really?
-Y has ganado veinte Challengers en tu carrera.
-¿En serio? Es que no llevo la cuenta. Gracias por decírmelo.

Lu sí tiene bien claro que, hasta esta semana, jamás había llegado a una final de un torneo ATP. Algo inusual para un jugador de 30 años, que en 2010 alcanzó el puesto 33 del ranking mundial, y que lleva recolectados casi tres millones de dólares en ganancias oficiales. Pero ahora esa racha negativa también es parte de su historia. En el ATP de Auckland, y frente a David Ferrer en semifinales, "Rendy" logró su sexto triunfo en 22 partidos ante top-tens y alcanzó el encuentro decisivo en tierras neozelandesas. Un gran logro para un tenista cuya estrategia es clara pero poco habitual: bajar para luego poder subir.

"Yo estoy feliz con el modo que llevo mi carrera, intercalando torneos ATP con Challengers", cuenta Lu, quien en 2013 disputó ocho torneos de esta categoría (tres de ellos en México) y ganó dos, en Beijing (China) y Kaouhsiung (Taiwán). "Muchas veces durante la temporada necesito ganar confianza, necesito sumar puntos, entonces bajo un nivel para jugar los Challengers. Aquí puedo ganar partidos, ganar torneos, y lograr esa confianza".

Lu sabe lo que es brillar en los máximos escenarios. El ahora 62 del ranking mundial derrotó a Andy Roddick en octavos de final de Wimbledon 2010, y a David Nalbandian en la segunda ronda del Abierto de Australia 2009. El año pasado jugó cinco de los nueve Masters 1000, además de los cuatro Grand Slams.

"La gran diferencia entre ATP y los Challengers es que, en los primeros, desde el debut tienes que dar más del 100%. Si no estás enfocado y metido, puedes perder con cualquiera", explica el taiwanés. "En los Challengers, quizás no estás en perfecto estado, pero puedes usar las primeras rondas para entrar en ritmo y agarrar confianza. A partir de los cuartos de final empiezas a jugar mejor. Y en las semis y final juegas tu mejor tenis. En los Grand Slams o Masters 1000, no puedes hacer eso. Desde el comienzo enfrentas a jugadores que tienen mejor ranking que tú. Es una postura diferente, una mentalidad distinta la que tienes que tener".

Yen-Hsun Lu
Challenger de KaouhsiungEl taiwanés ganó 20 títulos en el circuito Challenger

Su mismo análisis sirve para explicar esta "doble vida" de Lu en el circuito. Jugando a nivel ATP, su récord es de 107 victorias y 156 derrotas. Un escalón debajo de esa categoría, Rendy domina. Aunque él trata de matizar las diferencias: "La realidad es también que los Challengers se están poniendo más duros. En el torneo de León (México), que reparte 35 mil dólares, el corte para el main draw fue 220. Es muy alto. El nivel de competencia está subiendo".

Lu siente alergia por la arcilla. Y entonces usa los Challengers para escaparle a la temporada europea de canchas lentas, en abril y mayo. "No me gusta jugar en clay. Mis movimientos no se adaptan. Para lograrlo, tienes que dedicarle tiempo, y pierdes oportunidad de sumar puntos. Además, la temporada de canchas de arcilla es corta. Entonces yo trato de no jugar en clay. Apenas lo hago en un par de torneos antes de Roland Garros, y nada más". En cambio, Asia le sienta bien. Allí ganó sus últimos siete torneos Challenger. Y cimentó su filosofía de resignar dólares y puntos a cambio de victorias.

"Es una buena sensación jugar en ese nivel, ganar algunos partidos. Cuando vuelvo al ATP Tour lo hago con un mejor feeling, y más confiado para enfrentar a los jugadores top. Me ayuda mucho, y me pone muy contento que tenga tantos títulos", dice.

La semana que viene, Yen-Hsun jugará el Abierto de Australia. ¿Y después? A los 30, Lu no piensa cambiar. Y ya está inscripto en el Challenger de Maui, en Hawaii.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jeremy ChardyGetty

MÉXICO -- Sala de conferencias del Brisbane International, luego del triunfo de Serena Williams ante Maria Sharapova en semifinales. La pregunta es para la número uno del mundo:

-- Tuviste a Jeremy en tu box. Yo sé que has practicado con él en ocasiones previas y ambos se conocen a través de Patrick. ¿Has practicado con él recientemente?
-- No estoy segura de haber peloteado alguna vez con Jeremy. Me siento intimidada por su derecha. No creo que haya jugado con él. Solo somos verdaderos amigos, con él y su novia. Pasamos tiempo juntos. Él es muy divertido, y yo creo que estaba tratando de sacar algunas enseñanzas para su partido.

Quizás eso hacía Jeremy Chardy, el francés de 26 años que es 34 del mundo y que la semana pasada alcanzó las semifinales del ATP de Brisbane (uno de los torneos de la primera semana del año en ambos circuitos, en el que compiten tanto hombres como mujeres). A Chardy no le bastaron los tips de Serena para vencer a Roger Federer. Pero eso no significa que el ganador de Stuttgart 2009 no aprenda de la líder del circuito femenino.

Todo lo contrario.

Jeremy Chardy
Getty ImagesJeremy Chardy venció a Juan Martín Del Potro en el Australian Open 2013

"Claro que se puede aprender de Serena. Cuando alguien es el número uno de algo, ya sea en el deporte o en los negocios, esa persona es especial. Y uno puede tomar muchas cosas", dice Chardy, uno de los pocos tenistas top a los que se puede escuchar elogiando el tenis femenino. "Para mí lo importante es ser abierto, hablar con ella. Es algo bonito. También hablo mucho con Martina Hingis. Ambas tienen una buena visión del tenis, de las estrategias, de la parte mental. He aprendido de ellas".

La historia de Jeremy y la menor de las Williams tiene a Patrick Mouratoglu como nexo. Entrenador y pareja de Serena desde hace casi dos años, Mouratoglu dirige su propia academia en las afueras de París. Allí se conocieron la estadounidense y el verdugo de Juan Martín Del Potro en el Abierto de Australia 2013.

"Cuando vino por primera vez a la Academia, yo no la conocía. Comenzamos a hablar y ahora somos muy buenos amigos", le contó Chardy a ESPNtenis.com. "Es una persona muy dulce. Paso mucho tiempo con Serena. Peloteamos algunas veces juntos. La primera vez que lo hicimos, allí entendí por qué ella es la número uno".

La relación de amistad y el respeto profesional se fortaleció cuando ambos compartieron la pretemporada 2013 en Isla Mauricio, donde Mouratoglu suele realizar anualmente un campo de entrenamiento. "Tras haberla conocido, yo entiendo ahora cómo hace para ser una jugadora top y ganar tantos Grand Slams. Es muy bueno para la Academia tener a una jugadora como ella. Y creo que es muy bueno para el tenis que ella haya vuelto para convertirse de nuevo en la mejor", cuenta Chardy.

Excampeón junior de Wimbledon, en 2005, el francés se hizo conocido para el tenis sudamericano al vencer hace un año a Del Potro, en la 3ra ronda de Melbourne. "Yo creo que jugué el mejor tenis de mi vida en el Abierto de Australia. Aquel partido contra Del Potro lo jugué muy bien, muy sólido. La atmósfera en el court era increíble. Estaba dos sets arriba, él vino de atrás para ir al quinto. Ganarle a un jugador top en un gran torneo fue muy importante para mi confianza".

Luego de alcanzar los 4tos de final en el primer Grand Slam de 2013, Chardy viajó a Viña del Mar y llegó hasta semis (perdió con Nadal). Una lesión le impidió jugar Acapulco, y de allí en adelante no volvió a ser el mismo. No ganó 3 partidos seguidos en el resto de la temporada. Perdió en diez debuts. Y no regresó a una semifinal hasta Brisbane 2014.

De todas maneras, su saque y derecha potentes, y su juego imprevisible, lo convierten en una amenaza constante. "Me gusta ser agresivo. Nunca ejecuto los mismos tiros. Amo jugar así, y creo que mi juego genera dificultad en los rivales. Soy bueno jugando de esta manera", dice el novio de la tenista francesa Alize Lim (la que le aconsejó a Sharapova, vía twitter, mirar un poco más el ranking ATP).

El resultado en Brisbane y el retiro de Jurgen Melzer del Abierto de Australia le permitirán a Chardy ser uno de los 32 cabezas de serie en Melbourne. El francés volverá al lugar de su gran impacto, con aquel triunfo ante el 5 del mundo en su mente. "Esa victoria contra Del Potro me ayudó mucho. Le gané a uno de los mejores, en el quinto set, en un Grand Slam. Fue muy importante para mi juego, mi físico, mi mente. Ahora sé que puedo hacerlo. Eso ya está en mi cabeza".

Eso, y las enseñanzas de Serena.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Santiago González Servicios de ESPN.comSantiago quedó a un par de pasos de lograr esta temporada la clasificación al Tour Finals de dobles

MÉXICO -- Mientras el tenis femenino mexicano muestra signos de vida, del lado de los hombres la situación es preocupante. Sólo Santiago González, especialista en doble, se destaca. Él es hoy el único espejo de éxito que tienen las futuras generaciones. A los 30 años, su carrera como doblista sigue en ascenso. Sus logros en 2013 contrastan con un estancamiento, generado por múltiples factores, del resto de sus colegas, que siguen luchando (sin apoyo) por tratar de romper la barrera del top-300 del ranking ATP, una muralla aparentemente infranqueable desde hace tiempo. González, en cambio, se codea semana a semana con la elite del circuito.

MUY CERCA DEL MASTERS
En pareja con el estadounidense Scott Lipsky, Santiago quedó a un par de pasos de lograr esta temporada la clasificación al Tour Finals de doble, donde los ocho mejores tándems del mundo se disputan el último gran título del año. González-Lipsky acabaron el 2013 en el puesto 11 del ranking por parejas, luego de conquistar dos títulos de ATP (Oeiras y Halle) y de tener en jaque a los hermanos Bryan tanto en Indian Wells como en Cincinnati. El veracruzano trepó hasta el 23er puesto en el escalafón individual de doble (en junio), la mejor ubicación de su carrera. Y junto a Abigail Spears, alcanzó la final de doble mixto en el US Open. El papá de Matías (su primogénito, que nació en abril) se quedó, sin embargo, con una cuenta pendiente: no pudo superar la segunda ronda en ninguno de los cuatro Grand Slams. Ese será uno de sus objetivos para 2014. Siempre enfocado exclusivamente en el doble. En 2006, González llegó a ser 155 del mundo de singles. Hoy, esa posición parece inalcanzable para el tenis masculino mexicano.

UN AÑO SIN CRECIMIENTO
Con 31 años, Miguel Gallardo sigue siendo el tricolor mejor ubicado en el ranking mundial: está 439º, lejos de aquel 189º que llegó a ocupar en 2002. Sin embargo, él no ha sido el local que más títulos de single ganó en 2013. El honor le corresponde a Miguel Ángel Reyes Varela, quien conquistó 3 Futures, todos en territorio mexicano, en la primera mitad de temporada. Reyes Varela, de 26 años, ha mostrado que tiene potencial para mejorar el ranking 400 que alcanzó en junio pasado. En abril venció al canadiense Vasek Pospisil, hoy 32 del mundo, en la 2da ronda del Challenger de Sayavedra. Pero las lesiones volvieron a marginarlo en la segunda mitad de año. Operado de ambas rodillas, durante su gira europea de esta temporada volvió a resentirse en esa zona, y como parte de su recuperación dejó de competir en

Reyes Varela
Servicios de ESPN.comMiguel Ángel Reyes conquistó 3 Futures
torneos por puntos desde agosto pasado. Volvió a fin de año, y defendió con éxito su título en el Campeonato Nacional de Primera Fuerza. Detrás de él aparece Tigre Hank (22 años, 644º del ATP), quien ganó el Future México 18 (en Mérida) e hizo final en el Future 20, dos semanas después; y luego César Ramírez (23, 711º) ganador del Future México 15 en Quintana Roo, pero también demorado por lesiones. Daniel Garza (28 años, 671º) retrocedió más de 200 puestos, mientras que no hubo crecimiento notorio en Mauricio Astorga (22, 823º), Eduardo Peralta (24, 826º) y Luis Patiño (20, 1001º).

¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?
"Que no haya jugadores top-100 no es culpa de quienes están ahora 300 o 400 del mundo. De la noche a la mañana no va a llegar un salvador. ¿Quieren tener top-100 como España o Argentina? Cómo va a pasar eso si tenemos nada más ocho jugadores dedicados de lleno", decía Reyes Varela en abril pasado. "Lo que veo en los hombres es esa falta de liderazgo de algunos, que se equivocan con sus acciones, su falta de disciplina, su falta de compromiso, y eso hace mucho más daño que los propios resultados", agrega Leo Lavalle, ex 51 del mundo. "En hombres batallamos, pero tenemos áreas de oportunidad. Estamos revisando estrategias, como por ejemplo las edades en las que los comenzamos a apoyar", dice Nicolás Madahuar, cabeza del Centro Bic (donde entrenan Astorga, Peralta y Patiño) y de Unidos por el Tenis. Y agrega: "No solo en Mérida, sino en todo México no han salido las cosas con los hombres. Estamos asesorándonos con gente que puede enriquecernos, viendo errores que hemos cometido, ajustes en equipos, en tipo de jugador, en definir a quién debemos apoyar y a quién no". Un dato más: en 2013 se jugaron en México 25 torneos que otorgaron puntos para el ranking ATP. En los cuadros principales de los Challengers de San Luis Potosí (35.000 dólares en premios), León (U$s 35.000), Guadalajara (U$s 100.000) y Sayavedra (U$s 35.000) el récord de los mexicanos fue de 2 victorias y 10 derrotas. Solo Reyes Varela pudo ganar, dos partidos, en Sayavedra. Para 2014 ya hay un Challenger de 50.000 dólares más confirmado, en Sumiya (Morelos), del 17 al 23 de febrero. Guadalajara mueve su fecha, y coincidirá con la segunda semana del Masters 1000 de Miami (24 de marzo). Habrá oportunidades en casa. Para los que siguen luchando y para un nuevo nombre que en 2014 inicia a full su carrera profesional.

LUCAS GÓMEZ, EL ELEGIDO
El zurdo de Tijuana es una de esas pocas luces que se encienden en el oscuro presente del tenis masculino mexicano. Gómez, que vivió situaciones duras en sus cortos 18 años, cerró en 2013 su carrera como juvenil. Y desechó las numerosas ofertas que tenía para jugar en la NCAA (la más firme, de Louisiana State University) para enfocarse en el profesionalismo. A fines de año la FMT y el

Lucas Gómez
Servicios de ESPN.comGómez cerró en 2013 su carrera como juvenil
Fideicomiso para el Desarrollo del Tenis Mexicano cerraron un acuerdo de apoyo económico en favor del bajaliforniano, por cinco años, y el destino de Gómez ha tomado nuevos rumbos. ALucas se instaló en Barcelona para entrenar y hacer pretemporada en la BTT Tennis Academy, base de Rafael Nadal cada vez que pisa la capital catalana. En 2014 lo espera la durísima misión de insertarse en el circuito y romper una inercia negativa que, en el caso de los hombres, no encuentra un cambio de rumbo dentro de los courts. Fuera de ellos, al menos, parece haber un alineamiento detrás de un bien común por parte de nombres importantes.

EL CÓNCLAVE
El encuentro ocurrió en el lobby bar del Hotel Iberostar Cancún, a principios de noviembre, durante la Conferencia Mundial de Entrenadores organizada por la ITF y la FMT (otra buena noticia). En la reunión estuvieron presentes ex jugadores mexicanos como Leo Lavalle, Jorge Lozano (capitán de Copa Davis), Marco Osorio (sub-capitán), Agustín "Bebe" Moreno (co-entrenador de Renata Zarazúa), y Luis Enrique Herrera. También asistió Alain Lemaitre, cabeza de coaches del Centro Bic. Y completó el grupo el argentino Fernando Segal, director del Programa Nacional de Tenis, mano derecha del presidente de la FMT, Gastón Villegas, y principal impulsor de la política de concentrar todos los apoyos en los jugadores jóvenes con potencial. La reunión sirvió para aclarar ideas y estrategias entre ex jugadores, entrenadores y Segal, cuya actuación genera adeptos y enemigos en la puja de poder dentro de la FMT. "Muchos no sabían del proceso que comenzó hace 4 o 5 años. No sabían qué estaba haciendo la Federación. Si antes no había un plan, ahora eso ha cambiado. Acabó la crisis", le dijo Lavalle a ESPNtenis.com. Lozano agregó: "Vamos a hacer un frente común de entrenadores. Esta reunión en Cancún nos ha ayudado para dialogar, para encontrar puntos de acuerdo, para entendernos. El trabajo en equipo es esencial". Justamente eso, el equipo, fue lo que falló en la Copa Davis 2013, el punto más bajo del año para el tenis mexicano.

MAZAZO EN EL SALVADOR
México continúa deambulando en la Zona Americana II de la Davis, la tercera división del certamen anual por equipos más importante del tenis mundial. Y ello debido a la contundente derrota que el conjunto tricolor sufrió frente a El Salvador, como visitante, en abril de este año. "Siento que éramos mejores, y lo perdimos nosotros", definió el capitán Lozano la caída ante los salvadoreños, en una serie en la que Santiago González no participó por el nacimiento de su hijo. La paradoja es que la Davis sigue siendo para muchos la única medida para evaluar la situación del tenis mexicano, cuando la realidad es completamente diferente. Quienes representan a México en esta competencia son los tenistas que en la última década no han tenido apoyo sostenido de la FMT, no han contado con modelos a seguir, están casi olvidados. Y, en algunos casos, los mismos jugadores se han conformado con seguir disputando los torneos en casa, recibiendo wild cards, llevando una vida de semi profesional, y representando al país un par de veces por año, con el sueño imposible no de volver al Grupo Mundial, sino de ganar dos series consecutivas y acceder al Grupo 1 de la Zona Americana. La realidad es que, hoy, al tenis mexicano, esa categoría le queda grande. Y tampoco es medida para determinar un presente que tiene dos caras bien definidas. La luminosa de las mujeres. Y la de claroscuros de los hombres.

Parte 1 - Balance Tenis Mexicano 2013: Las damas primero

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


TampicoServicios de ESPN.comEl Abierto de Tampico incrementará sus premios

MÉXICO -- Hubo un tiempo en que el tenis mexicano fue potencia, con un campeón de Grand Slam como Rafael Osuna (ganador del Campeonato de Estados Unidos en 1963), con un enorme top-ten como Raúl Ramírez (en los 70) y con un equipo de Copa Davis capaz de ganarle a los mejores. Hubo otro tiempo más cercano en el que México disfrutó de jugadores top-100 como Lavalle, Lozano, Herrera, Maciel, Gavaldón, entre otros. Pero poco se hizo para capitalizar esa historia y esa cantidad de buenos tenistas. Entonces, llegó el tiempo en el cual todo se vino abajo. Y el tenis, en este país, languideció.

Hoy es tiempo de volver a respirar. Una nueva camada de talento joven, especialmente del lado de las mujeres, alienta esperanzas de recobrar algo del protagonismo perdido. Hay inversión y trabajo detrás de estas nuevas tenistas. Y el objetivo es grande. "En 2016 queremos tener 8 jugadoras abajo del 500 del mundo. Y en los próximos 10 años esperamos contar con 3 top-100", dice Fernando Segal, director del Programa Nacional de Tenis de la Federación Mexicana (FMT).

La primera meta es más viable. La segunda está muy lejos. Las expectativas se enfocan en el tenis femenino, que es el que genera noticias alentadoras (junto con los triunfos individuales de Santiago González en dobles) y que en 2013 ha dado los siguientes pasos hacia adelante:

LÍDER EN TORNEOS EN LATINOAMÉRICA
Históricamente México se ha destacado en la organización de torneos profesionales, especialmente del lado masculino. Pero en 2013, el tenis mexicano fue líder en Latinoamérica en eventos femeninos: fueron 18 certámenes, con 2 torneos WTA (Acapulco y Monterrey) y 7 ITF Pro Circuit de 25 mil dólares en premios. Detrás de México quedó Brasil (16) y luego Argentina (7). España, por ejemplo, organizó este año 24 torneos puntuables para el ranking WTA, pero solo 6 de ellos repartieron una bolsa de 25 mil dólares o mayor. El panorama es aún más alentador para 2014. El Abierto Tampico confirmó que subirá su bolsa a 50 mil dólares (y a 100.000 en 2016). El Centro Bic y la fundación Unidos por el Tenis planean sumar más torneos a los 3 que organizaron a fin de año en Mérida. Y nuevos promotores se suman a la movida. "Comprar puntos" de ranking mundial, trayendo competencia a casa, es la filosofía detrás de esta estrategia apoyada por la FMT, que aporta recursos (pelotas, umpires) a los organizadores. Ahora la responsabilidad de aprovechar estas ventajas recae en las jugadoras.

Ana Sofía Sánchez
Servicios de ESPN.comSánchez ascendió posiciones en la WTA

SE EXTIENDE LA BASE
Las potosinas Ana Sofía Sánchez y Marcela Zacarías, de 19 años, se afirmaron como las líderes de una nueva y joven camada del tenis femenino mexicano. Ambas progresaron en el ranking mundial: Sánchez saltó del puesto 466 al 338 del ranking WTA; y Zacarías trepó del 553 al 374. Lo más valioso es que sumaron experiencia y aprovecharon los torneos de primera mitad de año en casa. Sofía ganó 2 certámenes en Quintana Roo (de U$s 10.000) y Marcela triunfó en Metepec (10.000) e hizo semis en Poza Rica (25.000). Detrás de ellas, la base de jóvenes se siguió ampliando. La duranguense Victoria Rodríguez, de 18 años, ganó el ITF Pro Circuit de Victoria (15.000) y se acerca al top-500. Luego aparecen Carolina Betancourt (20 años, 738ª), Constanza Gorches (15, 847ª), Renata Zarazúa (16, 894ª) y Alejandra Cisneros (18, 997ª). En total hay 8 mexicanas entre las primeras mil. La situación de la poblana Ximena Hermoso (22 años, 488ª) merece una revisión aparte. ¿Cómo se solventa el crecimiento de esta nueva camada? También allí hay progresos.

EL APOYO SIGUE LLEGANDO
Desde el sexenio pasado la FMT ha entablado una estrecha relación con la CONADE (Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte), la institución estatal que rige el deporte mexicano. De esa colaboración surgió el gigantesco programa "El Tenis va a la Escuela" y se generaron apoyos económicos para el Programa Nacional de Tenis. La FMT además le sumó la creación de un Fideicomiso para el Desarrollo del Tenis Mexicano que solventa las carreras de las promesas del tenis local. Ambas vías han sido claves para que las jóvenes jugadoras cuenten con recursos para entrenamiento y viajes. Y ahora el apoyo crece. Un nuevo fondo, exclusivo para el tenis femenino, se está creando bajo la guía de Melody Falcó, ex tenista y ahora Directora General del Instituto de Cultura Física y Deporte del Estado de Nuevo León. Falcó, además, fue co-organizadora del ITF Pro Circuit (U$s 25.000) que se llevó a cabo en Monterrey, en noviembre pasado. Y dos jugadores jóvenes han logrado un respaldo económico de 5 años vía sponsors ligados a la FMT y al Fideicomiso. Uno de ellos es el bajacaliforniano Lucas Gómez, de 18 años y quien terminó en el puesto 35 en el ranking mundial junior 2013. La otra es la protagonista del siguiente tema.

Alejandra Cisneros
Servicios de ESPN.comAlejandra Cisneros contará con un patrocinador

UNA TOP-20 JUNIOR
De Tampico (Tamaulipas), Alejandra Cisneros generó el gran impacto de fin de año para el tenis mexicano al ganar la Copa Yucatán, uno de los torneos juniors más importantes de Latinoamérica. Cisneros repitió el título que en 2012 había conquistado Marcela Zacarías. Y lo hizo ante Renata Zarazúa, en una final inédita entre mexicanas para un evento Grado 1. El triunfo le permitió a Alejandra terminar en el puesto 20 del ranking mundial juvenil, y le dio a México una top-20 junior por segunda temporada consecutiva (Marcela fue 7ª en 2012). La FMT y el Fideicomiso cerraron un acuerdo de apoyo económico para la tamaulipeca de parte de un inversor del ramo energético. Cisneros, que entrena en el Centro Bic junto a Zacarías, Rodríguez y Gorches, se beneficiará de este sustento durante el próximo lustro. Un último dato: A diferencia de lo que ocurrió en años previos, con la "fuga" de talento tenístico a la NCAA, ninguna de estas jóvenes promesas escogió ese camino. Todas apuntan a triunfar como profesionales. Y representando a su país.

FED CUP: OBJETIVO CUMPLIDO
El año pasado, México logró el ascenso al Grupo 1 de la Zona Americana de Fed Cup jugando como local, en Guadalajara. En este 2013, el desafío era mantener la categoría, frente a equipos más poderosos, en Medellín. Y el conjunto formado por Sánchez, Zacarías, Hermoso y Ana Paula De la Peña lo logró al vencer a Chile y Perú en el round robin (con playoff) que se jugó en febrero en territorio colombiano. La relación de las jugadoras con la capitana Raquel Contreras, sin embargo, terminó deteriorada. Aún no ha habido anuncio oficial sobre un cambio de mando. México tuvo también una actuación destacada en la Junior Fed Cup, que este año volvió a jugarse en el Club La Loma de San Luis Potosí (otro gran logro). El team liderado por Renata Zarazúa, y conformado también por Gorches y Ana Luisa Pérez López, terminó sexto. El capitán fue Leo Lavalle, uno de los presentes en una reunión sin precedentes que sirvió para aclarar las aguas en la siempre turbia interna del tenis mexicano.

(El sábado, segunda entrega: Santiago González brilla, la crisis del tenis masculino, y el cónclave en Cancún)

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ajla TomljanovicESPNtenis.com

MÉRIDA -- Ajla Tomljanovic fue la protagonista del ascenso más vertiginoso al top-100 en este 2013. La croata de 20 años inició el año en el puesto 453 del WTA Tour, y lo termina en la ubicación 77. Ninguna otra jugadora concretó semejante salto hasta los primeros cien del ranking femenino. Es más: nadie ubicado más allá del 200 fue capaz de meterse en esa elite durante esta temporada. Solo Tomljanovic lo logró. Y aunque no ganó el premio al Comeback Player of the Year, Ajla conquistó algo más importante: volvió a creer en su potencial.

"Ha sido un buen año, pero no acostumbro mirar el ranking. Estoy muy feliz por el hecho de haber estado afuera por una temporada, y haber sido capaz de regresar y alcanzar el top-100 por primera vez en mi carrera", cuenta Tomljanovic, quien en 2012 padeció una mononucleosis que la alejó por 5 meses de las canchas, y solo le permitió jugar 6 torneos (5 entre mayo y junio, y uno más en octubre). "No pensaba cuánto tardaría en regresar. Yo solo estaba feliz por volver a jugar".

Tomljanovic llegó a México para cerrar aquí un bloque de cuatro semanas de entrenamiento con su nuevo coach, el australiano David Taylor, ex entrenador de Samantha Stosur. El tándem comenzó a trabajar a fines de noviembre, y juntos decidieron cerrar la pretemporada con una semana de competencia en el ITF Pro Circuit de Mérida, que se jugó en el Yucatán Country Club. Ajla alcanzó la final, pero perdió ante la estadounidense Allie Kiick en tres sets.

"Estuve en la búsqueda de un coach desde hace meses. David terminó de trabajar con alguien más, y éste es un mundo pequeño. Él tiene una buena visión de lo que un tenista exitoso debe ser. Tiene mucha experiencia, ha dirigido a grandes jugadoras. Puede aportarle cosas buenas a mi juego", dice Tomljanovic, quien en 2010, con tan solo 17 años, llegó a meterse entre las 160 mejores del mundo. Desde ese entonces, la croata es una de las grandes apuestas de la empresa de representación de atletas IMG (International Management Group) para alcanzar la cima del tenis femenino.

"Fue la gente de IMG la que me contactó para comenzar a entrenarla", cuenta Taylor, quien dirigió a Stosur en la conquista del US Open 2011. "La mejor parte de ser coach es desarrollar a una jugadora para que alcance su nivel máximo. Ajla tiene un potencial altísimo. Tiene buena técnica, saca muy bien, tiene un gran revés. Trabajaremos en lograr que sus otras partes del juego sean tan fuertes como éstas".

Ajla Tomljanovic
ESPNtenis.comLa croata Ajla Tomljanovic va mucho más allá del tenis

Pero la conexión entre coach y pupila va más allá. Taylor acompañó a Stosur en la recuperación de la australiana del Mal de Lyme. Ahora David estará en una situación similar con Tomljanovic.

"A Sam, el haber superado aquello le dio otra perspectiva. Y ella fue mucho mejor después de la enfermedad. Una experiencia así hace que veas el panorama de manera más relajada, y ayuda a apreciar mejor todo lo que logras", explica Taylor. Ajla coincide a partir de su propia experiencia: "Cambió mucho mi perspectiva. De todas maneras, llega un punto cuando vuelves a competir en que la enfermedad queda atrás. Pero yo trato de no olvidarlo. Cuando tengo un mal día o una mala semana, recuerdo lo que me ocurrió. De cierta forma siento que fui afortunada por haber pasado por esa situación y haber podido regresar".

Ahora, Tomljanovic intenta que el tenis no sea lo único en su vida. "Realmente quiero comenzar a estudiar. Hacer cursos universitarios online. Quiero tener algo más allá de la competencia que me ayude a tener la mente ocupada. Y, cómo decirlo, no quiero volverme estúpida solo jugando tenis", dice la croata, que planea en enero iniciar con su educación en línea, aprovechando el acuerdo que la WTA tiene con la Universidad de Indiana. "Ellos trabajan contigo, porque saben que eres un atleta profesional. Es una colaboración para encontrar los mejores momentos para tomar los cursos. Es muy bueno para nosotras".

Ajla tiene cerca el espejo de su hermana Hana, una estudiante-atleta que este año se graduó en la Universidad de Virginia. Aún cuando la 77 del mundo reconoce que ambas han escogido un camino diferente en sus carreras, también sabe que lograr un título universitario le aportará un extra valioso a su vida.

"Yo sé que el tenis es mi prioridad, pero la situación es manejable. Se pueden hacer ambas cosas", dice Tomljanovic. "Estudiar algo positivo. Nunca puede ser malo. Y como te decía: será bueno para mi cerebro".

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Allie KiickESPN.com"Como soy pequeña de fisico, no voy a ser nunca una jugadora de poder como Serena", explica Kiick.

MÉRIDA -- Son las tres de la tarde del viernes y las canchas del Yucatán Country Club están desiertas. Aún faltan más de dos horas para que comiencen las semifinales del ITF Pro Circuit que se está jugando aquí, y no hay acción en los courts. Ni movimiento fuera de ellos.

Allie Kiick es la única jugadora que ya ha llegado. La estadounidense, de 18 años, disputará más tarde su tercera semi en poco más de un mes. Si gana, se asegurará meterse por primera vez entre las 200 mejores del ranking mundial. Hoy es 225ª. Y ahora tiene un problema: no ha encontrado a otra jugadora para pelotear y entrar en calor antes de su partido. Ya corrió durante quince minutos. Ya practicó el servicio, en soledad. Y ya se sentó en el piso, los auriculares puestos, a esperar si alguien puede ser su "sparring".

Nadie lo será.

"Yo estoy sola aquí. Es muy feo. Estuve viajando estas semanas en México con mi amiga Heidi El Tabakh (canadiense, 338ª del ranking), pero ella perdió ayer y se fue. Le pregunté a otras jugadoras, pero ninguna estaba disponible", cuenta Allie, que es hija de Jim Kiick, fullback de los recorados Miami Dolphins que terminaron invictos en la temporada 1972 de la NFL.

Ni la fama de su padre, ni sus éxitos como junior le han garantizado a Kiick las facilidades para poder iniciar su carrera profesional con mayor comodidad. Ex campeona del Orange Bowl Sub-16 en 2010, Alexandra es un ejemplo del "Lado B" del tenis, ese que tiene como protagonistas a jugadores que sueñan con llegar a la cima mientras ahorran cada centavo para poder seguir compitiendo.

"Ahora estoy tratando de progresar, entonces no puedo pagarle a alguien para que venga conmigo. Es muy caro tener a mi coach aquí. Yo recién estoy comenzando como profesional full time, entonces trato de recolectar y ahorrar todo el dinero, para que eventualmente sí pueda pagar algo así".

El sol del viernes ya se ha escondido en la capital yucateca, y ahora Allie Kiick se sienta sobre el borde de un camino que lleva a la salida del club para repasar cómo ha sido su aplastante triunfo en semifinales ante la sueca Hilda Melander, por 6-0 y 6-1.

"Como soy pequeña de fisico, no voy a ser nunca una jugadora de poder como Serena", explica Kiick, que mide apenas 1,65 pero maneja con solvencia todos los golpes, incluido un saque variado y picante. "Yo debo trabajar con lo que tengo. Y tengo velocidad. Y estoy constantemente pensando en la cancha. Si hay una debilidad de mi rival, la voy a explotar. Antes de cada punto, tengo una jugada en mente para ejecutar".

Allie entrena desde hace cinco años con Harold Solomon, ex número 5 del mundo y constante animador del circuito masculino en los '70 y principios de los '80. Como su pupila, Solomon era pequeño en comparación a sus rivales (medía 1,68). Como Kiick, Harold explotaba sus desplazamientos veloces, su contragolpe y su capacidad de pasar mil pelotas en cada punto. "He aprendido mucho de él. Es como un segundo padre para mí", dice ella.

Kiick es la 25ª estadounidense mejor ubicada en el ranking WTA. En su cortísima carrera lleva ganados dos ITF Pro Circuits de 10 mil dólares. Y solo una vez ha vencido a una rival ubicada entre las primeras 100 del mundo: lo logró ante la española Lara Arruabarrena, por entonces 71ª del escalafón, en la qualy de Miami. Mañana tendrá una nueva chance ante la croata Ajla Tomljanovic, 77ª del circuito femenino.

"Sería grandioso poder ganar el torneo", dice Alexandra. "Este año tuve buenos resultados en este tipo de eventos, pero parece que llego a las semis o a la final y no puedo completar el camino. Quizás éste sea el momento. Ojalá pueda hacerlo".

Es sábado por la noche en Mérida, y Allie Kiick acaba de dar un paso gigantesco en su carrera. Viniendo de atrás, derrotó por segunda vez a una top-100 para asegurarse su primer título en un torneo de 25 mil dólares. Fue 3-6, 7-5 y 6-0. Inesperado. Ante una rival que llegó hasta Yucatán con coach (David Martin, ex entrenador de Sam Stosur) y preparador físico (su padre Ratko).

De 1,80 y notable potencia, Tomljanovic era la gran favorita a quedarse con el título. Pero el tenis vive de estas situaciones singulares, en las que el más fuerte cede ante la supuesta víctima. En este deporte, el Lado B también gana. Aunque luego el festejo sea en soledad. Feo, como dice Allie Kiick.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CANCÚN -- José Higueras no hace un mínimo esfuerzo por maquillar sus palabras para que suenen mejor. A sus 60 años, el español dice las cosas de manera directa. Contundente. En 2008 el ex 6 de mundo asumió el cargo de Director de Coaching de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA). Y desde ese entonces ha trabajado en busca de cambiar estilo de juego, hábitos y mentalidad tanto de los jugadores como de los entrenadores estadounidenses. Con un único objetivo: regresar al tenis de ese país a los primeros planos. Volverlo a acoplar con el resto del mundo. ¿Soñar con ser de nuevo potencia?

José Higueras
Jorge Reyes / FMT, ITFJosé Higueras, Director de Coaching de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos.
Para el ex entrenador de Chang, Courier, Sampras y Federer, ello no ocurrirá en un futuro cercano. Ésta es su cruda verdad: el nivel de coaches en los Estados Unidos es pobre; los tenistas pueden pegarle bien a la pelota, pero no saben jugar; y falta hambre. Un diagnóstico brutal, que llega directo de una de las dos máximas cabezas de la USTA en el alto rendimiento apenas se abre el diálogo, durante la pasada Conferencia Mundial de Entrenadores.

- ¿Qué balance hace hasta ahora sobre su trabajo en la USTA, y cuál es el estado de situación del tenis en los Estados Unidos?
- Este es un proyecto a largo plazo. Yo no sé si voy a ver el final. No lo creo, porque hay muy poca estructura, el nivel de entrenadores es bastante bajo en general. Tenemos algunos buenos coaches, pero la cultura tenística no es muy buena. Todo esto va a tener bastantes años para ir solucionándose. Poco a poco estamos sentando las bases. En cuestión de jugadores, las mujeres van muy bien, tenemos muchas jugadoras que juegan muy bien, a todas las edades. Con los hombres tenemos bastante más problemas. El nivel de competitividad no es idóneo en los hombres. También creo que no llegan tan buenos atletas, como sí ocurre con las mujeres.

- Estados Unidos siempre fue una potencia. Pero el diagnóstico no es bueno. ¿Por qué piensa que se ha llegado a esta situación?
- No lo sé exactamente. Creo que la sociedad ha cambiado mucho. El sistema de clubes está desapareciendo. Para los niños es más difícil jugar. Pero la razón por la cual nos hemos quedado atrás a nivel de coaching no la tengo clara. Recorriendo el país y viendo el nivel que hay de entrenadores, realmente... Es fácil tener una excusa o echarle la culpa a alguien. No podemos echarle la culpa a los niños siempre. En algún momento los adultos tienen que tomar responsabilidad. Y creo que los adultos son los entrenadores. Hemos empezado un programa de "coaching education" dentro de la USTA. Pero una vez más, es un proceso largo. Un buen coach no se hace en uno o dos años.

- Usted ha reclutado coaches extranjeros. ¿Cómo ha sido la aceptación, por parte del tenis estadounidense, a que venga alguien de afuera a marcar el camino?
- Tenemos un español, varios argentinos, un brasileño. Y la razón por la que decidí traerlos, además de que son buenos entrenadores, es porque la forma de ver el tenis (de ellos) es un poco diferente. El tenis se ha estandarizado mucho en todo el mundo. Ya no se juega como se jugaba hace treinta años, que se jugaba diferente en cancha rápida y en tierra. Ahora la velocidad de la pelota es casi igual en todos lados. Creo que en lo que aquí nos quedamos bastante atrasados es en movilidad y balance, y selección de tiros, que es lo que se aprende más en los países latinos, con formación en tierra (polvo de ladrillo). Obviamente siempre hay gente que dice: ¿y por qué traes gente de afuera? Y, porque son buenos. Y aquí no estamos tan bien. Y creo que es sano, porque son ideas un poquito diferentes. Formas distintas de llevar al jugador. En general los entrenadores que vienen de Europa o de Sudamérica son más duros, en el buen sentido. No abusivos, pero más directos. Aquí todavía se le da mucha flexibilidad al jugador.

- Cuando habla de un nivel de competitividad no idóneo, ¿a qué se refiere?
- Aquí tenemos una ventaja, que si no es bien llevada se convierte en una desventaja, que es el college (tenis universitario). El college para nosotros debería ser un vehículo increíble, siempre y cuando los niños, cuando van a la universidad, sigan desarrollándose como tenistas. Pero hay muy pocos que lo hacen. Entonces perdemos muchos jugadores que juegan bastante bien. Si a los 21 años terminan la universidad con la idea de ser profesionales, pero no se han desarrollado, salen atrasadísimos. Juegan un año, o seis meses, y lo dejan. Esa es una parte. Y la otra parte es la comodidad. Porque vives en un país donde se vive muy bien, pues la gente se acomoda bastante y falta un poco de espíritu de competencia. A mí me sorprende que los jugadores nuestros no salen a jugar afuera. Ahora estamos empezando a sacarlos, porque el tenis es un deporte internacional, y se aprende jugando con la gente de otros países, y viajando. Es la vida que elegimos.

José Higueras
Jorge Reyes / FMT, ITFHigueras disertando en Cancún

- Con respecto a lo que ocurre en college, ¿qué está haciendo la USTA para intervenir en la formación de los jugadores?
- Estamos trabajando. Hemos puesto un entrenador nacional que solo se encarga de eso. Ya tenemos un equipo de ocho o diez jugadores de college con los que trabajamos todo el verano. Pero muy despacio. El país es tan grande. Tenemos recursos, pero tampoco tantos para lo grande que es el país. Es una vía que es importantísima, siempre y cuando tengamos un buen número de escuelas (universidades) que hagan realmente un buen trabajo en el desarrollo del jugador.

- Usted y Patrick McEnroe (Director de Desarrollo de la USTA) establecieron una postura "filosófica" en relación a que los tenistas estadounidenses deben jugar como se juega en el resto del mundo. Jugando más de fondo. Sabiendo defender mejor. ¿Esa es ya una batalla interna ganada, o aún no?
- No es fácil, porque las circunstancias a veces promueven otras cosas. Por ejemplo, aquí en Estados Unidos la mayoría de las veces se juega en cemento. Y se juega en cemento rápido. Eso te limita al tratar de hacer las cosas que hace la gente que juega bien. Porque no tienes tiempo. Hay muy poca tierra (arcilla), cosa que no ayuda a lo que estamos hablando. Entonces, en California, de donde han salido históricamente muchos jugadores, ahora tenemos muy pocos, inclusive pequeños. Y no se trata de cambiar la forma de jugar, sino de aprender a adaptarte a las situaciones. Si el juego se hace lento, no te queda más remedio que aprender a jugar de atrás. Pero no es una pelea. Creo que poco a poco la gente va entendiendo el proceso.

- ¿Pero el tenis estadounidense ha abrazado esta idea de juego o no?
- Pues no les queda más remedio. Por ejemplo, tienes un jugador como John Isner. Él es uno de los mejores sacadores del mundo. Pero con un buen saque solamente, no tienes chance de ganar un Grand Slam. Tienes que tener algo más que pueda arropar al saque. Él trabaja bien y quiere mejorar. A mí me gusta la mentalidad americana porque es ofensiva, y a mí me gusta el tenis ofensivo. Pero tienes que ser ofensivo de una forma ordenada, y dejando que la superficie te ayude a jugar con las armas que tienes. No puedes jugar en contra de la superficie, porque pierdes. Hay alguna gente que vive todavía treinta años atrás. Los chicos nuestros en general, no tienen peores reveses, o peores derechas o saques que el resto del mundo. Pero juegan mucho peor. Juegan peor porque se mueven peor, el balance es peor. Y todo esto va dictado con la selección de tiros. Tienen mucho menos entendimiento de cómo se juega. Entonces esto es lo que poco a poco vamos a plantar.

- ¿Cree que en algún momento se regresará a una situación como la de antes, con Estados Unidos o Australia como potencias?
-No. El tenis es un deporte internacional. Todos los países, de una forma u otra, están poniendo bastantes recursos en los programas de desarrollo. Entonces sería iluso pensar que Estados Unidos o Australia... Lo que sería inexcusable es que países como Estados Unidos y Australia no tengan una presencia importante en el deporte. Pero de eso a decir que estos países van a tener cincuenta jugadores entre los primeros del mundo, olvídalo, porque la competencia es increíble. Yo creo que en unos años China va a ser un factor importante. Y países como Croacia, Argentina, en todos hay buenos profesores, hay buenos atletas. Y un poco la desventaja, una vez más, en Estados Unidos, es que hay muchas opciones entre los hombres. Para las mujeres, hay dos opciones para ser deportista profesional y ganar dinero: golf y tenis. Entonces nos llegan bastantes más niñas que son buenas atletas. Con los hombres tienes el futbol americano, el futbol nuestro, beisbol, baloncesto. Se nos pierden muchos atletas. Pero yo creo que es cuestión de tiempo. No tiene mucho secreto. Hay que trabajar ordenadamente, bien. Tener un proyecto que es viable y acorde a cómo se juega al tenis. Y seguir con los avances a mediano y largo tiempo.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Rafael NadalGetty
CANCÚN -- La anécdota, cuenta Jim Loehr, tiene como protagonista a una ex número uno del mundo. Y sirve para explicar los intrincados caminos de la mente del tenista. "Esta persona llegó a mí en un momento muy complicado de su carrera", narra el psicólogo más famoso y de alto perfil en la historia del tenis. "Entonces yo le dije: Mi trabajo es que todo tu esfuerzo sea para el objetivo correcto. Y yo creo que, para ti, el objetivo correcto no es ser número uno. Te aseguro que llegarás allí y te sentirás vacía. Entonces ella lo pensó toda una noche, y al día siguiente volvimos a trabajar y me dijo: quiero ser "Sunshine". Eso es lo que quiero ser. Quiero ser luminosa para todos aquellos que me vean jugar. Y entonces su mundo completo cambió cuando encontró el objetivo correcto".

En su extensa carrera como psicólogo especializado en deportes, Loehr trabajó con Monica Seles (la de la anécdota, aunque él no la haya nombrado), Andre Agassi ("cuando llegó a ser 141º del mundo, estaba torturado porque sentía la presión de que su identidad fuera solo ganar y tener un buen ranking. Entonces se alejó de todos, menos de Gil Reyes. Y se reprogramó identificando el objetivo correcto"), y decenas de tenistas top que lo encumbraron. Loehr también asistió a Gabriela Sabatini justo antes de su triunfo en el Abierto de los Estados Unidos '90. Y esa historia de suceso fue portada de la revista World Tennis, bajo el título "Look at Gaby now".

Ahora Loehr tiene su propio instituto de investigación, es expositor destacado (como ocurrió en la Conferencia Mundial de Entrenadores de Tenis, que se realizó en México a principios de noviembre), pero sigue mostrando pasión por el tenis. "No sé si lo recuerdas, pero cuando era junior Roger Federer solía tener mal carácter en la cancha. Pero cambió, porque en un momento él encontró su mejor coach interno posible: su propia voz interior. Pero a esa voz hay que descubrirla, conocerla y entrenarla", explica el psicólogo, enfocando el discurso en su concepto más poderoso: la voz interior que debe guiar al jugador a buscar sus éxitos. Y que encuentra en Rafael Nadal, el número uno del mundo, al mejor ejemplo.

-¿Y cómo la definiría a esa voz interna?

-Lo más importante que puedes hacer desde una posición de especialista es ayudar al jugador a desarrollar la capacidad de ser su mejor coach interno. Esa voz privada es la más poderosa herramienta que uno puede tener. Destapamos nuestra fortaleza mental en el momento más crítico, en un momento de crisis. Y es esa voz interna la que en ese momento dirá lo que un coach le diría en ese instante particular al jugador. Lo más importante es crear esa historia, esa voz interna. Si no te gusta el cerebro que tienes, no lo alimentes. Hay que poner la energía en crear algo nuevo. Y en esa construcción, son importantes los rituales para cambiar esa voz interna.

-¿Cuál es ahora su relación con el tenis?

-He estado alrededor por un largo tiempo. Aún trabajo con algunos de los mejores jugadores del mundo, y tengo un centro de investigaciones en Orlando donde constantemente hacemos estudios sobre los aspectos mentales del juego. La enseñanza sobre la posibilidad de desarrollar una poderosa y positiva voz interna siento que ha sido una contribución importante. Para algunos competidores, es algo que les cambia la vida.

Jim Loehr
Jorge Reyes/FMT-ITFJim Loehr disertando en Cancún
-¿Cuánto cambió el tenis en la parte mental desde que usted comenzó a trabajar en esto, hace más de treinta años?

-Cuando empecé, yo fui la primera persona en empezar a prestarle atención a lo que ocurría entre punto y punto. Antes se pensaba que ése era tiempo perdido. Cerca de un 70 por ciento del tiempo de un partido ocurre entre punto y punto. Entonces comencé a ver qué hacían los jugadores top en ese tiempo, en comparación con lo que hacía el resto. Y entendimos que la fortaleza mental es mucho más visible entre puntos que durante el punto. Y al entrenar lo que debíamos hacer en esos momentos, podíamos convertir al jugador en alguien más competitivo.

-¿Y en qué consiste ese trabajo entre punto y punto?

-Es prestarle atención a los rituales, el picar la pelota, el no mirar alrededor y enfocarte en lo que viene, bajar el ritmo cardiaco. Usar todo eso en lo que llamamos una recuperación estratégica. Eso fue un gran avance, y desde entonces casi todos los tenistas se preocupan por estos pequeños detalles. Y usar a los mejores jugadores del mundo como modelos es una buena estrategia. Ahora todos trabajan en estos aspectos del tenis que aportan a fortalecer y enfocar mentalmente al jugador.

-¿Se necesita un proceso de convencimiento del jugador para que abrace este tipo de técnicas?

-Muchos jugadores, años atrás, aprendían todo esto por propia cuenta. Y sospechaban sobre quienes decíamos que esto podía ser entrenado, trabajado. Pero ha sido una evolución gradual. Ahora en el tenis, como en el golf, todos tienen a una persona especializada en esto. Yo creo que hoy hay pocos jugadores ya que no se dan cuenta que el lado mental del tenis es enorme. Es uno de los deportes más demandantes del mundo desde una perspectiva mental.

-¿Y cómo se aplica el concepto de "voz interior" que usted trabaja?

-Lo que estás pensando durante el juego es lo que puede hacer la diferencia. Antes solían pensar que solo había aire moviéndose dentro de sus cabezas, pero ahora se dan cuenta cómo es el cerebro competitivo. Cómo piensas, cómo te hablas a ti mismo, tiene un enorme impacto en el intento por alcanzar tu máximo potencial. No es solo aire. Hay algo que está pasando y que es crítico para el resultado final. Esto se aplica a todos los aspectos de la vida, pero el deporte es un excelente laboratorio para trabajarlo y demostrarlo.

-Usted dijo que también trabaja con militares. ¿Existen similitudes entre el militar y el tenista?

-En ambas áreas necesitas personas muy duras, muy fuertes, que puedan manejar el stress. Y lo que yo encontré es la importancia del propósito: si encuentras el propósito correcto, tú lucharás por lo que sea. Sin un propósito, el caos reinará, en especial bajo situaciones de presión. Entonces lo primero y más importante es tratar de responder a la pregunta: "¿Por qué? ¿Por qué haces esto?" Si no tienes un propósito noble, un propósito que es más grande que tú mismo, algo que hará mejor al resto, entonces probablemente será difícil luchar hasta las instancias finales. Esto aplica a los militares, a los atletas, a las personas de negocios.

-Uno de sus sucesos fue su trabajo con Gabriela Sabatini. ¿Qué recuerda de ella?

-Gabriela es un ejemplo fantástico. Ella quería lograr algo con tanto deseo, que aceptó entrenar de una manera diferente. Y ella cumplió ese sueño al ganar el US Open '90. Curiosamente no estaba un gran momento de su carrera. Pero haber trabajado de una forma nueva durante seis meses, y poner el acento en todo lo que hemos hablado, tuvo su recompensa. Carlos Kirmayr también tuvo un enorme efecto para que ella pudiera creer en sí misma. Cambió su ambiente. Cambió internamente. Y su vida cambió.

-Ahora el tenis masculino vive una época de oro con Nadal, Djokovic, Federer y Murray. ¿Hay algo de ellos que lo sorprenda particularmente?

-Lo que ves con ellos cuatro es que son completos. Tienen el cerebro, el estado físico, la mecánica. Tienen el paquete completo. Todo eso fue adquirido por cada uno. Son atletas extraordinarios, pero nada de eso fue su standard. Ellos hicieron sus propios "upgrades", subiendo de nivel. Hay que darles ese reconocimiento, y deberían ser el ejemplo de lo que se puede llegar a lograr. Todos ellos continúan mejorando. Si tú ves el desarrollo que ha tenido Rafael Nadal, su habilidad para pasar de ser un gran jugador de clay a hacerlo en canchas duras. Eso debería inspirar a cualquiera. Pensábamos que ya había llegado a ser todo lo bueno que podría, y ahora continúa mejorando. Lo mismo con Djokovic. Y hasta Federer, en el atardecer de su carrera, está tratando de reinventarse, de encontrar nuevas formas de lograr esa pizca que tal vez le permita ganar un Grand Slam más. Esto nos lleva a entender que hay grandeza adentro de todos nosotros, si estamos dispuestos a abrir nuestras puertas y empujar los límites

-Esa fortaleza mental de Nadal, ¿viene desde su nacimiento? ¿Es correcto pensarlo de esa manera?

-No hay nada en los genes que nos otorgue esa fortaleza mental. Esto es algo adquirido y aprendido de los padres, de los coaches, del ambiente en el que vivimos. Entonces la fortaleza de Nadal debe ser atribuida a su familia, a su entrenador, a todas las personas de su equipo. Y obviamente esto es un gran mérito de él. Esto no ocurre porque genéticamente estaba predeterminado. Él lo desarrolló desde una edad muy temprana porque tuvo mentores brillantes que lo ayudaron a desarrollar esa voz interior que es el más poderoso recurso que se puede tener. Él es el ejemplo vivo de eso que yo hablo.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO