Vin Scully seguirá con Dodgers en 2015

FECHA
29/07
2014
por Rodrigo Azurmendi | ESPNDeportes.com
LOS ÁNGELES -- Los Angeles Dodgers anunciaron el martes que Vin Scully continuará siendo su narrador durante la temporada 2015.

La franquicia le comunicó la noticia a su afición con un video en las pantallas gigantes del estadio en la segunda entrada del partido ante los Atlanta Braves. En el mismo, Hyun-Jin Ryu lo expresó en coreano, Yasiel Puig en español y finalmente, Justin Turner (oriundo del sur de California) lo hizo en inglés.

La próxima será la temporada número 66 de Scully como la voz de los blanquiazules, y la noticia fue recibida con aplausos de parte de todo el Chávez Ravine, incluyendo los umpires y los jugadores visitantes. Mediante un comunicado, el narrador explicó sus razones para continuar.

"Es muy difícil decir adiós", dijo. "Si Dios quiere estaré de vuelta el año que viene. A lo largo de los años he sido bendecido de tener tantos amigos, incluyendo los que se sientan en las gradas y también los que están en casa, que miran y escuchan. Es muy difícil decirles adiós a esos amigos. Llegará el momento en el que tendré que decir adiós, pero lo medité y este no es el momento".

Stan Kasten no ocultó su felicidad.

"Obviamente no estoy solo al decir que estoy emocionado de que Vin regrese a la cabina en 2015", aseguró el presidente de los Dodgers. "Nuestros fanáticos se merecen lo mejor y su voz, conocimiento, experiencia y pasión por narrar el béisbol de los Dodgers es [incomparable]".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CINCINNATI -- El torpedero de Los Angeles Dodgers, Hanley Ramírez fue retirado de la alineación este miércoles debido a que sufre de una irritación en la articulación del hombro derecho, según informó el equipo poco antes de su partido ante los Rojos de Cincinnati.

Ramirez
Ramírez
Ramírez ha tenido problemas con su hombro derecho antes. Se perdió varios partidos la temporada pasada después que se lastimar su hombro cuando perseguía a un elevado a las gradas en el Wrigley Field.

Recibió tratamiento en su hombro antes del partido del miércoles y tomó prácticas de bateo con sus compañeros de equipo en el campo.

El campocorto batea para .256 con 10 jonrones. Fue sustituido por Miguel Rojas. Ramírez, quien se perdió 76 juegos con problemas en su pulgar el año pasado, ha jugado en 62 de los 66 juegos de los Dodgers esta temporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Una vez más, junio se percibe como un mes fatídico para los Dodgers de Los Angeles.

El año pasado fue la amenaza para el manager Don Mattingly de ser despedido, un equipo que se debate y queja de que Mattingly no ha estado jugando con la suficiente garra que los haga destacar en el mes previo a la pausa del Juego de Estrellas.

Este año, Mattingly se ha cuestionado cómo se unieron los Dodgers y ser el equipo que se ha mantenido en la línea de los .500. El común denominador son las lesiones: al comenzar la serie de cuatro juegos en el primer día con Cincinnati, los Dodgers podrían estar sin la presencia de cuatro jugadores de posición por al menos una parte de la serie: el tercera base, Juan Uribe; el segunda base, Dee Gordon; el receptor A.J. Ellis y el candidato al JMV, Yasiel Puig. Es complicado mantener la unión cuando la mitad de tus hombres de posición no estarán en el campo.

No es que los Rojos -- otro equipo decepcionante -- vayan a sentir pena por los Dodgers. Han planeado que no contarán con su primera base y calibre de JMV, Joey Votto por 20 juegos. Además de que han tenido problemas en anotar carreras. Incluso después de anotar 10 en un par de victoria sobre el último lugar, los Filis de Filadelfia, están en camino de anotar 581 carrera, su cifra más baja desde 1982.

Tanto Votto como Mat Latos figuran para regresar antes y los Rojos esperan hacer carreras que lo ponga de vuelta como contendientes.

Por supuesto, lo Dodgers también lo esperan. La dferencia entre 2013 y 2014 son el equipo de los Gigantes de San Francisco que no muestran señales de que vayan a decaerse. Los Dodgers están dos juegos arriba del .500 y a nueve y medio juegos detrás de los Gigantes, quienes han hecho fácil el gigantesco liderato en la división del béisbol. El año pasado, después de 64 juegos, los Dodgers estaban ocho juegos abajo del .500, pero solo a siete y medio juegos atrás.

¿Podrá el equipo de los Dodgers finalmente despegar, como lo empezaron a hacer el 22 de junio la temporada pasada? Está empezando a perecer que necesitarán una acusación seria para asustar a los Gigantes. De lo contrario, van a tener que tomar sus oportunidades con el comodín, una ruta verdaderamente peligrosa ahora que se ha turnado en un playoff de un juego.

Mostraron algunas buenas señales en Colorado, con los Dodgers llevándose dos de los tres juegos de unos Rockies en caída libre el pasado fin de semana, ganando el domingo sin la presencia de Gordon y Puig, pero con Clayton Kershaw, y un poco de suerte (el juego fue declarado oficial en el sexto inning por la lluvia). En ese juego, Hanley Ramírez conectó un jonrón de 472 pies, el cuarto más largo en las mayores esta temporada. Los Dodgers han visto más de la Ramírez en la era 2011-12 (bateando alrededor de .250) que en la versión 2013(el mejor bateador de la Liga Nacional cuando estaba sano) en lo que va de la temporada, una razón grande por lo que han luchado para mantener la consistencia.

La rotación de los Dodgers le ha ofrecido una razón grande para esperar que Kershaw esté sano y cualquier otro abridor se mantenga enchufado por lo que resta. Dan Haren, quien abre la serie el lunes por la noche, ha mantenido la suficiente consistencia, pero ha sido golpeado fuerte en mayo (4.30 de efectividad) más que en abril (2.30 de efectividad).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yasiel Puig lance del bate DodgersChristian Petersen/Getty ImagesYasiel Puig ya es considerado uno de los mejores lanzadores de bate en Grandes Ligas.
LOS ANGELES -- Uno puede decir que algo se ha convertido en un verdadero fenómeno social alrededor de los Dodgers de Los Angeles cuando Vin Scully comenta sobre ello.

Hace dos temporadas, él descubrió a Twitter. Mientras leía un nuevo mensaje en la red social de Shane Victorino, él dijo, "Los Dodgers recibieron un Twitter y el Twitter lee... O, ¿Cómo se diría, Twit?"

En esta temporada, Scully, de 85 años, en ocasiones, ha volteado su refinada mirada hacia los lances del bate de Yasiel Puig. Cuando Scully comenzó a laborar en las transmisiones de los partidos de los Dodgers hace 64 años, un lance del bate habría involucrado a un superhéroe de DC comics maniobrando para escapar de los esbirros del Guasón, no algo que Jackie Robinson habría hecho antes de correr las bases.

Ahora, a la luz de pioneros de lanzadores de bates tales como Barry Bonds y David Ortiz, es algo que ya está enraizado en el béisbol de Grandes Ligas. Como siempre, Scully se mueve al ritmo de los tiempos. Esa es una de las razones por las que él es tan bueno y tan grande.

Hace una semana atrás, luego que Puig conectara un doble contra la base de la cerca del jardín derecho ante el lanzador de los Piratas de Pittsburgh Gerrit Cole, Scully le pidió a su equipo de trabajo que le dieran hacia atrás a la cina para poder hacer algunos comentarios sobre la estética del lance del bate de Puig.

"Lanza el bate a lo alto, quiero decir, que recibe muchos comentarios por ello, pero la bola no se fue", dijo Scully.

"Wow, ese fue un lance bastante alto. ¿Lo podemos ver nuevamente?", dijo Scully, con algo de temor en su voz. "Si uno quiere realmente aprender como lanzar el bate, quiero decir que aquí está el maestro. Quiero decir, observen su lance. Oh sí, ahí lo tienen. Quiero decir, él pensaba que era cuadrangular, pero definitivamente no fue jonrón. Ya que fue solo un doble, debió haber lanzado el bate con la mitad del esfuerzo".

Puig ha llevado a muchos en torno a los Dodgers a nuevos lugares desde que llegó a las Grandes Ligas hace un año, aniversario que se cumplió el martes. Con gusto ellos se han montado en el carro de la actuación historica que él ha tenido. En ocasiones, ellos tienen problemas para seguirle el rápido paso que él tiene en el terreno, aunque ha bajado en algo el ritmo en áreas donde muchos lo catalogaban de imprudente. Ellos han luchado por mantener la imagen del equipo cuando él ha cometido un error fuera del terreno.

Y ahora, ellos están en una posición de ser la más nueva escuela dentro de la nueva escuela.

Los Dodgers decidieron tomar posición en la frontera de la reforma cultural dentro del béisbol. Luego que Madison Bumgarner de los Gigantes confrontara a Puig cerca del plato el mes pasado por su lento recorrer de las bases, el manager de los Dodgers Don Mattingly dijo esencialmente que los equipos tienen que tomarlo con calma sobre las reglas no escritas del béisbol.

"Los tiempos están cambiando", dijo Mattingly. "No creo que haya vuelta atrás. Esos tiempos quedaron atrás. Los días en los que un chico hacía algo y era castigado, porque todo el mundo lo hace, eso ya no existe".

Todavía hay unas pocas cepas de la vieja escuela que quedan en el camerino y en las oficinas de los coaches de los Dodgers, pero ellos están evolucionando también.

En realidad Puig ha puesto a los lanzadores de los Dodgers en la difícil posición de no poder objetar ninguna muestra de comportamiento considerado fuera de lugar en los otros equipos. Si el "maestro" del lance del bate usa tu mismo uniforme, ¿cómo te vas a molestar por la celebración de otro jugador?

"Personalmente no me gusta cuando me lo hacen a mí, pero uno tiene que pensarlo en dos vías", dijo el veterano de los Dodgers Dan Haren. "Cuando permito un cuadrangular y el pelotero lanza el bate, probablemente va a haber alguien en mi equipo que haga algo similar. Bumgarner se molestó con Puig. Bueno, cada vez que [Angel] Pagán se embasa, hace un tipo de gesto o saludo. Uno tiene que mirar a su propio equipo. Todo el mundo hace algo, así que yo ahora no presto realmente atención a eso cuando estoy lanzando".

Mattingly dijo, "¿Cómo podemos decir algo? ¿Cómo realmente cualquier equipo puede decir algo? No te puedes molestar con el otro equipo cuando alguien en tu mismo equipo lo hace".

Josh Beckett dijo que eso solía molestarle. Y entonces llegó a Boston y jugó con David Ortiz y Manny Ramírez.

"Solíamos echar bromas sobre eso", dijo Beckett. "No nos podíamos encoj& por eso con nadie, porque nosotros teníamos dos de los peores tipos en las liga en cuanto a celebrar jonrones se trataba. Ortiz y Manny se paraban allí a mirar sus cuadrangulares, así que uno termina pensando, los chicos de mi equipo lo hacen, los del otro equipo lo hacen, eso es lo que eso. No puedes pararte allá afuera y, ¿a hacer qué? ¿Golpear a todo el mundo? Yo he aprendido a solo tratar de divertirme".

Como es usual, lentamente el béisbol está permitiéndose a sí mismo tener un poco de más diversión. El ex lanzador de Grandes Ligas Dirk Hayhurst escribió una historia para Deadspin esta semana en la que tildó las reglas no escritas del béisbol como algo "completamente arbitrario".

"Una cosa sería si hubiese consistencia a lo largo del béisbol -- si todo el mundo siguiera las mismas reglas, entonces habría algún peso de facto detrás de ellas", escribió Hayhurst. "Pero en cambio hay 30 equipos diferentes con 30 libros de reglas no escritas".

Esto explicaría por qué un equipo, los Diamondbacks de Arizona en la temporada pasada, se quejaban bastante del comportamiento de Puig, mientras que otros equipos lo dejaban pasar repetidamente. ¿Acaso es realmente tan malo que un jugador pase cinco o seis segundos admirando su batazo? ¿Vale la pena que se le lance un objeto potencialmente letal a su cabeza a 92 mph? Uno de los compañeros de Bumgarner, Tim Hudson, dijo lo que podría ser considerado el mejor comentario sobre todo este asunto.

"Le dio en la madre a la pelota, así que yo habría lanzado el bate también", dijo Hudson.

Los fanáticos de los Dodgers adoran el estilo de Puig y los fanáticos de los contrarios de los Dodgers usualmente lo detestan. Su emoción natural tiene manera de llegar hasta las alturas del estadio y llegar hasta las salas de aquellos que ven los partidos por TV (los pocos que pueden hacerlo en L.A.). Si eso le cae mal a los otros equipos, pues que así sea. El expresarte contra eso, según piensan ellos, solo te va a colocar en el lado contrario del cambio social.

"A los fanáticos les gusta el estilo de los jugadores, les gusta cuando los jugadores tienen personalidad, así que sí es bueno para el juego, pues grandioso", dijo Haren. "Yo estoy totalmente a favor de la mejor experiencia posible para el fanático, porque realmente no habría béisbol sin fanáticos. Así que, sí les gusta, pues que lo sigan haciendo".

Y sin permiso o con él, el Maestro lo va a seguir haciendo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Don Mattingly: 'No somos tan buenos'

FECHA
05/06
2014
por Mark Saxon | ESPNLosAngeles.com
LOS ANGELES -- El martes en la noche, las superestrellas que batearon por los Dodgers de Los Angeles se las arreglaron para anotar una carrera en seis entradas ante un lanzador llamado Héctor Noesí, quien está laborando con su tercer equipo esta temporada, los Medias Blancas de Chicago, y había perdido sus anteriores 14 decisiones en las Grandes Ligas.

Masahiro Tanaka
AP Photo/Alex GallardoLos Dodgers jugaron para 4-6 en está corrida en casa ante tres equipos con marcas por debajo de .500.
El miércoles en la noche, ellos se las arreglaron para conectar apenas dos imparables y anotar una carrera -- a pesar de tres boletos y dos pelotazos -- en 7S entradas ante John Danks, un zurdo de mecánica suave que tiene historial de lesiones, que tuvo su mejor época en sus medianos 20 años y que ha tenido efectividad de 4.69 en las pasadas cuatro campañas.

Al observar esas dos actuaciones, siendo la más reciente de ellas una derrota 2-1 el miércoles en la noche, el manager Don Mattingly se quedó prácticamente sin habla.

Luego del juego, alguien le preguntó cómo había lucido Danks.

"Obviamente, Danks lució muy bien esta noche", dijo.

Alguien le hizo una pregunta de seguimiento al cuestionarle si los bateadores de los Dodgers habían ayudado a Danks al mostrarse impacientes en el plato.

"Él solo fue mejor que nosotros esta noche", dijo.

Así que, alguien le preguntó, ¿acaso el oficial del plato Kerwin Danley jugó un papel importante al tener una zona de strike bien amplia?

"No, yo pienso que él fue mejor que nosotros esta noche".

Luego de otro comentario de "mejor que nosotros", Mattingly finalmente dijo, "Quiero decir, realmente pienso que ustedes deberían hablar con ellos. Estoy cansado de responder a las preguntas, honestamente".

Pero Mattingly si lanzó un dardo adicional, uno con palabrotas, al serle preguntado por el record de 13-19 de los Dodgers como local en el Dodger Stadium.

"Bueno, en casa, en la carretera, lo que sea, yo no sé qué tenga que ver eso con todo", dijo Mattingly. "Básicamente estamos jugando como mie... ----. Nosotros solamente no somos tan buenos".

Los jugadores no parecieron querer meterse demasiado en los comentarios hechos por Mattingly o en sus pensamientos antes del partido de que el equipo parecía carecer de unidad. De hecho, muchos de los jugadores principales no estaban en el camerino cuando los reporteros entraron o no quisieron hablar. Matt Kemp no habló. Adrián González no estuvo en el cuarto por al menos unos 30 minutos. Vaya liderato de equipo.

Para crédito suyo, Hanley Ramírez accedió a hablar.

"No sé qué decir. Yo sigo saliendo allá afuera, luchando, haciendo lo mejor que puedo. Por supuesto que uno se molesta", dijo Ramírez. "No estamos haciendo nada ahora mismo, así que tenemos que comenzar a jugar mejor. Todo el mundo debería estar molesto por la forma en que estamos jugando ahora mismo".

Los Dodgers, jugando contra tres equipos que llegaron aquí con marcas por debajo de los .500, se fueron con record de 4-6 y fueron maniatados a tres carreras o menos en seis ocasiones en esta estancia en casa. Ahora, se encaminan hacia el Coors Field para jugar contra los Rockies de Colorado, uno de los pocos equipos que han jugado peor que ellos, y la pregunta sobre la unidad en el camerino va a seguir colgando sobre este equipo hasta que comiencen a responderla con algunas victorias. Luego que Yasiel Puig conectara un débil elevado en intento de toque en la primera entrada, las cámaras lo pescaron a él y a Kemp discutiendo en el dugout de los Dodgers.

Así que, hasta que tengamos más información, o hasta que este equipo comience a ganar lo suficiente para que a nadie le importe, tendremos que asumir que estos tipos no se caen bien mutuamente o simplemente no pueden trabajar bien juntos. Esa parece ser la conclusión del intento de comunicación de Mattingly antes y después del juego, a través de los medios, con su equipo.

"Eso es justo donde estamos", dijo Scott Van Slyke. "Si estuviesemos perdiendo y jugando de la manera en que se supone que juguemos, creo que la gente lo aceptaría más, pero estamos perdiendo y jugando de la manera en que no se supone que juguemos".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ANGELES -- El cuento de Josh Beckett se trata de un lanzador envejeciente que viene de una dura lesión y que aprendió un nuevo truco que, de forma improbable, le devolvió a estar cerca de los mejores en el deporte.

Durante la primavera, los Dodgers de Los Angeles apenas sabían que esperar. Para finales de abril, ellos estaban bien seguros de que él y su rejuvenecida curva les ayudarían en su rotación. Para finales de mayo, él había lanzado el primer partido sin hits de la presente temporada de Grandes Ligas.

Josh Beckett
Richard Mackson/USA TODAY SportsJosh Beckett dice que es tiempo que los Dodgers comiencen a despuntar antes que sea demasiado tarde.
Aunque él es callado, Beckett es también un recurso, alguien que sabe la diferencia entre ambientes ganadores y perdedores. Beckett tiene dos anillos de Serie Mundial, más que cualquier otro jugador en este camerino. Ha sido un JMV de la Serie Mundial. Y también fue JMV de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Ha sido también parte de un fracaso muy caro y famoso, y se le ha echado la culpa en parte por el mismo. Tiene un buen sentido de cuando es hora de decir Vamos antes de que el botón deje de funcionar.

"Pienso que estamos llegando a ese momento", dijo Beckett. "Debe haber algo como eso construyéndose, ya sea frustración o lo que sea. Tenemos que comenzar a demostrarlo".

Los Dodgers ya han pasado más de un tercio de temporada y no han podido ganar más de tres partidos en fila o perdido más de tres juegos consecutivos. Aunque han ocurrido excitantes actuaciones individuales a lo largo del camino, su juego colectivo solo provoca bostezos. Quizás sea mejor que el 63 por ciento de Los Angeles no pueda ver los partidos por televisión. Probablemente la mayoría de las personas cambien el canal en las noches comoquiera.

El equipo con la mayor nómina en todo el béisbol tiene marca de dos juegos por encima de los .500, algo que parece ser permanente para ellos, y se encuentran a 7½ juegos del primer lugar, lo que es un nuevo mínimo para ellos.

Beckett, viniendo de su partido sin hits, no tuvo la misma efectividad en sus pitcheos y fue vigilado bien de cerca tras haber hecho 128 lanzamientos hace apenas cuatro días, por lo que fue sacado tras lanzar apenas cinco entradas el viernes en la noche, dejando a los Dodgers con un déficit de dos carreras que nunca pudieron superar y perdiendo 2-1 ante los Piratas de Pittsburgh.

El cambio de Francisco Liriano, combinado con la cavernosa zona de strike del árbitro Paul Nauert, mantuvo a los Dodgers sin poder batear bien toda la noche. Se poncharon 12 veces en una noche frustrante en la caja de bateo. No es que no hayan encontrado su ritmo, es que no han podido mantenerlo.

"No creo que sea solo yo. Pienso que todos estamos frustrados por no poder mantenerlo", dijo el manager Don Mattingly.

Hanley Ramírez es otro asunto. Ha mostrado señales de estar saliendo de su mala racha que lleva toda la temporada  incluyendo un doble y un sencillo remolcador de carrera el viernes  pero no ha podido mantenerse por un par de semanas. Para Mattingly, la suerte de Ramírez (o la falta de ella) es reflejo de la de los Dodgers, y probablemente eso no sea una coincidencia.

"Realmente él no ha podido mantenerse, ni nosotros tampoco", dijo Mattingly.

El asunto más grande, por el momento, es qué hacer con Matt Kemp. Los Dodgers lo sacaron del jardín central porque no estaban contentos con su defensiva. Se abrió un puesto cinco días más tarde cuando Carl Crawford se lastimó su tobillo izquierdo, pero Kemp no ha podido tampoco establecerse allí y quedarse con el puesto. No ha logrado hits en sus últimos 20 turnos con siete ponches. Mattingly dijo que estaba considerando no iniciar con Kemp en el jardín izquierdo el sábado en la noche.

Eso ayuda a crear más drama en uno de los frentes, pero en general este espectáculo de los Dodgers ha sido un fiasco formulista.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Gonzalez
González
LOS ÁNGELES  En una semana llena de tumultos que incluyó lesiones (Carl Crawford y Chris Withrow), drama (nuevo puesto de Matt Kemp) y un no-hitter, Dodgers de Los Ángeles finalmente encontraron un poco de tranquilidad.

Sin malas noticias por reportar, el acontecimiento de la fecha fue la decisión de Don Mattingly de darle descanso a Adrián González parael duelo del viernes ante los Piratas de Pittsburgh.

"Es solo un día libre", dijo el mánager. "Es algo que estuvimos charlando durante cuatro o cinco días. Siento que está un poco cansado. Estaba bateando bien los primeros dos juegos de la serie [ante Cincinatti] y lo dejamos seguir".

El mexicano será reemplazado en la primera base por Scott Van Slyke, quien bateará sexto ante el zurdo Francisco Liriano.

"Con Adrián es difícil porque siempre lo quieres en la alineación", dijo Mattingly. "Es fácil escribir su nombre, siempre quiere jugar y se ha mantenido saludable. Algo que vimos el año pasado es que queríamos darle algunos días de descanso más".

El timonel habló de la importancia de mantener a sus estrellas, particularmente a los veteranos, lo más frescos posibles. González tiene 32 años recién cumplidos.

"Queremos mantenerlo fuerte", repitió. "Se está poniendo un poco más viejo pero no es anciano. Sentimos que un par de días libres más a lo largo de la temporada lo puede ayudar".

El inicialista batea .265 con 12 jonrones y 36 carreras impulsadas en lo que va de la temporada, pero su promedio de bateo en mayo es de .214.

"Esos días libres lo ayudan a ser más productivo que dejarlo y dejarlo en la alineación", opinó Mattingly. "Él está bien. Solo está cansado".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Puig
Puig
Ramirez
Ramírez
NUEVA YORK -- A Hanley Ramírez le hubiese gustado haber tenido algún tipo de una presencia veterana cuando debutó con los Marlins de Miami en el 2006 que ahora ayuda mantener el camerino de los Dodgers de Los Ángeles.

El actual plantel de los Dodgers básicamente esta completamente compuesto de veteranos, una gran ventaja para el desarrollo del cubano Yasiel Puig, que cumplirá su primer año en las Grandes Ligas el próximo 3 de junio, y los otros prospectos que esperan por su oportunidad de llegar a la gran carpa.

Con todo el gusto del mundo, Ramírez acepta esa responsabilidad de servir como un mentor para Puig, quien ha tenido que ser aconsejado varías veces desde su debut.

Ramírez indicó como la mayoría del talento del roster de los Marlins no tenía esa presencia de veteranos para enseñarle a los jóvenes la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto.

"Me hubiera gustado alguien así mismo que me diga las cosas, lo que debes hacer. Cuando hago algo mal, venir a donde ti mismo y que te diga, 'Oye estas haciendo esto mal'", señaló el campo corto dominicano de los Dodgers en un aparte con ESPNDeportes.com antes del inicio del tercer y último partido de la serie contra los Mets de Nueva York el jueves.

"Así es que tú aprendes. Yasiel aprecia eso cuando tú vas donde él y le dices, 'Oye estas haciendo eso mal' porque ni a mí ni a él le gusta cuando si tú haces algo mal, (que) la gente se ponga hablar. Es mejor cuando tú vas a donde él mismo y él dice, 'Si es verdad' y no lo vuelve hacer más".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


NUEVA YORK -- El antesalista Juan Uribe tuvo que ser colocado en la lista de lesionados el miércoles tras haber sufrido una distensión en el tendón de la corva de su pierna derecha mientras iba corriendo por las bases en la novena entrada después de un doble remolcador que había pegado en Citi Field la noche anterior.

Uribe
Uribe
Uribe, quien estará fuera de acción por 15 días, anteriormente había lidiado con un dolor en el mismo tendón de la corva, perdiéndose cinco partidos durante el tramo del 9 de mayo hasta el 13 de mayo.

El veterano de Palenque, que había renovado su contrato por dos años, $14 millones en diciembre, estaba bateando .303 con cuatro jonrones y 18 carreras impulsadas en 40 partidos.

En su ausencia el manager Don Mattingly colocó al utility Justin Turner en la alineación como su tercera base titular para el segundo encuentro de esta serie de tres partidos.

La opción lógica para tomar el puesto de Uribe en el plantel hubiese sido el cubano Alex Guerrero, quien se estaba aprovechando de los lanzadores durante su estadía con el sucursal de Triple A de Los Angeles en Albuquerque.

Allí el cubano, que firmo con los Dodgers en octubre, esta empatado por el liderato de bateo con un promedio de .376 con 10 jonrones y 29 carreras impulsada. Sin embargo, perdió la oportunidad de debutar en las Grandes Ligas después de estar involucrado en una pelea dentro del dugout durante el partido del martes con su compañero y receptor veterano dominicano Miguel Olivo en cual Olivo le mordió una parte de la oreja.

Los Dodgers entonces decidieron promover al campo corto cubano Erisbel Arruebarrena del sucursal de Doble A en Chattanooga.

Arruebarrena llegó a la gran carpa después de haber firmado el pasado 22 de febrero pero estuvo en la banca.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Uribe
Uribe
LOS ÁNGELES -- Don Mattingly prácticamente descartó la posibilidad de que Juan Uribe tenga que pasar por la lista de discapacitados.

El mánager de Dodgers de Los Ángeles no incluyó al tercera base dominicano en la alineación del lunes contra los Marlins de Miami, pero sí aclaró que podría ser de la partida.

"Juan está bien, va a hacer la práctica de bateo con nosotros", dijo el estratega. "En este momento Juan está disponible y en distintos roles. No DL".

El tercera base sufre un problema en el tendón de la corva de su pierna izquierda. Mattingly habló de lo que extrañan cuando no está en el diamante.

"Su defensa en tercera base es mejor que la de casi todos", apuntó. "Quizás sea el mejor en los rankings. También es alguien que ha sido consistente ofensivamente. Lo extrañamos mucho".

Mattingly agregó que podría estar en el terreno en algún momento.

"Tomará roletas y hará toques", contó. "Stan [Conte, el médico del equipo] está bastante más confiado que hace unos días. Lo que sea que tiene no creemos que sea para 15 días. Podremos usarlo y aunque esté en el banco un par de días nos puede ayudar de otras maneras".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Puig Bumgarner cuadrangularAP Photo/Danny MoloshokYasiel Puig le contestó de forma airada a Madison Bumgarner tras el jonrón del toletero en la 6ª.
LOS ANGELES -- Las cosas podrían ponerse un poco calientes este fin de semana.

Los Dodgers de Los Angeles estaban un poco alterados tras su derrota 3-1 ante los Gigantes de San Francisco el viernes en la noche, particularmente luego que el as Madison Bumgarner comenzara a gritarle a Yasiel Puig mientras cruzaba el plato tras conectar un cuadrangular. Los Gigantes probablemente no estaban muy contentos tampoco luego que uno de sus mejores jugadores, Brandon Belt, sufriera una lesión en el pulgar izquierdo tras ser golpeado por un lanzamiento.

Coloquen todo en una licuadora emocional, añadan las horas tempranas de inicio, y no hay manera de saber lo que pueda suceder en los próximos dos días. Por supuesto, lo que los Dodgers realmente necesitan es algunas carreras y una victoria. Llevan marca de 2-6 ante los Gigantes en esta temporada, y están en medio de una mala racha ofensiva bastante colorida: dos carreras en sus últimas 27 entradas.

Incluso Puig, quien afirmó estar desconcertado por lo que le molestó a Bumgarner, admitió que la frustración principal es no poder vencer a los Gigantes.

Hemos jugado muchos partidos contra ellos y no hemos podido ganar muchos de ellos, así que se pueden imaginar, dijo.

A Bumgarner aparentemente no le gustó el hecho de que Puig lanzó su bate y se tomó su tiempo para correr las bases tras su cuadrangular en la sexta entrada, aunque Bumgarner reclamó luego del partido que estaba felicitando a Puig por su buen swing, al decir, No entiendo porque todo el mundo se enloqueció. Eso fue impresionante.

El manager de Bumgarner, Bruce Bochy, pareció un poco más serio al discutir la cuestión del exhibicionismo y la percepción de exhibicionismo en el juego moderno.

Pienso que todos sabemos lo que lo causa, dijo Bochy. Como cualquier competidor, estos tipos se molestan en ocasiones cuando piensan que les restriegan el triunfo en la cara. Eso es parte de nuestro juego. Los lanzamientos del bate y todo esto, muchos lanzadores se molestan.

Para los Dodgers, esto fue algo estándar. Ellos han recorrido este camino antes, teniendo que pelear con los Diamondbacks de Arizona luego que el lanzador Ian Kennedy rozara la nariz de Puig con una recta de 92 mph la pasada temporada. Puig había lanzado su bate con un boleto anteriormente, así que, ¿porqué no celebrar un cuadrangular majestuoso hacia el jardín central?

Pug Mattingly expulsión
Matthew Emmons/USA TODAY SportsDon Mattingly fue expulsado de juego tras el incidente entre Puig y Bumgarner.
Yo no sé si él se ofendió cuando se lanzó el bate o qué pasó, pero pienso que la mayoría de nosotros ha llegado a aceptarlo. De hecho, él lanza el bate también cuando es out, dijo el lanzador de los Dodgers Paul Maholm. No creo que él haya estado restregándoselo en la cara. Él solo bajo su cabeza y comenzó a correr.

Por su parte, Maholm dijo que sintió remordimiento de haber fallado su localización por unos dos pies, y haberle fracturado el pulgar a Belt en la segunda entrada. Belt lideró a los Gigantes en OPS la pasada temporada y había tenido un excelente inicio de campaña, con nueve cuadrangulares.

Como es usual, Puig fue el pararrayos. Dijo que no podía entender lo que Bumgarner le estaba gritando y que estaba sorprendido al ver que el lanzador se le acercó por la línea de tercera base a medida que se iba aproximando al plato. Puig dio un paso hacia Bumgarner, pero el árbitro del plato Will Little intervino y Puig acogió el consejo de Buster Posey de dejar las cosas así y caminar hacia el dugout.

Sin embargo, el manager de los Dodgers Don Mattingly, no se aplacó con la misma facilidad. Estuvo criticando toda la noche a Little por lo que consideraba una zona generosa de strike, particularmente por encima del cinturón, y cuando Bumgarner acosó a su bateador más caliente, eso sacó de sus casillas a Mattingly. Le siguió gritando a Little, siendo eventualmente expulsado de juego por primera vez en esta temporada.

En este punto, no voy a permitir que nadie le grite a Yasiel, dijo Mattingly. El árbitro tiene que salir allá afuera y hacer algo. No puede permitir cosas así.

En ocasiones, Mattingly ha admitido que se ha quedado algo perplejo por las payasadas de los bateadores tras haber conectado un cuadrangular, pero dijo que ve la reacción de Bumgarner como una doble moral, porque, según él, alguno de los jugadores de los Gigantes suelen tener reacciones extravagantes luego de grandes hits.

Yo no estoy seguro, porque lo observé. Se la bateó, lanzó el bate y corrió, dijo Mattingly. No estoy seguro de sus razones para sentirse molesto. Uno ve a los chicos haciendo esto todos los días.

Los equipos podrían estar toda la noche discutiendo los modales que se deben observar en un partido, pero a los Dodgers les serviría más el averiguar lo que les están haciendo los lanzadores de los Gigantes -- sin mencionar los reportes de escuchas de los Gigantes. Adrián González y Hanley Ramírez han sido maniatados en los primeros dos juegos de esta serie en parte por el posicionamiento de los jugadores del cuadro de los Gigantes. González conectó hacia una formación defensive en tres ocasiones el jueves en la noche y el intermedista Brandon Hicks estaba parado en el lado del campocorto de la base cuando Ramírez conectó un rodado duro hacia él en la quinta entrada del partido del viernes.

Los Dodgers no parece poder conseguir un hit clave ante el equipo que quieren vencer tan malamente.

Tengo mucha confianza en que lo vamos a poder lograr", dijo Mattingly. "No lo hemos podido hacer todavía, pero sé que estos chicos van a poder batear".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO