Johnny ManzielAP PhotoJohnny Manziel ha dado los pasos correctos para limpiar su imagen, pero hay trabajo pendiente.
MÉXICO -- Finalmente, parece que Johnny Manziel lo está entendiendo.

El recluta de primera ronda del 2014 de los Cleveland Browns está empezando a comprender que existen diferencias significativas entre lo que se requiere para tener éxito a nivel universitario y tener éxito a nivel profesional.

En Texas A&M, a Manziel le bastó ser un jugador dinámico, carismático, y presentarse a jugar con su inmenso talento sábado a sábado para ganarse un lugar como uno de los mejores mariscales de campo en la historia del juego, como lo puede atestiguar el hecho de haberse convertido en el primer freshman en adjudicarse el Trofeo Heisman.

Para triunfar en la NFL, se necesita un nivel de disciplina y trabajo que Manziel no conocía --que ni siquiera imaginó-- cuando arribó por primera vez a las instalaciones de Berea.

Más vale tarde que nunca.

Manziel tiene razón cuando califica de "desastre" su temporada de novato en la NFL. No logró arrancarle el puesto titular a Brian Hoyer --un reserva veterano que ya ni siquiera está en la plantilla de los Browns--, y cuando finalmente pudo jugar debido a una lesión, lució notablemente carente de preparación. Una posterior lesión sacó también a Manziel de la alineación y se perdió el partido final de la campaña por no presentarse a una sesión gracias a haber salido de juerga la noche anterior.

En College Station, Manziel nunca hubiera sido marginado por ese motivo (aunque sí fue dejado afuera en la primera mitad del primer partido de la campaña del 2013, ante Rice, como sanción por supuestamente haber recibido dinero a cambio de autógrafos). Pero los tiempos cambian y Manziel está obligado a cambiar con ellos, o convertirse en algo obsoleto: el recuerdo de otro gran jugador universitario que terminó como fiasco de draft.

Siendo justos, no puede señalarse a Manziel como culpable de la funesta temporada de Cleveland del 2014. Los Browns siguieron añadiendo nombres a la larga lista de mariscales de campo titulares que han desfilado por el club desde que renaciera la organización en 1999 --van 23-- con Hoyer, Manziel y Connor Shaw.

El N° 24 será Josh McCown --sí, empiezan a aparecer familias completas en esa larga lista-- a quien los Browns han entregado las llaves de la maquinaria ofensiva después de una temporada casi tan desastrosa como la de Manziel en el 2014, pero vistiendo el uniforme de los Tampa Bay Buccaneers.

Sin el ánimo de ser pesimista, creo que sabemos en qué terminará lo de McCown, cuyo hermano menor Luke iniciara cuatro partidos para Cleveland en el 2004. Sí... su hermano menor... hace 11 años. A sus 35 años de edad y con 12 temporadas de NFL encima --en las que ha podido acumular una marca de apenas 17-32 como titular-- sería ingenuo esperar que por arte de magia, McCown se convierta en algo que nunca ha sido: un mariscal de campo ganador en la NFL.

Lo más que pueden esperar los Browns es contar con un tipo operando una ofensiva muy básica, cruzando los dedos para que no lance demasiadas intercepciones --tiró 14 el año pasado, en 11 inicios--, con la esperanza de que el resto de la plantilla de 53 hombres haga lo suficiente para ganar algunos partidos. Francamente, dudo que se pueda aspirar a siete triunfos con McCown al volante durante una temporada completa.

Johnny Manziel, Josh McCown
AP PhotoEl talento puro no será suficiente para Cleveland
Ahí es donde Manziel debe sentirse agradecido por su situación.

Antes que nada, los Browns decidieron ignorar la posición de mariscal de campo en el pasado draft. Cleveland también trató de adquirir a un mariscal de campo con calibre de titular durante el receso de temporada --se sabe de sus intentos por sumar por la vía del canje a Sam Bradford y Nick Foles--, pero los esfuerzos fueron infructuosos. Eso significa que Manziel es el jugador en quien la franquicia ha invertido más, y el tamaño de la inversión importa, independientemente de que se diga lo contrario.

"Se trata del juego en equipo por excelencia", declaró valientemente el propietario Jimmy Haslam el año pasado, cuando Manziel fue enviado a observar el juego de cierre de temporada desde el vestidor. "Un jugador que no se puede presentar a las reuniones, a las prácticas, se falta al respeto y le falta el respeto al equipo. No vamos a tolerar a la gente que es irresponsable, sin importar en qué ronda fueron reclutados".

Y sin embargo, Manziel sigue en plantilla. ¿Creen que el resultado hubiera sido el mismo si Shaw --un novato no reclutado del año pasado-- hubiera cometido las mismas infracciones que el elegido en primera vuelta?

Eso no implica que la tolerancia hacia Manziel sea infinita. De hecho, está a punto de agotarse y quizás eso haya influido más que cualquier otra cosa para que el mariscal de campo hiciera un esfuerzo tan notorio por cambiar.

"Me siento mal por eso hoy", dijo el pasador. "Me sentí mal por eso a lo largo de los últimos meses de mi vida realmente pensando atrás y viendo cuánto de mi vida fuera del este campo y fuera del vestidor fue documentado. No es justo para Joe Haden tener que estar respondiendo preguntas sobre mí todos los días. No es justo para Joe Thomas y todos estos tipos simplemente tener que seguir respondiendo preguntas sobre mí. No creo que sea justo para nada, y no quiero eso para ellos".

Lo más rescatable de este nuevo giro, es que aparentemente el cambio no es solamente de dientes para afuera. Los propios compañeros de Manziel han notado una nueva actitud y la agradecen.

El mejor ejemplo podría ser Thomas, el tackle ofensivo de noveno año que nunca ha faltado al Pro Bowl en ninguna de sus temporadas profesionales, quien el año pasado describió a Manziel como "manzana podrida".

Ahora, el liniero ofensivo ha modificado un poco su postura.

"Ustedes saben, pienso que probablemente perdió mucha confianza entre los jugadores del equipo el año pasado por el modo en que se manejó después de que se convirtió en titular. Y creo que tuvo mucho tiempo para reflexionar, supongo, después de que la temporada terminó por los comentarios que hizo a los medios y por sus acciones, sometiéndose a la rehabilitación... Pienso que realmente fueron pasos positivos".

Johnny Manziel
AP PhotoEl esfuerzo del cambio no puede quedarse en la temporada baja
Esa aprobación para Manziel por parte de los verdaderos líderes del equipo es invaluable, pero no llegará gratis. No bastarán las 10 semanas en el centro de rehabilitación, ni la promesa de erradicar el gesto del dinero, ni irse a dormir temprano los fines de semana. Manziel debe demostrar que puede colocar a los Browns en posición de ganar, domingo a domingo (Manziel dejó caer el ovoide tres veces recibiendo el ovoide desde la posición escopeta en la sesión abierta a los medios del martes, según Pat McManaman de ESPN).

Afortunadamente para Manziel, cuenta con una ventaja sobre McCown y Shaw en este rubro. Manziel tiene, innegablemente, mayor talento que cualquiera de los otros mariscales de campo en la plantilla de Cleveland. Por si fuera poco, el conjunto de habilidades específicas que posee Manziel le permite crear jugadas donde no las hay, improvisar, escribir su propio guion cuando el enviado desde las laterales no es lo suficientemente bueno.

Esas cualidades le podrían venir bien a los Browns, tomando en cuenta el talento que rodeará a la posición de mariscal de campo este año en Cleveland. Pero a la organización no le sirven si Manziel está mirando desde la banca.

Por ello es tan importante que Manziel haya comenzado a tomar los pasos correctos en este receso de temporada. Eso es digno de reconocimiento, pero sin abusar. Tampoco hay que irse hasta el otro extremo, como hizo el gerente general Ray Farmer hace un par de meses, cuando básicamente se inventó todo tipo de excusas para justificar el pobre rendimiento de Manziel el año pasado, culpando directamente a los entrenadores ofensivos.

Consentir y disculpar a Manziel no lo ayudará. Delimitar lo que se espera de él y exigirle resultados concretos, sí.

Manziel está ante su mejor, y probablemente última, oportunidad de trascender en Cleveland. No hay garantías de que tenga éxito como mariscal de campo titular de los Browns --después de todo, nadie lo ha tenido desde 1999--, y no parece un equipo listo para competir por un título divisional en el futuro cercano. Pero está en manos de Manziel exprimirle, en lo personal, el máximo a lo que viene en el 2015, o convertirse en una respuesta de trivia más, posiblemente respecto a una pregunta sobre los fracasos de draft de los Browns.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


T.J. ClemmingsAP PhotoLa lesión de T.J. Clemmings aparentemente se ha convertido en un foco de preocupación serio.

MEXICO -- Con cuatro rondas restantes y 257 selecciones por realizar en el Draft 2015 de la NFL, es momento de echar un vistazo a los 20 jugadores disponibles a seguir para el último día del sorteo:

T.J. CLEMMINGS, OT, PITTSBURGH PANTHERS
No tengo ninguna duda de que T.J. Clemmings es mejor que algunos de los tackles defensivos que ya han escuchado su nombre en lo que va del sorteo, y estoy seguro de que los equipos de la NFL tampoco. Sin embargo, Clemmings ha caído dramáticamente, pasando de ser un proyecto de primera ronda a hasta --en el mejor de los casos-- un recluta de cuarta vuelta, o peor. ¿La causa? Se reveló una fractura de estrés en el pie de Clemmings durante el Combinado que ni él mismo sabía que tenía. Aunque el tackle no se perdió un sólo partido en Pitt a lo largo de los últimos dos años, se especula que el problema en el pie preocupa a los equipos a largo plazo.

JAY AJAYI, RB, BOISE STATE BRONCOS
El segundo estrato de corredores --o tercero, si consideramos que Todd Gurley estaba solo en la cima, y Melvin Gordon en un segundo nivel-- estaba colmado de calidad y cantidad. Sorprende que de ese grupo de jugadores, Ajayi siga disponible, sobre todo considerando que algunos considerados "especialistas" se hayan ido antes que el estelar de Boise State, quien demostró ser un corredor de tres intentos. Como en el caso de Clemmings, una lesión del pasado --en este caso, un problema de rodilla que requirió cirugía en el 2011--, aparenta ser la causa de preocupación de los equipos. No lo veo imagino más allá de la primera mitad de la cuarta vuelta. Ajayi no consiguió ocultar su frustración vía redes sociales:

RASHAD GREENE, WR, FLORIDA STATE SEMINOLES
Greene deja FSU como el líder histórico del programa en recepciones y yardas por recepción. Se trata de uno de los mejores a la hora de correr rutas y usualmente muestra manos suaves a la hora de atrapar el ovoide. Entonces, ¿por qué sigue disponible? No es un jugador explosivo de jugadas grandes. En cambio, es el típico receptor del que se puede esperar que mueva las cadenas con constancia. No esperaba que se fuera sin ser reclutado de las primeras tres rondas, pero quien lo tome en la cuarta conseguirá a un receptor confiable, un adjetivo que nunca es despreciable en la posición.

TREY FLOWERS, DE, ARKANSAS RAZORBACKS
Siguiendo con la temática de jugadores a quienes esperábamos ver seleccionados en el segundo día del sorteo, encontramos a Flowers, un ala defensiva bastante completo que destaca más frenando la carrera que persiguiendo a los mariscales de campo. No tiene necesariamente la explosividad para doblar la esquina de otros prospectos, y en la NFL se paga más y mejor a los que saben cómo llegar al mariscal de campo que a los que detienen a corredores. No obstante, Flowers aporta un buen valor de draft para el tercer día.

GRADY JARRETT, DT, CLEMSON TIGERS
Jarrett no será el único tackle defensivo que sea reclutado más abajo de lo que se esperaba inicialmente. Es probable que podamos decir lo mismo de Danny Shelton, Malcom Brown, Eddie Goldman. De cualquier modo, Jarrett debe encontrar hogar de NFL pronto, y vale la pena no quitarle el ojo a los equipos que emplean defensivas 3-4, donde pueda jugar la nariz. No estoy seguro de que su nivel de juego esté tan lejos de Louis Nix, aunque quizás Jarrett deba subir unas cuantas libras cuando llegue a la NFL si ha de sobrevivir en las trincheras.

BRYCE PETTY, QB, BAYLOR BEARS
Cuando volteamos a ver a los dos mariscales de campo que fueron reclutados en el segundo día del sorteo, vale la pena preguntarnos cuánto ayudó a Garrett Grayson y Sean Mannion haber operado en ofensivas estilo profesional, en lugar de la "spread". Hubo muchos rumores en torno a que Petty sería iría en la primera ronda para los Saints, pero eso se antojaba muy alto. A diferencia de los jugadores listados arriba, pienso que la tercera ronda seguía siendo un poco alta para el pasador de Baylor, pero la cuarta ronda se ajusta bien a lo que puede aportar a una plantilla de NFL de inmediato.

TRE' JACKSON, OG, FLORIDA STATE SEMINOLES
Jackson era considerado por algunos como material de la parte final de la primera ronda, o elemento de segunda vuelta, pero trascendió que un problema crónico de rodilla preocupa a los equipos. Si resulta ser grave, no me sorprendería que cayera hasta la quinta vuelta, pero el costo ya es tan bajo que bien vale la pena reclutar a un guardia de este calibre, incluso si sólo le exprimes un contrato de NFL.

Jalston Fowler
Getty ImagesFowler no representa el mismo valor para todas las franquicias

JALSTON FOWLER, FB, ALABAMA CRIMSON TIDE
La posición de fullback es extremadamente menospreciada en la NFL, y comprendo que Fowler no aparecerá en las tablas de evaluación de muchos equipos. Incluso, no me sorprendería que se fuera sin ser reclutado. Pero para un equipo que esté comprometido a establecer un ataque terrestre de poder, no hay mejor bloqueador líder disponible este año que él.

DAVID COBB, RB, MINNESOTA GOLDEN GOPHERS
Personalmente, no me gusta tanto Cobb como para incluirlo en el grupo de corredores mencionado arriba con Ajayi, pero me da la sensación que la cuarta ronda sería apropiada para que sea reclutado. Creo que tiene la oportunidad de convertirse en corredor de tres intentos, y aunque sea menos espectacular que otros, considero que eso tiene más valor que ser sólo un corredor situacional.

BRETT HUNDLEY, QB, UCLA BRUINS
Hundley posee grandes cualidades físicas, y eso causará que algún equipo tire los dados con el pasador de los Bruins, probablemente en la cuarta ronda. En lo particular, no es de mis prospectos favoritos en la posición, pero admito que tiene herramientas interesantes. No lo veo como una alternativa viable para iniciar en la NFL en los dos siguientes años, aunque desde luego eso puede depender del equipo al que llegue y la situación de pasadores a la que deba integrarse.

MIKE DAVIS, RB, SOUTH CAROLINA GAMECOCKS
Uno de mis jugadores favoritos en la SEC de los últimos dos años, Davis fue muy productivo semana a semana para los Gamecocks, incluso pese a lidiar con lesiones. Como sucede con varios de los nombres de esta entrada de blog, Davis no posee los mesurables que hacen babear a los cazadores de talento, ni se trata de un atleta excepcional, pero es un jugador productivo que puede aportar como parte de una rotación. No creo que se vaya en la cuarta ronda, pero sí espero que algún equipo le brinde una oportunidad más abajo.

NICK O'LEARY, TE, FLORIDA STATE SEMINOLES
Un jugador de vieja escuela, O'Leary ni siquiera usa guantes para atrapar pases. De todos los alas cerradas de esta camada, O'Leary podría ser el más físico. Jugador tradicional para alinear pegado al tackle, O'Leary carece de la velocidad necesaria para estirar el campo verticalmente, y no es tan alto y espigado como han preferido los clubes de la NFL en años recientes. Debe encontrar acomodo en cuarta o quinta ronda.

KWON ALEXANDER, LB LOUISIANA STATE TIGERS
Alexander es otro producto de la aparentemente interminable cantera defensiva de LSU. No posee el tamaño prototípico que buscan los equipos de NFL para sus apoyadores, pero posee buen rango y una velocidad de recorrido aceptable. Imagino que jugará como apoyador por el lado débil al siguiente nivel.

DARYL WILLIAMS, OT, OKLAHOMA SOONERS
Williams es uno de dos tackles ofensivos que Oklahoma espera colocar en la NFL este fin de semana, junto a Tyrus Thompson. Williams parece ser el mejor de los dos, pese a que jugó por derecha para los Sooners. Fue compañero a nivel preparatoria de Lane Johnson, antes de que se volvieran a reunir en Norman.

Nick O'Leary, James Sample
Getty ImagesO'Leary y Sample siguen en un compás de espera

JAMES SAMPLE, SS, LOUISVILLE CARDINALS
Quizás Gerod Holliman se robó los reflectores de la defensiva de los Cardinals, liderando a la nación con 14 intercepciones y llevándose a casa el Jim Thorpe Award como el mejor back defensivo del país, pero Sample proyecta mejor para el siguiente nivel por sus cualidades físicas. Empezó su carrera en Washington donde prácticamente no jugó, antes de transferir a una JuCo, y finalmente aterrizar en Louisville, solamente una temporada como titular es algo que definitivamente no le ayuda. Por otro lado, lo débil de la camada de profundos como grupo lo puede empujar hacia arriba en el tercer día del sorteo.

JOSH SHAW, CB, SOUTHERN CALIFORNIA TROJANS
Shaw es otro back defensivo que comenzó su carrera colegial en una universidad distinta a aquella en la que terminó, pasando de Florida a USC. Hay quien proyecta a Shaw como profundo, pero es probable que primero reciba oportunidad de jugar como esquinero. Tiene el tamaño adecuado para ser físico sobre la línea de golpeo. Arrastra interrogantes de carácter fuera del campo y cuestionamientos médicos.

MICHAEL BENNETT, DT, OHIO STATE BUCKEYES
El frente defensivo de los Buckeyes fue fundamental para que Ohio State frenara el relampagueante ataque de Oregon y capturara el título nacional la temporada pasada, y Bennett fue una pieza fundamental en la construcción de esa muralla. No se perdió ningún partido durante los últimos dos años, pero no pudo participar en el Combinado por lesión. Lo veo como ala defensiva en un sistema 3-4, aunque tackle defensivo en un esquema 4-3 es una posibilidad.

ANTHONY HARRIS, SS, VIRGINIA CAVALIERS
Como en el caso de Sample, Harris podría verse beneficiado de pertenecer a una clase débil de profundos. Se trata de un back defensivo con rango, pero que necesariamente necesita añadir musculatura a su carrocería si espera derribar a los receptores abiertos más físicos que dominan en la NFL.

JAMISON CROWDER, WR, DUKE BLUE DEVILS
Los mensurables de Crowder explican que siga disponible, dado que mide apenas 5 pies con 8 pulgadas y son contados los jugadores, en la posición que sea, que destacan en la liga con esa estatura. Si Crowder ha de ganarse la vida jugando en los emparrillados de la NFL, sería partiendo desde la ranura en formaciones de receptores múltiples, donde su explosividad y velocidad en áreas cortas le puedan convertir en un pareo complicado para defensivos más grandes y lentos.

ANTHONY CHIKILLO, DE, MIAMI HURRICANES
Chikillo nunca va a ser un ala defensiva que acumule captura tras captura, pero es perfectamente capaz de hacer el trabajo sucio como extremo en una línea de tres, permitiendo a los apoyadores externos explotar pareos favorables en los esquemas de bloqueo y hacer jugadas, ya sea persiguiendo mariscales de campo o frenando la carrera. Su producción se verá reflejada en la producción de sus compañeros.

Etiquetas:

NFL, 5900

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
SC: Las selecciones más destacadas del Draft 2015 en la NFL
Tags: nfl, xbox 360

MÉXICO -- Después de realizadas las primeras 32 selecciones del Draft 2015, todavía queda una cuota importante de talento disponible, esperando conocer su hogar de NFL.

Aquí están los mejores 10 jugadores que todavía no escuchan su nombre desde el escenario del Auditorium Theatre de Chicago, en el sorteo universitario.

RANDY GREGORY, DE, NEBRASKA CORNHUSKERS
Para quienes consideran que los equipos de la NFL son capaces de hacer caso omiso a cualquier señal de alerta mientras se trate de un jugador talentoso, Gregory es un ejemplo perfecto. El ala defensiva estuvo proyectado por buena parte del proceso previo del draft para irse en las primeras 10 o 12 selecciones, pero después de arrojar positivo por mariguana en el Combinado de Talento, y su subsecuente admisión de que fumar ha sido un problema para él en el pasado, Gregory se fue en blanco en el primer día del sorteo.

Landon Collins
AP PhotoCollins no encontró acomodo en primera ronda

LANDON COLLINS, SS, ALABAMA CRIMSON TIDE
Proyectado durante la mayor parte del proceso previo al draft como el mejor profundo disponible, Collins debió ver como Damarious Randall se convirtió en el único back defensivo de su posición en ser elegido en la primera ronda. Para empeorar las cosas, Randall jugará al lado de Ha Ha Clinton-Dix, recluta de primera ronda de los Green Bay Packers el año pasado y ex compañero colegial de Collins en Alabama.

JAELEN STRONG, WR, ARIZONA STATE SUN DEVILS
Seis receptores abiertos fueron seleccionados en la primera ronda, pero desafortunadamente para Strong, él no fue uno de ellos. Aunque el número alto de alas abiertas que fueron elegidos el primer día no sorprende neceariamente, sí es un poco sorpresivo que Phillip Dorsett haya sido seleccionado antes que Strong, un receptor abierto de mayor tamaño y con mayor capacidad para atrapar los balones disputados por alto, además de una gran capacidad para obtener yardas después de la recepción. Eso sí, Strong no tiene la velocidad punta de Dorsett, y no es la primera vez que algún equipo cae enamorado por el tiempo de un jugador en las 40 yardas.

EDDIE GOLDMAN, DT, FLORIDA STATE SEMINOLES
El tackle defensivo de los Seminoles vio caer sus bonos en los días finales del proceso de evaluación previo al sorteo, pero sigue siendo una sorpresa que no haya escuchado su nombre en el primer día, casi tanto como el hecho de que Malcom Brown de Texas, un jugador calificado similarmente a Goldman y de la misma posición, haya debido esperar hasta el último turno de la primera vuelta. Definitivamente, la posición de tackle defensivo sufrió de más desde la parte alta, cuando Danny Shelton quedó fuera de las primeras 10 selecciones cuando se esperaba que fuera uno de los primeros tackles defensivos en escuchar el llamado de Roger Goodell.

T.J. CLEMMINGS, OT, PITTSBURGH PANTHERS
Clemmings sigue siendo un proyecto, luego de arrancar su carrera como liniero defensivo, pero ha mostrado una movilidad de pies notable, comparable con el trabajo de Cedric Ogbuehi, a mi juicio. Por momentos, deja que se eleve demasiado su centro de gravedad y eso le afecta, pero conforme vaya puliendo su técnica, mejorará considerablemente. En el peor de los casos, se trata de un guardia más que sólido para el equipo que se decida a reclutarlo.

BENARDRICK McKINNEY, LB, MISSISSIPPI STATE BULLDOGS
Los apoyadores internos fueron otro grupo posicional que salió mal parado de la primera ronda, con únicamente Stephone Anthony escuchando su nombre entre los primeros 32 turnos. McKinney no está lejos de Anthony y quizás esté por arriba de él. Fue un capitán para una de las mejores defensivas de la nación en Starksville, y por buena parte de la temporada, esa unidad mantuvo al programa entre la élite de la nación.

Devin Smith
AP PhotoSmith sigue a la espera de conocer su próxima casa

DEVIN SMITH, WR, OHIO STATE BUCKEYES
Smith no solía aparecer tan alto como Strong en las evaluaciones de la mayoría de analistas, pero a mi juicio tiene un nivel al menos equiparable, si no es que mayor, a Dorsett. Francamente, Smith me parece un receptor más pulido y con mejores manos, y aunque su tiempo en las 40 yardas no logra ser tan impactante como el de Dorsett, Smith brilló intensamente estirando el campo verticalmente para la ofensiva de los campeones Buckeyes.

DORIAL GREEN-BECKHAM, WR, OKLAHOMA SOONERS
Si de talento puro se tratara, Green-Beckham se hubiera ido entre los primeros 10 seleccionados. Sin embargo, sus múltiples problemas fuera del campo, incluyendo su eventual expulsión de la Universidad de Missouri, aunado al hecho de que no jugó la temporada pasada para los Sooners, convirtieron a Green-Beckham en un riesgo demasiado grande para la primera ronda en la era de la nueva política de conducta personal de la NFL. Eso sí, si el club que lo elija eventualmente lo logra encauzar debidamente, será uno de los grandes robos de este sorteo.

ERIC KENDRICKS, LB, UCLA BRUINS
Dependiendo a quién le preguntes, Kendricks podría ser el mejor apoyador puro del sorteo. Posee probablemente las mejores habilidades de su camada a la hora de cobertura de pases, y eso prácticamente asegura que se trata de un jugador de tres intentos. Honestamente, no me sorprende que haya salido de la primera ronda, pero me queda claro que es uno de los diez jugadores más talentos todavía disponibles.

JAKE FISHER, OT, OREGON DUCKS
Para ser honesto, fue difícil decidirme por el último jugador de esta lista. Al final, elegí de acuerdo al jugador que creo aporta mayor valor, y dejé a Fisher por encima de --principalmente-- un par de corredores muy talentosos. Creo que Fisher tiene la posibilidad de convertirse en el Joel Bitonio de este año, proveído que aterrice con un buen entrenador de línea ofensiva, condición que no es automática por el simple ingreso a la NFL.

Etiquetas:

NFL, 5900

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marcus MariotaAP PhotoMarcus Mariota proyecta para ser el jugador que ayude a determinar la primera ronda del draft.

MÉXICO -- La figura de Marcus Mariota se ha convertido en el punto coyuntural para quienes intentan descifrar cómo se llevará a cabo el Draft 2015 de la NFL.

Una minoría de analistas, incluyendo el ex mariscal de campo de la NFL y actual analista para ESPN, Ron Jaworski, cree que Mariota se irá primero global a los Tampa Bay Buccaneers.

La gran mayoría, sin embargo, piensa que Mariota será elegido segundo global, con la selección que actualmente ostentan los Tennessee Titans. Si Mariota termina o no jugando en Nashville, esa ya sería otra cuestión.

Por último, hay una minoría que piensa que Mariota no será elegido entre las primeras dos selecciones, sino que podría caer hasta la posición quinta global, o incluso un poco más abajo.

Lo que es un hecho, es que el nombre de Mariota, y los rumores de un canje de primera ronda por parte de algún equipo que está colocado en un puesto más abajo con los Titans para ascender por el más reciente ganador del Trofeo Heisman, van cobrando fuerza a medida de que nos acercamos a la fecha del sorteo.

Son cuatro los equipos que se han vinculado primordialmente con este posible salto: los New York Jets (N° 6), Chicago Bears (N° 7), Cleveland Browns (N° 12 y N° 19), San Diego Chargers (N° 17), Philadelphia Eagles (N° 20).

El precio para ir por Mariota comienza, innegablemente, con dos selecciones de primera ronda. Quien gane la subasta tendrá que añadir a ese paquete lo suficiente para seducir a los Titans.

Los Jets tienen la de mayor valor, pero tendrían que entregar la del año siguiente, junto con --al menos-- una de segunda ronda, que podría ser la del 2015. Los Redskins eso, más una tercera de primera ronda, por Robert Griffin III. En ese año, Washington escaló del puesto N° 6 al N° 2 de los St. Louis Rams por RGIII, venciendo en la puja a los Browns, quienes también estaban interesados en el mismo pasador. Tennessee tiene todo el derecho de exigir a los Jets una compensación similar, pero dudo que los neoyorquinos acepten. Es demasiado para escalar cuatro escalones.

Luego vienen los Bears, cuyo paquete inicial podría constar de dos selecciones de primera ronda, la de este año y la siguiente, junto con el pasador Jay Cutler. Lo difícil aquí podría ser que los Titans acepten a Cutler, un mariscal de campo que a punto de empezar su décima temporada en la NFL, sigue siendo "potencial" en lugar de "producción". El talento está allí, pero Cutler se ha ganado la reputación de ser un "coach killer". ¿Es lo que buscaría Ken Whisenhunt para su plantilla?

Los Cleveland Browns, con dos selecciones de primera ronda, son quienes parecen tener la mejor probabilidad de aterrizar en el sitio adecuado para quedarse con Mariota. De acuerdo a un reporte de DraftInsider.com, los Titans habrían requerido a los Browns sus dos primeras selecciones de este año, junto con la de segunda ronda, por ese puesto N° 2, situación que habrían rechazado en Cleveland. El mismo portal reporta que los Browns están muy interesados en el mariscal de campo de Oregon, y son quienes estarían trabajando con mayor ímpetu por cerrar el trato.

A primera vista, me parece que los Titans requerirían más de Cleveland que sus tres primeras selecciones de este año, aunque no podemos ignorar que las selecciones presentes son más valiosas que las futuras (cuando todavía no se sabe qué número serán). El entrenador de mariscales de campo de los Browns, Kevin O'Connell, trabajó con Mariota a lo largo de casi todo el proceso previo al draft, antes de aceptar la posición en Cleveland. Probablemente, nadie en la NFL conozca mejor al Mariota actual que O'Connell, incluyendo a Chip Kelly, entrenador en jefe de los Philadelphia Eagles, quien dejó a la Universidad de Oregon hace dos años, después de dirigirlo por apenas una temporada de juego.

Finalmente, hay que señalar que los Browns han estado trabajando intensamente por conseguir a un nuevo mariscal de campo. Propuestas de canje les fueron rechazadas por Kirk Cousins de los Redskins y por Sam Bradford --en dos ocasiones-- primero por los Rams y después por los Eagles. Reportes indican que los Browns ofrecieron su selección N° 19 por Bradford en ambas instancias. Sí, invirtieron una selección de primera ronda en Johnny Manziel el año pasado, y O'Connell también ayudó a 'Johnny Football' a prepararse para el pasado draft, pero en este punto, creo posible que los Browns estén adoptando la estrategia de hacer swing sin parar hasta que conecten, en la posición de mariscal de campo.

Philip RiversAP PhotoNo cesan los rumores acerca de un incierto futuro de Philip Rivers en la ofensiva de los Chargers.

Los Chargers tampoco cuentan con mucho capital de draft para tratar de interesar a los Titans, pero cuentan con un Philip Rivers en su último año. La relación previa de Rivers con Whisenhunt, quien fuera su coordinador ofensivo por un año en San Diego, es mencionada con frecuencia, pero no sé si sea lo suficientemente fuerte. La gerencia de San Diego ha dicho una y otra vez que no planean desprenderse de su mariscal de campo. ¿Bastaría con Rivers y la N° 17 global para desprender a los Titans de la N° 2? Lo dudo.

Por si fuera poco, Rivers está en su último año de contrato. Aunque para San Diego, canjearlo significaría conseguir alguna compensación a su partida, en lugar de dejarlo caminar como agente libre --en caso de no acordar una extensión contractual-- para Tennessee significaría firmarlo al momento en que entre por la puerta a un contrato de unos 20 a 22 millones de dólares anuales. Esa clase de compromiso para un pasador de 33 años de edad no parece el mejor camino para la reconstrucción de una franquicia.

Por último, están los Eagles y Kelly, quien ha sido el apoyo más visible para Mariota desde hace bastante tiempo. Kelly ha dicho creer que Mariota ganará "múltiples Super Bowls", pero también ha dicho que no hipotecará el futuro de la franquicia por conseguirlo.

¿Qué precio es demasiado alto por sumar al menos un par de trofeos Lombardis a tus vitrinas vacías? Siendo honesto, ninguno. Piensen en todo lo que pagaron en su momento los New York Giants por Eli Manning. En su momento, los Chargers aprovecharon todas esas selecciones para armar una de las plantillas más talentosas de la NFL, incluyendo a Rivers. Después de duplicar el número de Lombardis en East Rutherford, ya nadie cree que los neoyorquinos pagaron demasiado por el menor de los Manning. En cambio, los Chargers siguen con las manos vacías.

A Bradford le resta un año de contrato, y su salario para el 2015 es de unos 13 millones de dólares. El pasador no ha tenido discusiones sobre una extensión en Philly. Los Eagles dejaron ir a Nick Foles y un paquete de selecciones, ¿por un pasador que les dura solamente una campaña? Claro, siempre pueden negociar con Bradford en el futuro, pero si no lo han hecho hasta el momento podría ser indicativo de que, al día de hoy, no saben si alguna vestirá el jersey de los Eagles.

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes en la aparente carrera por Mariota. Draft Insider.com y Pro FootballTalk reportan que tanto Chargers como Eagles han entablado negociaciones con los Browns, pensando en usar a Cleveland como un escalón que los lleve hasta Tennessee.

Como dijimos anteriormente, los Browns ofrecieron la selección N° 19 por Bradford, sin lograr concretar la operación. ¿Ofrecería Cleveland la N° 12 por Rivers? ¿Podrían los Browns pensar en Rivers como alguien que puede conducir la nave por los siguientes tres años, en lo que Manziel --u otro pasador-- se prepara desde la banca? Si la respuesta es afirmativa, entonces los Chargers pasarían esencialmente a ocupar el lugar que actualmente tienen los Browns como el equipo con el mayor capital de draft para negociar con Tennessee (ostentando las selecciones N° 12 y N° 17 globales). ¿Cuánto más le tendrían que agregar en San Diego a esas dos selecciones de primera ronda para que los Titans acepten bajar? Probablemente, todavía una de segunda ronda y algo más.

Sam BradfordAP Photo¿Será posible que Sam Bradford llegue y se vaya de Philadelphia sin ponerse un jersey de los Eagles?

Finalmente, llegamos al escenario de los Eagles. La ventaja para Philly sería que cuentan entre sus cartas a un pasador por el que Cleveland ha delatado un interés obvio: Bradford. Como en el caso de Rivers, tendría que llegar a ser firmado a un contrato a largo plazo nuevo, pero es más joven y es probable que comande un convenio que ronde los 18 millones anuales, algo significativamente menor que lo de Rivers. Si los Eagles no aceptaron la selección N° 19 por Bradford, y los Browns no aceptaron entregar la selección N° 12 por él, entonces habrá que buscar un término medio. ¿Aceptarían bajar los Browns del puesto N° 19 al N° 20 como parte del trato? ¿Necesitará Philly desprenderse de su selección de segunda ronda para cerrar el trato? ¿De la selección de tercera ronda? ¿De Matt Barkley? ¿Tendrían los Eagles que absorber el contrato de Manziel como parte del acuerdo?

Philly ha estado ofreciendo en canje a Barkley, y quizás una combinación de Bradford + Barkley + Josh McCown satisfaga a la gerencia de Cleveland, quienes podrían aprovechar para dejar a Manziel en el retrovisor.

Por otro lado, Kelly no tendría miedo en tener a Manziel en plantilla. Después de todo, intentó reclutarlo para Oregon, en su momento, y acaba de firmar a Tim Tebow. Ciertamente no tiene ningún problema con mariscales de campo de ofensivas "spread".

La pregunta es qué más pediría Cleveland para aceptar el canje con Philadelphia por su selección N° 12, aparte de Bradford.

Pero suponiendo que Kelly pueda cumplir con las demandas de los Browns, entonces los Eagles estarían en posición de tornar su atención a Tennessee. Armados con las selecciones N° 12 y N° 19, o N° 12 y N° 20, estarían en mejor posición de escalar por Mariota sin "hipotecar el futuro", como advirtió desde el principio Kelly. Entonces, si hacemos caso al reporte de DraftInsider.com --que insisto, parece poco-- sería suficiente una adicional de segunda ronda. Si no, una de primera ronda del año que viene seguramente bastaría.

En total, bajo esta hipótesis, los Eagles terminarían pagando dos selecciones de primera ronda (la N° 20 de este año, más la del año entrante), más Bradford, más alguna selección de ronda intermedia, por Mariota, un total que se aproxima a lo que pagaron los Redskins por RGIII, ¿no?

¿Calificaría eso como "hipotecar el futuro"?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Fail MaryGetty ImagesGB no olvida el "Fail Mary" aunque la caída de los pasados playoffs ante Seattle sea más fresca.

MÉXICO -- La NFL reveló su calendario para la campaña regular del 2015. Echamos un vistazo semana a semana a lo largo de las 17 jornadas del cronograma para tratar de identificar al juego más atractivo de cada fecha. Acá están nuestras recomendaciones:

SEMANA 1
Pittsburgh Steelers en New England Patriots.
Ben Roethlisberger y sus Steelers (ya sin el retirado Troy Polamalu), serán los primeros en recibir la oportunidad de abollarles la corona a los campeones reinantes Patriots y Tom Brady. Steelers y Patriots se han combinado para representar a la Conferencia Americana en nueve de los últimos 14 Super Bowls, conquistando seis anillos entre ambos durante este periodo. Nada mejor que un duelo entre dos mariscales de campo que en el futuro compartirán domicilio en los pasillos del Salón de la Fama en Canton, Ohio.

SEMANA 2
Seattle Seahawks en Green Bay Packers.
Aaron Rodgers y los Packers han perdido tres consecutivos ante los Seahawks, pero todos esos partidos ocurrieron en los ruidosos confines del CenturyLink en Seattle, incluyendo el Juego de Campeonato de la NFC de enero pasado. Ahora el choque ocurrirá en Lambeau Field, donde en el 2009 Green Bay obtuvo su último triunfo ante los Seahawks. Por si fuera poco, los Packers todavía no olvidan el "Fail Mary", triunfo de Seattle en el 2012 gracias a una controversial llamada de los oficiales de reemplazo, quienes dirigían el partido a causa de una huelga de los oficiales permanentes de la liga.

SEMANA 3
San Francisco 49ers en Arizona Cardinals.
Duelazo de la NFC Oeste entre dos equipos que deben demostrar que todavía cuentan con defensivas de élite. Los 49ers estrenan entrenador en jefe tras la partida de Jim Harbaugh, y una repentina racha de retiros ha dejado una interrogante enorme sobre lo que se puede esperar de San Francisco este año. No hay nada mejor que un duelo divisional para demostrar la fortaleza, y mejor si se trata de un equipo que también cuenta con una defensiva de primera línea. Si los Cardinals cuentan con un mariscal de campo sano para toda la temporada, podrían ser un equipo de cuidado en la postemporada.

SEMANA 4
Baltimore Ravens en Pittsburgh Steelers.
A lo largo de los últimos años, esta fue la rivalidad divisional N° 1 en la liga, hasta que los Seahawks y 49ers les arrebataron ese título. Este es el momento perfecto para que Ravens y Steelers revaliden ese título con un juego de horario estelar en jueves por la noche. Como todos los duelos entre estas dos franquicias, podemos anticipar durísimos golpes y poco cariño entre las plantillas.

SEMANA 5
New Orleans Saints en Philadelphia Eagles.
Hace dos temporadas, estos dos clubes chocaron en la Ronda de Comodines de la NFC, pero el año pasado, ambos cuadros decepcionaron al no lograr meterse a la postemporada. Ambos equipos llegan a la temporada luego de perder a sus mejores armas ofensivas, respectivamente: Jimmy Graham en New Orleans y LeSean McCoy en Philadelphia. Este duelo será un buen barómetro para medir qué tan bien se han podido recuperar después de esas salidas. Se trata de ofensivas explosivas, y aquí no faltarán los puntos en el marcador.

Andrew Luck, Tom Brady
Getty ImagesLuck y Brady se volverán a ver las caras

SEMANA 6
New England Patriots en Indianapolis Colts.
Otra revancha de la postemporada pasada, en este caso, se trata de la Final de Conferencia de la AFC. Andrew Luck no ha fallado llevando a Indy a los playoffs en sus tres campañas en la liga, pero todavía le falta dar el último paso hacia la grandeza. Tom Brady lo ha hecho en cuatro ocasiones. Duelo de mariscales de campo que definen dos generaciones diferentes, podría ser el cambio de estafeta oficial de Brady a Luck si este partido termina fungiendo como criterior desempate a la hora de ordenar la siembra en la siguiente postemporada.

SEMANA 7
Oakland Raiders en San Diego Chargers.
Este podría ser un duelo de mucho morbo para el futuro de la NFL en Los Ángeles porque, después de todo, podría tratarse de un partido entre los futuros residentes de un estadio compartido en esa ciudad. De cualquier manera, es difícil despreciar una rivalidad divisional, y podría tratarse de un juego con mariscales de campo del futuro. Derek Carr tiene su puesto en Oakland, pero los Chargers podrían llegar con otro pasador bajo centro si se concretan los rumores de una salida de Philip Rivers por la vía del canje.

SEMANA 8
Cincinnati Bengals en Pittsburgh Steelers.
Por años, los Bengals fueron el tercero en discordia en la AFC Norte, pero se han llevado un boleto a postemporada en cada una de las últimas cuatro temporadas. No hay mejor sinodal para medir el progreso de Andy Dalton y el resto de la plantilla en Cincy que los duros Steelers, un cuadro que aun en épocas difíciles, representa un reto mayúsculo como local.

SEMANA 9
Denver Broncos en Indianapolis Colts.
Regresa Peyton Manning al frente de los Broncos a la ciudad donde brilló por más de una década antes de darle paso al futuro de los Colts, Andrew Luck. Aunque el palmarés de Manning es más rico en récords individuales que títulos de Super Bowl, a diferencia de Brady, este partido puede ser la segunda mitad de ese cambio de estafeta generacional, con Luck apuntando a convertirse en el siguiente gran mariscal de campo de la NFL. Juegos como este son los que empezarán a definir su legado.

SEMANA 10
Buffalo Bills en New York Jets.
Rex Ryan comenzó su mandato en New York con mucho éxito, pero poco a poco fue perdiendo el control de los Jets hasta ser despedido al término de la siguiente temporada. No tuvo que esperar demasiado para recibir una nueva oportunidad, firmando para hacerse cargo de los Bills, rivales divisionales de su ex equipo en la AFC Este. Ryan volverá a New York con la consigna de dar un par de lecciones con su nuevo equipo. Todos los ojos estarán puestos sobre el ala cerrada Jace Amaro.

SEMANA 11
Denver Broncos en Chicago Bears.
Nuevamente, la oportunidad de revancha para un entrenador en jefe. John Fox dejó a los Broncos luego de cuatro títulos divisionales consecutivos y una aparición en el Super Bowl. El reto en Chicago podría ser mayor en Chicago. Fox debe descifrar cómo ganar un Super Bowl con Jay Cutler en los controles, luego de no conseguirlo con Peyton Manning. Por si fuera poco, el propio Cutler empezó su carrera en Denver, lugar del que no salió demasiado contento luego de que circularan rumores de que el entonces entrenador en jefe de los Broncos, Josh McDaniels, lo buscaba reemplazar con Matt Cassel.

SEMANA 12
New England Patriots en Denver Broncos.
Brady-Manning Bowl, edición N° 17. No hay mucho más que agregar al enfrentamiento entre los dos mejores pasadores de su generación. Al menos en lo que concierne a la temporada baja, no pueden llegar en diferentes momentos a la temporada del 2015. Brady viene de ganar su tercer nombramiento como Jugador Más Valioso del Super Bowl, mientras Manning pasó varias semanas contemplando el retiro tras quedar eliminado en la Ronda Divisional. Como en todos sus choques, esperamos algo memorable.

SEMANA 13
Green Bay Packers en Detroit Lions.
No se puede hablar de candidatos al título sin mencionar a los Packers de Aaron Rodgers, quienes se quedaron apenas en la orilla del Super Bowl el año pasado. Los Detroit Lions son un equipo cuya ventana de oportunidad podría comenzar a cerrarse, al tiempo que se acumulan los años en la carrocería de Calvin Johnson. La defensiva de los Lions perdió a su elemento más valioso, Ndamukong Suh, y seguramente Rodgers lo aplaude. Está por verse qué tal se desempeña en su lugar Haloti Ngata, cuando tenga que frenar el ataque terrestre comandado por Eddy Lacy. Además de ser un duelo divisional, involucra a dos asistentes de la pasada postemporada.

Dez Bryant
Getty ImagesBryant tendrá su revancha personal ante GB

SEMANA 14
Dallas Cowboys en Green Bay Packers.
Ninguna jugada fue más controversial que la atrapada/no atrapada de Dez Bryant en el juego de la Ronda Divisional pasada. La liga ha enmendado sus reglas para aclarar el lenguaje de lo que constituye una recepción, pero aún bajo la nueva redacción, se tratar+ia de un pase incompleto. Bryant saldrá con todo a demostrar que los Cowboys merecían ganar ese encuentro en Lambeau Field, donde se llevará a cabo esta revancha, pero lo tendrá que hacer sin el apoyo por tierra de DeMarco Murray, quien emigró vía agencia libre.

SEMANA 15
Kansas City Chiefs en Baltimore Ravens.
A la conclusión de la temporada regular pasada, los Chiefs "le hicieron el favor" a los Ravens, venciendo a los San Diego Chargers para permitir a Baltimore acceder a la postemporada. John Harbaugh agradeció el gesto a Andy Reid con una cena. Esta vez, las implicaciones de playoffs podrían ser directas entre Kansas City y Baltimore. Si los Chiefs han arreglado su ataque aéreo --y mucho tendrá que ver Jeremy Maclin--, podría ser un duelo de mucha calidad.

SEMANA 16
Cincinnati Bengals en Denver Broncos.
El año pasado, tanto Bengals como Broncos fueron echados de la postemporada por los Colts. Con toda seguridad, ambos cuadros estarán pensando nuevamente en los playoffs cuando llegue la Semana 16. Después de todo, se trata de un duelo entre equipos que llevan cuatro viajes a postemporada seguidos, y no piensan parar ahora. Nuevamente para Andy Dalton, la oportunidad de mostrar que puede jugar al tú por tú con una de las leyendas del juego, algo que necesita probar si es que Cincy ha de superar la primera ronda de playoffs algún día.

SEMANA 17
Seattle Seahawks en Arizona Cardinals.
Nada mejor que un duelo con boleto de playoffs en juego cuando llega el final de la campaña. Si es entre rivales divisionales, mejor. Los Cardinals ganaron 11 encuentros el año pasado, apenas uno menos que los Seahawks. Si los 49ers se siguen rezagando y los Rams no muestran mejoría, nuevamente la corona de la NFC Oeste quedará entre una de estas dos franquicias. Dependiendo cómo se puedan repartir los boletos de comodines en la Nacional, existe la posibilidad de quien pierda este encuentro deba conformarse con seguir los playoffs desde casa. Oportunidad de oro para que los Cardinals den el campanazo ante el bicampeón reinante de la Conferencia.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Barry SandersGetty ImagesLos Lions no han ganado en postemporada desde que Barry Sanders era quien llevaba el ovoide.

MÉXICO -- Han pasado 16 temporadas desde que Barry Sanders dijo adiós de manera abrupta a los Detroit Lions, poniendo punto final a una de las carreras más espectaculares que hemos podido atestiguar.

El equipo sigue buscando a alguien que pueda llenar sus zapatos.

Después de que Sanders acumulara al menos 1,300 yardas en nueve de sus 10 temporadas profesionales --la única vez que no lo logró fue en 1993, cuando "sólo" acumuló 1,115 yardas--, los Lions han visto desfilar a número importante de corredores, ninguno de los cuales ha sido capaz de alcanzar las 1,200 yardas en ese lapso.

Nueve corredores diferentes han terminado la temporada como líder de la franquicia por tierra en esos 16 años. Solamente Tres de ellos lograron superar las 1,000 yardas en una temporada: James Stewart, Kevin Jones y Reggie Bush. Únicamente Stewart consiguió hacerlo más de una vez.

Un promedio de una temporada de 1,000 yardas cada cuatro años no es la mejor fórmula para convertirse en un invitado frecuente a la postemporada. Tres apariciones de postemporada sin triunfos y nueve entrenadores en jefe lo pueden atestiguar.

No es que el equipo no lo haya intentado. Detroit ha invertido selecciones valiosas de draft en la posición. En 1999, tomaron a Sedrick Irvin de Michigan State en la cuarta ronda. Un año después, fue Reuben Droughns de Oregon State en la tercera. En el 2003, Artose Pinner de Kentucky fue reclutado en la cuarta ronda. En el 2004, Jones fue seleccionado en la primera ronda, procedente de Virginia Tech. En el 2006, Brian Calhoun fue elegido procedente de Wisconsin, en la tercera vuelta. En el 2008, los Lions pagaron una selección de tercera ronda por Kevin Smith de Central Florida. En el 2010, fue necesaria una selección de primera ronda para tomar a Jahvid Best de California, y al año siguiente, el equipo invirtió una de segunda ronda en Mikel Leshoure de Illinois. De todos esos jugadores, solamente Irvin no estuvo entre los primeros 100 prospectos seleccionados de sus respectivos sorteos; fue el N° 103 global.

Ninguno de esos reclutas está todavía con el club, y solamente Jones respondió con una temporada de 1,000 yardas cuando acumuló 1,133 en su campaña de novato.

La plantilla actual de los Lions tiene a Joique Bell como titular, y a Theo Riddick --recluta de sexta ronda del 2013-- y George Winn como reservas. Bell, firmado desde la escuadra de prácticas de los New Orleans Saints, es un jugador interesante, pero es probable que no sea más que un especialista en corto yardaje que deba salir del campo en terceras oportunidades. Riddick ha sido alineado, además del backfield, en la ranura y abierto como receptor. Es difícil proyectarlo como un corredor de tres intentos que aguante el desgaste de 16 partidos de temporada regular. Winn sólo lleva 19 acarreos para 73 yardas en una breve carrera de NFL que incluye estadías con cuatro equipos en dos años. Bush, quien consiguió 1,006 yardas en el 2013 con Detroit antes de sufrir un decepcionante 2014 repleto de lesiones, emigró a los San Francisco 49ers en la agencia libre.

Los Lions necesitan volver a invertir una selección valiosa en la posición de corredor, pero sobre todo, necesitan acertar.

Tevin Coleman y Todd Gurley
Getty ImagesColeman y Gurley aparecen en el radar de Detroit

Hasta el momento, se sabe que los Lions se han reunido en privado con dos corredores que se esperan sean tomados entre las primeras 100 selecciones: Todd Gurley de Georgia, quien proyecta para la primera ronda, y Tevin Coleman de Indiana, quien podría escuchar su nombre en segunda o tercera ronda.

En ambos casos, se trata de jugadores que supondrían un alza definitiva en el nivel de talento que actualmente posee la organización en su backfield.

Si acaso, lo que sorprende un poco es que no aparezca al menos Melvin Gordon en esa lista, aunque todavía hay tiempo. Los Lions eligen en la posición N° 23 global, y si Detroit está pensando seriamente en Gurley, es probable que ya no esté disponible en ese sitio.

Si los Lions creen que vale la pena volver a invertir una selección de primera ronda en un corredor, es probable que se encuentren con Gordon. Si creen que el valor está más abajo, Coleman sin duda es opción, pero tampoco vemos en la lista de sus visitas a prospectos como Jay Ajayi de Boise State, Duke Johnson de Miami, o Ameer Abdullah de Nebraska.

Como dije antes, aún hay tiempo. Además, no es esencial que un equipo se reúna con un jugador previo al sorteo para reclutarlo. En ocasiones, el no mostrar interés evidente por un jugador es parte de la cortina de humo.

Los Lions tienen múltiples necesidades de cara al draft. Deben fortalecerse a lo largo de ambas líneas, y un esquinero no sería una mala opción. Tampoco debe sorprendernos si eligen a un receptor abierto en una ronda media.

Sin embargo, encontrar una consistencia en el ataque terrestre --una que no han tenido en los 16 años que han transcurrido desde el retiro del "Rey León"-- es crucial para que los Lions se vuelvan candidatos anuales a postemporada.

¿Van a encontrar a otro Barry Sanders en este draft? No, de ninguna manera, ni en este ni en ningún otro año. Sanders es pieza única. Pero están obligados a encontrar a alguien que pueda hacer al menos parte del trabajo que hacía Sanders, aunque sea de un modo menos espectacular.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- Tras conocer la sentencia de culpabilidad sobre Aaron Hernandez por el asesinato de Odin Lloyd este miércoles por la mañana, se cierra aparentemente un embarazoso capítulo para uno de los jugadores con mayor futuro desperdiciado en la NFL.

Uno de los comentarios que más se repite entre los lectores de las plataformas digitales de ESPN, es que algo está pasando entre los jugadores de la liga: parece que cada vez son más los que se meten en peores problemas.

No necesariamente.

Aaron Hernandez
APHernandez pasará el resto de su vida tras las rejas

Hace algunos años, me topé con un estudio --cuya fuente desafortunadamente no recuerdo-- donde investigaba la incidencia delictiva de los jugadores de la NFL con respecto a otras ligas profesionales y con respecto a otros sectores de la sociedad. Recuerdo que de acuerdo a aquella investigación, la frecuencia con la que los jugadores de la NFL eran arrestados correspondía más o menos con la de la población estadounidense en general; simplemente, los casos son más publicitados.

Sería bueno volver a emprender un estudio similar, a la luz no solamente del caso Hernandez, sino también considerando la alta tasa de casos de violencia doméstica que golpearon a la liga el año pasado.

Lo cierto es que los alcances del caso Hernandez rebasan a la NFL. Lo ocurrido con el ex ala cerrada de los New England Patriots es algo que también, supera las fronteras de la sociedad estadounidense. Me atrevería a decir que se trata de un fenómeno más o menos globalizado: la glorificación y ensalzamiento del estilo de vida del gánster, del proscrito, del que establece su propio código de conducta por encima de la ley.

Este tratamiento está en todas las facetas de la cultura popular, particularmente la moda, la música y el cine. Vale la pena aclarar que dicho fenómeno no se limita a un estereotipo, sino se logra adaptar a casi cualquier circunstancia social: desde los zapatos deportivos y pantalones extra largos, hasta las botas y sombreros vaqueros, hasta las gafas en la nuca y los accesorios en oro. Cruza sin discriminar un número de géneros musicales.

Las raíces de este problema son hondas y no es nuestra intención abordar un tema tan complejo en este espacio, dedicado primordialmente al fútbol americano. No obstante, el caso Hernandez sirve para como ejemplo poner en perspectiva las faltas que cometemos a la hora de ordenar nuestras prioridades. Hernandez ha renunciado a una vida cómoda y solvente, con el añadido de poder gozar del status de celebridad, por un cúmulo de decisiones que tomó --influenciado por este fenómeno de la actitud gánster-- respecto a una bebida derramada en un bar, un collar de oro, la división de la cuenta por pagar en un club nocturno, o la preservación de una credibilidad callejera.

Lo que nos refiere a uno de los comentarios que más circuló este miércoles por la mañana, tras darse a conocer el veredicto y la sentencia de cadena perpetua para Hernandez.

Un sinnúmero de personas señaló el desperdicio de una prometedora carrera de NFL y un contrato multimillonario que suponen las transgresiones criminales de Hernandez.

Es un punto válido. Sin embargo, dentro de todas las pérdidas que arroja como déficit esta negra página de la NFL, esa es la menos importante.

La vida de un ser humano --la vida de Lloyd, cortada a los 27 años de edad-- no tiene manera de medirse monetariamente. Y qué se puede decir acerca de la pequeña Avielle Janelle Hernandez, quien a sus dos años y medio ya no puede tener ninguna aspiración a una relación normal con su padre, quien vivirá el resto de sus años detrás de las rejas.

A Hernandez todavía le falta enfrentar otro juicio por un doble asesinato ocurrido en el 2012 en Boston. Todavía quedan facturas sin cobrar.

Perder una brillante carrera de NFL a los 25 años; perder un contrato de 40 millones de dólares con una de las franquicias más exitosas en la liga, perder oportunidades de multiplicar esas ganancias a través de patrocinadores; perder la oportunidad de convertirse en un modelo a seguir, en una inspiración para otros --al final del día, creo que esta es la función más importante de cualquier figura pública, incluidos los deportistas--; perder la oportunidad de ver crecer a tu hija, y quizás con el tiempo hacer crecer a tu familia... todo eso debe doler bastante, y ya tendrá Hernandez suficiente tiempo para reflexionar sobre ello.

Pero no olvidemos que en todo este asunto Hernandez no es la víctima, es el victimario. Los que deben cargar con las consecuencias más infames de los actos de Hernandez son otros. No cometamos el error de olvidarnos de ellos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marcus MariotaGetty ImagesMarcus Mariota podría irse tan alto como el puesto N° 2 global, aunque no sabemos a donde.

MÉXICO -- Nada mejor para acabar con los mock drafts de los analistas de la NFL que el primer canje en el orden de selecciones.

A poco más de dos semanas de que arranque la primera vuelta del Draft 2015, aquí hay siete intercambios potenciales que podrían ayudar a configurar el próximo sorteo:

Selección N° 2 global. Actualmente, la segunda selección del sorteo pertenece a los Tennessee Titans, pero este es un buen sitio para pronosticar el primer intercambio del sorteo. En semanas recientes, los Titans han puesto especial atención a los mariscales de campo Jameis Winston y Marcus Mariota, pese a que se espera ampliamente que los Tampa Bay Buccaneers se lleven a Winston primero global, y que los Titans arrancaron la temporada baja expresando en reiteradas ocasiones su confianza en Zach Mettenberger. El objetivo podría tratar de inflar los bonos de draft de Mariota, invitando a cualquier equipo interesado en el pasador de Oregon a sentarse a negociar con Tennessee. ¿Cuánto vale la segunda selección global? De acuerdo a la tradicional tabla de valores de canje ideada por Jimmy Johnson --que se sigue usando en mayor o menor medida como referencia--, la selección de los Titans vale 2,600 puntos. Para que nos demos una idea de lo que costaría en términos de activos de draft subir hasta esa posición, tomemos en cuenta que se requeriría más a o menos el mismo número de selecciones para subir del sitio N° 31 global del draft al N° 6 (un salto de unos 1,000 puntos), que de la selección N° 6 a la N° 2.

Jay Cutler. No son pocas las versiones que aseguran el interés serio por el mariscal de campo Mariota en Chicago, y los Bears podrían ofrecer a su actual mariscal de campo como moneda de canje, aunado a un paquete de selecciones que incluiría la N° 6 global. Cutler acarrea un costo elevado. Está por cobrar un salario base de 15.5 millones de dólares para el 2015, y de 16 millones de dólares para el 2016. Sin embargo, los podrían estar interesados en un mariscal de campo veterano sólo para un par de campañas, en lo que termina de pulirse Mettenberger o hasta que vean en la primera ronda a un mariscal de campo que los convenza más, pensando en la posibilidad de Connor Cook o Christian Hackenberg para el año que viene. Bajar del segundo escalón hasta el séptimo no es tan grave para los Titans, quienes todavía podrían encontrarse a un prospecto del Top-10 para su línea defensiva. La selección N° 7 global, en poder de Chicago, tiene un valor aproximado de 1,500 puntos según la tabla de valor de selecciones.

La selección N° 8 global. De la segunda selección global a la novena selección global, hay ocho equipos a los que les urge, en mayor o menor grado, ayuda en el departamento de la presión sobre los mariscales de campo. Los Falcons, sentados en el N° 8, son uno de esos equipos. Descontando a Leonard Williams, quien proyecta como tackle defensivo en sistema 4-3, o ala defensiva en sistema 3-4, hay cuatro prospectos que podrían proyectar como cazadores de mariscales de campo del Top-10 del draft, ya sea como apoyadores externos en sistema 3-4, o ala defensiva en esquema 4-3: Dante Fowler Jr. de Florida, Vic Beasley de Clemson, Shane Ray de Missouri y Randy Gregory de Nebraska. Fowler se ve a sí mismo en Jacksonville como tercer recluta global. Williams es proyectado ampliamente para irse a Tennessee segundo global, o a Oakland como cuarto global. Los Redskins podrían tomar a otro de esos prospectos en el lugar N° 5. Si los Falcons ven que llega el turno de elegir de los Jets y sólo queda uno de los defensivos a quien podrían codiciar, podrían sentir desesperación por saltar dos escalones a esa selección de los Jets, o quizás incluso tres hasta el escalón de los Redskins. Lo mejor que le puede pasar a Atlanta si están determinados a salir con uno de esos prospectos defensivos es que al menos uno de los dos receptores abiertos que se asoman como potenciales selecciones del Top-10, Kevin White o Amari Cooper, se vaya antes de que elijan los Jets.

DeVante Parker
Getty ImagesParker pinta para irse antes del punto de medio de primera ronda

Las selecciones N° 12 y N° 19 globales. Los Browns son uno de dos equipos que llega a la primera ronda con dos turnos, gracias al canje del año pasado con los Buffalo Bills. Además, están desesperados por un mariscal de campo. Múltiples reportes mediáticos indican que buscaron adquirir en canje a Kirk Cousins y a Sam Bradford en las últimas semanas. De hecho, hay versiones que aseguran que Cleveland ofreció su selección N° 19 por Bradford a los St. Louis Rams --quienes lo prefirieron negociar a los Philadelphia Eagles mediante un paquete de selecciones y el mariscal de campo Nick Foles-- y que más tarde habría ofrecido esa misma selección a los Eagles por Bradford. Otros reportes indican que Johnny Manziel habría sido ofrecido, también, como parte del trato, aunque esta última versión fue desmentida por Jeremy Fowler de ESPN.com. En cualquier caso, los Browns se han delatado como un club desesperado por un mariscal de campo, y trepar la escalera hasta un sitio sonde puedan acceder a Mariota podría costar ese par de selecciones de primera ronda, cuyo valor conjunto es de unos 2,075 puntos según la clásica tabla de valores de selecciones. Por otro lado, los Browns podrían estar interesados en otro canje que no incluya a un prospecto de mariscal de campo. Hay tres receptores abiertos que están por encima del resto en la camada de este año: Cooper, White y DeVante Parker. Si Cooper y White se van entre las primeras seis o siete selecciones, un equipo desesperado por incrementar su arsenal aéreo como Cleveland --que estará sin Josh Gordon por suspensión de todo el año, ni Jordan Cameron, quien emigró a Miami Dolphins-- podría escalar algunas posiciones para asegurarse de no perder a Parker.

Philip Rivers. Incluso por encima de Cutler, Rivers es el más mencionado en rumores previos al draft como posible moneda de cambio para poder ascender en el orden para ir por Mariota. El mariscal de campo de los San Diego Chargers está por iniciar su último año de contrato, a cambio de un salario de 15.75 millones de dólares. Versiones mediáticas han informado que no se sentará a charlar sobre un nuevo acuerdo hasta que culmine la campaña y que no le emociona demasiado la posibilidad de que el equipo se mude a Los Ángeles. Eso abre la puerta a suponer que podría ser el último año de Rivers con el equipo. San Diego, en busca de un sustituto podría intentar canjear a Rivers para obtener algo de regreso en lugar de dejarlo caminar en la agencia libre, sin recompensa, el año que viene. La selección N° 17 de la primera ronda de los Chargers tiene un valor de 950 puntos. Sin embargo, Rivers compensa el resto de la distancia, especialmente si logra acordar un contrato a largo plazo con su potencial nuevo equipo, mientras que san diego podría quedarse con Mariota. Regresando al escenario de un posible canje con los Titans, hay que recordar que el entrenador en jefe de Tennessee, Ken Whisenhunt, fue coordinador ofensivo de Rivers en el 2013.

Sam Bradford. Aunque Chip Kelly ha negado la posibilidad de ejecutar un canje que les permita subir para reclutar a su ex mariscal de campo de Oregon, Mariota, hay quienes creen que los Eagles todavía podrían ser protagonistas. Por una parte, los Browns mostraron todavía tener interés en Bradford, y con al menos dos selecciones de primera ronda, el costo ya no parecería ser tan pesado para subir desde el sitio N° 20 hasta un lugar donde Mariota esté al alcance, sobre todo si Mariota no se va en el N° 2 global y empieza a resbalar. Por el otro lado, sería extraño que Bradford hubiera tenido voz dentro de la organización para adquirir a DeMarco Murray, su ex compañero colegial en Oklahoma, para ser traspasado a otro equipo sin vestirse de verde. Por último, Kelly no mostró muchas tablas a la hora de enviar en canje a LeSean Mccoy a los Buffalo Bills por Kiko Alonso. McCoy es un jugador infinitamente superior a Alonso, y sobre todo, un corredor que ha demostrado ser parte de la élite de la liga. Kelly debió haber pedido al menos una selección de ronda media adicional como parte de ese pacto.

Adrian Peterson
Getty ImagesPeterson simplemente no quiere jugar más para los Vikings

Adrian Peterson. El corredor ha dejado en claro, a través de su agente, que no desea continuar su relación laboral con los Minnesota Vikings. Hace un año, antes de que se diera a conocer el incidente por el cual se le acuso por abuso infantil tras golpear a su hijo de cuatro años con una vara, advertí que podría tratarse de la última temporada de Peterson en Minnesota, señalando su salario base de 12.75 millones de dólares para el 2015, y el hecho de que cortarlo representaría solamente un cargo de dinero muerto contra el tope salarial de 2.4 millones de dólares. Para el 2016, su salario saltaría 14.75 millones de dólares y cortarlo ya no representaría ningún cargo por dinero muerto. A eso hay que sumarle el hecho de que tiene 30 años, la edad en la que tradicionalmente los corredores pierden gasolina, incluso los de élite. Desde la perspectiva de Peterson, el argumento es que el equipo no mostró un respaldo hacia el jugador durante una época difícil, pero también podría haber otros factores. Minny está en medio de un proceso de reconstrucción, y Peterson sabe que no le quedan muchos años de vida útil en la NFL. Quizás empieza a escuchar el tic-tac de ese reloj en su cabeza. Peterson manifestó en la pasada temporada baja --nuevamente, antes de sus problemas legales-- un deseo por jugar para los Dallas Cowboys, estando bajo contrato con los Vikes. Por si fuera poco, mientras Peterson estuvo alejado de la NFL, tuvo la oportunidad de ver a la línea ofensiva de Dallas convertir a un corredor con un historial de poca durabilidad en el líder corredor de la liga con Murray, quien emigró a Philly. Los Cowboys estuvieron cerca de acceder al Juego de Campeonato de la NFC, y un buen ataque terrestre podría asegurar que vuelvan a ser protagonistas de postemporada. Los Cowboys cuentan con la selección N° 27 de la primera ronda, pero si se diera este traspaso, Dallas sabría que estaría adquiriendo a Peterson solamente como solución a corto plazo. Los Cowboys todavía tienen que moverle a los números de su nómina para que sea posible, pero de todos los posibles canjes que hemos enlistado, este podría tener más sentido para los tres involucrados: Vikings, Cowboys, y Peterson. Los Arizona Cardinals, con la selección N° 24 global, también podrían estar interesados en el corredor.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marcus MariotaGetty ImagesEl mariscal de campo de Oregon, Marcus Mariota, es difícil de proyectar para el Draft 2015.

MÉXICO -- La lógica indica que los Tampa Bay Buccaneers anunciarán el nombre del mariscal de campo de Florida State, Jameis Winston, con la primera selección global del Draft 2015 el próximo 30 de abril.

La siguiente selección, que pertenece por ahora a los Tennessee Titans, podría marcar el inicio de la incertidumbre del sorteo, y aquí es donde podría entrar en juego otro mariscal de campo: Marcus Mariota, de Oregon.

"Si lo elegimos con la selección N° 2, definitivamente pienso que puede ser el titular desde el primer día", declaró el entrenador en jefe de Tennessee, Ken Whisenhunt, el mes pasado a los medios durante el desayuno de los coaches de la AFC de las reuniones de propietarios en Phoenix. "Fue impresionante... Simplemente el tiempo que pasamos con él en el pizarrón, fue muy impresionante".

Esas declaraciones de Whisenhunt respecto a Mariota contrastan de manera definitiva con la postura que había asumido la franquicia respecto a la posición de mariscal de campo al inicio del receso de temporada, cuando todo indicaba que Zach Mettenberger entraría a la siguiente temporada con una nueva oportunidad para establecerse como la respuesta a largo plazo, y los Titans se enfocarían en otra posición con su selección de primera ronda.

"Tuvimos suficiente confianza para iniciar con él el año pasado", declaró en el mismo evento Whisenhunt respecto a Mettenberger.

Zach Mettenberger
AP PhotoMettenberger está lejos de ser una certeza

Si en el 2014, los Titans sintieron "suficiente confianza" --o desesperación-- para iniciar con Mettenberger, ¿no habría crecido un poco esa confianza después de verlo aparecer en siete encuentros, seis de inicio, lanzando para 1,412 yardas con ocho touchdowns y siete intercepciones? Está claro que el ex pasador de Louisiana State no ha demostrado todavía que es la solución en Nashville, y una marca como titular de 0-6 y dos lesiones de hombro no ayudan mucho en el rubro del optimismo.

Sin embargo, la realidad es que ninguno de los cuatro pasadores que lanzaron para los Titans el año pasado --Jake Locker, Charlie Whitehurst, Jordan Palmer y Mettenberger-- hizo demasiado, y el novato consiguió el porcentaje mayor de pases completos (59.8 contra 58.9 de Locker y 56.8 de Whitehurst) y el mayor total de pases de touchdown (ocho contra siete de Whitehurst y cinco de Locker) con el mismo número de apariciones que ellos (Palmer sólo apareció en un juego).

Los Titans ganaron únicamente dos encuentros, y aunque la inestabilidad en la posición de mariscal de campo fue un ingrediente que contribuyó a la miserable campaña, no fue el único factor. Eso es una consideración que debe tomarse en cuenta a la hora de evaluar los diferentes caminos que puede tomar Tennessee en la primera ronda del draft.

A eso hay que sumarle que no se callan los rumores de canje. Por un lado, hay quien afirma que Whisenhunt estaría muy interesado en reunirse con Philip Rivers, a quien dirigió como coordinador ofensivo de los San Diego Chargers en el 2013. Rivers no tiene contrato más allá del 2015 con los Bolts, y de acuerdo a The Tennesseean, le preocupa una potencial mudanza a Los Ángeles. Los Chargers han ayudado a alimentar --involuntariamente, quizás-- esos rumores reuniéndose con Mariota en al menos dos ocasiones, una visita privada y una sesión privada de entrenamiento con el mariscal de campo, aparte de visitarlo en el pro day de Oregon.

Por otro lado, hay quien todavía no termina de comprar la versión de Chip Kelly, en el sentido de que no buscarán a Mariota en el draft, sino que Sam Bradford simplemente será utilizado como moneda de cambio para algún equipo en busca de un pasador veterano. Quizás los Titans ya hayan reducido sus candidatos para esa segunda selección global, pero no tiene nada de malo mantener abiertas las líneas de comunicación por si acaso llegara alguna oferta cuyo valor pueda exceder a cualquiera de los jugadores que pudieran estar disponibles en ese momento, de los cuales al parecer sólo hay que descartar a Winston.

Por si fuera poco, Mariota constituye un enigma como prospecto. Solamente participó en cinco jugadas bajo centro el año pasado, y el juego de pases con engaño de carrera en la NFL es todavía importante. Los observadores de la liga lo han proyectado desde la selección N° 2 global hasta la N° 17, que hoy pertenece aún a los Chargers. Los Oakland Raiders, New York Jets, Chicago Bears, St. Louis Rams, Cleveland Browns, suelen ser mencionados como destinos probables, además de Titans y Chargers. En cambio, no me he encontrado con una sola opinión en el sentido de que Mariota es uno de los dos mejores jugadores en el sorteo (pensando en aquella trillada frase que suelen lanzar indiscriminadamente los clubes, en el sentido de que su estrategia es reclutar "al mejor jugador disponible, sin importar posición").

Philip Rivers
Getty Images¿Será posible que Rivers no culmine su carrera lanzando en SD?

Bajo ese escenario, tiene mucho sentido que Whisenhunt quiera elevar el interés por Mariota, y/o por la segunda selección global. Un canje por Rivers, un pasador de 33 años con solamente un año restante de contrato, podría resultar más barato que esa segunda selección global, y Tennessee todavía podría salir del sorteo con un prospecto del calibre de Leonard Williams, de USC. Tal vez la primera selección de la segunda ronda de este año (N° 33 global), y una selección adicional, o tal vez la selección de primera ronda del año entrante, podrían ser suficientes. Tal vez.

Por último, habrá que preguntarse si realmente es probable que, a mediados de marzo, Whisenhunt revele los planes reales de draft de su equipo a los medios en un desayuno. Ni siquiera Lovie Smith ha sido tan transparente refiriéndose a Winston. No se trata solamente de proyectar si Mariota se ajusta o no al tipo de mariscal de campo con que Whisenhunt ha tenido éxito en el pasado, como Ben Roethlisberger y Kurt Warner. Se trata de descifrar los mensajes a través de las cortinas de humo, y el mensaje que dio Whisenhunt respecto a la posibilidad de reclutar a Mariota, probablemente sólo signifique que quien desee incorporar al pasador de Oregon a su plantilla deberá sentarse en la mesa de negociaciones con Tennessee.

Salir a respaldar incondicionalmente a Mettenberger desde principios de la temporada baja, como hicieron los Titans, únicamente ayuda a elevar el valor de la siguiente selección, la de los Jacksonville Jaguars, sobre todo a sabiendas que es un equipo de que definitivamente no tomará a Mariota, y al que le podría interesar negociar con otro club interesado en el más reciente ganador del Heisman.

A final de cuentas, es un simple recordatorio que no hay que creer todo lo que escuchamos en la época de mentiras y verdades a medias de la NFL.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marcell DareusAP PhotoMarcell Dareus aporta una cuota importante de talento, pero conlleva un riesgo significativo, también.

MÉXICO -- Los Buffalo Bills han sido una de las franquicias más activas en los últimos meses. No es para menos. Se trata del equipo que ha sufrido la ausencia más prolongada de la postemporada de la NFL, después de 15 años sin playoffs.

En octubre pasado, Terry y Kim Pegula se convirtieron en los nuevos propietarios de la franquicia, unos meses después del fallecimiento del fundador del equipo, Ralph Wilson. En enero pasado, contrataron a Rex Ryan, el entrenador de mayor perfil que ha arribado a la franquicia desde que Marv Levy condujera al equipo a cuatro apariciones consecutivas de Super Bowl a principios de la década de los '90s.

Al inicio del receso de temporada, los Bills se negaron a quedarse cruzados de brazos. Primero, concretaron el canje más sorpresivo en lo que va del año, enviando al apoyador Kiko Alonso --quien se perdiera la temporada pasada por lesión-- a los Philadelphia Eagles, a cambio del corredor All-Pro, LeSean McCoy.

Luego, canjearon para conseguir al mariscal de campo Matt Cassel, proveniente de los Minnesota Vikings, otorgaron a Charles Clay el contrato para ala cerrada con mayor cantidad de dinero garantizado en la historia de la liga para desprenderlo de los Miami Dolphins, firmaron al fullback de Pro Bowl Jerome Felton, y le extendieron (¿últimas?) oportunidades al explosivo receptor abierto Percy Harvin y al polémico guardia Richie Incognito.

Por si fuera poco, retuvieron por cinco temporadas y 45 millones de dólares al ala defensiva Jerry Hughes, pieza fundamental para la que es considerada por muchos como la mejor línea defensiva de la liga.

Ahora, la atención de los Bills se torna hacia otra pieza de la línea defensiva, una todavía más importante que Hughes: el tackle defensivo Marcell Dareus.

"En el futuro cercano", subrayó el gerente general del club, Doug Whaley, de acuerdo al Buffalo News. "Será la prioridad N° 1 una vez que se asiente el polvo después del draft, quizás incluso antes de eso, simplemente para echar a rodar la pelota".

Whaley se refiere a un inminente comienzo de pláticas contractuales con Dareus, quien está por comenzar la última temporada de su contrato original de novato, una que le pagará 8.06 millones de dólares en el 2015.

Será interesante ver hasta dónde puede ascender el nuevo contrato de Dareus. Se trata de un jugador de 25 años de edad, que viene de dos temporadas consecutivas de Pro Bowl, y una elección como All-Pro. En el 2014, el tercer recluta global del Draft 2011, procedente de Alabama, impuso una nueva marca personal con 10 capturas de mariscal de campo, un año después de conseguir 7.5, números impresionantes para un liniero defensivo interior. Los Bills lideraron a la liga en capturas durante el 2014, con 52, y Dareus es el elemento más joven entre los cuatro titulares: Hughes (26 años de edad), el tackle defensivo Kyle Williams (31) y el ala defensiva Mario Williams (30).

En octubre pasado, Gerald McCoy firmó un contrato por siete temporadas y hasta 98 millones de dólares con los Tampa Bay Buccaneers. A mediados de este mes, los Dolphins "ganaron" la agencia libre firmando al jugador más codiciado, Ndamukong Suh, por seis campañas y hasta 114 millones de dólares. Para efectos de referencia, vale la pena también mencionar los contratos de J.J. Watt (seis temporadas y hasta 100 millones de dólares, firmado en septiembre pasado) y Mario Williams (seis campañas y hasta 100 millones de dólares, firmado en marzo del 2012).

Mario Williams
AP PhotoSe asoma una reestructuración para Williams

Dareus no está --al menos todavía-- al nivel de Suh, Watt ni McCoy, pero también es más joven que los tres. Eso es lo positivo.

¿Lo negativo? Carga con bagaje extradeportivo. Fue arrestado en mayo del año pasado en Alabama por posesión de mariguana sintética, luego de ser detenido por exceder el límite de velocidad en una carretera interestatal. Dos semanas más tarde --y dos días después de enfrentar a los medios para discutir su problema legal en Alabama-- fue arrestado nuevamente, esta vez en el estado de New York, acusado de participar en carreras ilícitas después de chocar su automóvil. Hughes admitió más tarde conducir el automóvil "rival".

El juicio de Dareus por el arresto en New York tiene programado comenzar en mayo. El liniero defensivo aceptó ingresar a un programa por abuso de sustancias de la NFL para librarse del cargo de Alabama. Todavía no hay que descartar una eventual sanción de la liga, bajo la nueva política de conducta personal.

A eso hay que sumarle que fue enviado a la banca durante la porción final de la campaña del 2013 por "tardanza habitual", según reportó en su momento NFL.com. Por su eso no fuera suficiente, Dareus ha batallado con una fluctuación en el peso, y el año pasado, cuando reportó al campamento de entrenamiento, reprobó en primera instancia su prueba de acondicionamiento físico.

Entonces, ¿cuánto dinero debe cobrar Dareus a partir de su próximo convenio?

El próximo contrato de Dareus deberá rondar los 90 a 100 millones de dólares como monto máximo, aunque la cifra más importante --la que evidenciaría el tamaño del compromiso de la franquicia hacia su tackle defensivo estelar-- será el dinero garantizado. McCoy acordó 51.5 millones de dólares garantizados; Watt acordó 51.876 millones de dólares garantizados; Suh se voló la barda, rozando los 60 millones de dólares garantizados.

Convendría a los Bills protegerse de futuras "eventualidades" con Dareus. Un promedio de ocho millones de dólares garantizados por temporada, lo prometido a McCoy y Watt, suena como algo descabellado, con todo y que Suh apretó el botón de reinicio a la escala de pagos para linieros defensivos hace unas semanas. Sin embargo, los 31.4 millones que acordó Williams hace tres años se antojan como poco --relativamente hablando-- tomando en cuenta la inflación y el crecimiento proyectado para el tope salarial en los años siguientes.

Por donde se le vea, Dareus supone un riesgo para Buffalo. Por un lado, es un jugador joven, talentoso, que empieza a apenas a mostrarnos la punta de iceberg en cuanto a lo que es capaz de hacer sobre el emparrillado. Por el otro, se trata de una persona que ha tomado malas decisiones constantemente, no solamente en el rubro legal, sino también en cuanto a su preparación como profesional.

Los Bills se encuentran unos 7 millones de dólares por debajo del tope salarial, pero todavía hace falta sumar a esa cuenta a los seleccionados de draft y agentes libres novatos que firmen a partir del próximo mes. Llegar a un acuerdo con Dareus en las siguientes semanas no es imperativo desde el punto de vista financiero, pero sí recomendable.

Stephon Gilmore
AP PhotoGilmore es otro engrane defensivo que no desean perder los Bills

¿Por qué?

Porque Buffalo ya ha manifestado sus planes de retener a Kyle Williams y Mario Williams hasta que se retiren. Kyle Williams, el jugador con más tiempo en la plantilla de los Bills, firmó en este mes de marzo una extensión contractual que lo mantendría con la franquicia hasta el término de la campaña del 2017. Mario Williams tiene tres años restantes en su contrato, pero los golpes financieros al tope salarial de esas temporadas son significativos: 19.4 millones de dólares en el 2015, 19.9 millones en el 2016, y 16.5 en el 2017. Sumarle años al convenio de Williams y empujar parte de esas cantidades al futuro parecen ser el camino ineludible para los Bills.

Por si fuera poco, los Bills planean ejercer la opción al quinto año contractual del esquinero Stephon Gilmore, decisión que les costará 11.082 millones de dólares para el 2016.

"[Mario Williams] podría liberar la mayor cantidad y sería lo más lógico, porque no solamente sería reestructurar, sino extender", manifestó Whaley al Buffalo News, citando una comparación con lo realizado con Kyle Williams. "Queremos sentar el precedente de que retendremos a los nuestros y los tendremos retirándose como Buffalo Bills. Pienso que se trata de un sentimiento que queremos mostrarle a los jugadores en nuestra plantilla ahora".

En Buffalo, ya se han hecho a la idea de que el año para gastar en grande fue el 2015, tras comprometer 91.5 millones de dólares entre agentes libres y reestructuraciones contractuales en la actual temporada baja, para liderar a la NFL.

"El año que viene, seremos los Green Bay Packers de la agencia libre", manifestó Whaley la semana pasada durante la reunión de propietarios de la NFL, de acuerdo a Mike Rodak de ESPN.com, haciendo referencia a la austeridad con que se suelen conducir los Packers en el mercado abierto. "Estaremos firmando a nuestros propios jugadores porque tenemos a Nigel [Bradham] a punto de terminar contrato, tenemos a Dareus a punto de terminar, tenemos a Cordy Glenn a punto de terminar y tenemos a Gilmore. Así que esa será nuestra agencia libre el año que viene".

Lo más urgente para los Bills será reestructurar el convenio de Mario Williams. Extender el acuerdo de Dareus previo al inicio de la agencia libre, y del contrato monstruoso de Suh, podría haber ahorrado algo de dinero a Buffalo. Lo mismo aplica para Gilmore, si el equipo se apura a negociar con el esquinero.

Los Bills tienen intenciones claras de mantener intacta a la mejor línea defensiva de la NFL, y a partir de allí edificar al resto de la defensiva. No hay duda de que Dareus recibirá su dinero. Sólo restaría por ver si Dareus será capaz de cumplir su parte del convenio.

¿Responderá como el All-Pro que es, o se transformará en una nueva versión de Albert Haynesworth?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Eddie Goldman, Mario EdwardsGetty ImagesFSU podría colocar dos linieros defensivos en la parte alta del sorteo: Eddie Goldman y Mario Edwards.

MÉXICO -- Cerramos la serie posicional previa al Draft 2015 con los linieros defensivos y, si hacemos caso a lo que señalan la mayoría de los expertos, hemos dejado lo mejor para el último.

¿Por qué?

Porque el tackle defensivo Leonard Williams de Southern Cal es considerado ampliamente como el mejor prospecto disponible este año, independientemente de posición. Por si fuera poco, es probable que entre hasta seis linieros defensivos, entre tackles y alas, escuchen su nombre en primera ronda, con la posibilidad de otros seis a ocho siendo reclutados en la segunda vuelta.

Eso significa que hay calidad en la parte más alta de la tabla de evaluaciones, pero también profundidad en la parte alta del sorteo. Son buenas noticias para los clubes que necesitan ayuda para contrarrestar el reciente resurgimiento en importancia del juego terrestre en la NFL.

Echemos un vistazo a algunos de los nombres más atractivos:

Leonard Williams
AP PhotoWilliams es, por mucho, el mejor prospecto

LEONARD WILLIAMS, DT, SOUTHERN CALIFORNIA
Antes que nada, debemos dejar una cosa en claro: a pesar de la gran calidad que hay en esta camada para ser representada al tope del sorteo, Williams es por mucho el mejor prospecto. Nadie se acerca, siquiera. El liniero defensivo de los Trojans lo tiene casi todo. Es extremadamente rápido para leer la jugada, y su maniobra de "nado", es su mejor arma para buscar la penetración. También hay que destacar su versatilidad. Aunque nominalmente es un ala defensiva en el frente 3-4 de USC, trabajó la técnica-5, técnica-3 e incluso la técnica-1 en los partidos. Por si fuera poco, también presionó arrancando desde la posición de dos puntos, alineando por la orilla, aunque a mi juicio eso no es más que un desperdicio de sus habilidades. En la NFL se vuelven a multiplicar las defensivas 3-4, particularmente las que juegan un sistema de un hueco al frente. Williams estaría como en casa en un esquema así, pero en lo personal, me gustaría verlo como técnica-3 en un frente 4-3, donde estaría un poco más cerca del balón y podría tener más oportunidades en el uno contra uno frente a guardias.

DANNY SHELTON, DT, WASHINGTON HUSKIES
Se trata de un comodín para primera ronda. Es posible que se trate de un talento del Top-10, pero usualmente la posición de tackle nariz no es seleccionada tan alto. En años recientes, Star Lotulelei se fue N° 14 global (2013), Dontari Poe se fue N° 11 global (2012), y Dan Williams se fue N° 26 global (2010). La excepción fue Marcell Dareus, N° 3 global en el 2011. Shelton es absolutamente masivo, y marcaba una diferencia notoria de tamaño contra la mayoría de sus oponentes en la NCAA, aunque eso no será necesariamente así al siguiente nivel. Está acostumbrado a anclar contra el doble y triple bloqueo, y es casi inamovible. No importa el esquema para Shelton, igual se puede acomodar en una defensiva 3-4 como en una 4-3. Sus 16.5 tacleadas para pérdida y nueve capturas del 2014 impresionan.

ALVIN DUPREE, DE, KENTUCKY WILDCATS
Sé que la mayoría tiene a Dupree proyectado como apoyador externo para una defensiva 3-4, pero así como no te gustaría ver a Calvin Pace en cobertura de paso, tampoco quieres ver a Dupree en cobertura de pase, más allá de que inicie la jugada en posición de dos puntos y no de tres. Para ser sincero, no me gusta tanto como a otros analistas. Lo vi dominado en el uno a uno por alas cerradas en el juego terrestre, y tiene problemas para tacar al mariscal de campo contra tackles más grandes. Odias tener que decir esto, pero es necesario todos los años: Dupree me parece candidato a ganarse la etiqueta de fiasco, tarde o temprano. Eso sin hablar de su actuación en el Combinado, donde tropezó un par de veces durante los ejercicios de apoyadores y mostró manos poco confiables.

MALCOLM BROWN, DT, TEXAS LONGHORNS
La selección de Brown podría determinar cuántos linieros defensivos salen en primera ronda. Es considerado el mejor tackle después de Williams y Shelton, y si se va cerca de la mitad de la primera vuelta, podría jalar a algunos prospectos que no están tan lejos de él en términos de calidad, metiéndolos a primera ronda. Si Brown cae hasta el último tercio de la primera ronda, entonces los tackles que le siguen podrían tener que esperar hasta la segunda ronda. Brown es un técnica-3 prototípico que brilla más en el uno contra uno. Es excelente en la persecución y posee un motor de alto rendimiento.

EDDIE GOLDMAN, DT, FLORIDA STATE SEMINOLES
Si acaso hay un segundo jugador considerado para la posición de tackle nariz que se puede ir en la primera ronda, se trata de Goldman. Empezó su carrera como ala defensiva en Florida State, antes de pasar al interior, donde hizo un trabajo más que decente reemplazando a Timmy Jernigan. Goldman tiene suficiente movilidad para ser efectivo en casi cualquier posición de un frente defensivo, ya sea como ala o tackle nariz en un esquema 3-4, o en cualquiera de las dos posiciones de tackle en un esquema 4-3. Definitivamente no es tan sólido como Shelton al anclar, pero posee mayo rango de lateral a lateral.

JORDAN PHILLIPS, DT, OKLAHOMA SOONERS
Phillips, junto a Goldman, podrían ser los mayores beneficiarios de que Brown --calificado generalmente arriba de ellos-- sea seleccionado cerca de la mitad de la primera ronda. Serían los dos candidatos principales a colarse en la parte final de la primera ronda en caso de que los equipos repentinamente sientan desesperación por salir del primer día con un liniero defensivo. Oklahoma le pide a sus linieros defensivos arrancar desde una posición de cuatro puntos, pero Phillips es tan grande que a veces le cuesta trabajo mantener su centro de gravedad abajo y le cuesta proyectar hacia adelante desde esa postura. Posee tremendo potencial pero es de los que mayor trabajo tiene por delante para alcanzarlo. Los equipos deben tener cuidado con un problema de espalda sufrido en el 2013.

ARIK ARMSTEAD, DE, OREGON DUCKS
Francamente, se trata de uno de mis jugadores favoritos para este draft, y calculo que puede irse en la parte alta de la segunda ronda, a menos que sorprenda colándose en el primer día. Hay quienes proyectan una transición al puesto de tackle defensivo, pero me gustaría ver que siguiera como ala defensiva al siguiente nivel, preferentemente en un esquema 3-4. No tiene la velocidad para doblar la esquina cuando se trata de presionar, pero es enorme y correr hacia su lado es un reto mayúsculo.

Owamagbe Odighizuwa
AP PhotoOdighizuwa podría sorprender en primera ronda

OWAMAGBE ODIGHIZUWA, DE, UCLA BRUINS
Descontando a los cazamariscales que proyectan como apoyadores híbridos al siguiente nivel --y de los cuales hablamos en una entrada previa-- Odighizuwa podría ser uno de los prospectos más interesantes en la segunda ronda. Posee brazos extremadamente largos, exactamente lo que buscan los cazatalentos en su posición, además de que lo hacen ver un poco más alto de lo que es. No fue el más productivo en UCLA, pero quizás jugó fuera de posición como ala defensiva en sistema 3-4. Un problema de cadera del 2013 debe ser examinado minuciosamente por los equipos interesados.

PRESTON SMITH, DE, MISSISSIPPI STATE BULLDOGS
Smith es otro jugador que debe encontrar lugar como ala defensiva en sistema 3-4 al siguiente nivel, idealmente. Los Bulldogs aprovecharon al máximo su versatilidad, alineándolo principalmente en esa posición, pero también pidiéndole atacar al mariscal de campo desde una posición de dos puntos, y ocasionalmente colocado en el interior como tackle nariz. Terminó la campaña pasada con 11.5 capturas, pero no es un atleta tan explosivo como ese número podría sugerir. Es otro de los jugadores que considero una apuesta más o menos segura, hablando en términos de draft.

CARL DAVIS, DE, IOWA HAWKEYES
Hay quienes tienen calificado a Davis por arriba de Phillips y Goldman, lo que habla de la calidad existente en este estrato de prospectos. Se trata de un jugador con el tamaño que se busca como técnica-1, pero a menudo se le envuelve con facilidad con el doble bloqueo. Se trata de un jugador de rachas, y eso engloba lo bueno como lo malo. A veces le falta perfeccionar ese último movimiento para deshacerse del bloqueador y liberarse para hacer la jugada, dando la impresión de que siempre está cerca, aunque no siempre llega.

MARIO EDWARDS, DE, FLORIDA STATE SEMINOLES
El caso de Edwards es llamativo. En el 2012, fue el recluta de preparatoria más codiciado del país, por encima de prospectos como Dorial Green-Beckham (N° 3), Landon Collins (N° 6), D.J. Humphries (N° 7), Goldman (N° 10), y Jameis Winston (N° 14). Sin embargo, batalló con problemas de sobrepeso y dudas de ética de trabajo en sus primeros años en Tallahassee. Fue hasta el 2014 que realmente se dedicó a invertir más tiempo en su juego, y los resultados fueron claros. Todavía posee un potencial enorme, y tiene la capacidad de dominar a cualquier tackle que le pongan enfrente. Calculo que se irá en la tercera ronda, por debajo de algunos de los mencionados aquí abajo, pero un talento como el suyo no se puede ignorar. La propuesta acierto/fracaso con su selección es, no obstante, bastante riesgosa.

No se olviden de: Trey Flowers, DE, Arkansas Razorbacks; Danielle Hunter, DE, Louisiana State Tigers; Michael Bennett, DT, Ohio State Buckeyes; Xavier Cooper, DT, Washington State Cougars.

Etiquetas:

5900, NFL

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO