Tito Vilanova
EFETito Vilanova admitió que el equipo no jugó bien
BARCELONA -- La Real Sociedad de Carlos Vela y el Chori Castro visita el Camp Nou en la jornada inaugural de la Liga. Como ocurría con Guardiola al frente, en el vestuario del Barcelona no entienden de rival pequeño y, ante todo, quieren comenzar el curso mejor que en temporadas anteriores, cuando les costó encauzar su camino, como ocurriera hace cuatro años frente al Numancia y el Racing, o, sin ir más lejos, en el campeonato postrero ante la misma Real Sociedad (el Barça ganaba 0-2 en Anoeta y a punto estuvo de perder el partido).

Comienza el curso y Tito Vilanova advierte que su equipo aspira a priori "a ganarlo todo", partido a partido. Y, sobre todo, que aspira a mantener el nivel de juego mostrado y "el comportamiento exhibido dentro y fuera del campo", enfatiza el entrenador.

La magnífica pretemporada de Leo Messi dispara la ambición azulgrana, con un equipo casi calcado al del año pasado, con la novedad de Jordi Alba y, sobre todo, el reciente fichaje de Alex Song, del Arsenal, club que cobrará unos 19 millones de euros por el traspaso del camerunés.

Con Song, que firmará contrato con el Barça el lunes y será presentado a la afición durante el Trofeo Joan Gamper, el conjunto azulgrana refuerza el mediocentro, posición que Vilanova no tiene doblada (convertido Mascherano en central, Busquets era el único pivote defensivo de la plantilla). Además, los jóvenes de las inferiores que podrían jugar ahí están todavía en etapa temprana, en los juveniles o con un solo pie en el filial.

Más allá de en la medular, Song también puede ayudar al equipo en defensa. El camerunés, de 24 años, destaca por su fortaleza física, por su destreza para recuperar balones y para asistir también a sus compañeros de ataque.

El curso comienza sin tregua para Barça y Madrid, que se verán las caras el próximo jueves en la Supercopa española. Antes, los azulgrana se medirán a una Real Sociedad que comenzó fatal la campaña anterior (ocho partidos seguidos sin ganar), pero mejoró en la recta final para salvar la cabeza sin demasiados apuros. El Camp Nou rezuma ganas de fútbol

Neymar
APNeymar, del Santos, es la gran promesa del fútbol brasileño

BARCELONA -- Sin prisa pero sin pausa. El interés del Barcelona por el fichaje de Neymar es inegable, pero que el brasileño aterrice en el club azulgrana este verano parece, ahora mismo, poco probable (en el mercado futbolístico es mejor no poner la mano en el fuego por nada).

Los altos cargos de la entidad siguen trabajando en una incorporación que empezaron a sondear hace ya muchos meses con el entorno del futbolista. No hay más que recordar las imágenes del director de fútbol del Barça, Raúl Sanllehí, saliendo de la caravana donde descansaba Neymar durante el rodaje de un anuncio que el delantero grabó en la capital catalana. Pero todo va "piano, piano", esgrimen desde el club, con esta típica expresión italiana.

Aún así, Sanllehí continúa regando de forma regular esa relación y de tanto en cuanto aparecen en escena el presidente Sandro Rosell y el vicepresidente Josep Maria Bartomeu para regalar con elogios los oídos del crack del Santos.

De momento, Tito Vilanova entiende que la llegada al equipo de Neymar ahora no es una prioridad y ha solicitado a los dirigentes que ante todo le solucionen el tema del central.

Delante, los técnicos confían en la recuperación plena de David Villa, en la fase final de su rehabilitación tras recibir el alta médica. Del rendimiento del asturiano y del empeño de Messi, dependerá, probablemente, que el Barcelona acelere la operación Neymar y se plantee su fichaje antes del próximo verano (2013), quizá en el mercado de invierno.

La opinió de la estrella argentina resulta determinante en este aspecto. Y la admiración mostrada por Neymar hacia su figura es un punto a su favor. Llegue quien llegue a la línea de ataque azulgrana debe de tener muy claro que quien manda ahí es La Pulga, cosa que aceptó Villa en su momento y que nunca digerió, en cambio, Ibrahimovic. Y así le fue.

Lionel Messi
Getty ImagesLa Pulga marcó tres veces ante el Raja de Marruecos

BARCELONA -- Leo Messi confesó que había terminado "muerto" el partido de su debut con el Barça 2012-2013. Aún así, y a pesar de ser sólo un amistoso de pretemporada, el argentino dejó Tánger con una sonrisa de oreja a oreja. Ese es el efecto que tienen los goles en el mejor jugador del mundo. Cuando no marca, el equipo no gana o las cosas no le salen bien, sea el duelo que sea, al rosarino se le ve enfurruñado, más callado de la cuenta y en el vestuario no hay quien le tosa.

El partido frente al Raja de Casablanca, disputado el sábado, sirvió para que el conjunto azulgrana siga cogiendo el ritmo, a falta de pocas semanas para que se reinicie la competición. Para que Messi sonría, Alexis Sánchez recupere sensaciones y confianza y también para que Afellay se reivindique ante Tito Vilanova tras una temporada en blanco por culpa de una grave lesión.

El marcador (8-0) es lo de menos; los tantos de Messi (tres), Alexis (2), Alves, Sergi Gomez y Deulofeu, un granito de arena para la habitualmente desbordada autoestima de los futbolistas.

Además, en Marruecos pudieron ver al Barcelona y el club se embolsó unos dos millones de euros por la disputa del partido. Para el equipo azulgrana, el próximo encuentro dentro de una semana, en Francia, frente al París Saint Germain de Zlatan Ibrahimovic.

Antes, Vilanova recuperará a los futbolisas que disputaron y ganaron la Eurocopa con España. Veremos cómo regresan de las vacaciones Valdés, Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedrito y Cesc. Si descansaron lo que debían (algunos participaron en actos promocionales de índole comercial que conllevaban largos viajes) y si, como les mandaron los preparadores físicos de la entidad, empezaron a desperezar los músculos hace ya unos días.

El estado de forma de los internacionales será clave clave para el Barça en este inicio de curso. Los técnicos recomineda a Vilanova que en la primera vuelta del campeonato haga más rotaciones de las que haría en una situación distinta. Que dosifique a los futbolistas más exigidos, tanto en los partidos como en los entrenamientos, para evitar la fatiga. Aún así, que Messi comience el curso con una sonrisa, es un síntoma buenísimos para el Barça.

Barcelona
Getty ImagesVilanova dirigió su primer partido como DT del Barcelona

BARCELONA -- Pues ya está. El Barça de Tito Vilanova comenzó a andar en Hamburgo, donde estrenó con una victoria frente al equipo local la nueva temporada. Un amistoso como los que suelen disputarse en esta época de preparación, con pocas conclusiones que sacar. No me gustan estos partidos, entiendo que son necesarios para rodar a los jugadores después de las vacaciones, pero el equipo se expone tanto (todos son televisados) que los técnicos tampoco se permiten muchas pruebas.

Plagado de internacionales, el Barcelona apenas cuenta con un par de jugadores de su columna vertebral. Y con tantos futbolistas de la inferiores e infinidad de cambios posibles, que el equipo coja el ritmo y entretenga al espectador resulta casi imposible.

Dicho esto, al conjunto azulgrana le pasó en Hamburgo lo peor que puede suceder en estos duelos: regresar a casa con un jugador lesionado de gravedad. En este caso, el joven zaguero del filial, Marc Muniesa, que se lastimó la rodilla. Probablemente, se rompió el ligamento cruzado.

Por el resto, cabe destacar que Messi se quedó en casa, renqueante por culpa de un golpe sufrido durante el último entrenamiento, y que, por su ausencia en Alemania, el club dejó de ingresar varios miles de euros, quizá el motivo más importante para que se disputen partidos como este.

En lo positivo, el conjunto azulgrana sigue tan reconocible como en los últimos años, juegue quien juegue. Vilanova volvió a contar con Dani Alves superada su lesión en el hombro y también jugaron unos minutos Mascherano, Alexis y Jonathan dos Santos.

A su lado, de cara al futuro, los jóvenes siguen dando traquilidad a la entidad.

Entre ellos, un chaval rubio cuyo nombre volverá a sonar con insistencia tras el duelo de Hamburgo: el jovencísimo delantero del filial Gerard Deulofeu. Si por el camino logran pegarle los pies al suelo, Deulofeu apunta a lo más alto. De momento, Vilanova insiste en que el chico tiene su puesto en el filial, aunque si se centra un poco, la categoría le quedará muy pronto pequeña. En el club andan con muchísimo cuidado, preocupados, incluso, porque la nueva perla de La Masia no se pierda por su falta de madurez. Los entrenadores piden paciencia, pero la hinchada demanda caras nuevas para ilusionarse. Y el juego de Deulofeu ilusiona.

Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Mascherano: Quiero seguir muchos años jugando en el Barcelona
Tags: futbol

BUENOS AIRES -- Tienen la Champions entre ceja y ceja. Así lo confirmaron en las últimas horas Leo Messi y Javier Mascherano. Los jugadores del Barcelona siguen sin digerir la eliminación de la máxima competición europea de la temporada pasada. Continúan convencidos los muchachos de Tito Vilanova de que en las semifinales fueron mejores que el Chelsea. Por eso, andan ya obsecados en reparar tal injusticia este curso, así que la hinchada azulgrana se frota las manos.

Tras escuchar el parecer de la estrella sobre el campeonato que viene, en la mañana del jueves los periodistas que siguen la actualidad del Barcelona celebraron la comparecencia de El Jefecito en la sala de prensa. Desde su habitual sentido común, Mascherano también habló de River y de la selección argentina.

Javier se ha ganado el cariño y respeto del vestuario y de la afición del Barça por su profesionalidad, entrega y humildad. Por todo ello también, el club le ha ofrecido la ampliación de su actual contrato, que vence en 2014. El acuerdo, está al caer.

Mascherano - Messi - Valdez
APEl Jefecito sigue pensando en la derrota de Champions
Al argentino se le ve feliz en el Camp Nou, totalmente adaptado a su nuevo puesto de central. Tanto, que asegura que ahora mismo se siente "más cómodo" jugando ahí que en el mediocentro. En la albiceleste, dice, es otra historia. El seleccionador lo quiere en la medular.

Al ex jugador de River no le alcanza con una hora de rueda de prensa para agradecer a Pep Guardiola todos los conceptos que le inculcó y que han favorecido su crecimiento como futbolista. Forzó su salidad del Liverpool para ganar títulos en el Barça y entiende que, a pesar de perder dinero en el camino (para que el equipo azulgrana pudiera pagar su traspaso, se rebajó el sueldo respecto a lo que cobraba en Inglaterra), aquella fue la decisión más acertada de su vida deportiva.

En el conjunto catalán ha aprendido a tener paciencia, a entrenarse al máximo a la espera de una oportunidad: a aprovechar la ocasión el día que el entrenador le diera un puesto en el equipo. Y lo hizo tan bien, que llegó a ganarle la partida a Gerard Piqué, que, descentrado, vio como Mascherano se convertía en el mejor central del Barcelona el curso pasado.

El Jefecito también ganó peso en el vestuario, donde sentó muy mal un desafortunado comentario de Xabi Alonso hacia el argentino durante la serie encadenada de clásicos que encendió la relación entre ambas plantillas hace ya un par de temporadas.

A Messi, además, le encanta tener cerca a Javier, compañero y amigo que anda convencido que si alguien merece el próximo Balón de Oro es La Pulga. A parte de Messi, Mascherano votaría para el podio de este galardón a Xavi e Iniesta. Otros dos que anhelan levantar pronto la orejuda.

BARCELONA -- Superada una primera jornada de pruebas médicas, los jugadores del Barcelona volvieron este martes a la faena. El conjunto azulgrana empieza la puesta a punto para afrontar la nueva temporada, esta vez, con Tito Vilanova al frente. Después de trabajar cuatro años junto a Guardiola, incluso a Tito se le hace ahora extraño entrar en el despacho de los entrenadores y no encontrarse allí con su predecesor y amigo Pep.

Dando por hecho que deportivamente el nuevo Barcelona distará poco del equipo armado por el de Santpedor, con el paso de los días se irá viendo cuál es el librillo de Vilanova, que, de momento, se ha mostrado como un tipo de ideas claras, llano, de esos que cuando hablan no se andan con rodeos, que tratan cualquier tema con normalidad.

Así sucedió, por ejemplo, cuando le preguntaron por el indulto federativo que deja sin sanción el feo gesto que tuvo con él Mourinho en la pasada Supercopa de España (el dedo en el ojo) y su propia respuesta. Vilanova admitió estar "cansado" de la cuestión. Dijo "acatar" la sanción y el indulto sin más. Y confesó que para ambos técnicos --sin hacer diferencias entre la actitud del portugués y la suya-- el hecho de que las imágenes sigan ahí dentro de 20 años ya significa suficiente castigo.

Vilanova parece consciente del reto que asume y se le ve contento. Puede contar desde el primer día de curso con Leo Messi, que según confesó el técnico "se está entrenando como el que más", sabedor de que necesita recargar baterías tras un temporada muy exigente y unas vacaciones más largas de lo habitual (La Pulga ha disfrutado de más de un mes de asueto).

De la respuesta del argentino en la cancha, depende, en buena parte, el éxito del nuevo entrenador del Barcelona. Por eso, Tito elogió el trabajo del rosarino: "Más peso del que ha tenido este año parece imposible que vaya a tener. Pero creo que Leo está todavía en edad de mejorar. Ahora, marca goles con la derecha, con la cabeza... Cada día lo veo un jugador más completo, tanto en la lectura del juego como a nivel defensivo", destacó.

El técnico no puede contar aún en cambio con los futbolistas que disputaron la Eurocopa, ni tampoco con los olímpicos. Pero así ocurre en el Barcelona desde hace ya muchos años. Por ello, junto a Messi, Alexis Sánchez o Mascherano se entrenan estos días en la ciudad deportiva azulgrana ocho jóvenes de las inferiores del club. El futuro de la entidad.

El presente, de momento, pasa, entre otras cosas, porque el delantero chileno logre participar con asiduidad en el equipo. Lastrado por las lesiones la temporada pasada, Vilanova está seguro de que la segunda campaña de Alexis en el Camp Nou será mejor que la primera. Un caso parecido al de Cesc, al que la Eurocopa seguro le ha subido la autoestima.

Sorprendentemente, Andoni Zubizarreta, que suele jactarse de que nunca da un titular a la prensa, avanzó que el club está muy cerca de prolongar el contrato de Javier Mascherano, que expira en 2014. Y aseguró que las negociaciones con el agente de Sergio Araujo para que se incorpore al Barcelona B están, de momento, en una fase muy inicial.

El Barça sigue buscando un central o, tras la marcha de Keita, un centrocampista que pueda formar en ambos puestos. Los goles, los confía a Messi, Pedrito, Alexis y David Villa, en cuya recuperación anda muy esperanzada toda la plantilla.

Sergio Ramos
EFEkeita se va del Barcelona por un tema de impuestos

BARCELONA -- No le agrada demasiado hablar con periodistas, pero cuando lo hace, suele ser muy sincero. Seydou Keita se marcha del Barcelona y confesó al periodista de El Mundo Deportivo, Roger Torelló, que lo hace, básicamente, por una cuestión económica.

El centrocampista azulgrana cumple cinco años en Cataluña y deja de beneficiarse de la llamada "Ley Beckham", que permitía (se derogó hace un par de años, pero no con carácter retroactivo) a los trabajadores extranjeros con residencia fiscal en España tributar un IRPF del 24%, en lugar del 45% que se aplica a los contribuyentes con rentas superiores a los 175.000 euros, como es el caso.

Cuenta el futbolista que el Barça no aceptó hacerse cargo de una parte de esos impuestos (el doble casi de los que pagaba hasta ahora) y que, a sus 32 años, la oferta del Dalian Aerbin, de China, le parece muy interesante, se supone que, económicamente.

Así las cosas, sin Keita en el equipo, el club se plantea el fichaje de Javi Martínez, centrocampista del Athletic club de Bilbao, que Marcelo Bielsa utilizó el curso pasado como central. Pieza clave en el esquema de juego de El Loco, el Barcelona no descarta pagar la cláusula de rescisión del futbolista (40 millones de euros) y fichar así a un hombre que, sin Keita, puede cubrir el puesto del mediocentro y también el de central, posición que Tito Vilanova insiste en reforzar.

Ya sin el malí, los jugadores del Barcelona que terminaron la temporada con la final de Copa (Messi, entre ellos) regresan a los entrenamientos el próximo lunes. Los que disputaron la Eurocopa, descansarán hasta el 30.

Llega el momento pues de comprobar el nivel de Puyol, Villa, Fontàs, Alves y Cuenca, que terminaron el campeonato pasado lesionados. En el caso de Thiago, Vilanova sabe ya que no podrá contar con él hasta finales del próximo mes, como muy pronto. Vista la evolución de su lesión en la tibia, los doctores del club no descartan cambiar el tratamiento si con el reposo no se reduce la fisura ósea.

Tiempo al tiempo, pero esta pretemporada pinta extraña para el conjunto catalán, con nuevo entrenador y varios futbolistas renqueantes, algunos, como Puyol y Villa, determinantes para el equipo azulgrana.

La clave para que el proyecto sea de nuevo exitoso, pasará, una vez más, por la respuesta de la columna vertebral del grupo a las exigencias de su nuevo técnico: Porque los ataques de estrella de Messi sigan siendo mínimos, porque los tendondes concedan una tregua a Xavi, porque Iniesta mantenga el nivel mostrado en el último año, porque Piqué priorice el fútbol a sus ganas de "disfrutar de la vida" (como decía Guardiola), porque el equipo sume los goles de El Guaje, porque se vea el Pedrito de la final de Copa, porque Cesc haya recuperado la autoestima en la Euro...

En fin, porque la pelotita entre.

España vs Italia
APEn la fase de grupos empataron en uno

KIEV -- Cada vez que se le pregunta a Xavi Hernández por cómo anda de hambre (en el sentido figurado, claro, en referencia a la sed de victoria de un tipo que ya ha conquistado todos los títulos habidos y por haber en la disciplina que practica), el centrocampista se refiere a Roger Federer y Tiger Woods. Para el futbolista catalán, Federer y Woods son un ejemplo, y su trayectoria, la forma más fácil de explicar que el deportista no se cansa de ganar, como algunos creen, que a pesar de su brillante palmarés él no juega saciado.

Pues así afronta la selección española la final de la Eurocopa, con la teoría de Xavi bien interiorizada. El combinado que dirige Vicente del Bosque defiende que pase lo que pase ante Italia, el suyo es un grupo que ya ha hecho historia. Pero no por eso se conforma con haber alcanzado la final. España llega a Kiev decidida a competir, una vez más.

Desde la humildad, la selección española quiere más y se permite administrar la experiencia y el cartel sólo para gestionar los partidos, como ha hecho hasta el momento en Polonia y Ucrania. Curiosamente, los jugadores de La Roja reconocen que ante Italia, en el primer duelo de España en la Eurocopa y el único en que Casillas ha encajado un gol más allá de los penaltis, firmaron su mejor actuación particular en el campeonato.

Tras el empate con el conjunto transalpino, el plantel de Del Bosque observó perplejo las primera críticas a su juego. Creen que justo ese día, no las merecían, y, sobre todo, que el entorno no calibró bien las cualidades del rival. Por eso, más allá de la eliminación de Alemania, la trayectoria de la selección italiana hasta Kiev no ha pillado por sorpresa a los internacionales españoles, que, en principio, se enfrentan ahora a una Italia un tanto distinta a la que se midieron en Gdansk hace apenas tres semanas.

Mientras Del Bosque mantine la incógnita de si la campeona defenderá su trono con un delantero clásico en el once o bien con un falso 9, Prandelli desveló ayer que esta vez no ordenará a su equipo con tres centrales, como hizo en su debut en el campeonato, cuando retrasó a De Rossi del mediocentro a la zaga.

Cree el seleccionador de la azzurra que a España hay que ponerle problemas en el medio campo y para ello, anuncia que llenará la medular. "Un equipo que tiene a Pirlo, Marchisio y Montolivio es que tiene la idea de jugar a fútbol", advierte Del Bosque sobre su rival.

Veremos, porque más allá de la aportación de Pirlo, Italia hizo daño a España por fuera, por donde Maggio, por ejemplo, causó más problemas a Jordi Alba que el resto de carrileros o extremos del campeonato.

Desde las gradas del Olímpico de Kiev los aficionados podrán disfrutar también de algunos duelos individuales, aunque no directos, maravillosos: qué mejor auto homenaje se podían dar Buffon, Casillas, Xavi y Pirlo que disputar otra final de un gran torneo.

Según estima la Federación Española, unos 11.000 hinchas de La Roja podrán disfrutar in situ de las paradas de dos de los mejores porteros de Europa de la última década y de la dirección de dos hombres con un don especial para descifrar el juego. Luego, los italianos confiarán en el anárquico talento de Ballotelli y los españoles, en la magia y sabiduría de Iniesta, en la ambición de Cesc o en la profundidad de Torres. Porque lo que más le ha costado a La Roja en este torneo es acompasar la amplitud de su juego con la profundidad necesaria para encarar la portería rival.

Sinceramente, la final de hoy me gusta, porque a pocas horas para la conclusión de la Euro2012, entre los recuerdos no futbolísticos que me llevaré a casa de este campeonato, estarán los ojos brillantes de Cesare Prandelli la víspera del debut de Italia en Gdansk. En la rueda de previa al partido frente a España, Prandelli, de tez bronceada y pelo cuidadosamente engominado, confesó que esa noche no había dormido, presa de los nervios y la ilusión de tan comprometido debut. Ese espíritu del que no ha perdido del todo el alma amateur del deporte, como Xavi, que sigue queriendo competir a pesar de que los tendondes de Aquiles lo martirizan cada vez que se calza las botas, me entusiamó. Será que los ilusos contectamos.

Iniesta /Pirlo
EFEDos estrellas que chocarán en la final
KIEV (Enviada especial) -- A falta de un único partido para la conclusión del campeonato, decidí pasar revista al Fútbol 5 que hicimos en espndeportes.com antes de que comenzara la Eurocopa.

En mi caso, apenas acerté en un par de predicciones. Mi favorito para ganar el torneo era Alemania, eliminada en simifinales, y aposté a perdedor que Ucrania sería la selección revelación. Aún así, aún puedo presumir de pitonisa en el caso del máximo goleador (Mario Gómez, mi elegido, sigue al frente de la clasificación empatado con Ballotelli, Cristiano Ronaldo, Mandzukic y Dzagoev, con tres tantos) y del mejor futbolista del campeonato, casillero en el que me decanté por Andrés Iniesta.

De hecho, si Ballotelli no consigue algún gol decisivo en la final, todo apunta a que serán Iniesta o Pirlo quienes ganen tan preciado reconocimiento. Aunque tras la fase de grupos defendí la candidatura de Iniesta como sucesor de Xavi, nombrado mejor jugador de la Eurocopa de 2008, ahora mismo, ambos lo merecen. Iniesta ha sido elegido el mejor en dos partidos; Pirlo, en tres.

Asi las cosas, es probable que el galardón dependa de qué equipo se lleve la copa. Y visto lo visto hasta este momento, la decisión estará muy condicionada por cómo vaya ese último partido. Desde mi más sincera admiración por el juego del manchego, con el paso de los días, si yo tuviera que elegir, me decantaría quizá por el italiano. Sobre todo porque esta será, seguramente, su última Eurocopa. Pero veremos qué ocurre en Kiev.

A los 33 años, Pirlo ha firmado una fase final de campeonato brillante. Ha ayudado a lucir a sus compañeros y ha lucido él. El futbolista lombardo juega y hace jugar a la azzurra, un combinado con muy buenas intenciones que puso a España en aprietos en el primer partido del torneo.

La fantástica temporada del Juventus se debe, en buena parte, al renacer de Pirlo, lesionado durante tiempo en su último curso con el Milan, club que decidió no complacer las pretensiones económicas del jugador propiciando su salida hacia Turín.

El penalti lanzado a lo Panenka en los cuartos de final frente a Inglaterra reafirma la genialidad de un jugador al que muchos auguraron un futuro complicado en el calcio cuando comenzaba a despuntar en el Brescia. Pirlo creció como futbolista en el Milan de Ancelotti, donde ganó presencia física sin perder ni una pizca de talento. Por ello, alguien lo bautizó como il metronomo, un sobrenombre acertadísimo para tan magnífico director de orquesta.

En Gdansk, en el España-Italia, Del Bosque mandó a Sergio Busquets vigilar de cerca al centrocampista del Juventus, que a pesar de su veteranía llegó en muy buena forma al campeonato probablemente porque con el equipo de Turín no disputó competición europea. Saben los españoles que aunque los goles los marquen Ballotelli, Di Natale o Cassano, es el lombardo quien lleva la manija en el combinado transalpino.

Por ello, cuestionado hace unos meses Prandelli por cómo jugaría su selección, el técnico de Italia dejó clara una cosa, que la squadra azzurra jugaría seguro con Pirlo y diez más. Toda una declaración de intenciones.

Y usted, si pudiera, ¿por quién votaría? ¿Iniesta o Pirlo?

Alba e Iniesta
EFEJordi Alba festejó en la concentración su fichaje para el Barcelona

KIEV -- Aunque el suyo era un fichaje anunciado a voces, Jordi Alba recibió la confirmación de su traspaso al Barcelona en Kiev. Los representantes del jugador contactaron a media mañana con los padres del futbolista, que siguen el torneo in situ, para darles la buena nueva. Y con ellos, durante el almuerzo, celebró el zaguero el acceso a la final del torneo y su tan ansiada vuelta al Barça, donde desarrolló gran parte de su etapa formativa.

En tan solo un mes, el menudo futbolista hospitalense ha visto como su vida profesional daba un vuelco. Destacado por todos como uno de los mejores jugadores de España en esta Eurocopa, el lateral regresa al club que lo vio crecer con la ilusión del niño que llegó a la entidad con sólo ocho años. En este sentido, no se pierdan, si pueden, una imagen curiosa que la televisión catalana ha recuperado estos días de sus archivos; en ella, se ve a Jordi Alba con cara de pillo, ataviado con el uniforme azulgrana de pies a cabeza, y poniendo junto al que fuera presidente del club, Joan Gaspart, la primera piedra de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, allá por el año 2000, donde ahora se entrena cada día el conjunto azulgrana.

Reconvertido en lateral por Unai Emery, ex técnico del Valencia, Alba, con alma de atacante, destaca por su velocidad, técnica e inteligencia táctica. Finalmente, el Barcelona paga por él 14 millones de euros porque el club levantino no aceptó recibir una parte del traspaso en variables (la primera oferta del Barcelona era de 12,5 millones fijos, más 2,5 variables, condicionados por los títulos logrados y la participación de Alba en el equipo).

Aunque el Barça pensaba ser paciente con el lateral, sobre quien la dirección deportiva culé había puesto el ojo hace ya un tiempo, la baja de Abidal obligaba a reforzar ya la zaga azulgrana por el costado izquierdo, donde Adriano disputó los últimos partidos del curso. Probablemente, si Abidal estuviera bien, Tito Vilanova hubiese aceptado aplazar un año la llegada al Camp Nou de Jordi Alba, que terminaba contrato con el Valencia en 2013, pero las cosas se torcieron para el francés.

En los últimos días, cuestionado tras cada partido de España por su vuelta al Barcelona, Jordi Alba se mostraba prudente. Eso sí, por debajo del bigote se le insinuaba la sonrisa. Ahora ya no le valdrá el tópico: "no sé nada" con que nos despachaba en la zona de entrevistas de Gdansk.

El Barcelona refuerza su defensa con un JASP (joven aunque sobradamente preparado). Sellada la llegada de Alba, la dirección deportiva de la entidad centra sus esfuerzos en el fichaje de un central.

Cesc
APCesc pidió patear el quinto penal español
DONETSK (Enviada especial) -- Tenía que lanzar el segundo penal de España, pero Cesc Fàbregas le rogó a Toni Grande, ayudante de Vicente del Bosque, que le dejara chutar el quinto. "Tenía un presentimiento", reveló tras el partido el futbolista azulgrana, ejemplo de seguridad y sangre fía. Sentía el centrocampista que en el quinto penal se decidiría la tanda para el equipo español. Y así fue.

Como en la Eurocopa de 2008, en los cuartos de final frente a Italia, Cesc consiguió de nuevo, esta vez en Donestk, el tanto definitivo que dio a España el acceso a la final del torneo.

Antes, Iker Casillas y Sergio Ramos habían despejado el camino hacia Kiev de La Roja. El guardameta, atajando el primer penal portugués a Moutinho. Y Ramos, emulando a Pirlo con un disparo a lo Panenka, un mes después de mandar a las nubes una pena máxima en las semifinales de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Bayern de Múnich. ¿Inconsciencia o arrojo?

"Lo decidí mientras tomaba carrerilla, cuando vi que se tiraba el portero", confesaba el zaguero, al que la idea de chutar un penal por el centro y flojito le rondaba desde hace días por la cabeza.

Aunque sufrida, la victoria de España ante Portugal sitúa al combinado que dirige Del Bosque a un paso de hacer historia: nunca antes una selección ganó de forma consecutiva Eurocopa, Mundial y Eurocopa como ahora puede lograr La Roja. Clasificado para la final y a la espera de rival, el conjunto español ya puede presumir de haber marcado un ciclo de fútbol con sello propio rubricado, además, con éxito.

En esta ocasión, por debajo de su máximo nivel durante buena parte del torneo, a España le ha valido en varios encuentros con su condición de campeón, de equipo con oficio, de grupo maduro con un poso de fútbol envidiable, para sacar los partidos adelante.

Sin ir más lejos, ante Portugal, la hinchada tuvo que esperar a la salida al campo de Navas y Pedrito, a los minutos de la prórroga, para disfrutar del mejor juego de su equipo.

Durante los 90 minutos de partido, se vio un duelo "equilibrado", reconoció Del Bosque. "En el que las defensas se impusieron a los ataques", concluyó el seleccionador español. Portugal presionó y trabó el encuentro y como dijo el técnico salmantino, los mejores en España fueron Casillas, Arbeloa, Piqué, Ramos y Alba.

En el tiempo extra, en cambio, con extremos (Navas y Pedrito) y un dibujo más claro, apareció la mejor versión de Iniesta, que volvió a entenderse a las mil maravillas con el lateral izquierdo del Valencia (a punto de fichar por el Barcelona). Alba lleva un campeonato espectacular.

Esta vez no hubo Iniestazo, como en Stamford Bridge o Sudáfrica, aunque a punto estuvo de marcar in-extremis el manchego. Esta vez los flashes se los llevaron Casillas, Ramos y Cesc. Y también un Cristiano Ronaldo frustrado por no poder ni participar en la tanda de penals, porque a Portugal no le hizo falta ni lanzar el quinto, para el que se preparaba la estrella lusa.

La selección española espera rival para la final. Por tercera vez consecutiva, La Roja lucha por conseguir un gran torneo.

AL INICIO