<
>

La Celeste mira hacia octavos

BURNABY (EFE) -- Un gol de Edison Cavani le sirvió el miércoles a Uruguay para imponerse a Jordania en el primer partido de la segunda jornada del Grupo B del mundial sub'20 que se está disputando en Canadá y, de paso, para acercarse a octavos de final.

El conjunto charrúa distó de ser el brillante equipo que empató el domingo ante España, pero empujó lo suficiente en la primera parte como para marcar un gol, llevarse el encuentro y sumar tres puntos importantísimos que casi le aseguran la clasificación.

Como se esperaba, el partido fue desde el principio un monólogo del once celeste, al que, no obstante, no le fue fácil abrir la defensa de Jordania. Que cinco jugadores jordanos se quedaran siempre atrás y dos solo avanzaran un poco más dificultaba mucho las evoluciones del 4-3-3 puesto en práctica por Gustavo Ferrín.

El técnico uruguayo se decidió hoy por el más creativo Vander Putten en lugar del pivote Cardaccio, lo que provocó el retraso de Arismendi al puesto más defensivo del medio campo.

No pareció salirle mal la apuesta, ya que fue un balón de Vander Putten el que dio origen al 1-0. El volante izquierdo habilitó a Cavani a la espalda de la defensa y el ariete batió por bajo y entre las piernas a Al Asmar.

Era el minuto 40 y Uruguay recibía premio a su insistencia sobre el área rival, que se intensificó a partir del minuto veinte, después de que Cáceres disparara sobre el lateral de la red.

Posteriormente, Cavani y Luis Suárez siguieron buscando lo que acabó encontrando el delantero centro. Respondió rápido Jordania y a punto de empatar antes del descanso con un disparo de puntera de Fraeh al palo.

Con el inicio de la segunda mitad, el equipo asiático pareció animarse y buscó acercarse al área rival. Casi siempre lo hizo por la banda izquierda, de la mano de Fraeh, un futbolista con tantas condiciones como espesura a la hora de finalizar sus jugadas, algunas de ellas verdaderamente vistosas.

La que pudo haber sido más decisiva una ya en el descuento, pero se llenó de balón y chutó sobre el lateral de la red cuando antes tuvo opciones tanto de centrar como de disparar con más posibilidades de éxito.

Las jugadas a balón parado de Salim, primoroso en el toque, también pusieron en dificultades a Goicoechea, que vio como un golpe franco del fino zurdo jordano en el minuto 63 se estrelló en el larguero.

Uruguay logró, asimismo, llegar al área de Al Asmar, pero ya con menos fuerza y convicción que en el primer tiempo. Como le pasó ante España, la condición física le abandonó en la parte final del choque.