<
>

Se recuperó y sorprendió

MEDELLIN (AP) -- Millonarios de Bogotá renació de las cenizas y alcanzó una meritoria victoria por 3-2 ante el Atlético Nacional en la confrontación de ida por la segunda fase de la Copa Sudamericana.

El club capitalino alcanzó el triunfo en un momento en que trata de salir de una aguda crisis que se generó en un par de goleadas en el torneo local.

El técnico uruguayo Martín Lasarte fue relevado el lunes por el ex jugador argentino Mario Alberto Vanemerak, estrella de Millonarios cuando consiguió sus dos últimos títulos en 1987-88.

El atacante Johnatan Estrada anotó para Millonarios a los 47 minutos y el volante Ricardo Ciciliano logró de media volea el segundo gol azul a los 54 y de penal el tercero, a los 72.

Víctor Hugo Aristizábal, de penal sobre el final del primer tiempo, consiguió la transitoria ventaja de Nacional y Aldo Leao Ramírez descontó a los 86.

El equipo albiazul, último en el torneo local, aprovechó de maravilla las graves fallas defensivas del Nacional que era gran favorito.

Millonarios terminó con 10 hombres tras la expulsión de Gustavo Rojas a los 90 minutos.

La confrontación de vuelta se disputará en el estadio El Campín de Bogotá el 13 de septiembre y el vencedor se encontrará en la siguiente ronda con el Colo Colo de Chile.

El guardavallas José Fernando Cuadrado salvó con los puños a Millonarios a los 24 minutos y Gerardo Bedoya, de cabeza, estuvo a punto de vencer al arquero de Nacional David Ospina cuatro minutos más tarde.

Ospina interceptó el balón con el brazo izquierdo fuera del área a 32 minutos y el árbitro Jorge Hernán Hoyos le perdonó la tarjeta roja.

El penal contra el conjunto bogotano nació de una aparente falta contra el defensor de Nacional Juan Camilo Zuñiga. Aristigol disparó a ras de piso, a la derecha de Cuadrado.

El onceno de Vanemerak atacó sin tregua en la segunda parte y en apenas siete minutos dio un vuelco a la situación. Estrada aprovechó un centro por derecha para vencer a Ospina y el cañonero paraguayo Carlos Villagra hizo el pase que terminó en la anotación de Ciciliano.

Ospina derribó a Estrada en el área y Hoyos señaló el penal que convirtió Ciciliano con un disparo a media altura.

El partido se disputó en el estadio Atanasio Giradot ante unos 20.000 aficionados.