<
>

Voltereta endiablada

VERACRUZ (Notimex) -- Toluca vino de atrás para derrotar
3-2 a Veracruz, que se hunde en lo más profundo del porcentaje, en
buen partido que abrió la actividad de la fecha siete del Torneo
Clausura 2008 y que se disputó en el estadio Luis Pirata Fuente.

Los goles del triunfo de los mexiquenses fueron obra de Diego de
la Torre, al minuto siete, del argentino Christian Jimmy Giménez,
al 52, y del paraguayo Manuel Maciel, al 53. Los argentinos Claudio
Graff (3) y Franco Peppino (24) marcaron por los Tiburones Rojos.

Con este resultado, Toluca llegó a 14 unidades para consolidarse
en el subliderato de la clasificación general y en el primer sitio
del Grupo Uno.

Veracruz se quedó con cinco puntos en el sótano del segundo
pelotón y con 1.0434 de cociente empatado en el último sitio con
Puebla, que disputará su partido de esta fecha el domingo ante
Monarcas Morelia.

Este Veracruz mostró en el inicio verdaderos deseos por
salvarse, como una verdadera "bestia marina" salieron al campo en
busca de cazar a unos mexiquenses que resintieron muy temprano esta
presión y se vieron abajo en la pizarra apenas al minuto tres.

Uno de los pocos errores que ha tenido en su paso por el
balompié mexicano el defensa paraguayo Paulo Da Silva se dio en este
partido al no cortar un balón que Claudio Graf controló, con un
recorte se quitó al guaraní y definió por arriba ante la salida de
su compatriota Hernán Cristante.

La respuesta de los Diablos Rojos no se hizo esperar, Veracruz le
regresó la cortesía con otro error defensivo que permitió a Edgar
González "peinar" un centro por derecha a la ubicación de Diego De la
Torre que con otro testarazo dejó sin oportunidad a Jorge Bernal, al
minuto siete.

La paridad no sólo llegó en el marcador, sino también dentro de
la cancha en la que ambas escuadras se enfrascaron en un duelo
intenso, con un Rodrigo Ruiz como el motor de los escualos, que
con coraje consiguieron recuperar la ventaja.

El aparato defensivo de los de casa hizo acto de presencia en la
acción del segundo tanto, en la que el paraguayo Salustiano Candia
peleó un balón dentro del área para mandar un centro a Franco Peppino
que de punterazo dejó sin oportunidad a Cristante para poner el 2-1,
al minuto 24.

José Pekerman decidió hacer cambios para la parte
complementaria, le dio una nueva oportunidad a su compatriota
Christian el Jimmy Giménez y debutó al paraguayo Manuel Maciel,
quienes no defraudaron y en cuestión de minutos le cambiaron la cara
a este duelo.

Sergio Amaury Ponce demostró su gran toque de balón al poner "de
tres dedos" un balón exácto a la cabeza de Giménez, quien le ganó la
espalda a Peppino para conectar un remate cruzado para emparejar los
cartones, al minuto 52.

Un minuto después el propio Maciel recibió por izquierda un pase
a profundidad de Antonio Nelson Sinha, a velocidad se llevó la
marca de Peppino, y le metió al balón toda la pierna zurda para
prender un disparo impresionante que cimbró la redes, para así darle
la vuelta.

Los jarochos se volcaron con todo al frente, ejercieron una
presión incesante sobre la meta de Cristante, que en dos ocasiones
salvó a su equipo.

La primera de ellas en una espectacular chilena de Peppino que
fue directo a sus manos e instantes después con las uñas mandó tiro
de esquina un tiro raso del colombiano Javier Restrepo.

En lo que fue prácticamente el último suspiro del encuentro,
Candia estuvo cerca de conseguir el empate al reventar el travesaño
con un remate de cabeza que se negó a entrar para así decretar una
derrota que compromete aún más el futuro de estos Tiburones en el
Máximo Circuito.

El arbitraje estuvo a cargo de Hugo León Guajardo, quien tuvo
una actuación aceptable. Amonestó a Sergio Ponce (60) y al argentino
Martín Romagnoli por los visitantes.