<
>

Estudiantes volvió al triunfo de la mano del colombiano Zapata

  • Comentar
  • Comentar

LA PLATA -- Estudiantes de La Plata
volvió a la victoria luego de tres partidos, tras ganarle, de
local, a Atlético de Rafaela por 3 a 1, en un partido válido por la
14ta. fecha del torneo Inicial de fútbol.

Los goles del conjunto que dirige Diego Cagna los
convirtieron el delantero colombiano Duvan Zapata (39m. PT y 37m.
ST) y el volante Román Martínez (25m. ST); mientras que el
descuento del equipo que conduce Rubén Forestello lo anotó el
defensor Oscar Carniello (13m. PT).

Con este triunfo, Estudiantes llegó a 21 unidades; en tanto
que Atlético se quedó con 16.

Los primeros 45 minutos fueron muy pobres, más allá de los
goles de Carniello y Zapata, este último de penal.

Es que a Estudiantes le costó mucho generar juego para
inquietar a Guillermo Sara; mientras que al conjunto rafaelino le
pasó lo mismo, aunque por la vía del contraataque, para molestar a
Justo Villar.

Lo mejor del conjunto local fue la entrega de Rodrigo Braña
en la mitad de la cancha y la movilidad de Zapata en ataque.

Entonces, ante este panorama, el equipo lució "quebrado", ya
que no gravitaron ni Román Martínez ni Maximiliano Núñez, los dos
generadores de fútbol.

Rafaela, con un clásico 4-4-2 para llegar de "contra", se
mostró sólido en el fondo, pero sin ideas para provocar peligro.

Sin embargo, el conjunto rafaelino, a los 13 minutos, se puso
en ventaja en el marcador, tras un tiro libre desde la derecha de
Iván Juárez que fue conectado de cabeza por Carniello, ante las
dudas de Villar y Germán Ré.

Pero la Crema no pudo mantener el resultado, porque se
retrasó aún más en su propio campo y dejó todo librado a lo que
pudiera hacer Sebastián Grazzini, el enganche, junto a Federico
González y César Carignano, los dos delanteros, de contraataque.

Y eso fue letal, ya que le permitió al equipo de Cagna ganar
en confianza para así alcanzar el empate. Y eso lo consiguió, a los
39 minutos, mediante un penal, convertido por Zapata.

El segundo tiempo fue similar al primero, aunque con un poco
más de emociones frente a los arcos.

Estudiantes fue claro protagonista, al menos en sus
intenciones, y Atlético siguió en la misma línea: parado para
jugar de contra.

Hubo llegadas de los dos equipos: el visitante con González
(7m.) y Grazzini (10m.) y el local, a través de Carlos Auzqui (8m.)
y Martínez (20m.).

Pero cuando dos equipos no se superan, la historia termina en
un empate o lo gana uno con una genialidad o un error. Y en La
Plata pasó eso.

Apareció por primera vez en el partido Román Martínez, a los
25 minutos, y clavó la pelota junto al palo izquierdo de Sara. Así,
2-1 y partido casi definido.

Y después el arquero Sara se equivocó feo, a los 37m., y
Zapata, la figura de la cancha, marcó el 3-1. Ahí se definió la
historia. Estudiantes ganó bien.