<
>

Vélez se recuperó en casa al golear a Deportes Iquique

  • Comentar
  • Comentar

BUENOS AIRES (DyN) -- Vélez Sarsfield goleó en una lluviosa noche al conjunto chileno Deportes Iquique por 3-0, en el Estadio José Amalfitani, y enderezó de ese modo su marcha en el Grupo 4 de la Copa Libertadores.

En el marco de la segunda fecha, Federico Insúa y Ezequiel Rescaldani con sus aportes en la red permitieron imponerse en el parcial y en el segundo período un autogol de Edson Puch le puso el resultado definitivo al partido. De momento, la tabla de la zona está quedando así: Peñarol, 6 puntos; Vélez y Emelec, 3; Iquique, 0.

En el equipo de Ricardo Garece recompuso así su andar en esta competencia internacional, en la que había debutado con un 0-1 ante el Emelec en Guayaquil.

El próximo compromiso de los Fortineros por la Copa está previsto para el martes próximo, como visitantes de Peñarol en el Estadio Centenario de Montevideo.

Las primeras insinuaciones en la etapa inicial estuvieron a cargo del equipo del argentino Cristian Díaz, porque pareció más decidido y apuntó a quitarle la pelota a Vélez en su terreno para avanzar, aunque no fue claro en los metros finales.

Con el correr de los minutos el elenco de Liniers ganó en protagonismo y de la mano de un mediocampo compacto, con Francisco Cerro en la recuperación y Gago e Insúa asociándose para generar juego se plantó en el campo del adversario.

De esa manera y sin haber llegado hasta ese momento con profundidad a la valla contraria, el anfitrión abrió el marcador a los 24 minutos, luego de una interesante acción colectiva en la que Lucas Pratto habilitó a Resacaldani, la defensa trasandina fue incapaz de despejar y el Pocho Insúa aprovechó para valerse de un derechazo esquinado con el que puso el 1-0.

Tras el tanto de la apertura, el Fortín continuó en posición de ataque, pudo haber aumentado por una mediavuelta de Rescaldani que fue desviada al córner, pero dos minutos más tarde se produjo el 2-0, de nuevo tras una maniobra colectiva, en la que Iván Bella habilitó a Rescaldani y el joven artillero definió junto al palo derecho.

El segundo capítulo comenzó de un modo parecido a los primros minutos del inicial porque los chilenos procuraron convertir rápido, pero por imprecisiones propias y por la solvencia del campeón argentino se vio impedido de conseguirlo.

Poco a poco, Vélez volvió a hacerse del balón y de esa manera se adueñó de las acciones, dado que de mitad de cancha hacia adelante se procuró los espacios para generarle peligro al visitante.

A los 12, el capitán Sebastián Domínguez ingresó por el segundo poste pero no alcanzó a conectar un centro de Rescaldani que Pratto había desviado de cabeza en el camino y tres minutos más tarde el propio Rescaldani tiró desviado sobre el parante izquierdo al recibir un centro bajo de Emiliano Papa.

El conjunto de Liniers amplió la ventaja sobre el minuto 23, cuando Gago tomó un tiro líbre casi en el vértice del sector derecho de la retaguardia chilena, pero Puch al intentar rechazar de cabeza batió sin remedio al arquero Rodrigo Naranjo.

Con la diferencia de tres tantos, Vélez hasta pudo haber obtenido una goleada todavía más holgada.