Amistosos Internacionales

marzo 5, 2014

Final

México

0 - 0

Nigeria

20:30 ET - 5 de marzo, 2014

Georgia Dome

Ultimos 5 partidos

México: P-P-G-G-E

Nigeria: P-E-E-E-E

Piojo se encarta o descarta ante Nigeria

Bajo directas y diferentes exigencias, Miguel Herrera pondrá a prueba ante Nigeria a la comitiva europea, con especial énfasis en Ochoa y Guardado

Estadísticas

México Nigeria
Goles Oribe Peralta 4 Kalu Uche 2
Asistencias Oribe Peralta 3 Shola Ameobi 1
Tarjetas Amarillas Héctor Herrera 3 John Obi Mikel 2
Tarjetas Rojas Pablo Barrera 1
Planteles: México | Nigeria

ATLANTA, Georgia (Rafa Ramos).- El Juicio Final. Para muchos. Para todos los legionarios tal vez. Ante una Nigeria en crisis. Tan en crisis que su técnico Stephen Keshi se juega el pellejo ante la selección mexicana este miércoles por la noche en el Georgia Dome de Atlanta.

El Tri tiene ya su esqueleto, pero le faltan piezas al híbrido euro-mexicano que enviará a la Copa del Mundo de Brasil.

El técnico Miguel Herrera pretende encontrar, ante cerca de 70 mil testigos, la legión para enfrentar al vecindario mundialista: Camerún, Croacia y el mismísimo anfitrión Brasil.

De la embajada europea, de bajo perfil, 'El Piojo' no cuenta con sus dos mejores exponentes: Carlos Vela, quien renunció a toda indumentaria verde, y Giovani dos Santos, quien sufre de una lesión.

DE QUÉ ESTÁN HECHOS...
Para los que acuden, hay exámenes puntuales, y Nigeria debe servir de catalizador, de calibrador dramático para acercarlos o alejarlos de Brasil.

Andrés Guardado y Javier Hernández, joyas preciadas de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, son joyas depreciadas por la inactividad en sus equipos.

Guardado ya sabe que su paso por el Bayer Leverkusen será brevísimo antes de ser devuelto a Valencia, con un futuro incierto en el club español, sin capacidad para pagarle sin tenerlo como un titular constante en el equipo.

Y si en verdad Andrés se juega el riesgo de quedarse Guardado en su nido lejos del Mundial, para Javier Hernández el horizonte es menos turbio. Chicharito tiene gol, pero necesita minutos de ritmo, de oportunidades, de vivir auténticamente en el área y no en la comodidad de la incómoda y lujosa covacha de los suplentes. Tiene un enemigo privado que se lo hace público cada semana: su entrenador David Moyes.

Guillermo Ochoa, al igual que los dos anteriores, espera que un gitano en estilo y recursos, como 'El Piojo', le lea las cartas y la esfera de cristal para saber si tendrá derecho a una lucha leal y directa con Jesús Corona y/o Alfredo Talavera y/o Moisés Muñoz.

Mientras tanto, Javier Aquino tiene una puerta más amplia. 'El Piojo' no ha encontrado segundas opciones por derecha que lo convenzan, especialmente ante la actual inconsistencia de Paul Aguilar con América.

Jugadores como Diego Reyes y Héctor Moreno saben que están dentro, mientras que Héctor Herrera sabe plenamente que hay un resquicio que puede explotar si confirma su evolución con el Porto.

LA SELECCIÓN ¿DE TODOS?
Por los domésticos hay menos dudas. Porque hay menos plazas. Y porque además tendrán la oportunidad ante Estados Unidos el 2 de julio en Phoenix para que el filtro final, el tamiz definitivo que haga la limpieza de una selección mexicana que como siempre dejará inconformes.

Ni son todos los que están ni están todos los que son, es la reflexión final a una convocatoria final para una Copa del Mundo, pero, como siempre, son estrictamente los elegidos del suicida que comanda a los kamikazes tricolores.

Los hombres del 'Piojo' no serán los hombres de la gente. Como no lo fueron, en su momento, los de Javier Aguirre, los de Ricardo La Volpe, los de Manuel Lapuente, los de Mejía Barón o los de tantos otros.

Miguel Herrera ha dicho que espera del juego ante Nigeria, más allá de la tranquilidad del resultado, entendimiento, orden, armonía y compromiso.

"Es un adversario poderoso, con muy buenos jugadores, que seguramente está en el mismo proceso de nosotros. Así que debe ser útil para todos", dijo 'El Piojo' del juego de este miércoles por la noche.

ÁGUILAS EN CRISIS...
Moses, Emenike, Mikel Obi, son apenas unos de los nombres preponderantes de estas Súper Águilas, verdes también, que sólo presentan a tres jugadores de su Liga, con el resto diseminados por las mejores competencias de Europa.

Y si México llega a este Mundial con un desfile de técnicos antes de la unción de Miguel Herrera como entrenador, la situación es igualmente absurda en Nigeria: si Keshi no cumple el requisitio de ganar, gustar y golear, a 99 días de la Copa del Mundo, podría ser cesado. Llega pues a Atlanta, y ante México con un ultimátum.

Y no deja de ser curioso el escenario de este miércoles por la noche en el Georgia Dome de Atlanta: ante 70 mil aficionados mexicanos, en Estados Unidos, unos euro-mexicanos y unos euro-nigerianos se juegan las papeletas para la Copa del Mundo en Brasil. La magnificencia del futbol: las fronteras son un mito.