Luis MichelMexsport

LOS ÁNGELES -- Los convidados de hierro jugaron a favor del América. Los postes se confabularon. Impidieron a ambos, Xolos y Chivas, conseguir la victoria y garantizar el liderato general una semana.

Se repartieron el mérito de una victoria. Cargaron, al final, con el demérito de un empate que deja sabor amargo a ambos.

1. A Chivas porque pudo conseguir más que un empate, ya generoso, de visitante y de paso levantar el acta notarial de su salvación en la pelea por el no descenso. Además, habría podido certificar una semana más en la punta sin tener que esperar el desenlace de la aventura de América ante Querétaro.

2. Y agrio para Xolos por su condición de local, porque tomó ventaja, aunque al menos rompe el maleficio que le costó tres derrotas consecutivas y, en ese bache, el dominio de la Liga.

3. América, con esa complicidad de los postes, que fueron zarandeados en cinco ocasiones, recibiendo a los Gallos Blancos tienen la oportunidad, con un marcador amplio, de desplazar con la aritmética del goleo al Guadalajara. Pero los Gallos Blancos tienen espolones y ya no empollan desde que llegó Vucetich. El Nido necesitaría ganar con dos goles de diferencia.

Desde que llegó el ex Rey Midas, Querétaro ha ganado cuatro de sus últimos cinco encuentros, con 10 goles a favor y seis en contra en ese lapso. América deberá ofrecer más de lo mostrado ante Monterrey para en verdad aspirar a esa ilusión de su afición de colocarse en la cima.

En el Estadio Caliente, este viernes por la noche, Xolos desató una tormenta sobre la portería de Chivas. Consiguió un gol, pero abortó otros cuatro en los primeros minutos. Cuando Chivas se acomodó en la cancha, le hurtó la pelota a los canes y fue entonces cuando los postes entraron a salvar a los tijuanenses.

Y al final se dio una intriga tácita en la cancha. A Xolos lo fue asfixiando su precipitación, sus ansias, su desesperación, mientras el Guadalajara se asentó cómodamente en la tranquilidad y la paciencia. A los arrebatos tijuanenses, el sosiego de Chivas entró como antídoto inmejorable.

En esa atropellada forma de jugar, Xolos perdió consistencia, mientras que Hauche, su goleador, llega a 360 minutos sin anotar, más allá de que la ausencia de Juan Arango le duele al equipo conteniendo y al ataque.

Chivas, en tanto, encontró en De Nigris el jugador que sirve el gol a Omar Bravo, quien se coloca a dos de la marca de Chava Reyes. Y necesario subrayar la relevancia de que en una plaza complicada, hostil, agreste, la tribuna del Estadio Caliente encontró suficiente aliento rojiblanco para que esa comunión de cancha y graderío implique combustible extra.

Ahora, el Guadalajara, irónico, podría encontrar su salvación absoluta en sus dos más acérrimos rivales. Si Atlas vence o empate con Puebla, el Rebaño habrá recibido el salvoconducto de permanencia en el circuito. Si La Franja gana, Guadalajara deberá buscar el próximo domingo su indulto absoluto ante el América.

De esta manera, en ese marco de ironía, los apóstoles de Chivas encenderán dos veladoras. Una para que el Atlas no pierda, y ya respirar tranquilos, y la otra, para que Querétaro contenga al América y le impida treparse al penthouse del torneo.

¿El arbitraje? Roberto García Orozco tuvo equivocaciones contra ambos equipos. Sin embargo, su error más grave fue tragarse la tarjeta roja que merecía Carlos Salcido por una plancha artera. Es decir, hoy estuvo mal, como siempre, pero por incompetencia, no por sospechas de algo truculento, como con frecuencia ocurre con él, ansioso de convertirse en el heredero en perversión de Chiquidrácula Rodríguez.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
México quedó a deber ante EE.UU.
VIDEOS RELACIONADOS video

SAN ANTONIO -- Ahora necesita 60. No 46, sino 60. A Miguel Herrera le urge encontrar 30 jugadores que deben ganar la Copa Oro y 30 más que deben evitar otro ridículo en la Copa América.

¡60! En una Liga donde obviamente sí hay algunos buenos futbolistas mexicanos, pero predomina el abigeato de jugadores extranjeros, de naturalizados, con doble nacionalidad, pero la mayoría deambulando entre la mediocridad y lo patético. Ahí, 'El Piojo' busca 60 seleccionables.

El técnico del Tri no pretende repetir nombres en ambas listas. Dice que no puede, no debe y no quiere. Y la lógica es cruda. Y no miente: mientras la lista deba crecer más, las posibilidades se reducen. Si potencias europeas, campeonas del mundo, como Italia, España e Inglaterra, no se atreven a semejantes cuentas alegres, México no sabe que el recato puede reducir la dimensión del sopapo al final.

Afanoso, optimista, trabajador, creyente de las virtudes del futbolista mexicano, y a veces entre ilusionado e iluso, 'El Piojo' aseguró este miércoles en su conferencia de prensa en El Alamodome tras perder 2-0 con EEUU, que del grupo que cargó con la derrota, podrá extraer entre 12 ó 14 jugadores a distribuirse en ambos torneos.

La fe, la esperanza, hacen ver tan alto, que a menudo se deja de ver el accidentado piso. Y mirando al cielo, el suelo traiciona.

Siendo generosos, piadosos, benevolentes, debemos citar que EEUU llegó a la cita con 90 días de trabajo ante un equipo con apenas 90 minutos de olfateo para reconocerse unos a otros y tratar de ser coherentes en la cancha.

Y pongamos la trampa evidente que era la cancha de juego. La pelota renunciaba a ser cómplice de semejante emboscada y nunca fue dócil, en un terreno tan agreste, pero, obvio, esa contingencia apremió a ambos equipos.

Tras ello, queda claro que pocos jugadores demostraron, en medio de esos desafíos, la habilidad para sortear las dos adversidades. ¿Quiénes en verdad pueden tener oportunidad de sumarse a la cruzada cero tolerancia de la Copa Oro y quiénes a la aventura indulgente de la Copa América?

De los maltratados en El Alamodome, hay que ser estrictos en la selección. Hay algunos que pueden ser aspirantes a titulares, otro aspirantes a suplentes, y otros, simplemente fueron carne de cañón en este desafío, de este Tri improvisado, que, insisto, fue un convoy emergente que terminó en la sala de emergencias.

Luis Montes y 'Maza' Rodríguez ratificaron que pueden ser titulares en la Copa Oro. El jugador del León le dio al equipo profundidad, verticalidad y liderazgo. Maza, más allá de un par de situaciones comprometidas, repercusión de la cancha, resolvió al menos otras tres jugadas peligrosas de gol de EEUU.

En este apartado pueden agregarse: 'Cata' Domínguez, Carlos Salcedo, Hiram Mier, 'Cubo' Torres, Jonathan Orozco, y Gerardo Flores, los seis en condiciones de responder mejor con trabajo de fondo en un grupo, en especial los defensas de Chivas y Monterrey. ¿Eduardo Herrera? Sólo si 'El Piojo' no elige al final a Vuoso o Benedetto.

Por otro lado, el 'Chaka' Rodríguez, de espectacular paso en su club, se vio confundido, desubicado, desesperado, y se sumaría a los jugadores que quedan en la antesala de relevos de emergencia, junto con Mario Osuna, quien sufrió al ser sacrificado como único contención gran parte del juego.

Y quienes quedaron expuestos como carne de cañón para este encuentro, con ese amargo protagonismo, inevitable colocar ahí a un Cirilo Saucedo de respetable primer tiempo, pero de muy cuestionable accionar en los dos goles recibidos.

Y en esa lista de lamentablemente manoseados quedan Efraín Velarde, George Corral, Carlos Esquivel, Antonio Ríos, mientras que la lesión de Oswaldo Alanís, podría borrarlo de cualquier posibilidad.

Quedan interrogantes abiertas sobre un Adrián Aldrete que fue muy útil a 'El Piojo' en América, y Marco Bueno, para quien la medición llegaría a ser drástica, pues entró cuando México ya sólo pretendía evitar un doloroso revés.

El patriarca del cinismo, el griego Diógenes y su lámpara, deambularon por el mundo buscando al hombre honesto, perfectamente honesto. La muerte apagó la luz de la bujía y de la vida del griego a los 89 años. No encontró el portento que buscaba. Y prefirió aguantar la respiración hasta que murió, según la versión sobre su fallecimiento.

¿Y Miguel Herrera pretende encontrar 60 en una Liga donde prolifera la devoción mercenaria de los clubes por jugadores extranjeros y naturalizados de medio pelo?

Diógenes ya habría renunciado y aguantado la respiración nuevamente.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN ANTONIO -- Chivas comienza a librar la batalla más penosa de su historia. Un conflicto pasional, empresarial, marital, laboral, excepto irónicamente, futbolístico, pero que, lo expondremos, puede dañar severamente al equipo.

Angélica Fuentes inicia la contraofensiva. Quiere recuperar el puesto, el control, los bienes, el protagonismo, pero, sobre todo, dramáticamente, quiere enarbolar, vindicativa, voraz, la cabeza del hombre con el que procreó dos hijas. ¿Cómo explicar la autenticidad de esta versión sui géneris, totonaca, despiadada, despechada, genuina, de Kramer vs Kramer o La Guerra de los Roses?

Recordemos que en los últimos tres años, la señora Fuentes fue premiada a nivel nacional e internacional como el prototipo de mujer emprendedora y triunfadora, y como el modelo a seguir en el nuevo curso del matriarcado empresarial y político que se intenta en México.

Todos lo sabemos: en los particulares cuadriláteros legales de México, no es la justicia la que determina la justicia misma. Si Salomón hubiera sido leguleyo mexicano, en lugar de proceder sabiamente, habría incautado al niño y lo habría vendido en el mercado negro de infantes que prolifera en el país.

En México no gana la fuerza de la razón, sino la razón de la fuerza. No obtiene el fallo el más inocente, sino el menos culpable... y a veces, hasta el más culpable.

¿Cómo repercutirá el desenlace de este conflicto en diversas plataformas entre Vergara y Fuentes en Chivas? Cuidado.

1.- Recordemos que en México la justicia, histórica y reiteradamente, no la definen los argumentos, las pruebas y los testimonios, sino el poder político de los contendientes.

2.- ¿Quién tiene más poder político? ¿Acaso Jorge Vergara? ¿Acaso la familia, la poderosa familia de Angélica Fuentes? Sin duda la señora tiene una red consanguínea y de nepotismo con más tentáculos extendidos en México y en los curules advenedizos de la política mexicana. Vergara habrá sembrado amistades. Angélica cosecha intereses. Y el poder, en México, nace de los intereses no de las amistades.

3.- ¿El karma contra Vergara? Recordemos que los accionistas en rebeldía de los vestigios de la Asociación Civil que regía antes a Chivas, aseguran que sus reclamos legales han prosperado, pero han sido sofocados de manera perversa por los nexos de Vergara con la exfamilia presidencial Fox-Sahagún.

4.- Según los abogados de Fuentes, están seguros de que con los testimonios de Angélica, los secretos de negocio a nivel marital, y los secretos como pareja empresarial, serán un arma drástica en el juicio, que Jorge Vergara quiere evitar.

5.- Ojo: Jorge Vergara y OmniLife, entre auditorías de Hacienda a nivel empresarial y personal, deben sumar más de 300. Sin embargo los minuciosos, descarnados y astutos investigadores fiscales mexicano no han - o no habían -- podido encontrar ni una sola ilegalidad en el dueño de Chivas. Pero, las repercusiones de malos manejos o presunto fraude, podrían llegar a terrenos hacendarios. Por primera vez, habría quedado sensiblemente expuesto el empresario.

6.- Si, como han hecho creer el cuerpo de abogados de la señora Fuentes, regresaría ella a asumir el control de OmniLife y también de Chivas, como parte del resarcimiento moral, financiero y marital que exige, la repercusión sí sería directa en el equipo.

7.- Por ejemplo: el primer impacto sería en la cabeza de Néstor de la Torre, quien ha sido quien comande la reingeniería de reedificación de Chivas. Angélica Fuentes se oponía al regreso del actual presidente deportivo, y especialmente a la reincorporación del Chepo. Es decir, las dos cabezas visibles de la resurrección del Guadalajara tendrían que buscar otro escenario.

8.- Recordemos que Angélica Fuentes siempre cuestionó dos líneas de Chivas: la salarial, al considerar que los jugadores son excesivamente pagados, y la segunda, la del mexicanismo, al considerar que el Guadalajara sería competitivo con pluralidad de nacionalidades.

9.- El Estadio OmniLife es parte del botín. En el peor de los casos, en la división de bienes, el escenario quedará a la deriva. A Vergara no le sirve sin Chivas, y sin hogar el equipo debería regresar al Estadio Jalisco.

Lamentable en todos los escenarios la guerra que se viene encima al margen de Chivas, pero con Chivas como actor de reparto. Más lamentable, cuando el equipo goza su mejor momento deportivo en años como líder general, como finalista de la Copa Mx, y escapando a la abismo del descenso.

El cinismo profeminista de José Luis Alvite habría sido buen consejero de Jorge Vergara: "¿Por qué será que los hombres tenemos con frecuencia la extraña sensación de que las mujeres sólo son sinceras cuando nos mienten?".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Botín completo. De la sima a la cima. Del desahucio a la salud plena. De la mortaja a la fiesta. Chivas es hoy líder general y la lógica desoye a la aritmética, y lo coloca a salvo del descenso.

Nos lo decía, recatadamente, el Chepo de la Torre el jueves pasado en Raza Deportiva de ESPNDeportes: "Aún no tenemos nada conseguido (salvación, Liguilla y Copa Mx)".

Pero este domingo, como líderes generales y con doce puntos por disputarse, la permanencia y la Liguilla parecen estar bajo su potestad. Porque si los milagros ocurren, como parece haber ocurrido, los desastres no tienen cabida.

La victoria sobre el León, penúltimo en la tabla, aunque sufrida en el primer tiempo tiene el epílogo dramático, y por eso más estremecedor, del gol de Marco Fabián cuando el 0-0 parecía un marcador tácito. Nunca hubo tanta riqueza detrás de un 1-0.

Insisto: tras las primeras jornadas de confusión, desdén, desorientación y aburguesamiento de algunos jugadores, la transformación, la transfiguración de víctimas resignadas a condenados en rebeldía comenzó esa noche del 20 de febrero, la víspera de enfrentar a Cruz Azul, con esa catarsis colectiva e híbrida entre una afición implorante en caravana de fe, que llevó tres horas de serenata y convivencia al equipo.

Ese día, como lo aceptó incluso Néstor de la Torre, los futbolistas de Chivas entendieron que no estaban solos sino que tenían un cobijo genuino. Desde entonces, el Guadalajara empezó una peregrinación con perfiles de invasión en sus siguientes partidos.

1. Desde esa noche, desde esa reconfirmación de votos, la noche previa a invadir el Estadio Azul, Chivas ha sumado cinco victorias, un empate y una derrota en siete encuentros. Un impresionante 76.19 por ciento de efectividad.

2. Antes de esa noche de bodas, el Rebaño se tambaleaba: dos victorias, dos derrotas y dos empates. Es decir, un 44.44 por ciento. La afición rojiblanca capitalina, que dice ser la más leal al equipo, por lo menos marcó un parteaguas, un punto de referencia. Un antes y un después.

De no parecer un plagio, de no parecer un sacrilegio, de no parecer desproporcionado, lo que empezó a vivir Chivas equivale al juramento de lealtad del Liverpool de Inglaterra: "You'll never walk alone (Tú nunca caminarás solo)", que es el himno de fidelidad eterna en La Premier.

Revisadas pues las crestas de rendimiento antes de Cruz Azul y después de Cruz Azul, queda claro que el equipo encontró esa noche el oasis para su trabajo.

Los jugadores dejaron de sentirse abandonados en el OmniLife, hasta entonces ZombiLife, y los abucheos, las confrontaciones, las rencillas y los recelos se transformaron en una comunión de ambiciones.

Y el Chepo encontró el camino propicio para hacer su trabajo, habida cuenta que su discurso no bastaba para llevar paz y serenidad en un ambiente convulso desde fuera. El mejor terapista de su grupo fue su tribuna.

El mismo Néstor lo reiteraba en Raza Deportiva: "Siempre hemos dicho que la afición es el capital más importante de Chivas. Había que reconciliarnos, sanar heridas y enfrentar juntos". Su pacto de unidad ha sido efectivo. #JuntosVsTodo

Y restañadas las heridas, cicatrizadas las diferencias, el Guadalajara es uno de los equipos con mejor promedio de asistencia como local y con sus apóstoles dispuestos a consumar la mayor embestida, cuando en la fecha 15 reciban al América, con Xolos y la Final de la Copa Mx de por medio.

Vaya, en esa catarsis plural, la reconciliación sumaria alcanza hasta a Jorge Vergara. Una mayoría de aficionados ha exonerado al propietario del equipo de todos sus pecados, tras el drama empresarial, moral, familiar y laboral que libra con su aún esposa Angélica Fuentes, al colocarla como sospechosa de presuntos fraudes. Identificaron a la manzana de la discordia.

Y lo más importante para el Rebaño viene a futuro. Más allá de la Final de la Copa y la inscripción en la Liguilla, encara con las mejores perspectivas el próximo torneo, para confirmar la salvación y aspirar a ser de nuevo protagonista.

Lo dijo el mismo Néstor de la Torre en Raza Deportiva: "Ya empezamos a manejar los escenarios de la próxima temporada, incluyendo contrataciones".

Y es que, con las licencias del Liverpool y de Carrusel, el conglomerado total de lo que es Chivas lo lleva también ya en la sangre: "You'll never walk alone (again)". Porque ha sido así: "When you walk through a storm (Cuando camines a través de una tormenta)...".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ricardo FerrettiMexsport

LOS ÁNGELES -- El amor ciego siempre dará pasos de tuerto. Ricardo Ferretti consumará en junio 17 torneos dirigiendo a Tigres. Y le garantizan seis más. Renovó hasta junio de 2018.

Con directivas distintas, épocas distintas, Ferretti ha entregado en ese lapso dos títulos, uno de Liga MX, cuestionado severamente por complicidades arbitrales, y un título de Copa MX.

Su eficiencia fascina en el porcentaje de productividad y en la consistencia para estar en Liguillas, aunque decepciona en la suma de trofeos. Pero, la directiva de Tigres elige prolongar esta relación.

Hoy la afición aviva ilusiones legítimas en el Clausura 2015 y en la Copa Libertadores, pese al bochorno ante River Plate tras ir ganando 2-0 y verse alcanzado 2-2 en tres minutos.

Tuca Ferretti encontró en Tigres el mejor hábitat posible. Nadie le exige nada. En la versión más cercana al dogma original de Manuel Lapuente con Necaxa, el técnico brasileño hace creer que es uno de los más agresivos, por la suma acumulada de disparos a gol, tiros de esquina y disparos dentro del área, según las estadísticas de la Liga MX.

Enemigo de los riesgos, recatado en la apuesta, pichicato en espectacularidad, el Tigres de Ferretti deja de ser apetitoso para quien no sea parte de la leal cofradía felina que abarrota El Volcán. Aburre, simplemente, a través de ese relato en retazos que ofrece la televisión. Aunque, in situ, se aprecia mejor la orfebrería del Tuca.

Ojo: el que desencadene más bostezos que alaridos no significa que sea un trabajo rústico, simplón, ordinario, el que precede en la semana respecto al equipo que envía a la cancha. Entrenadores que terminan en otras latitudes, admiran, elogian y sufren con el Tuca. Con Leo Beenhakker, por ejemplo, hay un choque conceptual sobre cómo se debe jugar al futbol, pero en su paso por México lo consideró como uno de los artesanos más sólidos en armar equipos. Irónicamente, el mismo Ricardo LaVolpe coincide en ello. Javier Aguirre alguna vez lo definió así: "Los equipos del Tuca son casi perfectos, los hacen imperfectos las distracciones de los jugadores".

A la falta de embeleso y retozo para seguir a los equipos del Tuca, como para marcar en la agenda semanal sus partidos, el técnico ofrece una política resultadista, que al menos evita a sus clubes naufragar en penurias de descenso y estar al acecho de que eventualmente se convierta en protagonista.

Lejos de ser perfecto, el entorno del Tuca generalmente se ve convulsionado. Pocos jugadores hablan de él con afecto. Casos recientes como el de Lucas Lobos, quien ya en Toluca publicó en redes sociales lo magnífico que era llegar a entrenar, sin que agrias y amargas actitudes mataran ese gusto en el jugador. Pero, desde que salió de Tigres, Lobos pasó a ser un cordero en la cancha.

Igual se manifestó Carlos Salcido en charla con ESPN. En mensaje apenas camuflado, envió dardos a Ferretti por su falta de ambición para aspirar a torneos distintos de la Liga, exponiendo que ese fue un punto de divorcio.

Los videos abundan. Irascible, iracundo, explosivo, irrespetuoso, el Tuca no restringe ni el insulto, ni la amenaza, ni la oportunidad de amedrentar o sobajar a rivales, a sus propios jugadores o a aficiones. Pero ese temperamento tan dulce despierta miedo o fascinación en sus directivos. O el amor es ciego o el terror ciego tiene los ojos muy abiertos.

Considerado el técnico mejor pagado en México, Ferretti es además un consumado consumidor de futbolistas. Cada torneo, incorpora refuerzos con una voracidad desbocada. Y no siempre sus elecciones son correctas. Pero el derrame de millones de dólares al desagüe es impresionante.

Un caso que marca patéticamente la capacidad y necedad de elección del Tuca es el de Jonathan Bornstein. Defendió a muerte su llegada y aseguró que transformaría al equipo y a la Liga. Consideró que era una adquisición visionaria en una conferencia de prensa. En tres años, en seis torneos pues, en Tigres, Bornstein jugó nueve partidos, sólo uno completo. Y la contratación futurista, de vanguardia, pasó después a causar pena en Atlante y Querétaro.

Sobran ejemplos. Y casos dramáticos: Burbano era figura en León. Hoy, menos luz y más sombra. A Elías Hernández quiso fulminarlo en Tigres, y con Matosas, brilló en León.

¿Fuerzas básicas? El mejor exponente, no descubierto por él sino por Daniel Guzmán, terminó expulsándolo e insultándolo: Alan Pulido. Aunque habrá quienes postulen a Jesús Dueñas, un jugador regular, rendidor, pero ¿sobresaliente?

Así, con 17 torneos, un título de Liga, otro de Copa, millones dilapidados y papelones de histeria, Tigres le alarga seis torneos a Ferretti, por, insisto, amor ciego o terror ciego. Y juntos, a dar pasos de tuerto.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Fue más asfixiante la angustia y la agonía de la espera. América cargó la lápida de la desazón colgada al pescuezo por semanas, con el 3-0 adverso. En sólo 21 minutos exorcizó a los demonios de la incertidumbre, cuando ya estaba 4-0 sobre el Herediano. El desenlace del 6-0 final recrea la anécdota del marcador con morbo.

El América va en pugna por el boleto al Mundial de Clubes ante el Impact de Montreal, con un agregado de suspenso porque los juegos serán vecinos cronológicos del Clásico Nacional ante Chivas, que esa semana también disputa la Final de la Copa Mx ante Puebla.

Sólo una duda prevalece: ¿estaba el América tan mal que el Herediano pudo hacerle 3-0 en su casa? O, en todo caso, ¿el Herediano fue un espejismo en el juego de ida, que se esfumó en el Estadio Azteca, ese escenario que el gerente deportivo de los ticos, Jafeth Soto, dijo en Raza Deportiva que ya no intimidaba y era una reliquia magnífica para nutrir las cuentas de Instagram?

América ni siquiera empezó a sufrir, cuando el calvario ya había comenzado para el Herediano, que en 21 minutos ya había cancelado vuelos e ilusiones a la Copa Mundial de Clubes. Y en 28 minutos, con el 5-0, y Darío Benedetto haciendo cuatro goles, ya sólo imploraba que para el segundo tiempo la piedad americanista se hiciera presente.

Las Águilas fueron muy superiores. Ese 6-0 palidece ante el trámite. Entre el minuto 32, cuando se firmó el 5-0, y el 85', cuando se escrituró el veredicto final del 6-0, los americanistas desperdiciaron de manera asombrosa al menos otras siete oportunidades inmejorables de gol.

Herediano, el imponente del juego de ida, no tuvo tiempo de reaccionar. La capacidad de respuesta quedó sepultada bajo el marcador.

América asumió el compromiso porque sus refuerzos asumieron sus facturas pendientes. Más allá de los cuatro goles que marcó y otros tres que desperdició, Benedetto contempló la aparición finalmente del Carlos Darwin Quintero, que había demorado su vuelo desde el equipo Santos, aunque sigue en deuda en la Liga Mx.

En una jornada implacable, el América consolidó una proeza que parecía improbable ante las actuaciones poco consistentes, poco constantes y poco generosas.

Sin duda, el principal mérito de las Águilas fue superar la presión. Se sintió cómodo en casa, con una tribuna que bufó los 90 minutos. Claro, el 1-0 a los cuatro minutos por medio de Quintero y luego el francotirador Benedetto fusilando cuatro veces a placer, propiciaron una comunión perfecta entre la cancha y el graderío.

Tal vez la única inquietud de Gustavo Matosas podrían ser esos 53 minutos entre el quinto y el sexto gol, pero en realidad el equipo cayó en lujos, en precipitaciones, en busca de heroicidades individuales y cierto relajamiento, cuando ya los jugadores de Herediano salían más de cacería de contrarios que de balones.

Por lo pronto, superado este desafío, ahora para Gustavo Matosas se le viene otro de proporciones similares. El técnico que le heredó el timón del campeón lo espera en Monterrey, con la herida abierta de haber sido vapuleado y eliminado por el Puebla en la Copa Mx. Y El Turco Mohamed sabe que es un escenario fascinante para múltiples desquites.

La palabra la tienen los americanistas. Ya demostraron que pueden porque saben, aunque habrá que ver si otra vez quieren, como quisieron ante Herediano.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El problema es que la ancianidad deportiva de Cuauhtémoc Blanco está en sus piernas. La bendición de Cuauhtémoc Blanco es que su juventud, su adolescencia, permanece en sus genes. Y las extremidades son súbditos reticentes, a regañadientes, de sus sesos.

Y entonces, hay un divorcio fascinantemente torvo entre lo que su organismo le dicta y lo que su mente elige. Y entre lo que el sentido común le ordena, y lo que confabula la rebeldía que le acompaña desde sus escarceos americanistas, cuando masticaba papel periódico para que Leo Beenhakker no se diera cuenta que llegaba en esa transición penosa de vigilia entre la borrachera y la cruda, tambaleándose, a El Nido de Coapa.

Este martes, Cuauhtémoc Blanco desafió a la tan cacareadamente maravillosa armada colombiana que mandó El Turco Mohamed contra el Puebla. Y le pasó por encima.

Fue, de nuevo el show del 'Jorobado de Nuestra Señora de Tlaltilco', y la nostalgia es una maldita arpía que atiborra las memorias. Porque las piernas se sometieron, se rindieron, obedecieron ciegamente, y la fascinación se prolongó 90 minutos, porque ese tipo que en los anales de la lógica, vive la decrepitud futbolística, tiene más gasolina que los perfumados jovencitos de copete perfecto, que tanto critica El Tuca Ferretti.

Y tiró túneles. E hizo amagues lascivos, ante los cuales el rival no sabía si responderle, reírse o perseguir la pelota. Y se pitorreó de sus adversarios. Y metió pases de gol. Y cobró un penal con su sello.

Y si el código de barras existe para el estilo Panenka, debe registrarse otro para Cuauhtémoc Blanco. Porque, despatarrado, enfila de frente, con sus pies abiertos, contradiciendo la lógica motriz. Y ni él sabe con que pie le va a pegar, ni a dónde le va a pegar. Y si el asesino no sabe cómo ejecutará a la víctima, la víctima empieza a morir desde antes. Cuando llega a la pelota, el arquero es un conejo hipnotizado, idiotizado, por esa cadencia decadente de su carrera. La pelota termina en la red. El arquero no supo lo que pasó ni lo que ocurrió.

Y tiene su rutina. Porque el hijo predilecto de Tepito se tira clavados. Se desploma como si Camilo Zúñiga o Pepe le hubieran cercenado la médula espinal. E increpa al árbitro con el sello fruncido y apenas moviendo los labios. La mímica silenciosa es más aterradora que los gritos y gestos de mujer histéricamente frustrada un Viernes Negro, como los de Ferretti, Caixinha, Tomás Boy y demás coreógrafos rabiosos contra las decisiones arbitrales.

La frase se ha vuelto históricamente vigente. Javier Aguirre lo firmó y lo afirmó dirigiendo al Tri: "Con once cabrones como Cuauhtémoc Blanco, México sería campeón del mundo".

Lamentablemente sólo hay uno. México sólo ha dado uno. Y le han saltado imitadores como el Bofo Bautista, pero nunca rozaron siquiera esa magia, ese embeleso, ese carisma, ese personaje arrancado de la época del Cine de Oro mexicano, de una cinta de blanco y negro, rivalizando con las pantomimas perfectas de Negrete. Infante y Armendariz. Porque el Cuau ha sido más borracho, mujeriego, parrandero y jugador que todos ellos juntos.

Y con esa magia intenta salvar al Puebla. Por lo pronto ya lo tiene en la Final de la Copa MX. Y deberá enfrentar, en su adiós definitivo al futbol, a su rival máximo, al epítome de su odio deportivo, el Guadalajara.

La Final es el 21 de abril, y él debe retirarse el 18 de abril, para dedicarse a su carrera política con el Partido Social Demócrata.

Pero, como todo en la vida de Cuauhtémoc, disfruta violando normal, consumando lo prohibido, desafiando el sistema. Seguramente estará ahí, en la Final, anhelando sus 90 minutos y esperando incluso que aún en sus horas bajas, Jorge Vergara se atreva a apostar con él, y esta vez sí cumplir su palabra.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Uno pensaría que Jorge Vergara se compró un rostro para esconder su verdadera cara. O que besó al sapo para buscar un príncipe azul. Y que ahora besa al príncipe azul para recuperar al sapo.

Se sigue arrepintiendo de no haberse arrepentido a tiempo. Ya alguna vez salió al zócalo del oprobio. Ahí, desnudo de todas las galas rojiblancas del oropel de la auto exaltación como dueño de Chivas, Vergara confesó haber pecado con la extrema pobreza del rico soberbio.

Ahora lo hace de nuevo. Perpetraba adulterio contra sus propios intereses, jurando lealtad a su matrimonio. "Estaba ciego, no quería ver lo que estaba pasando", confiesa Jorge Vergara a Univisión.

Como lo permite milenariamente, la absolución de todos los pecados no significa el cambio por remordimiento, sino la autorización para trasgredir de nuevo. El perdón y el pecado son el único matrimonio feliz que termina con la muerte. Y, en este caso, en este ciclo, el dueño del Guadalajara parece inmortal, eterno, infinito. Diría Sabina: para "absolverte de todos mis pecados".

Parece, sin embargo, que tras el recorrido pesaroso y compungido de los últimos años, el dueño del Guadalajara, elige flagelarse -- como medida desesperada --, en la más fuerte de sus debilidades: la vanidad.

"Aquiles era tan fuerte como su Talón", dice Francis Underwood en House of Cards. Y el talón de Vergara había paralizado el resto de su cuerpo. La sombra de sus errores es más larga que el cuerpo de sus aciertos.

Para su fortuna, toma decisiones importantes. A los cadáveres que dejó por acusaciones impulsivas, fue a pedirles perdón y fue a reclutarlos, con las obligadas indemnizaciones morales y financieras.

Los dos habían renegado tanto de su pasado con Vergara - no con Chivas --, que habían elegido ya no mencionar siquiera el nombre del enemigo. Pero, al ver desamparado a su patria futbolística, y al tirano con las manos expuestas y la plaza de su soberbia rendida, Néstor de la Torre regresó con un certificado de autonomía y de inmunidad. Y pidió un amparo similar para su hermano José Manuel.

La resurrección del Guadalajara es evidente. Ocurre donde debía ocurrir: en la Tabla de Porcentajes, en la Tabla General, e, inesperadamente en la Final de la Copa Mx.

Ocurrió un milagro geométrico en Chivas: el rombo se ha perfeccionado en un triángulo equilátero: Vergara ha quedado fuera del vestuario y de la cancha. La esquina que sobraba ha sido rota y cauterizada. Y quedaron tres en armonía y otro en el destierro...

    1.- Chepo de la Torre se ha encargado de poner orden en la cancha.

    2.- Néstor se ha encargado de poner orden en el vestidor y en la tribuna.

    3.- Y la afición se ha encargado de imponer órdenes en los espíritus desarraigados de los jugadores.

    4.- Vergara es sólo convidado de piedra que contempla cómo sin él, lo suyo, vive mejor. La mejor orden de exclusión, exilio y desarraigo, la dictó Vergara contra sí mismo. Su espejo en Chivas está vacío.

Ahora, con el conflicto laboral, sentimental, matrimonial, financiero, legal, civil y penal en desarrollo contra Angélica Fuentes y quienes perpetraron malos manejos, el dueño de Chivas ofrece disculpas a todo el conglomerado de OmniLife, incluyendo los más de 500 empleados o asociados, de mandos medios, que corrió la presidenta ejecutiva.

Suena ominoso decirlo, pero el mismo Vergara lo reconoce: cuando rompe con su esposa, rompe las esposas que le sujetaban en la tomas de decisiones. Cuando abre los ojos, como él lo dijo; cuando empieza a ver lo que no quería ver, justo entonces, suelta a ojos cerrados el control de Chivas, en quienes sí saben de futbol.

Claro que hay víctimas. Claro que hay damnificados. Claro. Y lamentablemente para Jorge Vergara, ambas recibirán el más prolongado y compasivo de los castigos. Se ha roto el cordón umbilical que debía ser indestructible. Porque las hijas Vergara Fuentes, terminan siendo los mártires inocentes, innecesarios, de esta guerra mezquina final.

En tiempos de parábolas, Jorge Vergara se vuelve el Hijo Pródigo. Espera que alguien abra las puertas que él cerró por fuera y sellaron por dentro. Y. en tanto, sigue besando al Príncipe Azul, con la esperanza de recuperar al sapo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- A Luis Michel le acosa la adversidad. Lo azuza el infortunio. De ese que cotiza sólo entre el desastre y la calamidad.

José Luis Alvite lo describiría así: "Con la suerte que tengo, estoy seguro de que en el caso de existir la reencarnación, yo reencarnaría en un cadáver". Y en su oficio, con esa desventura, si el portero de Chivas reencarnara en portero, reencarnaría como el Capitán Garfio.

Y sin embargo, Michel vivió su épica el sábado pasado. Quemó todos sus gatos negros en una hoguera histórica y en un estadio histérico. Se engalanó de ídolo a los casi 36 años, tarde pues, como su misma titularidad: a los 28 años.

Después de 12 años de firmar con el primer equipo del Guadalajara, la tribuna, finalmente, vitoreó y proclamó su nombre. Pero, para colmo, infelizmente, con acento equivocado "Mí-chel, Mí-chel", en lugar de Michel, como corresponde a un hombre con rancia heráldica francesa, nacido en El Grullo, Jalisco, cuya población total es insuficiente para llenar la zona alta del Estadio Jalisco.

Mire Usted. Era el minuto 93. Desenlace de drama. Jugada de vida o muerte. De vida y muerte. En la agonía de un Clásico turbulento, fascinante, intenso, rabioso, con el Estadio Jalisco estremecido por microsismos de ansiedad y angustia. Penalti que el árbitro, timoratamente, con el 1-1 entre Atlas y Chivas, decidió ignorar, pero que su juez de línea, le espetó justiciero: "Hubo falta, es penal".

La pelota fue al manchón. Ponchito González sobó la tersura circunféricamente infinita del balón. Fernando Arce quería envenenar de nervios al juvenil del Atlas.

Y Ponchito no se conforma con la gloria de ser artífice de una victoria contra el históricamente acérrimo engendro rival. No quiere una ovación, no, Ponchito quiere un monumento, un parteaguas, una gala. En los entrenamientos ha hecho enojar a Federico Vilar con la sorna estética de cobrar al estilo Panenka. Y Vilar es más que Michel. Y Ponchito se obsesiona con la gira mundial de su gol a través de YouTube. Que en Praga sepan que en Reynosa y Guadalajara, hay Panenkas.

El amague del rojinegro es perfecto. Michel se despega de su línea antes de que Ponchito dispare la sentencia desde el machón. El arquero aterriza sabiendo que ha sido embaucado. Ponchito lanza el balón en esa parábola perezosa, mágica, hipnotizante, burlona. La pincelada es magistral... pero, unos milímetros fuera de la línea de flotación ideal. Y Michel está caído, pero no vencido. Ha masticado el engaño, pero no lo ha tragado.

Y mientras la historia de 90 minutos encuentra en segundos su epílogo, hay un vuelco grotesco, brutal, dramático en la tribuna del Estadio Jalisco. La afición del Atlas bufaba el gol sin haber gol, y la afición de Chivas callaba la sangre frustrada, sin recibir el gol. Y en esa milésima de segundo, en esa eternidad en la que se precipitan los milagros en el futbol, los gritos rojinegros de gol mueren en la afonía de la incredulidad, y el luto rojiblanco anticipado, hace erupción de alivio: el empate tiene el sabor de la victoria, como el condenado a muerte cuando el indulto divino revienta la cuerda.

Porque en ese brevísimo espacio, Michel recompone la figura y estira el brazo derecho, casi - sólo casi -- como la estampa preciosista de Adán hecho carne por Dios, de Miguel Ángel en La Creación de la Capilla Sixtina. Y detiene el balón. Y lo acurruca. Y el Panenka rojinegro queda como utilería anecdótica de entrenamiento. Y el calamitoso Michel monta la pira de leña verde para quemar a todas las brujas de sus desventuras. Casi 36 años soñando con esa ovación y ocho años en Chivas tratando de merecerla.

Y el Atlas empata a lo Atlas. No es culpa de Ponchito. Es el acta adoptiva del Atlas. El principio de lo inesperado: cuando todo marcha bien, algo debe arruinarlo.

Hablábamos de Michel, el aciago, el desafortunado, el paria. Porque llega a Chivas cuando la figura de Oswaldo Sánchez se agigantaba. Ya la banca, era un premio para él. Y en 2008, ante Atlante, en la SuperLiga, sufre fractura de cúbito y radio. Pierde la temporada, una oportunidad en la selección mexicana, y la creciente admiración en el Rebaño.

Después, en medio de la crisis del Guadalajara, para el club era necesario recrear y crucificar a sus propios Judas. Michel sería enviado al Saprissa de Costa Rica bajo cargos fuertes: problemas graves en el vestidor con el resto del grupo, que parecía cerrar filas contra él.

Pero, oh, adversidad, Saprissa no lo retiene. Regresa a Chivas, que a regañadientes lo conserva, para que sirva, estrictamente, como relevo, apoyo e incentivo de Toño Rodríguez.

Llega 'Chepo' de la Torre y en medio de controversias, de cuestionamientos generalizados, incluyendo este espacio, reinstala a Michel, que en los primeros juegos del Clausura 2015, perpetra algunos errores severos, dada su experiencia. La misma afición rojiblanca candidateaba a Rodríguez, y recriminaba la tozudez del 'Chepo'.

Pero el sábado, en el Clásico, en el minuto 93, con el 1-1 en el marcador, y con la relativa infalibilidad del penalti, el conjurado Michel trastocó todos los destinos, excepto, claro, el del Atlas, que sigue encontrando su fatalidad a lo Atlas. Sólo alguien mucho más desafortunado puede quitarle los maleficios a un desafortunado. Y Michel tuvo la fortuna de encontrar al suyo.

Desde 2007, esperando el clamor de su apellida en la tribuna. Ocurrió. En el alarido, lo pronunciaron mal, sonaba extraño: "Mí-chel, Mí-chel" y no Michel. ¿A quién le importa? Que sonara, por fin, era lo importante.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Pablo Aguilar y Mauro FormicaMexsportAmérica vs. Cruz Azul

LOS ÁNGELES -- Victoria que es, aún, golondrina sin verano. América mejora su escenario, pero no su funcionamiento. Apacigua su entorno, pero no su realidad. Detiene su desbocada cuesta abajo, pero no las incertidumbres.

1-0 sobre Cruz Azul, en un suculento trámite de esfuerzos colectivos. Pero el triunfo es más un respiro que un festejo, más un suspiro que un juramento. El recuento obliga a la ecuanimidad. Un eventual exitismo sería perjudicial. Revisemos.

1. América rescata la pureza de su arco, violentado de manera despiadada en Liga, Concachampions y amistosos. Su defensa este sábado fue más afortunada que eficiente.

2. La victoria se fragua con sofocones, con taquicardias, con sufrimientos. El pánico de Formica, el sábado del holocausto de todos los Judas, termina siendo traición letal contra Cruz Azul, al entregar dos fusilamientos a las manos de Hugo González.

3. Apegándose a ese incuestionable y ratificado estigma de pechos fríos, Cruz Azul no se atreve a consumar el dominio en el arco, a pesar incluso de que el silbante Fernando Guerrero cobijó la violencia celeste.

4. América sigue expectante, con mas resignación que paciencia, y con más buena fe que esperanza, el momento en que Carlos Darwin entienda la propia teoría de su evolución, y se sacuda la parálisis aterrada que le provoca la exigencia de jugar en América. El problema no es su talento, sino la fe diluida en su temor al compromiso. Y lo mismo atañe a los medias tintas conocidos de sobra: Arroyo, Oswaldito, Benedetto, Guerrero...

5. Lo mejor de América sigue siendo el mejor Sambueza en el América. Es el mejor logro de Gustavo Matosas. Su disciplina defensiva y física, se complementan con la más generosa, responsable y comprometida versión de sí mismo. Pero es un lobo estepario.

6. La victoria es tan justa que seguramente no intimida al Herediano y le deja en claro que ese Estadio Azteca, "ya solo es un lugar lindo para tomarse la foto y hacer turismo, pero ya no aterra a nadie", como lo dijo su dirigente Jafeth Soto en Raza Deportiva de ESPNDeportes.

¿Cruz Azul? El pundonor emocional y físico se entumió en el momento clave. Y no es que el arquero del América se erigiera como fantástica figura, sino que fue realmente miserable la personalidad de Alemao, Chaco y Formica para paralizarse en condiciones inmejorables de gol.

Así, para América, con esta victoria, muchas cosas han cambiado, pero las más importantes siguen sin cambiar, permanecen ahí, desafiantes: funcionamiento, contundencia, testosterona uniforme en el grupo y erradicar los vicios de los narcisos de sus espejos rotos que quieren ser héroes y terminan siendo traicioneros del esfuerzo gremial: Arroyo, Quintero y Oswaldito.

Por eso, insisto, más allá del frenético placer en sus seguidores, este 1-0 sobre Cruz Azul, en el América ni paga deudas ni apaga dudas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- La amenaza del descenso. El affaire entre Lavolpe y la podóloga. Los galopantes rumores de venta. Las embestidas de la trinchera rebelde de la Asociación Civil. Y ahora, el impacto de dormir con el enemigo.

Un calvario han sido los últimos meses para Jorge Vergara. El rompimiento oficial de su relación matrimonial, laboral, empresarial y afectiva con Angélica Fuentes es un golpe más profundo que todos los anteriores.

La relación de Vía Crucis del primer párrafo son situaciones propias del futbol. Especialmente cuando la voracidad parásita de la crisis se ceba con una popular, expuesta, generosa, fértil y abandonada víctima, como lo es Chivas en este momento.

Pero, el escándalo que empezó a germinar desde hace semanas, que salta públicamente con una referencia de Medio Tiempo, cuando las sospechas de Jorge Vergara sobre malos manejos del grupo de confianza a las órdenes de la señora Fuentes representan un golpe de gracia para cualquier persona que ahora debe confrontar una nueva vida familiar, empresarial, deportiva, legal y moral.

El término fraude ha sido cambiado. Pide que se hable sólo de malos manejos para citar la investigación, en torno a equivocaciones o acciones dolosas, por parte de la señora Fuentes y sus íntimos, con el agravante además de un proceso de divorcio.

¿Qué efecto tendrá en el proceso de Chivas en el escenario de sus pretensiones de evitar el descenso, coronarse en la Copa Mx y aspirar a ser protagonista en la Liguilla?

Irónica y afortunadamente, Jorge Vergara rescató a un hombre a quien alguna vez condicionó y maltrató públicamente, con términos castizamente idénticos a traidor. Y curiosamente, ese mismo al que le cargó todas las pulgas de la crisis evolutiva del Guadalajara, es el que podrá salvarlo: Néstor de la Torre.

Llega el paso más importante tal vez para el Guadalajara bajo la potestad de Vergara. Llega el momento de entregarle el control pleno, absoluto, irrestricto, al hombre que, de sangre, de cuna, emociones, de pasión y de vocación entiende la trascendencia y el significado de Chivas.

Porque, con esta avalancha tormentosa en la que se ha visto inmiscuido Chivas, el mejor criterio es alguien que de fuera pueda, quiera y deba circunscribirse al trabajo deportivo.

Néstor de la Torre operará ajeno a los tribunales, de todo tipo, en los que Vergara se verá inmerso, en una de las etapas más penosas, no en su gestión con el equipo, sino de su vida misma.

¿Dañó a Chivas Angélica Fuentes? Recordemos que ella misma y su aún esposo aseguraban que no tenía ni voz ni voto en aspectos deportivos y futbolísticos. "Sería una falta de respeto que yo opinara de algo que no conozco", dijo la misma Angélica en entrevista.

Sin embargo, recordemos que en diversas charlas, Angélica Fuentes aseguró que cuando ella irrumpe en la vida personal, familiar y empresarial de Vergara, encontró un conglomerado al borde de la bancarrota, un caos que ella endereza, explicaba, mediante ajustes drásticos de personal y recortes de gastos.

Por otro lado, recapitulemos que la tropilla holandesa, y otros ex presidentes del Guadalajara, han asegurado que la intervención de la señora Fuentes terminaba por ser más radical y virulenta que del mismo Jorge Vergara.

En una recopilación interesante de Omar Villarreal para TV Azteca, hasta el torneo anterior, estas eran referencias claras de lo conseguido por Vergara solo, y por el binomio Vergara-Fuentes.

El propietario de Chivas, como "célibe", en 12 torneos, sumó 107 victorias, 71 empates y 72 derrotas, diez liguillas de 12 posibles, y un título, con eficiencia de 52.2%.

En tanto, en matrimonio, en 12 torneos, tuvo 65 victorias, 72 empates y 77 derrotas, para un 41.5% de eficiencia, y sólo cuatro liguillas de 12 posibles.

Hoy, ojo, desde fuera, desde lejos, sin conocer la intimidad plena del equipo ni de la empresa OmniLife-Angelíssima, es evidente que el "matrimonio" futbolístico Néstor-Vergara puede empezar a ser más provechoso que el matrimonio por todas las leyes entre Jorge y Angélica. Y queda claro que Chivas está a salvo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO