Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Osorio: "México, en buen momento futbolístico"
LOS ÁNGELES -- Juan Carlos Osorio. Agotamiento evidente. Ya sin el yugo verde en seda de la corbata oficial del Tri. Mochila al hombro. Se arrellana en el sofá y con marcado acento hace la primera pregunta con una sonrisa amplia: "Pero a ver qué libro anda Usted leyendo. No lea esas cosas, hombre". En la mano del reportero está un ejemplar de La Libreta de Osorio.

Se le explica que no es un libro fácil de leer, con pentasílabos y octosílabos que mandan a que vayan de consulta a los libros de consulta. Periodización y operacionalización. Su aplicación al futbol parece imposible. Se toma tiempo. Con las manos como marionetas hace de la mímica una oratoria complementaria.

Previamente, Guillermo Cantú había hecho la presentación: "Es el detractor número uno, el mayor detractor de... nada, nada", concluye sonriendo. Ya antes en charla a solas con el dirigente había interrogado: "¿No lo quieres verdad? ¿No lo quieres nada al profe Osorio?".

El entrenador colombiano hizo caso omiso a la broma. Descubrió el libro y aceptó ponerlo en el menú de la charla informal. Sonreía satisfecho al escuchar detalles puntuales de su comunión con las evangelizaciones de Lillo, Cano y Guardiola, que desfilan por las páginas.

Fueron 17 minutos en la memoria eterna digitalizada. Y otros 20 minutos con la cámara ronroneando de siesta.

Los 17 minutos con la puerta abierta muestran al Osorio que es técnico del Tri. Los 20 minutos, en charla, en susurros, con énfasis de confidente, hasta con un "escúcheme bien, pero muy bien", ése, es el hombre que relata y revela las cartas ocultas del oficio.

"Le voy a dejar mi teléfono, y cualquier duda -enfatiza- sobre el libro, lo hablamos. Y pronto va a salir la nueva edición del libro, sólo tengo diez copias y una va a ser suya, porque veo que le puso empeño", afirma.

El productor Fernando López, sub director de ESPN Digital, decide que es momento de que la charla quede en video. "Sólo tenemos 15 minutos", explica.

Osorio responde severamente: "Pues porque ustedes quieren. Yo tengo todo el tiempo. Y lo que le explico sobre el libro es muy importante".

Entre archivar el 2-0 a Senegal y volar de Miami a Los Ángeles, "no hemos dormido, hemos dormitado algunas pocas horas apenas, había explicado Guillermo Cantú.

Pero Osorio se revitaliza hablando de futbol. Entiende la dictadura del tiempo. Esconde sus dos títeres de la elocuencia de sus manos. Y de inmediato reacomoda el cuerpo cuando la fiscalía se enciende y toma el micrófono.

Y es otro Osorio. A veces cruza los brazos, dicen los psicólogos, para ponerse a la defensiva, pero en las respuestas se lanza al contragolpe. Escucha escudriñando en los ojos del reportero y responde escudriñando las reacciones del reportero.

El video completo de la entrevista está disponible en ESPNDeportes.com. La charla encuentra un escenario fascinante: la aplicación puntual de los conceptos de La Libreta de Osorio aplicados a la selección mexicana.

Externa en la entrevista la fe en el futbolista mexicano, y corrobora su fe en cumplir el desafío por conseguir de los jugadores la manifestación de lo mejor de ellos dentro de la cancha.

Pondera al futbolista mexicano y entiende, tras su largo recorrido en el futbol mundial los cromosomas que unen y que separan a una especie humana de privilegiados tan distinto entre sí, como lo es el jugador.

Se escurre con la suavidad de la retórica de los extrañamientos por enrolarse en un futbol que hace de la clandestinidad un modelo turbio de conducta y acaso endurece la mirada, al preguntarle si no había aprendido, tras su pasaje por Puebla, El Callejón de los Milagros que puede ser el futbol mexicano.

Nación ESPN seguía en la agenda. La cámara reposa. La charla prosigue. Y relata detalles puntuales en los que incluye a Anelka, Cuauhtémoc Blanco e incluso muestra mensajes recientes y directos de un jugador colombiano en la Liga MX.

Y con esos nombres ejemplifica lo que espera consumar en cada uno de los seleccionados mexicanos: catapultar al futbolista a la dimensión exacta de las posibilidades y los sueños escondidos del ser humano.

Los 17 minutos imperturbables en la memoria digital tienen el valor de la verdad del técnico de México. Pero los 20 minutos de antes y después de la entrevista, esos tienen un valor distinto, el de la verdad del técnico que quiere triunfar con México.

¿Es Osorio el técnico correcto para México? Él está convencido que lo es.

¿Es México la selección correcta para Osorio? Él está convencido que lo es.

Las mejores conclusiones le pertenecen a Usted, lector, porque parte de La Libreta de Osorio está a su disposición en el video en ESPNDeportes.com.

Etiquetas:

Futbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Le creo a Juan Carlos Osorio. Le creo que él no haga "pactos clandestinos". Le creo así, en primera persona del singular.

¿Pero puede el técnico de la selección mexicana meter las manos al fuego por la FMF y su Comisión de Selecciones Nacionales?

Por si Osorio aún no se entera, es necesario recordarle que dirigirá a la selección del futbol donde los pactos clandestinos son el modus operandi, son su biblia, son su credo, son su dogma.

Lo llevan en sus genes, en sus cromosomas, en el ADN torcido y retorcido con evidencias históricas.

Le creo a Osorio, pero no a quién despacha detrás de él. Le puedo creer a Osorio, pero no le puedo creer que él crea en lo que dice. Él sabe, y plagio el término de una serie colombiana, Sin pactos clandestinos, no hay paraíso.

1. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un futbol donde clandestinamente se ejerce la multipropiedad y lejos de combatirse se tolera, se alienta, se fomenta?

2. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un futbol donde el Pacto de Caballeros, que ni es pacto, sino contubernio, ni puede ser entre caballeros sino entre maleantes, y lo ejercen para ejercer la esclavitud en el futbolista?

3. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un futbol donde se venden jugadores como tratantes de blancas y tráfico de piernas cada semestre, a pesar de que esta práctica, como las de los dos puntos anteriores están prohibidas por FIFA, que bueno ha venido operando en la clandestinidad?

4. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un balompié en el que ejerce clandestinamente como asesor de la FMF un promotor sin licencia de FIFA y que además representa a la FMF oficialmente a pesar de que en junta del Consejo Nacional se le consideró persona non grata en el futbol mexicano?

5. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un imperio oscuro en el que los exámenes antidopaje han desaparecido a pesar del anuncio de ejercerlos regularmente?

6. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un futbol en el que la Comisión de Arbitraje opera sumisa y subyugada bajo la misma Liga, la misma federación y en la que clandestinamente se manosea y prostituyen las cédulas arbitrales?

7. ¿No hay pactos clandestinos? ¿En un Castillo de la Vileza donde se mide con diferente criterio los mismos delitos, como agredir árbitros, amenazarlos de muerte y derrumbar puertas de los vestidores de los jueces?

9. ¿Señor Osorio, está seguro Usted? ¿No hay pactos clandestinos? Cuando el mismo técnico del Tri vivió de lleno el atropello de derechos cuando fue echado del Puebla y le fue negociado su finiquito en condiciones desesperadas.

10. ¿No hay pactos clandestinos? Cuando los contratos de televisión de la selección mexicana se atribuyen de manera clandestina, sin oferta pública, sin licitación, a una sola televisora, para que a su vez la revenda a otros interesados.

11. ¿No hay pactos clandestinos? Cuando a un multipropietario le decomisan armamento prohibido en su casa; o a otro directivo le piden aclaren la fuga de 500 millones de dólares; u otro se adueña de un equipo metiendo en la cárcel al legítimo propietario; y otro es adquirido de accionistas con un intermediario no reconocido por la asamblea, por citar algunas posturas evidentemente clandestinas.

Le creo a Osorio. Le creo que él no ejerza pactos clandestinos. Pero no le creo que no sepa que no se ha enterado aún que como la serie colombiana, en México, en su futbol, sin pactos clandestinos no hay paraíso.

Si pudiera, Shakespeare le recordaría a Osorio: "Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos".

Osorio, cuando se divorcie de sus hoy patrones, que ocurrirá, porque va a ocurrir algún día, será guillotinado y entonces lo sabrá, por un pacto clandestino.

Etiquetas:

Futbol, México, Senegal

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Javier Hernández & Carlo Ancelotti
Getty Images
Javier Hernández & Carlo Ancelotti
Getty Images
LOS ÁNGELES -- Ocurre que los rumores son como la leña verde: provocan más humo que fuego. Intoxican primero, creman después.

En esa kermese ociosa de las vendimias fantasmagóricas, resulta que Carlo Ancelotti ha salido, dicen, con el monedero billonario del Bayern Munich a compras anticipadas para la próxima temporada.

Las versiones, con pies de barro, aseguran que va en busca de un viejo conocido, que está quemando la BundesLiga. Le hizo daño como rival en la Liga Premier. Y no pudo salvarle el pescuezo en el tugurio flamante de la realeza madrileña.

Sí, dicen las gárgolas de los infundados, que Ancelotti quiere a Javier Hernández, quien agregó este martes otro gol a su cuenta, pero abandonó con una lesión.

¿Puede creerse que Ancelotti busque a Chicharito como una opción para la tocata y fuga de Lewandowski, quien se afirma emigraría al Madrid?

Cierto, la carrera parejera en el vértigo de los rumores, adelanta a Paulo Dybala, la joya de la Juventus, pero se agrega a Javier Hernández en un plantel que será depurado por la acumulación de obligaciones: ganar absolutamente todo.

Aunque al Bayern Munich no le sobra ni le falta nada, ni aún con la salida de Lewandowski, Ancelotti quiere llevar al Bayern al supermercado a un cambio de sistema y de hombres. Al final, los muñequitos fascinantes asesinos del equipo alemán son codiciados semestre a semestre.

Ancelotti lo dejó una vez en claro dirigiendo al Real Madrid: Chicharito estaba en su lista favorita de fusilamiento. Pero no en la de la fraternidad cristianista. Y quien no está con ella, está contra ella.

Obvio que el técnico ya contratado por el Bayern no le debe nada a Chicharito por esa relación extenuante, fugaz e incompleta en el Madrid.

Recordemos que antes de convivir en la Casa Blanca, Ancelotti valoraba poderosamente a un jugador que con el Manchester United le echó de competencias vitales para el Chelsea. A Carlo se le indigestaba la ensalada de remates disparatados del Chicharito.

Rocambolesco, estrambótico, el primer contacto entre el Chelsea de Carlo y el recién desembarcado de Chivas, generó el primer dolor de cabeza para el italiano y una jaqueca gloriosa para el mexicano.

La Comunity Shield se queda con el Manchester United, luego de que Javier Hernández en un remate de cine mudo (El Chaplin del Gol), contacta con el pie en un prodigio histriónico de auto pase y termina metiéndolo trompa, mejilla y nariz. Javier quedó atarantado del impacto y Ancelotti del saqueo a sus sueños de coronación.

Habría una segunda advertencia del mexicano a Ancelotti. Una exultante e insultante relación sadomasoquista. Y en un altar magnífico: la Champions 2011, Hernández marca el gol que eliminó a Chelsea y a Carlo del torneo.

Y el 8 de mayo de ese mismo 2011, Javier Hernández, enluta el rostro desencajado de Ancelotti y del impaciente dueño Roman Abramovich. MUFC se corona. Cuando la pelota de Chicharito entró, el italiano buscó la puerta de atrás del club: despedido.

Y cuando Carlo llegó al Real Madrid, la relación no cambió. Torneo veraniego en EEUU. Champions Cup. Javier hace el 3-1 y pone a los Diablos Rojos en el Paraíso de la Final y a Ancelotti en el infierno de otra decepción.

Habíamos dicho ya que "la casa del sadomasoquista está llena de espejos", según Perich. Tal vez, con esta tormentosa relación, el sótano de la casa de Ancelotti esté lleno de fotografías de Chicharito.

¿Ocurrirá o no? Decía Ramón y Cajal que "el hombre es un ser social cuya inteligencia exige, para excitarse, el rumor de la colmena".

Entre que muera como rumor o prevalezca como verdad, el fetichista Ancelotti tiene una herramienta perfecta: la cuenta billonaria del Bayern Munich.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Juan Carlos Osorio
Mexsport

LOS ÁNGELES -- Burda, vulgar y futboleramente, Juan Carlos Osorio deberá aprender del método fascinante del pianista chino Liu Chi Kung.

Liu Chi Kung estuvo preso durante siete años. Desde 1958 sobrevivió en las miserias y hacinamiento de las mazmorras chinas. Rehén convicto de la revolución cultural. Obvio, cabía su bacinica, pero no un piano. Cabía el miedo, pero no la esperanza.

Cuando abandonó el calabozo tras el purgatorio por ser un artista, Liu Chi Kung reinició sus giras de inmediato. Azoro. Incredulidad. Fascinación. Embeleso. Interpretaba a Tchaikovski mejor que antes. Mejor que nunca.

¿Cómo podía ser eso, si durante siete años en chirona nunca tuvo acceso a un piano? Liu Chi Kung lo explicó: no tuvo piano, pero no dejó de ser pianista.

Liu Chi Kung se imaginó ante sí, su propio instrumento. Devoción, memoria, fe y talento. "Ensayé cada día, todo el día, porque no fui dueño de mi libertad, pero sí de mi mente. Recordaba perfectamente cada tecla, cada nota, cada obra. Y ensayaba durante cada día de esos siete años".

Sin piano, Liu Chi Kung fue mejor siete años después, tras abandonar las catacumbas de la dictadura. En la fosa de la incertidumbre, el artista invocaba y evocaba a las musas.

Juan Carlos Osorio se da cuenta que para enfrentar a Senegal y en futuros juegos amistosos, fuera de Fecha FIFA, lo dejan sin piano. En términos cubanos: debe cocinar arroz con pollo sin arroz y sin pollo.

Osorio reveló su lista. Y si tiene piano, debe estar chimuelo. ¿Sabrá tocar de oídas? A la guerra sin fusil... y sin bandera de tregua.

Chivas pidió que no le convocaran jugadores de los ocho tentativos para la Mayor y la Sub 23. Llegó Carlos Salcedo, quien sospechosamente se hizo expulsar ante Morelia. Tristona, pero el juego ante Senegal, es aún una vitrina.

Y América, sin hacer público el trámite como el Guadalajara, le ordenó a través de Decio de María que no le convocara jugadores. Ni Oribe Peralta ni Moisés Muñoz. A cocinar albóndigas con puro caldo.

Osorio es más astuto que su lenguaje parroquial, de púlpito, con el que arrulla. Al 'Tuca' Ferretti le hurtó medio equipo: José Arturo Rivas, Israel Jiménez, Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas, Javier Aquino y Jurgen Damm.

Y el 'Tuca' debe hacer uno de sus peculiares berrinches. Pero, esbirro de sus propias palabras, el ingeniero del ingenioso término de "partidos moleros", debió tragarse la bilis, pues antes del juego contra EEUU, por el boleto a Copa Confederaciones, había proclamado que el Tri necesita el apoyo de todos. Sigue escupiendo al cielo, Ferreti.

Ya Osorio por sí mismo ha elegido también el bumerang de sus propias declaraciones para flagelarse. "Tecatito es tan influyente como Neymar". "Prefiero a Chicharito que a Firmino". "Layún (mejor lateral pasador en Europa) es mejor por derecha". "Para jugar de media punta están Gio, Gullit y Orbelín".

Uno no sabe si el proceso de Osorio se finiquitará por suicidio o por eutanasia. Lo cierto es que será extremadamente aparatoso. Hoy debe hacer rounds de sombra... en tinieblas.

En su lista coloca a Alejandro 'Pikolín' Palacios, al que en Wikipedia sobreapodaron como El Epilepsias. ¿Alguien seriamente, alguna vez creyó que el arquero de Pumas sería guardameta del Tri?

Más allá de sus circenses actuaciones bufonescas, con aciertos y pifias, sobresale la convulsiva danza reciente, una capoeira, en Semifinales y Final del torneo mexicano, fingiendo la muerte de un pollo descabezado, con una pantomima histriónica.

Poco hay que recordarle de sobresaliente al menor de los Pikolines. Groucho Marx habría envidiando al saltimbanqui flexible e irrompible que habita en este prospecto de portero de 35 años.

¿Cuántos de los convocados por Osorio estarán en la Copa América Centenario si no hay una plaga bíblica de lesiones? ¿Tres, cinco? Eso sí, sin duda, con titularidad incuestionable para tener un sitio en la banca de suplentes.

Osorio ya sabe dónde aterrizó. Donde a la selección mexicana se le viste como reina, pero se le trata como meretriz de callejón. Y aún falta la lista de juegos para el cierre de 2016 y para 2017 que está elaborando Guillermo Lara, ya se sabe, amigo íntimo de Justino Compeán y que heredó como socio Decio de María.

Osorio, como Liu Chi Kung, a practicar sin piano. Claro, con las distancias, los abismos entre el portentoso pianista chino y un técnico que lo ha confesado "aún no se si soy más estratega que entrenador".

"Las sinfonías estaban en mi mente siempre", explicó Liu Chi Kung. Osorio tiene un ajedrez, pero debe jugarlo con canicas de las damas chinas.

Los cubanos hacen milagros: "arroz con pollo, pero sin arroz y sin pollo".

Etiquetas:

Futbol, México, Senegal

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jamie Vardy
Getty Images

LOS ÁNGELES -- Monjes tailandeses hicieron un ritual de sanación y de bendición. Con sus báculos húmedos de agua bendita, toquetearon piernas y pies de los jugadores del Leicester. Y lo mismo hicieron con las instalaciones y cada rincón del equipo.

Leicester comanda hoy como enigma del siglo, la tabla de la Liga Premier. Gana y gusta. Y puntea. Los envidiosos hablan de fortuna, los incrédulos de supersticiones. Las estadísticas desmienten a todos. Los números desmitifican a la ouija.

Los monjes tailandeses de túnicas vistosas, silencio aterrador y cabezas rapadas, fueron una idea del gerente del equipo, con un apellido más largo que su experiencia en futbol: Vichai Srivaddhanaprabha, zar de las tiendas Duty Free.

Él ordenó, el técnico Claudio Ranieri accedió y jugadores en los que no creían nadie, hoy demuestran que creen absolutamente en sí mismos. Hasta en monjes tailandeses.

Jamie Vardy era un jugador cualquiera de un banquillo cualquiera con un futuro cualquiera en una liga cualquiera. El más cualquiera de los cualquieras.

Hoy, Vardy es el magnífico RoboCop de Claudio Ranieri. Cuida a la joya más valiosa que las de la Corona de la Reina. Es la nueva gema del futbol inglés y lo demostró este martes en el 2-0 sobre el Liverpool fascinante de Klopp con un golazo soberbio.

Ranieri ordenó disección sobre Vardy. Los estudios demostraban que era un Ferrari que había sido tratado como auto compacto.

Y Vardy hoy recibe especial atención. Dieta estricta, licuados especiales de proteína y aminoácidos específicos. Y más reposo que al resto del contingente.

Curioso, el mismo tratamiento que idearon Guardiola y Tito para rescatar al mejor Messi. Claro, Vardy no es Messi, pero sí es el Messi del Leicester. Aunque para Ranieri es el la versión nueva de Gabriel Batistuta de la Fiorentina.

Leicester es también producto de la sabiduría de Ranieri. En un equipo con ilusiones más que esperanzas, ensayó procedimientos y audacias que en otros equipos habrían resultado prohibitivas. Las divas no visten overoles.

Grupo sólido. Trabajo serio. Disciplina solidaria. Y los resultados que convierten a cualquier equipo en un profeta genuino. Hoy nadie cuestiona a Ranieri. Van Gaal y Mourinho se burlaron de él. Hoy, lo hechos se burlan de ellos.

Incluso, el técnico temía y advirtió de ello, que el arranque de 2016 estaría cargado de riesgos. Advirtió de ello al grupo. Los convirtió. Los moldeó a la estatura y a la imagen y semejanza de sus propias ilusiones.

Y este martes, más allá de someter al Liverpool de Klopp, ratificaron también que saben aprovechar esa libertad que les deja su calendario de competencia.

"Ellos tuvieron diez días de descanso y eso los hizo más fuertes. Nosotros podíamos y debíamos ganar, pero no hicimos lo necesario", dijo Klopp, quien perdió el sentido del humor.

La nómina del Leicester para esta temporada es de 48.2 millones de libras. La cifra es irrisoria ante los oligarcas de la Premier. Una cuarta parte más o menos respecto a los poderosos.

Podemos repasar cifras y posiciones: Manchester City, segundo en la tabla, 193.2 millones de libras. Unos 215.6 millones de libras para el Chelsea, número 14 en las posiciones. ¿Manchester United? 203 millones de dólares y quinto en la clasificación.

La ecuación final del Leicester no implica milagro alguno. Ni monjes tailandeses ni inversiones multimillonarias. ¿Estaba destinado Ranieri a un éxito tan sorprendente en medio de las circunstancias? ¿Con un gerente especializado en fayuca legalizada? ¿Jugadores que los potentados habrían visto con desdén?

Trabajo. Trabajo serio. Rompiendo el molde de obsesionarse con el molde erróneo de los poderosos. Y claro espíritus comprometidos de los jugadores.

Para muchos podrá parecer un cuento de hadas. Cenicientas en riesgo de que la medianoche se les anticipe.

Insisto: los milagros se les atribuyen a los dioses, pero los consuman los seres humanos que creen más en ellos que en los dioses.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Matías Almeyda
Mexsport
LOS ÁNGELES -- Morelia cazó a Chivas. En el marcador y en la Tabla de Porcentaje. 2-0, jugando a lo vivo, dejó muerto al Guadalajara.

Se había advertido que tras el verbo motivador de Matías Almeyda, debería venir su sapiencia para que el equipo fuera más que adrenalina y pulmones, es decir, que evidenciara futbol y sumara puntos.

Saltarán los apóstoles de las obviedades: "ah, pero tuvo varias oportunidades". Obvio, si Morelia jugó como perro rabioso defendiendo su parcela, dejó dos tercios de cancha a Chivas para que operara y ensayara todo tipo de recursos.

Con un esquema como el de Monarcas, hasta un vendedor dominical de biblias se mete hasta la cocina. Chivas no se plantó ante la meta de Monarcas por disponer de un esquema versátil, sino por un reflejo natural de tener espacio para el pelotazo.

A la decepción del pizarrón de Alameyda, habría que agregarle la ratificación del Gullit Peña. Su debut deslumbró y después, como las pretensiones de Chivas, se fue apagando. Sale de cambio sólo para hacer saber a su preocupada familia que sí estaba jugando.

Morelia alcanza en el porcentaje al Guadalajara, que suma una victoria en diez juegos de Liga, y 11 de 36 puntos en cualquier torneo. Sí, mañana saldrán los defensores a hacer ecuaciones facilistas y simplonas sumando los primeros juegos de El Pelado, pero esos son anécdota que se ridiculiza con la actualidad del equipo.

Para colmo, innecesariamente, Carlos Salcedo provoca una roja, innecesaria, sospechosa, que deja al Guadalajara con boquetes en el fondo, por las ausencias agregadas de Pereyra, Rodríguez y Alanís... más lo que se acumule.

Mientras Orbelín cumple de manera intermitente, el otro refuerzo de oro en la etiqueta y oropel en la cancha, el Conejito Brizuela, deja en claro que el nerviosismo le consume por dentro. Los 10 millones de dólares que pagó Jorge Vergara por él deben flotar en el canal del desagüe.

Y pregunta obligada: ¿Almeyda seguirá esperando que el Gullit le responda en esa variante que le impuso, y que no sólo lo perjudica a él, sino también a Omar Bravo, que empezó a sentirse cómodo y peligroso, cuando salió Peña?

Claro, El Pelado Almeyda sabe que tiene un seguro de vida. Y con él, José Luis Higuera, puede también defender sus genialidades como promotor y contratista: se llama Sinaloa y el torneo los presenta como Pescados Zarandeados a los Dorados.

Bajo el amparo del equipo culichi, Almeyda tendrá el tiempo que necesita, pero esta cosecha anémica de puntos sólo provocará que la próxima temporada el equipo siga asfixiándose n la zona de riesgo de descenso.

Lo cierto, reitero, es que con mejores números que Almeyda, han salido botados del Guadalajara una decena de técnicos.

Seguirá ahí El Pelado, pero por ¿defender un proyecto? ¿Por capricho? ¿Para aceptar que no metieron la pata Vergara e Higuera? ¿Por ignorancia? ¿Por qué no hay nadie que acepte el puesto?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Luis Fernando Tena
Mexsport

LOS ÁNGELES -- A Pizzi lo infectó el Síndrome Osorio: tiró la chamba en el León y emigra a Chile, selección campeona de América y aspirante mundialista.

Como Osorio con Sao Paulo, Pizzi se deja seducir por los cantos de las sirenas mundialistas. Obviamente su desafío es mayor que el de Osorio al llegar a una Conmebol donde pululan figuras en Europa y con debut ante Argentina.

Pero cierto, tanto como Osorio, Pizzi tiene el derecho de aprovechar la oportunidad que se le presenta. Una selección y un Mundial rebasan las expectativas mundanas y domésticas de los equipos. Claro, es distinto, el colombiano tira por séptima vez una chamba en su trayectoria.

León, o el Grupo Pachuca, elige a Luis Fernando Tena como técnico y a Alfredo Tena como auxiliar. Ya alguna vez hicieron fuerza carnal en el América. Esa vez la fragilidad emocional de los directivos, los echó de El Nido.

Lo curioso es que si lo elige el Grupo Pachuca, por qué lo anuncia el Grupo Carso y lo hace Elías Ayub, con gran amistad con los Tena, y no lo hace uno de los Jesús Martínez. ¿Sería que no estaban de acuerdo?

León cambia de pastor y cambia de doctrina. Pizzi tenía ya catequizada a la Fiera con su doctrina, agradable, vistosa, confrontadora, tras pagar, claro, el derecho de piso.

Luis Fernando Tena, a juicio de sus colegas, es el técnico que mejor sabe leer y explotar las fragilidades de sus adversarios. No propone sino que capitaliza las debilidades del rival.

Y en este momento, tiene dos trofeos en la sala de su hogar: llevó a México a ganar su máxima conquista internacional, el oro olímpico en Londres 2012 y es el último -¿en todos sentidos?- técnico que ha hecho campeón a Cruz Azul.

En todo ese proceso ha madurado. Fue quemado en leña verde al heredar para el juego ante EEUU el bastón maldito del proceso del 'Chepo' de la Torre en el Tri. Tena estaba condenado en Columbus.

Inteligente, centrado, trabajador, y más allá de esa presunta dependencia extrema y maligna de Carlos Hurtado, ha crecido a base de cicatrices que, evidentemente, no son más grandes, pero sí más numerosas que los logros mencionados en Londres y con La Máquina.

Desde lejos, parecía más congruente de parte del Grupo Pachuca tratar de convencer a Hans Westerhoff, ya en la institución, como relevo de Pizzi, por la energía que tiene con el jugador y por el paladar de futbol similar al del argentino.

En cierta medida, los hermanos Tena encuentran la mesa servida. Un plantel armado a conciencia, sólido, equilibrado, medianamente disciplinado, es lo que heredan.

Y además, en ese trabajo de adaptación, no llevan prisa excesiva. Pizzi les ha heredado más de una tercera parte de la clasificación a la Liguilla.

Es decir, con nueve unidades en su haber y con la incertidumbre por este choque de la renuncia de Pizzi y la llegada de los Tena, quedarán después de Tigres este fin de semana 39 puntos por delante. Con ganar 16 de ellos, para sumar 25, estarán en la Liguilla.

Ahora, si León vence a Tigres, entonces, Pizzi les habría dejado casi el 50 por ciento de la clasificación. Difícilmente podrían arruinarlo.

Viéndolo de manera aparatosa, casi pesimista, los Tena tienen a su alcance una pretemporada larga y, con cuota baja de rendimiento, se meterán a la Liguilla con un equipo remozado y apegado a su estilo.

Cierto que hay un riesgo. Habrá reasignación de órdenes y tal vez de posiciones. Por ejemplo, Navarro y Velarde tal vez empezarán a recorrer menos a la ofensiva.

O en otra referencia, el mismo 'Gallito' Vázquez se verá exigido por los Tena para no merodear el área rival, o entonces se verá obligado Elías Hernández a administrar sus incursiones por derecha para relevar a su compañero.

Y obviamente, la transición ofensiva, con menos desplazamiento en diagonales, y más pelotazo largo, obligará a diferentes movimientos a Cano y a Cuevas, y tal vez Burbano tenga más minutos.

Como sea, es un ambiente bizarro. Todos ganan. O todos pierden. Puede ser que el cambio obligado siente bien al León a pesar de la metamorfosis en el juego. Y que Tena se reivindique y Pizzi cumpla su anhelo y el de los chilenos. O, claro, puede pasar que todas las combinaciones sean desventuradas.

Porque al final, reitero: queda una duda muy morbosa: ¿Por qué el anuncio de la llegada de los Tena la hace Elías Ayub y no alguno de los Jesús Martínez?

Insisto: ¿Llegan los Tena por su amistad con Ayub o por consenso del Grupo Carso con el Grupo Pachuca? ¿O llegan los Tena a pesar de los Martínez?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Juan Carlos Osorio
ESPN Digital

LOS ÁNGELES -- Juan Carlos Osorio sigue desmarcándose. Reculando. Recomponiendo. La sobreexposición pública aniquila su credibilidad.

Ya debió recular sobre el tema de la Fibra 1A y 2B. El jugador mexicano rebasó sus pedestres y rupestres consideraciones. Y lo reconoció en conferencia de prensa.

Aún insiste en que Miguel Layún fue un volante mixto ante Honduras y el video del juego sigue desmintiéndolo.

Ahora, asegura en una valiosa charla con ESPNDeportes Radio que él no está de acuerdo con la exposición pública de objetivos que se hizo en el Centro de Alto Rendimiento de derechos y deberes.

Y en esa misma charla con el programa Destino Eurocopa 2016, indica que él no está de acuerdo con eso de fijar obligaciones de quedar entre los tres primeros lugares en la Copa América Centenario.

Tras establecer que no está de acuerdo, puntualiza: ''Eso no fue mi decisión. Es meterle mucha presión al equipo. Pero si la selección hace una presentación, debo participar''.

Aclara que su desacuerdo con la FMF y la Comisión de Selecciones Nacionales en montar una parafernalia para marcar lineamientos es absoluta, y explica que si aceptó el reto de estar entre los tres primeros es porque se lo impusieron.

¿Y su autonomía? ¿Y su personalidad tan cacareada para impedir imposiciones? ¿Y ese temperamento recio para no ser parte del juego de mercadotecnia que sus defensores decía que tenía?

Y no nos engañemos, esa salida de ''meterle presión a los jugadores'' él sabe que al primero que le mete presión es a él, antes que a los futbolistas, porque está al frente del proyecto.

De por sí el repudio, el pánico del futbolista mexicano hacia el término ''obligación'' ya es una escalerilla de emergencia lamentable, este paternalismo poco ayuda.

Recordemos, el 'Tuca' Ferretti y el capitán Andrés Guardado se persignaron y lanzaron exorcismos ante el término ''obligación de ganar''. Repitieron la misma jaculatoria que el 'Chepo' de la Torre en su momento.

¿Qué es más lamentable, decir que deben estar entre los primeros no es su compromiso, sino una imposición de la FMF, o ni siquiera tener la osadía de manifestarlo en verdad como una sensación del líder del representativo mexicano?

E insisto, si se pone trémulo para comprometerse a estar entre los tres primeros de América, cómo se pondrá cuando tenga que atreverse ante 32 en un Mundial con potencias de Europa y África.

Grave pues que le manipulen su forma de trabajo, su discurso y más aún que él se deje controlar por sus incertidumbres.

¿A qué distancia está Osorio de ponerse un sombrero pirata y una cotorra en el hombro, o de lanzar tuits electorales como su antecesor por recomendación de la FMF?

Ante el programa de Destino de ESPNDeportes Radio, Osorio defendió su postura de colocar en el mismo rasero a 'Tecatito' Corona y a Neymar.

Se queja Osorio de que el compromiso de la FMF ''le mete demasiada presión a los jugadores'', y cabe la pregunta, ¿no le mete una presión exagerada a 'Tecatito' Corona llamándolo, prácticamente, el Neymar mexicano?

De ese tema le responde a Antonio Valle de ESPN que el mexicano y el brasileño ''tienen la misma habilidad (...) y la misma pegada''.

Y en una comparativa de poner a uno y a otro en sus equipos actuales, Osorio asegura que ''serían igualmente influyentes (Neymar y Corona)''.

¿Le agradecerá el 'Tecatito' esta cortesía a Osorio? Seguramente el Barcelona debe estar haciendo un berrinche megatónico por haber pagado 30 veces más por Neymar que lo que el Porto pagó por Corona.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- La Comisión de Selecciones Nacionales elige la mesura. ¿O cautela? ¿O prudencia? ¿O resquemor? ¿O temor? Reveló sus metas: estar entre los tres primeros en la Copa América Centenario y en los Juegos Olímpicos de Río.

Quedan atrás aquellos tiempos desbocados de prometer jugar las finales de todos los torneos. Quedan atrás aquellas épocas del vandalismo optimista de conquistar el infinito y más allá, diría Buzz Lightyear.

Desasosiego porque en el futbol y en México el prometer sí empobrece. El hablador ya no quiere tropezarse antes que el cojo. Las hazañas no consumadas tienen el mismo linaje que las mentiras.

¿Es válido semejante recato en esta nueva era de selecciones mexicanas? ¿Se perdió esa desenfrenada osadía en el laberinto de los fracasos continuados?

Osorio y Gutiérrez
Mexsport

¿Se renunció a aquella filosofía populachera pero gratamente melosa de "pensamos en lo más alto porque sólo así podemos aspirar a ello", como dijo en su momento Héctor González Iñárritu?

¿Terminó esa intrepidez o imprudencia de "no vamos por el quinto partido del Mundial, porque es ponerte límites", como dijo alguna vez Miguel Herrera?

Pero la otra pregunta es inevitable. Si Osorio levanta el blasón de pretender ser de los tres primeros de América, ¿qué se le puede exigir entonces al colombiano para la Copa del Mundo de Brasil?

Si se limita a aspirar a ser tercero de la Copa América Cementerio, dentro de un escenario continental, ¿a qué se puede comprometer cuando el Mundial tiene a 32 invitados, con potencias europeas y africanas?

Si Osorio aspira a ser tercero de un grupo de 16, de los que sólo merecerán ir entre siete y nueve al Mundial (dependiendo de las repescas), ¿a qué se puede comprometer cuando el espectro de adversarios sea mayor y más poderoso?

Y Osorio lo sabe muy bien: México jugará como local en la Copa América Centenario, algo que ni remotamente ocurrirá en Rusia. Y Osorio conoce muy bien los particulares panoramas de los contrincantes.

1.- Argentina llegará con su legión europea sobrecargada de esfuerzos y minutos.

2.- Brasil envía lo mejor a JJOO.

3.- Uruguay debe cargar con un recambio generacional y un Suárez de medio turno.

4.- ¿Colombia? La estructura medular de Pékerman está en las bancas europeas no en la cancha.

5.- ¿Chile? ¿Quién será su entrenador y cuál será el régimen de disciplina?

6.- ¿EEUU? La farsa de Klinsmann que advertimos hace años ya, empieza a consumarse y a consumirse.

Hablar de aspirar al tercer lugar, cuando México domina una zona donde todo le favorece, incluyendo, claro, el arbitraje, del cual ya dio muestras en la pasada edición de la Copa Oro.

No era de esperarse una declaración de guerra por parte de Juan Carlos Osorio o la Comisión de Selecciones Nacionales, pero tampoco, ciegamente, que tocaran retirada antes del primer disparo.

Hay un dicho colombiano que también conoce Juan Carlos Osorio: "soldado avisado no muere en guerra".

Ah, pero sí quemó sus naves y sus puentes, cuando se atrevió a comprometerse en la fase de grupos y en el Hexagonal de Concacaf.

¿Juegos Olímpicos? Nadie puede refutar que si el 'Potro' Gutiérrez cuenta con Héctor Moreno y Andrés Guardado y 'Chicharito' Hernández, regresaría con la medalla de oro de Río.

Entonces, si en la Copa América ya se sacó la bandera blanca antes del primer silbatazo, mejor sería entregar el paquete completo al Potro y su selección olímpica.

Dice el argentino Ernesto Mallo que "sólo hay dos clases de cobardes: los que huyen para atrás y los que huyen para adelante".

Y sí...

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- La turba de Chivas se niega a subir a Matías Almeyda al patíbulo. La turba de América se niega a bajar a Nacho Ambriz del patíbulo.

El Rebaño protege a su pastor con un saldo de ocho puntos de los últimos 30 posibles. Chivas respira, porque Dorados se asfixia en un desespero de suicidio o eutanasia.

El Nido pide linchamiento de su adiestrador, porque no fue campeón, por la mofa en el Mundial de Clubes, y por el 4-1 ante Pachuca, además de permitir el saqueo indiscriminado en el Estadio Azteca.

Argumentos agregados son que Chivas "cuenta sólo con mexicanos", como si ser mexicano en temas de futbol, implicara una desventaja denigrante, cuando la sola observación es infamante y difamante.

Y por otro lado decir que América es una pléyade abusiva y abusadora de talentos extranjeros, con varios de ellos seleccionables por sus países.

Ignacio Ambriz
Mexsport
¿Es tan abismal la calidad futbolística entre ambas escuadras? En ese tono malinchista de que por ser extranjero, es mejor, podría inferirse un absurdo. Hagamos una disección.

¿Es, en este momento, mejor portero Moisés Muñoz que Toño Rodríguez? Difícilmente. El americanista regresó al sobrepeso, reacciona entonces tarde, y cuando se arrepiente, queda desbalanceado.

¿Alguien cree que Ventura Alvarado es mejor que el 'Dedos' López? Ni en defensa ni en aporte ofensivo. Además, el rojiblanco es más veloz, astuto y golpea mejor el balón.

¿Samudio mejor que Ponce? Equilibrada la comparación. Inestables ambos. Ponce sigue sin consolidarse, pero Samudio ya no pasará de ese nivel de incertidumbre. Además, un equipo como América, que generó a notables laterales, ¿necesita a un extranjero ahí?

¿Desmerecen Pereira, Alanis o Basulto y Salcedo ante Goltz, Aguilar y Pimentel? El argentino sigue ahí por razones misteriosas. El paraguayo es una ruleta rusa, mientras que Pimentel ya caducó como promesa. Por Chivas, a excepción de Salcedo, los tres restantes son de nivel regular.

¿Seguimos? Es claro que el Guadalajara no tiene un Sambueza. Lo tuvo en embrión, y en las mismas condiciones de embrión y decepción emigró al Eintracht: Marco Fabián.

¿El resto en el armado sui géneris de media cancha, distinto entre ambos? Si hay que elegir, Israel Castro y Orbelín Pineda superan holgadamente a balas perdidas como Riflecito Andrade, Daniel Guerrero y Oswaldito Martínez, en el trabajo de contención, porque además el colombiano y el guaraní recuperan tan pocos balones y generan menos.

Forzando escenarios en la cancha, Carlos Darwin Quintero regresó a la misma abulia o intrascendencia de 'Conejito' Brizuela, muy lejos de sus mejores años en sus anteriores clubes. Empate en pusilanimidad.

¿Al ataque? La apuesta por 'Gullit' Peña en el área necesita de más trabajo, pero en este momento, en la actualidad, pasa tan inadvertido como Darío Benedetto o Brian Lozano, mientras que Omar Bravo ha tenido temporadas recientes más productivas y útiles que Oribe Peralta.

Chivas, incluso cuenta con una riqueza que América abortó. Los Poncio Pilatos de la cantera en El Nido, han asesinado a generaciones de Sub 20. El Guadalajara sostiene al menos a Cisneros, Zaldívar y 'La Chofis'.

Entonces, por el precio, por el salario, y porque son extranjeros, es en realidad tan abismalmente superior América a Chivas en el plantel como se insiste en comparaciones aventuradas.

O de verdad, ese injurioso argumento de que "Chivas está en desventaja porque sólo contrata mexicanos", todavía hay quién se atreva a usarlo para denigrar y discriminar al mexicano.

Matias Almeyda
Mexsport
Cierto que Ambriz ha fallado, como lo ha hecho su jefe inmediato Ricardo Peláez, contratando a jugadores sin temperamento, cínicos, irresponsables, para ser americanistas.

En tanto, Almeyda no ha conseguido darle consistencia a un equipo que tiene momentos de gratísimo futbol, y después perpetra errores lamentables en defensa, donde, queda claro, hace falta un líder.

¿Es correcta la posición de la turba de Chivas consintiendo a Almeyda y de la americanista linchando a Ambriz?

Ni una ni otra. Ni se le puede reducir la exigencia al argentino, con ese saldo de ocho puntos de 30 posibles, ni apuñalar a Ambriz indultando o siendo indulgentes, con futbolistas y con el mismo Peláez.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Chivas vs Tigres
MEXSPORT
LOS ÁNGELES -- Chivas sigue invicto, dicen las voces melosas. Chivas sigue sin ganar, las lenguas viperinas. Ocho de 30 puntos posibles (incluyendo Copa MX), dicen las estadísticas con esa voz agria de suegra insatisfecha.

2-2 ante Tigres. Abarrotado el OmniLife. Abandonado en una procesión decepcionada. Sumando se aleja de unos Dorados con obsesión suicida.

Chivas se sofoca, pero Dorados es un pez con asma, en una agonía y afonía penosa, dolorosa, lenta, pero inevitable. Es el último eslabón en la voraz cadena alimenticia de la Liga MX.

Encima, la desgracia descalcifica al Guadalajara. Viejas lesiones que no sanan y nuevas que diezman un equipo siempre justito. Pero además de Dorados, Morelia levanta la mano y baja el ritmo, para ser otro kamikaze.

Bendición para Chivas. Sobrevive por las desgracias de otros, aunque siga consumando y consumiendo la propia. Y aunque es el menos malo de un pelotón de ocho que tienen el 33 por ciento o menos de productividad.

Alentaba al Rebaño la forma de jugar. Ha ido decreciendo este torneo. Del aluvión ante Veracruz, una brisa como local ante Tigres, que perdió la más lacerante de sus colmillos, el francés Gignac, quien perdió seguramente su batalla ante una tanda de tacos zapopanos de "suaperro", y cargó con una gastroenterirtis.

Pasa en Chivas que Orbelín sigue siendo de medios tiempos, y que el Gullit Peña se sigue tropezando y cayendo en las jugadas importantes, como lo venía haciendo con León, y en la contienda de media cancha, los acomodos del Tuca Ferretti encerraron al Rebaño.

Gullit no parece convencido de asumir el cacicazgo del equipo. Las facultades las tiene, en un esquema casi fabricado para él.

¿Quién secó a Omar Bravo este domingo? Nadie. La circulación defensiva de Tigres fue perfecta. Lo grave, que el modelo de Tuca Ferretti quedó a la vista para que quien lo quiera lo use contra el Guadalajara.

Habría que abonar la serie de errores. El árbitro Yair Miranda debió invalidar el primer gol de Tigres. El Quesos Fernández olía a fuera de lugar. Y no lo marcó.

¿Y Nahuel? Jornada de errores. En las salidas, en los tiempos, en las decisiones, en las reacciones, Guzmán tuvo su peor noche desde que llegó a México.

Guadalajara tiene, insisto, nuevas preocupaciones. Alanís, Pereira y Basulto en la enfermería. Lo espera Morelia. Una victoria rojiblanca alteraría panoramas, en la Tabla de Porcentajes y en el ambiente tétrico.

Pero la reacción debe ser no sólo en el marcador ni en las posiciones, sino en la forma de juego. Empatar no es lo ideal, pero se perfuma si se hace con buen futbol, como en algunos minutos contra Veracruz y Cruz Azul.

¿Tigres? Con la estampa de protagonista vigente. Fernández aparece y anota. y entrega para el 2-1. Y tiene una banca suficiente para encarar Concachampions. El Mundial de Clubes es una tentación válida y genuina para el Tuca Ferretti. ¿Qué o quién clonó con esos fueros de aventurero al entrenador? Dicen los franceses: "Cherchez la femme".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO