LOS ÁNGELES -- Los entrenadores han dejado de ser hijos de los resultados. Se han convertido en hijos bastardos de los promotores. Y todos se engañan.

José Luis Sánchez Solá se divorció de Carlos Hurtado y terminaron como en la Guerra de los Roses. ¿Qué hizo Hurtado? Organizó a sus jugadores para que reventaran al equipo, para que echaran al Chelís y pudiera llegar su protegido Raúl Arias.

Quede claro: el poder en los equipos ya no está en los directivos, ni en los técnicos. Está en los promotores que son dueños de las cartas, las voluntades, el futuro y los destinos de la legión de algunos futbolistas cínicos que tienen dentro de cada equipo.

José Sand
MexsportJosé Sand ha desperdiciado muchas opciones de gol para Xolos en el Apertura

Así como el caso del Chelís, ocurrió con Joaquín del Olmo. Su destino estaba marcado. Y su sustituto estaba elegido antes de que incluso empatara con Toluca de visitante.

El Momento justo llegó cuando cayó ante un Estudiantes que dio su mejor partido y los mismos Judas que sentenciaron al Chelís se acordaron de jugar al futbol, para sentenciar al entrenador de los Xolos de Tijuana con los respectivos Caballitos de Troya que hay dentro.

Revisemos. Antonio Mohamed y su Independiente pierden con Boca Juniors 1-0 el 4 de septiembre.

Un día antes, el 3 de septiembre, el promotor Guillermo Lara, ahora poder tras el trono en la FMF, había acordado con Antonio Mohamed que podía renunciar a los Rojos de Avellaneda, porque los perritos rojos de Tijuana ya habían aceptado su contrato de 1.2 millones de dólares por año.

Tras la derrota con Boca, la directiva de Independiente le dio el apoyo a Mohamed y deseaba que permaneciera para no tener que pagarle el finiquito.

Abrupta, sorpresiva y bruscamente, el 5 de septiembre, Mohamed comunica a los de Avellaneda que no soporta la presión de la afición, que no come, ni duerme, ni puede trabajar bien, porque se siente intimidado por la barra roja, pese a que la directiva la tenía bajo control.

Independiente, sorprendido por la renuncia inesperada, acepta el retiro de Mohamed quien desde una semana antes ya sabía que tenía un acuerdo verbal a través de Guillermo Lara con el Club Tijuana e incluso habían acordado la fecha del viaje, previamente premiado con unas vacaciones a Barcelona, cortesía del mismo representante.

Ojo: por entonces, Joaquín del Olmo recibía el apoyo de su directiva, aunque el acuerdo ya estaba cerrado.

¿Cómo estaban todos tan seguros que Xolos perdería como local ante Estudiantes y que Mohamed debía estar preparado para viajar directamente desde Barcelona, toda vez que ya estaban hechas todas las conexiones?

El clima en el vestidor de Xolos lo habían reventado cuatro jugadores en detrimento de Joaquín del Olmo. Los cuatro habían sido llevados, en su momento, a Tijuana, por el mismo Guillermo Lara: Javier Gandolfi, Javier Yacuzzi, José Sand y Mauro Néstor Gerk, quienes asumieron la indicación de erosionar el piso a Del Olmo para facilitar la llegada de Mohamed.

Incluso, los problemas de los cuatro jugadores argentinos señalados no eran únicamente con Del Olmo.

El uruguayo Egidio Arévalo, el colombiano Dayro Moreno y el brasileño naturalizado mexicano Leandro Augusto reclamaban cómo se podían desperdiciar extrañamente hasta seis oportunidades de gol, o cómo se podían perder balones de manera inocente en la salida desde el fondo, como pasó ante Estudiantes.

El grupo en general respaldaba a Joaquín del Olmo, pero el destino estaba marcado. Ya estaba firmado su suplente Mohamed y marcada la fecha de llegada, pasara lo que pasara en el juego contra Estudiantes Tecos en el Estadio Caliente.

¿Dudas? Por ejemplo, José Sand, quien llegaba de hacer 30 goles en 31 partidos con el Al Ain de Emiratos Árabes, o que anotó 50 goles en 67 partidos con Lanús. ¿Cómo entender que este goleador de cepa sólo suma dos goles con Xolos y ha desperdiciado al menos 13 posibilidades de gol inminentes dentro del área? Sand y Mohamed coincidieron en Colón de Argentina.

¿Y será casualidad que Mohamed también llevó a Mauro Gerk a Querétaro en 2005, todo bajo el amparo de Guillermo Lara?

Es decir, a Del Olmo lo reventaron desde fuera los promotores manipulando a sus jugadores, sus títeres, como lo hicieron con Chelís en el caso de Estudiantes.

Bien lo dijo Carlos de los Cobos: "Para dirigir en México hay que hacer pactos con los promotores (Guillermo Lara y Carlos Hurtado) y yo no hago pactos con mi trabajo con nadie".

Y De los Cobos, desafiando a Hurtado y Lara, está vetado para dirigir en México.

Puede parecer simplemente un problema de intrigas anecdóticas en el futbol, pero si los representantes que se reparten el 62 por ciento de las cartas de jugadores en México, son capaces de manipular resultados semana a semana y corromper jugadores para instalar y retirar técnicos, ¿son capaces de decidir campeones del futbol mexicano?

Espero, y estoy convencido de que, de momento, no llegan a tanto sus perversos tentáculos todavía.

Porque de ser así, de ser capaces estos alcahuetes de designar campeones, el Cruz Azul, el principal negocio de Carlos Hurtado, ya hubiera sido campeón del futbol mexicano y de momento redondea 14 años de ayuno.

Y hay que recordar que la garantía que recibió Xolos de Tijuana por parte de la FMF para no ser desafiliado por su parentesco con la casa de apuestas Caliente, fue que aceptara forzosamente la asesoría y los refuerzos que le llevaría Guillermo Lara.

Es decir. Xolos no puede fingir que desconoce las maniobras del promotor, pero, queda claro que tal vez por bisoños, tampoco saben lo maquiavélicos que pueden ser sus movimientos.

¿Hay necesidad de recordarle a alguien que Lara fue declarado persona non grata en el futbol mexicano por decisión del Consejo Nacional de la FMF, pero que ese veredicto lo revocó unilateralmente Justino Compeán porque el mencionado promotor es su socio, amigo y compadre?