Jorge Vergara Mexsport Jorge Vergara en un momento dijo que le daría el tiempo necesario a Cruyff para mejorar al Chivas
LOS ÁNGELES -- Sin duda, Jorge Vergara sabe hacer muy bien las cosas que hace mal. Sin duda, ya una vez se dijo aquí, prefiere ser esclavo de sus promesas antes que amo y señor de sus silencios.

Vergara rompió con Johan Cruyff. En un comunicado, Chivas hace oficial el divorcio.

¿Motivos? El desencuentro se veía venir. Cruyff quería refuerzos, como Ángel Reyna, para un equipo "sin prestigio", como le llamó al holandés, quien, para agregarle gotas al vaso rebosante para que se derramara, le dijo al dueño del Rebaño, que Van't Schip debería continuar.

Simple: el propietario decidió que sabe más de futbol y de sus Chivas que el mismo Cruyff. Vergara desafía sus propias palabras: "Pregúntale a Cruyff", respondía cuando se le preguntaba por el caos del equipo.

"Tenemos paciencia. Hablamos cada semana. Estamos en manos del hombre que construyó al Barcelona, al mejor equipo del mundo, y Chivas en su momento será mejor que el Barcelona, por eso le daremos tiempo a Johan Cruyff", dijo Vergara a Raza Deportiva de ESPNDeportesRadio.

"No soy un idiota. Cruyff es el que sabe de futbol y dejo mi confianza y el tiempo que se necesite en él", dijo también el dueño del Guadalajara.

La paciencia, en el diccionario perverso y contradictorio de Vergara se tradujo en seis meses.

Curioso: Vergara hace el anuncio del divorcio con un trino tuitero a través de un boletinazo del Departamento de Prensa, justo cuando se jugaba la Final del Apertura 2012. A esa hora, el reloj de Cruyff en Holanda saludaba los primeros minutos del lunes. La decisión había sido tomada muchas horas antes.

¿Pretendía Vergara, gracias a la Final, pasar desapercibido al quedar exhibido nuevamente por la falsedad de tantas palabras y promesas o quiso arrebatarle protagonismo al desenlace del Apertura 2012?

¿Qué deja Cruyff? Sólo una bendición: la cancha de pasto natural en el Estadio Omnilife, porque el estruendo de su llegada con todas las fanfarrias para llevar a Chivas a la inmortalidad, tras el fracaso en la cancha, y el desenlace telenovelero de la relación, termina por quitarle cualquier brillo a su paso.

Recordemos algo: la base de trabajo de Chivas con fuerzas básicas eran los holandeses. No había mandos superiores ni medios en la organización para entrenadores de casa. Todo estaba en poder de gente de Cruyff.

Es decir, en este momento, Chivas es un submarino sumergido y sin tripulación capacitada, excepto la reincorporación inmediata de José Luis Real.

¿Fracasa Cruyff o fracasa Vergara? Ambos.

Uno, Cruyff, porque dijo que él tenía toda la autoridad y era el que sabía de futbol e incluso en un capítulo de su nuevo libro, dedicaba páginas de autoelogio a su sabiduría, que haría de Chivas un equipo histórico. Obviamente se precipitó. El proyecto quedó trunco.

Otro, Vergara, porque da nuevas muestras de su intolerancia, y de que sus propias palabras, promesas, juramentos y compromisos hacia la afición, terminan atragantándole y exponiéndole al ridículo.

¿Pensará vender al equipo Jorge Vergara? No es su estilo, pero las agresiones que dice ha recibido junto con su familia, pudieron haberlo hartado.

Sin embargo, no olvidemos que acaba de tomar posesión plena de ChivasUSA y si pretendiera desligarse del futbol, no habría invertido 12 millones de dólares por el Rebaño Angelino.

¿Se queda John Van't Schip? Es obvio que no. Tras el enfrentamiento entre él y Vergara al concluir su paso en la Liguilla, la relación estaba rota.

Además, el grupo holandés no va a cambiar la lealtad hacia Cruyff y quedar en manos de un tipo que es capaz de tomar decisiones demenciales de un día para otro.

Hay rumores que este domingo retomaron fuerza. Se había hablado desde hace un mes de reconciliación con Néstor de la Torre. Vergara sabe que es más barato, más inmediato y más confiable para resucitar al Guadalajara, porque conoce bien un terreno que ha sido sólo experimental para los holandeses.

Por otro lado, José Luis Real, el hombre de la apuesta en Chivas USA, no pudo ser localizado en Los Ángeles. La versión no oficial es que fue citado de emergencia el viernes por Jorge Vergara para presentarse este lunes en Guadalajara.

Lo cierto, es que, dejando de lado su soberbia, su petulancia, su arrogancia, Vergara puede enderezar a Chivas.

Ya tiene en la nómina a Omar Arellano de regreso. José Luis Real, Néstor de la Torre y Efraín Flores, pueden resucitar el proyecto, pero los dos últimos, no lo olvidemos, tienen un marcado resentimiento por la forma abrupta y violenta emocionalmente en que abandonaron el Rebaño.

En fin: una versión más del circo de Jorge Vergara, que seguramente pronto aparecerá ante los medios a dar su explicación y a culpar a Johan Cruyff puntualmente.