MexsportMorelia y Cruz Azul dieron un gran partido a pesar de ser el que abró el Clausura 2013
LOS ÁNGELES -- En un saldo extravagante, exótico, inaudito, para el futbol mexicano, es inevitable que paralelamente comparezca una galería de héroes y de villanos.

El 3-3 entre Monarcas y Cruz Azul no es la excepción.

Menos aún cuando en la promiscuidad resultadista que se prohíja en el futbol mexicano, es inevitable que cautive, satisfaga y regocije un encuentro que se salpicó de errores, pero también de aciertos, pero que especialmente no fue un descarado homenaje a la cobardía táctica.

¿Villanos? La recaída de Federico Vilar en dos balones torpemente despejados, y los descuidos defensivos de Cruz Azul, de los cuales puede atribuirse, como líder designado, a Amaranto Perea, que lava después con un gol parte de sus desatenciones.

¿Héroes? Uno conocido, que mostró su pulcritud, como José de Jesús Corona, quien mientras mejor se porta fuera de la cancha, mejor se porta dentro de ella. Y puede añadirse el Chuletita Orozco, quien entró a la cancha con el estigma de "no hay pa' más", y demostró que está pa' más y que merece más.

¿Notable? El desempeño ofensivo del Morelia. Será una jaqueca para unos, y una migraña agobiante para otros, aunque deberá ajustar marca y coberturas en su terreno, porque le encuentran rápido el camino a su área.

Como observador, no me importaría que Morelia terminara empatando a tres todos sus juegos si mantiene la apuesta, a pesar de ese desequilibrio natural en los equipos de Rubén Omar Romano, pero que tuvo un accidente inesperado, un imponderable en los dos puñetazos fatales de Vilar.

¿Es un buen augurio para que podamos dejar de llamar MuyEquis a esta Liga MX? La forma en que se han armado algunos equipos deberían significar una garantía.

Por ejemplo, La Máquina, sin varios presuntos titulares, y el Morelia, confirmaron que quieren, saben y pueden, porque es indudable que deben.

Pachuca se armó con mucha coherencia y Tigres, de nuevo, tiene jugadores que hacen del futbol un arte con bayoneta calada& pero sigue teniendo al Tuca Ferretti. ¿Se atreverá el Piojo Herrera a exigir más despliegue a sus jugadores y apostar por juntar a Chucho, Chicho, Hobbit, Oswaldito y Sambueza?

De hecho el único con palabra de honor certificada y notariada en la cancha, es el León, con la esperanza de que sus tres adhesiones le alcancen a dar más profundidad a un estilo de juego seductor y eficiente.

Veamos hasta dónde llega el Punto de Quiebra entre los pánicos de los dirigentes y de los entrenadores, para soltarle la rienda a una Liga que se fortaleció con mejores futbolistas y menos divas, en algunos casos, para este torneo, por eso este sábado habrá que centrar la atención en el mismo León, en América, en Tigres, en Pachuca y Atlante, obligados a no defraudar.