Mario cumple sueño en Kentucky Derby

Actualizado el 2 de mayo de 2012
Por Rigo Cervantez
ESPNDeportesLosAngeles.com
"Quiero Otra"
El jinete mexicano Mario Gutiérrez habla del caballo que lo ayudó llegar al Kentucky Derby 2012.Tags: hipica, hipismo, i'll have another, mario gutierrez, kentucky derby

LOS ÁNGELES -- En la edición 2002 del Derby de Kentucky, Víctor Espinoza, un jinete hidalguense que montaba a War Emblem, estremeció al mundillo de la hípica, al ganar una de las joyas de la Triple Corona.

Una hazaña que trata de emular el veracruzano Mario Gutiérrez, en el sillín de I'll Have Another, este cinco de mayo, en Churchill Downs.

"Es una experiencia que no esperaba que me llegara tan pronto en mi vida. Es un sueño hecho realidad," reconoció el jinete, cuando ESPNDeportesLosAngeles.como, lo visitó en Arcadia, California, donde a principios de abril, I'll Have Another, montado por Gutiérrez, hacía la chica, al adjudicarse el Derby de Santa Anita, en una final de fotografía.

"Fue uno de los mejores dias de mi vida," reconoció Mario, por lo vibrante de la competencia y las implicaciones de su resultado.

"Esa fue la carrera que puso al caballo, más que nada, con el boleto para el Kentucky Derby y todo salió perfecto, con una carrera emocionante, que ganamos por una nariz," evocó Mario, quien, de esa forma, inscribió su nombre como participante de uno de los clásicos de la hipica en el mundo.

"Tan solo con estar en el Derby de Kentucky, es un logro enorme, porque muchos jinetes sueñan con esa carrera, poder montar aunque sea al caballo menos favorito."

¿Qué hay detrás del nombre de I'll Have Another?
"Muchos lo relacionan con una copa o alguna bebida, pero en realidad, es una historia que tiene qué ver con el dueño del caballo, quien cuenta que se la pasaba en el sofa de su casa, mientras la esposa cocinaba galletas, y él siempre le decía: me comeré otra."

El nativo de la población de El Higo, al norte de Veracruz, había hecho carrera en hipódromos canadienses y, refiere, no es todavía uno de los jinetes más populares, por haber arribado a California apenas hace unos cuantos meses.

"Fue una suerte que me haya topado con el caballo. Le doy todo el crédito la caballo, porque es muy bueno y me siento muy afortunado de montarlo."

Pero, al final, ganó, a pesar de que no era el favorito, pero con un buen jockey a cuestas.

"Como jinete tratas de hacer una carrera perfecta, no meterte en problemas, conservar la fuerza del caballo lo más que puedas y que así puedas tener caballo para lo último de la carrera. Pero el caballo es el que gana, yo trato de acompañarlo, haciendo una buena monta para que tenga su mejor carrera."

¿Cómo es tu plan de preparación para el Kentucky Derby?
"Yo sigo mi rutina de siempre: gimnasio en la mañana, y espero prepararme lo mejor posible. Ya cuando esté en Luisville, voy a analizar vídeos de los otros caballos, de los jinetes, para ver cuales son sus puntos débiles y así poder hacer una estrategia, para ver si podemos sacar algo bueno."

¿Qué haces para superar la presión de correr ante más de 140 mil espectadores y millones, por televisión?
"Tengo que mantener la calma, estar preparado mentalmente, concentrado en la carrera porque sé que habrá muchísima gente, y esa será una gran experiencia. Nunca soñé con llegar a estar en el Kentucky Derby y ahora que lo he logrado, quiero hacer una buena monta, competir contra los otros jinetes y sacar lo mejor del caballo."

Se espera que I'll Have Another salga en el séptimo carril, en una largada con grandes favoritos.

"Hay varios caballos muy buenos, que son muy fuertes, con una gran reputación, que han venido corriendo muy bien, ganando sus carreras, y va a ser muy interesante."

¿Y en dónde se ubica I'll Have Another?
"No es uno de los grandes favoritos, pero por la forma en que corre, los tiempos que ha hecho, sé que vamos a correr muy bien ese día, porque el caballo está al cien por ciento y yo voy a tratar también de estar al máximo. Va a ser un final de carrera muy bonito, porque yo sé que mi caballo responde, sé que lo da todo en el último tramo. Habrá muy buenos caballos, varios con un mejor pedegree que él, pero las carreras no se deciden antes de la fecha."

Cierto y, además, los que no son marcados como favoritos en la previa, también ganan...
"Nosotros siempre hemos sido, desde el principio, un long shot. No estaba considerado entre los 30 o 40 primeros caballos. Mucha gente todavía no le tiene mucha fe al caballo, pero se merece que lo miren, porque, al final de cuentas, ha ganado sus carreras. No le han regalado el título, él se lo ganó y se merece respeto."

¿Cómo te iniciaste en la hípica?
"Mi papá aprendió a montar caballos, a los 30 años, ya muy tarde y fue jinete como unos siete años. Después empezó a entrenar caballos, ahí en El Higo. Desde pequeño tuve esa espinita de llegar a ser ser jinete, desde que tenía entre 7 y 8 años y mi papa me empezó a enseñar y hasta que tenía 14, me dejó montar mi primera carrera parejera, como les llaman en México."

¿Y luego?
"Cuando tenía 17, les pedí la oportunidad de irme a probar suerte en el Hipódromo de las Américas, donde, al principio, batallé un poco, pero tuve suerte, pude debutar en el 2005 y las cosas se me dieron muy bien. En 2006, me salió una oportunidad para ir a Canadá, donde he realizado gran parte de mi carrera de jinete, en Vancouver y desde hace unos cinco meses, estoy en Santa Anita."

¿Has visualizado lo que harías si ganas?
"Trato de no imaginarlo. De ganar la carrera, tal vez lloraría, pero no, no sé lo que haría."