Metta World Peace, el catalista Laker

null
Por Dave McMenamin
ESPNDeportesLosAngeles.com
Metta World Peace: "Vuelvo a estar en forma"
Metta World Peace habla tras el triunfo sobre los KnicksTags: basquetbol, nba, knicks, lakers, metta world peace

LOS ÁNGELES-- Entonces, ¿quién debe recibir el crédito por la racha actual de Los Angeles Lakers de cinco victorias consecutivas que finalmente los puso de nuevo en .500 después de una calurosa victoria 100-94 sobre los New York Knicks en el día de Navidad?

¿Steve Nash, por finalmente hacer su reaparición y anotarse 20 asistencias contra sólo seis pérdidas de balón en sus dos primeros juegos? ¿Kobe Bryant, por su excelencia sostenida, el registro de 30 o más puntos en su noveno juego consecutivo con sus eficientes 34 puntos en 14-de-24 disparos contra los Knicks? ¿Pau Gasol, por mantener el rumbo y labrarse un nicho en la ofensiva con la que se sentía incómodo al principio, pero que lo tiene ahora repartiendo seis asistencias en cada uno de sus dos últimos juegos? ¿Dwight Howard, por batallar con su lesión en la espalda y jugar en el 100 por ciento de los juegos de los Lakers esta temporada a pesar de que su salud está realmente alrededor del 75 ó 80 por ciento? ¿Mike D'Antoni, por apegarse a su visión para el equipo incluso cuando tuvo apenas un record de 4-9 en los primeros 13 partidos después de que se hiciera cargo del conjunto?

Hay argumentos que pueden respaldar a todos los muchachos, pero es difícil imaginar que los Lakers tengan el tipo de éxito del que disfrutan ahora sin la transformación total de Metta World Peace.

Ha pasado de ser un jugador impredecible, fuera de forma, atado a una clausula de amnistía y fracasado veterano a ser una pieza redescubierta que se mantiene produciendo sin importar las adversidades que los Lakers han enfrentado esta temporada.

World Peace estaba otra vez en Navidad extendiendo su tipo particular de baloncesto alegre a ambos lados de la cancha, anotando 20 puntos en 6-de-11 disparos desde el banquillo, mientras que también mantuvo a Carmelo Anthony a raya lo mejor que pudo en la defensa.

"Quiero decir que es inspirador, pero esto es lo que ha estado haciendo durante todo el año", dijo Nash. "Está sobre el mejor jugador del equipo contrario. Sus manos están sobre muchos balones. Rebotes. Anotaciones. Tiros de tres. Quiero decir, está jugando fenomenal, es un gran compañero de equipo y es una parte muy importante de por qué somos capaces de ganar".

World Peace está promediando 17,8 puntos, 8,2 rebotes y 2,6 robos de balón durante cinco partidos de los Lakers en la racha ganadora, y en medio de eso, justo después de obtener un récord personal de 16 rebotes contra los Sixers, D'Antoni le pidió que saliera al banco.

Podía haberse quejado. Podía haber hecho pucheros. Podía haber reído abiertamente. "Espera, ¿estás abriendo con Darius Morris sobre mí?".

Pero el ruido que World Peace ha estado haciendo en estos días ha sido de liderazgo vocal de un equipo que necesitaba una patada en el trasero para que funcionara.

"Metta ha sido mucho, mucho más expresivo", dijo Bryant. "Mucho más expresivo en ayudarme con el liderazgo y en asegurar que los muchachos tienen la intensidad y la atención al detalle y la tenacidad. Ha sido muy, muy expresivo".

Los Lakers casi habían tocado fondo hace cinco partidos contra los Knicks, quedando atrás por nada menos que 26 puntos en una derrota vergonzosa televisada a nivel nacional.

Parte de la culpa por ese juego tuvo que caer sobre World Peace, ya que fue su hombre, Anthony, quien dominó el primer cuarto con 22 puntos, al obtener tiros de tres bien abiertos apenas impugnados por una vigilancia lenta.

World Peace tenía un plan diferente para Anthony la segunda vez.

"El partido pasado en Nueva York, todo lo que él tenía que hacer era jugar a la ofensiva", dijo World Peace. "(El martes) tuvo que jugar a la ofensiva y la defensiva. Es difícil jugar a la ofensiva y la defensiva. Cualquier persona que juega al baloncesto sabe que no es fácil de hacer eso".

Después que World Peace tuviera sólo 4-de-11 disparos en los primeros dos tiempos, Anthony hizo ajustes en el intermedio y terminó con 34 puntos en 13-de-23 disparos, pero World Peace siguió jugando duro a ambos extremos de la cancha sin desanimarse.

Cuando los Knicks extendieron su ventaja a nueve puntos a mitad del tercer cuarto, fue World Peace quien anotó una bandeja contundente para llegar poner a Los Angeles de nuevo en marcha. Cuando la energía de los Lakers parecía carente de defensiva, fue World Peace en la disputa por un balón suelto con Tyson Chandler quien vigorizó a una estancada multitud en el Staples Center que provocó que Nash le saludara frotándole la cabeza y un saludo de high-five de Bryant.

"No se puede ganar sin ese tipo de esfuerzo", dijo Nash, simplemente.

A pesar de que World Peace ha sido sacado de la alineación titular por D'Antoni, se le ha concedido la luz verde en este tramo de cuatro juegos desde la banca.

"Hemos descubierto, su contribución", dijo D'Antoni. "No fuimos hacia eso al principio, cuando era de tres casi en su totalidad, pero siendo de cuatro pone mucha presión sobre una gran cantidad de equipos".

Desde su llegada a Los Ángeles, nunca se ha dependido tanto de World Peace -- ni en la ofensiva de triángulo ofensivo de Phil Jackson, ni en los post-up de Mike Brown o los diseños ofensivos de Princeton.

D'Antoni le ha facultado para tratar de ser el jugador que tuvo ocho temporadas consecutivas en el mejor momento de su carrera promediando más de 15 puntos por partido, diciendo que la World Peace "debe" anotar 20 puntos por partido en su sistema, ya que obtendrá 10 tiros abiertos de 3 puntos por juego (tuvo 3-de-6 en tiros de 3 el martes).

"Por lo general (cuando los oponentes) colocan a los muchachos sobre mí, son capaces de tomar un descanso", dijo World Peace. "No estoy acostumbrado a que los muchachos traten de tomar un descanso a costa mía. Durante mi carrera, siempre ponen al mejor defensor sobre mí. Ahora, últimamente los muchachos han estado tratando de poner al peor defensor sobre mí y tomar un descanso, pero no, tengo que hacer que estos muchachos trabajen y realmente darles trabajo. Ni siquiera hacer que ellos trabajen, simplemente darles trabajo".

Y ha funcionado para Los Angeles ya que la producción en la cancha de World Peace le ha dado sustancia y peso a las palabras que dice.

"Metta te arrastrará a través de esa línea", dijo Bryant. "Es importante que los equipos tengan eso debido a que mantiene a todos en vilo, lo cual es necesario para ganar un campeonato".

Cuando los Lakers finalmente consiguieron superar el bache en el cuarto tiempo después de ir perdiendo durante gran parte del partido contra los Knicks, fue World Peace quien los llevó hasta allí. Después de fallar una bandeja de contraataque hizo todo lo necesario para recuperar su propio rebote y volver de nuevo a dar una ventaja de 83-82 a Los Angeles con 8:23 restantes -- una ventaja que nunca perderían. (Aun cuando la jugada implicó un codazo de World Peace contra Steve Novak para que esto ocurriera).

Dice mucho del poder que tiene lo que dice World Peace, cuando un tipo como Jordan Hill, quien ha visto disminuida su propia posición como un hombre grande de reserva cuando D'Antoni activa a World Peace para el trabajo, alaba su papel en el equipo.

"Definitivamente, se deja oír", dijo Hill. "En el piso y mientras está en el banquillo. Es muy gritón con eso, para que no te lo pierdas. Es simplemente el tipo que necesitas".

Y la gente está escuchando. No sólo Bryant y Gasol, quienes han ganado un título con World Peace, así que saben de lo que es capaz, sino Howard, también. Howard sigue estableciendo vínculos con sus nuevos compañeros de equipo que necesitan ser fortalecidos si los Lakers van a hacer algo especial esta temporada.

"Creo que a veces las personas lo ven como un loco, pero es increíble", dijo Howard. "Lo quiero para este equipo. Creo que es un gran compañero de equipo y ha pasado por muchas cosas y puede hablar contigo acerca de muchas cosas relacionadas con el baloncesto y la vida y todas esas cosas. Es genial. Me alegro de que esté aquí".

Después de 3 temporadas y media en Los Angeles, World Peace está demostrando que los Lakers son tanto su equipo, su vestuario, su legado, como lo son para Bryant o cualquier otra persona vinculada a los colores oro-púrpura.

"Cuando llegué por primera vez aquí, yo estaba en el vestuario con 14 campeones", dijo World Peace. "Así que todo lo que tenía que hacer era sentarme en la parte de atrás y observar y hacer mi juego de baloncesto. Ahora estoy en el cuarto con sólo tres campeones, contándome a mí mismo, así que tengo que hablar".