Howard: reunión ayudó a los Lakers

Actualizado el 29 de enero de 2013
Por Arash Markazi
ESPNLosAngeles.com

Kobe Bryant Gary A. Vasquez/USA TODAY SportsLa reunión de equipo que sostuvieron tras el revés ante Memphis le han rendido dividendos a Lakers
LOS ANGELES - A principios de este mes, Phil Jackson dijo que los Lakers tendrían que tener un momento de "venir a Jesús" si iban a llegar a los playoffs. Si les preguntas a Dwight Howard y Kobe Bryant, dirían aquel momento llegó la semana pasada, cuando los Lakers celebraron una reunión con el equipo en Memphis.

Bryant reconoció durante la reunión que podría ser difícil jugar con él, y le preguntó a Howard si no le gustaba jugar a su lado, según el diario Los Angeles Times.

"Eso realmente ayudó", dijo Howard cuando se le preguntó por los detalles de la reunión, después de la práctica de los Lakers el lunes. "(Me) ayudó y ayudó a todos en el equipo. Fue genial. La gente lo ha dicho, fue una reunión de "venir a Jesús". Estuvo bien. Ese tipo de cosas lleva tiempo. Todos nosotros llegamos a un punto que todo lo que había que decir se dijo, pero ninguna de las cosas fue tomada personal. Todos queremos agregar otra bandera allá arriba y todos tener anillos, y para que podamos hacerlo tenemos que hacerlo juntos".

La reunión se llevó a cabo en la mañana de la derrota 106-93 de los Lakers ante los Memphis Grizzlies. Desde aquel partido el miércoles pasado, los Lakers han ganado enfrentamientos consecutivos ante los Utah Jazz y los Oklahoma City Thunder. La victoria 105-96 de los Lakers sobre Oklahoma City el domingo fue sin duda el triunfo más grande de lo que ha sido por lo demás una temporada decepcionante de 19-25.

Howard cree que la reunión y hacer frente a Bryant sobre su rol ha ayudado a los Lakers a armar su racha de triunfos modestos.

"Estoy feliz de que Kobe y yo estemos en la misma página", dijo Howard. "Para que podamos ganar, él y yo tenemos que estar siempre juntos en la misma página. Tenemos que llevar realmente a este equipo. Creo que esa es la clave allí.

"Es un proceso. Siempre ha sido un proceso. No fue fácil porque los dos somos dos perros grandes y chocamos las cabezas. En lugar de chocarnos las cabezas ambos podemos hacer cosas para liderar este equipo. Ofensivamente, él va a liderar nuestro equipo, y la zona defensiva es mi trabajo. Así que todos tenemos diferentes roles, pero todos tenemos un objetivo común y tenemos que estar juntos para que tengamos éxito".

Bryant dijo que pensaba que el conflicto y la confrontación que se creó más tarde por tener dos "perros grandes" en el mismo equipo era realmente una buena cosa.

"Hay que crear el conflicto y la confrontación", dijo Bryant a "Max & Marcelo" en ESPNLA 710. "Muchas veces cuando hay personas que están en esas posiciones, todo el mundo anda en una especie de puntillas alrededor del otro, todo el mundo tiene miedo de rozar entre sí por el camino equivocado y terminas sin avanzar, se termina siendo contraproducente, por lo que realmente tienen que desafiarse los unos a los otros".

Esta no es la primera vez que Bryant ha tenido que hacer frente a dicho conflicto al tratar de convivir con un centro más grande que la vida misma que comenzó su carrera con los Orlando Magic antes de venir a Los Angeles. Bryant dijo que ha utilizado muchas de las lecciones que aprendió de jugar junto a Shaquille O'Neal para compartirlas ahora del mismo lado de la cancha con Howard. Mientras que la asociación O'Neal-Bryant tuvo un final confuso, si resultó en cuatro viajes a las Finales de la NBA y tres campeonatos.

"Creo que Shaq tenía cosas que quería lograr en términos de su legado y su percepción del juego, y vio mi surgimiento un poco como una amenaza y quería mantenerme a una distancia de un brazo", dijo Bryant. "Pero ese conflicto que habíamos hecho me enseñó una valiosa lección en términos de competitividad y del nerviosismo que le dio al equipo y la energía que creó. Así que una vez que tuvimos este conflicto, él y yo llegamos en la misma página y viste que la energía cambió absolutamente el equipo, y entonces generamos un impulso tanto él como yo por estar en la misma página que nos llevó a través de los playoffs".

Howard no quiso entrar en los detalles sobre la reunión y lo que él y Bryant se dijeron el uno al otro, pero sí dijo que pensaba que era bueno que los dos jugadores transmitieran sus preocupaciones.

"Creo que eso es algo necesario", dijo Howard. "Muchas veces cuando tienes muchos hombres que se unen nadie quiere pisar los pies de nadie ni hacer nada en contra de otra persona, pero tenemos que ganar. Y para nosotros ganar tenemos que sacar lo mejor de sí todas las noches. Eso toma tiempo para nosotros. Para que podamos hacer las cosas como una unidad tenemos que hacer cosas fuera de lo común. Si tenemos que sacar lo mejor de sí cada día yendo detrás de alguien, eso es lo que tenemos que hacer. Al final del día, no es personal. Sólo estamos haciendo porque nos preocupamos los unos por los otros y por lo que estamos tratando de lograr".

Bryant destacó "nuestra reunión a puertas cerradas de la que todo el mundo se enteró" como el momento en que él y Howard trabajaron para conseguir estar en la misma página y definir sus funciones. Bryant fue un poco más abierto a revelar lo que le dijo a Howard durante su reunión y en los chats posteriores.

"Lo que le dije es que tienes que conducir a los hombres y tienes que empujarlos", dijo Bryant. "Por eso me complace escuchar lo que dijo acerca de nosotros chocando las cabezas, porque así es como debe ser. Así es como debe ser con todos. Le gusta sonreír y le gusta bromear y tener un buen tiempo, pero lo que te digo es: 'Escucha, no se trata de lo que te hace cómodo. Se trata de cómo hacer jugar a todos los demás en el equipo en ese nivel alto y jugar con esa ventaja y jugar con esa unidad".

"Naturalmente, puede ser un tipo divertido, extrovertido, pero caminar de vez en cuando con el ceño fruncido en su cara o ponerte en la cara de alguien, pone a todos sobre aviso y se pone a todos en vilo."