D'Antoni vive momento muy difícil

Actualizado el 19 de febrero de 2013
Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

Mike D'Antoni
Rocky Widner/NBAE/Getty ImagesMike D'Antoni se siente abrumado
LOS ÁNGELES -- Mike D'Antoni se sinceró ante los medios este martes. El parón por el All Star le sirvió para reflexionar sobre la situación del equipo en una temporada aciaga que, según confesó, le está consumiendo poco a poco, y es que nunca antes había vivido algo parecido como coach.

"Es el momento más difícil de mi carrera", declaró D'Antoni. "Pase por momentos parecidos, pero antes no tenía el talento, ahora tememos piezas y no somos capaces de hacerlas funcionar", apuntó con resignación.

El año está siendo un camino de ortigas tanto para el entrenador como para los jugadores, que comparten el sentimiento de urgencia para salvar la campaña más complicada desde hace dos décadas. Restan 28 juegos para que finalice esta contrarreloj lagunera en la que el balance de 25-29 les mantiene alejados de las posiciones con derecho a jugar la postemporada.

"La temporada está siendo intrigante y me está consumiendo. Me gusta porque es un reto. Ojalá los jugadores sientan lo mismo. No será fácil, pero tenemos un reto y está en nuestras manos", apuntó el coach.

Ha pasado casi una semana desde que Los Angeles Clippers le propinaran la derrota más dura del año a sus vecinos. Aquel juego reflejó la impotencia de D'Antoni, cuyos aspavientos con algunas decisiones desafortunadas de los árbitros y varias acciones de sus jugadores finalizaron con una rueda de prensa de tintes dramáticos en la que reconoció la evidencia: "Nos ganaron en todos los sentidos". Y tras la impotencia, el coach saca la calculadora y hace cuentas.

"Creo que todo el mundo puede hacer las cuentas. Necesitamos ganar 20 o más partidos, no llegaremos a los playoffs con menos de 45 victorias esta temporada. Puede que necesitemos más, puede que menos, pero será una cifra parecida", sostuvo antes de reconocer que como entrenador, desconoce la clave para que su equipo las piezas del puzzle lagunero casen de manera apropiada para conseguir victorias.

"Necesitamos llegar a playoffs. Cada partido será extremadamente importante. Lo eran antes y ahora más aún. En este punto todo el mundo crece su juego un poco y hay que tratar de hacer el último esfuerzo. Es un reto mayúsculo, pero creo que los chicos están por la labor y yo estoy deseando conseguirlo", apuntó el coach.

"Espero que haya un sentido de urgencia. Volteamos la esquina 15 veces pero seguimos cayendo en las mismas trampas y quizás la urgencia nos mantenga en el camino correcto. No hay garantías, pero es nuestro plan", agregó.

Coach y jugadores tratan de normalizar una situación delicada como la que vive el plantel con un mensaje de unidad repetido hasta la saciedad. El "estamos enfocados en el momento" y "debemos remar todos juntos hasta el final" son los conceptos más utilizados tanto por Kobe Bryant como por Dwight Howard, dos jugadores que han protagonizado las tensiones más llamativas de esta campaña. "La química tiene que ver con las personalidades y creo que eso es lo que a veces se saca de contexto. Necesitamos que Steve Nash haga más 'pick and rolls', que Dwight suba al poste más veces, que la bola circule para que los jugadores se sientan mejor con su juego. No creo que sea una cuestión de personalidades, es en la cancha donde falta química", argumentó.

En este momento, los Lakers se encuentran a tres juegos y medio de la última plaza de playoffs, que actualmente ocupan Houston Rockets.


Gonzalo Aguirregomezcorta ha sido corresponsal para el diario El Mundo en Nueva York y Miami. Ha trabajado en televisión como guionista de programas de entretenimiento, además de que ha colaborado en publicaciones deportivas y culturales. Síguelo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.