Kobe se siente comprometido

Actualizado el 24 de febrero de 2013
Por Carlos A. Nava
ESPNDeportes.com

DALLAS -- Kobe Bryant garantizó esta semana que sus Lakers estarán en playoffs y ha hecho todo para respaldar sus palabras.

Bryant encestó 38 puntos, incluidos 14 en el último periodo, para que sus Lakers vencieran 103-99 a los Mavericks, el domingo en el American Airlines Center de Dallas. Los Lakers amanecerán el lunes 2.5 partidos atrás de Houston, el octavo sitio en la Conferencia Oeste, último que brinda boleto a los playoffs. En otras palabras, la promesa arrancó.

"Es mi trabajo echarme el equipo a hombros", dijo Bryant. "Es lo que se supone tengo que hacer".

Los Lakers ganaron su tercer partido al hilo y es la primera vez en toda la campaña que ganan el primero de dos juegos como visitantes en días consecutivos.

"Ahora es tiempo de poner todo junto", añadió Bryant. "Ya no hay tiempo para errores. Cada partido es grande e importante para nosotros".

Bryant marcó sus 38 puntos, apenas un par de días después de que había anotado 40 el viernes.

Este domingo se anotó además 12 rebotes, entre ellos 11 defensivos, y siete asistencias.

"Es difícil cubrirlo", reconoció el entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle. "Puedes ponerle uno, dos, o hasta tres y de cualquier manera encuentra la forma de hacerte daño".

"Anota y sabe pasar el balón en el momento adecuado", agregó Carisle. "Hoy fuimos tras él y dio el balón a Steve (Nash), quien nos castigó con un triple. No es alguien a quien vas a parar. Tienes que minimizar el daño".

Los Mavericks y los Lakers fueron de la mano, alternando 20 cambios de liderato en el partido, que estuvo empatado en 10 ocasiones.

Pero los Lakers tuvieron una racha de 16-5 entre la marca de 10:51 y 6:05 en el tercer periodo para revertir un déficit de cinco puntos (59-54) en una ventaja de seis.

Dallas respondió con una seguidilla de 70, encabezada por un disparo de tres puntos de Dirk Nowitzki para irse atrás de nuevo por una unidad.

Los Lakers cerraron el penúltimo cuarto con otra racha de 9-4 para llegar al último periodo con ventaja (71-70) y ya nunca voltear hacia atrás.

"Eso tenemos que hacer, cerrar partidos", dijo el guardia Steve Nash. "Y Kobe es uno de los mejores de la historia para eso".

Bryant anotó los cinco disparos que ejecutó desde la duela en el último periodo, el último con 46 segundos para el 101-97, y luego atinó un tiro libre para alejarse a cuatro puntos, ya imposible para los Mavericks, con el marcador final.

"Por eso es Kobe Bryant y no John Smith o alguien más", bromeó el entrenador de los Lakers, Mike D'Anthony. "Todo lo que necesita es el balón en las manos".

"Sólo hay que pasarle el balón y ver cómo opera", agregó. "Sólo tenemos que crearle los espacios correctos, así podrá moverse y el resto es encestar".

Bryant tuvo una batalla intensa durante todo el partido con Dirk Nowitzki, quien anotó 30 puntos y 13 rebotes.

Fue el primer doble-doble en una temporada que para el alemán comenzó a fines de diciembre por una lesión en la rodilla.

"Dirk parece ser Dirk otra vez", consideró Bryant. "Sé que tiene problemas en la rodilla y cada vez luce mejor. Por eso es uno de mis favoritos de todos los tiempos".

"Siempre puedes estar seguro de que Dirk, sin importar la edad o el resto de sus compañeros, estará en un gran nivel", agregó. "Es un guerrero, es un jugador a la antigua".

Los Lakers viajaron este domingo a Denver para enfrentar el lunes a los Nuggets (35-22), quinto sitio en el Oeste.

"Para nosotros ya todos son partidos de playoffs", consideró Nash, quien marcó 20 puntos, aunque sólo cuatro asistencias. "No hay margen de error".

"Tenemos que encontrar la manera de ganar, aunque en ocasiones no sea tan bonito", añadió. "Tenemos que ser sólidos, abrir la ofensiva y mantener el movimiento. Hay que permitir a nuestros muchachos que estén en la posición correcta".

Los Mavericks, en cambio, se alejaron en el décimo sitio de la conferencia a dos juegos de los Lakers, que están novenos.

"Tenemos que reagruparnos y seguir peleando", consideró Vince Carter, quien anotó 15 puntos a los Lakers. "Aún tenemos tiempo, así que sólo fue una descorazonante derrota. Se nos escapó al final otra vez".

Los Mavericks perdieron su quinto consecutivo en casa ante los Lakers, que han ganado ocho de los últimos nueve entre ambos equipos.

La última vez que los Mavericks derrotaron en Dallas a los Lakers fue en la postemporada del 2011.