Asume errores; su imagen intacta

Actualizado el 24 de agosto de 2013
Por Enrique Rojas
ESPNDeportes.com
Archivo
Entrevista exclusiva con Yasiel Puig
El pelotero novato de los Dodgers habla en exclusiva con Enrique Rojas.Tags: mlb, beisbol, grandes ligas, yasiel puig, exclusiva, dodgers

LOS ANGELES -- Desde que Yasiel Puig llegó a Grandes Ligas, mucho- bueno y malo- se ha escrito y hablado del cubano de los Dodgers de Los Ángeles. Algunos han retratado al novato como la reencarnación de Jackie Robinson o de Willie Mays, mientras que otros han advertido del potencial de Puig para desplazar a John Dillinger como "enemigo público #1" en la lista del FBI.

Puig, quien se ubica entre los líderes de las mayorías de categorías ofensivas del béisbol desde su debut el 3 de junio, reconoce que debe seguir trabajando para reducir algunos de sus errores más comunes en el campo, pero no está muy preocupado por las cosas que dicen de él en los medios.

"Solo vine a este país a jugar béisbol y a dar lo mejor de mí en el terreno. Lo que opine la gente fuera del terreno, no me preocupa", dijo Puig a ESPNdeportes.com en Dodger Stadium en medio de una serie crucial interligas contra los Medias Rojas de Boston.

"Lo que han puesto en la prensa no me preocupa, yo solo juego pelota", dijo Puig. "Cada quien piensa y escribe lo que quiere. A veces ponen cosas en los periódicos que pueden ser ciertas, otras que no lo son", agregó.

Veamos algunas de las cosas que se han publicado sobre Puig y que tanta veraces son.

Los Dodgers tienen marca de 51-20 y pasaron del sótano al primer lugar desde que Puig trajo su explosivo y contagiante show a Hollywood. El cubano fue el Jugador del Mes en junio y desde su arribo batea .342 con 12 jonrones, 50 anotadas, 29 impulsadas y un procentaje de embasarse de .401, además de haber atrapado seis corredores en las bases con sus poderosos disparos desde los jardines.

Pero también es verdad que Puig ha cometido cuatro errores en tiros a las bases, que casi nunca apunta al jugador corte en el campo y que en muchas ocasiones ha intentado correr más que la pelota, ayudando al rival a conseguir outs fáciles. Esta semana en Miami no solamente llegó tarde a un partido, sino que además fue el centro de una controversia con la prensa, mayormente latinoamericana, de la Ciudad del Sol.

El dirigente Don Mattingly habló con Puig y le explicó la importancia de llegar temprano para la salud de un equipo profesional, además de que lo sacó de la alineación titular para ese partido, aunque dijo que era un descanso planeado y no producto del acto de indisciplina.

"Me dijo que tengo que llegar temprano para seguir la disciplina del equipo, estoy de acuerdo con las cosas que me explicó. El me está ayudando y no quiere que me pase algo malo", dijo Puig, quien entró a jugar en la sexta entrada del partido en cuestión y lo decidió con un jonrón al primer lanzamiento que le hicieron, en la octava.

"En los entrenamientos diarios los coaches insisten en que debo tirar al hombre del corte. Estoy trabajando duro en los tiros y el corrido a las bases porque en el final de la temporada y los playoffs no podemos hacer errores si queremos ganar el campeonato", dijo el cubano.

"Para mí ha sido un poco difícil [adaptarme a las Grandes Ligas], pero la ayuda de mis compañeros y la organización de los Dodgers, me han hecho todo más fácil. Es lo que puedo decir de eso", dijo Puig, quien firmó un contrato de 42 millones de dólares por siete temporadas en junio del año pasado, apenas un par de meses después de salir ilegalmente de su país.

"Muchos escriben sin saber, pero cuando vienen y conocen a la persona se dan cuenta que no es así. Por eso no me preocupa lo que escriban los periódicos", dijo Puig.

El legendario coach dominicano Manny Mota, quien se encuentra en su temporada #45 con los Dodgers- de 56 en el profesionalismo-, es una de las personas que más ha trabajado con Puig en asuntos no relacionados al terreno.

"Hay que tomar en cuenta que estamos hablando de un muchacho de 22 años con poca experiencia en todos los aspectos", dijo Mota, de 75 años. "Muchas de las cosas que se dicen de Yasiel son reales, pero algunas han sido aumentadas de proporción", agregó.

Mucha gente no sabe que Mota, quien jugó 20 años en las Grandes Ligas, fue multado por llegar tarde, nada más y nada menos que al primer juego de su primer año en las mayores.

"[El manager de San Francisco] Alvin Dark nos puso 25 dólares de multa a mí y a Mateo Alou por llegar tarde al estadio el día inaugural de la temporada de 1962. Nos atrapó el tránsito, pero aprendí la lección de por vida", dijo Mota, cuyo salario ese año fue de 7 mil dólares por toda la temporada.

"Todos los días converso con él. Nos mandamos textos. Estoy orgulloso de conocerlo y que esté trabajando con nosotros", dijo Puig sobre Mota.

Mota no es el único que trabaja con Puig para ayudarlo a mejorar en todos los aspectos de su vida. Sus compañeros Adrián González, Hanley Ramírez y Juan Uribe se han rotado el rol de gran hermano desde que el novato fue llamado de las ligas menores.

"En Puig me veo yo mismo cuando era joven", dijo Ramírez, cuyos primeros años en Miami se caracterizaron por una gran producción ofensiva y muchos actos de indisciplina. "El es muy joven y necesita tiempo", agregó.

"Lo más importante es que el muchacho trabaja duro todos los días para estar listo para el juego. Nadie puede criticar la profesionalidad con que asume su rol", dijo González.

Otra cosa que nadie critica, es que los fanáticos adoran a Puig y lo que ha hecho en poco tiempo por los Dodgers, que comenzaron el partido del sábado con ventaja de 10.5 juegos sobre Arizona en la División Oeste de la Liga Nacional y lideran el béisbol con un promedio de 45 mil 443 fanáticos por encuentro.

Puig, González, Ramírez y un extraordinario cuerpo monticular han convertido a Los Ángeles en aspirantes a ganar la Serie Mundial por primera vez desde 1988.

"Ganar la serie Mundial en mi primer año en Grandes Ligas sería una locura para esta ciudad. Todos esperan lo mejor de nosotros", dijo Puig. "Hemos ganado 40 de nuestros últimos 50 juegos y entre ellos 12 que han sido como de playoffs", agregó.

"Simplemente salgo a dar lo mejor en el terreno y a compartir estos momentos tan bellos con los fanáticos que todos los días nos apoyan. Estoy muy agredecido por eso", dijo.


Enrique Rojas trabajó como analista de béisbol del programa de televisión "Súper Deportes" de Santo Domingo y fue corresponsal de Associated Press (AP) en la República Dominicana. Actualmente, es columnista de ESPNdeportes.com y de ESPN.com. Si tienes algún comentario, puedes escribirle a Enrique Rojas o puedes seguirlo en Twitter. Por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario. Consulta su archivo de columnas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.