"Condiciones extremas": LeBron

La estrella del Miami Heat así calificó las condiciones del Juego 1 contra los San Antonio Spurs debido al calor agobiante que se sintió en el AT&T Center

Actualizado el 8 de junio de 2014
Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNDeportes.com
Archivo
Erik Spoelstra: "No fue la atmósfera usual"
El entrenador de Miami Heat no quiso escudarse en la falta de aire acondicionado y explicó que ambos equipos la sufrieron.Tags: deportes, nba, basquetbol, miami heat, erik spoelstra, san antonio spurs
Lista de videos video

SAN ANTONIO -- LeBron James apreció en la rueda de prensa del viernes con un andar pausado. Habían pasado más de 12 horas desde que se vio obligado a retirarse aquejado de calambres en su pierna izquierda y la sensación de dolor y cansancio todavía permanecían en su cuerpo. La falla en el sistema de aire acondicionado hizo que el calor fuera extremo para jugar al básquetbol en el AT&T Center. Fue entonces cuando el sobre esfuerzo le pasó factura a él y a su equipo.

"Mi cuerpo dejó de funcionar, básicamente mi cuerpo dijo, 'demasiados saltos por hoy, tuviste suficiente'. No pude hacer nada para evitarlo", afirmó el escolta del Heat.

La temperatura que registró el arena, con cerca de 90 grados Farenheit fue determinante para que los jugadores tuvieran que emplearse a fondo. LeBron no hizo más que sonreír cuando un periodista le recordó las palabras del presidente de operaciones de la NBA, Rod Thorn, quien explicó tras el encuentro que no vio razón para suspender el partido e incluso afirmó que en la segunda fila la sensación de calor no fue para tanto.

 

"¿Cómo contesto a esto?", señaló el jugador. "Fueron unas condiciones extremas. Nunca antes jugué un partido de la NBA como el de ayer en cuanto al calor. No es una excusa, pero fue una condición extrema. Me fijé en las gradas y vi a todo el mundo abanicándose, en ese momento me di cuenta de que había algo diferente", relató.

ASIDUO A LOS CALAMBRES

Las horas han pasado y LeBron todavía siente las consecuencias del Juego 1 que se esfumó para él y su equipo con unos calambres que ya habían hecho acto de presencia en Finales anteriores.

En 2012, le pasó algo parecido en el Juego 4 ante Oklahoma City Thunder. Se vio obligado a retirarse en el Juego 4, pero fue capaz de regresar a la duela y anotar un triple definitorio a falta de 2.51 minutos para el final. En esta ocasión, Erik Spoelstra no le permitió regresar, y sin James en pista, San Antonio Spurs fue capaz de torpedear a sus rivales con un parcial de 16-3.

"Por razones obvias, estaba enfadado y decepcionado conmigo mismo. Hice todo lo que tenía que hacer para prepararme para este encuentro, prepararme para este momento y sentí que mi cuerpo me falló anoche. Estaba enfadado por no poder ayudar a mis compañeros", aseguró.

Después de no haber podido poner la guinda a una buena actuación durante el Juego 1 (se retiró a falta de cuatro minutos con 25 puntos en su casillero y una gran defensa a Danny Green, quien acabó siendo fundamental en el tramo final de la cita con 11 puntos en el último cuarto), LeBron ya solo piensa en la recuperación y el segundo encuentro que se jugará el domingo. Tras la conclusión del partido del jueves, recibió dos bolsas y media de fluido intravenoso.

"Mis últimas 12 horas han sido levantarme y usar el baño mucho. Desde las 2 am a las 11 am he ido al baño unas siete veces. Casi no he dormido", confesó en tono jocoso. "No he terminado con el tratamiento, pero ya no recibiré fluidos intravenosos por ahora a no ser que sienta calambres en el hotel o en la práctica de mañana. Estoy siendo muy preventivo. Ya me pasó algunas veces, sobre todo en high school. Me he sometido a muchos tests y todos salieron de manera positiva. Siempre estamos encima de ello para estar por delante de la curva. Anoche fue una de esas noches", reconoció.

CUERPO Y MENTE EN JUEGO 2

De cara al compromiso del domingo, LeBron apuntó que estará bien.

"Me vestiré de uniforme. Estaré al cien por cien. Hoy (por el viernes) me lo tomaré con tranquilidad. Le daré un día más a mi cuerpo para que se recupere. Mañana ya regresaré a la normalidad", afirmó.

Aunque el calor y la salida de LeBron fue determinante, lo cierto es que los Spurs hicieron méritos de sobra para llevarse el encuentro. Cuando restaban 7:31 para que finalizara el encuentro el Heat notó más el cansancio que los Spurs y fue entonces cuando sellaron un encuentro que estaba muy equilibrado hasta el momento. De ahí en adelante, San Antonio dominó el partido y estuvo perfecto desde la línea de tres (6-6 por 1-4 del Heat y un parcial total de 26-9).

Fueron muchas las áreas de dominio de San Antonio durante los 48 minutos y LeBron es consciente de que hay mucho que mejorar para poner las tablas en la serie antes de partir a Miami.

"Debemos defender la pintura mejor. Hicieron un gran trabajo moviéndonos por todos lados y por medio de los pick-and-roll lograron muchas canastas en la pintura. No podemos perder tantos balones en la carretera", confesó. "Hicimos un buen trabajo al cubrir los lanzamientos de tres, pero bajamos en el último cuarto. Debemos hacer una mejor labor para neutralizar a sus lanzadores", sentenció.


Gonzalo Aguirregomezcorta ha sido corresponsal para el diario El Mundo en Nueva York y Miami. Ha trabajado en televisión como guionista de programas de entretenimiento, además de que ha colaborado en publicaciones deportivas y culturales. Síguelo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.