Barthelemy, rey en Miami

Actualizado el 10 de julio de 2014
Por Jorge Morejón
Especial para ESPNDeportes.com

MIAMI -- Esa vez todos los golpes fueron propinados dentro del tiempo reglamentario y el cubano Rancés Barthelemy se proclamó campeón mundial de las 130 libras de la Federación Mundial de Boxeo, al vencer por decisión unánime de los jueces al dominicano Argenis Méndez.

En el combate estelar de la cartelera organizada por Iron Mike, la promotora de Mike Tyson en el American Airlines Arena de Miami, Barthelemy (20-0) dominó a un rival que hizo poco por defender el cinturón que hasta ese momento ostentaba y que terminó en franca actitud defensiva.

El cubano ganó la mayoría de los asaltos con facilidad, al extremo que a pesar de haber sido penalizado con dos puntos por golpear por debajo de la faja, todos los jueces dieron su voto al nuevo rey de las 130 libras.

Esta fue la revancha obligatoria tras la polémica paliza que Barthelemy le propinó a Méndez el pasado 3 de enero, cuando en Minnesota el cubano noqueó al dominicano con un golpe justo después de sonar el campanazo del segundo asalto. La FIB declaró nulo el resultado y ordenó repetir el combate.

"Quiero agradecer a todos los que vinieron a apoyarme a mí y al resto de los cubanos que combatimos esta noche aquí en Miami", dijo emocionado el nuevo campeón. "Yo sé que quizás muchos esperaban otro nocaut, pero Méndez complicó la pelea y no pude conectarle como la otra vez".

En la pelea que precedió al combate estelar de la noche, el cubano Humberto Savigne justificó las palabras con que calentó la conferencia de prensa en la jornada previa, en la que prometió castigar al norteamericano Jeff Lacy.

Desde que sonó la campana, Savigne (13-1) desató un huracán de golpes sobre Lacy, (26-5), para aplastarlo por KO técnico en el segundo asalto.

En combates preliminares, el cubano Yunier Dorticós se impuso por decisión unánime sobre el ex campeón mundial de peso mediano de la Federación Internacional de Boxeo, el colombo-boricua Edison "La Pantera" Miranda (35-10).

Dorticós, que exhibía foja de 17 nocauts en igual cantidad de peleas, no pudo rematar a un Miranda habilidoso que supo escapar con movimientos de cintura cada vez que el cubano lo puso a tambalear con sus potentes rectos de derecha.

"No salí a buscar el nocaut, porque eso sale solo. Miranda se escapó, pero se fue con una paliza de todas maneras", dijo el cubano, apodado Doctor KO, en referencia al ojo cerrado que mostraba su rival tras 10 rounds de constante golpeo.

En otro de los compromisos de la noche, el neoyorquino de origen puertorriqueño Dennis Galarza necesitó apenas 58 segundos para liquidar por la vía rápida en el mismo primer asalto a Cody Walker con un potente gancho al hígado en el peso pluma.

Para Galarza fue su tercer éxito en igual cantidad de salidad como profesional.

Erickson Lubin, una de las mayores promesas del pugilismo en Estados Unidos en las 145 libras, dispuso por unanimidad del mexicano Noé Bolaños, en un pleito que dominó de principio a fin sin mucha oposición del azteca.

Y con una polémica descalificación se produjo el debut profesional en la división crucero del cubano Ramón Luis, el más reciente desertor de la escuadra amateur antillana.

Desde el campanazo inicial, Luis fue muy superior a su rival, el estadounidense Dakota Dawson, a quien envió dos veces a la lona.

Pero en esa segunda ocasión, un golpe llegó luego de que Dawson ya estaba arrodillado sobre el cuadrilátero, por lo que el cubano fue descalificado.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.