MLB y scouts están enfrentados en RD

Actualizado el 22 de abril de 2010
Por Yoel Adames
ESPNdeportes.com

SANTO DOMINGO -- Hace cerca de un mes, MLB envió a República Dominicana a su nuevo representante Sandy Alderson con el fin de erradicar los fraudes a bases de falsas identidades y los casos de esteroides en los prospectos a firmar. Sin embargo, los "buscatalentos" entienden que se trata de imponer un draft que minará el béisbol dominicano.

Mientras Sandy Alderson habla de medidas ejemplarizadoras que frenen los fraudes con la identidad de los prospectos a firmar, así como su perfecto estado de salud, la mayoría de los scouts dominicanos o "buscatalentos" está mirando más allá del horizonte de esas correcciones.

Durante la tarde del jueves, la MLB en Santo Domingo anunció sorpresivamente que para firmar a un jugador prospecto hay que depositar previamente su documentación para que éste sea investigado durante el tiempo que sea necesario.

El ejecutivo de la MLB en la República Dominicana detalló que por firmar a "Juan" muchas veces se ha firmado a "Pedro" porque uno tomó los documentos del otro para ser más joven o un entrenador lo puso a lanzar como un grandesligas a base de sustancias prohibidas.

Alderson estuvo reunido el jueves con el Ministro de Deportes Felipe Payano; el Comisionado de Béisbol Porfirio Veras; representantes de las Asociaciones de Scouts, oficial e independiente, y otros sectores del béisbol. En conclusión, no hubo ningún acuerdo sobre medidas ni nada concreto para el béisbol. Entre tanto, cientos de dueños de programas privados de adiestramiento de prospectos y scouts independientes, entre otros interesados, se amotinaron al frente de la sede del Ministerio de Deportes, en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, en el centro de Santo Domingo.

"La meta es que todas las firmas se hagan de forma transparente, que ha tenido muchos problemas aquí por la falta de credibilidad de los documentos que presentan los prospectos y sus familiares y entrenadores. Se ha firmado a 'Juan' con los documentos de 'Pedro' &", expuso Alderson en una escapada rauda al final del encuentro de varias horas.

Las medidas iniciales del funcionario de la MLB han ido en la dirección de pedirle a los scouts someter previamente los nombres de los jóvenes que firmarán para que la entidad "ayude" a deputarlos. Mientras, la presencia en los estadios y academias de los miembros de la Major League Scouting Bureau le ha resultado sospechoso a los buscatalentos.

"Estos scouts extranjeros no nos importan que vengan aquí; el año pasado, ellos recomendaron a decenas de jugadores para que los equipos los firmaran en los Estados Unidos, ocurrió que nadie firmó a esos jugadores. Las franquicias firmaron a los que su personal le indicaron, no los de ellos", dijo Ezequiel Sepúlveda, presidente de la Asociación de Scouts Dominicanos.

No obstante, los scouts se han negado a mostrarle sus prospectos a los miembros del buró, lo que conllevó a que Alderson bajara la orden de que entonces ningún scout que no permita ser visto con sus prospectos podrá utilizar los estadios de las organizaciones afiliadas a MLB.

El pasado miércoles, durante un partido con jugadores de la Dominican Prospect League en la sede de los Gigantes de San Francisco, en Boca Chica, comunidad costera a 30 kilómetros al este de Santo Domingo, los miembros de Major Scouting Bureau no pudieron observar a los jugadores. Como respuesta, luego fueron sacados del plantel los prospectos.

Ulises Cabrera, presidente de una entidad que orienta y asesora a gente del béisbol, cree que el problema va más lejos. Aunque no se trate directamente de "racismo", Cabrera opina que en las Grandes Ligas sí quieren bajar el estatus del jugador latino.

"Lo primero es que Alderson ha llegado aquí no a sugerir sino a imponer, no le importa lo que nadie piensa, él vino con un objetivo muy claro, y creo que tiene el respeto que merece, él dice que si arreglamos todo no habrá draft, pero su jefe, el señor Bub Selig, ha dejado claro, y lo pueden ver en Internet, que lo que le interesa es un draft mundial", dijo Cabrera.

"Particularmente, yo no creo en estas medidas de Alderson, creo que se trata de un asunto de mercado; ellos quieren ganar más y darnos menos, quieren ver menos latinos allá y más americanos en el terreno, quieren que la raza latina tenga mayores obstáculos para llegar. Si hay un draft se acabarán los grandes bonos que da el mercado abierto, y limitarán la cantidad de jugadores. Si República Dominicana está produciendo sobre 500 firmas al año, con el sorteo nos firmarán 40 muchachos al año", concluyó Cabrera.