Restos de José Lima son velados en NY

Actualizado el 29 de mayo de 2010
Por Adry Torres
Especial para ESPNdeportes.com
Dan último adiós en funeral de José Lima
Jugadores asistieron al funeral de José LimaTags: jose lima, beisbol

NUEVA YORK -- Quizás algunos nunca pudieron adaptarse a José Lima y su "Lima Time!", lo que implicaba una avalancha de gestos luego de ponchar a un bateador o cualesquiera de sus expresiones, las mismas que reflejaban pura diversión.

No saben lo que se estaban perdiendo.

Mi encuentro con el "Lima Time!" tomó lugar en una noche de mayo del 2001 luego de un juego entre los Astros y los Mets en el Shea Stadium. En mi insistencia por obtener el autógrafo de algún jugador, logré detectar a Lima, entonces con los Astros, y me dirigí a éste en español mientras los demás peloteros se dirigían al autobús o sus vehículos privados.

"Lima, fírmame la pelota", dije.

Entre medio de dos cercas, logré alcanzarle la pelota y aproveché para charlar con él durante varios minutos. De inmediato, bromeó. Había escuchado que era un aficionado del canto, así que le pedí una confirmación al respecto.

"Claro que sí", dijo Lima. El autobús tenía que partir, así que Lima tuvo que interrumpir el diálogo. Eso sí, de alguna manera percibí que hubiera seguido allí hablando conmigo.

APJosé Lima Jr llora la muerte de su padre José Lima
El viernes en la tarde, una sala de una funeraria en Queens, Nueva York, se inundó de lágrimas y abrazos a la vez que parientes y amigos --entre quienes se contaba a David Ortiz, Robinson Canó y Tony Peña, así como artistas de la talla de Sergio Vargas y Shino Aguakate-- rendían sus respetos a la memoria de Lima. Curiosamente, este velatorio era realizado a apenas cuadras del Citi Field, hogar actual de los Mets, el último uniforme de las Grandes Ligas que vistió el ex lanzador en el 2006.

Muchos jugadores de los Mets y Filis no pudieron hacer acto de presencia el viernes, considerando que los restos de Lima quedaron varados en Los Ángeles, ya que la familia tenía que completar procedimientos de rigor, detalle que atrasó (por un día) el servicio en suelo neoyorquino.

"No tengo palabras. No tengo palabras para expresar el calibre de ser humano que era José. Fue un hombre extraordinario a quien no le molestaba nada, a quien no le incomodaba nada. Todo estaba siempre bien para él, siempre. Es una gran pérdida para mí y su familia", dijo Dorca Astacio, viuda de Lima, quien se encontraba con el ex pitcher cuando éste murió el domingo de un infarto masivo en su residencia en Los Ángeles a la edad de 37 años.

Ortiz se paró frente al féretro, sobre el cual desplegaba una gorra negra de Águilas Cibaeñas. El Big Papi, aquejado por la pena, se retiraría del panorama tras ver a su amigo por última vez.

"Fue el mejor", destacó Ortiz a las afueras de la funeraria, poco antes de partir rumbo a su compromiso con los Medias Rojas. "Era el hermano del alma. Que descanse en paz".

Shino Aguakate no sólo sintió que había perdido a un ídolo pelotero, sino a un colega artista. Aguakate disfrutó de una versión única del "Lima Time!", cuando cantó con éste en Santiago, República Dominicana, así como en Nueva York.

"Para nosotros es una pérdida doble porque perdimos a una persona que admirábamos sobre el diamante y perdimos a un músico, alguien que subía al escenario, que siempre estaba con nosotros en las fiestas. Tuvo la fortuna de compartir el escenario con Lima junto a mi agrupación (musical) en cinco o seis ocasiones en Santiago y aquí en Nueva York", precisó Aguakate en un aparte con ESPNdeportes.com.

"Podía cantar, escribir y bailar, por lo cual estamos muy dolidos. Siempre lo exhorté a que dejara el béisbol para que formara su propia agrupación. Le decía que ganaría más o lo mismo de lo que ganaba como pelotero y siempre se reía.

"Gracias a Dios que tenemos esa memoria con nosotros. Fue un hombre feliz. Fue un trabajador incansable con una energía increíble. Recién lo veo y no puedo creer lo que ha sucedido. De aquí en adelante, cuando tenga que subir a una tarima, visualizaré a ese Lima que siempre quería su turno para hacer que otros fueran felices. Nació para hacer que otros fueran felices".

Para Canó, el "Lima Time!" ocurrido a una temprana edad, mientras observaba a su padre jugando contra Lima en República Dominicana.

"Era uno de los hombres más felices en este mundo. Nunca lo vi triste. Siempre bailando. No importa a donde fuera, siempre quería agarrar el micrófono y cantar", dijo Canó. "Recuerdo asimismo una vez que lo enfrenté en República Dominicana. Era divertido verlo jugar pelota. 'Lima Time! ' era un episodio muy divertido".

A Peña, ahora coach de los Yankees, le ha tocado fuerte la repentina muerte de Lima. Para Peña, "Lima Time!" fue una oportunidad de compartir con éste desde la receptoría durante la pelota invernal con Águilas, tras lo cual lo dirigió durante varios años.

"Es una pérdida que todos lamentan en República Dominicana. Además de que fue un pelotero, Lima fue una persona muy carismática", dijo Peña, a la vez que parientes y amigos rezaban por el alma del fenecido. "Era una persona que te hacía reír, que te levantaba mientras te sentías decaído. Trabajaba duro sobre el terreno de juego. Pero más que eso, de él emanaba una gran personalidad. Por esa misma razón, todos en República Dominicana están de luto. ¿Por qué? Porque hemos perdido a un gran ser humano".

Arriba, en el cielo, "Lima Time!" baila con la eternidad.

Visita ESPNNewYork.com y lee la versión de este reporte en inglés. Síguenos en Twitter @ESPNdeportes