El dueño del balón

Carlos Arroyo, en una entrevista exclusiva concedida a ESPNdeportes.com

Actualizado el 17 de agosto de 2010
Por Jorge Sierra
Especial para ESPNdeportes.com

Carlos Arroyo

(Getty Images)

El base boricua siempre se muestra muy amable con los medios de comunicación

MADRID -- Carlos Arroyo ha sido durante la última década uno de los mejores jugadores cada verano en los torneos de la FIBA. Ahí está su currículum, con numerosas medallas en competiciones continentales y regionales, sumadas a brillantes actuaciones liderando a Puerto Rico ante los grandes monstruos del baloncesto en los Mundiales y Juegos Olímpicos.

Su carrera en la NBA, cierto es, no ha estado a la altura de su rendimiento con los boricuas. Mientras que con la selección siempre pudo dar rienda suelta a su talento, en la mejor liga del mundo no dejó de ser más que un jugador de complemento. Aunque esto no es poca cosa para alguien como Arroyo, que dista mucho de ser un portento físico y que entró en la NBA por la puerta de atrás tras no ser drafteado al término de su carrera universitaria en Florida International University.

Después de unos años con muchos altibajos, el futuro se presenta esperanzador para Arroyo. El base formará parte de un auténtico equipo de ensueño junto a LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh en los Miami Heat y, algo antes, liderará a la mejor selección puertorriqueña de los últimos años en un Mundial devaluado, lo que refuerza las opciones de éxito de los caribeños.

- ¿Comparado con otros veranos, qué sensaciones tienes de cara a este Mundial?
- Hay buenas sensaciones porque tenemos una buena oportunidad en nuestras manos, ya que el equipo sigue mejorando cada año. Tenemos jugadores que están jugando en Europa y mejoran su juego. Y con las adquisiciones de jugadores que no estaban el año pasado con nosotros, el equipo se hace mucho más competitivo. Hay mucha más profundidad en el banco... Así que estamos bien contentos y bien conscientes de que el trabajo tenemos que hacerlo nosotros, pero tenemos el talento y el deseo de representar a nuestro país con mucho orgullo. Yo creo que el trabajo en equipo es lo que nos va a llevar al éxito una vez comience el torneo. Somos jugadores que hemos estado jugando mucho tiempo juntos, así que esa confianza la llevamos al juego.

- ¿Hasta qué punto crees que el hecho de haber pasado mucho tiempo juntos es una ventaja frente a equipos como Estados Unidos que se reúnen un mes y ya está?
- Yo creo que eso es una ventaja bien grande. La química fuera y dentro de la cancha es bien importante para tener un recorrido exitoso en este tipo de torneos porque te estás enfrentando contra selecciones que llevan jugando tiempo juntos. Tienes equipos como Argentina, España, etcétera... Son gente que llevan juntos desde categorías menores y eso es algo que ayuda... El reconocer sistemas en el juego y ayudarse en la cancha los unos a los otros, saber en ciertas ocasiones qué jugadas cantar... ¡Y los egos! Lo más importante son los egos de cada uno de los del equipo, entender cuál es el rol de cada uno en el equipo. Ya cuando tú llevas tiempo en el equipo, esa transición se te hace más fácil.

- ¿Qué resultado sería un éxito para Puerto Rico?
- Fíjate, ahora mismo, si no me equivoco, estamos número 10 en el mundo. Estar en esa lista mencionado es un gran honor y privilegio. Definitivamente, con el equipo que tenemos, estar en la ronda de medallas es lo mínimo para nosotros. Tenemos un equipo que puede dar la talla con jugadores que tienen mucha experiencia.

- ¿Por qué Puerto Rico en los últimos años está produciendo más jugadores de talento en el juego exterior que en el interior?
- Yo creo que tenemos más y más jugadores (en el juego interior). Este año, las adquisiciones más importantes que hemos tenido han sido en la posición de cuatro  con Renaldo Balkman, que puede jugar de tres y de cuatro, y Nathan Peavy, que puede jugar de cuatro y de cinco. Uno de ellos juega en NBA, el otro lleva varios años jugando en Alemania. Estas adquisiciones nos van a dar mucho juego físico, un juego que nos permita crear diferentes situaciones en la ofensiva. Estamos bien contentos con ellos y yo creo que en años anteriores no éramos tan fuertes en esa posición, pero esta vez nos sentimos privilegiados de tenerlos.

- ¿Renaldo Balkman habla español?
- Un poquito. Estamos tratando de enseñarle un poquito... Tienen que aprender español sí o sí. No tienen más remedio (risas).

- Pasando al tema de la NBA... ¿Esperabas renovar con los Heat este verano o lo veías complicado?
- Yo siempre estuve interesado en volver a la franquicia porque vivo en Miami, estudié en Miami y tengo muchas amistades y familiares (allí). Me encantó el año que estuve con Miami. Ellos demostraron mucho interés en mi renovación, al igual que yo. Era cuestión de paciencia. Esperé mi turno, pero siempre estuve positivo con respecto a la idea de volver al club.

- Con gente como LeBron James y Dwyane Wade en el equipo, seguramente cuando estés en cancha no vas a tener mucho el balón en tus manos. ¿Crees que te vas a adaptar bien a un papel más de tirador?
- Yo he sido uno de esos jugadores que ha tenido que adaptarse en su carrera del rol que tiene en el equipo nacional al del equipo NBA, que es totalmente diferente. Yo me adapto a lo que sea. Yo lo que quiero es ganar un campeonato. Se trata de un equipo, no de un individuo. Estoy contento de ser parte de esa franquicia, ya sea el rol que sea. Yo obviamente voy a trabajar fuerte para obtener minutos y estar en cancha lo más que pueda. Yo creo que va a ser un año de mucho éxito siempre y cuando entendamos que se trata de los Miami Heat y no de un individuo.

- ¿Te parece que son ustedes los favoritos este año?
- No, ese respeto hay que ganárselo. Los favoritos son los Lakers, que son los campeones y les tenemos mucho respeto, al igual que al equipo de Boston, que llegó a la final también.

- ¿Qué te emociona más: jugar con LeBron, Wade y Bosh este año o haberlo hecho con John Stockton y Karl Malone al principio de tu carrera NBA?
- Wow, esta es una pregunta muy buena. Yo creo que aprendí mucho de Karl Malone y John Stockton. Fueron unos veteranos que me ayudaron mucho en mi juego y mi carrera. Me enseñaron lo que es ser un profesional en todo el sentido de la palabra en el deporte del baloncesto y la NBA. Fui también bien afortunado en mi primer año de ser parte del equipo de Toronto Raptors. Jugué al lado de Hakeem Olajuwon, Dell Curry o Vince Carter. Cuando estuve en Detroit también... Todos esos jugadores veteranos me han ayudado en grande a crecer como jugador y madurar como jugador. Pero obviamente aquí yo soy el veterano. (LeBron, Wade y Bosh) llevan años en la NBA, pero yo llevo más que ellos. Espero tener un gran año como lo tuve con los otros muchachos.

- ¿Quién es el jugador que más huella te ha dejado como compañero durante tus años NBA?
- Wow, tremenda pregunta... Yo creo que el equipo de Detroit, donde fuimos a la final, dejó mucha huella en mí. Ahí estaban Chauncey Billups, Rasheed Wallace, Rip Hamilton, Tayshaun Prince, Lindsey Hunter, Ben Wallace... Jugadores con mucho nombre en la NBA. Se sentía el cariño en el equipo. Era una familia.

- ¿La experiencia en Israel con el Maccabi Tel Aviv cómo fue?
- De verdad que una de las experiencias más bonitas de mi vida ha sido la oportunidad que me dio el equipo de Maccabi de firmar con ellos y estar en Israel ese año. Me la pasé muy bien, me encantó la ciudad y me trataron excelentemente. Estoy bien orgulloso de poder decir que fui parte de esa franquicia.

- Última pregunta... ¿Cuán en serio llevas lo de tu carrera musical?
- Fíjate, muy bien. Me va muy bien en la música. Estamos dando unos buenos pasos en la música. Tengo muchas amistades en la música en Puerto Rico y es un mundo que me está dando la mano para poner la música que estoy haciendo ahí en lo alto. En iTunes en una semana estamos en los primeros 15 en la música latina. De verdad que es un paso bien positivo y no me esperaba nada de esto. Prontamente estaré haciendo muchas cosas buenas con artistas reconocidos en la música.

Jorge Sierra es el fundador y actual editor de HoopsHype.com.