Camby al descubierto

Una entrevista para conocer a fondo al centro veterano de Portland Trail Blazers

Actualizado el 20 de septiembre de 2010
Por Jorge Sierra
Especial para ESPNdeportes.com

Marcus Camby

(Getty Images)

"La experiencia de Sudáfrica fue probablemente el mejor viaje de mi vida", dijo Camby

MADRID -- Después de una carrera plagada de lesiones, Marcus Camby ha llegado a los 36 años con una vitalidad sorprendente. Sólo quedan ocho supervivientes del draft de 1996 y resulta llamativo que Camby sea uno de ellos. Pocos apostaban por una carrera longeva para el de Connecticut, que se ha perdido decenas y decenas de partidos a lo largo de su carrera a causa problemas físicos. Curiosamente, esos problemas físicos pertenecen en su mayoría a sus comienzos en la NBA y es ahora, al final de su trayectoria en la liga, cuando más se puede contar con él. Por suerte para Portland.

Con Greg Oden y Joel Przybilla lesionados, el entrenador de los Blazers, Nate McMillan, tuvo que confiar a Camby la mayor parte de los minutos en la posición de pívot a partir de Febrero, mes en que fue traspasado a Oregon por los Clippers. Su rendimiento fue tan satisfactorio que la franquicia rápidamente le firmó por dos temporadas más. Quizá sean los dos últimos asaltos al anillo para el jugador, que, con la eliminación de Portland en primera ronda de playoffs, lleva de vacaciones desde finales de abril.

Los últimos días los pasó en Barcelona con el programa Basketball Without Borders de la NBA. No era la primera vez que participaba en él.

-Estuviste con Basketball without Borders in Sudáfrica hace un par de años. ¿Cómo fue la experiencia?

La experiencia de Sudáfrica fue probablemente el mejor viaje que he hecho en mi vida. Tuve la oportunidad de interactuar con gente de distintas generaciones, con un grupo de niños que estaba al otro lado del mundo... Me quedé con la sensación de que durante esa semana hicimos un trabajo muy positivo dentro de la pista y, al tiempo, unas amistades para toda la vida.

-¿Era la primera vez que estabas en África?

Era mi primera vez en África, sí.

-¿Has vuelto después de aquello?

No, ya no he vuelto a África después.

-Has tenido como compañeros a grandes jugadores a lo largo de tu carrera  gente como Latrell Sprewell, Allan Houston, Carmelo Anthony, Baron Davis y ahora Brandon Roy. ¿Es Roy el mejor con el que has jugado?

Tiene la oportunidad de convertirse en el mejor. Ahora mismo diría que el mejor con el que he jugado es Carmelo Anthony. Jugué con Patrick Ewing al principio de mi carrera y él está en el Hall of Fame ahora... Pero Brandon Roy es uno de esos que se centra en lo importante, no tiene mucho glamour en su juego, pero sale ahí fuera y hace lo que tiene que hacer. Es muy humilde y trabaja muy duro. Es un chico que va a ser All- Star por muchos, muchos años en esta liga.

-Al comienzo de tu carrera te lesionabas mucho, pero ahora parece que has mejorado tu durabilidad. ¿Cambiaste algo en la forma de cuidarte?

Simplemente preparo mi cuerpo lo mejor posible. Estoy muy metido en el yoga, muy metido en el tema de los estiramientos... Y me preocupo de gestionar bien mi tiempo durante la temporada.

-¿De qué modo crees que puedes ayudar a la carrera de tu compañero Greg Oden?

Es una pena lo de sus lesiones. A mí me traspasaron a Portland en la segunda mitad de la temporada y cuando llegué allí, él ya estaba fuera y no estaba mucho tiempo alrededor del equipo. Sólo puedo decirle que tiene que seguir trabajando duro. Siempre dicen que todo ocurre por un motivo. Ahora tiene la oportunidad de ver el juego desde la banda y no desde dentro de la pista.

-No estabas muy contento cuando te traspasaron de los Clippers a Portland, pero ahora parece que estás feliz allí. ¿Qué ocurrió?

No estaba tan decepcionado. Era sólo que tenía que dejar a mi familia atrás, a mi esposa y a mis niños en Los Angeles. Ya me habían traspasado anteriormente, pero los otros traspasos fueron durante el verano, no durante la temporada. Eso fue un cambio muy grande para mí. Pero una vez pude estar en la cancha de baloncesto y jugando... Ahí es donde más cómodo me siento. Así ha sido siempre a lo largo de mi carrera.

-¿Está tu familia en Los Angeles todavía?

No, ya están en Portland. Los niños ya han empezado su primer año de colegio en Portland y lo están disfrutando.

-¿Crees que el contrato que firmaste con los Blazers (que termina en 2012) será el último de tu carrera?

No lo sé. Siempre dije que sólo seguiría jugando mientrás estuviera en la rotación. Si voy a ser el jugador número 12 en el equipo y no estoy teniendo minutos, creo que es mejor dejarlo. Soy demasiado orgulloso como para estar sentado en el banco. Creo que me quedan un par de años, si Dios quiere.

-¿Cuál es el momento de tu carrera que te genera más orgullo?

Probablemente ser drafteado en 1996. Salir de una ciudad pequeña en un estado pequeño como Hartford, Connecticut y alcanzar el sueño de toda mi vida, que era jugar en la NBA... Siempre miraba a esos tipos en la pantalla de televisión y me iba a la cama soñando con jugar contra ellos. Cuando escuché mi nombre al anunciar la segunda elección del draft, ése fue el momento cumbre de mi carrera.

-¿Y jugar en las Finales de la NBA?

Jugar en las Finales fue uno de los mejores momentos que he tenido. También haber ganado el premio al Mejor Jugador Defensivo.

-Los fans en Nueva York te adoraban. ¿Echas de menos la ciudad?

Oh, Dios mío, que si echo de menos la ciudad... Nueva York es probablemente la mejor ciudad del mundo. Seguro es la mejor en los Estados Unidos. Los fans saben tanto de baloncesto. Cuando estás ganando, es un gran lugar para estar. Ahora bien, cuando estás perdiendo no es tan divertido estar en la ciudad.

-¿Cómo te sienta el no haber jugado nunca el All-Star Game? Jugadores con carreras peores a la tuya han estado ahí, pero tú no.

No estoy decepcionado por nada. También ha habido muchos grandes jugadores que nunca han disputado las Finales de la NBA. Son cosas que pasan. Creo que ha habido temporadas en las que tenía que haber sido elegido y mis compañeros también creían que debía haber sido elegido. Pero no estoy en este juego por los premios individuales. Sólo quiero ganar un campeonato y me enorgullece mucho ser un jugador de equipo.

- ¿Cómo de cerca crees que estás de ese campeonato?

Creo que en Portland tenemos una oportunidad auténtica. Pero tienen que pasar muchas cosas y estar libres de lesiones es un tema básico. Hemos de tener a nuestros jugadores clave sanos durante la temporada.

- ¿Cuál es tu opinión sobre lo que está ocurriendo con Rudy Fernández?

Sólo he jugado con Rudy treinta y pico partidos. No sé lo que pasó antes de llegar o lo que ocurre ahora. Es un gran, gran jugador. Nos encantaría que siguiera con nosotros en Portland, pero si no es el sitio en el que quiere estar... Él tiene que preocuparse de lo suyo. Al final, esto es un negocio y hay que respetar sus deseos.