Dile Adiós: Marineros de Seattle

Las expectativas no se cumplieron en el 2010, y el futuro de Seattle no luce brillante

null
ESPN Insider

Ichiro Suzuki Marineros Dile AdiósOtto Greule Jr/Getty ImagesIchiro fue de nuevo uno de los pocos puntos brillantes de los Marineros esta temporada

Dile Adiós es una serie enfocada en los equipos de MLB a medida que sus sueños de postemporada se desavanecen -- ya sea en septiembre (o antes), en la Serie Divisional, la Serie de Campeonato de liga o en la Serie Mundial. Combina en una mirada amplia a esta temporada por parte de Buster Olney, un escrito de Baseball Prospectus, un análisis del 2001 cortesía de la Central de Rumores de ESPN.com y la opinión de Kevin Goldstein sobre el sistema de fincas. Puedes encontrar todos los equipos aquí.

Es tiempo de decirle adiós a los Marineros de Seattle.

La perspectiva

La ecuación frágil que tan bien le sirvió a los Marineros en el 2009  defensiva fuerte y el pitcheo compensando por la falta de ofensiva consistente  se cayó este año, y Seattle se hundió en el sótano en la tabla de posiciones. Cliff Lee se lastimó en el entrenamiento primaveral y no pudo comenzar la temporada a tiempo; la firma del agente libre Chone Figgins fue un completo fiasco; Ken Griffey Jr. fue traído de vuelta a pesar del hecho que los escuchas rivales pensaban que sus días como jugador productivo habían terminado, y los problemas relacionados con el declive de Griffey Jr. llevaron eventualmente al despido del manager Don Wakamatsu; la parte trasera de la rotación de lso Marineros lució errática. Aún cuando los Marineros cambiaron a Lee por prospectos, obteniendo más en el cambio que lo que dieron para obtener a Leer, la adquisición de un prospecto con un oscuro pasado criminal llevó a un escándalo de finales de temporada en la oficina central.

Felix Hernandez logró de alguna manera mejorar su temporada del 2009, que fue de calibre de Cy Young, madurando como lanzador  y gracias a los Marineros, no ha hecho ningún ruído (hasta ahora) acerca de querer escaparse de su disfuncional equipo. Ichiro Suzuki está teniendo su típica temporada, pero la falta de poder y producción en el medio de la alineación de Seattle, ha hecho que muchos de sus hits se hayan desperdiciado.

El despido del director de escuchas profesionales Carmen Fusco está siendo visto dentro de la organización como una señal que el gerente Jack Zduriencik está en la cuerda floja. Los Marineros quizás requieran una temporada de recuperación para evitar otra ronda de cambios, y el problema es que Seattle aparenta no tener la clase de talento que pueda llevar a ese tipo de recuperación. La mejor esperanza para los Marineros del 2011 es que Justin Smoak y Dustin Ackley puedan establecerse rapidamente en las Grandes Ligas y ayudar a Seattle a desarrollar una ofensiva funcional. Aparte de eso, el pronóstico para el año que viene no es bueno. -- Buster Olney


La opinión de Baseball Prospectus

Lo que sí funcionó: Hernández probó una vez más que se encuentra entre los primeros cinco lanzadores abridores en el béisbol, su valor por encima del reemplazo de apoyo neutral de 7.4, líder en ese renglón en la Liga Americana, nos dice mucho más que su récord de 12-11. los Marineros mostraron buen trabajo con el guante ya que se encuentran cuartos en la LA en eficiencia defensiva, convirtiendo el 70.4 por ciento de las pelotas en juego en outs.

Lo que no funcionó: La ofensiva estuvo terrible y los Marineros andan últimos en las mayores con un promedio de 3.20 carreras por juego. La segunda temporada Griffey Jr. en su segunda estancia en Seattle terminó mal ya que falló en conectar un solo jonrón en 108 apariciones en el plato, fue atrapado durmiendo la siesta durante un partido en el camerino, y luego abruptamente se retiró. El manager Don Wakamatsu fue despedido luego de ser alabado en su temporada de novato por haber cambiado la actitud en el camerino y en el terreno.

Lo que no sucederá de nuevo: Los Marineros no van a sorprender al mundo del béisbol con un gran cambio en este invierno como hicieron en diciembre pasado cuando consiguieron al zurdo Cliff Lee desde los Filis. El récord de los Marineros de 85-77 en el 2009 fue una chiripa ya que permitieron más carreras que las que anotaron, y su marca de esta temporada de 55-91 es fiel indicativo que les hace falta algo más que un lanzador estelar para conseguir un banderín. -- John Perrotto, Baseball Prospectus


Central de Rumores: opciones para el 2011

El plan es clave: Con una plétora de huecos, poco espacio en la nómina y un lanzador franquicia en necesidad desesperada de no solo apoyo ofensivo sino de compañeros de calidad en la rotación, los Marineros aparentan que estarán buscando en el mercado mucha ofensiva y al menos un lanzador abridor. Pero todo depende de cual sea el camino que el equipo determine tomar. Si eligen utilizar el 2011 para desarrollar más a su receptor Adam Moore, al jardinero Michael Saunders y al primera base Justin Smoak, mientras esperan la llegada de los prospectos Dustin Ackley y el derecho Michael Pineda, el gerente Jack Zduriencik podría buscar una medida a corto plazo, como otro año del toletero Russell Branyan u otros bateadores veteranos similares. Si el equipo elige mantenerse en su actual rumbo  un intento de ser contendores mientras mantienen su mirada hacia construir un equipo contendor para varios años  nombres como Jim Thome, Magglio Ordóñez o Lance Berkman podrían ser opciones.

La rotación abridora podría utilizar un abridor experimentado detrás de Hernández, lo que pondría a Aaron Harang, quien podría ver a su equipo, los Rojos de Cincinnati declinar su opción, o Carl Pavano en el radar de los Marineros. Sin embargo, no parece posible que el equipo pueda hacerle una oferta competitiva a Lee. El añadir un receptor veterano como Bengie Molina quizás no esté fuera de la discusiín, dependiendo de su costo y de cuanto tiempo de juego pida el veterano.

Dinero, dinero, dinero: A menos que el grupo de dueños apruebe un aumento significativo en la nómina, Zduriencik quizás no tenga la flexibilidad de estar activo en el mercado de agentes libres, lo que con toda probabilidad signifique que el equipo estará una vez más en el mercado de cambios para conseguir talento de impacto. Sin embargo, si el 2011 sirve como temporada de desarrollo, esto le dará a la oficina central la oportunidad de conseguir respuestas para la antesala y el puesto de bateador designado, y una oportunidad de asegurar el futuro del resto del roster.

El cambiar al jugador del cuadro Chone Figgins quizás sea una prioridad principal en este invierno, luego que el veterano de 32 años sufriera una dura temporada en el plato, y protagonizara un encontronazo con el ex manager Don Wakamatsu. El recortar algo de lo que todavía se le debe en su contrato a Figgins -- $26 millones con una opción que le garantizaría otros $9 millones  podría cambiar el escenario de la temporada baja para la franquicia. -- Jason Churchill, ESPN Insider


Futuro organizacional

El derecho Daniel Cortés era visto como uno de los mejores brazos en el sistema cuando fue adquirido desde los Reales en el acuerdo por Yuniesky Betancourt el año pasado, pero su inconsistencia lo llevó a tener efectividad por encima de 5.00 como abridor. Tiene un brazo poderoso con mecánica de envío un tanto complicada, pero los envíos de Cortés varían de salida a salida, al igual que su velocidad y su control. Un mudanza al bullpen tarde esta temporada cambió todo, ya que Cortés comenzó a brillar, y el resultado fue una recta imbateable en las altas 90 mph. A pesar que ha tenido su cuota de indiscreciones juveniles, eso palidece en comparación con la situación de Josh Lueke, y siendo su repertorio casi igual, eso nada más lo coloca al frente en los planes para el relevo de los Marineros en el 2011. -- Kevin Goldstein, Baseball Prospectus

Buster Olney es escritor senior para ESPN The Magazine y bloguero diario para ESPN.com; John Perrotto and Kevin Goldstein son autores de Baseball Prospectus; y Jason Churchill es colaborador para ESPN Insider.